El Cártel de Sinaloa, con la estructura al mando de Joaquín El Chapo Guzmán, quien se encuentra encarcelado en Estados Unidos desde enero, encabeza las organizaciones que llevan droga a 51 países

Los cárteles mexicanos con sus socios locales han conquistado el escenario de la droga a nivel mundial y el imperio que construyó Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán se mantiene como el de mayor influencia, a pesar de que está encarcelado en Estados Unidos. Los mercados de la cocaína, heroína, metanfetaminas y precursores químicos de 51 países en los cinco continentes son dominados por nueve organizaciones del narcotráfico que se adueñaron de las rutas para el tráfico de estupefacientes, reporta la Procuraduría General de la República (PGR).

A lo largo de los años exploraron nuevos caminos para expandir su imperio, incluido el tráfico de armas y para ello utilizan semisumergibles, aviones, barcos o vehículos terrestres. Se trata de nueve cárteles mexicanos que tienen presencia en el mundo como consecuencia de la alianza que han acordado con criminales colombianos, mafias italianas, africanas y pandillas que dominan los territorios locales. Entre ellos están el Cártel Sinaloa o Pacífico, los Beltrán Leyva, el Cártel Jalisco Nueva Generación y Los Zetas, entre otros.

Vía marítima las organizaciones utilizan los países como Benín, Burkina Faso, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau y Senegal; vía aérea la droga llega por Cabo Verde, Guinea-Bissau, Malí, Mauritania y Sierra Leona. África Occidental y la región del Sahel se han convertido en la ruta de tránsito más importante para el tráfico de cocaína desde los países latinoamericanos. “Existen dos rutas importantes para el ingreso de cocaína proveniente de países de América Latina a Europa, una enviándola directo hacia España; y otra, utilizando naciones intermediarias de África Occidental y el Sahel como lugares de almacenamiento y distribución”, menciona un reporte de la PGR.

El imperio de ‘El Chapo’

Aunque se encuentra preso en Estados Unidos desde enero de este año, el imperio de Joaquín El Chapo Guzmán se mantiene como el más grande.

Un documento de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), al que tuvo acceso este diario, elaborado por el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi), revela que el Cártel de Sinaloa tiene influencia o presencia en 43 países.

Fundado entre 1989 y 1990, esa organización tiene fragmentaciones desde la extradición a Estados Unidos de Guzmán Loera; sin embargo, la principal escisión la controlan sus hijos Iván y Alfredo Guzmán, junto con Ismael El Mayo Zambada, y recientemente, de acuerdo con la Administración para el Control de Drogas (DEA), se sumó a esa confrontación interna Rafael Caro Quintero.

De manera estratégica, el grupo acapara Centro, Sudamérica y parte del continente africano para llegar a Europa.

Los 43 países en los que opera son Canadá, Estados Unidos, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile. Además de Uruguay, Argentina, Senegal, Gambia, Guinea-Bissau, Guinea, Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil, Cabo Verde, Ghana, Togo, Benín, Nigeria, África Occidental, Sudán, Reino Unido, Holanda, Alemania, Francia, Portugal, España, Emiratos Árabes, India, China, Filipinas, Malasia, Indonesia y Australia.

Zetas, los sanguinarios

Los Zetas, grupo fundado por ex militares de fuerzas especiales, es la segunda con mayor alcance en el mundo. El texto al que se tuvo acceso menciona que esa organización tiene presencia en 20 naciones.

Sus principales líderes han sido detenidos o abatidos, como Miguel Ángel y Omar Treviño Morales, El Z-40 y El Z-42; sin embargo, la organización catalogada por las autoridades mexicanas como la más sanguinaria sigue en operación.

La DEA identifica que en este momento está a la cabeza Juan Gerardo Treviño Chávez, El Huevo. Se presume que es sobrino de los Treviño Morales y a sus 31 años es el líder de la estructura; aunque las autoridades mexicanas también identifican a Maxiley Barahona Nadales, El Contador, como un jefe.

Su zona de operación alcanza 20 países que son Estados Unidos, Guatemala, Salvador, Costa Rica, Panamá, Nicaragua, Honduras, Belice, Venezuela, Colombia, Ecuador, Argentina, Sierra Leona, África Occidental, España, Italia, Rusia, Emiratos Árabes, China y Japón. 

Inició como brazo armado del Cártel del Golfo y cuando se independizó comenzó a buscar nuevos mercados; fue una de las que innovó en las alianzas con la mafia italiana de la Ndrangheta, así como los grupos africanos.

Cártel Jalisco, crecimiento acelerado

Con apenas 10 años de fundación, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), identificado por las autoridades como la organización con más recursos financieros, ocupa el tercer lugar en expansión a nivel mundial. La DEA la define como la organización que creció muy rápido y se convirtió en una de las más poderosas no sólo por el despliegue interno dentro de México, conquistando plazas que controlaban otras organizaciones, sino por el tipo de armas de alto poder con capacidad para enfrentar al Ejército mexicano, lo mismo que vehículos para movilizar la droga y una estrategia de violencia en las zonas en las que tiene presencia.

Es la organización que dentro del territorio mexicano es la que tiene capacidad para enfrentar el liderazgo que tiene el Cártel de Sinaloa.

Encabezada por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, y Jorge Luis Mendoza Cárdenas, La Garra, se extendió a 14 países que son Estados Unidos, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Nicaragua, Honduras, Belice, Colombia, Bolivia, África Occidental, India, China y Japón. Su principal actividad es la cocaína, heroína y las drogas sintéticas.

Oseguera Cervantes, originario de Michoacán, inició sus actividades a las órdenes de Ignacio Nacho Coronel; sin embargo, tras su muerte en julio de 2010 durante un enfrentamiento con militares, el Cártel del Milenio tuvo escisiones, una de ellas dio origen al CJNG.

Nemesio tomó el control y junto con su brazo financiero, identificado como Los Cuinis, operado por los hermanos González Valencia, comenzaron a extenderse, aumentar su capacidad financiera y de fuego, mientras el gobierno mexicano se centró en desmantelar otros cárteles.

En marzo pasado, la Policía Nacional de Colombia, en coordinación con la DEA, dio un fuerte golpe al Cártel Jalisco Nueva Generación y al de Sinaloa al desarticular una banda que les proveía de cocaína.

Según la información de la procuraduría, “la organización estaba conformada por una escisión de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que mensualmente traficaban ocho toneladas de cocaína para El Mayo Zambada y Nemesio Oseguera”.

Contaban con tres rutas para el abastecimiento en altamar, una cerca de las islas Galápagos, otro a la altura de la isla Coco y uno más a 180 millas entre México y Guatemala; se detectó que se estaban sofisticando para el trasiego con una flotilla de semisumergibles y avionetas.

Las células de la Familia

La Familia Michoacana fue uno de los principales objetivos del gobierno mexicano. Tuvo una ruptura importante al crearse Los Caballeros Templarios; sin embargo, continúa en el radar mundial.

Se logró detener y abatir a sus principales líderes y fundadores, por ejemplo, Jesús El Chango Méndez; Nazario Moreno González, El Chayo; Servando Gómez Martínez, La Tuta; Enrique Kike Plancarte; Mario Alberto Romero Rodríguez, El Tucán, y Francisco Galeana Núñez, El Pantera, por mencionar algunos.

La información a la que se tuvo acceso refiere que tiene presencia o influencia en ocho países que son Canadá, Estados Unidos, Ecuador, España, Bulgaria, Holanda, India y China. De acuerdo con el informe Drogas, el Estado y la Sociedad en África Occidental, se estimó que en 2010 se traficaron 18 toneladas de cocaína pura a Europa; esa cifra pasó por naciones de África Occidental. Puntualiza que el aumento del tráfico de drogas en ese continente ha contribuido, junto con otras actividades delictivas, al aumento del lavado de dinero en esa región.

“Normalmente, los recursos del narcotráfico derivan de varias fuentes, por ejemplo, producción local o venta de narcóticos importados. También hay beneficios generados por las empresas secundarias relacionadas con el tráfico de drogas, tales como proveedores de identidad falsa, reclutadores o empaquetadores de drogas”, detalla el documento.

La expansión del Cártel del Golfo

En la guerra contra el narcotráfico otro de los objetivos era desmantelar al Cártel del Golfo, considerado en su momento uno de los más fuertes bajo el mando de Osiel Cárdenas Guillen, El Mata Amigos, y Antonio Cárdenas Guillén, Tony Tormenta.

Los líderes están identificados como José Antonio Romo López, Don Chucho, y José Alfredo Cárdenas Martínez, El Contador, aunque mermado en comparación con los otros grupos, el Cártel del Golfo opera en seis países: Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Colombia, Ecuador e Italia. 

En marzo de 2016, la Agencia Nacional Antidrogas de Nigeria informó la detención en los estados de Lagos y Anambra, de ocho personas, cuatro de ellos de origen mexicano.

Los connacionales fueron identificados como José Bruno Cervantes Madrid, Pastiano Rivas Ruiz, Cristóbal Castillo Barraza y Pedro Partida González, supuestamente eran asesores técnicos para laboratorios clandestinos con una capacidad para producir entre tres y cuatro toneladas de metanfetamina.

Para las autoridades nigerianas, el kilo de esa sustancia se cotiza en 6 mil dólares; sin embargo, si llega al mercado asiático el precio alcanza los 300 mil dólares, según la información consultada.

Además, el 24 de noviembre de 2008 dos personas provenientes de Sudáfrica fueron detenidos en un hotel ubicado en Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México; se trata de Ayissi Jean Xaveria y Albert Njalle Ekoule. Al interior de un maletín asegurado les fueron encontrados 21 paquetes de papel, de los cuales 20 contenían billetes de 100 dólares y un teléfono celular; las autoridades mexicanas habían recibido una denuncia en la que se informaba que los detenidos venían de Francia con el objetivo de comprar armas de fuego y explosivos a un miembro del Cártel del Golfo.

Arellano Félix y Beltrán Leyva

Las estructuras de la organización de Los Arellano Félix, conocida también como Cártel de Tijuana, han sido prácticamente desmanteladas; sin embargo, aún tienen influencia el mundo de las drogas con las nuevas generaciones.

El documento de la AIC menciona que “tienen presencia en cuatro países: Estados Unidos, Colombia, Perú y Argentina.  El Cártel de Los Beltrán Leyva también tiene influencia en Canadá y España.  Se identifica a Fausto Isidro Meza Flores, El Chapito Isidro, y a José Luis Ruelas Torres, como los jefes”.

Es una de las organizaciones que, tras la caía de Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, tuvo grandes rompimientos; sin embargo, quien permaneció al frente de la organización fue su hermano Héctor, El H, hasta octubre de 2014 cuando fue capturado. El Chapito Isidro, junto con Alfredo Beltrán Guzmán, El Mochomito, sobrino de El Chapo Guzmán, intentaron desplazar a los hijos de Joaquín para tomar el control del Cártel de Sinaloa, pero la fuerza de los hijos, con el apoyo de El Mayo Zambada, lo evitaron.

Caballeros Templarios y Carrillo Fuentes

Con menos presencia, pero aún vigentes, se encuentran Los Caballeros Templarios, una escisión de La Familia Michoacana, y el grupo de los Carrillo Fuentes, también conocidos como el Cártel de Juárez.

Ambos tienen influencia en tres países, además de México. Por una parte, Los Templarios se encuentran en Canadá, Estados Unidos y China; mientras que el Cártel de Juárez influye en los mercados de Estados Unidos, Colombia y Perú.

La DEA identifica a Carlos Arturo Quintana, El 80, y a Julio César Olivas Torres, El Sexto, como los líderes del cártel de los Carrillo Fuentes.

Quintana se encuentra dentro de la lista de los más buscados del FBI y cobró notoriedad por su forma de operar violenta junto con su grupo de sicarios. De acuerdo con las autoridades, es una pieza clave para el Cártel de Juárez.

El Universal
Dennis A. García
Ciudad de México
Sábado 11 noviembre 2017.


Luego de que el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal en la Ciudad de México determinó negarle el amparo y protección de la Justicia Federal

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó esta tarde que Joaquín Guzmán Loera fue extraditado esta tarde a Estados Unidos, luego de que el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal en la Ciudad de México, determinó negarle el amparo y protección de la Justicia Federal.

A través de un comunicado, la dependencia explicó que se concedió la extradición de Joaquín Guzmán Loera para ser procesado por diversos delitos, al considerar “que dichos acuerdos cumplieron con las normas constitucionales, los requisitos establecidos en el tratado liberal y demás disposiciones legales vigentes para su emisión y que no fueron, ni han sido vulnerados, sus derechos humanos en los procedimientos instaurados”.

En consecuencia, para dar cumplimiento a los acuerdos de extradición, esta dependencia del Gobierno Federal puso a disposición de la Procuraduría General de la República a Joaquín Guzmán Loera, y a través de la misma, el Gobierno de la República el día de hoy entregó al Señor Guzmán Loera a las autoridades los Estados Unidos de América”, agrega el texto.

Extraditan a EU a 'El Chapo' Guzmán

Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera fue extraditado esta tarde a Estados Unidos luego de que perdiera los amparos que había presentado para impedirlo.

El Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal en la Ciudad de México confirmó negar los amparos 302/2016 y 306/2016 al presunto líder del Cártel de Sinaloa contra la orden de extradición dictada por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Los Magistrados del Tribunal ratificaron la negativa que había dictado en octubre pasado Jesús Chávez Hernández, Juez Décimo Tercero de Distrito en la materia.

La extradición se da un día antes de que Donald Trump asuma la Presidencia en Estados Unidos, país donde Guzmán es reclamado por las cortes federales del Distrito Sur de California, en San Diego, y del Distrito Oeste de Texas, en la Ciudad del Paso.

Los delitos que le imputan son narcotráfico, asociación delictuosa, lavado de dinero y homicidio, aunque por este último cargo, Estados Unidos se comprometió con México a no aplicarle la pena de muerte en caso de ser hallado culpable.

El Consejo de la Judicatura Federal dijo esta tarde que el Tribunal Colegiado rechazó amparar a Guzmán porque las órdenes de traslado de la Cancillería "se emitieron conforme a las disposiciones del Tratado de Extradición Internacional celebrado entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América".

Apenas ayer, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) informó que desechó la petición de los defensores del capo para atraer los amparos contra el proceso de la extradición.

Reforma
Excélsior
Abel Barajas
Ciudad de México
Jueves 19 de enero de 2017.


Movimiento del narcotraficante obedeció a obras en el penal donde estaba, dijeron autoridades.

Las autoridades mexicanas trasladaron este sábado al narcotraficante desde el penal del Altiplano en el Estado de México, a otra cárcel de máxima seguridad en Ciudad Juárez, en la frontera con EE.UU.

La Secretaría de Gobernación informó que el traslado de Guzmán Loera al Cefereso de Ciudad Juárez, Chihuahua, fue a causa de distintas obras que se realizan en el penal del Altiplano, para reforzar la seguridad del inmueble.

“El traslado del interno se dio en razón de distintas obras que se realizan en el Cefereso número 1 para reforzar la seguridad del penal”, indicó Gobernación a través de un comunicado

Añadió que el traslado se realizó en pleno apego a los derechos humanos de Guzmán Loera.
 
Además, agregó, el traslado fue oportunamente comunicado a los distintos jueces de amparo y en materia de procesos penales federales, para la continuación debida de las causas penales y juicios de amparo correspondiente.

El movimiento de Guzmán a otra prisión desató rumores sobre su posible extradición al vecino país.

"Se lo llevaron a Ciudad Juárez de madrugada", había afirmado a la agencia Efe una fuente oficial. "No podemos confirmar si es para extraditarlo o para otra situación, aunque es más fuerte el rumor de que es para extraditarlo. Es fuerte el rumor de que hay un dispositivo

El capo, que fue capturado en enero pasado y estaba recluido en el penal de máxima seguridad de El Altiplano a 90 km de la capital, llegó en la madrugada al aeropuerto de Ciudad Juárez, fuertemente vigilado por unos 150 policías federales que llegaron poco antes en tres aviones de la Comisión Nacional de Seguridad.

El "Chapo" fue trasladado en un helicóptero de la terminal aérea al Centro Federal de Readaptación Social No 9, ubicado en el sur de Ciudad Juárez. Aunque está cárcel no está clasificada entre las prisiones de máxima seguridad de México, tiene un área destinada a reos de alta peligrosidad y es "una de las más seguras", indicó la fuente.

De acuerdo con reportes de la prensa mexicana, el penal de Ciudad Juárez se encuentra resguardado por militares, mientras que el camino que conduce a la cárcel también es fuertemente vigilado.

El exlíder del cártel de Sinaloa protagonizó en julio de 2015 una espectacular fuga de la cárcel de El Altiplano, de donde huyó por un túnel de 1,5 km que él mismo mandó construir desde la regadera de su celda hacia el exterior de la cárcel.

Uno de los abogados del narcotraficante, Juan Pablo Badillo, dijo que el equipo de defensores tampoco sabía los motivos del cambio de reclusorio. "Son decisiones del Gobierno", dijo telefónicamente. "Al parecer esta madrugada se hizo esta operación. Es lo único que sabemos", añadió.

EFE, AFP y REUTERS
EL UNIVERSAL
Ciudad de México
Sábado 7 de mayo de 2016.

La actriz Kate del Castillo finalmente dio una entrevista en donde habla sobre su relación con el narcotraficante Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán. Aseguró que los señalamientos que se le han hecho en torno a este nexo son una "cacería de brujas".

Kate confesó que cuando la procuradora General de la República, Arely Gómez, dijo en conferencia de prensa que se investigaban los lazos de Guzmán Loera con actrices y productores de cine, "me quería morir". (Lea: la conversación completa entre Kate del Castillo y el Chapo)

La noche de este jueves, del Castillo tuiteó el link de la pieza periodística en su cuenta certificada de Twitter. La entrevista fue para el semanario estadounidense ‘The New Yorker’ y fue escrita por el periodista Robert Draper.

La pieza está acompañada de una fotografía en la que aparecen ella, el ‘Chapo’ y Sean Penn, quien publicó una entrevista con Guzmán Loera para la revista Rolling Stone.

Kate narra en el diálogo que no decidía que el líder del cártel de Sinaloa quería "una gran película y que yo la protagonizara". En la entrevista incluso se transcriben cartas que Guzmán Loera habría enviado a Del Castillo tras el famoso tuit que ella escribió en donde afirmó que creía más en él que en los políticos.

"Paisana... hablaste por mí", le escribió Joaquín Guzmán, y según la narración, los abogados que inicialmente la contactaron le dijeron que la intención del ‘Chapo’ fue enviarle flores, pero que no pudo encontrar su dirección de inmediato. (Lea: La novela del Chapo y Kate del Castillo, la reina de la televisión)

“Sobre los derechos (de la película) tú y mis abogados deben llegar a un acuerdo. Quiero ser claro contigo en que eres la única que decide lo que se hace”, se replica en la entrevista.

El ‘Chapo’ incluso contó a la actriz que la navidad de 2014 cenó pavo y Coca cola, y para año nuevo cerdo y el mismo refresco.

También narra cómo se dio el contacto entre ella y Penn, y que fue el norteamericano quien quiso reunirse con Guzmán Loera, una vez que el capo se fugó de la cárcel del Altiplano en 2015.

Sobre la versión de que Kate siempre supo de las intenciones de Penn de entrevistar al ‘Chapo’, la actriz afirma que son “una completa porquería”. Niega que, en su trayecto para entrevistarse con Guzmán Loera, Penn y ella hayan pasado por un retén militar, como lo cuenta el actor en su texto de Rolling Stone.

Detalla que le regaló al jefe del cártel de Sinaloa una botella de su tequila Honor, una novela que ella escribió, un libro de Jaime Sabines y dos DVDs de cintas de ella y de Penn.

Draper relata que su encuentro con Del Castillo ocurrió el mes pasado en la casa de ella en Los Ángeles. Kate lo recibió con dos vasos de tequila Honor, marca de la que es socia.

Según la narración del entrevistador, Kate lucía un pequeño arete de oro en la oreja derecha con la leyenda “Fuck”, "joder" en español.

El texto sugiere que Del Castillo mantiene la intención de seguir adelante con el proyecto de una película sobre Guzmán Loera y que sigue teniendo la anuencia del narcotraficante.

El Universal / GDA
Los Ángeles, Cal. EU
Viernes 11 de marzo de 2016.


"La fuga de mi papá fue un acuerdo", afirmó Rosa Isela, quien dijo que su padre ha financiado las campañas de importantes políticos.


El poderoso narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán entró dos veces a Estados Unidos de forma clandestina para visitar a familiares cuando estaba prófugo, dijo su hija Rosa Isela Guzmán Ortiz en una entrevista con el diario británico The Guardian.

El líder del cartel de Sinaloa había regalado una casa a su hija en California y "poco después vino a ver la casa, su casa, vino dos veces", aseguró Rosa Isela sin especificar la fecha de esas visitas ni cómo logró el escurridizo capo ingresar a Estados Unidos.

"Le pregunté lo mismo, créeme", bromeó su hija, una empresaria de 39 años afincada en California.

"El Chapo" Guzmán fue recapturado el pasado 8 de enero en Sinaloa (norte) y ahora se encuentra recluido en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, de donde se fugó de forma espectacular en julio pasado a través de un túnel kilométrico cavado debajo de su celda que dejó en ridículo al gobierno de Enrique Peña Nieto.

"La fuga de mi papá fue un acuerdo", afirmó Rosa Isela, quien en la entrevista dijo además que su padre ha financiado las campañas de importantes políticos que, a cambio, le protegían.

"Todo lo que sé es que mi padre le dijo a su abogado que diera algunos cheques para campañas (políticas) y pidió que a cambio se le respetara", manifestó la hija del narcotraficante adelantando que la familia está deliberando si hace públicos esos cheques con los nombres de los supuestos políticos que aceptaron su ayuda.

Antes de su captura en febrero de 2014, el capo había estado prófugo 13 años después de haberse fugado de una cárcel de máxima seguridad de Jalisco (oeste) supuestamente escondido en un cubo de la ropa sucia.

"Desesperado" por no poder dormir ante las fuertes medidas de vigilancia en El Altiplano, Guzmán pidió esta semana a su defensa agilizar su extradición a Estados Unidos, algo que había tratado de evitar antes.

La defensa de Guzmán ha asegurado que el capo estaría dispuesto a declararse culpable en Estados Unidos a cambio de negociar una pena "relativamente razonable" y de ser llevado a una cárcel de mediana seguridad.

El Chapo financió elección de políticos mexicanos y entró 2 veces secretamente a EEUU: The Guardian

Rosa Isela Guzmán Ortiz, hija mayor de Joaquín Guzmán Loera, acusó a varios políticos mexicanos de aceptar donaciones del capo cuando contendían por un cargo y dijo que, a cambio, ellos se hicieron de la vista gorda para que pudiera escapar de prisión.

El narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, financió la elección de varios políticos mexicanos y entró dos veces secretamente a Estados Unidos para visitar a sus familiares. Así lo declaró Rosa Isela Guzmán Ortiz, su hija mayor a José Luis Montenegro en una entrevista para el diario británico “The Guardian”.

En una entrevista exclusiva con el rotativo inglés, Guzmán Ortiz reveló que el año pasado, poco después de sostener una charla con el actor y activista estadunidense Sean Penn, su padre escapó de una persecución con ayuda de funcionarios mexicanos corruptos y evadió los controles fronterizos de Estados Unidos para introducirse subrepticiamente en California, pese a ser uno de los fugitivos más buscados del mundo.

También acusó a varios políticos mexicanos de aceptar donaciones del capo cuando contendían por un cargo y dijo que, a cambio, ellos se hicieron de la vista gorda para que pudiera escapar de prisión.

“Mi papá no es un criminal. El gobierno es el culpable”, afirmó.

Las declaraciones de Guzmán Ortiz, de 39 años, fueron en una serie de entrevistas con el periódico “The Guardian”. La joven dijo que consultó previamente con su padre, quien ahora busca su extradición a Estados Unidos.

Guzmán fue recapturado en enero pasado, tras siete meses de fuga, y enviado de regreso a la prisión de máxima seguridad de “El Altiplano”, en el Estado de México, de donde se escapó en julio de 2015 por un túnel.

En la entrevista, Guzmán Ortiz indicó que el capo había planeado pasar las riendas del Cártel de Sinaloa a su medio hermano, Iván Archivaldo, pero fue traicionado por su socio, Ismael “El Mayo” Zambada y por el gobierno mexicano que, dijo ella, rompió un acuerdo para proteger a su padre.

Es la primera vez que la hija del líder del Cártel de Sinaloa habla con un medio.

En la entrevista, Guzmán Ortiz, aseguró que su padre cruzó la frontera con Estados Unidos en 2015 para visitar a sus familiares y ver la casa de cinco recámaras y un enorme jardín que compró para ella y sus cuatro hijos.

Sin embargo, no especificó cómo cruzó hacia el lado estadunidense.

Guzmán Ortiz señaló que su padre compró protección oficial al más alto nivel, enviando a sus representantes a encontrarse con encumbrados políticos o sus personeros.

“El Chapo” obtuvo notoriedad internacional con sus espectaculares escapes de penales de máxima seguridad: en 2001, según se dijo, salió del de Puente Grande, cerca de Guadalajara, escondido en un carro de lavandería; y en 2015 abandonó el del Altiplano sobre una motocicleta modificada que lo trasladó a través de un túnel de kilómetro y medio.

Esta segunda fuga fue considerada en general como una bofetada especialmente humillante para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. Pero, de acuerdo con su hija, funcionarios de muy alto nivel ya habían dado luz verde para la fuga.

“La fuga de mi papá fue un acuerdo”, afirmó.

Por lo menos 34 personas han sido acusadas de ayudar al Chapo a escapar, incluyendo al que era el director del Altiplano y a quien fuera cabeza del sistema de prisiones federales de México.

Guzmán Ortiz quien tiene la ciudadanía estadunidense opera una cadena de pequeños negocios en California y habla fluidamente el inglés. Ella se compara con los narcojuniors, pero asegura que todo el dinero que recibió de su padre estaba limpio.

“Mis negocios son el resultado de mis propios esfuerzos”, sostuvo.

AFP
The Guardian
Noticias MVS
Los Ángeles Cal. EU
Viernes 04 de marzo de 2016.

Raymundo Riva Palacio   

El horizonte legal de la actriz Kate del Castillo está pintado de negro. A diferencia del actor Sean Penn, a quien llevó a ver a Joaquín El Chapo Guzmán a su escondite en la Sierra de Durango para hablar de una película y entrevistarlo, el Gobierno de Estados Unidos –de acuerdo con lo que han transmitido a Los Pinos- está dispuesto a quitarle la ciudadanía y entregarla a la justicia mexicana. Si se le encontrara culpable de los delitos por los que se le investiga, de todas las celebridades de Hollywood en la licuadora judicial del entramado financiero de Guzmán y el Cártel del Pacífico, ella sería la pieza desechable. Paradójicamente, ella puede cambiar su destino.
 
El Gobierno mexicano, a través de la Unidad de Inteligencia Financiera, el SAT y la PGR, están armando el enjambre financiero de Guzmán, que según los investigadores, es muy amplio y complejo. Dentro de toda esa telaraña se encuentra la pista de la actriz, que tiene tres empresas, Royal Makeup, Kate del Castillo Productions y Tequila Honor, que están siendo puestas de cabeza por especialistas de la Secretaría de Hacienda y el Departamento del Tesoro. El propósito es construir el mapa de transferencias de dinero de esas empresas a individuos y otras compañías con recursos que se presume eran del Cártel del Pacífico.
 
La idea de la película de El Chapo producida por el Cártel del Pacífico para exaltar la imagen del criminal y fustigar al Gobierno fue descubierta por un trabajo de contrainteligencia del CISEN. En el momento que se supo del plan, dijeron funcionarios federales, se buscó establecer los vínculos que les aportara más información. De esa manera se llegó a la conductora Yolanda Andrade, agregaron, por el hecho circunstancial de que su padre era compadre de Guzmán. Pero las investigaciones sobre ella mostraron que no había existido ningún contacto con él o sus abogados.
 
La investigación dio resultados en 2014, cuando detectaron una llamada entre los abogados de Guzmán y la señora Del Castillo, a partir de lo cual se fue desenvolviendo la trama más interesante de lo que iba a ser la película de El Chapo. En esas llamadas, de acuerdo con la información de inteligencia –que aún no forma parte de la indagatoria en la PGR-, las llamadas intervenidas ese año condujeron a pagos y comisiones de las empresas de la actriz a nueve holdings y varias personas de la industria del entretenimiento en México y Estados Unidos, que están bajo sospecha por la presunción de que esas operaciones fueron realizadas por miembros del Cártel del Pacífico.
 
Desde el primer momento se involucró al Gobierno de Estados Unidos, en lo que comenzó como una operación binacional, que se ha vuelto multinacional. Desde 2014 la PGR trabaja esta línea de investigación con el FBI, la DEA, el SAT y el Departamento del Tesoro, dijeron funcionarios federales. El FBI también intervino los teléfonos de la señora Del Castillo en Estados Unidos, en donde surgió un abogado en Nueva York, cuyas conversaciones llevaron a la presunción de que la actriz también podría estar involucrada en el lavado de dinero del Cártel del Pacífico en ese país. Estas investigaciones aún no se integran a la indagatoria en México, donde sin embargo hay al menos tres empresarios que están señalados como probables testigos de elementos constitutivos de delito, que aún no han sido llamados a declarar en la PGR.
 
La investigación sobre la señora Del Castillo continúa ampliándose, con lo que su desenlace legal está lleno de incertidumbres. El lavado de dinero es uno de los delitos más difíciles de probar, y la experiencia mexicana en ese campo ha sido desfavorable para las autoridades. La PGR citó a declarar a la actriz en Estados Unidos, pero al ser ciudadana estadounidense desde septiembre de 2015, tiene la doble nacionalidad y es altamente probable que el Departamento de Justicia no permita que los ministerios públicos federales mexicanos hablen con ella. Tiene que presentarse a declarar, porque la citaron en calidad de testigo, pero sería ante un fiscal en la Corte Federal de Miami, donde el Gobierno de Estados Unidos decidió radicar el caso. La PGR, de cualquier forma, podría formular preguntas previamente.
 
Iniciar el proceso en contra de la señora Del Castillo en Estados Unidos es más riesgoso para ella. Según explicaron funcionarios mexicanos, cuando menos hay dos delitos por los cuales podrían procesarla. Uno es el de conspiración, donde no necesita haber cometido un crimen, pero basta que supiera de un plan e intentara romper la ley. El otro es por haber ayudado a narcotraficantes internacionales, que se encuentra vigilada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros el Tesoro.
Pero al mismo tiempo, la fortaleza de un caso contra ella en Estados Unidos, le da, paradójicamente, más posibilidades de evitar la cárcel. La ley le permitiría llegar a un acuerdo con el Departamento de Justicia para que a cambio que declarara contra los involucrados, le otorgaran inmunidad. Esto, en caso de que hubiera pruebas sólidas de un acto criminal o que decidiera colaborar con los fiscales unilateralmente. El costo sería el final de su carrera, posiblemente una nueva identidad, y cortar con todo lo que ha sido y la rodea hasta ahora, volteando a ver siempre para atrás sobre su hombro, porque su cabeza tendría precio.  Ningún camino es fácil para ella.

Eje Central
Estrictamente Personal
Raymundo Riva Palacio
twitter: @rivapa
www.ejecentral.com.mx
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Lunes 25 de enero de 2016.

"Un reportero relata lo que vivió en Los Mochis, Sinaloa, un día después de la captura de Joaquín Guzmán Loera, el "Chapo”."

Desde Sinaloa, enfrentando el silencio que impera en los lugares del narco"

La carretera que lleva hacia Los Mochis desde Culiacán, la capital del estado de Sinaloa, es una línea recta de 190 kilómetros. Las montañas, lejos. Algunos ríos. La niebla del amanecer flota, ya de retirada como un telón que se levanta.

Frío, de ese de cielo azul.

En El Trébol, la entrada a Los Mochis, justo donde se acaba la autopista, cientos de hombres esperan para ganarse la jornada. Esperan a que un intermediario del tomate (Sinaloa, con el dos por ciento de la población de México, produce el 30 por ciento de los alimentos del país) los suba en esos autobuses amarillos que ya no les sirven a las escuelas de Estados Unidos y les pague por ir a cortar verdura, rompiéndose la espalda todo el día por unos 15 dólares.

Ismael Pimental, de 50 años, es uno de esos comerciantes de tomate. Botas de punta. Camisa de cuadros. Gorra de una empresa de tractores. Cinturón de hebilla grande. Su mirada indica que se ofrece a romper el silencio que impera en Sinaloa, ese clásico que enfrenta el reportero en los lugares del narco.

Invita a uno de los corrillos, en los que se habla de lo sucedido. El diario local se llama “El Debate de Los Mochis” y su portada de hoy es el Chapo Guzmán, detenido ayer a pocos metros de aquí. Los hombres examinan la portada, fijándose en la expresión del Chapo, fría, y repiten un mantra. “Le vale madre”, dicen. Y lo repiten. “Le vale madre”. “Le vale madre”. “Le vale madre”.

Lo miran como si les devolviera la mirada.

“Hoy toca comentar la jugada, como si fuera un partido de fútbol. A ver cuánto va a tardar en volver. Ya estará preparando la fuga. Alguien lo vendió”. Los demás asienten. Pierden el miedo, ríen, bromean. “El Señor es bueno”, dicen. "El Señor es el mayor narcotraficante del mundo.

Pimental gana confianza. Ha tenido un mal día y de repente se ofrece como guía por un rato. Se detiene en un cruce, llama a una mujer que vende diarios y chicles. ¿En qué casa fue?”, pregunta.   “¿En la de allí?”, dice Pimental mientras señala a la derecha. “¿O en la de aquí?” (Señala a la izquierda). “Por aquí andaban él y el Cholo”, dice la mujer refiriéndose al otro hombre detenido ayer junto al Chapo. “Aquí se les quiere”.

El más audaz ha sido el gobernador de Sinaloa, Mario López. Decide inaugurar un jardín botánico a unas cuantas cuadras de donde ha sido detenido, apenas 24 horas antes, uno de los hombres más buscados del mundo. Cuando alguien le pregunta si la segunda detención en un año y medio del Chapo en su estado le mueve a alguna reflexión, la escena es la siguiente.

“En cincuenta años que vivo en Sinaloa nunca escuché un rumor, un señalamiento, de que estuviera por aquí. Ni de visita esporádica”. (En octubre las autoridades mexicanas confirmaron que habían estado a punto de capturarlo a un par de horas de aquí).

Se dirige a un periodista local por su nombre: “Juan, ¿tú cuánto tiempo llevas aquí? “31 años”, responde, tímido el reportero. “Y, tú, que eres periodista, que a veces sabes más que nosotros, ¿alguna vez escuchaste un rumor sobre el Chapo aquí?”.

El periodista no sabe hacia dónde mirar. Se ríe, incómodo. No responde. El gobernador continúa con su soliloquio: “Esto demuestra que en Sinaloa no se daban las condiciones para que se sintiera seguro…”.

La versión corta dice que habían comprado una casa hace tiempo en un barrio de clase media alta a un pastor mormón, que la repararon hasta convertirla en un cubo de cemento rodeada por árboles, que el Chapo llegó a última hora del miércoles, que alguien dio el aviso, que la Marina les cayó. Que escapó, como es costumbre, por un drenaje fluvial conectado con la casa a través de un túnel —el Señor de las Cloacas, podría ser su segundo sobrenombre—, que robó un auto. Que lo detuvo la Policía Federal, que lo llevaron a un motel de carretera, de parejas furtivas, en lo que llegaba la Marina. Que le sacó unas fotos y se lo llevó.

Y se fue sin pagar la tarifa del Hotel Doux, unos treinta dólares. Como si en vez de ser el lugar de un amor breve e intenso la habitación 51 hubiera sido el lugar del adiós, de un final.

Pimental tiene prisa. Lo del hotel tiene gracia, dice. Pero tiene que vender tomates.

Para terminar el tour saca un CD pirata de la guantera de la camioneta. Música banda. El grupo: Alta Consigna. La canción: “El reo 3578”, el número de preso del Chapo en el penal de máxima seguridad de El Altiplano, escrita hace año y medio, cuando ingresó en el penal. La pone a tope. Distorsiona. Ventanillas abajo. Todo el mundo lo mira. Maneja lento y canta, riendo.

“Lo querían humillar esos tipos de la Marina, pero el “Chapito” dio su cara ese día, alzó firme su mirada, la gente no lo creía. Dejó escuela y un legado, pero veremos pa cuando volverá, de nuevo al trono, para seguir con su mando, una leyenda viviente, este cuento no ha acabado, aunque digan que todo lo que empieza tiene un final…”

“Le vale madre”.

The New York Times
Por Alberto Arce
Ciudad de México
Viernes 15 de enero de 2016.

 Raymundo Riva Palacio 

La fuga de Joaquín El Chapo Guzmán de la prisión del Altiplano fue una burla al gobierno que se convirtió en una vergüenza nacional. Pero nadie resintió la incompetencia del Cisen y la Policía Federal que lo vigilaban en la cárcel, como la Marina. Almirantes y comandantes de las unidades de élite, dicen quienes hablaron con ellos, transpiraban fuego. Capturarlo les había llevado siete años de investigación en coordinación con las agencias de inteligencia de Estados Unidos, cuya puerta se abrió cuando su esposa Emma Coronel dio a luz en un hospital de Los Ángeles en 2011, y la DEA interceptó su teléfono y escuchó pacientemente hasta que en enero de 2014 Guzmán cometió un error de seguridad que los puso sobre su pista.

La DEA y la Marina comenzaron a preparar el operativo de recaptura, que se tuvo que adelantar porque desde la Comisión Nacional de Seguridad se le 'filtraron' a Reforma fotografías de la señora Guzmán en Cancún –publicadas el 19 de enero de ese año–, que fue interpretado como señal al Chapo que estaban muy cerca de él. La Marina, con el apoyo de la DEA, la CIA y la Oficina de Alguaciles de Estados Unidos, lo detuvo a finales de febrero. Cuando se volvió a fugar, se encargó al responsable de las unidades de élite que lo había capturado en Mazatlán, encabezar la cacería. El Comandante Águila, como conocen al almirante, salió de sus oficinas en la ciudad de México y se mudó a Sinaloa. Lo acompañaron siete capitanes, lo mejor con lo que cuenta el Estado mexicano.

La razón por la cual viajaron a Sinaloa pocos días después de la fuga fue porque los agentes ministeriales de la PGR lograron reconstruir rápidamente el mapa de la fuga y encontraron que tan pronto como se escapó, el Chapo había regresado a su territorio, en la sierra de Durango. A partir del 5 de octubre comenzó la operación en Tamazula y Cosalá, las zonas más agrestes de la sierra de Durango. “Estuvimos a cinco minutos de atraparlo”, dijo una fuente federal sobre la operación en Tamazula. Estuvieron más cerca, en realidad, de matarlo, pero al haber salido junto con su cocinera y sus dos hijas, la orden fue no disparar.

A partir de ahí, los comandos de la Marina comenzaron a perseguirlo en la sierra mientras que con la creciente información de las intercepciones telefónicas fueron aislando sus apoyos en Culiacán, descubriendo casas de seguridad y encontrando otros refugios en distintas ciudades. “Lo tenemos cercado”, dijo una fuente federal a principio de diciembre. Pero aunque había la certidumbre de volverse a topar con él, dudaban si en la sierra podrían atraparlo con vida. Los comandos de la Marina no tenían posibilidad de hacer un operativo sorpresa para capturarlo.

La única forma de tomarlo desprevenido era por aire, pero como sucedió en Tamazula y Cosalá, habría enfrentamientos. Por tierra era imposible. Para poder perseguirlo así habría que ir caminando o en mulas. En diciembre, de acuerdo con fuentes federales, se tomó una decisión que modificó la estrategia: relajarían la persecución en la sierra para abrirle espacios y que pudiera dirigirse a las ciudades. Los comandos de la Marina contaban con el respaldo de la DEA en las comunicaciones, que sumaban a las intercepciones del Cisen, así como con miembros del bloque de búsqueda veteranos de la lucha contra los cárteles de Medellín y Cali, que por petición del presidente Enrique Peña Nieto había enviado el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Los comandos de la Marina catearon las casas de la esposa, los hermanos y los cuñados de Guzmán en Culiacán, de donde iban recogiendo información que les dio direcciones de posibles refugios de Guzmán. Eso es lo que sucedió con la casa en Los Mochis, vigilada días antes que llegara El Chapo, aparentemente muy pocas horas antes de que comenzara la operación la madrugada del viernes pasado. Fuentes federales admiten que cuando comenzó esa operación no tenían la certeza de que estuviera ahí Guzmán, aunque por la capacidad de fuego con la que fueron recibidos sospechaban fuertemente que así fuera.

Los comandos de la Marina fueron replegando a los escoltas del Chapo, a quien sin embargo le dieron tiempo para escabullirse de la casa en un Ford Focus que se quedó sin gasolina. Guzmán sólo iba con su jefe de escoltas Orso Iván Gastélum, quien cuando eso sucedió, bajó a una señora de un Jetta para seguir huyendo. La señora, que no sabía quiénes eran, reportó inmediatamente el robo, con lo cual, como sucede cuando hay operativos de esa naturaleza, alertó a todas las corporaciones. La Policía Federal, que participaba en la seguridad perimetral de la operación, encontró rápidamente el Jetta y lo interceptó. El Chapo, dijeron fuentes federales, no opuso resistencia y se entregó, obligando a Gastélum a hacer lo mismo. Los policías federales los llevaron al hotel Doux en la carretera hacia Navojoa –que no es territorio del Cártel del Pacífico– para establecer un perímetro de seguridad en espera de los refuerzos.

El Chapo pudo haberse escapado una vez más, pero no corrió con suerte. En Los Mochis sí fueron tomados por sorpresa. La estrategia de los comandos de élite de la Marina funcionó. El secretario de la Marina, Vidal Soberón, no dudó que en cuanto recibió información del operativo, se lo comunicó directamente al presidente. Una vez más, la medalla era para ellos.

Eje Central
Raymundo Riva Palacio
Ciudad de México
Twitter: @rivapa
Jueves 14 de enero de 2015.

Sean Penn entrevistó a 'El Chapo' en octubre para la revista 'Rolling Stone'

Penn fue monitoreado y se le permitió llegar hasta la guarida del 'Chapo' desde su salida de Los Ángeles por parte de los servicios de inteligencia mexicanos y quizá de Estados Unidos. Así lo confirmaron ayer a EL MUNDO altas fuentes del Gobierno que dieron a conocer hasta ahora otros detalles no públicos de la operación.

A la pregunta de si el famoso actor norteamericano fue espiado también por los servicios de inteligencia estadounidenses o mexicanos en Estados Unidos, la respuesta de las altas estancias del Ejecutivo mexicano fue: "Preferimos no contestar".

Según esta versión dada por las mismas fuentes, al actor y la actriz mexicana Kate del Castillo, cicerone del encuentro con 'El Chapo', se les permitió que tuvieran su ansiado encuentro y que llevaran así a los servicios de inteligencia hasta el escondite del narco.

Eso explicaría, dicen ellos, el hecho que cuenta Penn en su artículo de que en un control del Ejército se les abre camino, lo que el actor atribuye a que los soldados trabajan para el narco. Las estancias gubernamentales no aclararon si hubo seguimiento por GPS o se les practicaron escuchas a los actores en territorio mexicano.

Tras el encuentro vino aquel famoso primer ataque en el rancho de Pueblo Nuevo y en el que 'El Chapo' salió herido en un brazo y la cara. Según el Ejecutivo escapó de un helicóptero en el que un soldado le tenía encañonado porque usó como parapeto a una niña pequeña, la hija de la cocinera. "La levantó y colocó como escudo y el soldado decidió no disparar", dicen.

La cocinera es una de las dos mujeres detenidas en la operación del día 9 y explicaría el hallazgo de algo de ropa infantil que se encontraba en la casa (aunque no hay ningún informe de que en el momento del asalto hubiera menores en la vivienda).En todo caso, la calificada como obsesión del narco por la actriz mexicana, recientemente también nacionalizada estadounidense, acabó siendo la perdición del hombre más buscado del planeta.

"El narco salió de su guarida de la sierra y bajó a la casi costera ciudad de Los Mochis para encontrarse de nuevo con su amada Kate del Castillo", explicaron. Antes se hicieron diversas y múltiples acciones en la Sierra por parte del Ejército para ir reduciendo caminos, controlando zonas y que El Chapo sintiera la presión de tener que salir que fuera factible el encuentro.

La relación entre toda la trama, actores y narco, se consiguió gracias al abogado, al que ya se investigaba por delitos propios y al que con diversas escuchas se le descubrió el contacto con los artistas, el plan de hacer la película y su intermediación para el ansiado encuentro. "El trabajo hecho por su letrado nos ha sido de una enorme valía", reconocen en el Ejecutivo. Además, el propio narco había registrado ya la marca 'Chapo' hace unos años para hacer un libro o película, por lo que esa línea de investigación estaba abierta desde el principio y acabó dando frutos.

Las fuentes confirman también que una llamada fue clave para desatar la operación. Según esta versión, interceptaron dos llamadas desde la casa: una en la que hablaban de que llegaba el jefe y que había que pedir la comida china que le gusta y otra para hacer el pedido. Eso es lo que hizo que se confirmara la presencia del 'Chapo' en la casa y detonó la operación. La comida china seguía el pasado lunes sobre unas de las encimeras de la cocina de la casa.

¿Consecuencias penales?

Sobre el posible enjuiciamiento de ambos, Penn y Del Castillo, la versión del Gobierno es que "se investigan acciones, no personas. Luego, si las acciones tienen responsabilidad penal actuaremos en consecuencia. En este momento se está evaluando". En este sentido, el portavoz del Gobierno, Eduardo Sánchez, dijo que "lamentamos que haya cualquier acto de colaboración de cualquier ciudadano con el crimen organizado. Estos delincuentes han violado mujeres, asesinado niños, torturado hombres y mujeres, les gusta mantener encuentros sexuales con menores...

Lamentamos que un ciudadano mexicano teniendo información de dónde está un criminal no la comparta", en clara referencia a Kate del Castillo, que parece podría ser enjuiciada si hay resquicio legal.

Por último, el Ejecutivo afirma que la cárcel del Altiplano, de la que se fugó 'El Chapo' en julio y donde ha vuelto a ser encerrado, ha sufrido severos cambios. "Las cámaras de vigilancia se han multiplicado ya por cuatro y en breve lo serán por diez.

'El Chapo' es controlado las 24 horas por dos hombres de la más alta inteligencia y de absoluta fiabilidad. Se le cambia de celda aleatoriamente, ya en tres noches se le ha movido ocho veces, y sin que haya un patrón fijo. No ha tenido hasta ahora visitas, que se le reducirán, y el penal ha sufrido una importante quita de presos para que haya menos visitantes y las medidas de seguridad sean más contundentes".

El País
Ciudad de México
Martes 12 de enero de 2016.

Personal de ‘inteligencia’ siguió los pasos de la actriz desde agosto de ese año

Desde agosto de 2014, cuando Joaquín “El Chapo” Guzmán ordenó a sus abogados establecer la primera comunicación con la actriz Kate del Castillo para que lo asesorara en la filmación de una película autobiográfica y la escritura de un libro, personal de inteligencia comenzó a seguir paso a paso todos los contactos y negociaciones que ambos sostenían.

Informes de inteligencia que forman parte de la investigación sobre la fuga de Guzmán Loera detallan cuatro reuniones que Del Castillo Negrete sostuvo con los abogados del sinaloense, así como el uso de avionetas privadas para trasladar al actor estadounidense Sean Penn y a la actriz mexicana al municipio de Cosalá, Sinaloa, en la zona serrana del llamado Triángulo Dorado.

El primer contacto de Kate del Castillo con el capo se hizo a través del abogado Andrés Granados Flores, el cual tramitó dos amparos en contra de la extradición del líder del Cártel de Sinaloa. Era octubre de 2014.

En esa fecha, la protagonista de “La Reina del Sur” inició las comunicaciones con el narcotraficante originario de Badiraguato, Sinaloa, quien llevaba para entonces ocho meses preso en el penal federal El Altiplano.

Desde el principio Kate del Castillo le dijo que estaba dispuesta a colaborar con “El Chapo” Guzmán en lo que le fuera solicitado. El narcotraficante respondió que estaba muy interesado en que la actriz participara en un filme sobre su vida. Las cartas iban y venían a través del equipo legal del criminal, que en octubre de 2014 contaba con 11 procesos penales abiertos en México.

La primera cita directa entre Kate del Castillo y el abogado Andrés Granados ocurrió el 16 de junio de 2015 en el exclusivo restaurante San Ángel Inn, ubicado en las calles de Altavista y Diego Rivera, al sur de la ciudad de México. Las fotos del encuentro muestran que la actriz vestía una blusa negra y falda blanca, mientras que el litigante llevaba traje negro.

Las conversaciones de ese día sirvieron para especificar los términos del contrato para el pago de derechos y regalías de la película autobiográfica de Guzmán Loera, según el reporte. Por órdenes del capo, la actriz fue nombrada “jefa” y coordinadora del proyecto fílmico, pero las negociaciones apenas comenzaban. El seguimiento de inteligencia permitió documentar una segunda reunión entre ambas partes. El abogado Granados Flores viajó a Guadalajara, Jalisco, el 25 de septiembre de 2015. Ese mismo día Kate del Castillo arribó a la capital tapatía en el vuelo 783 de Aeroméxico, procedente de Los Ángeles, California.

Después se trasladó al Hotel NH Collection Crystal Providencia que se ubica en la calle de Sao Paulo, colonia Providencia de Guadalajara. Esa misma noche Del Castillo Negrete cenó con los abogados de Guzmán Loera.

Asistieron Granados Flores y Óscar Manuel Gómez Núñez, quien está detenido, así como otras personas involucradas en la producción de la película. El único tema del encuentro fueron los detalles para la realización del filme autobiográfico.

Entrada la noche ambos penalistas se retiraron del lugar, pero regresaron al hotel de la actriz a la mañana siguiente para entregarle un teléfono de características especiales. El aparato serviría para que la también empresaria de una marca de tequila hablara con Joaquín Guzmán de manera directa. Eran las llamadas previas a su encuentro personal.

Kate del Castillo regresó a Los Ángeles, pero volvió a Guadalajara el 2 de octubre de 2015 para sostener una nueva reunión con los abogados del criminal, pero esta vez acompañada por el actor Sean Penn.

Ambos arribaron a México a bordo de un avión Hawker 900XP, un modelo de jet privado que tiene capacidad para ocho pasajeros, el cual tiene un costo superior a los 3 mil dólares por hora de vuelo en compañías de aerotaxis.

Kate del Castillo, Sean Penn y otros de sus acompañantes se dirigieron al hotel Villa Ganz, donde los esperaba Andrés Granados. Una vez que arribaron al lugar se registraron, dejaron su equipaje y se retiraron.

De inmediato, abordaron dos camionetas para trasladarse, desde Guadalajara hacia el complejo turístico Paraíso del Sol, que se encuentra en Tepic, Nayarit, el cual cuenta con una pista aérea, conocida como Pacama, para abordar dos avionetas privadas, una de color blanco y otra de color amarillo.

Esas aeronaves volaron hacia el llamado “Triángulo Dorado” para el encuentro del capo con sus biógrafos de Hollywood. Las imágenes del encuentro son propiedad exclusiva de Kate del Castillo Productions, derechos reservados, que la propia actriz se ha encargado de difundir.

La reunión no solamente permitió a los protagonistas de esta historia conocerse de forma personal. Se convirtió en una valiosa información de inteligencia que permitió a las fuerzas especiales de la Marina localizar un refugio de “El Chapo” en Cosalá, Sinaloa, municipio colindante con Pueblo Nuevo, Durango.

Cuatro días después, el 6 de octubre de 2015, se llevó cabo un operativo para capturar al narcotraficante. Apenas escapó arrojándose a un acantilado; sin embargo, cayeron seis de sus escoltas. El cerco se iba estrechando.

El Universal
Ciudad de México
Lunes 11 de enero de 2016.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter