Enrique Doger Guerrero asumió la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, tras la renuncia de Rodolfo Reyes Coria. En su cuenta de Twitter el ahora delegado agradeció al presidente de México, Enrique Peña Nieto, su designación en el cargo.

De manera extraoficial, trascendió que la llegada de Doger Guerrero fue como parte de las negociaciones que encabeza la priista Blanca Alcalá Ruiz, quien busca la gubernatura del estado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Enrique Doger fue ex alcalde capitalino, rector la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), y recientemente diputado federal por el PRI.

Horas antes, sin dar a conocer los motivos de su salida, Rodolfo Reyes Coria hizo oficial su renuncia a la Delegación del IMSS, también a través de su cuenta personal de Twitter. Reyes Coria anunció que después de dos años y medio al frente de la delegación cerraba un ciclo, sin ahondar sobre los motivos de su renuncia, así como de sus planes dentro de la administración pública.

Textualmente, escribió desde su cuenta de redes sociales: “Después de 2 años 1/2 de servir a los poblanos desde @Imss_Pue cierro un ciclo. Gracias a mi equipo. Para mí fue un honor, seguiremos #MovAMex”. El ex delegado podría sumarse a la dirigente municipal del partido tricolor, junto a José Chedraui Budib.

Apenas esta semana, esta casa editorial dedicó dos reportajes principales al problema que enfrenta la falta de mantenimiento en el Hospital San Alejandro, que pone en riesgo tanto a los derechohabientes, como personal que labora en el nosocomio considerado uno de los más grandes de Latinoamérica.

La Jornada de Oriente
Yadira Llaven Anzures
Ciudad de Puebla, Mx.
Jueves 25 de febrero de 2016.

Se atienden a 35 personas por jornada, cuando las recomendaciones de la OMS son de 24

Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) denunciaron la sobrecarga de pacientes que tienen los médicos de esa dependencia, lo que atenta contra la calidad de atención que merecen los derechohabientes.

"Actualmente, se atienden a 35 personas por jornada, cuando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud [OMS] indican un máximo de 24", detalló Víctor Ortega, representante de los jubilados del IMSS.

De acuerdo con datos mostrados durante una conferencia de prensa convocada por distintos movimientos de trabajadores, en el 2005 el IMSS atendía a 54 millones de derechohabientes con 377 mil laboristas. Lo que representaba que había un trabajador para 144 afiliados.

Nueve años después las condiciones han empeorado. Para el año 2014 la cantidad de derechohabientes ascendió a 71 millones, pero la cantidad de médicos no subió al mismo nivel, dando como resultado que cada trabajador del IMSS deba atender 159 pacientes.

Los trabajadores mostraron su preocupación puesto que las autoridades de la institución han confirmado que no habrá una aumentó de personal para el próximo año. Este aumento de la carga será mayor, ya que se prevé que más derechohabientes se sumen a la institución.

"Esta es la razón por la que hay un mal servicio, y los pacientes sólo son atendidos durante cinco minutos", explicó Ortega. Quien advirtió que esos número son conservadores si se considera que no todos los médicos cumplen con sus funciones a cabalidad.

"Si yo quito los trabajadores de confianza que no atienden y que están atrás de un escritorio sin hacer nada y nos quedamos con los 407 mil 732 trabadores de base, resulta que estamos atendido a 174.5 derechohabientes por trabajador", detalló.

Estas condiciones, de acuerdo con los trabajadores, obedecen a una política de privatización que ya sufre el sector salud. En la que la cantidad de trabajadores no aumentará para que los servicios puedan ser subrogados a servicios de salud privados.

Mario Flores, representante de Resistencia IMSS dio fe de que en el área de Laboratorio Clínico se inició una subrogación de servicios, "hoy licitan el servicio, todo el conjunto de equipos. Por un año o dos, se lo dan a una empresa".

El Movimiento Nacional de Trabajadores del IMSS expuso que por medio de un acuerdo publicado el 23 de abril del 2014 en el Diario Oficial de la Federación sobre modificaciones al Programa Institucional del Instituto Mexicano del Seguro Social (PIIMSS) 2014-2018. Las autoridades fortalecieron las subrogaciones y se cedió cobertura médica al Seguro Popular, mediante convenios para que afiliados del Programa IMSS-Oportunidades pasen al Seguro Popular.

Los trabajadores acusaron al secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, Manuel Vallejo Barra, de excluirlos de participar en el Congreso Nacional del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) que se llevará mañana a cabo en Monterrey.

"Hoy se inició trabajo para un congreso general que es la máxima representación del Seguro Social con el fin de revisar el contrato colectivo del trabajo. Esto prueba totalmente la ilegalidad y la pérdida de derechos, porque nos excluyeron", dijo José Arturo Calva Pérez, fundador de la Coordinadora Nacional en Defensa de los derechos Humanos de los Trabajadores Activos y Jubilados del Seguro Social.

Por su parte, Ismael Bautista Orzuna, miembro del Movimiento Nacional de Trabajadores del IMSS, detalló que el contrato colectivo se ve afectado por la realización de convenios. "Eso sucederá en el Congreso pero no abiertamente, nadie se va levantar a increparlo [a Vallejo], porque saben que pueden ser castigados".

Las sanciones abarcan suspensiones a derechos sindicales, laborales y despidos sin expediente, refirieron. "El estatuto no recoge que se deba sancionar de esta manera, lo que ellos hacen es sancionar por 5 años, y 10 años [con suspensiones], pero esa figura no existe. Manuel Vallejo se convirtió en el policía del Estado mexicano", agregó Bautista.

De esta cuenta los trabajadores, se realizó una marcha, que inició enfrente de las instalaciones del IMSS y concluyó en el Monumento de la Revolución. Informaron que a la marcha se sumaron los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y sindicatos, para expresar su rechazo a los procesos de privatización que está sufriendo el país.

Sin embargo / Economía Hoy
Juan Luis García Hernández
Ciudad de México
domingo 11 de octubre de 2015.

Como medida preventiva se contuvo en todas las unidades médicas del IMSS, la aplicación de la vacuna contra hepatitis B.

Como medida preventiva y a consecuencia de los hechos ocurridos en Chiapas, se contuvo en todas las unidades médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la aplicación de la vacuna contra hepatitis B, informó Jorge Ojeda Morales, coordinador de Comunicación Social de la delegación IMSS Puebla.

El funcionario indicó que en Puebla no se ha registrado reacción pos vacunación por la aplicación de las dosis contra hepatitis B, rotavirus ni tuberculosis, pero hasta que concluyan las investigaciones, en el caso de Chiapas, se reanudará la aplicación del biológico.

Precisó que sólo se suspendió la aplicación de la vacuna contra la hepatitis B, porque conforme las averiguaciones en esa entidad del sureste mexicano, se determinó que fue un lote de vacunas contra esta enfermedad, el que originó el problema.

La víspera, se reanudó la aplicación de la dosis de vacuna contra rotavirus y tuberculosis en todas las unidades médicas del IMSS en Puebla. Reiteró que el Instituto seguirá informando a la población sobre los avances de la investigación en este caso y también darán a conocer la fecha cuando se haya liberado la aplicación de la vacuna contra la hepatitis B.

El pasado fin de semana en el municipio de Simojovel, en el estado de Chiapas, se aplicaron las vacunas, dando como resultado que 29 infantes presentaran reacciones adversas y dos menores fallecieran.

Notimex
Ciudad de Puebla
Martes 12 de mayo de 2015.

Uno de cada tres carece de cobertura en servicios de salud

Para el ejercicio fiscal de 2015, el proyecto presupuestal contempla cerca de 160 mil millones de pesos para cubrir las pensiones en curso de pago del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), recursos que se sumarán a los que requieren más de 100 regímenes específicos de instituciones del rubro, entidades paraestatales, universidades públicas y planes como 65 y más, entre otras instancias y organismos.

Aún con estos esquemas, menos del 26 por ciento de la población mayor de edad recibe una pensión derivada de una jubilación o retiro y vinculada a un sistema relacionado, pues las reformas en la materia no resolvieron los problemas de cobertura y suficiencia presupuestal, aseveró Berenice Ramírez López, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

Al jubilarse, los asalariados actualmente activos recibirán pagos menores al 35 por ciento de su sueldo base de cotización y tendrán que laborar 40 años para acceder a este derecho, advirtió en el VII Taller de investigación y evaluación de los sistemas de pensiones en México.

Sin acciones inmediatas, en las próximas décadas millones de mexicanos no recibirán pensiones dignas en su vejez y se acentuarán los niveles de pobreza en el país, puntualizó.

En este marco, Verónica Villarespe Reyes, directora de esa entidad universitaria, destacó que debido a la actividad académica referida los temas de cobertura, suficiencia, equidad y solidaridad son analizados por un grupo multidisciplinario de académicos, formado en 2006, a partir de proyectos colectivos.

Los resultados de estos trabajos se han presentado en distintas publicaciones para facilitar a investigadores, profesores, alumnos, trabajadores y al público en general profundizar en el asunto, puntualizó en la Sala Mtro. José Luis Ceceña Gámez del IIEc.

Realidad y perspectivas

Al impartir la charla, Los pasivos laborales y la situación actual de las pensiones, Ramírez López refirió que en el periodo 1994-2014 se afiliaron al IMSS 7.1 millones de asegurados (84 por ciento permanentes y el resto, eventuales). En promedio, se incorporaron 353 mil 902 trabajadores cada año, pero el país requiere un millón 200 mil plazas, advirtió.

Siete de cada 10 reciben una retribución menor a dos mil 500 pesos y 86 de cada 100 derechohabientes deslizaste cobran pensiones que no rebasan los tres mil 800 pesos.
En este contexto, en el lapso 2007-2012 el pago de pasivos laborales creció 237 por ciento. Asimismo, la diferencia entre la suma de las aportaciones de trabajadores, empleadores y del Estado, frente a las obligaciones gubernamentales de pago de pensiones en curso, representó el 147 por ciento del PIB, detalló.

Al requerirse mil 250 semanas de cotización al IMSS para recibir el pago, muchos recurrirán a la mínima garantizada y se sumarán a los no afiliados acogidos al recurso de la mínima pensión universal, escenario que a futuro plantea el aumento de la deuda pública.

La especialista expresó que las reformas emprendidas en los esquemas de pensiones derivaron en desequilibrios fiscales, endeudamiento público y dependencia del ahorro externo. Asimismo, el modelo de cuentas individuales administradas por entidades privadas aumenta los riesgos de enfermedad, incapacidad, desempleo y bajos salarios, y no resuelve los problemas, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Martes 9 de diciembre de 2014.

Página 2 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter