Ganan suspensión del proyecto Barrio Smart en Cholula, Puebla; resolución llega después de daños parciales ocasionados a la plaza por el alcalde de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano

Pobladores de Santa María Tonantzintla, municipio de San Andrés Cholula, obtuvieron una suspensión provisional dentro del juicio de amparo que han emprendido en contra del proyecto Barrio Smart, que pretende modificar la plaza principal y que ha sido calificado por expertos como un intento de gentrificación de esta comunidad indígena.

Juan Carlos Flores Solís lamentó que la suspensión se haya obtenido ya cuando las obras llevan 20% de avance y en ese lapso se destruyeran un reloj, un puente, el empedrado y parte de la plaza.

Las obras que ya se tienen en marcha dentro de este proyecto son parquímetros, una zona gourmet, casetas de cobro, entre otras, que modificaron el paisaje tradicional de esta plaza ubicada frente al templo de Santa María Tonantzintla, construido entre los siglos XVI y XVIII, considerado una joya del barroco mexicano.

De acuerdo con el alcalde de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano, las obras prevén una inversión de 10 millones de pesos por parte del ayuntamiento.

La propuesta de Barrio Smart proviene de las Smart Cities que surge en Europa y que consideran la incorporación de tecnología para mejorar el entorno y la calidad de vida de los habitantes.

En el municipio de Atlixco, donde antiguamente se encontraba la estación del ferrocarril, el gobernador panista Antonio Gali Fayad ya inauguró el primer Barrio Smart de México, el cual incluye cámaras de seguridad, internet libre, una ciclopista, sensores de velocidad para autos, casetas de cobro de servicios y alumbrado alimentado con energía solar.

Los proyectos poblanos de Barrio Smart se anunciaron en el marco de la firma del Acuerdo Smart Cities por Gali Fayad; la curadora de Smart City Expo, Pilar Conesa; el exalcalde de Medellín Anibal Gaviria, y Edgar Mora, alcalde de Curridabat en Costa Rica.

Sin embargo, el proyecto original prevé que las obras se realicen en conjunto con los pobladores, cosa que no ha ocurrido en Tonantzintla, donde se han interpuesto cuatro juicios de amparo por parte de los pobladores que expresan el rechazo a la modificación y modernización de su paisaje cultural y estilo de vida.

Flores Solís consideró que jurídicamente es viable obtener la suspensión definitiva del proyecto, luego de que no se tomó en cuenta que la localidad de Tonantzintla es habitada principalmente por población indígena, lo que obligaba a una consulta previa a instrumentar este proyecto.

El antropólogo Julio Glockner calificó a este tipo de obras como una “reedición” más de las ideas decimonónicas de los liberales de los siglos XIX y XX, que simulaban su desprecio por la cultura propia en nombre del desarrollo y el progreso.

“Hay un persistente afán en los funcionarios públicos de los ayuntamientos por desindianizarse, por deshacerse de todo aquello que pueda remitir a lo indígena, a la cultura local, a lo pueblerino, pues todo ello se considera como una degradación, como sinónimo de atraso, de ignorancia y atavismos ancestrales, cuando lo que se desea es “mejorar”, “avanzar” y “progresar””, escribió el antropólogo al analizar el plan del Barrio Smart en Tonantzintla.

Un ejemplo de esto, indica, es la reubicación que este proyecto implica de los tradicionales puestos donde se venden tlacoyos, quesadillas y chocolate batido, que de siempre se habían instalado en la placita, para instalar un área “gourmet”.

Igual, la antropóloga Anamaría Ashwell, consideró que este proyecto, como ocurre con las denominaciones de “pueblos mágicos”, busca que “sus pobladores originales se desarraiguen, acepten su “atraso”, y no conserven ni memoria de los hitos arquitectónicos o geográficos en los paisajes heredados”.

“Las Cholulas gentrificadas van pariendo así pueblos multicolor con estética Disneyworld, con todo y letreros multicolores que anuncian el nombre de la localidad para facilitar las ‘selfies’ y sin que en sus zócalos u oficinas de turismo municipal falten las fotografías de sus ‘tradiciones’ que, vaciadas de vitalidad, son compatibles con el estilo de vida acorde al nuevo urbanismo”, escribió al opinar de este proyecto.

El 6 de marzo, Eduardo Funes, representante de la Academia Nacional de Arquitectos, calificó el plan del Barrio Smart en Tonantzintla como “un atropello catastrófico”, porque ni siquiera es un proyecto que la población haya convocado y más bien han sido intereses económicos los que decidieron cómo se tiene que llevar a cabo.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) intervino hasta el 20 de febrero para dictaminar que la obra era ilegal, sin embargo, ya para cuando eso ocurrió, ya se habían derrumbado un torreón, el reloj, el puente y se había alterado todo el entorno de la placita.

Glockner dijo que adelantará una propuesta legislativa para que se contemple que los gobernantes sean obligados tomar antes de tomar posesión un curso impartido por la Secretaría de Cultura o el INAH, donde se les explique que el patrimonio es de todos los ciudadanos “y no sólo de ellos”.

Proceso
Gabriela Hernández
Cholula, Puebla, Mx.
Viernes 8 de junio de 2018.


El tren turístico Puebla-Cholula, proyecto que tuvo un costo de mil 113 millones de pesos, incumplió con sus dos primeros viajes.

El titular de la Secretaría de Infraestructura y Transportes (SIT), Diego Corona Cremean, anunció en su cuenta de Twitter que el atractivo iniciaría operaciones este 25 de enero a las 7:00 horas.

Ante el aviso gubernamental, un grupo de 15 personas llegó a la estación en el Museo de los Ferrocarriles, en la periferia del Centro Histórico de la capital poblana, para formar parte del primer viaje.

Sin embargo la estación permaneció cerrada sin que ningún funcionario o empleado informara a los poblanos en la fila.

"¿Oigan, quién nos atiende?, ¿sí van a dar el servicio o no?", preguntó uno de los asistentes.

"No sabemos", respondió un elemento de seguridad privada del tren, sin ofrecer más detalles a la gente que acudió a estrenar el atractivo del Gobierno de Rafael Moreno Valle.

Para las 7:30 horas, tres personas se impacientaron y decidieron irse debido a que pretendían llegar a su trabajo, hasta Cholula, en el tren.

"Nosotros queríamos probar el tren para ver si se hace menos tiempo a Cholula, porque en camión son 50 minutos, pero se ve que ya no abrieron, y uno viene por necesidad, no por placer", criticó uno de los que intentaron subir.

Las salidas de las 7:00 y las 8:30 horas fueron canceladas, mientras que se espera que tampoco salga la programada a las 16:50 horas, que son las previstas de lunes a viernes.

REFORMA solicitó una postura a la SIT sin que hasta ahora emita un informe con los motivos del incumplimiento del primer día de operaciones del tres turístico Puebla-Cholula.

La gente criticó al Gobierno de Moreno Valle por anunciar la apertura y dejarlos parados.

"Es una decepción, tanto dinero gastado y que no funcione o que digan que siempre no", lamentó uno de los usuarios.

Reforma
Francisco Rivas / Corresponsal
Ciudad de Puebla, México
Miércoles 25 de enero de 2017.


A falta de pruebas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) desistió de la denuncia que tenía presentada contra la arquitecta Sonia Espinosa Martínez, defensora del patrimonio industrial edificado en Puebla.

Espinosa Martínez fue una de las principales opositoras a la destrucción de la Casa del Torno para dar entrada a la construcción de una terminal del teleférico en su lugar, así como de las obras que destruyen la zona arqueológica de Cholula. Las dos obras a cargo del gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas.

Esta oposición, le valió al perito del INAH su salida del organismo federal, luego de ser notificada el pasado 25 de enero que el último día de trabajo era con el cierre del mes.

Luego de medio año de litigio, la investigadora informó que se vio obligada a la jubilación, luego de 40 años de servicio y demostrar que hubo una complicidad entre el Comité Ejecutivo de Arquitectos Conservadores del Instituto y las autoridades, en su despido.

Mi obligada salida del Centro INAH Puebla por los embates de las autoridades, dejó inconcluso un   proyecto de clasificación de material   de gran valor testimonial sobre   el patrimonio del Estado de Puebla, me preocupa el destino de estas imágenes y planos, porque son de gran valor para la defensa de los monumentos de la entidad.

Las acusaciones infundadas y poco claras de las autoridades del INAH, en complicidad con el comité Ejecutivo de Arquitectos Conservadores del INAH y algunos arquitectos y pasantes   de   la   sección   de   monumentos   históricos   del   INAH   Puebla, han   sido desmontadas.  Esto lo puedo   afirmar, a partir del desistimiento de   la demanda (mayo 2016) que de manera arbitraria el INAH interpuso en mi contra en abril de 2015. Después de algunas pláticas la institución me ofreció mi jubilación anticipada a lo proyectado por mí.

A pesar   de   mi   difícil   decisión   de   jubilarme, mi   verdad, rectitud   y   compromiso   con la
Institución ha prevalecido y por ello es que, reitero mi agradecimiento a todos aquellos, que me permitieron compartir mi interés en el patrimonio cultural y edificado de nuestro país, como   fundamento   de   nuestra   identidad   nacional   y   no   como   producto   para   la especulación inmobiliaria y los intereses económicos.

En una carta pública dirigida a esta casa editorial, Sonia Espinosa agradeció al movimiento social y a los defensores del patrimonio en Puebla el apoyo y la solidaridad, a raíz de su despido injustificado del INAH.

Mi verdad, rectitud y compromiso con la Institución ha prevalecido, y por ello mi agradecimiento a todos aquellos que me permitieron compartir mi interés en el patrimonio cultural y edificado de nuestro país, como fundamento de nuestra identidad nacional y no como producto de la especulación inmobiliaria y los intereses económicos, concluyó.

El pasado 31 de enero, la arquitecta Sonia Espinosa Martínez fue despedida de manera injustificada del Centro INAH Puebla, a pesar que estaba a un paso del trámite de su jubilación.

En febrero, la comunidad académica, intelectual y el gremio periodístico en Puebla inicio una campaña para recabar firmas, en redes sociales, a fin de exigir al secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, la reinstalación de la arquitecta en sus funciones.

El documento también fue dirigido a María Teresa Franco González Salas, directora General del INAH en el país.

En el escrito le hicieron saber que el Centro INAH Puebla decidí despedir a una de sus mejores investigadoras, por asuntos políticos, pero no tomó la misma medida con dos miembros de la Sección de Monumentos Históricos, quienes -con base en documentos obtenidos vía IFAI-, la sociedad civil comprobó que habían falsificado sus títulos profesionales.

También, los investigadores señalaron que se conoce de tiempo atrás que el Instituto interpuso una demanda al actual coordinador de dicha Sección, proceso legal que sigue vigente.

Durante su trayectoria en el INAH, la maestra Espinosa recibió reconocimiento en el campo de registro de bienes culturales inmuebles, contribuyó a documentar a lo largo de su historia laboral, las transformaciones y afectaciones de la ciudad de Puebla de forma gráfica y escrita, situación que reportó oportunamente, a las autoridades locales y central del INAH.

La Jornada de Oriente
Mónica Camacho
Cholula, Puebla, México
Jueves 30 de junio de 2016.


Arqueólogo de la Universidad de Calgary lamenta que por ocurrencias se ponga en riesgo una de las edificaciones más antiguas de Latinoamérica.

Cholula. - Tras un recorrido por los alrededores de la Gran Pirámide de Cholula, el arqueólogo Greoffrey McCafferty –de la Universidad de Calgary– y especialistas mexicanos confirmaron que las obras que realiza el gobierno de Rafael Moreno Valle han causado daños y alterado el paisaje de la zona arqueológica.

Acompañado por Sergio Suárez, especialista del Centro INAH-Puebla; los antropólogos Julio Glockner y Ana María Ashwell; los activistas Adán y Paul Xicale, así como integrantes del Movimiento Cholula Viva y Digna, el arqueólogo de origen canadiense recorrió la zona donde se construye la terminal de un tren turístico y un parque.

McCafferty pudo constatar que el gobierno de Puebla ordenó cavar un hoyo de más de cinco metros de profundidad en la misma área bajo la cual se encuentra la base de la Gran Pirámide.

El arqueólogo, quien vivió en Cholula en los años 70, lamentó que por este tipo de obras turísticas se ponga en riesgo o se destruya la pirámide, una de las edificaciones más antiguas de Latinoamérica.

Recordó que en los años 70, cuando se dedicó al estudio de esta zona arqueológica, se encontró con una pirámide “como no había dos en el mundo”, rodeada de milpas y sembradíos de flores, pero ahora –dijo– ese paisaje ha cambiado por locales comerciales y se altera aún más con la construcción de un parque y un tren turístico.

En los alrededores de la pirámide, el Movimiento Cholula Viva y Digna documentó que donde antes había campos de flores, ahora el gobierno de Puebla ha colocado placas de cemento.

A pesar de todo ello, el especialista dijo que el gobierno estatal no ha podido concretar su proyecto con los alcances y extensión que había planeado, gracias a la resistencia que han mantenido los habitantes de Cholula.

Según Greoffrey McCafferty, lo construido hasta ahora por el gobierno estatal en la zona cambia la vocación agrícola que por décadas se mantuvo en los alrededores de la pirámide como única actividad permitida y que había servido para resguardar los vestigios que hay en el subsuelo.

Consideró que hasta ahora la destrucción es sólo superficial, porque los restos arqueológicos (murales y otras edificaciones de las cuales se tiene conocimiento) siguen en la profundidad.

Y, como lo ha hecho en otras ocasiones, el especialista se pronunció porque las autoridades de México inviertan mejor en investigaciones y rescates arqueológicos, en vez de construir un parque que sólo “contamina” esta zona donde se han encontrado piezas con más de 3 mil años de antigüedad.

Proceso
Gabriela Hernández
San Andrés Cholula, Pue.
Jueves 21 de abril de 2016.

  • Son tan pobres y ramplones los argumentos del gobierno contra la postura de especialistas del INAH que una vez más acuden a la represión
  • Reconocido perito con casi 40 años de servicio fue despedido de la dependencia federal por oponerse a las atrocidades del depredador panista

 
Cholula.-El pasado 31 de enero la arquitecta Sonia Espinosa Martínez fue despedida de manera injustificada del Centro INAH Puebla, a pesar de que contaba con 39 años de servicio en el organismo federal y estaba a un paso del trámite de su jubilación.

Espinosa Martínez fue una de las principales opositoras a la destrucción de la Casa del Torno para dar entrada a la construcción de una terminal del teleférico en su lugar, así como de las obras que destruyen la zona arqueológica de Cholula.

Las dos obras están a cargo del gobierno de Rafael Moreno Valle, y fue una de las más polémicas durante su sexenio por carecer de permisos y derrumbar el patrimonio edificado.

Esta oposición le valió a la perito del INAH su salida del organismo federal, luego de ser notificada con el oficio de suspensión el pasado 25 de enero, que el último día de trabajo era con el cierre del mes.

El documento fue entregado por Pedro González del área de recursos humanos del Instituto, firmando el secretario Administrativo y el Coordinador Nacional de Recursos Humanos.

El proceso legal en contra de la arquitecta continúa abierto, el cual ha sido tachado como un procedimiento con una serie de anomalías, que violan los derechos laborales de la inculpada.

En solidaridad, académicos e investigadores se han solidarizado con la arquitecta, tras denunciar que se encuentran abrumados y agredidos por la violación a los derechos humanos que han tenido que soportar por defender el patrimonio cultural de las Cholulas.

Este es el caso de la antropóloga Anamaría Ashwell, quien reclamó que un año y dos meses recluyeron a dos ciudadanos cholultecas, Adán y Paul Xicale, por defender el patrimonio de su comunidad.

“Ahora la arquitecta Marcela Sonia Espinosa Martínez, perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia Puebla, que nunca permitió que el Instituto justifique destrucción patrimonial en Puebla y Cholula ha sido dada de baja de su trabajo”, condenó.

Dijo que su peritaje y participación en la defensa de la zona arqueológica y ceremonial de las Cholula fue valiente y apegado a la ley.

“Con ella argumentamos, como comunidad afectada en sus derechos humanos, pues la cultura es un derecho humano, que la destrucción del patrimonio de las Cholulas no solo era ilegal sino que merecía la abierta solidaridad de todos los investigadores del INAH”, recalcó.

Por esa solidaridad y por pedir respeto a la ley al gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, señaló que Sonia Espinosa sufre injusticias laborales.

Por lo que demandó respeto a su trabajo en el INAH Puebla y que cese la represión sobre todos los que continúan insistiendo que la zona arqueológica y ceremonial de las Cholulas, sus suelos sagrados, no están disponibles para negocios turísticos de políticos mercaderes que los codician.

En el Centro INAH, Sonia Espinosa no es la única investigadora que hizo público la represión laboral que padecen del delegado Francisco Ortiz Pedraza, quien calla con amenazas de despidos a los opositores a las obras del gobierno morenovallista que está por concluir.

La Jornada de Oriente
Yadira Llaven Anzures
Ciudad de Puebla, Mx.
Sábado 6 de febrero de 2016.

La UNESCO demanda la reparación de los daños causados a la Antigua Casa del Torno

Por órdenes de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), el gobierno de Puebla tendrá que comenzar con la reconstrucción de la Antigua Casa del Torno, a fin de que antes de que concluya el año presente el plano de restauración de la antigua casona y para febrero un informe puntual de los avances.

El organismo internacional emitió un documento a los tres niveles de gobierno donde puso fechas concretas para que se le informe de la rehabilitación del inmueble histórico que se considera el primer rastro de la ciudad de Puebla.

El gobierno morenovallista –responsable de su demolición– admitió que tardarán cuatro años en reconstruir la casona.

Sin embargo, para la secretaria Ejecutiva de la Fundación Manuel Toussaint, Montserrat Gali Boadella, no se trata de una reconstrucción, pues del inmueble antiguo no quedó nada.

De acuerdo con el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), “la reconstrucción de bienes patrimoniales totalmente perdidos o de sus elementos principales no constituye un acto de conservación y no es recomendable”.

En 2011 el gobierno estatal derrumbó el edificio del siglo XVII para construir en su lugar una de sus obras más polémicas del sexenio: una torre de transferencia del teleférico que recorrería inicialmente de la zona de Los Fuertes al Barrio del Artista.

A finales de ese mismo año el proyecto fue suspendido bajo el argumento de que provocaba daños en el patrimonio histórico y que carecía de los permisos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El proyecto tuvo que ser modificado en varias ocasiones, pues no contaba con los permisos del INAH y por lo tanto fue ilegal la demolición del inmueble que estaba protegido por el organismo.

A pesar de ello, el mandatario poblano no fue sujeto a ningún procedimiento tras violar la Ley Federal de Monumentos Históricos.

La Secretaría de Educación Pública federal (SEP), el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) confirmaron oficialmente que la Antigua Casa del Torno se encuentra en el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles, y entregó al Comité de Defensa del Patrimonio Histórico, Cultural y Ambiental de Puebla (CDPHCAP) la clave de registro de ese edificio.

En la Casona del Torno, ubicado en 8 Norte 414, se estableció el primer matadero de carnero en la ciudad, ya que en ese tiempo los ayuntamientos en sociedades coloniales establecían lugares específicos para el sacrificio de este animal.

La reconstrucción estará a cargo del ayuntamiento

Por su parte, el alcalde capitalino Antonio Gali Fayad declaró que una vez que lleguen los recursos del gobierno federal para la reconstrucción el edificio albergará la casa de gestión de la Unesco en Puebla, una sala de artes plásticas y se continuará con la rehabilitación de la zona.

En la “Casa de la Reflexión” de la Unesco se podrán consultar los proyectos culturales de Latinoamérica.

Gali Fayad precisó que la restauración de la casona sería hasta el próximo año debido a que se gestionarán los recursos ante la Federación.

El edil poblano aclaró que el gobierno del estado le otorgó el inmueble al municipio, por lo que ahora el ayuntamiento podrá disponer de la obra.

Sobre el tema, el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Francisco Ortiz Pedraza, se deslindó y dijo que el organismo autorizó la demolición y reconstrucción de la Casa del Torno, toda vez que sea utilizada como espacio cultural.

Sin ofrecer mayores detalles, comentó que la instancia federal autorizó al ayuntamiento de Puebla el proyecto para reconstruir el inmueble.

Además, informó que la reconstrucción del inmueble costará 17 millones de pesos, recursos erogados por el gobierno federal a través del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), que aportará 80 por ciento de los recursos. El resto los aportará la Unesco y el ayuntamiento capitalino.

Exige organismo internacional cambio de ruta del funicular

El Centro del Patrimonio Mundial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, además, solicitó al INAH que exija al gobierno estatal que cambie la ruta del teleférico para no afectar el Centro Histórico, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La información se desprende de una carta de respuesta enviada por Francisco Javier López Morales, director del Patrimonio Mundial del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes a Kishore Rao, su par del Centro del Patrimonio Mundial.

El documento fue dado a conocer por Rosalba Loreto, investigadora del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego”, de la Universidad Autónoma de Puebla.

El 24 de enero de 2013, mediante el oficio número 401.E (24) 137.2012–0316, Valeria Valero Pie, directora de Apoyo Técnico del INAH, informó que la constancia como un monumento histórico de la Casa del Torno se encuentra registrado en la clave 211140010185.

Se advierte que “el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles es un instrumento de trabajo que el Instituto Nacional de Antropología e Historia, a través de esta Coordinación Nacional, realiza y utiliza para la identificación de inmuebles con valor patrimonial y es una herramienta de soporte técnico, documental y académico”.

Además, refiere “la Catalogación de los Monumentos Históricos Inmuebles tiene como objetivo primordial conocer cualitativa y cuantitativamente el patrimonio histórico edificado de la nación, lo que constituye una etapa ineludible en el diseño de políticas que permitan lograr su protección, valorización e integración a la comunidad. El Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles no tiene valor jurídico”.

Sin avances, la denuncia ante la PGR por destrucción del inmueble

El proyecto del teleférico, valorado en unos 300 millones de pesos, se detuvo en enero de 2013 debido a que el Juzgado Cuarto de Distrito aceptó el amparo 1962/2012 que tramitó el Comité Defensor del Patrimonio Cultural Poblano y la Fundación Manuel Toussaint, en defensa de la Casa del Torno.

Tras una serie de señalamientos el teleférico cambio su ruta en infinidad de veces y ahora irá del Centro Expositor en Los Fuertes al mausoleo del general Ignacio Zaragoza. Podría comenzar a funcionar antes de que concluya 2015.

Actualmente, la Casa del Torno es una construcción abandonada, semicubierta por tablas de madera podridas que pretenden esconder su destrucción.

Además de los juicios de amparo, el representante del Centro de Promoción y Defensa de los Derecho Humanos Joel Arriaga Navarro AC, Fernando Cuéllar Muñoz, interpuso una denuncia penal el 13 de febrero de 2014 por la destrucción de la Casa del Torno.

La investigación contra los funcionarios involucrados en la demolición del inmueble –entre los que se encuentra el gobernador Rafael Moreno Valle– está abierta con el número AP153/2014/4PGR/Delegación Puebla.

Sin embargo, a casi dos años de que se inició la averiguación previa la Procuraduría General de la República no ha presentado avances, por lo cual Cuéllar Muñoz interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por omisiones y dilación de la dependencia.

La Jornada de Oriente
Ciudad de Puebla, Mx.
Miércoles 23 de diciembre de 2015.

Sin autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia, el gobierno de Rafael Moreno Valle inició la construcción de una de las dos terminales para el tren turístico Puebla-Cholula, con el derrumbe del Mercado del Ferrocarril.

En un recorrido por el lugar que fue construido durante la gestión de Blanca Alcalá Ruiz, como alcalde de Puebla, se constató que tres retroexcavadoras derrumbaron el inmueble.

El inmueble fue habilitado en 2008, y fungió como mercado hasta este fin de semana, con la participación de menos de medio millar de vendedores.

Los trabajos iniciaron desde el sábado y hoy martes ningún muro ha quedado en pie, todo el edificio fue derruido por la maquinaria.

La segunda terminal se construirá en la antigua estación del ferrocarril, en el municipio de San Pedro Cholula, sin embargo los trabajos no han comenzado por falta de los permisos del Instituto.

La autorización no ha sido liberada por el INAH, debido a que el edificio se construiría sobre el basamento de la pirámide.

Incluso, desde hace medio año se encuentran suspendidas las obras entorno al sitio arqueológico por carecer de la autorización del organismo federal, al violar la norma que decrete la protección del sitio arqueológico.

La Jornada de Oriente
Yadira Llaven Anzures
Ciudad de Puebla, Mx.
Martes 17 de noviembre de 2015.

Derrumban parte de la ex fábrica La Providencia en Cholula, una de las pioneras del desarrollo industrial en México

Cholula.- Este miércoles fue demolida una parte de la ex fábrica textil La Providencia, hoy conocida como San Diego, la cual fue fundada a mitad del siglo XIX en el municipio de San Pedro Cholula.

La factoría, ubicada a espaldas de la plaza comercial San Diego y junto al río Rabanillo, forma parte del periodo conocido como pionero del desarrollo industrial en Puebla y México.

En un recorrido por la zona, se constató que un trascabo y una cuadrilla de albañiles trabajan en el derrumbe del inmueble, considerado una de las empresas de mayor importancia durante el asentamiento de textileras en América Latina, posterior a La Constancia Mexicana y Patriotismo.

De acuerdo con el investigador de la UNAM, Guillermo Paleta Pérez, la segunda mitad del siglo XIX se inició en Cuautlancingo, Cholula y Puebla, el periodo pionero del desarrollo industrial en el país, donde se formó una clase obrera con raíces agrícolas e indígenas.

En el estudio “El Sistema de Cargos en la Configuración de la Clase Obrera con Orígenes Rurales en Cholula”, refirió que en el año 1835 inició labores la primera fábrica textil mecanizada en Latinoamérica, La Constancia Mexicana, fundada por el coronel Esteban de Antuñano en las márgenes del río Atoyac, con maquinaria adquirida en Filadelfia.

Esto trajo consigo la apertura de otras fábricas modernas de tejidos de algodón hasta llegar a 59 establecimientos de hilados y tejidos de algodón, de los cuales 17 se encontraban en la ciudad de México y 21 en Puebla.

“Hacia 1862, el distrito de Cholula contaba con tres fábricas de hilados y tejidos: Santa Cruz Guadalupe, La Providencia (posteriormente San Diego), y a finales del siglo La Beneficencia. Las tres se hallaban ubicadas en el municipio de Cuautlancingo hasta que en 1960 pasó a formar parte del municipio de San Pedro Cholula”, destacó.

Destacó que La Providencia o San Diego fue, hacia 1903, una de las primeras fábricas poblanas. Sus propietarios, la familia Rivero, la explotaban por lo menos desde 1887.

Informó que la actividad principal de esta fábrica era la industrial, más resultaba fundamental la actividad agrícola a partir de los ranchos y haciendas de su propiedad.

Paleta Pérez expuso que en 1882 la familia Rivero contaba en Cholula con los ranchos San Juan y San Diego, y por lo tanto el combinar actividades industriales y agrícolas se debía a la necesidad de abastecer a las fábricas de otras fuentes de energía, aparte de la que generaban las corrientes de agua para la industria textil.

A pesar de su importancia histórica, el ayuntamiento de San Pedro Cholula afirmó que autorizó la demolición del ala oriente del inmueble, para construir un conjunto habitacional el cual aún no cuenta con todos los permisos.

Sobre el tema, el alcalde José Juan Espinosa informó se trata de bardas perimetrales que no ponen en riesgo el edificio.

Admitió que desconoce la cantidad de viviendas que se construirán en el área donde se realizó la demolición, pero insistió que su gobierno será cuidadoso en dar el permiso definitivo.

El edil precisó que la zona aledaña al bulevar Forjadores es de uso habitacional y comercial, y destacó que existe un impulso a la construcción de fraccionamientos como el de la inmobiliaria Nube, que también edifica viviendas en este mismo perímetro.

Espinosa Torres refirió que la vocación turística y la buena calidad de los servicios que se ofrecen en Cholula son los principales atractivos que encuentran las personas para asentarse en esta localidad.

Al último, aseveró que en el permiso definitivo se cuidará la distancia que establece la normativa federal cuando se trata de construcciones cercanas a brazos de agua.

La Jornada de Oriente
Yadira Llaven Anzures
Cholula Puebla, México
Jueves 5 de noviembre de 2015.

Para conmemorar los cinco años de la partida del cronista y narrador Carlos Monsiváis, la tarde de mañana miércoles será instaurada la cátedra que lleva su nombre en la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El programa que ha preparado la institución a cargo del antropólogo tabasqueño Luis Batjau Martínez, abre con una intervención musical del destacado flautista mexicano Horacio Franco, seguido de unas palabras de la titular del INAH, Teresa Franco, e inmediatamente después las de Barjau.

La segunda parte será de nuevo abierta por Franco y a continuación el escritor Juan Villoro dará una conferencia magistral para evocar al autor de una veintena de libros fundamentales en torno a la cultura y la política mexicanas.

Asimismo, se inaugurará una exposición fotográfica que da cuenta de los 40 años en los cuales el cronista laboró en la DEH.

La cita es a las 18 horas en su sede de Allende 172, Tlalpan Centro.

El 19 de agosto, a cinco años y dos meses de su fallecimiento, el escritor de Días de guardar -sobre la matanza de Tlatelolco en 1968- fue objeto de un magno homenaje en la Sala Covarrubias de la UNAM, con la asistencia de varios amigos suyos, encabezados por la escritora Elena Poniatowska.

Proceso
Armando Ponce
Ciudad de México
Martes 2 de septiembre de 2015.

La fotógrafa chihuahuense Alicia Ahumada (1956) será galardonada con la Medalla al Mérito Fotográfico, que otorga el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El galardón, que recibirá la artista de la lente el 27 de agosto en Pachuca, Hidalgo, reconoce su visión humana y alquimista, además el hecho de ser una de las pioneras de la Fototeca Nacional.

En entrevista con el INAH, Ahumada reveló que la fotografía ha sido quizá su más fiel compañera, pues la ha seguido como una brújula que la guía desde sus 17 años; con ella se hizo valiente para afrontar viajes interiores.

En su carpeta fotográfica, “lo documental”, destacan sus proyectos en comunidades indígenas mayas, rarámuris, nahuas, otomíes y los “mundos imaginarios”, como bosques de madroños de exuberante sexualidad, que mantienen un poderoso hilo conductor.

Después de recibir el apoyo de sus hermanos para estudiar Comercio, Ahumada aprendió a usar la máquina de escribir y “algo de fotografía”, sin embargo, ella deseaba trasladarse a la Ciudad de México para tener nuevas experiencias de vida.

Fue entonces que en una casa de la colonia Tacubaya ocurrió el encuentro con su compañera la fotografía; se la presentaron sus amigos, el físico y también fotógrafo Pedro Hiriart, y los hermanos Jorge y Guillermo Acevedo.

La primera cámara que Ahumado tuvo en sus manos fue prestada, una Yashica que tomaba imágenes con efecto “estelar”; sus primeras imágenes: indígenas de rostro sereno que deambulaban en la plaza de Cuetzalan, Puebla.

Con la cámara en sus manos, procedió a habilitar el closet de su habitación como cuarto oscuro y fumando tabaco, se hizo alquimista, labor que le valió ser considerada por Mariana Yampolsky (1925), sobresaliente fotógrafa de origen estadounidense, la mejor impresora de México.

Ahumada desarrolló gran empatía y amistad con Yampolsky, por lo cual, por más de 20 años, la chihuahuense fue impresora de las imágenes de Mariana.

Ahumada comentó entre nostálgica y abúlica que la medalla que recibirá, es un gesto de gratitud, por sus más de diez años de trabajo en el área de reproducción, dando luz a las imágenes de “los bigotones, de los sombrerudos, de los con escoba y sin escoba”.

A la par de su labor en la Fototeca, ella tomó otro sendero de la actividad fotográfica, en torno a otra leyenda de la fotografía mexicana, Nacho López (1923-1986), ya que en el arranque de la década de 1980 surgió el “Grupo de los Ocho”.

La agrupación estuvo compuesta por: David Maawad, Pedro Valtierra, Víctor León, Rubén Pax, Javier Lavanderos, Luis Humberto González y ella, la ahora galardonada, Alicia Ahumada.

El conjunto se asumió contestatario frente al Consejo Mexicano de Fotografía, pero a la distancia la única mujer del “Grupo de los Ocho” ve aquello como “pura tontera”, “no tienes que entrar en la lucha. Todo mundo hace foto y cada quien que la haga como quiera”.

La desilusión del proceder sindical, de la autoridad, y la frustración de sueños que esto conlleva le hicieron ver que sus alas “eran muy largas para quedarme en un cuarto oscuro o haciendo lo que la autoridad dice… ¡Y volé! Y fui a trabajar independiente”.

Con la ayuda de personas que fueron sumándose a su vida, Ahumada apostó por proyectos que la han llevado desde entonces, por todas partes.

Vio y registró los cambios en el paisaje del Valle del Mezquital cuando entró el canal de riego, tomó fotos de los pies agrietados de su gente, lo mismo hizo en la Barranca de Metztitlán y con migrantes en la frontera con Estados Unidos.

Posteriormente, con la llegada de la era digital a la fotografía, la artista de la imagen experimentó un periodo entre “divertido y tenebroso”, ya que fue ruptura y crisis, tecnológica y existencial.

“Me volví quejumbrosa, empecé a perder la vista y me sentí perdida”. Asistida por sus hijos, sobre todo Rodrigo, la alquimia ahora la cocina de otra manera.

Un ejemplo son las imágenes del libro “El bosque erotizado”, el cual la impresora describe como “una mezcolanza, parte son fotografías impresas en plata gelatina y después trabajadas con químicos, entonadas por zonas; parte son transparencias con colores similares a los que podía obtener mediante los químicos y otra más es digital, transformada en el Photoshop”.

La fotógrafa sobre su próximo libro: “Voces del corazón”, dijo que las primeras páginas contendrán una autobiografía y una reflexión sobre su compañera de viaje.

“Me siento totalmente poseída por la fotografía, aunque no haga fotos, está presente y regresa de diferentes formas, ha sido un sustento muy generoso. Nunca me ha abandonado y ha sido el hilo conductor en mi vida”, finalizó.

Notimex
Pachuca, Hidalgo
Ciudad de México
Domingo 16 de agosto de 2015.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter