El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, fue nominado este jueves como presidente de la Junta de Gobernadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para 2021.

Es la segunda vez que México toma "la batuta"; la primera fue en 1956, cuando Antonio Carrillo Flores también era titular de Hacienda.

En dicho rol, Herrera buscará que ambas instituciones redoblen sus esfuerzos para apoyar la recuperación económica global, den atención prioritaria a los países de ingresos bajos y medios altamente afectados por COVID-19 y contribuyan a fortalecer el sistema financiero internacional.

El nombramiento fue aprobado este día por la Junta de Gobernadores del Banco Mundial y la ratificación se daría el 4 de noviembre, esta vez, por la Junta de Gobernadores del FMI.

Adicionalmente, en esa función, Herrera presidirá algunas de las comisiones más importantes de dichos organismos.

La Junta de Gobernadores es el órgano de mayor jerarquía en ambas instituciones financieras, y se integra por los ministros de finanzas o gobernadores de bancos centrales de los 189 países miembros.

Dicha Junta sesionará durante las reuniones de primavera del Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional, en Washington, DC, y en la reunión anual en octubre de 2021, en la ciudad de Marrakech, Marruecos.

México de los países que saldrá de la crisis del coronavirus con menos deuda

Desde el inicio de la pandemia, los organismos empresariales y la oposición presionaron de todas las formas posibles a Andrés Manuel López Obrador para que su gobierno adquiriera una deuda pública con organismos financieros internacionales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Y todo parece indicar que la decisión de AMLO fue la correcta, pues esta semana, el director del Departamento del Hemisferio Occidental en el FMI, Alejandro Werner, pronóstico que México será uno de los países que saldrá de la crisis con menos deuda, en comparación con sus pares de la región latinoamericana.

Werner, quien fuera subsecretario de Hacienda en el gobierno de Felipe Calderón entre el 2006 y el 2010, indicó (durante una entrevista en el podcast Norte Económico, producido por Banorte) que aunque México se percibe como el país que gasta menos en políticas de apoyo (a las empresas), saldrá de la crisis económica provocada por la Covid-19 con menos deuda.

“México se ve dentro de los países grandes de América Latina, como uno de los que está gastando menos en estas políticas de apoyo. Por un lado, va a tener, menos apoyo en el presente, pero va a salir de la crisis con menor deuda” declaró Werner.

El directivo del FMI señaló que se espera que los países emergentes aumenten su razón de deuda PIB durante el 2020, en 10 puntos, por lo cual, hay una alta probabilidad de que en los próximos dos años esos países enfrenten un nuevo ciclo de crisis, por lo que las reestructuras de su deuda serán mucho más profundas.

“Es probable que entremos en los próximos dos años en procesos de reestructuras de la deuda más profunda en ciertos mercados emergentes”, dijo.

Las naciones de Latinoamérica están optando por aumentar el gasto público; Brasil y Perú lo elevaron entre 4 y 6 por ciento del PIB; Chile y Colombia, entre 2 y 4 por ciento, mientras que México se percibe como el país que gasta menos en estas políticas de apoyo, pero saldrá de la crisis con menos deuda que sus pares de la región, de acuerdo con Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental en el Fondo Monetario Internacional (FMI). Werner expuso que el FMI espera para la región latinoamericana una contracción del 9.4%, con contracciones de entre 9 y 10% para Argentina, Brasil y México, mientras que para Perú se espera una caída del 14%.

“A veces puede sonar contraintuitiva viniendo del Fondo Monetario Internacional, en la medida de lo posible, creemos que en esta ocasión, es una ocasión para que los gobiernos gasten, y ¿gasten en qué? gasten primero en apoyar en su sector salud”.

“En ese sentido, el reto (será) establecer un proceso de crecimiento más acelerado, donde haya una profundización de la inversión desde la creación de empleos, junto con una mejor red de protección social, va a ser muy importante que se enfrente de manera efectiva”.

El Financiero
Washington / México
Jueves 15 de octubre del 2020.


Arturo Herrera está en Washington para participar en las reuniones del Fondo Monetario Internacional.

  
Washington. La economía mexicana no está en recesión aún, pero el gobierno federal está intentando frenar una desaceleración económica con planes de gasto en infraestructuras, dijo este martes el secretario de Hacienda.

"Eso es lo que me mantiene despierto por la noche", dijo Arturo Herrera en un acto celebrado en el Wilson Center de Washington, en referencia a una desaceleración económica que podría requerir de un mayor apoyo gubernamental.

"Tenemos una desaceleración. Aún no tenemos una recesión. Una desaceleración es preocupante", agregó.

La economía de México está estrechamente conectada con la de Estados Unidos, que también se está desacelerando por los conflictos comerciales, entre ellos con China.

La actividad económica mexicana se contrajo al comienzo del tercer trimestre, luego de evitar por poco una recesión en el primer semestre del año.

Herrera dijo que también estaba preocupado por el estancamiento en el Congreso de Estados Unidos de la aprobación de un acuerdo comercial que reemplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

"Esta es la otra cosa que me mantiene despierto", dijo.

Herrera está en Washington para participar en las reuniones del Fondo Monetario Internacional, afirmó que parte de su equipo estaba en la capital de Estados Unidos para hablar con legisladores estadunidenses de por qué deberían aprobar el nuevo tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El T-MEC, que reemplazaría el TLCAN, corre el riesgo de empantanarse por la carrera electoral presidencial de Estados Unidos en 2020 si los legisladores estadunidenses no lo ratifican pronto.

Reuters
Washington, DC. EU
Martes 15 octubre 2019.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) amplió a 88 mil millones de dólares la Línea de Crédito Flexible (LCF) que tiene con el gobierno de México y le extendió el plazo a dos años más para pagarla en caso de que la utilice.

Antes del aviso que el FMI hizo en un comunicado este viernes, el gobierno mexicano tenía un acuerdo para obtener un préstamo de hasta 67 mil millones de dólares a pagar en un plazo de tres años tres meses hasta cinco años.

El argumento para aumentar la línea de crédito flexible a México “es posible gracias al historial de alta solidez de los países que son elegibles para utilizar la LCF, lo que fortalece la confianza en la continuidad de políticas económicas sólidas”, explicó el organismo internacional.

Continuó: “El nuevo acuerdo bajo la LCF, por un monto mayor al anterior, continuará desempeñando un papel importante en apoyar la estrategia macroeconómica de las autoridades al proveer un seguro contra riesgos externos mayores y al apuntalar la confianza de los mercados”.

Luego, aclaró que las autoridades mexicanas no tienen intención de hacer uso de la línea y que planean reducir el monto de acceso en el futuro.
 
Por su parte, el gobierno mexicano explicó que pidió el aumento a la línea de crédito flexible con el Fondo para “hacer frente” a los riesgos externos y a la incertidumbre respecto a la velocidad del proceso de alza en las tasas de interés que se ha presentado en Estados Unidos.

La Comisión de Cambios –integrada por el Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)– indicó en un boletín que ajustes recientes en la estructura y regulación en los mercados financieros incrementan la posibilidad y la magnitud de episodios recurrentes de “menor liquidez y alta volatilidad”.

El titular de Hacienda Luis Videgaray consideró que la decisión del FMI de ampliar la línea de crédito a México protege al país ante eventos por falta de liquidez.

“Lo que ha dado a conocer el Fondo es una buena noticia para México en dos sentidos: primero, porque confirma la fortaleza económica de México y particularmente la solidez de la política macroeconómica, incluyendo la política fiscal; y segundo, porque nos dota de un instrumento muy importante para proteger a nuestro País ante eventos de falta de liquidez en los mercados financieros internacionales”, dijo.

El funcionario agregó que “México es uno de los tres países en el mundo que cuenta con este instrumento que permite al país, junto con las reservas internacionales, enfrentar eventos de liquidez, alta volatilidad y aversión al riesgo en mercados financieros internacionales”.

Proceso
Ciudad de México
Viernes 27 de mayo de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter