El exgobernador no tiene la intención real de modificar el sistema político del país sino de mantener acuerdos cupulares, dice la excandidata a gobernadora

La promoción que Rafael Moreno Valle hace del Frente Amplio Democrático (FAD) sólo tiene la finalidad de que se crea que él es el mejor político para abanderar a la coalición que se prevé conformar para el 2018, señaló Roxana Luna Porquillo.

Para la perredista, la manera en la que el exgobernador se sumó a la conformación de un bloque de partidos, no tiene la intención real de modificar el sistema político del país, sino de mantener acuerdos cupulares que lo beneficien a él y al grupo de políticos con el que promueve el FAD.

Luna Porquillo reiteró que la conformación del Frente Amplio Democrático, del cual se habló por primera vez en mayo pasado, no supone una coalición entre PAN y PRD, así como que, al ser los partidos políticos con una estructura más amplia, será los que determinarán las acciones a seguir.

Como integrante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, la excandidata a la gubernatura manifestó que en la conformación del Frente todavía no hay definiciones, por lo que su partido mantiene una postura de sumar a los institutos de izquierda para competir en conjunto por la presidencia en 2018.

Asimismo, dijo que como integrante de la corriente perredista Alternativa Democrática Nacional (ADN) no respaldarán que el candidato del FAD emane de las filas de Acción Nacional, y que impulsarán que, de concretarse una coalición, se opte por un perfil más ciudadano que compita por la presidencia de la República.

e-consulta
María Pineda
Puebla, México
Viernes 11 de agosto de 2017.


Sólo una coalición puede contrarrestar la fragmentación de la izquierda dice el ex rector de la UNAM


El ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Juan Ramón de la Fuente, manifestó este jueves su desacuerdo con el Frente Amplio Democrático (FAD), “porque me parece que queda como una suerte de ejercicio estrictamente electoral”.

Y no se trata, dijo, de ganar una elección, sino de cambiar el orden político, económico y social del país, por lo tanto, agregó, sería deseable que los impulsores del FAD dejaran de llamarle frente “porque no ayudará al país”.

Aseguró que la única forma de contrarrestar una fragmentación de partidos de izquierda es el esquema de coalición, aunque eso, subrayó, no es sencillo porque no hay voluntad política dado que “hay muchos intereses de por medio”.

En una plática que impartió en la Escuela de Verano, organizada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) con el apoyo de la organización Fiedrich Ebert Stiftung, De la Fuente destacó que un frente no puede ser anti algo.

Si se va a hacer un frente anti PRI, “por supuesto que no le entro, conmigo no cuenten. Que vamos a hacer un frente anti AMLO, conmigo no cuenten. Los frentes no son anti, los frentes son pro. Crear un frente anti algo es un error garrafal, es entrar polarizados”, afirmó el exrector de la UNAM, a quien el líder de la tribu perredista Izquierda Democrática Nacional, René Bejarano, consideró como “una posibilidad” para ser candidato externo del FAD en 2018.

Acompañado de la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morla, dijo que no sabe si una coalición cambiará el actual régimen presidencialista por uno más parlamentario, pero considera que puede haber opciones intermedias para gobernar.

Señaló que las fusiones electorales entre partidos políticos formarán una fracción muy amplia que, dijo, no le gusta porque acabarán reduciéndose a una bipolaridad que quien gane lo hará por una minoría. “Y la pregunta es: ¿cómo le va hacer para gobernar?”.

Añadió: “Puede que cambie un poco la cúpula, pero soy un poco escéptico al imaginar que en un esquema tan minoritario puedas hacer algo trascendente”.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Internacional de Universidades, la opción más viable de un gobierno que cambie el rumbo del país es el de coaliciones que permitan, en contra de la fragmentación, construir una mayoría.

Y no es fácil, subrayó, “porque una coalición es algo muy distinto a una alianza electoral (…) Habitualmente esas alianzas electorales no han servido de mucho, puedes ganar, pero a la hora del festejo ya te peleaste, ni siquiera llegan juntos al festejo. No son importantes, no tienen trascendencia, me parece que no sirven de nada”.

Destacó que el gobierno de coalición puede funcionar con las agendas no sólo de los partidos, sino “de mucha gente”, para armar “un proyecto de coalición al que se sume la mayoría, con acuerdos muy explícitos, que te permita no sólo ganar una elección, sino tener una mayoría para gobernar en lo que dura el gobierno municipal, estatal o federal”.

De igual manera, consideró necesario que la política recupere su sentido humanista para reconocer las diferencias de identidades, es decir, que no se conviertan en enemigos o aliados para construir consensos.

“Las formas como tratábamos de construir consensos ya no dan, ya no hay bloques homogéneos, hoy tiene que haber mucho mayor flexibilidad. Se necesita una dosis de pragmatismo porque en la política se trata de gobernar para incidir en los planes de gobierno y construir una mejor sociedad”, indicó

Prosiguió: “Yo veo una profunda crisis en la política, en México y en el mundo. El diagnóstico es: el país está en crisis, muy bien, pero eso no resuelve nada. Creo que la política relevante es qué pasó, por qué, en dónde se nos cayó lo que pensábamos que era la gran opción para cambiar las cosas. Qué pasó en el caso de mi generación, del 68 para acá. Qué no hicimos bien, en qué fallamos generacionalmente, más allá de que cada uno haya tratado de hacer en su espacio”.

De la Fuente resaltó que la política está en crisis porque hubo una ruptura entre ésta y la economía. A partir del colapso de la URSS, de la caída de Berlín –apuntó–, empieza a surgir el término globalización, donde la economía se convierte en el motor supremo de las grandes decisiones.

Y con una política acotada, remató, “no puede haber grandes cambios”.

Rechaza De la Fuente frente anti PRI

Durante un diálogo con alumnos de la Escuela de Verano del PRD, el ex rector de la UNAM advirtió que no le va a entrar a esa propuesta de frente opositor si se presenta como algo en contra del PRI o contra Andrés Manuel López Obrador "Conmigo no cuenten", expresó.

Consideró un error denominar un "frente opositor" porque en su opinión tiene que presentarse como una opción en "pro" de propuestas de Gobierno.

"No puede ser un frente anti PRI, por supuesto no cuenten conmigo. ¿Vamos a hacer un frente anti AMLO? Conmigo no cuenten. Los frentes no son 'anti', son 'pro'", puntualizó.

Por más de 40 minutos de su exposición, destacó que la intención del PRD de promover el nombre de "Frente Amplio Democrático" le da un "llegue" a la propuesta, porque se desvirtúa en sus objetivos.

Dijo que se tiene que presentar ya ante la ciudadanía la explicación de que se trata de algo completamente novedoso y que no se ha experimentado en el País, como es el Gobierno de Coalición.

"Yo empezaría por no llamarlo frente, eso no va ayudar, un frente no puede ser 'anti', deben ser pro. Vamos incurriendo en errores con un frente anti algo, es un error garrafal", insistió.

Dijo que apoyará una propuesta de Gobierno de Coalición que presente un programa con una agenda precisa y de coincidencias sobre política económica, educación y seguridad, entre otros puntos básicos, y dejando de lado los temas controvertidos.

"Debe ser una agenda no muy extensa para que en esos puntos se pueda jalar parejo, y en otros puntos, que cada quien se sostenga para mantener el reconocimiento de las diferencias y la diversidad ideológica", indicó a los alumnos perredistas.

Se pronunció a favor del Gobierno de Coalición para el 2018 a fin de generar una "mayoría de Estado" con compromisos claros en la gestión de gobierno, lo cual no ha habido en México.

"No es armar una alianza electoral, sino un proyecto de coalición al que se sume una mayoría, con puntos muy explícitos, para ganar y tener una mayoría estable", precisó.

"Es la única forma de generar un contrapeso a una gran fragmentación que se ve (de partidos para el 2018), precisó.

También condenó que la izquierda haya perdido el discurso ideológico y la discusión de las ideas, lo que lo ha alejado de las causas sociales.

"La izquierda perdió él discurso, no lo veo, no lo oigo. La derecha reinventó un discurso que es un poco más persuasivo y eso ha ganado terreno", mencionó.

Proceso
Reforma
Rosalía Vergara
Claudia Salazar
Ciudad de México
Jueves 27de julio de 2017.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter