Aguinaldo y utilidades son otras carencias; casi 16 millones no tienen un contrato escrito

La población ocupada que no tiene acceso a las instituciones de salud en México ascendió a 32.6 millones en el tercer trimestre de 2017, reveló la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que realiza el Inegi.

La cifra indica que prácticamente dos de cada tres personas (62.2%) que realizan alguna actividad productiva no cuentan con esta prestación.

De acuerdo con los datos del Inegi, son más los hombres que tienen la limitante de acceder a los servicios de salud. De los 32.6 millones en esa condición, 20.4 millones son varones (62.6%) y las restantes 12.2 millones mujeres (37.4%).

“Es un dato grave, pues una de las principales prestaciones que se otorga a la población ocupada es tener acceso a alguna institución de salud.

“Esto refleja que la gran mayoría de personas que poseen una fuente de ingresos no se encuentra en el sector formal de la economía”, comentó Héctor Magaña, profesor e investigador del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México.

Si al problema de que no tienen acceso a instituciones de salud se le agrega que gran parte de la población gana menos de uno y hasta tres mínimos (61.3%), implica que parte del ingreso, de por sí bajo, lo destinen a cuestiones de salud, limitando más los recursos, añadió el también coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN).

De total de empleados que no tiene acceso a las instituciones de salud, la mitad corresponden a trabajadores por cuenta propia y empleadores, en tanto que la otra mitad corresponde a trabajadores subordinados, es decir, unos 16.2 millones de personas, que representan 45% de este segmento de la población ocupada.

Carecen de prestaciones. El reporte del Inegi detalló que millones de trabajadores subordinados y remunerados en México también laboran sin recibir algún tipo de prestación por su actividad.

De las 35.9 millones de personas que se emplearon bajo ese estatus en el tercer trimestre del año, 13.5 millones (37.6%) no reciben beneficios como aguinaldo, utilidades, vacaciones y prima vacacional, entre otro tipo de prestaciones.

El carecer de prestaciones es una agravante al calcular el beneficio real que reciben los trabajadores al prestar sus servicios. Esta falta deteriora aún más su nivel salarial haciendo que la mayor parte de sus ingresos se destinan únicamente a necesidades básicas, comentó Magaña.

Como ejemplo, expuso que una vez que las personas alcancen la edad de jubilación si no cuentan con esa prestación y no han hecho aportaciones a su Afore, difícilmente van a gozar de una calidad de vida adecuada.

Inegi también informó que 15.9 millones de trabajadores subordinados y remunerados en México laboran sin tener un contrato escrito.

Tasa de desocupación. La población desocupada en México se situó en 1.9 millones durante el tercer trimestre del año, una tasa de desempleo de 3.6% como proporción de la población económicamente activa.

Si bien el nivel de desempleo se ubica en niveles bajos, éste ha ido de la mano de una generación de empleos con baja calificación e ingreso. Según la estructura de la desocupación en el país, casi la mitad de ellos (47.5%) son personas con un nivel de estudios medio superior y superior.

“Todo indica que los empleos que se generan no requieren de alta capacidad técnica y por ello también se observa que su retribución es baja, que podría ir de uno a tres salarios mínimos que es donde se ha concentrado la mayor cantidad de empleos generados”, explicó el investigador del Tecnológico de Monterrey.

La precarización de empleo también es resultado de que los niveles de la economía informal siguen siendo elevados, a pesar de los esfuerzos que se han hecho por mejorar la ocupación en el sector formal del país.

En el tercer trimestre de 2017, todas las modalidades de empleo informal sumaron 30 millones de personas, para un alza de 0.4% respecto a igual periodo de 2016 y representó 57.2% de la población ocupada.

A detalle, 14 millones conformaron la ocupación en el sector informal; 7.5 millones son del ámbito de empresas, gobierno e instituciones; 6.3 millones al agropecuario y 2.2 millones al servicio doméstico remunerado.

El Universal
Rubén Migueles
Ciudad de México
Miércoles 15 noviembre 2017.


INEGI presente en el Librofest Metropolitano 2017, enseñó a los estudiantes a utilizar la ENVIPE 2016 durante el taller estadística de delitos y victimización, de donde resulta que el año pasado se cometieron 465 millones de delitos en el país

Ciudad de México. - Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública 2016, salió a relucir que la cifra negra de delitos en México se mantiene en 93.7% y sólo se denunciaron 29.3 millones de delitos. Es decir, que extraoficialmente se habrían cometido el año pasado poco más de 465 millones de delitos.

Así lo pudieron ver los asistentes al taller Estadística de Delitos y Victimización que ofreció el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el Librofest Metropolitano 2017, donde a partir de la ENVIPE 2016 se revisaron diversos aspectos de la seguridad en México.

Entre ellos que el Estado de México se mantiene como la entidad donde se cometen más delitos y que el robo en transporte público y calle, la extorsión y el robo de vehículos, tienen la mayor incidencia a nivel nacional.

"Muchos de estos delitos no se denuncian y esto tiene que ver con el trato de la autoridad; si revisamos nuestras estadísticas, el 33% de las víctimas no denuncian porque lo consideran una pérdida de tiempo, normalizan el crimen o le restan importancia; el 16.6% sienten desconfianza ante la autoridad, temen las extorsionen o enfrentarse con trámites largos y engorrosos", explicó Beatriz Hernández Ortiz, responsable de la biblioteca Gilberto Loyo, Centro de Información del INEGI.

La funcionaria precisó que sólo se denuncia el 10.5% de los delitos que se cometen y de estos el 59.6% llegan a carpeta de investigación ante el Ministerio Público y de ellos, en el 45.9% de los casos no pasó nada o no se resolvió la denuncia.

La tallerista del INEGI, explicó que el ENVIPE es una encuesta que INEGI realiza anualmente para captar la percepción de la ciudadanía respecto a la seguridad y siendo un tema de interés nacional, esta encuesta se seguirá realizando por tiempo indefinido. Consideró también que esta herramienta puede ser de utilidad tanto para los tomadores de decisiones como para las instituciones a fin de mejorar su actuar.

Según el ENVIPE 2016, el 59.1% de los encuestados considera que la inseguridad es el mayor problema del país y con el tiempo han modificado sus actividades cotidianas, evitando salir de noche, cargar dinero, portar joyas o impedir a sus hijos salir solos a la calle.

"Nosotros como INEGI sólo nos limitamos a mostrar a las autoridades, a las escuelas y a los usuarios como usar estas herramientas, las políticas públicas y las decisiones las toman ellos", resumió la exponente tras precisar que además del censo nacional y las encuestas de seguridad, INEGI concentra información de población y vivienda, censos económicos y de gobierno, así como registro de la actividad ejidal, agropecuaria, pesquera y forestal.

Puebl@Media
Ciudad de México
Viernes 2 de junio de 2017.


Datos de la Cuenta Satélite 2014 hecha por INEGI muestran que la cultura aportó 450 mil 683 mdp, y creció 1.9% respecto a 2013

Durante 2014, la actividad cultural mexicana contribuyó con 450 mil 683 millones de pesos a la economía del país, es decir, representó un aporte del 2.8% al Producto Interno Bruto e implicó un crecimiento de 1.9% respecto a 2013, según los resultados de la Cuenta Satélite de Cultura de 2014.

Dicha medición que ofrece una radiografía de los aportes de la cultura a partir de indicadores económicos, muestra que desde 2009, la tendencia de crecimiento de la actividad cultural ha sido positiva e impacta de mayor manera al PIB nacional, y que ahora con este 2.8% de participación, está por arriba de agricultura y abajo del autotransporte de carga general.

Ese 2.8% sitúa a México por debajo de Estados Unidos, con 4.3%; Australia, con 4.0%; Canadá, con 3.1% y Finlandia, con 3.0%; y por arriba de España, que aporta 2.5%.

Entre los resultados de la Cuenta Satélite impulsada por la Secretaría de Cultura y elaborada por el INEGI, está el crecimiento en puestos de trabajo ocupados del sector cultural, que ascienden a un millón 25 mil 808 y equivalen a 2.4% del total del país; cifra que representan un incremento de 0.7% respecto al año anterior.

Durante la presentación de los resultados, el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, dijo que el apoyo al Sistema Nacional de Creadores ha tenido un incremento importante a través de becas y estímulos; pasaron de 160 a 238 millones de pesos; que representa 27.8% más de apoyos que en toda la administración pasada. El funcionario dijo que eso significa que los recursos han ido directamente al estímulo, a la creación, más que a las unidades administrativas.

Otro dato es que la Red Nacional de Bibliotecas, que se compone de 7 mil 400 espacios, brindó servicios a 121 millones de usuarios durante todo el año y que junto con las 3 mil 300 Salas de lectura realizaron 2.2 millones de actividades a las que acudieron casi 50 millones de personas.

Agregó que otro de los rubros con mayor crecimiento respecto a 2013 se dio en los museos y zonas arqueológicas que durante los últimos tres años y siete meses de la actual administración han sido visitadas por 119 millones de personas, lo que representa 44.2% más de los visitantes en el mismo periodo de la pasada gestión.

Tovar y de Teresa también destacó los 90 millones de usuarios que consumen cultura a través de Internet. Además, afirmó que la Secretaría de Cultura ha incrementado su apoyo en 254 festivales, lo que significa 58% más recursos que los que destinó la administración pasada.

El secretario dijo que la actual gestión otorgó recursos a 580 largometrajes y a 167 mediometrajes, lo que representa un incremento de 135% y 70%, respectivamente, comparado con los primeros cuatro años de la administración anterior.

La Cuenta permite estructurar la información sobre la participación de la cultura en la economía nacional y definir políticas culturales.

El Universal
Yanet Aguilar Sosa
Ciudad de México
Miércoles 6 de julio de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter