El seleccionador del Tri divulgó un listado de 28 futbolistas, que realizarán trabajos de cara al Mundial. La lista de 23 se entregará el 4 de junio.

Rafael Márquez y 16 jugadores que militan en ligas de Europa y la MLS hacen parte de la preselección mexicana que anunció este lunes el seleccionador Juan Carlos Osorio para el Mundial de Rusia 2018. El entrenador del Tri, divulgó una lista de 28 futbolistas, de los cuales quedarán 23 para jugar la Copa del Mundo de Rusia 2018 en la que México integra el grupo F junto al campeón Alemania, Corea y Suecia.

Si Márquez llega a estar en la lista definitiva de Osorio jugará su quinto mundial. En el Centro de Alto rendimiento de la Federación Mexicana de Fútbol, en las afueras de la Ciudad de México, Osorio mostró confianza en que algunos jugadores lesionados se recuperen y los elegidos para el Mundial lleguen en su mejor forma deportiva.

Los mexicanos enfrentarán en la parte final de la preparación a Gales, el próximo 28 de mayo en Pasadena, a Escocia, el 2 de junio en el estadio Azteca en la despedida de la selección antes de viajar a Europa, y a Dinamarca, el 9 en Copenhague, después de lo cual viajarán a Rusia.

México es junto a Alemania y Brasil uno de los tres equipos que se ha clasificado a octavos de final en cada una de las últimas seis Copas del Mundo, sin embargo, no ha podido rebasar la fase de los 16 mejores, lo cual buscará Osorio en Rusia. En el grupo F del Mundial, el Tri debutará ante Alemania el 17 de junio, enfrentará a Corea el 24 y cerrará contra Suecia, el 27.

Nómina de 28 preseleccionados de México al Mundial 2018:

Porteros: Guillermo Ochoa (Standard Lieja-BEL), José de Jesús Corona (Cruz Azul) y Alfredo Talavera (Toluca).

Defensas: Carlos Salcedo (Eintracht Frankfurt-GER), Néstor Araujo (Santos Laguna-MEX), Diego Reyes (Oporto-POR), Héctor Moreno (Real Sociedad-ESP), Hugo Ayala (Tigres), Oswaldo Alanís (Getafe-ESP), Edson Álvarez (América), Jesús Gallardo (Pumas UNAM) y Miguel Layún (Sevilla-ESP).

Mediocampistas: Jesús Molina (Monterrey), Rafael Márquez (Atlas), Héctor Herrera (Oporto-POR), Jonathan Dos Santos (LA Galaxy-USA), Andrés Guardado (Real Betis-ESP), Erick Gutiérrez (Pachuca), Marco Fabián (Eintracht Frankfurt-GER) y Giovanni Dos Santos (LA Galaxy-USA).

Delanteros: Javier Hernández (West Ham-GBR), Raúl Jiménez (Benfica-POR), Oribe Peralta (América), Jesús Manuel Corona (Oporto-POR), Carlos Vela (Los Ángeles FC-USA), Javier Aquino (Tigres UANL), Hirving Lozano (PSV Eindhoven-NED), Jurgen Damm (Tigres UANL).

EFE
Ciudad de México
Lunes 14 de mayo de 2018.


El entrenador del Tri ha revelado al diario 'The Sun' su deseo para trabajar con otra selección tras el Mundial de Rusia

En México tienen un dicho: no hay silla más caliente que la del entrenador de su selección de fútbol. Juan Carlos Osorio, hombre al mando del Tri, se sinceró en una entrevista en la que rehusó a firmar una extensión de contrato tras el Mundial de Rusia 2018 a menos que trasciendan de la fase de grupos y de la ronda de octavos de final.

"He rechazado la posibilidad de extender mi contrato con la Federación mexicana. Quiero ser honesto con mis jefes. Si yo hago las cosas bien, continuaré. Pero he tenido contactos con otras federaciones y tengo sentimientos por otros lugares", comentó Osorio a The Sun. Su deseo, según declaró, es dirigir en la Premier League, liga en la que trabajó como preparador físico con el Manchester City.

En Twitter, el mural de opiniones, hicieron del tema una discusión virtual. "Que se vaya, no estamos para rogar. En México hay buenos técnicos", escribió Lucas. "Es más obvio, ¿quién quiere estar en un lugar donde te tratan con la punta del zapato", matizó Javier Torres. "No se necesita ser técnico para ver la sarta de tonterías que hace con la selección: ponerlos a jugar en posiciones que no son. En el Mundial de Rusia va a ser como el de 1978, puras golizas", lanzó Juan Conde.

La espiral de fracasos de la selección de México, de acuerdo con los resultados en Copas del Mundo y de América, es en la falta de continuidad a los entrenadores del combinado absoluto. Uno de los últimos en mantener un proceso fue el argentino Ricardo La Volpe (2002-06). Osorio logró que su equipo tuviera una de las mejores eliminatorias para el Mundial al solo perder un partido, el último, contra Honduras. Bajo su gestión ganaron en dos plazas hostiles y con un historial de derrotas: en San Pedro Sula contra los hondureños y en Columbus (Ohio) contra Estados Unidos.

El trabajo de Osorio ha sido tema en las tertulias bajo la crítica severa. Sus variantes en las alineaciones llamadas rotaciones, el cambio de posiciones de los futbolistas y, sobre todo, la penosa derrota 7-0 que sufrió su equipo ante Chile en los cuartos de final de la Copa América. También se le reprocha el que, bajo sus órdenes, la plantilla alternativa cayera eliminada en semifinales de la Copa de Oro ante Jamaica. Incluso cuando regresó al aeropuerto de Ciudad de México, un puñado de aficionados le gritó "¡Regrésate a tu país”! En los últimos partidos de la selección de México en el estadio Azteca, cada vez que se mencionaba el nombre de Juan Carlos Osorio, era todo un barullo de abucheos.

El desempeño del colombiano distó de las pasadas eliminatorias en las que México sufrió de más. En la clasificación para el Mundial de Brasil, la Federación mexicana tuvo a cuatro entrenadores para tratar de ganar su boleto: José Manuel de la Torre, Luis Fernando Tena, Manuel Vucetich y Miguel Herrera.

En noviembre pasado, Osorio había asegurado que su postura era la de continuar. "A nosotros nos gustan los proyectos para renovar y aquí nos encantaría seguir con la selección mexicana porque hay una gran base y jugadores", refirió. El secretario general de la Federación mexicana de fútbol, Guillermo Cantú, había admitido el deseo por mantener al ex entrenador del Atlético Nacional en Colombia.

"[La] Concacaf es difícil. El césped es largo y está seco. Lanzan objetos hacia el campo. La gente corre a la cancha para detener el juego... Las temperaturas están por encima de los 35 grados centígrados. Los estadios no son muy seguros", opinó Osorio al diario británico, "para ser honesto, puede ser peligroso".

"Lo que le falta a la selección mexicana es tener un entrenador que convenza a todos estos buenos jugadores y que los entienda porque [Juan Carlos] Osorio, siendo colombiano, tiene una ideología de trabajo sin conocer bien la mentalidad y la forma de ser de los mexicanos y eso cuesta más trabajo. Él entrena y hace jugar como si fueran colombianos y no lo son", zanjó Hugo Sánchez a EL PAÍS el verano pasado. El puesto de Osorio sigue bajo la lupa y empieza a quemarlo.

El País
D. Mancera
Ciudad de México
Jueves 1 de marzo 2018.


La federación deja en el cargo al técnico colombiano pese al 0-7 ante Chile


El proyecto de ocho meses de Juan Carlos Osorio como seleccionador de México se mantiene en pie. La Federación Mexicana de Fútbol ha dado el espaldarazo al colombiano, después de la primera y estrepitosa derrota contra Chile por 0-7 en la Copa América. La meta sigue firme: clasificarse sin problemas para el Mundial de Rusia 2018. “Estas derrotas te desnudan y te ayudan a ver la realidad”, lamentó Guillermo Cantú, secretario general del fútbol de México.

El colombiano ha encabezado a la selección mexicana durante 11 partidos, y mantiene números positivos con nueve victorias, un empate y una fulminante derrota contra Chile. Para fincar su buena estadística ha hecho 40 rotaciones, decisión que han criticado en la prensa mexicana. “Soy un convencido de las rotaciones. Necesitamos de esa competencia, de una gran cantidad de jugadores”, dijo Cantú en nombre de Juan Carlos Osorio, quien no estuvo presente en la conferencia de prensa.

Los directivos tuvieron una charla un día antes para analizar el destino de Osorio. Se reunieron en la casa de Decio de María, presidente de la Federación, en la que, según Cantú, el seleccionador nacional dio como solución su renuncia; sin embargo, apostaron por la continuidad. La culpa se repartió para los futbolistas, a los que les pidió ir a la selección sin condicionar su convocatoria. Guillermo Cantú no ofreció nombres, después de que le preguntaran si se trataba de los hermanos Dos Santos y de Carlos Vela.

Muchos cambios

En la historia de la selección mexicana sólo un entrenador ha permanecido en el cargo durante un proceso mundialista. Se trata del entrenador argentino Ricardo La Volpe, quien tomó el mando en 2002 y los clasificó al Mundial de Alemania 2006 sin inconvenientes. Desde ese año han desfilado hasta ocho entrenadores, que no han alcanzado el sueño de jugar los cuartos de final en un Mundial: Hugo Sánchez (2006-2008), Jesús Ramírez (2008), Sven-Göran Eriksson (2008-2009), Javier Aguirre (2009-2010) Efraín Flores (2010), José Manuel de la Torre (2011-2013), Víctor Manuel Vucetich (2013), Miguel Herrera (2013-2015) y ahora Osorio.

La redención de Osorio con los hinchas mexicanos se prolongará. En septiembre se reanudan las eliminatorias mundialistas, viajarán a El Salvador y recibirán a Honduras. Hasta ahora marchan invictos con cuatro victorias.

El País
Diego Mancera
Ciudad de México
Jueves 23 de junio de 2016.

El técnico Juan Carlos Osorio ha ganado los cuatro partidos que ha dirigido a la selección de México.

Bogotá. - En octubre de 2015 Juan Carlos Osorio dejó el São Pablo de Brasil para asumir la dirección técnica de la selección mexicana de fútbol. Los primeros cuatro partidos que ha dirigido a la selección azteca el pereirano los ha ganado y ya cuenta con el respeto de una afición que siempre ha sido muy exigente con su equipo.

En medio de sus compromisos con la selección, el técnico, de 54 años de edad, escribió el libro La estrategia Osorio y visitó Colombia para hablar de él y de los desafíos que aún le quedan en su camino.

¿Cómo han recibido en México su proyecto al frente de la selección?

Lo han aceptado, pero como siempre hay gente que encuentra diferencias en muchos aspectos. Hay una responsabilidad nuestra de seguir muy de cerca a los jugadores mexicanos que actúan en la Liga nacional. Toca identificarse con una idea y trabajarla. Es difícil para una persona que ha crecido en cierto país, con otras ideas diferentes a las de uno, adoptarlas como posibles modificaciones.

¿Qué cambios hay entre dirigir a un equipo y una selección?

Para nosotros el mayor reto ha sido dejar de entrenar tanto y empezar a seleccionar más. No tenemos tiempo para trabajar en las relaciones interpersonales con los jugadores. Nos toca elegir a futbolistas que puedan cumplir con una función más que una posición. Antes, en el día a día, teníamos mucho tiempo para entrenar. Ahora es lo contrario, es más estratégico y táctico.

¿Cómo han sido sus primeros meses al frente de la selección mexicana?

Lo primero que hicimos fue hablar con íconos del fútbol mexicano, como Cuauhtémoc Blanco, Jorge Campos y Alberto García Aspe. En términos generales, ellos me dijeron que los partidos de visitante en Centroamérica eran muy difíciles y que se jugaba lento. Entonces formamos equipos que no renunciaron al talento, pero con mucho despliegue físico. Trabajamos en tres aspectos fundamentales, como la pelota parada y el fútbol aéreo, y el aspecto físico de los rivales. Hemos sacado provecho de nuestro talento.

¿Cómo llegará México para la Copa América Centenario?

Si logramos llevar a todo nuestro grupo principal tendremos muy buenas posibilidades de competir de igual a igual con todos. Aspiramos a estar entre los cuatro mejores. Será una gran oportunidad para los equipos de demostrar lo bien que está el fútbol en la región. Será un torneo disputado.

¿Es el trabajo que más presión le ha generado?

Cada proyecto tiene sus propios obstáculos. Con Millonarios disfruté mucho, pero al ser mi primer trabajo en Colombia no conocía muchas cosas. Con Once Caldas los problemas fueron económicos; Nacional es un club que tiene las condiciones para ganar siempre. En mi paso por São Paulo aprendí mucho en un país muy futbolero, fue exigente por el contexto. Pero ahora tengo la posibilidad de ir a un Mundial y eso está por encima de todo.

¿Cómo ha visto a la selección colombiana?

Las últimas dos fueron muy buenas presentaciones con buenos resultados, que llegaron en un momento que lo necesitaba. Como colombiano me alegro mucho y espero que continúe así. Tiene grandes jugadores y un gran cuerpo técnico para poder clasificar al Mundial.

¿Sueña con dirigir a la selección de Colombia?

Sí, sueño con dirigir a Colombia. Como un hombre de fútbol es un objetivo. Nunca va a dejar de serlo. Pero en la actualidad estoy muy orgulloso y agradecido con los dirigentes de la Federación Mexicana y voy a dejar todo por cumplir el sueño y el objetivo de ir a un Mundial y tener una buena actuación.

¿Qué diferencias encuentra entre el Nacional suyo y el de Reinaldo Rueda?

El Nacional anterior se caracterizaba más por el juego de bandas, ahora tiene más juego interno. El mayor aprendizaje para mí es ver cómo futbolistas como Marlos Moreno, que van por las bandas, tiene la capacidad de jugar más internamente. Es muy bueno que aparezcan estos tipos de jugadores.

Hay varios jugadores en la selección de Colombia que usted tuvo en su paso por Nacional, ¿qué le genera eso?

Es reconfortante. Me alegra ser parte de ese proceso. Con Nacional no sólo ganamos muchos títulos, sino que además sacamos muy buenos jugadores jóvenes.

¿Sigue viendo el fútbol colombiano?

No he visto los partidos de la Liga por estar sumergido en el fútbol mexicano, pero sí he visto los compromisos de la Copa Libertadores y creo que los equipos colombianos que están han representado muy bien al país y tienen grandes oportunidades de seguir avanzando.

El Espectador
Enrique Gamboa Durán
Bogotá, Colombia
Domingo 17 de abril de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter