La calificación actual es cinco puntos menor que la medición del año 2015; el organismo señala que no es suficiente el SNA


De acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2016, que presentó Transparencia Internacional, México obtuvo una calificación de 30 puntos, lo que lo ubica en la posición 123 de 176 países.

La calificación actual es cinco puntos menor que la de la medición anterior del año 2015. En el Índice de Percepción de la Corrupción 2016, México se mantiene por debajo de sus principales socios y competidores económicos.

Es decir, 40 posiciones separan a México de China, India y Brasil, sus principales competidores económicos.

El organismo, en su capítulo México, advirtió que las reformas anticorrupción y la primera etapa de implementación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) no han sido suficientes para reducir la percepción y los efectos de la corrupción en México.

El organismo dijo que no basta con asegurar la transformación institucional, sino que éstos deben acompañarse de acciones sistemáticas para desmantelar las redes de corrupción que afectan a las instituciones públicas del país.

“Los casos conocidos por la comunidad nacional e internacional no deben quedar impunes”, advirtió.

Ante ese escenario, Transparencia Internacional emitió una serie de recomendaciones para el Estado mexicano.

“La corrupción e impunidad deben ser excepción y no regla. Las redes de corrupción formadas por empresas y funcionarios públicos deben ser investigadas, perseguidas y desmanteladas”.

Señala que es necesario crear una Fiscalía General de la República –cuyo proceso se encuentra atorado en el Congreso de la Unión- capaz, autónoma e independiente para asegurar que la política anticorrupción del país no dependa ni de la política interna ni de la política externa.

Recomendó que su diseño permita emprender acciones sistemáticas y permanentes para desmantelar redes de corrupción.

Transparencia Internacional urgió al Congreso de la Unión, y en especial a los Congresos locales, cumplir con su función de ser un contrapeso a los poderes ejecutivos y cumplir cabalmente con su función de vigilancia de las decisiones y el ejercicio de los recursos a nivel local.

El organismo internacional consideró que además de asegurar la correcta implementación del Sistema Nacional Anticorrupción a nivel federal, es necesario iniciar el proceso de creación de los Sistemas Locales Anticorrupción de las 32 entidades federativas del país aún no lo han hecho.

“En muchos estados del país, las instituciones que formarán parte de los Sistemas Locales Anticorrupción cuentan sólo con una autonomía jurídica, sin independencia real para investigar y sancionar la corrupción a nivel subnacional. Debe revisarse que existan contrapesos reales y no sólo formales entre los poderes de los estados, especialmente en los órganos de fiscalización estatales”.

Expresó que en el contexto económico del país, además de las medidas de austeridad anunciadas, deben incorporarse instrumentos adicionales que fortalezcan la apertura gubernamental, la integridad y la apropiada fiscalización del gasto público.

El Universal
Ciudad de México
Miércoles 25 de enero de 2017.

El Presidente Enrique Peña y Gerardo Ruiz Esparza, titular de SCT, fueron denunciados ante la PGR por presunta conspiración a favor de OHL.

El Presidente Enrique Peña Nieto y el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, fueron denunciados ante la Procuraduría General de la República (PGR) por presuntamente haber conspirado para beneficiar a la empresa OHL en su disputa legal con Infraiber.

La denuncia fue presentada ayer a las 15:00 horas por el representante legal de Infraiber, Paulo Diez Gargari, quien sostiene en el escrito que Peña Nieto instruyó retirarle a Ifraiber el convenio para medir el aforo vehicular en el Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario. "Es posible concluir que estamos en presencia de una auténtica 'conspiración de Estado', puesta en marcha por instrucciones del propio Presidente de la República, para perjudicar a Infraiber y otros, como represalia por las denuncias públicas (fundadas y bien documentadas) de los numerosos y muy graves actos de corrupción de las empresas del Grupo OHL con servidores públicos estatales y federales", señala.

El escrito establece que la instrucción del Presidente se habría dado durante una reunión celebrada el 6 de abril de 2015, en la que además de Peña Nieto estuvieron presentes Ruiz Esparza, Juan Miguel Villa Mir, entonces Presidente de OHL España; José Andrés de Oteyza Fernández, presidente de OHL México; y Juan Luis Osuna Gómez, presidente de Concesionaria Mexiquense S.A. de C.V.

En ese encuentro, refiere Diez Gargari a partir de los audios telefónicos que sobre el caso se han dado a conocer desde hace un año, y otros hechos públicos, el Presidente habría pedido a Ruiz Esparza que "regañara" al Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, para que arreglara el problema con Infraiber.

Durante la reunión, de Oteyza, de acuerdo con su propio dicho formulado posteriormente en una conversación telefónica, habría urgido a arreglar al asunto, con el argumento de que no sólo afectaba a OHL sino "a todos nosotros", en referencia a los ahí presentes, afirma Diez Gargari.

"Mucho más que la evidente preocupación que manifiesta Oteyza, llama la atención el énfasis que éste añade para referirse al Presidente de la República, al Secretario Ruiz Esparza y al Grupo OHL como 'todos nosotros'", señala.

La confesión de parte de Ruiz Esparza de que sí actuó para que le retiraran el convenio a Infraiber, indica la denuncia, se dio el 29 de noviembre del año pasado, durante la comparecencia que el funcionario tuvo como parte de la Glosa del IV Informe de Gobierno.

Cuestionado por la diputada panista Claudia Sánchez Juárez y bajo protesta de decir verdad, el Secretario dijo que por su intervención se le había quitado a Infraiber el contrato para instalar y operar el Sistema Independiente de Verificación de Aforo Vehicular, Ingresos y Nivel de Servicio (SIVA).

"Hay que entender que a éste personaje (Diez Gargari), que usted menciona, se le entregó un convenio que le daba, por adjudicación directa, que le daba un ingreso como de 4 mil o 5 mil millones de pesos, que por intervención de su servidor se le quitó en el Estado de México", señaló Ruiz en esa comparecencia. "Por sí sola, esta manifestación constituye una confesión del Secretario Ruiz Esparza en el sentido de que cometió hechos probablemente constitutivos de delito", enfatiza la denuncia.

Reforma
Ciudad de México
Martes 10 de enero de 2017.


El directivo, protagonista del escándalo de escuchas, abandona la compañía por motivos personales

José Andrés de Oteyza ha abandonado este viernes la presidencia del consejo de administración de OHL México. El directivo deja la empresa tras once años por motivos personales, informó la compañía en un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). De Oteyza fue uno de los altos cargos exhibidos en el escándalo de escuchas que estalló en mayo de 2015 y que posó sobre la constructora sospechas de corrupción. Juan Luis Osuna, que hasta el día de ayer se desempeñaba como vicepresidente del consejo, ha sido ratificado por la asamblea de accionistas como sustituto De Oteyza al frente de la filial mexicana de OHL.

De Oteyza llegó a la presidencia del consejo el 30 de marzo de 2005. Estuvo por cumplir once años exactos al frente de la OHL México. En ese tiempo, la empresa floreció de la mano del Gobierno del Estado de México, encabezado por Enrique Peña Nieto (2005-2011). En esa entidad vecina a la capital mexicana, construyó más de 200 kilómetros de carreteras con concesiones de operación de hasta 30 años.

En mayo de 2015, la voz de José Andrés de Oteyza se hizo pública gracias a la difusión de conversaciones telefónicas filtradas en YouTube. En la primera charla que vio la luz se escuchaba discutir a De Oteyza con Pablo Wallentin, uno de sus operadores. Ambos hablaban de una serie de correos que pretendían aumentar los peajes en los 22 kilómetros del Viaducto Bicentenario, una vía rápida que conecta la Ciudad de México con el Estado de México. El esquema financiero descrito en la conversación justificaba el alza con la hipotética construcción de una ampliación que estaba por diseñarse. “Esto es un fraude. Vamos a meter unos gastos de una fase que nunca vamos a construir”, respondía De Oteyza a su subalterno.

Esa llamada hundió un 22% las acciones de la compañía y marcó el inicio de una etapa convulsa para la filial mexicana de la empresa de Juan Miguel Villar Mir. La conversación puso bajo sospecha a un extenso puñado de directivos de cometer actos de corrupción. Pablo Wallentin, consejero de De Oteyza, no resistió el vendaval y se vio obligado a dimitir.

A De Oteyza se le escuchó también intercambiar palabras con Gerardo Ruiz Esparza, el secretario de Comunicaciones y Transportes del Gobierno de Enrique Peña Nieto. La llamada, presuntamente realizada en febrero de 2015, hacía pensar que la SCT dio información sobre licitaciones de carreteras a la empresa antes de que se hicieran públicos los concursos. Wallentin sugería en la charla que la compañía había tratado de pagar la estancia vacacional del ministro en un hotel de lujo propiedad del grupo constructor. Ruiz Esparza negó haber recibido favores de OHL. La práctica no era extraña. Apolinar Mena, secretario de Comunicación del Estado de México, fue exhibido pidiendo a los directivos una suite más grande para sus vacaciones con su familia. Su petición le costó el cargo.

Oteyza, de 73 años, abandona OHL México después de que una serie de investigaciones internas, algunas de ellas pagadas por la misma empresa, eximieran a la compañía de actos indebidos. Sin embargo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el regulador financiero mexicano, le impuso una multa de 4,1 millones de dólares por haber inflado los costes de una obra construida en el Estado de México. También se concluyó que la constructora incurrió en faltas administrativas, pero no encontró “dolo o fraude” en el escándalo de escuchas. En el primer trimestre de 2016, los títulos de OHL incrementaron su valor un 52%, consiguiendo su mejor inicio anual desde 2010.

El País
Luis Pablo Beauregard
Ciudad de México
Sábado 30 de abril de 2016.

Un par de audios difundidos vía Youtube exhiben la presunta intervención de los directores de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Emilio Lozoya y Enrique Ochoa, a favor de OHL México en la adjudicación de un contrato millonario.

En las grabaciones aludidas se escucha una doble conversación sostenida el pasado 31 de marzo entre el presidente de OHL México, José Andrés de Oteyza y el director técnico de OHL México, Jesús Campos.

Dice Oteyza:

“Esto lo arreglé yo en gran medida el jueves en la noche con [Emilio] Lozoya, y el viernes hablé directamente con [Enrique] Ochoa. Directamente porque me lo arregló Emilio […] O sea le pedí a Emilio, se lo expliqué, Emilio habló y luego hablé yo directamente con Ochoa. Entonces ya sabía yo que estaba… bueno hasta el último siempre se puede caer, […] se puede caer, pero teníamos una gran, pero una enorme posibilidad de ganar […] si no, nos mata Iberdrola. Iberdrola en este terreno es un competidor muy peligroso”.

La adjudicación del contrato al que se refiere Oteyza es el de la Central de Ciclo Combinado Empalme 1que se conoció ese mismo día. Coincidentemente, el resultado fue favorable a la empresa que dirige. OHL había presentado una propuesta por 476 millones de dólares con un puntaje de 99.65 unidades.

“Se hizo una gran labor entre jueves y viernes”, dice Oteyza a Campos, según la grabación filtrada, mientras le explica que el tema ya no era técnico, sino de otra índole y “lo peleamos muy bien”.

Y menciona que ambas personas (Lozoya y Ochoa) se portaron “muy bien” y “muy caballerosos”.

“Se portó muy bien eh, el primero que te dije, bueno no se puede portar mejor, es un señorón, y además a mi deveras no sabes cómo me quiere y qué buena relación tenemos; pero me echó una mano brutal con el otro y el otro también estuvo particularmente caballeroso y bien”, menciona Oteyza, siempre según el audio.

El presidente de la filial de la empresa española en México señala que tenían una alta posibilidad de ganar, pero admite que Iberdrola –la primera empresa privada en producción de energía en México y la segunda tras la estatal CFE– era una fuerte competencia y con una buena propuesta.

“El presidente de Iberdrola, que se llama [José Ignacio] Sánchez Galán, es un tipo tremendo y ahora traen de representante a Herminio Blanco (secretario de Comercio y Fomento Industrial en el sexenio de Ernesto Zedillo) […] Entonces, el conjunto de todo eso lo hacía un enemigo muy peligroso… pero bueno, la oferta que prepararon esta vez estaba bien hecha, eh”.

OHL ha estado envuelta en escándalos de presunta corrupción. La difusión de una serie de audios exhiben conversaciones en las que supuestamente negocia con autoridades del gobierno federal y del Estado de México para beneficiarse con proyectos de infraestructura y del sector energético.

En la lista de funcionarios involucrados están los titulares de las secretarías de Transporte estatal y federal, Juan Apolinar Mena y Gerardo Ruiz Esparza; la exconsejera jurídica del Estado de México, Luz María Zarza, y algunos magistrados, así como los de directivos de Pemex y CFE, ambos designados por el presidente Enrique Peña Nieto.

Los nuevos audios se dan a conocer casi al mismo tiempo que la concesionaria OHL México entregaba a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) sus alegaciones al proceso administrativo abierto en su contra en octubre pasado.

Esta mañana la filial de OHL en México sostuvo que las alegaciones presentadas anoche han sido ratificadas por las cuatro principales auditoras mundiales (Deloitte, PwC, EY y KPMG), que avalaron la contabilidad de sus concesiones.

En dicho proceso el órgano regulador cuestionaba la contabilidad de algunas concesiones y la falta de información respecto de los datos de tráfico de las autopistas.

La voluntad de presentar las alegaciones había sido anticipada por OHL y OHL México, que manifestaba su inconformidad con las alegaciones de la CNBV en su procedimiento.

Proceso
Ciudad de México
Jueves 26 de noviembre de 2015.

Arely Gómez González, titular de la Procuraduría General de la República (PGR), informó que un juez federal dictó órdenes de aprehensión contra diez agentes de la dependencia que presuntamente colocaron un arma de fuego y detuvieron ilegalmente al abogado de la empresa Infraiber Paulo Díez Gargari.

Durante su comparecencia ante diputados federales que integran la Comisión de Justicia, la funcionaria anunció que este día fueron emitidas las órdenes de aprehensión “por algunos hechos irregulares que cometieron servidores públicos de la institución”.

Ante cuestionamientos de legisladores, Gómez González defendió: “Se hizo cumplir la ley, ellos llevarán su proceso y deberán aclarar las causas. Tendrán todos los elementos para poder defenderse”.

El pasado 7 de septiembre, Diez Gargari fue detenido de manera irregular por agentes de la PGR. En un video de 14 minutos presentado ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, un hombre vestido de mezclilla, con chamarra y gorra negras ingresó a su automóvil y le “siembra” un arma.

Dicho operativo ocurrió el mismo día en que el presidente internacional de OHL, el español Juan Villar Mir, anunció en Madrid que la compañía estaba “en proceso” de llevar a cabo “las exigencias civiles y penales” contra Inraiber.

OHL acusó a Infraiber de ser la responsable de filtrar audios de sus directivos con funcionarios de los gobiernos federal y del Estado de México en los que incurren en presunto tráfico de influencias.

Proceso
Ciudad de México
Miércoles 28 de octubre de 2015.

Por Raymundo Riva Palacio     
 
Los escándalos que involucran a la empresa constructora OHL con el Gobierno federal y del Estado de México, no paran. Desde que comenzaron hace cuatro meses, las acusaciones de conflictos de interés y las muestras de amiguismo, escalaron desde el secretario de Comunicaciones mexiquense hasta el Presidente de la República. Los audios que los exhiben, han abierto una alameda de suspicacia sobre qué tanto le deben los dos gobiernos a OHL y hasta dónde va a llegar todo. Ahora, nueva información sobre el caso sugiere que si las cosas están mal, se pondrán peor.

Tiene como origen, una vez más, la frivolidad con la que los ejecutivos de OHL México manejan información delicada, reflejo de la sensación de impunidad que acicala permanentemente Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, que invariablemente los defiende. La última indiscreción cometida por los ejecutivos fue comentar que la captura el lunes de la semana pasada de Paulo Díez Gargari, abogado de la empresa Infraiber, a la que señalan como autora de los audios y responsable de su distribución mediática, fue pactada en Los Pinos.

Fuentes con acceso a esos niveles de información, dijeron que lo que soltaron los ejecutivos de la empresa constructora, fue que la PGR detendría al abogado Díez Gargari para “asustarlo” e inhibirlo. El abogado es la cara de Infraiber, propiedad del empresario tapatío Luis Topete, y ha sido tenaz en denunciar irregularidades en la relación de OHL con las autoridades en perjuicio de su cliente. El hecho de sugerir una complicidad con funcionarios del Gobierno federal capaces de detonar una acción judicial en sí mismo es grave, pero más lo que agregaron en su indiscreción: que el plan lo platicaron con el Presidente Enrique Peña Nieto, Juan Miguel Villar, presidente de la empresa, y José Andrés de Oteyza, presidente de OHL en México. De haber sido así, tendrían que haber tomado en cuenta, de lo que hablaron es de un delito.

Esta reunión no es la que se reveló hace unos días sobre un encuentro en Los Pinos con el Presidente Peña Nieto el 6 de abril, donde hablaron del sistema de verificación de aforos carreteros de Infraiber, cuya cancelación de un contrato otorgado por el Sistema de Autopistas, Aeropuertos y Servicios Auxiliares durante el Gobierno de Peña Nieto en el Estado de México, detonó la indignación de la empresa, y la petición de Villar y Oteyza para seguir bloqueándola. La reunión a la que aludieron los ejecutivos de OHL se dio a finales de agosto, días antes del Tercer Informe de Gobierno, al cual fueron invitados por Peña Nieto.

No hay información oficial sobre ese encuentro, pero el acceso y el tono de la reunión, como lo socializaron en su entorno, es consistente con las acciones que ha tomado a su favor Ruiz Esparza, quien lleva meses hablando con los ejecutivos de OHL sobre acciones judiciales contra de Díez Gargari y Topete. El último botón de muestra lo dio el secretario de Comunicaciones y Transportes –mismo cargo que ocupó en el Gobierno de Peña Nieto en el Estado de México–, que este domingo se defendió de las imputaciones del abogado que lo acusó de mal informar al Presidente y al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en una carta que publicó el periódico Reforma donde aceptó que haber mantenido el contrato sobre los aforos vehiculares de Infraiber, habría afectado la operación de OHL.

Ruiz Esparza, sin mayor matiz, aceptó que el Gobierno donde él trabaja, tomó partido por OHL. “La inquietud de los concesionarios era lógica, en razón de que el cobro de dicha tarifa alteraba el plan financiero, el modelo de negocio y el aforo, con repercusiones en los créditos bancarios otorgados”, escribió. Al no firmar Infraiber los acuerdos con las concesionarias, recordó, se canceló el contrato en un tribunal federal. “A partir de ese momento se (generaron) ataques hacia diferentes instancias a través de desplegados, suscritos algunos de ellos por el señor Díez. Al no obtener respuesta por parte de las autoridades del Estado de México, empezó a generarse filtración de audios ilegales y manipulados”, agregó.

Díez Gargari fue detenido la semana pasada para que declarara en calidad de testigo sobre la investigación de los audios grabados en forma clandestina, pero cuando terminó su diligencia, no recuperó la libertad, porque la PGR lo acusó de portación de un arma de fuego sin tener el permiso para ello. Paradójicamente, mantener detenido al supuesto autor de los audios no impidió para que, mientras estaba en los separos de la PGR, apareciera el audio del 6 de abril. Topete, el dueño de la empresa no está en México; hace semanas se fue al extranjero para evitar abusos de fuerza de la autoridad.

Las precauciones que tome no serán exageradas. La influencia de OHL en el Gobierno es tan evidente, que sólo así se explica el cinismo con el cual sus ejecutivos hablan cándidamente sobre sus acciones. ¿Qué hizo OHL para que la protección sea tan grande? Aún no se revela esa bala de plata, en caso de existir. Pero las revelaciones sobre su extraña relación van subiendo de grado y de funcionarios salpicados. Por lo pronto, el Presidente tendría que modificar su relación con OHL y aclarar si existió o no la reunión que presumen sus ejecutivos. Ya no se trataría de un conflicto de interés, sino de un acto ilegal.

Eje Central
Ciudad de México
Estrictamente personal
Raymundo Riva Palacio
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Lunes 14 de septiembre de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter