El sistema electoral mexicano debe privilegiar los intereses de la sociedad por encima de los partidos políticos, incluso de políticos y gobernantes. Sólo así se atenderán las perspectivas de cambio que el país requiere para hacer frente a los retos del siglo XXI, aseguró el Rector Alfonso Esparza Ortiz.

Al inaugurar el Seminario internacional “Cien años del sistema electoral mexicano: continuidad y cambio”, en el Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (ICGDE), al cual acudieron prestigiados investigadores como Dieter Nohlen, Doctor Honoris Causa por la BUAP, y María Marván Laborde, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, el Rector de la BUAP aseveró: “Sin duda, anteponer los intereses de la sociedad a los de gobernantes y políticos, es una política de calidad que debe llevarse a cabo con transparencia, eficacia y como un ejercicio de rendición de cuentas”.

En ese espacio académico, Esparza Ortiz reconoció los avances en la formulación de reformas electorales para modificar los sistemas de representación política, hacer más competitivo al sistema y generar condiciones más equitativas para los participantes en los diferentes comicios. Lo anterior, precisó, permitió pasar de un régimen hegemónico a uno pluripartidista, para facilitar la alternancia en el poder, así como fortalecer la vida política y democrática del país.

En su mensaje, Clicerio Coello Garcés, presidente de la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), señaló la necesidad de reflexionar sobre la evolución del sistema electoral, analizar sus aciertos y enfocar perspectivas de cambio.

A 100 años de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, dijo, se han realizado reformas que responden a necesidades actuales como la autonomía del Instituto Nacional Electoral y la creación del Sistema Nacional Anticorrupción. Por lo tanto, se trata de una constitución de vanguardia, con actualizaciones permanentes que acompañan el desarrollo de partidos y la formación democrática. No obstante, falta por avanzar en la consolidación de un marco constitucional adecuado.

Durante dos días, 7 y 8 de febrero, el Seminario internacional “Cien años del sistema electoral mexicano: continuidad y cambio” reunirá a destacados especialistas, quienes reflexionarán en torno a temas como “Reformas al sistema electoral mexicano y al sistema de partidos”, “Los derechos políticos como derechos humanos”, “Comunicación política y elecciones”, “Elecciones nacionales y subnacionales, en perspectiva comparada” e “Integridad y justicia electoral”.

Puebl@Media
Puebla, México
Martes 7 de febrero de 2017.

El gobierno debe revalorar al ciudadano, a partir de logros de la democracia, como la transparencia, consideran.

Tras señalar que existe un desencanto de la sociedad con relación a las obras y programas de gobierno y la incertidumbre es el principal elemento de desconfianza hacia las instituciones, José Ojeda Bustamante, académico del Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (ICGDE) de la BUAP, consideró que el gobierno debe revalorar al ciudadano, a partir de logros de la democracia, como la transparencia.

Al hablar sobre el ejercicio democrático en el refacultamiento ciudadano a través de la transparencia, durante el XXXVIII Congreso Internacional de Americanística, opinó que la poca credibilidad que tienen los gobiernos se debe a la falta de valor público que éstos otorgan a la población, situación que se ve reflejada, por ejemplo, en los resultados poco favorables de los programas sociales.

En el Salón de Proyecciones del Edificio Carolino, precisó que la transparencia es un elemento que permite a la sociedad empoderarse, a partir de su ejercicio diario. Es decir, brinda la posibilidad de generar mejores condiciones de competitividad económica para la implementación de negocios, así como para acceder a información relevante, con respecto a la política, educación y salud, entre otros rubros.

Por su parte, Orlando Espinosa Santiago, investigador del ICGDE, dio a conocer que otro aspecto que genera desconfianza es que el sistema de partidos políticos permanece distante de la población.

“A pesar de que en nuestro país se han hecho reformas y ajustes en el sistema político, los partidos mantienen estructuras internas cerradas que los alejan de la influencia ciudadana y por ello los grupos sociales emergentes, con dinámicas de mucha participación directa, han encontrado pocos espacios de interacción”, planteó.

En su opinión, los partidos no pueden crecer políticamente si sólo acuden con los sectores sociales en la coyuntura electoral y olvidan su trabajo de intermediación social.

A su vez, José Alejandro Guillén Reyes, académico de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, dio a conocer que la participación ciudadana en el proceso electoral para gobernador de Puebla tuvo una caída importante este año, de 45.76 por ciento, en comparación con las elecciones del 2010, cuando se registraron los niveles más altos, 57.29 por ciento.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 10 de noviembre de 2016.

Los Derechos Humanos son el pilar de la convivencia pacífica, dice el rector de la BUAP

Los derechos humanos son el pilar de la convivencia pacífica y no puede haber desarrollo sin éstos, aseguró el Rector Alfonso Esparza Ortiz al inaugurar la Cátedra Corte Interamericana de Derechos Humanos-BUAP, realizada entre la Institución -a través del Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (ICGDE)- y este órgano judicial de la Organización de los Estados Americanos.

El rector de la BUAP afirmó que para lograr el reconocimiento de los derechos humanos se necesitan herramientas jurídicas y autoridades competentes y eficientes que los apliquen; de ahí la relevancia de formar nuevas generaciones que valoren los derechos propios y los de los demás. En este esfuerzo, dijo, la Institución reitera su compromiso de generar conocimiento y formar capital humano que contribuya a alcanzar tales propósitos.

“La realización de esta cátedra apunta hacia esos objetivos. Estamos convencidos de que toda actividad que abone al respeto de los derechos humanos, contribuye también al progreso de la población, pues no hay nada que defina mejor a una sociedad moderna, que el reconocimiento de las prerrogativas de los individuos, el cumplimiento de la ley y el acatamiento del Estado de Derecho”, precisó.

Al tomar la palabra, el magistrado Salvador Mondragón Reyes, director General del Instituto de la Judicatura Federal, enfatizó que la realización de esta actividad además de fortalecer el Estado de Derecho, permitirá construir una cultura de protección de los derechos humanos y trasladarla a todos los ámbitos.

Juan Antonio López Jiménez, director general adjunto para la implementación de la Reforma Constitucional de Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación federal, indicó que la impartición de esta cátedra es un esfuerzo para revisar y visibilizar el marco jurídico del país en los últimos cinco años, con la finalidad de hacerlo comprensible a la ciudadanía. “No sólo es importante que la ciudadanía conozca sus derechos, sino también los exija”.

José Antonio Meyer Rodríguez, director ICGDE, señaló que esta cátedra es resultado de cuatro años de trabajo conjunto entre cuatro instituciones, cuya finalidad es enmarcar la importancia del respeto y garantía de los derechos humanos. Por lo tanto, el objetivo de la misma es crear espacios de diálogo acerca del tema, a través de foros y seminarios de investigación. De esta manera, la cátedra tendrá una periodicidad de dos veces al año y las conferencias serán impartidas por destacados especialistas.

En la conferencia inaugural “Control de convencionalidad”, Eduardo Ferrer Mac-Gregor, miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, Costa Rica, destacó que este concepto es un instrumento fundamental para entender los derechos humanos, puesto que coadyuva a la efectividad de los mismos.

En la primera parte de su exposición, dio a conocer los antecedentes del control de convencionalidad, concepto que nació hace una década para limitar la concentración, pero el cual se remonta al Derecho Romano, a 1803 con la vigencia de la Constitución de los Estados Unidos y a 1945, al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

A partir de entonces, con esta reforma constitucional en 2011, aproximadamente 150 sentencias emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos aplican este instrumento que apunta hacia una mejor protección y garantía de los derechos humanos, con apego a las constituciones nacionales y la Convención Americana de Derechos Humanos.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 6 de octubre de 2016.

Comienza en la BUAP la Maestría en Auditoría Gubernamental, Rendición de Cuentas y Gestión Estratégica

Con el propósito de generar estrategias que permitan la actualización en la materia, así como generar valor a la sociedad a través de la mejora de la administración pública y el combate a la corrupción, en coordinación con la Auditoría Superior del Estado de Puebla, la BUAP inauguró la Maestría en Auditoría Gubernamental, Rendición de Cuentas y Gestión Estratégica, que será impartida en el Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (ICGDE).

En el Aula Virtual del Complejo Cultural Universitario, donde tuvo lugar el acto protocolario con la asistencia de los titulares de la Auditoría Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, y Auditoría Superior del Estado de Puebla, David Villanueva Lomelí, el tesorero General de la BUAP, Óscar Gilbón Rosete, expresó que el nuevo posgrado representa para la Institución una verdadera fiesta academica.

Al agradecer la participación de Juan Manuel Portal Martínez, quien impartió la primera conferencia magistral, afirmó: “Su presencia el día de hoy representa un sello de fortaleza y de mucho cobijo para nuestra Institución, lo que nos permite llevar a cabo un ejercicio conjunto para que nuestros programas académicos tengan la vigencia que están buscando los profesionales”.

Por su parte, Portal Martínez indicó que este posgrado “permitirá a sus participantes contribuir en la mejora de la administración pública de las instituciones de Puebla, con un impacto positivo a nivel nacional. Mi felicitación y reconocimiento a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, por la culminación de este gran proyecto”.

A su vez, David Villanueva Lomelí expresó su satisfacción por el inicio de la Maestría en Auditoría Gubernamental, Rendición de Cuentas y Gestión Estratégica, que marcará un precedente en las actividades de profesionalización futuras y de investigación aplicada en temas de rendición de cuentas y gestión estratégica.  Reconoció, asimismo, el interés y la colaboración de la BUAP en esta iniciativa.

“A través de este nuevo programa académico se desarrollarán capacidades técnicas y teóricas, que tengan como referencia buenas prácticas nacionales e internacionales, que promuevan la generación de resultados orientados a la sociedad”, dijo.

La Maestría en Auditoría Gubernamental, Rendición de Cuentas y Gestión Estratégica ya fue aprobada por el consejo universitario de la BUAP.  Con una duración de dos años, sus estudiantes tendrán una formación multidisciplinaria, con la cual serán capaces de resolver problemas de fiscalización, eficiencia y eficacia que enfrentan los gobiernos, al actuar como agentes de cambio y desarrollo en las instituciones.

Entre la planta docente se contará con personal de la Auditoría Superior del Estado de Puebla, lo que brindará a los estudiantes la oportunidad de tener los conocimientos más vigentes, con relación a la fiscalización superior, así como fortalecer sus competencias.

Al dirigir su mensaje a los presentes, académicos, funcionarios y estudiantes, Villanueva Lomelí manifestó que actualmente nuestro país enfrenta retos en materia de legalidad y combate a la corrupción, que demandan la participación activa de las instituciones públicas y la sociedad civil. A partir del relanzamiento del Sistema Nacional de Fiscalización, como eje central y pilar fundamental del Sistema Nacional Anticorrupción -dijo-, las entidades fiscalizadoras locales ratifican su compromiso por continuar impulsando la cultura de rendición de cuentas, que favorezca el buen gobierno.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 18 de agosto de 2015.

Puebla, Nuevo León, Coahuila y Querétaro son las entidades federativas con menor representación femenina en sus congresos locales

En materia de equidad de género, las políticas públicas en México no son suficientes para garantizar igualdad de oportunidades. Es necesario, además, articularlas con otras estrategias, opinó Martha Miranda Muñoz, académica del Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (ICGDE) de la BUAP.

Aunque reconoce avances que estimulan la participación femenina en la vida política -como el 41 constitucional que establece que el 50 por ciento de las candidaturas de los partidos políticos estén conformadas por mujeres-, consideró que son esfuerzos aislados que no comprenden la problemática. “Es necesario crear políticas públicas que reconcilien el trabajo y la vida familiar. En este sentido aún hace falta mucho camino por recorrer”, precisó.

Pese a que el artículo 41 establece el mismo número de candidatos por género, de los 128 integrantes de la LXII Legislatura del Senado de la República, sólo el 34 por ciento son mujeres (44), mientras que el resto son hombres (84). La misma situación se manifiesta en la Cámara de Diputados, donde el 37 por ciento de sus integrantes son mujeres (185 de 500).

Las entidades federativas no son la excepción. De acuerdo con datos del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género, de la Cámara de Diputados, el estado con mayor participación femenina dentro de su congreso local es Tabasco, con 42 por ciento de representación.

Este informe titulado Participación política de las mujeres 2014 señala que existen estados como Puebla, Nuevo León, Coahuila y Querétaro, en cuyos congresos locales la representación femenina no supera el 15 por ciento (14.6, 14, 12 y 8 por ciento, respectivamente). Además se menciona que existen entidades como Baja California y Quintana Roo que no cuentan con presencia de mujeres en las decisiones municipales.

Para la también coordinadora del Centro de Estudios sobre Desarrollo Estratégico del ICGDE, “no se trata sólo de proponer el mismo número de espacios. Más bien, se deben generar los mecanismos y las condiciones para que realmente se tengan las mismas oportunidades en el momento que la mujer decida trabajar”.

“Los esfuerzos de la política de equidad también deben ir de la mano de mecanismos que permitan que las familias sigan contando con el cuidado y la atención que tradicionalmente la mujer proporciona y que, por los cambios sociales y económicos, ha dejado de hacer”.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las mexicanas dedican cuatro horas diarias más al trabajo no remunerado que los hombres –por los roles tradicionales de género. Según datos del segundo trimestre de 2012, de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del 43 por ciento de las que forman parte de la Población Económicamente Activa, poco más del 90 por ciento combina sus actividades de trabajo y estudio con quehaceres domésticos.

“Las políticas de equidad de género deben articularse con las políticas para la familia, pues son problemas estructurales que van muy de la mano. Hace falta ver los resultados en el entorno. Nuestras políticas actuales están desconectadas y se requiere integrarlas desde las distintas realidades de la mujer: la madre, el ama de casa, la cuidadora de sus padres o enfermos. Debe tratarse el tema fiscal, incluso, pues muchas de las mujeres realizan estas tareas sin recibir recompensa económica, a diferencia de otros países”, señaló.

La falta de empleo no es exclusiva de las mujeres

Sin duda, las mujeres tienen una menor participación laboral que los hombres, “su trabajo mayoritariamente es de tiempo parcial”. No obstante, es interesante mencionar que la falta de empleo no es exclusivo del género, pues incluso hoy en día el sector masculino carece de espacios para su desarrollo.

El principal problema para los gobiernos actuales es la falta de empleo, un fenómeno global que ya no sólo impacta a las mujeres, también afecta a los hombres, a los jóvenes o a las personas de la tercera edad. Dada esta problemática generalizada, el informe sobre el desarrollo mundial 2013, del Banco Mundial, fue nombrado como Empleos.

“Faltan trabajos dignos, pues los pocos que hay son subempleos, del tipo precario o de aquellos que no permiten la creatividad y el desarrollo del potencial humano”, comentó la investigadora, quien ejemplificó lo anterior con el caso de la Primavera árabe: “gente con dos o tres licenciaturas y posgrados que no encuentran trabajo”.

Apuntó que “la falta de empleo era un problema tradicionalmente asociado a las mujeres, pero dadas las circunstancias actuales, pasó a ser de todos”.

La educación como instrumento para el empoderamiento femenino

Martha Miranda Muñoz, académica del ICGDE-BUAP, indicó que para generar las mismas condiciones de participación política e incidencia social entre hombres y mujeres la educación universitaria es la clave.

No obstante el gran avance en materia educativa, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), de 2013, dos terceras partes de los 875 millones de adultos analfabetas del mundo son mujeres.

Aunado a esto, y pese a que las mujeres tienen mayores tasas de titulación universitaria que los hombres (21 y 18 por ciento, respectivamente), y que concluyen sus estudios con mejores calificaciones, antes de cumplir 30 años de edad, van a estar ganando 10 por ciento menos que ellos.

Aun así, “educarse y seguir educándose es la respuesta para que muchas mujeres puedan insertarse al mundo laboral. El compromiso, la responsabilidad y la ética profesional son otros elementos importantes para el mundo de hoy, pero esto no sólo compete a las mujeres”, concluyó.

Puebl@Media/ BUAP
Ciudad de Puebla, Mx.
Martes 24 de marzo de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter