Generar acciones corresponsables entre las instituciones y los sectores es el primer paso hacia la búsqueda de oportunidades de desarrollo equitativo, dijo

Con la llegada del “Internet de las Cosas”, la información que el mundo posee se duplica cada once horas. De aquí que el saber en sí mismo ya no sea tan relevante. Ante este cambio histórico, el sistema educativo occidental debe abandonar el paradigma “del saber” como valor máximo e incorporar lo que la sociedad actual exige: flexibilidad para aprender a aprender, como eje central, sostuvo el rector Alfonso Esparza Ortiz, al impartir la Cátedra de Honor 2017, de la Facultad de Contaduría Pública de la BUAP.

En el púlpito del Paraninfo de la BUAP, Esparza Ortiz compartió con los presentes cómo la Institución ha hecho frente a los desafíos actuales, definidos por un mundo donde el conocimiento crece de forma acelerada, surgen nuevas disciplinas para responder a los requerimientos sociales y donde, sin embargo, prevalecen la inequidad, pobreza, intolerancia, marginación e injusticia.

“Si bien el conocimiento se ha convertido en una gran fuerza productiva, también persisten y se multiplican los problemas, por lo que tenemos que preguntarnos hacia dónde estamos conduciendo los saberes y cuál es su alcance e impacto”, destacó el ganador del Premio Internacional Sócrates 2017.

En su Cátedra Prima titulada “La Contaduría Pública y la educación multicultural en el mundo moderno”, Alfonso Esparza Ortiz, el primer orador en portar la investidura para tal efecto, enfatizó que el desafío sustancial es lograr que el conocimiento atienda las necesidades del entorno y permita a la población elevar sus niveles de bienestar. Ir más allá de la vinculación para generar acciones corresponsables entre las instituciones y los sectores social, productivo y gubernamental, es el primer paso hacia la búsqueda de oportunidades de desarrollo equitativo, comentó.

“Con una historia de más de cuatro siglos, la BUAP goza de reconocimiento por la calidad de sus programas, la habilitación de su planta académica, el desarrollo de investigaciones y su responsabilidad y compromiso social. Por su misión, nos enfocamos en ampliar la cobertura mediante nuevos planes educativos que brinden alternativas a la problemática del mundo actual y del futuro”, señaló.

En ese sentido, recordó la organización académica de la BUAP, que incluye cinco complejos regionales. Ubicados en diversas zonas del estado, estos campus registran una matrícula de casi 10 mil estudiantes de preparatoria y licenciatura, quienes cursan programas diseñados a partir de las vocaciones productivas de los lugares donde se ubican, a fin de impulsar el desarrollo regional y alentar la permanencia de egresados en sus comunidades de origen.

Asimismo, el rector de la BUAP consideró al recién inaugurado Ecocampus Universitario Valsequillo como otro de los mecanismos de la BUAP para dar respuesta a los requerimientos del ser humano, que sufre actualmente de migraciones, guerras, epidemias y un gravísimo daño al medio ambiente.

“Es un modelo de restauración ambiental en el cual se generan innovadoras dinámicas de desarrollo, a través de la investigación. Ahí se utilizan tecnologías limpias para recuperar y restablecer condiciones que aseguren la continuidad de los procesos naturales del territorio. Mediante estrategias de triple hélice se impulsará un modelo de investigación internacional, sustentado en la productividad científica y la innovación”, informó.

“Con esta y otras acciones, abiertos a la innovación y desde una perspectiva global, en la BUAP buscamos hacer del conocimiento un elemento sustancial del progreso, porque creemos que la educación es la base del desarrollo y que el saber no tiene fronteras”, comentó.

Los contadores públicos han acompañado el desarrollo humano y el de las sociedades: Esparza Ortiz

Hoy, la Contaduría Pública se encuentra vinculada a un entorno económico caracterizado por una recesión internacional e incertidumbre financiera. Si bien la esencia de esta profesión es la misma desde su origen, actualmente va mucho más allá: debe crear valor agregado a la información disponible y generar elementos que favorezcan la toma de decisiones, expresó el rector Alfonso Esparza Ortiz, durante su intervención en la Cátedra Prima que la Facultad de Contaduría Pública de la BUAP instauró en el marco de su 80 aniversario.

Adicionalmente –prosiguió el colaborador de la Coordinación de Educación Superior del Banco Mundial-, esta profesión cobra especial importancia en momentos en los que la rendición de cuentas y la auditoría del desempeño son materias ineludibles:

“Transparencia, rendición de cuentas y la medición de los impactos son asignaturas que han modificado las relaciones entre los actores sociales y obligan a las instituciones y ciudadanos a abordarlas desde una nueva perspectiva. Son un buen ejemplo de cómo han cambiado las circunstancias”.

Por ello, invitó a los integrantes de la Facultad de Contaduría a asegurar la formación académica conforme a las nuevas características del entorno: “los contadores fueron pioneros de la certificación al igual que de la actualización permanente”.

En ese sentido, apuntó lo que en su momento el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) advirtió sobre la incipiente cuarta revolución industrial, descrita por la aplicación del Internet a la industria, la digitalización, las tecnologías de la información y comunicación, los dispositivos inteligentes y las redes que comunican máquinas y adaptan servicios a los clientes en cualquier parte del mundo. De esta cuarta revolución desconocemos las consecuencias, dijo, pero ya vemos la enorme transformación que trae consigo.

Según el BID, este nuevo modelo demandará el desarrollo de habilidades socio-emocionales y no sólo el uso de la tecnología, sino la creación para enfrentar un mercado extremadamente cambiante; “debemos asumir el cambio como la única constante”.

Ello implica para la contaduría un cambio de paradigmas, una mentalidad abierta, multicultural y dispuesta al aprendizaje continuo bajo una actitud proactiva e innovadora: “de la misma manera en que se demanda a las IES desarrollar estrategias y formas de aprendizaje que detonen el progreso colectivo, la Facultad de Contaduría Pública debe estar a la altura de las expectativas y nuevos retos que los cambios globales producen en las empresas y organizaciones”.

“En otras palabras, como universitarios nuestro ámbito de acción no puede ni debe limitarse a la Institución, sino a lograr un impacto real y eficaz en el entorno, para cumplir con la responsabilidad que nos atañe y contribuir a la construcción de una sociedad más justa y próspera, ya que ese debe ser el objetivo esencial del conocimiento”, concluyó.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 21 de mayo de 2017.

La Facultad de Contaduría Pública realizó el Día de las Finanzas

 En representación del rector Alfonso Esparza Ortiz, Gilbón Rosete celebró la realización del Día de las Finanzas

 Los mercados financieros, tipos de cambio y tasas de interés son asuntos cotidianos; sin embargo, hoy se ven amenazados incluso por tweets de candidatos políticos, haciendo más sensible la situación financiera, declaró Óscar Gilbón Rosete, titular de la Tesorería General de la BUAP, al inaugurar el Día de las Finanzas, en la Facultad de Contaduría Pública.

En esta actividad de actualización profesional, realizada en la Unidad de Seminarios, en Ciudad Universitaria, en el marco del 80 aniversario de la citada facultad, en representación del Rector Alfonso Esparza Ortiz, Gilbón Rosete celebró la realización de este tipo de jornadas para profundizar y conocer a fondo este ámbito de vital importancia.

En el caso de la Institución, dijo, tener finanzas sanas permite acceder a diferentes créditos. Lo anterior, es posible gracias a las evaluaciones efectuadas por calificadoras reconocidas, este es un ejercicio continuo y que garantiza estabilidad financiera.

En su intervención, José Francisco Tenorio Martínez, director de la Facultad de Contaduría Pública, señaló que esta jornada de capacitación tiene como fin conocer la turbulencia financiera actual, para preparar a los alumnos y enfrentar el futuro nacional e internacional.

Dados los cambios constantes en los mercados financieros, en los costos de las cadenas de producción y servicios, precio del dólar y gasolina, “como universitarios es nuestra responsabilidad social aprender a enfrentar la incertidumbre y lo hacemos con estas actividades extracurriculares, de vinculación y educación continua, que complementan el análisis y estudio diario de los profesionales del área”, refirió.

En el Día de las Finanzas, con un valor curricular de siete horas, se presentaron las conferencias “Los mitos de las tarjetas de crédito”, “Causas y efectos de la inflación”, “El papel de las calificadoras financieras”, “Problemática en la elaboración del presupuesto”, “La reestructuración del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)” y “Análisis financiero en el sector salud”, entre otras.

Puebl@Media
Puebla, México
Lunes 27 de marzo de 2017.

Licenciaturas en Derecho y Consultoría Política de la BUAP obtuvieron acreditación internacional

El rector Alfonso Esparza Ortiz inauguró la exposición “80 años de la Contaduría en la vida universitaria”, integrada por 26 fotografías que muestran la intensa actividad educativa de la Facultad de Contaduría Pública, así como su compromiso y responsabilidad social, desde su fundación a la fecha.

Ante expresiones de afecto de la comunidad universitaria reunida en esta unidad académica, Esparza Ortiz reconoció que la Facultad de Contaduría Pública ha sido un pilar indiscutible en el desarrollo histórico de la Institución, formando profesionales de calidad que se han desempeñado en la academia, servicio público, empresas y otros ámbitos.

Acompañado del director de esta facultad, José Francisco Tenorio Martínez, ex directores y egresados destacados de la misma, así como funcionarios de la administración central, Esparza Ortiz resaltó la calidad y pertinencia de sus programas de licenciatura: en Contaduría Pública, con acreditación nacional e internacional, impartida en las modalidades presencial, semi-escolarizada y a distancia; en Administración y Dirección de Pequeñas y Medianas Empresas, con modalidad escolarizada y a distancia; y en Dirección Financiera, un programa de estudios con enfoque internacional.

Además en otoño de este año, informó, se ofertará una carrera más: la Licenciatura en Contaduría y Finanzas Públicas, en la modalidad a distancia, en colaboración con el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Abierta y a Distancia de México.

Tras destacar estas y otras fortalezas, el rector de la BUAP indicó que dicha exposición traerá gratos recuerdos y permitirá a las nuevas generaciones acercarse a la historia de esta unidad académica.

A esta afirmación se sumó Tenorio Martínez, quien indicó que a través de la muestra gráfica se contribuye a conformar una identidad universitaria. Por otra parte, agradeció el apoyo del Rector Alfonso Esparza para dotar de mejores equipos tecnológicos a la facultad y se comprometió a trabajar fuertemente para garantizar la consolidación de la Máxima Casa de Estudios en Puebla.

La carrera de Contador Público Auditor quedó legalmente establecida en la entonces UAP en 1937, a través de la Facultad de Comercio y Ciencias Administrativas. A la fecha, esta unidad académica ha sido dirigida por 24 directores. Después de ocho décadas, cuenta con un amplio reconocimiento social y profesional, mediante la oferta de tres licenciaturas, posgrados y programas de actualización profesional.

Licenciaturas en Derecho y Consultoría Política de la BUAP obtuvieron acreditación internacional

De un total de 169 instituciones de educación superior de América Latina -públicas y privadas-, la BUAP fue la institución mexicana que recibió acreditaciones internacionales por parte del Consejo de Acreditación en Ciencias Sociales, Contables y Administrativas en la Educación Superior de Latinoamérica (CACSLA), para dos de sus planes educativos: las licenciaturas en Derecho y en Consultoría Política, por cumplir los requisitos de calidad establecidos por este órgano.

En una ceremonia realizada en el auditorio del Museo Nacional de Antropología, en la Ciudad de México, las autoridades del CACSLA, como su director Eduardo Ávalos Lira, y del Consejo de Acreditación en la Enseñanza de la Contaduría y Administración (CACECA) reconocieron los programas educativos de calidad con la entrega de dichos reconocimientos. Cabe destacar que sólo otorgaron acreditaciones internacionales a Colombia, Guatemala y México –a la BUAP.

Con dicha acreditación, cuya vigencia expira en febrero de 2020, ambos programas de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (FDCS) de la BUAP constatan la pertinencia, calidad y eficiencia de sus procesos educativos. De esta forma tanto CACSLA y CACECA brindaron un reconocimiento público a las instituciones de educación superior, entre ellas la Máxima Casa de Estudios en Puebla, por su compromiso al aceptar el reto de la calidad y mejora continua.

CACECA es el único organismo acreditador para los programas de Contaduría, Administración y afines en el país, reconocido por COPAES. Su consejo se constituyó como la asociación que asume el compromiso y la responsabilidad de diseñar los procesos formales de la acreditación, que respalden el prestigio académico de las instituciones educativas.

Asistieron a esta ceremonia, en representación de la BUAP, la titular de la Vicerrectoría de Docencia, María del Carmen Martínez Reyes, y el director de la FDCS, Roberto Santacruz Fernández, quienes de manos de Ávalos Lira, presidente de CACSLA, recibieron ambas acreditaciones.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 27 de marzo de 2017.

Pese a que los niveles de inflación hoy son menores, con sus ingresos, el 40 por ciento de la población laboral en México no puede adquirir la canasta básica, señaló Jaime Martínez Hernández, catedrático de la Facultad de Contaduría Pública de la BUAP, durante su participación en la mesa de opinión “Entorno Económico y Social en México”.

En el auditorio de esa unidad académica, el académico afirmó que en términos de percepciones de sueldos y salarios, se está generando una precariedad laboral en el país, lo cual representa un problema para los jóvenes que egresan de las universidades, quienes obtienen puestos de trabajo con ingresos muy bajos.

Tras referir que la tasa de desocupación nacional ha sido en promedio del 4 por ciento, refirió que hay 2 millones 200 mil desempleados en el país: “Este problema afecta a los jóvenes de 15 a 19 años, cuya tasa de desocupación se eleva al 7 por ciento”.

En México, dijo, la pobreza afecta al 55 por ciento de la población y 11 millones de personas viven en condiciones de pobreza extrema, es decir, aquellos que ni siquiera cuentan con el alimento del día.

Durante su intervención, Gabriel Montiel Morales, consultor financiero y académico de la Facultad de Contaduría Pública, consideró que “la innovación es la única forma que tienen las economías para crecer de manera permanente y esta debe surgir de las startup, para lo cual es necesario que existan mayores facilidades y apoyos a nivel nacional para que los emprendedores puedan iniciar sus negocios”.

Asimismo, opinó que para cambiar una economía en bancarrota, en una que sea exitosa, se debe invertir más en investigación, educación y en formación del capital humano, así como gestionar una mejor administración de los recursos financieros, importar tecnología para la agricultura y luego diseñar la propia, formar líderes en diferentes disciplinas y exportar productos con valor agregado y mano de obra calificada.

Aunado a esto, destacó que en nuestro país el problema no es el dinero, sino la forma en la que es administrado, por ello, afirmó: “el gasto más grande debe destinarse a investigación y desarrollo”.

Por su parte, Manuel Méndez Ferrer, Contador Público Certificado, se pronunció por una disminución del 50 por ciento del sueldo y prestaciones de los funcionarios públicos, así como una reducción, en la misma proporción, del subsidio a los partidos políticos.

También consideró importante una modificación de las leyes respectivas para la desaparición de legisladores plurinominales, la supresión de las pensiones vitalicias a ex presidentes y una reducción de dos pesos en la cuota del IEPS al litro de gasolina.

La mesa de opinión “Entorno Económico y Social en México” tuvo como objetivo ser un espacio de discusión entre especialistas del área y estudiantes, para compartir puntos de vista, opiniones y propuestas con respecto a la situación actual del país.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 2 de febrero de 2017.


Para generar un intercambio de experiencias enfocadas a mejorar la actividad docente en la BUAP, el rector Alfonso Esparza Ortiz retomó los “Diálogos con el Rector”, un ejercicio de cercanía con la comunidad universitaria, pero en esta ocasión con el sector académico.

La Facultad de Contaduría Pública fue el punto de partida para que los profesores, de la capital poblana y de las unidades regionales donde tiene presencia esta unidad académica, externaran sus inquietudes, solicitudes y necesidades en torno a su labor, como la actualización profesional y de software, pensiones y creación de nuevas plazas, entre otros aspectos.

En compañía de funcionarios de primer nivel, el rector Esparza Ortiz escuchó atentamente cada una de las intervenciones de los asistentes reunidos en el auditorio de esa unidad académica. A través del diálogo directo, los docentes disiparon dudas en cuanto al proceso de promociones, nuevas plazas, modernización de laboratorios, modificaciones de los programas de posgrado, apoyo a los profesores hora clase para realizar trabajos de investigación y activación de plazas de jubilados.

Al conocer por escrito y de viva voz las necesidades de este sector de la comunidad, el Rector de la BUAP externó que cada una de las solicitudes serán tomadas en cuenta, puesto que la intención es escuchar sus inquietudes y jerarquizarlas en orden de importancia para darles solución. Tal es el caso de mejoras en servicios de conectividad –principalmente en campus regionales-, infraestructura, dominio de un segundo idioma, capacitación, mejorar los servicios del Hospital Universitario de Puebla y requerimientos de paquetería especializada.

Lo anterior, dijo, permitirá sumar esfuerzos a favor de la construcción de una sólida planta docente en la Institución.

Por su parte, José Francisco Tenorio Martínez, director de la Facultad de Contaduría Pública, agradeció la visita del rector Alfonso Esparza Ortiz, ya que permitirá encaminar esfuerzos hacia la consolidación de esta unidad académica.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 11 de septiembre de 2016.


Martha Elva Reséndiz Ortega rindió su último informe de labores, como directora de la Facultad de Contaduría Pública


La actualización permanente de sus programas de estudio constata que la Facultad de Contaduría Pública de la BUAP es una unidad académica atenta y vigilante de su entorno, que la convierte en una de las de mayor vínculo con el sector social, subrayó el rector Alfonso Esparza Ortiz, durante el último informe de labores de Martha Elva Reséndiz Ortega y toma de protesta de José Francisco Tenorio Martínez, como nuevo director de esa Facultad.

Esta actitud con sentido social, continuó, permite a la Facultad de Contaduría Pública de la BUAP egresar capital humano capaz de responder a los retos de las economías nacionales e internacionales. “La Universidad no puede permanecer en las aulas, debe salir a la sociedad”, dijo.

Esparza Ortiz celebró los resultados alcanzados por esta unidad académica durante el último año y destacó dos indicadores: titulación superior a 97 por ciento, lo cual habla de una eficiencia en los procesos y de altas expectativas que se forman los jóvenes; el segundo, del total de egresados empleados, 83 por ciento están remunerados.

“La maestra Reséndiz Ortega siempre fue sensible a los requerimientos de la sociedad, la actualización y diseño de los planes de estudio y las necesidades de formación de los estudiantes. Por ello se enfocó a la creación de nuevas carreras: las licenciaturas en Administración y Dirección de Pequeñas y Medianas Empresas, y la recién creada en Dirección Financiera, ésta última con enfoque internacional”, comentó.

Asimismo, el rector de la BUAP reconoció el papel de los académicos y administrativos para mantener la calidad académica, pues por tercera ocasión la Licenciatura en Contaduría Pública figura en los Programas de Alto Rendimiento, lo cual significa que una proporción elevada de sus egresados obtuvo buenos resultados en el Examen General de Egreso de la Licenciatura (EGEL) del Ceneval.

Por su parte, luego de subrayar que en la Facultad de Contaduría Pública existen 60 profesores certificados por la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración (ANFECA), y 21 profesores tiempo completo con perfil deseable PRODEP, Reséndiz Ortega recordó que la Licenciatura en Contaduría Pública es un programa con seis estrellas en la Universidad:

Posee el Nivel I de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior; las acreditaciones por parte del Consejo para la Acreditación de la Enseñanza de la Contaduría y Administración y el Consejo de Acreditación en Ciencias Sociales, Contables y Administrativas en Educación Superior de Latinoamérica; está en el Padrón de Alto Rendimiento Académico de Ceneval y cuenta con el Distintivo de Responsabilidad Social otorgado por la ANFECA.

“La capacidad académica de la facultad en 2008, cuando asumí el cargo como directora, contrasta con la actual: de tres profesores de tiempo completo con doctorado que había, hoy son 15 doctores de tiempo completo y diez de medio tiempo y hora clase. De ocho docentes en el Padrón de Investigadores de la BUAP, hoy son 19; de dos profesores tiempo completo en el Sistema Nacional de Investigadores, actualmente son cinco. Asimismo, se concretaron tres cuerpos académicos consolidados y tres en consolidación”, informó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 4 de julio de 2016.

Martha Reséndiz Ortega, directora de esta unidad académica, rindió su 3er. Informe de Labores

Infraestructura, innovación, competitividad y actualización, son aspectos que distinguen la actividad académica de la Facultad de Contaduría Pública de la BUAP, destacó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante el Tercer Informe de Labores de Martha Elva Reséndiz Ortega, directora de esta unidad académica que, a través de sus programas educativos de licenciatura, atiende a más de 3 mil 800 universitarios y a 389 en el nivel de posgrado.

En dicho acto, Esparza Ortiz celebró los logros alcanzados por todos los que integran dicho ente académico durante el último año: una comunidad que se caracteriza por ofertar programas educativos reconocidos de calidad, ya que el cien por ciento de sus estudiantes forman parte de planes de estudios acreditados.

Reconoció la función que la nueva licenciatura en Dirección Financiera, que se impartirá a partir de Otoño 2015 en colaboración con la Universidad de Nuevo México, atenderá los retos de los nuevos entornos económicos que demandan una mayor profesionalización, para resolver problemas actuales como las crisis que se suscitan en la Unión Europea.

El rector celebró la actualización de los profesores de la Facultad de Contaduría Pública pues 28 están certificados por el Colegio de Contadores Públicos y por la Asociación Mexicana de Contadores Públicos; dos docentes por el Instituto Internacional de Liderazgo, Mentoría y Asesoramiento; 19 son miembros del Padrón de Investigadores de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la BUAP y cuatro son integrantes del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt.

Al presidir el Tercer Informe de Labores de la directora de Contaduría Pública, Esparza Ortiz destacó los esfuerzos de la Universidad para mejorar las condiciones de sus estudiantes, quienes a partir de su gestión, forman parte de programas de acompañamiento como el de Becas Alimenticias y el descuento en los costos por trámites de titulación, una iniciativa que surgió para atender las necesidades de los alumnos y que recientemente fue aprobada por los miembros del Consejo Universitario.

A su vez, Reséndiz Ortega destacó los logros obtenidos durante el último año de su gestión en esta unidad académica que ha construido las bases de la ciencia económico-administrativa en la región, a través de sus seis planes académicos vigentes que atienden en suma, a casi 4 mil estudiantes.

En cuanto a su planta docente, resaltó que los 57 profesores Tiempo Completo tienen estudios de posgrado, 54 de ellos están certificados por la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración (ANFECA), tras haber sido evaluados bajo estrictos estándares de calidad.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 8 de julio de 2015.


La institución académica pretende ofertar la Licenciatura en Dirección Financiera

Como parte de la ampliación y diversificación de su oferta educativa, la Facultad de Contaduría Pública de la BUAP se encuentra en la etapa final del proyecto de creación de la Licenciatura en Dirección Financiera, misma que se espera ofertar el próximo ciclo escolar.

Oscar Gilbón Rosete, Tesorero General de la Institución, aplaudió la creación de esta nueva carrera con la cual se busca una formación integral de alumnos, a través de una titulación dual.

“Es una oferta académica que abrirá nuevas formas de ver a la contaduría pública tradicional. Este tiene que ser el perfil de las carreras que se abran a partir de ahora en la Institución”, destacó.

Martha Elva Reséndiz Ortega, directora de la unidad académica, informó que la característica central de este programa será su enfoque internacional, ya que tendrá una doble titulación entre la BUAP y la Universidad de Nuevo México, Estados Unidos, y gracias a que la universidad americana tiene convenios con Inglaterra y China, los profesores de estos países podrán acudir a la Facultad de Contaduría Pública para trabajar con los alumnos; mientras los estudiantes podrán realizar movilidad con estas instituciones.

Además, la carrera tendrá una gran flexibilidad, por lo que se ofertará en la modalidad presencial y a distancia. Otro aspecto novedoso es que establecerá el modelo 3 más 2, es decir, tres años para obtener una licenciatura y en dos para maestría. Como requisito los aspirantes deberán tener al 100 por ciento el dominio del idioma inglés.

“Es así como desafiamos a los nuevos proyectos de vida, aprovechando la riqueza de la diversidad, mirando la problemática del entorno como una oportunidad, renovando nuestros sueños y trabajando para hacerlos realidad”, aseguró.

Reséndiz Ortega señaló que ya se tienen establecidos los contenidos y materias, sólo faltaría trabajar con la Vicerrectoría de Docencia, en concreto con la Dirección General de Educación Superior, para dar estructura a la licenciatura. A principios de año se presentaría al Consejo de Unidad Académica para su aprobación, posteriormente pasaría al Consejo de Docencia para comentarios y observaciones; el paso final sería la aprobación del H. Consejo Universitario.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 27 de octubre de 2014.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter