El suizo obtiene 155 votos en la segunda ronda, más de la mayoría simple. Salman Bin Ebrahim Al Khalifa registra 88


El suizo Gianni Infantino, secretario general de la UEFA, es el nuevo presidente de la FIFA, tras ganar las elecciones celebradas durante el Congreso Extraordinario de la FIFA celebrado en Zúrich.

Infantino (115 votos) se impuso en la segunda votación al jeque Bareiní Salman Bin Ebrahim al Khalifa (88), al Príncipe Alí (4) y a Jerome Champagne que no obtuvo voto alguno. Su mandato será de tres años, hasta 2019, y comienza a la conclusión de este Congreso.

El suizo se convirtió en el noveno presidente de la FIFA y sucede a Joseph Blatter, quien ocupó el trono ininterrumpidamente desde 1998 y renunció en medio de un abarcador escándalo de corrupción.

"Resarciremos la imagen de la FIFA y el respeto hacia la FIFA", dijo Infantino en su mensaje de aceptación. "Y en todo el mundo nos aplaudirán por lo que haremos".

"Esta es una nueva era en la FIFA, en la que podremos colocar al futbol en el centro del escenario", agregó.

Perfil de Gianni infantino:

- Nació el 23 de marzo de 1970 en Brig (Suiza)

- Estudió derecho en la Universidad de Friburgo (Suiza)

- Habla con fluidez inglés, francés, alemán, español e italiano.

Se unió a la UEFA en agosto de 2000 para desarrollar trabajos relacionados con asuntos jurídicos, comerciales y profesionales. En 2004 fue nombrado director de asuntos legales y licencias de clubes (2004-2007) y desde octubre de 2009 ocupa el cargo de secretario general, tras haberse incorporado al mismo como adjunto en 2007. Miembro del Comité de Reformas de la FIFA desde agosto de 2015.

Mandato de solo tres años

El camerunés Issa Hayatou, presidente en funciones de la FIFA, aclaró que el presidente que salga elegido en el XI Congreso Extraordinario cumplirá su mandato hasta 2019 y no hasta 2020.

Según explicó Hayatou, de acuerdo a los estatutos, el candidato ganador completará el mandato que comenzó Joseph Blatter, elegido a finales de mayo pasado y que renunció el 2 de junio, acosado por los casos de corrupción.

EFE / AP
Zúrich, Suiza
Viernes 26 de febrero de 2016.

El Comité de Ética del máximo organismo del fútbol les sanciona por cobros desleales y conflicto de intereses

Ni Sepp Blatter podrá recuperar, aun provisionalmente, su sillón de presidente de la FIFA ni su heredero designado, Michel Platini, podrá concurrir a las elecciones presidenciales del 26 de febrero después de que el Comité de Ética del máximo organismo del fútbol mundial les haya suspendido a ambos por ocho años de cualquier actividad relacionada con el fútbol tanto nacional como internacional. La causa es el pago de dos millones de francos suizos que Blatter hizo en febrero de 2011 a Platini, presidente de la UEFA y vicepresidente de la FIFA, por un supuesto trabajo para la FIFA desempeñado entre 1999 y 2002. Sancionados por ofrecer y recibir, respectivamente, regalos y prebendas, conflicto de interés y administración desleal, ambos dirigentes, que hasta hace nada formaban la cúpula dirigente del fútbol mundial, han evitado, al menos, el cargo de corrupción que habría supuesto una suspensión de por vida.

Según el comunicado de la cámara de decisión del Comité de Ética, presidida por el alemán Hans Joachim Eckert, ninguna de las pruebas presentadas fue suficiente para establecer que la transferencia de los 1,8 millones de euros fuera el fruto de un soborno o un chantaje entre Platini y Blatter, cuya defensa común se basaba en que el 25 de agosto de 1999 se había producido un "acuerdo escrito" entre ambos según el cual Platini recibiría tal cantidad como sueldo por el trabajo que para la FIFA efectuara los tres años siguientes desde su oficina en París. "Ni en su escrito de defensa ni en su declaración ante el tribunal pudieron [ambos] demostrar que este pago tenía una base legal", se lee en el comunicado. "Su afirmación de que hubo un acuerdo oral no ha sido juzgada convincente y no ha sido tenida en cuenta". La FIFA les ha impuesto también sendas multas, de 50.000 (46.000 euros) francos suizos a Blatter y de 80.000 francos suizos (74.000 euros) a Platini.

Aunque ambos podrán recurrir la sanción al Comité de Apelación de la FIFA y posteriormente al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), los plazos de los recursos harán imposible que Platini, de 60 años, pueda presentarse a las elecciones del 26 de febrero para ocupar un puesto para el que Blatter, de 79 años, le había designado hace ocho años. El relevo, según se pudo saber, debió haberse producido en las elecciones de 2011, pero a última hora, y coincidiendo con el pago de los 1,8 millones de euros, Blatter se echó atrás y decidió presentarse para un cuarto mandato en un puesto que ocupaba desde 1998. En las elecciones próximas los favoritos son el suizo Gianni Infantino, delfín y mano derecha de Platini en la UEFA, donde ocupa el puesto de secretario general, y el jeque de Bahréin Salman Bin Ebrahim Al Khalifa.

La inhabilitación de ambos dirigentes se produce contemporáneamente a la más grave crisis de corrupción dentro de la FIFA. Casi 30 dirigentes del máximo organismo del fútbol mundial y de las confederaciones de Norte y Centroamérica (Concacaf) y de Sudamérica (Conmebol) están acusados de corrupción por parte de la fiscalía general de Estados Unidos, que asegura tener pruebas de millonarios sobornos en la venta de derechos televisivos y de compra de votos electorales y para designar las sedes de los Mundiales desde Alemania 2006 hasta Qatar 2022.

El País
Carlos Arribas
Madrid, España
Lunes 21 de diciembre de 2015.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo decidió mantener la suspensión temporal de 90 días al francés

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha decidido mantener la suspensión temporal de 90 días que la Comisión de Ética de la FIFA impuso el pasado octubre al francés Michel Platini.

La FIFA reconoció la decisión del TAS en el caso que involucra a Michel Platini, que fue suspendido provisionalmente de actividades del futbol por el órgano de decisión de la Comisión de Ética.

El TAS ha confirmado la sanción aprobada por el Comité de Apelación de la FIFA, en la cual se suspende al ex futbolista francés por 90 días de todas las actividades relacionadas al fútbol a nivel nacional e internacional, señaló la organización en un comunicado.

El proceso se encuentra aún en curso en el órgano de decisión de la Comisión de Ética, el cual, después de una cuidadosa consideración del informe, decidió iniciar un procedimiento formal contra Platini el 23 de noviembre de 2015.

El órgano de decisión ha declarado que tiene la intención de llegar a una decisión en el mes de diciembre.

Por otra parte, en su resolución, el TAS señala que los 90 días de suspensión concluirán el 5 de enero de 2016 y recomienda a la Federación Internacional de Futbol Asociación que no prolongue la suspensión de Platini, actual presidente de la UEFA, que podía ampliarse 45 días más.

Además, el TAS considera que "mantener la suspensión provisional de 90 días no causa un daño irreparable a Michel Platini en este momento".

Platini acudió a dicha corte después de que la FIFA lo suspendiera tanto a él como al presidente Josep Blatter por el pago “desleal” de dos millones de dólares que el francés recibió en 2011 en perjuicio del organismo deportivo por trabajos de “asesoría” realizados entre 1999 y 2002.

La decisión de suspender temporalmente a Platini lo dejó fuera de la contienda electoral para la elección presidente de la FIFA que tendrá lugar el 26 de febrero.

Los cinco candidatos admitidos son Ali Bin Al-Hussein, presidente de la Federación Jordana, el francés Jerome Champagne, que fue secretario general adjunto de FIFA en la que trabajó entre 1999 y 2010.

El suizo Gianni Infantino, secretario general de la UEFA, el jeque de Bahrein Salman Bin Ebrahim al Khlalifa, presidente de la Confederación Asiática (AFC) desde 2013 y vicepresidente de la FIFA.

El sudafricano Tokyo Sexwalle, actual asesor de la FIFA contra el racismo y conductor de las conversaciones entre las federaciones de Israel y Palestina.

Notimex
Ciudad de México
Domingo 13 de diciembre de 2015.

El surcoreano Chung Mong-joon, ex vicepresidente de FIFA y aspirante a relevar a Blatter, fue suspendido por seis años

El Comité de Ética de la FIFA ha suspendido provisionalmente durante 90 días al presidente Joseph Blatter, al vicepresidente y máximo mandatario de la UEFA Michel Platini y al secretario general Jerome Valcke, según un comunicado emitido hoy por el organismo.

La duración de las sanciones, impuestas dentro de la investigación que se lleva a cabo dentro del máximo organismo futbolístico mundial por presunta corrupción, puede ampliarse por un periodo adicional no superior a 45 días.
El surcoreano Chung Mong-joon, ex vicepresidente de la FIFA y aspirante a relevar a Blatter en la presidencia, igual que Platini, ha sido suspendido por seis años y multado por 100 mil francos suizos.

Jerome Valcke ya fue destituido el pasado 17 de septiembre como secretario general, cargo que ocupaba desde 2007, pero el Comité de Ética abrió una investigación por su supuesta participación en una trama para la venta de entradas para el Mundial de fútbol por encima del precio oficial.

La FIFA ha confirmado que las sanciones entran en vigor de forma inmediata y que durante este tiempo los cuatro sancionados tienen prohibido ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol a nivel nacional e internacional.

Según la FIFA estas sanciones son consecuencia "de las investigaciones que lleva a cabo la cámara de investigación del Comité de Ética, cuyo presidente es Cornel Borbély".

"La investigación sobre Joseph Blatter corresponde a Robert Torres y la de Michel Platini a Vanessa Allard", ha señalado.

El Comité de Ética abrió una investigación sobre Blatter, presidente desde 1998, y Platini, presidente de UEFA desde 2007 y vicepresidente de FIFA desde entonces, después de que la Fiscalía Suiza imputase al primero por sospechas de gestión desleal y abuso de confianza.

Entre los cargos contra Blatter, de 79 años, figura "un pago desleal" de dos millones de francos (unos dos millones de euros al cambio de hoy) a Platini "en perjuicio de la FIFA".

El dinero estaba destinado "supuestamente" a obras efectuadas entre 1999 y 2002, aunque el pago fue realizado en 2011, especificó la Fiscalía.

El procedimiento contra Chung Mong-joon se abrió en enero de este año según el informe que investigó el proceso de candidaturas para los Mundiales de 2018 y 2022 concedidos a Rusia y Qatar, respectivamente.

La FIFA ha confirmado que Chung Mong-joon ha sido encontrado culpable de infringir los artículos del Código Ético sobre normas generales de conducta (artículo 13), confidencialidad (16), deber de cooperación e información (18) y obligación a colaborar (41 y 42).

"El Comité de Ética no puede hacer comentarios sobre los detalles de estas decisiones hasta que sean definitivas, debido al principio de confidencialidad que refleja el artículo 36 del Código Ético de la FIFA", concluye el comunicado.

Las tres suspensiones dictadas hoy por el Comité de Ética se suman a una larga lista iniciada después de la crisis generada en el organismo el 27 de mayo cuando siete directivos de la FIFA fueron detenidos en Zúrich por posible corrupción dentro de una investigación de la justicia de Estados Unidos, en colaboración con la de Suiza, que implica a 14 personas.

Las detenciones se produjeron horas antes del Congreso de la FIFA, en el que Joseph Blatter fue reelegido presidente para un quinto mandato al imponerse en la votación al jordano Ali Bin Al Hussein, su único rival, quien se retiró tras la primera votación.

Pese a esto, Blatter decidió solo días después poner su cargo a disposición y la FIFA anunció en julio la celebración de un nuevo Congreso con otras elecciones a las que pretenden presentarse Michel Platini y Chung Mong-joon.

La medida adoptada por el comité de ética de la FIFA ensombrece la carrera de 40 años de Blatter en el ente rector del futbol mundial, que presidió durante 17 años. También afecta a las aspiraciones del ex astro del fútbol Platini de sustituir a Blatter en los comicios de febrero.

Las autoridades suizas se presentaron en la oficina de Blatter en la sede de la FIFA el mes pasado y lo interrogaron. El proceso penal se centra en la presunta administración desleal de fondos FIFA al realizar un pago de 2 millones de dólares a Platini, quien fue interrogado como testigo.

Blatter fue también cuestionado por autoridades suizas en relación con los contratos de derechos televisivos vendidos al expresidente de la FIFA Jack Warner en 2005 y que fueron presuntamente infravalorados.

La suspensión de Platini podría ser la de más implicaciones a largo plazo. El ex astro francés dijo el jueves por la mañana que había presentado su candidatura formal para las elecciones del 26 de febrero para suceder a Blatter.

El Universal
Zurich, Suiza / México
Jueves 8 de octubre de 2015.

Miembros del Ministerio Público interrogaron hoy a Blatter y, con apoyo de la Policía Federal, registraron la sede de la FIFA

Zurich.- El Ministerio Público de la Confederación Helvética ha abierto un proceso penal contra el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, por sospechas de gestión desleal y abuso de confianza, según anunció hoy la Fiscalía en un comunicado.

El Ministerio Público recrimina a Blatter haber firmado un contrato contrario a los intereses de la entidad con la Unión Caribeña de Fútbol, presidida por Jack Warner, antiguo vicepresidente de la FIFA y estrecho colaborador del presidente.

El Ministerio Público considera que al firmar dicho contrato, Blatter perjudicó a la entidad, especialmente FIFA Marketing & TV SA, lo que según la Fiscalía representaría "una violación de sus deberes de gestión".

Trinidad y Tobago autorizó esta semana la extradición a Estados Unidos de Warner, donde está acusado de supuestos delitos de corrupción, crimen organizado y lavado de dinero.

Por otra parte, la Fiscalía reprocha a Blatter "un pago desleal" de dos millones de francos (unos dos millones de euros al cambio de hoy) al presidente de la UEFA, Michel Platini "en perjuicio de la FIFA".

El dinero estaba destinado "supuestamente" a obras efectuadas entre 1999 y 2002, no obstante, el pago fue realizado en 2011, especifica la Fiscalía.

El proceso contra Blatter se abrió ayer, 24 de septiembre, y hoy miembros del Ministerio Público lo interrogaron en calidad de acusado.

Asimismo, los fiscales interrogaron a Platini en calidad de testigo.

Paralelamente, el Ministerio Público, con apoyo de la Policía Federal, registró hoy también la sede de la FIFA.

El despacho de Blatter fue registrado profusamente y los agentes se llevaron consigo "información", aunque el comunicado de la Fiscalía no especifica qué material fue requisado.

"Como todo acusado, Blatter es inocente hasta que se demuestre lo contrario", concluye el comunicado de la Fiscalía.

El anuncio de la apertura del proceso penal y del interrogatorio sucedió una hora y media después de que se anulara la rueda de prensa posterior al Consejo Ejecutivo del organismo en la que tenía que participar, como es habitual, Blatter.

Esta noticia es el último de los escándalos que empañan a la institución desde mayo pasado, cuando en vísperas del Congreso que reeligió como presidente a Blatter se detuvo a siete directivos de la organización por presunta corrupción, en el marco de una investigación de la Justicia estadounidense en colaboración con la suiza.

Ayer, la FIFA anunció que daría acceso a los correos electrónicos de Jérôme Valcke, suspendido de sus funciones de secretario general de la institución, tras las denuncias las semana pasada de que habría incurrido en prácticas corruptas, sospechas que le valieron su suspensión.

Según las denuncias, Valcke habría montado un esquema para vender entradas de los mundiales por encima del precio oficial.

De los siete detenidos en mayo en Zurich, uno ha sido extraditado; la Confederación Helvética ha acordado la extradición a otros dos; y otros cuatro siguen a la espera de la decisión de las autoridades suizas.

Paralelamente a la investigación estadounidenses, las autoridades suizas llevan a cabo pesquisas sobre la atribución de los mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Catar, respectivamente.

No obstante, el Fiscal General de la Confederación, Michael Lauber, ha advertido en varias ocasiones que la investigación ya no se limita a la atribución de los mundiales y que se ha ampliado profusamente.

EFE
Zurich, Suiza
Viernes 25 de septiembre de 2015.

El pleno del Parlamento Europeo pidió al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que ceda su puesto a un dirigente provisional “inmediatamente” a través de un procedimiento “transparente”.
 
En una resolución apoyada por amplia mayoría, los eurodiputados condenaron la “corrupción sistémica y despreciable” que se ha puesto al descubierto en la FIFA y exigieron que Blatter deje su cargo, al que ya había renunciado, pero sin efecto inmediato.
 
Las bancadas del Parlamento acogen en el texto “con satisfacción” la dimisión de Blatter y las investigaciones penales en curso y piden a la FIFA que se reforme de forma “estructural” y aplique “tolerancia cero” a la corrupción.
 
REFORMAS URGENTES

El texto expresa su “grave preocupación por la credibilidad de la FIFA como organismo rector del fútbol mundial” y subraya que las reformas que se necesitan “urgentemente” en el ente no se podrán materializar hasta que se designen nuevos dirigentes.
 
Igualmente, reclama a la entidad que se comprometa sin restricciones a una revisión” y a una transparencia total en el futuro, también en lo tocante a la remuneración de los consejeros ejecutivos y los altos directivos”.
 
ADJUDICACIÓN DE MUNDIALES

Sobre algunos de los últimos casos de corrupción concretos que han afectado al organismo, el pleno condena que la FIFA aún no haya publicado en su totalidad el denominado Informe García, como había acordado en diciembre de 2014, y le pide que lo haga inmediatamente.
 
Dicho reporte, que revela la posible compra de votos para que Rusia y Catar acogieran los Mundiales de 2108 y 2022 respectivamente, fue encargado por la FIFA al ex fiscal estadounidense Michael García.
 
La Eurocámara también señala de “importancia crucial” la investigación llevada a cabo por las autoridades judiciales suizas y de EU sobre la decisión adoptada por el Comité Ejecutivo de la FIFA de adjudicar las Copas Mundiales de 1998 y 2010, a Francia y Sudáfrica, respectivamente.

La caza de votos de Joseph Blatter

Un exempleado de la FIFA relata a EL PAÍS cómo viajaba por el mundo para captar adeptos prometiéndoles dinero de la organización, ahora bajo sospecha

“¿Qué necesitan?” La pregunta, tan directa como básica y dirigida a presidentes de federaciones centroamericanas, africanas o de Europa del Este, la realizaba un emisario de Joseph Blatter días antes de que el presidente de la FIFA aterrizara en los países en los que pretendía ganar votos para su primera reelección, en 2002. Por entonces, Blatter ya había tenido que afrontar sus dos primeras crisis y sentía que su cargo podía peligrar.

 La quiebra de ISL, la empresa que centralizaba la venta de los derechos de televisión de la Copa del Mundo, y el informe de su propio secretario general, Michel Zen Ruffinen, denunciando por primera vez la corrupción interna, debilitaban la candidatura del dirigente suizo. La respuesta de los directivos ante la pregunta era clave en el engranaje del sistema de captación de votos, articulado a través del programa Goal para el desarrollo del fútbol en el mundo. Esta herramienta fue puesta en marcha en 1999 por Blatter y, desde entonces, la FIFA ha distribuido más de 200 millones de euros entre sus 209 asociaciones que no siempre han sido bien empleados, como demuestran las denuncias por malversación existentes desde su puesta en marcha.

La idea, en origen, era expandir el fútbol por todo el mundo ayudando económicamente a los países menos desarrollados para dotarlos de infraestructuras e incrementar sus niveles de juego con programas de formación y tecnificación. “Normalmente, pedían oficinas para sus sedes, campos de hierba artificial, instalaciones, ordenadores...”, relata <a EL PAÍS un antiguo trabajador de la FIFA, que ha pedido preservar el anonimato. “Cuando Blatter llegaba, ya sabía cuáles eran las necesidades de cada federación y cómo respiraban sus presidentes, si estaban contentos o si estaban enfadados”, relata el hombre que ejercía esas labores de zapa que alimentan el cuestionado e investigado sistema FIFA.

ADVERTISEMENT

Honduras, Guatemala, El Salvador, Panamá, Gabón. Namibia o Eslovenia, donde fueron reunidas nueve federaciones de la Europa del Este... Los encuentros con Blatter se producían en los hoteles más lujosos. “Yo, generalmente, no asistía a las cenas en las que Blatter escuchaba las peticiones. Cuando llegaba, me marchaba al siguiente país que iba a visitar para prepararle el terreno”. La presencia del presidente de la FIFA muchas veces era aprovechada por los dirigentes federativos para hacer ver a sus gobernantes su peso en el mundo del fútbol.

440.000 euros a Villar para oficinas y fibra óptica

La FIFA aprobó en 2014 la concesión de 500.000 dólares (444.000 euros) a la Federación Española de Fútbol (FEF) encuadrados dentro del programa Goal. “El proyecto en cuestión fue aprobado con el objetivo de modernizar las oficinas de la sede de la FEF en Las Rozas. La inversión corresponde al monto estándar de un proyecto Goal en 2004”, dicen en FIFA, donde también especifican que “la Federación solicitó la ayuda, pero como los contratos respectivos no han sido firmados el monto no ha sido traspasado todavía”.

El proyecto también está descrito en la propia web de la FIFA: “La FEF desea edificar 1.000 m2 de nuevas oficinas en su sede madrileña de Las Rozas. El objetivo del proyecto es permitir que el trabajo administrativo sea más eficiente. Enfrentarse a los retos que suponen las múltiples actividades y el aumento de proyectos. Mejorar los sistemas informáticos y de comunicación utilizando fibra óptica”.

“Para hacer campaña”

El proyecto Goal ha estado bajo sospecha desde su puesta en marcha. El informe de Zen Ruffinen, que le costó su puesto como secretario general después de leerlo ante el Comité Ejecutivo de la FIFA, recogía varios casos flagrantes. En la página 12 del escrito se puede leer: “Un millón de dólares gastados en la Concacaf [Federación de América Central y el Caribe]. La suma fue contabilizada en la cuenta Goal, según las instrucciones del presidente, aunque los desembolsos no se efectuaron conforme al procedimiento de aprobación previsto por el proyecto”. “El presidente ha usado y abusado del proyecto Goal para sus intereses personales y se ha servido de él como un medio a utilizar en provecho de diferentes consejeros y para hacer campaña”, leyó Ruffinen ante el Comité Ejecutivo de la FIFA. Después detalló que las visitas previas a diversos países para el programa Goal habían sido utilizadas a fin de hacer campaña para la reelección de Blatter.

Ruffinen denunció que el orden de prioridades en las visitas de Blatter, basado sobre el análisis de las necesidades de los países, fue modificado por el presidente y convertido para satisfacer su calendario de desplazamientos y así permitirle anunciar a cada país visitado que había sido seleccionado para el programa Goal. “El sistema funcionaba así”, concluye el exempleado de la FIFA.

Eje Central / El País
Ladislao J. Moñino
México / Madrid
Viernes 12 de junio de 2015.

El escándalo de corrupción obliga a marcharse al máximo dirigente del fútbol mundial

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, reelegido el pasado viernes en Zúrich, ha presentado esta tarde la dimisión rodeado de decenas de casos de corrupción. "Mi mandato no cuenta con el apoyo de todos", ha declarado el dirigente suizo que convoca un congreso extraordinario para elegir sucesor, al que no se presentará. El príncipe jordano Alí Ben Hussein, hermano del actual rey de Abdalá de Jordania, que compitió con Blatter en la votación por la presidencia que se llevó a cabo el pasado viernes, ya ha anunciado su intención de presentarse a la presidencia.

La dimisión de Blatter, de 79 años, se ha producido horas después de que se conociese que la investigación de la fiscalía estadounidense sobre la supuesta red de corrupción en la FIFA alcanzase a su mano derecha, el secretario general del organismo futbolístico internacional, Jerome Valcke. La investigación en Estados Unidos reveló que Valcke transfirió 10 millones de dólares en 2008 a cuentas manejadas por uno de los dirigentes detenidos la pasada semana, el ex vicepresidente de la FIFA Jack Warner. El dinero procedía de la federación sudafricana, que lo justificó como pagos para el desarrollo del fútbol en el área del Caribe. Los investigadores, sin embargo, sospechan que se trataba de sobornos para lograr apoyos a la celebración del Mundial de 2010 en Sudáfrica, según The New York Times.

Blatter ha leído esta tarde en Zúrich una declaración en la que ha explicado que "por el bien de la FIFA" ha decidido convocar nuevas elecciones a las que él no concurrirá. "La FIFA necesita una profunda revisión", ha admitido.

Seis días después de que el FBI destapase un caso de corrupción que supuso la detención de hasta siete miembros de la junta directiva de la FIFA y a las pocas de ser reelegido en el congreso de la FIFA como gran triunfador, Joseph Blatter compareció ante la prensa para destacar dos ideas: que él era el hombre indicado para recuperar la confianza en el organismo que controla el fútbol mundial; y que los casos de corrupción que han escandalizado al mundo no le afectaban directamente ni a él ni a la organización que dirige desde 1998. “Los delitos cometidos se circunscriben a América del Norte y del Sur. Nos vemos afectados porque las personas detenidas ocupaban cargos en la organización, pero la FIFA no tiene un papel directo”, insistió entonces el recién reelegido presidente en la sede del organismo en la ciudad suiza de Zúrich. Las prácticas que Blatter considera "casos aislados" son, según el Departamento de Justicia de EE UU, corruptelas “desenfrenadas, sistémicas y arraigadas”.

“No necesitamos una revolución, sino una evolución. Me hacen responsable de esta tormenta. De acuerdo. Asumo la responsabilidad y estoy dispuesto a seguir adelante”, anunció el suizo que, pese a llevar cuatro décadas en la cúpula de la FIFA y presidirla desde 1998, dijo que se le había hecho corto su paso por la organización. “¿Qué es el tiempo? A mí me parece que ha sido muy poco el que he pasado en la FIFA”, dijo. Blatter lanzó solo una propuesta concreta: crear una oficina que reuniera a futbolistas, ligas y clubes profesionales, una iniciativa interpretada como un golpe directo a la UEFA.

Al fútbol a través del hockey sobre hielo

Hogar suizo. Joseph Blatter nació en Visp, en el cantón suizo de Valais, el 10 de marzo de 1936.
Formación. Dicen que jugó al fútbol en categorías de aficionado. Se graduó en Comercio y Economía Política en la Universidad de Lausana. Fue secretario general de la federación suiza de hockey sobre hielo. Ingresó a la FIFA como director técnico en 1975. Ascendió a secretario general en 1981 y permaneció en ese cargo hasta 1998, bajo la presidencia del brasileño João Havelange.
Presidencia. Fue elegido presidente de la FIFA el 8 de junio de 1998. Desde entonces, ha gobernado el máximo organismo del fútbol mundial (la organización supranacional con más miembros que existe, con 209 representantes) en cuatro mandatos sucesivos. Fue reelegido en 2002, 2007 y 2011. Se jacta de haber llevado el Mundial a Asia (Corea y Japón 2002) y África (Sudáfrica 2010).

Blatter sí está bajo investigación, confirman autoridades de EU

Nueva York— Joseph Blatter, quien fue reelecto la semana pasada para un quinto mandato como presidente de la FIFA, renunció a su cargo este martes al tiempo que autoridades estadounidense confirmaban que el dirigente forma parte de la investigación federal por corrupción.

Blatter intentó durante los últimos días distanciarse de la controversia, pero varios funcionarios de Estados Unidos, hablando en condición de anonimato, dijeron que existen esfuerzos para construir un caso contra el jefe del organismo y esperaban ganar la cooperación de algunos de los integrantes de la FIFA, ahora bajo proceso, para lograr este cometido.

En un breve discurso, Blatter renunció a su cargo en una conferencia de prensa en Zurich, Suiza, este martes a raíz de una investigación internacional por corrupción.

El dirigente suizo justificó su decisión en la necesidad de que la FIFA "necesita una profunda renovación frente a los desafíos que no se detienen", en una conferencia de prensa este martes por la tarde en Zúrich.

"Aunque fui reelegido, no tenía el apoyo de todo el mundo del fútbol", añadió Blatter en referencia sobre todo a la oposición de la confederación europea (UEFA) a su reelección.

The New York Times
Nueva York, Estados Unidos
Martes 02 de junio de 2015.

El País
Madrid, España
Martes 2 de junio de 2015.

El príncipe Alí se bajó y Blatter fue reelecto presidente de la FIFA pese a todo
El escándalo de la FIFA
   
Finalmente, todo pasa: pese a las acusaciones de soborno y lavado de dinero y hasta la detención de altos dirigentes de la entidad, Joseph Blatter fue elegido nuevamente como presidente de la FIFA. Así, el suizo, que se impuso en la votación realizada en Zurich al príncipe jordano Ali bin Hussein, seguirá como la cabeza de la organización que rige el fútbol mundial hasta 2019.

Pese a que en la primera vuelta Blatter obtuvo 133 de los 209 votos (tres de ellos fueron no válidos), el suizo no puedo asegurarse inmediatamente su cuarto período al frente de la organización, ya que no llegó a los dos tercios requeridos. Sin embargo, Ali bin Hussein (73 adhesiones), el único opositor, se bajó de la segunda ronda, en la que se exigía la mitad más uno de los votos para ganar la elección.

Blatter, de 79 años, llegó a la FIFA hace 40 años y es desde 1998 su presidente. Claro, para la entidad que agrupa nada menos que 209 países es común que su máximo líder desarrolle mandatos prolongados: en 110 años de historia, apenas ha tenido ocho nombres diferentes en el cargo.

"No necesitamos una revolución, pero sí una evolución", enfatizó en francés Blatter durante su discurso previo a la votación. También apuntó a la "unidad" como uno de los pilares que deben regir a la FIFA en el nuevo período, destacó su experiencia en el cargo y prometió trabajar para "reparar rápido los daños".

Hussein, miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, era el único opositor en la elección. El príncipe de 39 años, quien contaba con el apoyo de Diego Maradona para desbancar al suizo, destacó en su discurso en inglés que “el futuro pasa por la transparencia”.

La reelección de Blatter va en línea con el clima en el que se desarrollaron las actividades en el evento: la FIFA no permitió que las acusaciones de soborno y lavado de dinero sobre altos dirigentes de la entidad modificaran el programa en el Congreso de Zurich. Pese al bochorno del que habla la prensa del mundo, la elección se desarrolló como si nada hubiera pasado: con sonrisas, fotos, banderines y un despliegue notable sobre el escenario. "El show debe continuar", fue el claro mensaje.

Algo similar se había vivido en la jornada inaugural del congreso: el jueves, pese a estar la FIFA envuelta en un escándalo de corrupción, Josep Blatter se había limitado a decir que se trata de "tiempos difíciles" y, tras aclarar que no estaba en sus planes renunciar a su candidatura presidencial, había lanzado una insólita invitación: "disfruten del show". Un show que exhibió a bailarines, malabaristas, banderas de todo el mundo y un color propio de la multinacional más importante del planeta.

Clarín
Zurich, Suiza
Viernes 29 de mayo de 2015.

Está por ver si a sus 79 años es un 'capo di tutti capi' o un abuelo despistado con tendencias bufonescas que no se entera

A Sepp Blatter le gusta referirse al organismo que preside como “la familia FIFA”, lo que animó a un periódico de su Suiza natal a llamarle “el padrino, Don Blatterone”. La cuestión hoy es si Blatter, como presidente de la FIFA desde 1998, es el astuto capo di tutti capi de una maquinaria mafiosa de cuello blanco que maneja miles de millones de euros que genera el fútbol internacional o si, a sus 79 años, es lo que aparenta ser, un abuelo despistado con tendencias bufonescas que no se entera de las fechorías de los corruptos que le rodean.

David Yallop, autor de un libro sobre la FIFA llamando “¿Cómo se robaron la Copa?”, escribe que Blatter “tiene 50 nuevas ideas cada día, 51 de ellas malas”. Entre las más conocidas: agrandar las porterías para que se metan más goles; que las mujeres futbolistas se vistan “con pantalones cortos más apretados y camisetas con mucho escote”; proponer que durante el Mundial de 2022 en Qatar, país donde la homosexualidad es ilegal, los aficionados gays se abstengan de cualquier actividad sexual.

Se podría llenar un álbum con sus payasadas o salidas de tono. Lo que también es vox pópuli, y más desde la redada del miércoles en la que la policía suiza detuvo a siete altos mandos de la FIFA, es que mucha de la gente que rodea a Blatter se ha llenado los bolsillos con dinero procedente de sobornos. Él mantiene que no sabe nada. Un repaso a su currículum pone esta afirmación en duda.

Nacido en 1936 en el pueblo alpino de Visp en una familia de clase obrera, fue desde una temprana edad un entusiasta jugador de fútbol amateur. Se incorporó a la FIFA en 1975 y entre 1981 y 1998 fue nombrado su secretario general, lo que significó que fue el brazo derecho del entonces presidente del organismo, João Havelange. Más alerta que sus predecesores a las posibilidades económicas que ofrecían los patrocinios comerciales y las ventas de los derechos de televisión de los mundiales, fue él quien convirtió la FIFA en lo que es hoy: una máquina de hacer dinero. Havelange patentó la práctica de comprar votos para llegar a la presidencia de la FIFA y para asignar sedes mundialistas, siempre con el propósito paralelo de enriquecerse a sí mismo. No fue hasta 2012 que la FIFA hizo una investigación interna que comprobó que Havelange y sus compinches habían aceptado sobornos de manera sistemática durante ocho años.

No hay pruebas de que Blatter fuera uno de los beneficiados pero tenía que haber sido muy ciego, o muy incompetente, para no tener ninguna idea del tenebroso modus operandi de quien fue su jefe a lo largo de 17 años.

Blatter, tres veces casado, inició sus 17 años en la presidencia de la FIFA el año que la dejó Havelange. Existe extensa documentación, nunca refutada en los tribunales, de que Blatter, el elegido de Havelange, ganó la presidencia de 1998 gracias a los sobres llenos de efectivo que distribuyó entre los votantes del comité ejecutivo de la FIFA un aliado catarí de Blatter llamado Mohamed Bin Hammam. En 2011 Bin Hammam fue suspendido de por vida del fútbol organizado tras ser declarado culpable por la FIFA de intentar comprar votos a su favor cuando presentó su propia candidatura presidencial en contra de Blatter.

La ironía de esto parece habérsele escapado a Blatter, que aquel año ganó las elecciones por cuarta vez consecutiva, como también parece haberse olvidado hoy de las estrechas relaciones que ha tenido con algunos de los miembros de la FIFA que han sido imputados esta semana por corrupción. Quizá el que más se ha enriquecido —se habla de decenas de millones de dólares— es Jack Warner, ex vicepresidente de la FIFA y jefe de la CONCACAF con cuyos votos siempre pudo contar Blatter a la hora de presentarse a elecciones. Warner tuvo que dimitir tras el escándalo que acabó con la carrera de Bin Hammam en 2011 pero ya había acumulado suficiente dinero para construirse un centro de conferencias en su tierra natal, Trinidad, donde hay un salón llamado “Sepp Blatter Hall”. Blatter devolvió el favor cuando Warner dejó la FIFA, dándole las gracias en un comunicado oficial “por sus muchos años dedicados al fútbol”.

El elegido por Blatter como sustituto de Warner al frente de la CONCACAF fue Jeffrey Webb, de las Islas Caimán, que también figura en la lista de detenidos en Suiza esta semana, todos ellos individuos bien conocidos por el presidente de la FIFA.

¿Se puede creer, entonces, que Blatter es inocente de cualquier delito e ignorante de los delitos de sus allegados? ¿Es posible que el hombre que durante 17 años ha presidido una organización llena de ladrones que ha gastado mucho más dinero en gastos y salarios que en su declarada misión, el desarrollo del fútbol mundial, sea meramente un incompetente bufón? La ley lo dirá, se supone. Mientras tanto lo que sí se puede afirmar con toda seguridad es que a lo largo de su carrera ha demostrado tener una piel de rinoceronte mezclada con una capa asombrosamente protectora de teflón.

El País
John Carlin
Madrid, España
Viernes 29 de mayo de 2015.

Relojes, obras de arte, viajes, apoyos a federaciones, traslados en jets privados, vacaciones, depósitos en cuentas bancarias personales, todos son argumentos para Blatter y su comité de ganar lo que quieren.

El peor futbol del mundo se juega en una isla llamada Anguila. Es un archipiélago del Caribe donde viven 6,500 personas, un terreno propicio para recibir la furia de los huracanes en esta época del año. Son el país 209 de la FIFA y desde ahora saben que ya no tienen ninguna posibilidad de estar en el Mundial de Rusia en el 2018 (en realidad nunca tuvieron opciones) luego de que hace algunas semanas perdieron 8-0 ante Nicaragua en una serie de dos partidos en la primera fase de eliminatoria. Para dimensionar lo que son en el futbol, podemos decir que este territorio consiguió su último gol en un partido oficial el 24 de septiembre del 2006, hace casi 10 años cuando perdió 7-1 con Barbados.

Y también la peor selección, Anguila, significa lo mismo que Alemania, actual campeón del mundo, en términos de presencia para votar este viernes en las elecciones presidenciales de FIFA. Gracias a los programas de desarrollo del organismo (que nacieron con la llegada de Joseph Blatter al poder), este paraíso del Caribe ha recibido poco más de 3.1 millones de dólares en los últimos cinco años para desarrollar un deporte que no ha desarrollado. Su selección pasó de ser una de las 10 peores del mundo a ser la peor.

La detención de siete directivos de FIFA desvela una vez más la corrupción al interior de la máxima autoridad del balompié. Según detallan informes del Sunday Times, ESPN y algunas instituciones como Transparencia Internacional, la era Blatter ha estado manchada por los malos manejos, incluyendo la selección de sedes para los mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022.

¿Pero qué tiene que ver en todo esto una pequeña isla del Caribe que necesitaría hasta 15 veces el total de su población para llenar el estadio Azteca?... Anguila es una de las naciones que le ha dado poder a Joseph Blatter para mantenerse en el cargo y seguir en la gestión, que es casi un hecho que se prolongará otros cuatro años más este viernes.

Los proyectos de desarrollo en el futbol mundial le han permitido estar a Blatter en todos los lugares, en todos los sitios y no sólo de visita, sino repartiendo dinero, por lo que en algunos territorios es recibido con los honores de un jefe de Estado. Anguila es uno de ellos, 3.1 millones de dólares que no se traducen en avances, al contrario, en retrocesos deportivos.

De acuerdo con una revisión de datos de El Economista a los informes anuales de FIFA, desde que Joseph está en el poder, se detalla que, justo en el rubro de desarrollo, el organismo ha otorgado 3,076 millones de dólares a todas las naciones del mundo, pero sobre todo a las subdesarrolladas. ¿Cómo pagan las federaciones la ayuda?

Hace unos días la prensa internacional recogía testimonios sobre quiénes apoyarían a Blatter. Concacaf, la confederación más manchada en corrupción en los últimos 10 años, África, Sudamérica y Oceanía dijeron que irían en bloque a apoyar al suizo, hablamos de 116 votos asegurados, más de 50% del padrón electoral y con ello la reelección segura.

Un Picasso para seducir

Si alguna persona llega a su casa, oficina o estancia de verano y se sienta frente a un Picasso, debe saber (y seguramente lo sabe) que está contemplando una obra de arte que vale más de 30 millones de dólares como mínimo y que algunas personas han llegado a pagar por creaciones del pintor y escultor español hasta 155 millones, como su cuadro “El Sueño”. Uno de los trabajos de este representante del cubismo llegó a las manos de Michel Platini, el jefe del futbol europeo.

Tener una de las 13,500 pinturas del maestro español no es sencillo y según el diario Sunday Times, una de ellas llegó a las manos de Platini, ¿por qué? Muy sencillo, por apoyar la candidatura de Rusia para el Mundial del 2018, que ya tiene en la bolsa.

Michel es uno de los 26 miembros permanentes del Comité Ejecutivo de la FIFA y también ha sido señalado en los últimos ocho años por ser cómplice de actos de corrupción dentro del grupo que manda y gobierna el futbol mundial.

Un dato: de 100% de los miembros de este conclave que se reúne al menos dos veces al año en una enorme sala con sillones negros de piel y en una mesa cuadrada en Zúrich, al menos 70% ha estado inmiscuido en actos ilícitos.

El Comité Ejecutivo de FIFA es el que manda, el que decide, el que ordena en el balompié internacional. Algunos de sus miembros, como el camerunés Issa Hayatou están ahí desde 1990 o como el belga D’Hooghe, desde 1988, otro de los implicados en la seducción de otro Picasso para apoyar a Rusia.

De acuerdo con la base de datos de Mxsports, entre 1998 y el 2014 el valor de los sobornos en la FIFA es de aproximadamente 500 millones de dólares; los principales motivos fueron para designar las sedes del 2018 y 2022, además de otorgar derechos de transmisión y contratos comerciales.

En promedio, los miembros del comité ejecutivo de la FIFA tienen una permanencia de 10 años y al menos seis de ellos tienen presencia desde el siglo pasado.

Relojes, obras de arte, viajes, apoyos a federaciones, viajes en jets privados, vacaciones, depósitos en cuentas bancarias personales. Anguila, el peor país donde se juega futbol, está de lado de Blatter y muchos más están con él. Corrupción.

El Economista
Ivan Pérez
Miércoles 27 de mayo de 2015.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter