El director Lee Youn Taek presenta su obra 'A Family on the Road' en el Festival Iberoamericano.


Si Colombia tiene a Botero, Corea del Sur tiene a Lee Jung Seop. Con esa comparación tan trascendental, el maestro surcoreano Lee Youn Taek define la importancia de este pintor en la cultura de su país.

Taek, director del Theater Troupe Georipae, decidió rendirle un homenaje a Seop con su obra A Family on the Road, en la que literalmente recrea sus pinturas y también cuenta algunas de las situaciones más difíciles de su vida.

En la pieza, que se está presentando en el Teatro Colón, en el marco del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, Taek decidió trabajar junto con la diseñadora Lee Yong-Ran, quien se encargó de crear las muñecas de madera que se utilizan en el escenario. Además, convocó al grupo musical Vann, para que interpreta sus canciones en vivo en el escenario.

“Esta obra no está hecha solamente de palabras sino de imagen visual, sonido y la estética del cuerpo. La música expresa el espíritu artístico de Lee Jung Seop y su sentimiento como coreano”, le respondió Taek a EL TIEMPO.

Justamente, este año se celebra el centenario del nacimiento de Seop, reconocido por obras como White Ox –en la que a grandes y salvajes trazos dibujó a un fiero buey– y cuya vida estuvo marcada por la tragedia: su primer hijo murió a los pocos meses de nacido por difteria y, además, el artista tuvo que salir exiliado de su hogar por la guerra coreana.

Esa mezcla de las poderosas imágenes de Seop con el drama de su vida se convierte en un caldo de cultivo para la propuesta estética de Taek, cuyos montajes normalmente tienen un gran despliegue escenográfico y generan imágenes evocadoras. Está, por ejemplo, el entierro de Ofelia en la aplaudida versión de Hamlet que presentó en el Iberoamericano del 2012.

“A Family on the Road comienza con la escena del funeral de Lee Jung Seop, y su alma muerta es llamada al escenario. Esto muestra una característica de los teatros tradicionales de Asia, como el Gut de Corea y el Noh de Japón. La pieza se basa en imágenes y sonidos coreanos, pero tiene un estilo occidental”, dice el director.

Ahí nace una de las características más importantes del trabajo de Taek, quien normalmente acerca clásicos occidentales a las costumbres coreanas, como lo hizo con el mencionado Hamlet y también con la versión de Bodas de sangre, del español Federico García Lorca, que estrenó en el Iberomericano del 2014.

“Yo no soy un tradicionalista sino un modernista que fue criado bajo un sistema de educación occidental. Sin embargo, desde los 80 empecé a recrear tradiciones y mitos para recuperar la identidad cultural de lo que en Asia llaman el ‘tercer mundo’: América Latina y África”, asegura. Por eso hay un punto común entre Taek y Seop, quien fue un artista que también estuvo fuertemente influenciado por movimientos artísticos de esta parte del mundo, como el fovismo y el cubismo.

A Family on the Road es una de las piezas más exitosas de Taek, que la estrenó en 1992, cuando era, en sus propias palabras, un desconocido director de provincia. El director remontó la producción el año pasado y asegura que su objetivo más importante ha sido probar la importancia de la imagen corporal de los actores en la puesta en escena.

Gracias al Iberoamericano, Taek ha establecido un vínculo especial con el teatro colombiano. De hecho, una de las actrices de la pieza es colombiana, Claudia Osejo. “Aunque se realiza en Bogotá, el festival muestra repertorios bastante modernos. Aquí puedo observar el encuentro entre la tradición nacional y el estilo occidental, que se asemeja a Corea. Eso me gusta y por eso elijo presentar mis obras acá... Siento que Colombia es el país del teatro, es una casa de poder del teatro”, añade.

En sus visitas al país, y luego de varios recorridos por centros culturales como el Museo Botero y el Centro Cultural Gabriel García Márquez, el maestro coreano ha desarrollado una fascinación especial por la obra cumbre de Gabo, Cien años de soledad, que asegura ha leído docenas de veces. “Puedo encontrar una conexión entre esa novela y la conciencia tradicional coreana. Es una historia que fundió la ilusión y la realidad, la historia y lo individual, la tradición y la modernidad. Quisiera poder dirigir Cien años de soledad en Colombia, colaborando con actores colombianos y coreanos. Sería un encuentro maravilloso”, finaliza Taek.

Funciones

Domingo y lunes, 3:30 y 6:30 p. m. Teatro Colón. Calle 10 n.° 5-32. Boletas desde 30.000 hasta 85.000 pesos. Informes en el sitio web: http://es.festivaldeteatro.com.co/.

El Tiempo
Yhonatan Loaiza Grisales
Bogotá, Colombia
En Twitter: @YhoLoaiza
Domingo 20 de marzo de 2016.


La capital colombiana acoge el festival de teatro más grande de América Latina y se prepara para la primera visita de The Rolling Stones, entre otras actividades culturales


En el Putumayo colombiano, cerca de la frontera con Ecuador, los jóvenes tenían tres opciones: consumir y vender drogas, ser reclutados a la fuerza por la guerrilla o los paramilitares y la prostitución. Desde hace seis años, disponen de una nueva: las artes escénicas. En El Tigre, Luis Antonio Santacruz, un maestro a quien todos sus convecinos llaman Toño, propuso a sus alumnos que, en vez de bajar al río a fumar marihuana, se quedaran después de clase a aprender teatro. Quienes confiaron y creyeron que había otra opción a las distintas versiones de una guerra que dura más de 50 años lograron ayer una recompensa, otra más: inaugurar el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá con Afrodita y el juicio de Paris, bajo la dirección de La Fura dels Baus.

Es la primera vez que la compañía catalana pisa Colombia y aunque está acostumbrada a compartir sus espectáculos con otras formaciones, cuando sus integrantes se pusieron delante de 70 víctimas y escucharon sus historias de dolor, comprendieron que no solo llegaban a Bogotá a hacer teatro. “Esta no es una situación normal”, dijo el director del espectáculo, Pere Tantinyà, antes de la actuación sin poder contener las lágrimas. “Lo que más nos importa es lo que les sucede a los participantes. Cuando termine la obra, bajaremos, nos abrazaremos y de alguna manera lo recordaremos para toda la vida”, añadió.

Afrodita y el juicio de Paris inauguró la cita escénica más importante de América Latina, que se celebra en la capital colombiana entre el próximo viernes y el día 27. “Otras grandes ciudades tienen el carnaval; en Bogotá tenemos el festival de teatro, que literalmente toma las calles y los espacios públicos más de dos semanas”, afirma Anamarta de Pizarro, responsable de la cita.

Para esta decimoquinta edición se han programado 164 obras llegadas de 32 países en 40 salas y se esperan más dos millones de asistentes. Pese a las malas perspectivas económicas que planean sobre Colombia, la cita cuenta con un presupuesto de 31.000 millones de pesos (unos nueve millones de euros). “Tenemos una independencia económica que nos permite traer a las mejores compañías del mundo; al menos el 50% del gasto lo cubrimos con la taquilla”, añade De Pizarro.

Hasta los Oscar

Esas cifras convierten al festival en el mayor evento cultural de Colombia. Aun así, tendrá que competir este mes con otras propuestas igual de atractivas. El mes ha comenzado con la exposición Atopía de la Fundación Thyssen-Bornemisza Art Contemporary en el Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá. La actriz Susan Sarandon y el cineasta filipino Brillante Mendoza aterrizan estos días en Cartagena para participar en el Festival Internacional de Cine de la ciudad caribeña.

El jueves, los Rolling Stones tocarán por vez primera en Colombia dentro de su gira América Latina Olé. “Hace un tiempo, hubiese sido inimaginable; ningún promotor se hubiera atrevido a traerlos por los problemas burocráticos y la incapacidad técnica para acoger un espectáculo así”, asume Felipe Hoyos, del Ministerio de Cultura.

El país empieza a saldar su deuda musical con el público. Tras más de cinco décadas de violencia, la proximidad de la firma de la paz con las FARC ha permitido que Bogotá se sitúe como una ciudad clave para albergar grandes citas musicales. El miedo ya no supone una excusa. Con la violencia en retirada, unas baterías de leyes promueven desde inicios de siglo la actividad cultural en sus múltiples manifestaciones. La ley de cine de 2003 ha conseguido que filmes como El abrazo de la serpiente, una historia en blanco y negro sobre el Amazonas, lleguen a los Oscar. La normativa sobre artes escénicas ha desenredado la maraña burocrática, acabado con la picaresca de unos cuantos promotores para evadir impuestos y permitido una paulatina mejora de las infraestructuras y de la calidad de los espectáculos.

Los Stones recibirán el guante de las estrellas del pop Maroon 5 y de la Orquesta Filarmónica de Berlín. La banda de Mick Jagger dará la vez al Estéreo Picnic, cuyo cartel incluye a Albert Hammond Junior, Snoop Dogg, Tame Impala y Bad Religion. A final de año, otro gran festival, el estadunidense Lollapalooza, se estrenará en Bogotá, después de que el Sónar lo hiciera el pasado diciembre. Medio siglo después, el arte silencia a las balas en Colombia.

El País
Ana Marcos
Bogotá, Colombia
Domingo 6 de marzo de 2016.


Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá (FITB): una fiesta más folclórica y popular


El interesante momento cultural que vive el país azteca y la calidad de sus producciones lo hicieron merecedor de este reconocimiento. El público podrá disfrutar del talento escénico de nueve compañías mexicanas.


Bogotá. - A la edición número 15 del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá (FITB) llega lo mejor de la cultura, las fiestas patrias, la danza y las tradiciones típicas de la tierra del sol y el tequila, con México como país invitado de honor. Según Anamarta de Pizarro, directora del FITB, este es un reconocimiento a la calidad de su trabajo. “Las artes escénicas de México están pasando por un momento importante e interesante. Si hay un país que se lo merecía era éste”.

Nueve compañías representantes de diferentes disciplinas, la adaptación de un clásico de Bertolt Brecht dirigido por el reconocido Luis de Tavira y una puesta en escena cargada de erotismo sobre la trágica historia de amor de Tristán e Isolda son algunas de las piezas que llegan para mostrar por qué en el país norteamericano este tipo de manifestaciones culturales tienen cada vez más acogida.

Aunque en México el teatro ha estado presente desde antes de la llegada de los españoles, en los últimos años ha tenido un destacado desarrollo, al punto de duplicar las ventas de las boletas de fútbol y de los conciertos populares, según la última encuesta de consumo cultural de la Secretaría de Cultura de ese país.

Un logro que ha sido resultado de un trabajo arduo por parte de compañías como la del Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara, que estará presente en el FITB. Con 50 años de trayectoria, se ha convertido en una de las organizaciones de danza folclórica más importantes del país y uno de los colectivos que más trabajan por la preservación de las tradiciones culturales mexicanas. Sus coreografías, llenas de lo más representativo del folclor, y un magnífico grupo de músicos en vivo han sido protagonistas en las más de 1.500 presentaciones alrededor del mundo.

Otra de las participaciones importantes que llenará de color el Festival es la de Luis de Tavira, uno de los más reconocidos dramaturgos y directores mexicanos. Con más de 70 puestas en escena, no sólo en México sino en Estados Unidos, Italia y Canadá, presentará El círculo de cal, una adaptación de El círculo de tiza caucasiano, de Brecht, en la que se reflexiona sobre la familia y la propiedad.

El dramaturgo Eugene O’Neill, ganador del Premio Nobel, estará presente con la obra Una luna para los mal nacidos, un homenaje a su hermano que murió a los 40 años víctima de una cirrosis provocada por el exceso de alcohol. La cuota infantil correrá por cuenta de la compañía Carretera 45, que trae la historia de Toto y Coco, un par de niños de dos regiones distantes de la república mexicana que comparten inquietudes, miedos y sueños, juegan todo el tiempo a representarse y a inventarse historias fantásticas.

En la lista de imperdibles no se pueden dejar de lado dos de las coproducciones que por primera vez estarán en el Festival. La primera, Pequeños territorios en reconstrucción, es una puesta en escena colombo-mexicana, y la segunda, Las 10 mil cosas, una obra que forma parte del llamado teatro sugerente, que invita a descubrir lo que la realidad esconde.

Invitados especiales

Slava Polunin

Fue catalogado como el mejor payaso del mundo por “The Times”. Este clown ruso conquistó al público con su obra “Slava’s Snowshow”, un espectáculo bellísimo recomendado para disfrutar en familia.

John Kani

Conocido como el abuelo del teatro sudafricano, es el presidente del Consejo Nacional de las Artes de Sudáfrica. Actor, dramaturgo y director, viene a Bogotá a presentar la obra “Missing”, en la que es protagonisa.

Ana Belén

Esta actriz española quiere descrestar al público colombiano con su papel de la cruel hechicera de la mitología griega Medea. Famosa por ser multifacética, ha ganado varios reconocimientos como el premio Goya y la Medalla de Oro Mérito en Bellas Artes.

La magia de los países nórdicos

Cada edición del Festival tiene su sello y este año no es la excepción. Un acuerdo con los países nórdicos (Suecia, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Islandia y las Islas Faroe) permitirá que los colombianos disfruten de nueve espectaculares puestas en escena que les rendirán tributo a los clásicos de la danza, la música, la literatura, el deporte y el teatro.

Las obras The Writer, A Dance Tribute to Ping Pong, Fanny y Alexander, The Tiger Lillies Perform Hamlet, Rose: rito de primavera, Los bajos fondos, The Outsider, Blam y Rain, se presentarán en escenarios como Casa E, Factoría L’Explose, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo y el Teatro Libre de Chapinero. Los espectadores disfrutarán de una variada puesta en escena que incluye marionetas, teatro físico y danza.

El Espectador
Bogotá, Colombia
Domingo 6 de marzo de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter