Los precios del petróleo subían este jueves, debido al aumento de la tensión entre Irán y Estados Unidos, que eclipsó por un momento las dificultades vinculadas al nuevo coronavirus que hundieron al mercado esta semana.

Alrededor de las 13H40 GMT, el barril de WTI cotizado en Nueva York para la entrega en junio ganó 25,33% en comparación con el cierre del día anterior, a 17,27 dólares.

Por su parte, el barril de Brent del Mar del Norte ganó 8,37% a 22,05 dólares.

"El precio del petróleo vuelve a subir el jueves", explica Craig Erlam, analista de Oanda. Pero a estos niveles de precios, "la variación porcentual puede ser engañosa", advierte.

Los precios del oro negro siguen siendo bajos, por el colapso de la demanda debido a las restricciones decididas en todo el planeta para combatir la pandemia de covid-19.

Además, los analistas de Rystad Energy actualizaron el jueves sus previsiones de la demanda anual de petróleo y prevén ahora una disminución del 10,4% para 2020, es decir 10,3 millones de barriles por día (mbd) menos que los 99,5 mbd consumidos en promedio durante el año 2019.

Añaden también que los meses de abril y mayo serán los más afectados, con reducciones respectivas del 26,7% y 19,5%.

Para apoyar los precios, una de las opciones es "alimentar las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, lo que haga temer sobre el abastecimiento en bruto", estima Ipek Ozkardeskaya, de Swissquote Bank. "Eso es lo que Donald Trump está haciendo ahora", agregó.

El miércoles, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que había dado la orden de atacar y destruir cualquier embarcación iraní que se acerque de manera peligrosa a barcos estadounidenses en la zona del Golfo Pérsico.

AFP
Nueva York, EU
Jueves 23 de abril de 2020.


Irán lanza una serie de cohetes a una base aérea Al Asad, de Estados Unidos en Irak

Una serie de cohetes han sido disparados la noche de este martes contra la base aérea de Ain Al Asad, en el oeste de Irak, donde están desplegas tropas estadounidenses, de acuerdo con fuentes gubernamentales de Estados Unidos citadas por las agencias Reuters y AFP.

El ataque ocurre después de que grupos armados proiraníes en Irak prometieron unir fuerzas para responder al ataque realizado por un dron estadounidense el viernes pasado en Bagdad, que mató al influyente general iraní Qasem Soleimani y el jefe militar iraquí Abú Mahdi al Muhandis.

El Gobierno de Irán ha iniciado la operación Mártir Soleimani y se ha atribuido el ataque, según Bloomberg, que cita a la televisión estatal del país asiático. Teherán ha amenazado con "respuestas aún más devastadoras" en caso de un nuevo ataque de Washington. Los primeros informes dan cuenta de que fueron más de una docena de proyectiles los que impactaron la base, que se encuentra a poco más de 200 kilómetros de Bagdad, de acuerdo con el Pentágono.

En Irak hay al menos 6.000 soldados estadounidenses y es el quinto país de Oriente Próximo con más tropas solo detrás de Afganistán, Catar, Kuwait y Bahréin. Tras la escalada de tensiones en los últimos días, el Pentágono anunció que enviará 3.500 tropas a la región para apuntalar los puestos estadounidenses. La Casa Blanca ha anunciado que el presidente, Donald Trump, ya ha sido "informado" del ataque y analiza la situación con su Gabinete de Seguridad. "Estamos al tanto de los informes sobre los ataques contra los puestos militares estadounidenses en Irak", ha dicho Stephanie Grisham, portavoz del Gobierno estadounidense.

Irán ataca con misiles dos bases aéreas estadounidenses en Irak

El Pentágono confirma que Teherán lanzó más de una docena de proyectiles a dos instalaciones en al-Assad e Irbil.

El Pentágono confirmó este martes que Irán lanzó más de una docena de misiles balísticos a fuerzas militares y de coalición estadounidenses en Irak.

"Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y apuntaron al menos a dos bases militares iraquíes que albergan al personal militar y de coalición estadounidense en al-Assad e Irbil", dijo Jonathan Hoffman, asistente del Secretario de Defensa para Asuntos Públicos, en un comunicado.

"Estamos trabajando en evaluaciones iniciales de daños de batalla", agregó.

Las bases, dijo, han estado en alerta máxima "debido a las indicaciones de que el régimen iraní planeaba atacar nuestras fuerzas e intereses en la región".

"A medida que evaluamos la situación y nuestra respuesta, tomaremos todas las medidas necesarias para proteger y defender al personal, socios y aliados de Estados Unidos en la región", dijo el Pentágono.

De acuerdo con una fuente citada por la cadena CNN, al menos 13 cohetes alcanzaron la base de al-Assad. Según la fuente, estos cohetes fueron disparados desde un alcance de aproximadamente 10 kilómetros.

Una fuente de seguridad de Irak informó a CNN que hay víctimas iraquíes en la base aérea de al-Assad. No aclaró si se trata de heridos o muertos, así como el número de víctimas.

La ciudad de Al-Baghdadi está a unos 12 km al norte de la base aérea de al-Asad. La base aérea de Al-Asad está a unos 200 km al oeste de Bagdad.

Por su parte, Irán asumió la responsabilidad por el ataque cuando la televisión estatal informó sobre el lanzamiento de los misiles.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, IRGC, dice que “ha golpeado la base aérea estadounidense de Ain al-Asad en Iraq con decenas de misiles”, decía un texto en pantalla de Press TV. Irán amenazó con "más respuestas devastadoras" en caso de cualquier reacción estadounidense", de acuerdo con la cadena iraní de información en inglés.

De acuerdo con la televisión iraní, el ataque es la respuesta de Teherán al asesinato del comandante Qasem Soleimani, quien murió en un ataque estadounidense con drones en Irak el viernes pasado.

El principal negociador nuclear de Irán, Saeed Jalili, quien también es político y representante del Líder Supremo, tuitéo una imagen de la bandera iraní después de los reportes del ataque.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump fue informado sobre los informes de ataques con cohetes en una base aérea donde las tropas estadounidenses se encuentran en Irak, dijo su portavoz.

"Estamos al tanto de los informes de ataques contra instalaciones estadounidenses en Irak. El presidente ha sido informado y está monitoreando la situación de cerca y consultando con su equipo de seguridad nacional", dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham.

El Secretario de Estado Mike Pompeo y el Secretario de Defensa Mark Esper llegaron poco después a la Casa Blanca. El vicepresidente Mike Pence ha estado en contacto con líderes del Congreso, dijo su portavoz.

El ataque se produjo después de que las facciones proiraníes en Irak prometieron unir fuerzas para "responder" al ataque con un dron estadounidense que el viernes provocó la muerte del influyente general iraní Qasem Soleimani.

En ese mismo ataque estadounidense murió también el general iraquí Abu Mahdi al-Muhandis, alto dirigente de la milicia proiraní Hashed al Shaabi.

AFP/CNN
Reuters
Expansión
Bagdad, Irak
Martes 7 de enero de 2020.


El comportamiento de los precios del barril de crudo dependerá de la respuesta iraní ante las agresiones, indican expertos; el impacto en el costo de las gasolinas no sería inmediato


Ciudad de México.- La posibilidad de una guerra derivada del conflicto entre Estados Unidos e Irán ya tuvo consecuencias de sangre y en la geopolítica, pero aún falta ver qué dimensiones tendrá en lo económico, con base en la producción del crudo.

El bombardeo de EU registrado el jueves pasado en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Bagdad, en el cual murió el general iraní Qasem Soleimani, ya tuvo un efecto inmediato en los precios del barril de petróleo en los mercados internacionales, ya que ayer cerraron con un aumento significativo.

México y su economía no están al margen de lo que sucede en Oriente Medio. Ayer, el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) registró un aumento 3.9% en un solo día. De acuerdo con Pemex, el crudo nacional se comercializó en 58.88 dólares por barril, casi 2.21 dólares más por cada uno, en comparación a los 56.67 dólares que logró al cierre del jueves pasado.

Arturo Carranza, experto del sector petróleo y de energía, aseguró que el comportamiento de los precios del petróleo dependerá de la respuesta de Irán ante los ataques de Estados Unidos.

Indicó que el incremento de los precios del crudo sí tendría un impacto en los precios de las gasolinas, aunque este efecto no se materializaría de forma inmediata.

Para este año, la Ley de Ingresos prevé una producción de petróleo crudo de un millón 951 mil barriles diarios, y pronostica en 49 dólares el precio por barril.

Petróleo al alza por ataques

El conflicto entre Estados Unidos e Irán, y la posibilidad de una guerra entre ambas naciones, han tenido un efecto inmediato en los precios de petróleo en los mercados internacionales, pues ayer cerraron con un aumento significativo.

Ante esta situación el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) registró, en solo un día, un aumento de 3.9%.

De acuerdo Petróleos Mexicanos (Pemex), el crudo nacional se comercializó en 58.88 dólares por barril, casi 2.21 dólares más por cada barril en comparación a los 56.67 dólares que logró al cierre del jueves pasado.

Ante esta situación, Arturo Carranza, experto del sector petróleo y de energía, aseguró que el comportamiento de los precios del petróleo dependerá de la respuesta de Irán ante las amenazas de Estados Unidos.

Solo “si el país árabe toma medidas radicales es posible que la incertidumbre lleve al Brent a un nivel de 80 dls. por barril”, dijo.

Por ello, consideró que es poco probable que los incrementos continúen, toda vez que existe una sobreoferta de crudo que hasta ahora mantiene garantizado el abasto a los mercados internacionales.

No obstante, aunque la volatilidad de los precios dependerá en gran medida de las decisiones que tome Irán, el analista considera poco probable que se ataque a la infraestructura petrolera estratégica, pues esto podría tener mayores costos para el mencionado país.

En la medida en que se espera que el alza de los precios del petróleo sea pasajera, el impacto para México es menor. En todo caso, si la incertidumbre aumenta y los precios mantienen su tendencia al alza, las finanzas públicas podrían verse beneficiadas por las exportaciones del petróleo mexicano”, aunque en una menor medida debido, en comparación a años pasados, pues ahora se depende un poco menos de los ingresos petroleros.

Es importante mencionar que México cuenta con coberturas que le permiten reducir la exposición al riesgo, que impactos como este, tienen en las finanzas públicas. “Estos eventos son una oportunidad para reflexionar sobre la necesidad de dejar de depender de los ingresos petroleros para financiar el gasto público.”

Carranza reconoció que el incremento de los precios del crudo sí tendrían un impacto en los precios de las gasolinas, aunque este efecto no se materializaría de forma inmediata.

En el caso del crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) se comercializó en un promedio de 63.03 dólares por barril, lo que significó un aumento de 3.02% o 1.85 dólares más por cada bidón, en comparación a los 61.18 del jueves pasado.

Excélsior
Nayeli González
Ciudad de México
Sábado 4 de de enero de 2020.


 Miles de soldados estadounidenses serán desplegados en Medio Oriente luego de que Estados Unidos mató este viernes al cerebro de las operaciones militares de Irán, el general Qasem Soleimani, por cuya muerte Teherán prometió "venganza".

El presidente Donald Trump dijo que el general Soleimani había sido "eliminado" cuando estaba a punto de atacar intereses estadounidenses, pero que no buscaba con ello iniciar una guerra ni derrocar el gobierno iraní.

"Soleimani estaba planeando ataques inminentes y siniestros a diplomáticos estadounidenses y personal militar, pero lo descubrimos en el acto y lo liquidamos", dijo Trump en una declaración televisada en Florida.

Si bien se refirió al cerebro de las operaciones militares iraníes -muerto en un ataque aéreo de Estados Unidos el viernes por la mañana en Bagdad- como un "enfermo", Trump intentó reducir las tensiones con Teherán insistiendo que no buscaba iniciar una guerra.

"Tengo un respeto profundo por el pueblo iraní", dijo el presidente desde su residencia en Mar-a-Lago, en la costa este de Florida, donde está de vacaciones. "No buscamos un cambio de régimen".

Pero Irán reaccionó con fuerza a la pérdida de quien tal vez haya sido el segundo líder más poderoso del país.

Como el jefe de la fuerza Al Quds, encargada de las operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución iraníes, Soleimani era una poderosa figura nacional y el cerebro de la amplia y sofisticada participación de su país en las luchas de poder regionales.

El líder supremo de esa república islámica, el ayatolá Ali Jamenei, prometió una "severa venganza" y nombró rápidamente a un sustituto al frente de Al Quds, el brigadier general Esmail Qaani.

También falleció Mehdi al Muhandis, número dos de las Fuerzas de Movilización Popular o Hashd al Shaabi, una coalición de paramilitares mayoritariamente proiraníes integrados en el Estado iraquí.

- Más tropas en Medio Oriente -

Soleimani ha sido considerado por mucho tiempo un peligroso enemigo para Estados Unidos. La gota que rebasó el vaso fue el ataque el martes de una turba proiraní contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad.

Los manifestantes consiguieron quemar parte de las instalaciones y los diplomáticos quedaron sitiados.

La orden de matar a Soleimani partió del presidente Donald Trump después de este ataque, informó el Pentágono.

Trump dijo que Soleimani debería haber sido eliminado "hace muchos años".

Pero sus predecesores evitaron siempre esta acción por considerar que sería demasiado provocadora para Irán, un país que por décadas ha protagonizado tensas confrontaciones con Estados Unidos y su aliado en la región, Israel.

Para Trump, que hace campaña por la reelección argumentando que su interés es sacar al país de las guerras que heredó de gobiernos anteriores, esta situación es de alto riesgo.

Luego retirar tropas estadounidenses de las zonas de conflicto, la muerte de Soleimani ha propiciado un nuevo envío de tropas a Medio Oriente.

Irak, atrapado en el pulso despiadado entre Washington y Teherán en su territorio, expresó el temor de que se produzca una "guerra devastadora" en su territorio.

El Ministro de Exteriores de Irán, Javad Zarif, dijo que el ataque aéreo estadounidense era una "escalada extremadamente peligrosa e imprudente" y Jamenei declaró tres días de duelo.

En el fuego cruzado está Irak, en cuyo suelo ocurrió el ataque.

El primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi, calificó el ataque como una "flagrante violación" de su acuerdo de seguridad con Estados Unidos, advertencia que podría "desencadenar una guerra devastadora en Irak".

Dos prominentes figuras paramilitares de Irak, Qais al Khazali y Moqtada Sadr, llamaron a sus combatientes a "estar listos".

Y en Líbano, el líder del movimiento chiita Hezbolá, apoyado por Teherán, Hasan Nasralá, advirtió que habría "castigo para estos criminales asesinos".
- "Escalada imprudente" -

Pero había celebraciones en la plaza Tahrir de Bagdad, epicentro de tres meses de protestas contra la corrupción del gobierno y la influencia de Irán en el país.

De su lado, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, felicitó a Trump "por actuar con rapidez, fuerza y decisión", mientras el estado judío se prepara para posibles represalias en su territorio.

- "Operación de decapitación" -

Expertos en la materia consideraron que el ataque -que disparó los precios del petróleo- era una patada al tablero en las relaciones entre Irán y Estados Unidos.

"Trump cambió las reglas, él quería eliminar a Soleimani", dijo Ramzy Mardini, un investigador del Instituto por la Paz de Estados Unidos.

Pero la reacción de Teherán puede no ser inmediata o convencional, según expertos. Irán podría atacar bases estadounidenses en Irak o buques cisterna en el Golfo, o bien a aliados como Israel.

"Los iraníes siempre han practicado el arte de las represalias calibradas para servir a sus intereses, que es la supervivencia del régimen", dijo Suzanne Maloney, de la Institución Brookings, en Washington.

"Históricamente, Irán ha absorbido golpes y contratiempos sin sucumbir a la tentación de responder precipitadamente. El país sabe muy bien cómo cultivar su resentimiento y esperar el momento adecuado", añadió.

Las relaciones entre Estados Unidos e Irán se deterioraron notoriamente desde que Washington abandonó en 2018 un acuerdo nuclear histórico que había alcanzado con Teherán y volvió a imponer sanciones a la república islámica.

AFP
Bagdas, Irán
Viernes 03 de enero de 2020.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter