Por sala podrá haber hasta seis personas y un máximo de 70 asistentes en aforo total

El Museo Amparo reabre sus puertas a partir del 1 de octubre permitiendo un aforo máximo del 18 por ciento, y en apoyo a la comunidad, la entrada será gratuita de miércoles a lunes en un horario de 11:00 a 17:00 horas, anunciado Ramiro Martínez, director ejecutivo del Museo Amparo.

“Después de 6 meses y medio de estar cerrados, abrimos ya, obviamente con todos los protocolos sanitarios que se están utilizando. Va a ser una apertura gradual, de arranque el horario se modificará”, comentó en una entrevista con El Sol de Puebla.

“De vuelta al Amparo” el título con el que el Museo anuncia la reapertura de sus puertas, a través del cual se implementarán las medidas de higiene y prevención necesarias para que todos los asistentes puedan recorrer sus salas y disfrutar de las exposiciones en un ambiente seguro.

Filtro de ingreso con dispensadores de gel antibacterial y toma de temperatura, tapetes desinfectantes, así como señalética para respetar el flujo de entrada y salida, son parte de los lineamientos que el Museo ha implementado para los visitantes, así como un número controlado de 6 personas por sala y un máximo de 70 asistentes en aforo total, lo equivalente a un 18 por ciento de las 400 que puede albergar en todo el inmueble, tanto espacios cerrados como abiertos.

Asimismo, Martínez dio a conocer que la reapertura será de forma gradual, por lo que, a partir de este jueves, se ofrecerá la visita únicamente por tres exposiciones: la Colección de Arte Prehispánico, Un Arte sin Tutela: Salón Independiente en México, 1968 -1971 y Geometría Sagrada, estas dos últimas en las Salas de Exposiciones Temporales con las que cerraron en el mes de marzo.

Salas de Arte Prehispánico es una introducción a la cultura y la historia del México antiguo (1200 AC a 1500 DC.), desde su geografía, organización social e historia hasta sus expresiones artísticas.

Un Arte sin Tutela: Salón Independiente en México, 1968-1971, es la primera reconstrucción de las exposiciones que organizó el Salón Independiente de 1968 a 1970, uno de los principales momentos de quiebre entre los artistas avanzados y el aparato cultural mexicano.

Geometría Sagrada es una muestra de la fotógrafa Karina Skvirsky, explorando el complejo arqueológico de Ingapirca, el sitio más reconocido en Ecuador.

Por otra parte, el entrevistado señaló que la cafetería y la biblioteca permanecerán cerradas hasta nuevo aviso y por el momento no se contará con servicio de Guardarropa ni tampoco visitas guiadas.

La tienda solo brindará servicios en línea, mientras que la terraza estará abierta para los asistentes con el uso forzoso de cubrebocas, medida que deberá respetar, junto con mantener una distancia de 1.5 metros, unos con otros.

Sobre el costo, el director ejecutivo comunicó que, en apoyo a la comunidad, el acceso será gratuito para todos los visitantes hasta finales del 2020. “La fundación tomó la decisión de ofrecer gratuita la entrada al museo hasta finales de este año, como apoyo a la situación económica por la que estamos atravesando, para dar oportunidad a que las familias y la gente pueda visitarnos de manera gratuita”, verso.

En relación a esto, incluyó que el ingreso será conforme a los asistentes lleguen y, en caso de que sean grupos mayores a 6, deberán comunicarse vía telefónica para sugerirles un horario de visita diferente al resto de los demás.

El museo reabre con dos edificios

Los diferentes retos derivados de la crisis sanitaria provocada por la Pandemia del Covid-19 propiciaron que el Amparo continuara con un proyecto que había comenzado hace tiempo, que era concebir su espacio virtual como un edificio paralelo al edificio físico.

A partir del confinamiento, fue como se descubrió la forma de fortalecerlo, y como resultado se dio una conexión donde ambas arquitecturas se entrelazaron para encontrarse con diversos públicos y comunidades.

“Desarrollamos un programa virtual que se quedó; independientemente de la reapertura, hemos estado bastante activos en diálogos, talleres, seguimos con el diplomado en línea que estamos ofreciendo, el cuentacuentos para niños e hicimos públicos libros que tenemos en línea, mismos que pueden consultar”, confesó Ramiro, luego de añadir que, a dos días de la reapertura, pueden compartir que ahora cuentan con dos edificios: el físico y el virtual.

El Sol de Puebla
Mary Carmen M. Ávila
Ciudad de Puebla, México
Martes 29 de septiembre de 2020.


·       El apoyo está enfocado al personal que labora en los hospitales especiales

·       Se prestarán 2 hoteles a médicos que no puedan regresar a casa por trabajo

 

Ciudad de Puebla.-  La Fundación Jenkins firmó un convenio con el Gobierno del Estado de Puebla para apoyar al personal médico de clínicas públicas y privadas, en labores de atención y protección de la ciudadanía frente a los embates de la pandemia de COVID-19.

Los hoteles Best Western de Avenida Juárez y Fiesta Inn de Las Ánimas tendrán 310 habitaciones, durante la contingencia sanitaria, a disposición del personal médico cubriendo guardias en hospitales del área metropolitana de la ciudad de Puebla. Esto les permitirá pernoctar de forma segura, protegiendo así a sus familias del posible contagio del COVID-19.

Roberto Jenkins, representante del Patronato de la Fundación, reiteró “consideramos como prioridad el apoyo al sector salud ante una contingencia que requiere nuestra total unidad, solidaridad, sensibilidad y empatía hacia los demás. Dentro de nuestras posibilidades, seguiremos contribuyendo y aportando para mitigar el contagio de este virus colaborando con las autoridades y distintas instituciones”.

Ambos inmuebles se encuentran vacíos debido a las restricciones por la contingencia sanitaria; sin embargo, comenzarán a operar para ofrecer uso exclusivo para médicos, enfermeras y personal que no quieran regresar a sus casas. Adicionalmente, el convenio incluye servicio de ama de llaves y alimentación gratuita fuera de las instalaciones de los hoteles, para todo el personal médico alojado.

Con estas acciones, la Fundación Jenkins refuerza su compromiso con los habitantes del Estado de Puebla y de todo el país para garantizar su seguridad y bienestar ante el impacto negativo de la pandemia del COVID-19.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 28 de abril de 2020.


Laurence Le Bouhellec, profesora de Artes y Humanidades de la Universidad de las Américas Puebla, participó en la presentación del catálogo de la exposición Emiliano. Zapata después de Zapata, del Museo del Palacio de Bellas Artes, esto el pasado 25 de febrero. Gracias a la invaluable colaboración de la Fundación Mary Street Jenkins y del trabajo común de la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura fue posible la realización de dicho libro.

“La exposición Emiliano. Zapata después de Zapata me pareció fabulosa, yo creo que teníamos muchísimo tiempo en México de no haber visto algo de este calibre con un tinte crítico y también con una visión influyente. El libro me parece impecable porque es mucho más que un catálogo, es realmente un libro de historia del arte”, mencionó Laurence Le Bouhellec, durante la presentación del catálogo, realizada en el espacio Jenkins + Jenkins + Legado de Vida ubicado en el Centro Histórico de Puebla.

Ya entrada en el tema, Le Bouhellec comentó que era importante resaltar la diferencia entre la imagen artística o estética y el imaginario simbólico creado sobre personajes históricos, por ende, explicó que no tienen que ser forzosamente lo mismo, ya que conjuntan diferentes sistemas de interpretaciones y adaptaciones de imágenes de este héroe revolucionario, así como distintos matices del imaginario mexicano, que no se limita a fronteras geopolíticas actuales sino que este imaginario simbólico está presente más allá.

“Entre la primera imagen del libro, que es una imagen histórica, y la del final que es la firma de Zapata, entre estas dos hay un vaivén de 150 imágenes que recorren periodos diferentes de la historia y no podemos pedirles a los artistas tener la misma visión del personaje. Parte del público ha olvidado a la hora de ver la exposición que una cosa es un personaje histórico y otra es el trabajo y la imagen artística que se hace de la misma persona. Yo creo que también eso es un gran logro del libro, dejarnos muy claro lo que son los acontecimientos históricos que tienen que ver con determinado personaje que en algún momento vivió” aclaró.

Por otro lado, Luis Adrián Vargas, curador de la muestra, celebró la realización de esta exposición y su culminación con la publicación de este libro, un relato más completo de lo que se tenía en la exposición. “Se trató de un proyecto colectivo donde invitamos a todos aquellos que habían escrito cosas importantes sobre Zapata, y en ese sentido fue un proyecto que hicimos con colegas, gente de la que he aprendido mucho y más que poner una mirada autoral en este libro lo que tenemos es una muestra de gente que ha leído a Zapata en momentos cruciales”, declaró.

Finalmente, en representación de la Fundación Mary Street Jenkins, Alejandra Lerdo de Tejeda explicó que, la fundación está comprometida con México desde hace más de 65 años y el tener contacto con instituciones educativas y culturales siempre ha sido una prioridad de dicha institución. “Con el Museo del Palacio de Bellas Artes hemos construido una importante alianza como coeditores de todas las publicaciones, hoy contamos con cerca de más de 40 títulos distintos. Este libro que hoy se presenta es mucho más que un catálogo, es un libro del proceso de investigación, la selección de textos y fotografías lo convierte en un documento sumamente importante” expresó.

Puebl@Media
Cholula, Puebla
Jueves 2 de abril de 2020.



Con un lenguaje dinámico y pedagógico, el Legado de Vida Jenkins + Jenkins + comparte los momentos trascendentales de una historia que ha impactado miles de vidas, tomando como base una investigación histórica rigurosa a través de diversos archivos públicos y el propio archivo institucional.

Roberto Jenkins, líder del proyecto, dio a conocer que “se trabajó con un equipo multidisciplinario durante varios meses con el fin de lograr este espacio museográfico, el cual está establecido en un área del importante Edificio Jenkins, uno de los mejores ejemplos de arquitectura industrial del país, donde se exhibe de manera documentada más de 100 años de historia a favor de Puebla y del país.”  

El evento inaugural del espacio contó con la participación y presencia de la Secretaria de Economía del Estado de Puebla, Olivia Salomón Bivaldo y del Embajador de los EE. UU. en México, Christopher Landau, así como de diversos miembros del Patronato de la Fundación Mary Street Jenkins, quienes realizaron el corte del listón. También acudieron personajes del ámbito eclesiástico, académico, cultural y empresarial.

El Embajador reconoció la labor de la Fundación Mary Street Jenkins por su ardua labor social en Puebla y en México.

En su oportunidad, Roberto Jenkins reiteró “como prioridad de la Fundación la educación; son decenas de miles los estudiantes que se forman en todo el País en instituciones educativas, públicas y privadas, seguiremos apoyando de manera importante al sector salud, al talento deportivo y no bajaremos la guardia en el sector cultural, tan importante para que nuestras futuras generaciones no pierdan de foco lo grande que es México en cuanto su riqueza en cada esquina del país. Dentro de nuestras posibilidades, seguiremos contribuyendo y apoyando este rubro que es la asistencia social”.

Dentro de este espacio, se busca compartir la incansable labor de la Fundación Mary Street Jenkins, creada por don William Oscar Jenkins, en honor de su esposa. A través de décadas de servicio, la Fundación ha realizado decisivas donaciones en diversas áreas del convivir humano como educación, cultura, deporte, salud y asistencia social buscando siempre el bienestar de los ciudadanos.

Además, se han llevado a cabo importantes donativos para la construcción de espacios educativos como los Centros Escolares Niños Héroes de Chapultepec y Morelos; así como los campus de la Ciudad Universitaria de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y del Colegio Americano en esta misma ciudad. En el área de salud, la Fundación participó en la construcción del Hospital Civil de Puebla (hoy Hospital Universitario), del sistema Cruz Roja en el estado de Puebla y del Instituto Nacional de Cardiología de CDMX.

En cuanto al deporte, la Fundación Mary Street Jenkins lleva más de 60 años apoyando a esta causa a través de los clubes Alpha en Puebla, beneficiando hoy en día a cerca de 20 mil personas en instalaciones deportivas de primer nivel.

La Fundación, siempre consciente de la importancia del patrimonio cultural nacional, ha apoyado en diversas ocasiones la conservación del centro histórico poblano y también el de la Ciudad de México.

Sensibilizados ante los desastres naturales, la Fundación ha apoyado con importantes donativos.

Actualmente, la Fundación Jenkins continúa con el compromiso de contribuir al desarrollo del país, ejemplo de ello es la coedición de todas las publicaciones del Museo Nacional del Palacio de Bellas Artes y la creación de la Beca Jenkins-Del Toro.

Legado de Vida Jenkins + Jenkins + estará abierto al público, previa cita. Para conocer más información sobre el trabajo de la Fundación y de los diversos proyectos que ha llevado a cabo a lo largo del país en distintas áreas, ingresar a: www.fundacionjenkins.org

Puebl@Merdia
Ciudad de Puebla, México
Lunes 17 de febrero de 2020.

 
ESPAC y Fundación Mary Street Jenkins colaboran con Capilla del Arte UDLAP

Por primera vez en 8 años, Capilla del Arte UDLAP inaugura dos exposiciones al mismo tiempo

 
Capilla del Arte de la Universidad de las Américas Puebla inauguró este 16 de febrero su primera oferta cultural del año, conmemorando también los primeros ocho años de acercar el arte y la cultura al público, el cual la ha vuelto un referente de promoción y difusión del arte y la cultura.

Roberto Antonio Trauwitz Echeguren, secretario de Turismo y Cultura del estado de Puebla y Moisés Rosas Silva, subsecretario de la misma dependencia, acompañaron a Luis Ernesto Derbez Bautista, rector de la UDLAP y a la directora de Espacios Culturales y Patrimonio Artístico UDLAP, Marie France Desdier Fuentes, a inaugurar la temporada cultural primavera 2017 en el recinto. En este sentido, el secretario de Turismo y Cultura del estado de Puebla, Roberto Antonio Trauwitz Echeguren, reconoció la labor que ha hecho la Universidad de las Américas Puebla en beneficio de la juventud poblana, en términos educativos, deportivos y culturales, convirtiéndose en un ejemplo de excelencia y calidad a nivel nacional.

Las puertas del edificio de estilo francés se abrieron para brindar por primera vez en su historia dos exposiciones simultáneas en dos niveles distintos, la primera, recorre la creación pictórica de la década de los 90 y es parte de la ahora colección pública del Espacio de Arte Contemporáneo (ESPAC), Post Neo Mexicanismos, misma que en palabras de su curador, el egresado UDLAP Willy Kautz,  se trata de la primera itinerancia de esta muestra que expone la discusión sobre la desnacionalización y conceptualización de las creaciones de esos años.

En el segundo nivel de Capilla del Arte UDLAP se puede disfrutar de la muestra fotográfica México en el paisaje del regiomontano Armando Salas Portugal, donde el público podrá admirar 48 fotografías impresas tanto en formato análogo como en digital que captan la belleza y singularidad de distintos rincones de nuestro país, con una curaduría del arquitecto Fernando Ondarza.

La directora de Espacios Culturales y Patrimonio Artístico de la UDLAP reconoció a las dos instituciones gracias a las cuales pudieron suceder ambas exposiciones, el Espacio de Arte Contemporáneo y la Fundación Mary Street Jenkins, la última que conservó y restauró la obra del fotógrafo mexicano. Así mismo, invitó al público a vivir el arte y la cultura de la mano de la Universidad de las Américas Puebla disfrutando de las actividades que, como cada temporada, se planean durante la semana.

Post Neo Mexicanismos y México en el paisaje pueden ser visitadas desde el 17 de febrero y hasta el 14 de mayo de martes a domingo de 11:00 a 19:00 horas, las visitas guiadas son todos los jueves y sábados a las 17:00 horas. No olvides consultar www.udlap.mx/eventos para conocer todos los detalles de las actividades que tienen lugar en los distintos espacios de la Universidad de las Américas Puebla.

Puebl@Media
Cholula, Puebla
Miércoles 17 de febrero de 2017.


El Servicio de Administración Tributaria (SAT) embargó el campus principal de la Universidad de las Américas (UDLA) en San Andrés Cholula, Puebla, como consecuencia una deuda fiscal de la Fundación Mary Street Jenkins.

El inmueble, de 657 mil 881 metros cuadrados, fue embargado para garantizar un crédito fiscal de 45.2 millones de pesos por omisiones en pagos de impuestos federales en el ejercicio de 2012, que fue fincado por el SAT desde junio de 2014.

En febrero de 2016, el SAT embargó de manera coactiva, es decir, forzosa, el campus de la UDLA, que está valuado en 2 mil 134 millones de pesos, así como 6.5 millones de pesos que estaban disponibles en una cuenta bancaria, según documentos consultados por REFORMA.

El 13 de septiembre, el SAT y la Fundación formalizaron el embargo, es decir, la propia contribuyente solicitó a la autoridad fiscal aceptar el inmueble como garantía de su deuda.

En paralelo, la Fundación promovió un juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) para impugnar el crédito fiscal, que fue fincado por la Administración Central de Fiscalización Estratégica del SAT.

El pasado 5 de enero, el SAT se negó a devolver los 6.5 millones como pidió la Fundación, ya que esta cantidad fue aplicada para reducir el monto del crédito fiscal original, que bajó a 41.8 millones de pesos, lo que incluye un cálculo de los recargos que se seguirán generando mientras no se liquide el monto total de la deuda.

"El crédito fiscal que le fue determinado se encuentra subjúdice (en litigio), y hasta en tanto el juicio no sea resuelto en definitiva, los bienes que se encuentran garantizando el mismo no pueden solicitarse en devolución", afirmó el Administrador Desconcentrado de Auditoría Fiscal en Puebla, Javier González Pioquinto.

El litigio entre la Fundación y el SAT está en etapa de peritajes y puede tomar más de un año, pues el fallo del TFJA será revisable por un tribunal colegiado de circuito, e incluso por la Suprema Corte de Justicia.

Si el crédito fiscal es confirmado y la Fundación no paga, en teoría el SAT podría sacar a remate el inmueble de la UDLA, aunque en la práctica es muy poco probable que se llegue a esa situación.

La Fundación, establecida en 1954 por William O. Jenkins, vive desde hace años un severo conflicto entre los miembros de la familia.

Guillermo Jenkins de Landa acusa a su padre, Guillermo Jenkins Anstead -fallecido en diciembre pasado-, y al resto de la familia de ceder, en abril de 2014, 720 millones de dólares de la Mary Street Jenkins a otra fundación, que ahora tiene su domicilio fiscal en Barbados.

Uno de los bienes cedidos a la nueva fundación fue precisamente el inmueble de la UDLA, aunque el embargo del SAT fue aplicado más de dos años después, con base en una escritura de 1996 ofrecida por la Mary Street Jenkins para probar que es la dueña.

Reforma
Víctor Fuentes
Ciudad de México
Viernes 17 de febrero de 2017.


•    La influencia de Rafael Moreno Valle planea sobre todo el caso, igual que el fantasma de la defraudación fiscal…

•    Una serie de artimañas legales desfondaron a una de las mayores organizaciones benéficas de Puebla y del país.

•    Integrantes de la Fundación Mary Street Jenkins echaron a quien la presidía, crearon una nueva firma en Barbados y le transfirieron los 720 millones de dólares que administraba la agrupación en México.


Ciudad de México. - La Fundación Mary Street Jenkins, la institución de beneficencia que durante décadas fue la más rica de México, ha sido saqueada: su patrimonio de casi 13 mil millones de pesos, equivalente al presupuesto de Colima para este año, quedó en manos de un grupo de abogados que se llevaron todo ese dinero al país caribeño de Barbados.

La consumación de este “auténtico saqueo” de la organización, que financia a la Universidad de las Américas de Puebla y a otros proyectos de asistencia social, se produjo con la presunta complicidad del gobernador poblano, Rafael Moreno Valle (PAN), y los beneficiarios verdaderos son algunos de los miembros de la familia Jenkins, quienes, usando a los abogados como prestanombres, supuestamente se quedaron con toda la fortuna.

Esta “clara confabulación” entre los Jenkins, Moreno Valle, funcionarios, notarios y abogados está descrita a detalle en la denuncia que el 16 de marzo presentó Guillermo Jenkins de Landa, el primogénito de la familia supuestamente beneficiaria, que pide investigar “la más grande defraudación cometida en perjuicio de la beneficencia privada en la historia de este país”.

En la denuncia presentada ante la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla se documenta que la Fundación Jenkins donó hace dos años, el 30 de abril de 2014, todo su patrimonio –valuado en 720 millones de dólares– a la Fundación Bienestar de la Filantropía, que de inmediato se llevó el dinero a Barbados.

“Si la cantidad donada no fuera exorbitante en sí misma, es interesante hacer hincapié en que este saqueo se llevó a un extremo tal que, como consecuencia de esta donación, la Fundación Mary Street Jenkins literalmente se quedó en la calle, al no conservar siquiera un inmueble donde poder establecer su domicilio y su oficina.”

Y así, afirma el denunciante, “en realidad se materializa una liquidación de facto de la Fundación Mary Street Jenkins, consumándose con ella la más grande defraudación cometida en perjuicio de la beneficencia privada en la historia de este país, la cual, en caso de que esta Junta decida nuevamente no actuar, se habrá materializado a ciencia y paciencia de la entidad pública que siempre ha estado encargado de su cuidado”.

Y es que el denunciante infructuosamente ha recurrido en varias ocasiones a la Junta, un organismo desconcentrado del gobierno de Moreno Valle, para que sancione las acciones “ilegales” de su propia familia, cometidas tras su expulsión como patrono de la Fundación Jenkins, en junio de 2013, justo cuando comenzó la “cadena de ocultamientos y de engaños” con el “único objeto de desviar y de expatriar ilegalmente del país dicho patrimonio”.

Con base en abundante documentación, que anexa a su denuncia, Jenkins de Landa exige a la Junta declarar la ilegalidad del “contrato marco de donación condicional”, mediante el cual la Fundación Jenkins donó a la Fundación Bienestar para la Filantropía los 720 millones de dólares, porque se trata de dos fundaciones controladas por la familia Jenkins.

“La supuesta donación que en este caso se denuncia no es más que una operación simulada en la que, detrás del velo de la personalidad moral creado por la Fundación Bienestar para la Filantropía, en realidad se oculta que dicha fundación es controlada por las mismas personas físicas que controlan la fundación Mary Street Jenkins.”

Se refiere a Elodia Sofía de Landa Irízar y Guillermo Jenkins Anstead, sus padres, quienes –asegura– “siempre han buscado burlar la voluntad testamentaria” de William Jenkins, el creador de la fundación, para quedarse con su fortuna, una visión que “ha sido alimentada por la ambición desmedida” de su hermano Roberto.

Roberto Jenkins de Landa es allegado a Moreno Valle y asiste a los principales actos del gobernador, como la inauguración del Museo Barroco o el Quinto Informe de Gobierno, en enero, cuando negó toda irregularidad en el manejo de la Fundación: “Aquí estamos, nada cambia, y aquí vamos a seguir felices de la vida”.

En la denuncia, Jenkins de Landa exige a la Junta investigar “el saqueo” y solicita que, si los responsables se niegan a restituir de forma voluntaria los recursos indebidamente desviados, se ejerzan acciones civiles y penales contra ellos.

Herencia a fuerza

La denuncia es el capítulo más reciente en una trama de corrupción, tráfico de influencias, compra de justicia y otras ilegalidades que ha sacudido a la Fundación Mary Street Jenkins en los últimos tres años (Proceso 1695 y 2001).

“Éste ya no es sólo un asunto familiar, es un tema público”, advirtió Jenkins de Landa, en entrevista con este reportero, en junio de 2014, cuando detalló que el origen del conflicto fue su “ilegal” remoción como patrono propietario y secretario de la fundación, por oponerse a reformar los estatutos para que sus hermanos fueran incluidos como “herencia” en el patronato.

Actualmente la fundación la preside Guillermo Jenkins Anstead y la vicepresidenta es su esposa, Elodia Sofía de Landa de Jenkins, mientras que los miembros de su patronato son Manuel Mestre Martínez, Juan Guillermo Eustace Jenkins, Roberto Jenkins de Landa, María Elodia Jenkins de Landa, Margarita Jenkins de Landa y Juan Carlos Jenkins de Landa.

Guillermo Jenkins de Landa, el primogénito, fue parte del equipo que, en 2000, venció en tribunales al exbanquero poblano Manuel Espinosa Yglesias, quien pretendía dejar a sus hijas en el patronato de la fundación que creó su amigo. “Con mi padre resultó peor”, afirmó.

Jenkins de Landa fue destituido como patrono gracias a las maniobras de los abogados Virgilio Rincón Salas y Carlos Román Hernández, contratados a razón de 2 millones de dólares por el representante jurídico de la Fundación, Alejandro González Muñoz.

Jenkins de Landa denunció desde 2003, también ante la Junta, esta remoción de su cargo, pero ni los anteriores ni los actuales miembros del patronato de esta instancia, todos subordinados de Moreno Valle, actuaron para hacer justicia, como lo reitera en la actual demanda:

“Esta ilegal remoción del suscrito Guillermo Jenkins de Landa como patrono propietario de la Fundación Mary Street Jenkins debe ser considerada como la primera pieza del engranaje de maquinaciones para que se pusiera en marcha el saqueo que en este acto se denuncia, tal como se lo he manifestado a esta Junta en todas las denuncias que, simple y sencillamente, hasta la fecha ha decidido ignorar.”

La denuncia de Jenkins de Landa alude a la ley, los estatutos y el testamente de su abuelo, William o Guillermo Jenkins, quien en 1954 creó la fundación, para afirmar que el donativo del patrimonio de ésta a Bienestar para la Filantropía debe ser sancionada.

En los Estatutos queda claro que el patrimonio de la Fundación Jenkins es intocable e irrevocable, y que se deben utilizar en el cumplimiento de su objeto social sólo los productos del capital, como también lo ordena la Ley de Instituciones de Beneficencia Privada para el Estado de Puebla.

Pero, además, William Jenkins prohibió expresamente que el patrimonio de la fundación que él creó en 1954 y que encabezó hasta su muerte, en 1963, fuera considerado una herencia para sus descendientes, como lo dictó en su testamento:

“Siempre ha tenido la firme convicción que, en bien de sus hijos, los padres no deben dejarles grandes fortunas como herencia, sino más bien enseñarlos y ayudarlos a trabajar para que ellos mismos ganen lo que necesitan, teniendo la creencia el propio señor testador que nadie, con capacidad para trabajar, debe gastar dinero que no haya ganado por su propio esfuerzo.”

Y añadió que, “siguiendo este principio, manifiesta que no es su voluntad dejar a sus hijos riqueza ni fortunas, sino más bien ayudarlos a trabajar para que puedan hacer su porvenir con su propio esfuerzo, y declara que es su expresa voluntad no dejar a sus hijos herencia alguna, sino sólo proporcionarles la ayuda en la forma en que ha mencionado y espera, Dios mediante, poder hacer esto durante su vida”.

Por eso, describe la denuncia, el patrimonio de la Fundación Jenkins no podía haberse donado a Bienestar para la Filantropía, porque además ésta es también controlada por los miembros del patronato de la primera.

Abogados de paja

En efecto, la Fundación Bienestar para la Filantropía fue creada en Aguascalientes, en septiembre de 2009, a solicitud de Antonio Obregón Barrera y Juan Manuel Martínez del Campo Herrera, ambos allegados a Jenkins Anstead, según la propia denuncia.

Y en la operación para transferir los 720 millones de dólares de la Jenkins a la Bienestar para la Filantropía –que equivalen a 12 mil 696 millones de pesos, al tipo de cambio de 18 pesos por dólar–, intervinieron otras tres personas allegadas a los Jenkins: Los abogados Virgilio Rincón Salas y Carlos Román Hernández, a quienes Alejandro González Muñoz, jurídico de la Fundación Jenkins, contrató para remover como patrono propietario al primogénito de la familia.

Y fueron justamente González Muñoz y Rincón Salas quienes firmaron como apoderados de la Fundación Jenkins, el 30 de abril de 2014, el contrato mediante el cual ésta donó los 720 millones de dólares a Bienestar para la Filantropía, representada por Román Hernández.

Más aún: siete meses después de efectuada esta operación, el 12 de noviembre de 2014, se formalizaron los nombramientos de González Muñoz como presidente del patronato de la Fundación Bienestar para la Filantropía, Rincón Salas como vicepresidente y Román Hernández como vocal.

Y, según la denuncia de Jenkins de Landa, un mes después se produjo otra decisión: El 16 de diciembre de 2014, Bienestar para le Filantropía cambió su domicilio de Aguascalientes a la ciudad de Bridgetown, Barbados.

Consta también en la denuncia de Jenkins de Landa que además se sumaron al patronato cuatro personas: Dustin David Philla Delany, Yoshodra Rampersaud, Erica Rechelle Marshall-Forde y Michelle Shaiba Davidson.

La incorporación de estas cuatro personas, que en realidad son miembros de un despacho, fue para poder domiciliar la fundación en Barbados, pero lo que es verdaderamente grave es que ni siquiera se informó la verdad al Sistema de Administración Tributaria (SAT).

“Si toda esta lista de ocultamiento y de engaños no fuera suficiente, llama la atención el hecho de que la Fundación Bienestar para la Filantropía, en la declaración rendida ante el SAT como ‘donataria autorizada’ por el ejercicio de 2014 haya declarado que recibió donativos por la ridícula cantidad de 1 millón 800 mil pesos, cuando existen pruebas de que, en realidad, recibió bienes valuados en 720 millones de dólares.”

Una irregularidad más, según la denuncia de Jenkins de Landa, es que tampoco existe constancia de que los involucrados en todas las operaciones descritas hayan dado el aviso a la autoridad, como lo ordena la Ley para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

Jenkins de Landa concluye:

“A través de toda la sucesión de actos ilegales, simulados y dolosos, realizados por todos los patronos de la Fundación Mary Street Jenkins y de los patronos de la Fundación Bienestar para la Filantropía y de sus asesores (abogados internos o externos, notarios, asesores, fiscales, asesores financieros y posiblemente de integrantes pasados o presentes de esta Junta) se ha conseguido violar por completo la voluntad del fundador de la Fundación Mary Street Jenkins y cometer un fraude en contra de los ciudadanos del estado de Puebla, principalmente, y de todo el país, además de burlarse por completo de las leyes y las autoridades mexicanas, empezando por esa junta que sería la principal responsable de permitir la materialización de este desfalco…”

Proceso
Álvaro Delgado
Reportaje Especial
Ciudad de México
Domingo 24 de abril de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter