Busca la separación, el manejo y la utilización efectiva de residuos plásticos, a través del esquema Economía Circular


“Innovando para cuidar el futuro” es una iniciativa que apela a la adecuada separación, manejo y utilización efectiva de residuos plásticos, a través del esquema conocido como Economía Circular, la cual será aplicada como modelo piloto en la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP durante un mes, en el que se estima recolectar una tonelada de desecho, en colaboración con la empresa Resirene.

Propuesta a la facultad en septiembre de 2019, esta campaña se distingue por la separación de residuos plásticos y por su revalorización, con la finalidad de que no se conviertan en más basura, sino en nuevos componentes de reciclado que puedan ser empleados por la industria, retornen a la economía y generen un valor adicional, explicó el director de esta unidad académica, Jorge Raúl Cerna Cortez.

El proyecto surge de la colaboración entre la FCQ y la empresa Resirene, con la cual ha participado desde hace más de 12 años en proyectos de investigación y desarrollo de nuevos materiales a base de polietileno, además de brindar espacios para que los estudiantes realicen prácticas y servicio social.

“La empresa nos propuso este proyecto que fue consultado con la comunidad. El siguiente paso fue llevar el equipo a la planta para que conocieran la iniciativa y así se dio la logística para organizar las acciones en la facultad. Lo que se busca es darnos la oportunidad de lograr la separación, recolección y finalmente reintegración de estos residuos, en un circulo virtuoso que se enmarca en la Economía Circular”.

Por su parte, el director General de Resirene, Sergio Paredes Castañeda, expresó su satisfacción por la colaboración con la BUAP y con esta unidad académica, al asegurar que los grandes cambios empiezan con pequeñas acciones y que mejor que sea la Universidad la que propicie una posible transformación en el manejo y reutilización de estos desechos.

Informó que su empresa colocó 10 estaciones de acopio, distribuidas en todos los niveles del espacio que conforma la FCQ, para que los más de 2 mil alumnos de esta comunidad depositen adecuadamente sus desechos. La intención, dijo, es que en un mes se recolecte al menos una tonelada de plásticos que serán reutilizados.

La diferencia de esta campaña, insistió, es el enfoque de Economía Circular, pues recordó que muchos proyectos de reciclaje inician con la separación, pero el destino de los desechos se queda sin definir; en este caso hay colaboración con empresas que vendrán a la Universidad a recoger este residuo, para darle una nueva utilización y crear nuevos productos.

Lo anterior, señaló, permitirá regresarle a este centro de acopio un beneficio, es decir, los desechos tienen un valor que podrá regresar a la facultad y emplearse en atender necesidades de los estudiantes.

La campaña “Innovando para cuidar el futuro” se enfoca en cuatro tipos de desechos: poliestireno (vasos de unicel, charolas espumadas, platos y cucharas desechables, y envases de yogurt y yakult); polietileno y tereftalato (botellas de agua y envases de refresco, PET); polietileno de alta densidad (bolsas transparentes y bolsas “camiseta”); y finalmente, polipropileno (recipientes o botellas que almacenan líquidos de limpieza personal y de uso doméstico).

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 21 de febrero de 2020.


La Facultad de Ciencias Químicas verifica que la elaboración de la cerámica se apegue a la NOM 132, lo que garantiza talavera cien por ciento original


La BUAP, a través de la Facultad de Ciencias Químicas, fue un elemento fundamental para la declaratoria de la talavera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco, al garantizar que el proceso para la elaboración de esa cerámica en los talleres poblanos se apegue a los estándares de la Norma Oficial Mexicana NOM132 Talavera-Especificaciones, señaló Jorge Raúl Cerna Cortez, director de esa unidad académica.

Gracias a la colaboración de Ciencias Químicas con el Consejo Regulador de Talavera -con sede en Puebla-, en los laboratorios de la facultad se realizan los estudios microscópicos, macroscópicos y pruebas químico-físicas para certificar que las materias primas -el barro con el que se elabora la cerámica, el contenido de calcio, plomo o titanio-, además del espesor del producto o el brillo del material cerámico, sean los correctos de acuerdo con la NOM 132 y certificar que se produzca talavera cien por ciento original.

“La Facultad de Ciencias Químicas, con apoyo del ICUAP y la Facultad de Ingeniería, colabora con el organismo regulador de la talavera a través de un proyecto diseñado hace 12 años, para que los productores de la cerámica puedan cumplir con la Norma Oficial Mexicana 132, que se refiere a las especificaciones que debe cumplir la cerámica de talavera en cuanto a color, brillo, o pruebas de intemperismo, entre otras”, dijo.

Esto, agregó Cerna Cortez, abrió las puertas para que, en conjunto con el gobierno, instituciones públicas y privadas y otros actores como Talavera de la Reina en España, se pudiera contar por parte de la Unesco con esta denominación de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad el pasado 11 de diciembre en Bogotá, Colombia.

Por su parte, Germán Gutiérrez Camacho, presidente del Consejo Regulador de Talavera, aseguró que gracias al apoyo de la BUAP, Puebla ya tiene como patrimonio cultural de la humanidad el proceso de la elaboración de la cerámica, ya que la Facultad de Ciencias Químicas verifica que el producto realmente esté hecho de acuerdo con las ordenanzas marcadas desde el año 1635.

“La BUAP, desde que se creó la Norma Oficial Mexicana 132 para la certificación de la talavera, siempre nos ha apoyado; pero actualmente ha sido de mucha importancia para obtener esta acreditación. Sin su colaboración no hubiera sido posible lograrla, ya que realiza todos los estudios correspondientes para determinar que el producto sea realmente lo que se está vendiendo”, añadió.

Puebla es el estado más representativo de esta cerámica, que debe su nombre a la ciudad de Talavera de la Reina, en España. El producto llegó al continente americano en el siglo XVI, durante el Virreinato de la Nueva España.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 12 de diciembre de 2019.


Lo ideal es consumir una copa de vino todas las noches

Inicia III Simposio Ciencia que palpita, en la Unidad de Seminarios


Después de los 50 años se incrementa el riesgo de enfermedades, entre estas las cardiovasculares. Los daños en este órgano son parte del proceso de envejecimiento, el cual está relacionado con estrés oxidativo, situación en la que las células están expuestas a un ambiente de oxidación por un gran número de factores, entre ellos la alimentación, expuso Patricia Aguilar Alonso, académica de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP.

         Durante su participación en el III Simposio Ciencia que palpita: promoviendo ambientes saludables para prevenir enfermedades cardiovasculares, la doctora Aguilar Alonso comentó que una manera de cuidar al corazón es consumir flavonoides -entre estos el resveratrol-, sustancias que protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes.

         Tras citar el estudio de Serge Renaud y colaboradores en 1992 sobre la mortalidad cardiovascular en la población de varios países, la académica de la FCQ detalló que este trabajo determinó una menor mortalidad cardiovascular de los franceses por el consumo moderado de vino, a pesar de una ingesta elevada en grasas y carne.

          El secreto del vino es el resveratrol, un compuesto antioxidante que ayuda a prevenir la lesión de los vasos sanguíneos, reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad y prevenir los coágulos sanguíneos. No obstante, una botella tiene una concentración menor de 10 mililitros de esta sustancia, por lo que para mantener sano al corazón tendría que consumirse una gran cantidad de alcohol, lo cual no sería sano. Lo ideal es consumir una copa por las noches.

          Para dar cuenta de los beneficios del resveratrol, la doctora Patricia Aguilar dio a conocer los resultados de un experimento con ratas Wistar, modelos animales a los que se administró este polifenol durante 4, 6 y 8 meses, para analizar su estrés oxidativo.

         Los resultados mostraron una reducción del estrés oxidativo y protección a los cardiomiocitos (células del músculo cardiaco). “Concluimos que la actividad antioxidante que ejerce el resveratrol en cardiomiocitos durante el proceso de envejecimiento en ratas tratadas con esta sustancia se debe a que inhibe la producción de oxidantes y no a la interacción del resveratrol con el sistema antioxidante endógeno, como la activación de las enzimas catalasa y superóxido dismutasa”.

         Ciencia que palpita se lleva a cabo en la Unidad de Seminarios, en Ciudad Universitaria, con la presentación de carteles, conferencias, actividades artísticas y una feria de ciencias, con temática alusiva al cuidado y conocimiento del corazón. Asimismo, se encuentra la unidad móvil de la Facultad de Medicina que proporcionará servicios de toma de signos vitales y antropometría, electrocardiograma y pruebas rápidas de VIH, sífilis y glucosa.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 4 de noviembre 2019.


Se llevará a cabo de forma gratuita el 27 y 28 de febrero en el Centro Avanzado de Pruebas Analíticas no Destructivas
 

Con el objetivo de capacitar a los profesionales de las industrias automotriz, aeroespacial, minera y del plástico, entre otras, con respecto al uso y aplicaciones de la tomografía computarizada, la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) llevará a cabo el segundo CT Scan Workshop- BUAP, los días 27 y 28 de febrero, en el Centro Avanzado de Pruebas Analíticas no Destructivas, en Ciudad Universitaria.

          Los participantes aprenderán la forma en que la tomografía computarizada puede apoyarlos para resolver problemas relacionados con el control de calidad, el análisis de porosidad, dimensionamiento, segmentación, análisis compuesto de fibras, fallo estructural e ingeniería inversa, entre otros.

          Jorge Cerna Cortez, director de la FCQ, señaló que la idea es difundir entre el personal de la industria esta técnica y que la Máxima Casa de Estudios de Puebla cuenta con la tecnología de punta y las instalaciones necesarias para brindar estos servicios.

          Durante los dos días se impartirán cuatro sesiones, en dos horarios disponibles, a cuatro grupos, cada uno con un máximo de 10 personas, quienes tendrán la oportunidad de observar el funcionamiento del tomógrafo computarizado industrial (micro CT) dual de 225 kV y 450 kV, único en América Latina.

          Gracias a su doble fuente de rayos X, es posible analizar la porosidad de objetos de distintos materiales, estudiar su estructura, así como hacer pruebas y simulaciones sin dañar su estructura física, ya que es posible observar una imagen reconstruida en su totalidad, plano por plano, en la que se encuentran los componentes internos.

          En el primer CT Scan Workshop- BUAP, realizado el año pasado, participaron 15 especialistas de industrias como Audi, Volkswagen, Federal Mogul y Valeo, así como 30 investigadores de la BUAP, quienes también conocieron las aplicaciones disponibles de esta tecnología, con respecto a sus áreas de trabajo.

          El taller será gratuito y los interesados podrán hacer su registro en  https://goo.gl/forms/wsejwnF9SHje7eHc2; para mayor información comunicarse al 2 29 55 00, extensión 2847, o bien escribir a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 19 de febrero de 2018.



La Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP es una comunidad con prestigio académico. Así lo demuestran el número de patentes que generan, la formación de recursos humanos en licenciatura y posgrado, los planes de estudio acreditados y una investigación consolidada.

Durante el Segundo Informe de Labores de Jorge Raúl Cerna Cortez, director de la FCQ, el Rector Alfonso Esparza Ortiz aseguró que sin duda esta unidad es un ejemplo a seguir, porque conjunta la participación de los integrantes de su comunidad para concretar sus objetivos: tener mejores académicos, estudiantes y egresados, quienes conforman un círculo virtuoso.

Este trabajo colegiado permitió incrementar el número de cuerpos académicos consolidados, de seis a nueve, con lo cual se favorece la producción científica y la formación de los estudiantes -subrayó.

En cuanto a la pertinencia social, el rector de la BUAP reconoció las acciones de vinculación social con el programa de atención en salud del municipio de Cuautlancingo, orientado a la detección oportuna de enfermedades, y el apoyo a talleres de alfarería en Puebla, para que cumplan con las especificaciones y normas necesarias.

Al interior de la Institución, agregó, la FCQ aplica el Programa de Aseguramiento de la Calidad Alimentaria en las cafeterías concesionadas, para constatar las buenas prácticas en la elaboración de comida, y colabora en el diseño de procedimientos sobre el Manejo y Uso de Medicamentos del HUP.

“Este informe de labores pone de manifiesto un amplio trabajo colegiado; es decir, la suma de esfuerzos y voluntades para cumplir las metas que se han fijado y fortalecer su prestigio académico y el de la Institución”, refirió Esparza Ortiz.

En su intervención, Cerna Cortez destacó la calidad de los programas de estudio, los cuales están acreditados por los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior y por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior. Dio a conocer que hay una tasa de aprobación del 78 por ciento de los estudiantes que presentan el Ceneval.

Además, de un total de 163 profesores, 71 participan en programas de capacitación, 47 son integrantes del Sistema Nacional de Investigadores, 88 están adscritos al Prodep y 77 en el Padrón de Investigadores de la Institución.

También informó que se brindaron 33 servicios a empresas, se ofertó un curso en inglés y existen cinco propuestas más de este tipo. Se trabaja en la realización de un convenio con la Real Academia Nacional de Farmacia de España.

Cerna Cortez señaló que se promueven oportunidades de aprendizaje y realización de prácticas profesionales y de servicio social, para que los alumnos adquieran experiencia laboral; y se revisa la viabilidad de los planes de estudio y las áreas de mejora de esta unidad académica.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 9 de julio de 2018.


Utilizan la cadena pesada de la toxina tetánica para contrarrestar los efectos secundarios de L-DOPA y detener la muerte celular en un 50 por ciento

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo del sistema nervioso que en 2013 registró más de 500 mil casos en México, cifra comparable con la población de la ciudad de Toluca. Aunque no puede curarse, la L-3,4-dihidroxifenilalanina, conocido como L-DOPA, mejora notablemente sus síntomas. Sin embargo, después de cinco a siete años de administración provoca discinesias: movimientos involuntarios del torso y de las extremidades superiores e inferiores que llegan a ser más incapacitantes que la propia enfermedad.

          En la búsqueda de alternativas contra este trastorno neurológico, para mejorar la calidad de vida del paciente, un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, dirigido por el doctor Daniel Limón Pérez de León, utiliza la cadena pesada de la toxina tetánica (Hc-TeTx), para contrarrestar los efectos secundarios de la L-DOPA y atenuar la muerte celular.

          La molécula de la toxina tetánica está formada por dos subunidades: la primera es responsable de los efectos tóxicos y de los síntomas del tétanos, mientras que la otra subunidad es inocua y tiene la propiedad de penetrar y actuar en el sistema nervioso central.

          En el Laboratorio de Neurofarmacología de la FCQ se comprobó en modelos animales que el Hc-TeTx ayuda a frenar el daño neuronal provocado por el mal de Parkinson, el cual se manifiesta cuando existe una pérdida de entre 80 y 90 por ciento de las neuronas dopaminérgicas.

          El doctor Daniel Limón y su equipo de trabajo demostraron que el Hc-TeTx disminuye la neurodegeneración, ya que al lesionar núcleos dopaminérgicos -mismos que se encuentran dañados en la enfermedad de Parkinson- y administrar esta sustancia observaron una disminución de la muerte neuronal en aproximadamente 50 por ciento.

           El doctor José Aguilera, científico de la Universidad Autónoma de Barcelona y colaborador en este laboratorio de la BUAP, mostró que en cultivos celulares el Hc-TeTx tiene un efecto protector, ya que revierte el daño de las neuronas dopaminérgicas. En cambio, los científicos de la FCQ comprobaron estos mismos efectos en modelos animales. Es decir, continuaron con la siguiente fase de la investigación iniciada por el doctor Aguilera, quien proporciona esta fracción de la proteína a los investigadores de la BUAP como parte de una colaboración entre ambas instituciones.

           “El aporte científico que descubrimos al utilizar la cadena pesada de la toxina tetánica fue comprobar sus efectos neuroprotectores en modelos experimentales, como la sobrevivencia neuronal y mejoría a nivel motor, principalmente en movimientos finos y gruesos”, expuso Limón Pérez de León, quien agregó que este hallazgo redundaría en combatir o retardar las discinesias inducidas por la L-DOPA.

           En los próximos 50 años o más, notificó el investigador, nadie va a quitar a la L-DOPA del mercado para el paciente parkinsoniano, a pesar de que este induzca movimientos involuntarios. De ahí, “la relevancia de entender los mecanismos que desarrollan las discinesias, porque finalmente no podemos quitar la L-DOPA, pero hay que tratar de evitar o retardar los efectos negativos de este medicamento”.

           En este sentido, se investigan las bases moleculares y celulares que originan las discinesias derivadas del tratamiento con L-DOPA, con el fin de tener blancos terapéuticos definidos y contrarrestarlos con algún fármaco o terapia.

           Con ello, “estamos aportando que esta fracción de la toxina tetánica puede ser útil. El siguiente paso será pasar estos datos a la parte clínica con un protocolo bien definido, ese sería el tema de estudio de otros científicos”, indicó el académico de la FCQ.

Sustitución de L-DOPA

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por la pérdida de una sustancia llamada dopamina a nivel cerebral. Su sintomatología común es el temblor de las extremidades, rigidez muscular y facial, así como lentitud de movimiento. De acuerdo con el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, se estima una prevalencia de entre 40 a 50 casos nuevos por cada 100 mil habitantes al año.

          Este padecimiento fue descrito por primera vez en 1817 y durante más de 150 años no existió una terapéutica apropiada para los pacientes con Parkinson, hasta que se descubrió que la dopamina es el neurotransmisor afectado en esta enfermedad. Para contrarrestar sus síntomas, el paciente toma L-DOPA, un fármaco tradicional difundido a nivel mundial.

          Para sustituir este medicamento, los investigadores de la BUAP analizan el uso de otras sustancias que detengan la muerte neuronal, como antioxidantes, espirulina, asarona, estrógenos sintéticos, diferentes flavonoides y extractos de ajo. La meta, comentó el doctor Limón, es buscar alternativas que mejoren la calidad de vida para este sector de la población, por lo que se realizan diferentes investigaciones en el laboratorio.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 24 junio 2018.


40% de becas nacionales de Manutención y Apoya tu transporte en Puebla, para estudiantes de la BUAP

Desde hace 23 años, en el Laboratorio de Neurofarmacología, de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, se estudian las enfermedades neurodegenerativas -como Parkinson y Alzheimer- que representan un gran reto para la ciencia al afectar la calidad de vida de los pacientes. Esta labor se fortalece con la vinculación con instituciones educativas y científicas, para favorecer proyectos conjuntos, estancias académicas y redes de colaboración, aseveró el rector Alfonso Esparza Ortiz.

Al entregar obras de ampliación y remodelación, el rector de la BUAP dio a conocer las modificaciones realizadas al Laboratorio de Neurofarmacología, con la colocación de sistemas de aire acondicionado y ventilación mecánica filtrada, de voz y datos, alarmas y videovigilancia, así como nuevas instalaciones de gas e hidrosanitarias.

Asimismo, la redistribución de los espacios y la entrega de mobiliario y equipo, con el fin de que los investigadores dispongan de infraestructura adecuada para realizar sus tareas e iniciar nuevos proyectos. Dada la importancia de la actividad científica, afirmó: “seguiremos apoyando la investigación para que sea un referente en la Institución”.

Por su parte, Jorge Raúl Cerna Cortez, director de la Facultad de Ciencias Químicas, reconoció la disposición del Rector Alfonso Esparza para atender las necesidades de este espacio de investigación, en cuanto a infraestructura física y equipamiento para medir la conducta y atenuar la aparición de padecimientos neurodegenerativos, acciones que además permitirán consolidar el trabajo científico del Cuerpo Académico de Farmacia Experimental.

Entender la fisiología del sistema nervioso y probar nuevos fármacos

En el Laboratorio de Neurofarmacología de la Facultad de Ciencias Químicas se estudian las causas probables de la acumulación de proteínas en la enfermedad de Alzheimer, como Beta-amiloide. Daniel Limón Pérez de León, coordinador de este laboratorio, especificó que particularmente se estudia la Beta-amiloide 2535, una fracción de la proteína general que provoca un efecto tóxico.

De igual manera, se estudian las causas y probables coterapéuticas utilizadas en el mal de Parkinson, para contribuir en los tratamientos actuales; igualmente, se analiza la toxicidad conductual sobre nuevos fármacos. Una tercera línea de investigación es el uso de extractos de cannabinoides, para mejorar procesos de aprendizaje y memoria.

Al destacar la remodelación del laboratorio, el doctor Daniel Limón mencionó la habilitación de áreas para el estudio de la conducta, en especial de los laberintos acuático de Morris y radial automatizado, los cuales son espacios cerrados, amortiguados, sin ruido y con temperatura adecuada para trabajar la memoria, aprendizaje y conductas motoras, en forma independiente y al mismo tiempo.

El laberinto acuático de Morris tiene una tina de agua de 180 litros, para estudiar la conducta de roedores. Mientras que el laberinto radial automatizado, de ocho brazos de acrílico, permite registrar el momento y las veces en que el modelo animal entra a determinado brazo para tomar alimento.

Con estos espacios, “los experimentos son más automatizados, cuantitativamente hay mejores resultados, el sujeto de experimentación está mejor y el estudiante realiza de manera adecuada los experimentos. Por consiguiente, se crean más espacios para la realización de tesis de investigación en licenciatura y posgrado”, afirmó Limón Pérez de León.

También el laboratorio dispone de equipo para realizar estudios de neuroquímica, de Western blot –técnica para identificar proteínas específicas-, de enzimas colinérgicas, estrés oxidativo, de inmunotensiones e inmunofluorescencia, entre otros.

40% de las becas nacionales de Manutención y Apoya tu transporte en Puebla, fueron para estudiantes de la BUAP

Los apoyos a estudiantes de educación superior contribuyen a mejorar sus aptitudes académicas y su desarrollo, expresó el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, al agradecer la entrega de 4 mil becas nacionales de Manutención y Apoya tu transporte, a universitarios de la Máxima Casa de Estudios en Puebla, lo que representó casi el 40 por ciento de las entregadas en dicha ceremonia.

En su intervención, a nombre de los rectores de instituciones educativas de Puebla, Esparza Ortiz sostuvo que estas becas detonarán, en los beneficiarios, una aptitud académica mejor calificada, por lo que reconoció el esfuerzo de la Secretaría de Educación Pública y el gobierno del estado.

A esta ceremonia de entrega que se realizó en el Centro Expositor de Puebla, además del gobernador Antonio Gali, también asistieron la subdelegada de la Secretaría de Educación Pública federal, Monserrat Rodríguez Pantoja, el alcalde Luis Banck Serrato y la titular de la Secretaría de Educación Pública del estado, Patricia Vázquez del Mercado, entre otros.

Puebl@Media
Puebla, México
Jueves 30 / 11 / 2017.

En México, la investigación en ciencia básica en Química es poca, no obstante la importancia de su estudio, pues al igual que los arquitectos e ingenieros civiles se dedican a construir obras macroscópicas, los químicos sintéticos construyen estructuras microscópicas de interés biológico. Quien así opina es Fernando Sartillo Piscil, académico de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, hoy ganador de la Presea Estatal de Ciencia y Tecnología “Luis Rivera Terrazas” 2017, en la modalidad Ciencia Básica.

Gracias a sus contribuciones científicas, el académico se hizo acreedor a esta presea otorgada por el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla. Antes, en 2016, fue galardonado con la Cátedra de Investigación Marcos Moshinsky, reconocimiento cuyo objetivo es apoyar los proyectos de investigación de jóvenes científicos que trabajan en México. Con ello, se convirtió en el segundo investigador de la BUAP en obtenerlo.

A sus 46 años es líder del Cuerpo Académico Consolidado de Síntesis Orgánica de la FCQ, considerado como el mejor grupo de investigación en Puebla y de los más destacados en el país, debido a la investigación de alto nivel que realiza.

Entre las principales aportaciones del grupo, destaca el desarrollo de nuevos métodos sintéticos que han permitido acceder a compuestos orgánicos con actividad biológica importante: “Estos métodos que generamos también han sido utilizados por grupos de investigación de diversas partes del mundo, lo cual ha tenido un gran impacto”, afirmó.

Un ejemplo de esto es la síntesis total de la paroxetina, un alcaloide no natural y uno de los fármacos más vendidos a nivel mundial que tiene actividades antidepresivas, lo cual fue posible gracias a la invención de una nueva reacción que este cuerpo académico logró.

“Aunado a esto desarrollamos métodos que han permitido obtener otros compuestos que también tienen actividad biológica como anticancerígenos, así como aminoácidos antiepilépticos y otros tipos de estructuras moleculares”, señaló.

Sartillo Piscil, doctor en Ciencias Químicas con Especialidad en Química Orgánica por la BUAP y nivel II del Sistema Nacional de Investigadores, informó que a la fecha cuentan con más de 50 publicaciones en revistas de investigación de alto impacto, entre las cuales más de diez han sido difundidas por The Journal of Organic Chemistry, la revista líder de química orgánica que es editada por la American Chemical Society.

En su laboratorio, Investigación de Síntesis Orgánica, se han obtenido alrededor de 20 compuestos, con actividad biológica y no biológica, que se han comercializado. Actualmente -dijo- trabajan en el desarrollo de nuevos métodos sintéticos que utilicen agentes inocuos y baratos, en lugar de metales de transición, con el fin de generar técnicas con un menor nivel de toxicidad y que sean amigables con el medio ambiente.

El cien por ciento de estas investigaciones -añadió- han sido realizadas por el Cuerpo Académico Consolidado de Síntesis Orgánica, en conjunto con estudiantes de la FCQ, con lo cual han obtenido reconocimientos como mejor tesis de maestría en 2012 y mejor tesis doctoral en 2016, esta última otorgada a Lilia Fuentes Morales, por la Sociedad Química de México.

“El impacto de nuestra área de investigación se refleja en el desarrollo tecnológico de cualquier país, en específico en la química medicinal que es aquella relacionada con la generación de compuestos que son comercializados como fármacos”, aseveró.

El hombre detrás de la ciencia

Más allá del ámbito científico y académico, Fernando Sartillo es un hombre que aprovecha su tiempo libre para pasarlo al lado de su esposa e hija, además disfruta mucho de ir al cine y es metalero de corazón; su banda favorita, Led Zeppelin.

En cuanto a gustos culinarios disfruta de la comida de mar y la italiana; entre sus hobbies se encuentra la lectura y Octavio Paz es de sus autores favoritos, a quien atribuye en parte su actitud crítica y analítica en la ciencia.

Reflexivo, comenta que su interés por la Química comenzó en la preparatoria, debido a la influencia de un familiar que se dedicaba a esta ciencia, así también a su enorme curiosidad por las cosas y a una sed insaciable de conocimiento, características que lo llevaron años después a realizar una estancia predoctoral en la Universidad de Chicago.

Con 18 años de vida laboral en la BUAP, el doctor Sartillo Piscil es un fanático de la química orgánica, un científico que cada día no va a trabajar a un laboratorio, sino a hacer lo que más le gusta y disfruta en la vida. Esa pasión es la que contagia a sus colegas y estudiantes, para que en equipo desarrollen técnicas que contribuyan al desarrollo del país.

Inicia Segundo Congreso Internacional de Periodismo Digital

Con la participación de comunicadores de medios del país y el extranjero, este jueves 7 inicia el Segundo Congreso Internacional de Periodismo Digital y Tercera Edición del Encuentro Periodístico Nómadas, organizado por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP, en instalaciones del Complejo Cultural Universitario.

La inauguración está programada para las 8:30 de la mañana e inicia la serie de conferencias Laura Woldenberg, de VICE, con el tema “Una mirada directa a la actualidad”. Otros conferencistas del día son Alberto Salcedo Ramos, de FNPI; Ricardo Murguía, de Fox Sports; y Abraham Torres, de Sintaxis Media, entre otros.

En el segundo y último día de actividades, intervienen Emmanuelle Steels, de Radio Francia Libèration, con el tema “El tratamiento mediático de un caso judicial”; Mario González, de CNN, con “La noticia en las redes, caso Trump”; y Hugo Ortuño, fotoperiodista de la agencia EFE, por citar algunos. Por la tarde, se realizarán talleres. Para mayores informes comunicarse al teléfono 2 29 55 00, extensión 2350.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 3 de septiembre de 2017.

Hacer de la cooperación un instrumento para cumplir con nuestra responsabilidad social: AEO

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla ha realizado un esfuerzo sin precedente para recibir a más de 27 mil estudiantes durante el Proceso de Admisión 2017, lo que significa más de 3,000 nuevos espacios en nuestra casa de estudios.

Las carreras con la más alta demanda tradicionalmente, como Medicina, Derecho, Administración y Contaduría, entre otras, tienen los cupos a su máxima capacidad y es imposible abrir un espacio más en ellas.

La Universidad lamenta que un número importante de aspirantes no haya obtenido un lugar en ellas y hace del conocimiento público la existencia de lugares disponibles en distintas opciones académicas, tanto en la ciudad de Puebla como en el interior del estado. Esta lista puede consultarse en la página de Internet www.resultados.buap.mx.

De acuerdo con la convocatoria emitida oportunamente, el próximo 1 de agosto se llevará a cabo el registro de lugares disponibles en la Unidad de Seminarios de Ciudad Universitaria de 9 a 16 horas.

Refrendamos nuestro compromiso con la educación superior pública y de alta calidad académica en beneficio de la sociedad.

Hacer de la cooperación un instrumento para cumplir con nuestra responsabilidad social: AEO

La labor del Centro Institucional de Farmacovigilancia, el Laboratorio Clínico Universitario y el Centro de Información de Medicamentos son algunos ejemplos de los avances en materia de vinculación social de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, específicamente en los campos clínico y farmacéutico, los cuales han logrado un impacto significativo en la comunidad universitaria y la sociedad en general, señaló el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante el Primer Informe de Labores del director Jorge Raúl Cerna Cortez.

En el último año, el primero de estos espacios capacitó a personal del Hospital Universitario de Puebla en el uso de medicamentos de alto riesgo y la actualización y análisis de la Norma Oficial Mexicana 220; mientras que el segundo atendió la revisión del catálogo de insumos hospitalarios y la formación de recursos humanos especializados, y realizó estudios de diversos fármacos. A su vez, el Laboratorio Clínico Universitario procesó 885 muestras, favoreciendo además a estudiantes del servicio social.

“Esta articulación de esfuerzos se expresa en la colaboración de la FCQ con diversas entidades nacionales y extranjeras, instituciones y organismos con los cuales mantiene convenios, cumpliendo así los objetivos de la BUAP para hacer de la cooperación un instrumento que nos permite cumplir nuestra responsabilidad social”, expresó el Rector de la BUAP.

En dicha sesión de Consejo de Unidad Académica, destacó los resultados de la planta docente, la cual está altamente calificada al estar conformada por 50 miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), es decir, el 32 por ciento del total. Además, 77 profesores son perfil PRODEP y 67 integrantes del padrón de investigadores de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la Institución.

El Rector Esparza aprovechó la ocasión para felicitar a la ganadora del Reconocimiento por Distinción “Herminia Franco Espinosa” 2017, Leticia Quintero Cortés, y al distinguido con la Cátedra de Investigación “Marcos Moshinski” 2016, Fernando Sartillo.

En su informe, Cerna Cortez reconoció los esfuerzos de la administración central por emprender procesos que reconocen a los profesores y trabajadores no académicos, mediante la entrega de definitividades y promociones. Celebró además el interés del Rector Alfonso Esparza de continuarlos, para asegurar que esta facultad cuente con los elementos para consolidarse como una de las mejores en su área.

En el último año -refirió- la FCQ tuvo una matrícula de mil 779 estudiantes en las licenciaturas de Farmacia, Química y Químico Farmacobiólogo, cifra que representa un crecimiento de 3 por ciento, con respecto al periodo anterior. Indicó que 20 por ciento del estudiantado cuenta con una beca; es decir, hubo un avance del 15 por ciento.

Al referirse al trabajo de investigación, el director dio a conocer que 69 docentes forman parte de 19 cuerpos académicos, de los cuales siete son consolidados y cinco en consolidación.

Esparza Ortiz dialoga con los universitarios

Tras concluir el Primer Informe de Labores del director de la Facultad de Ciencias Químicas, Jorge Raúl Cerna Cortez, el Rector Alfonso Esparza Ortiz manifestó su interés de continuar apoyando a esta unidad académica, para atender los principales desafíos que su actividad supone, como el fortalecimiento de la infraestructura y la mejora de las condiciones laborales, esto luego de escuchar las necesidades expresadas por los docentes en un ejercicio de gobierno abierto denominado Diálogos con el Rector.

En dicha reunión, Esparza Ortiz recordó que actualmente se encuentra en proceso de remodelación el edificio 8 de esta facultad (FCQ8), en el que 11 investigadores de dos cuerpos consolidados, así como estudiantes de licenciatura, posgrado y posdoctorado, podrán llevar a cabo sus proyectos. Asimismo, mencionó que el resto de los cuerpos académicos tendrá espacios adecuados en el Edificio Multilaboratorios de Ciencias Químicas, en el Eco Campus Valsequillo.

Dijo que el FCQ8 contará con el equipamiento necesario para las actividades científicas, ya que desde los proyectos de nuevos inmuebles estas necesidades están previstas.

Muchas de los planteamientos giraron en torno al bienestar de los trabajadores, particularmente sobre los esquemas de contratación y promoción. Al respecto, Esparza Ortiz sostuvo que el Reglamento de Ingreso, Permanencia y Promoción del Personal Académico (RIPPPA) se ha flexibilizado, para reconocer las aportaciones de los docentes que no cuenten con estudios de doctorado, pero sí con la experiencia de la industria y el campo laboral.

Asimismo, comentó que en su administración la compra de insumos –como reactivos y materiales de laboratorio- se realiza con antelación y conforme a una planeación, a fin de evitar problemas de desabasto y no entorpecer la labor científica que distingue a esta facultad.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 10 de julio de 2017.


Como miembros de la comunidad universitaria deben prepararse no sólo para ser los mejores estudiantes, sino también los mejores seres humanos, en mente y actitud, siempre al servicio de la sociedad, así lo expresó Jorge Raúl Cerna Cortés, director de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP, al entregar reconocimientos a 30 alumnos destacados como mejores promedios, así como a los  departamentos de Microbiología y Química General.

En el salón de usos múltiples de la Facultad de Ciencias Químicas, donde se dieron cita además de los galardonados, maestros y familiares, se puso de manifiesto el gran compromiso que tienen, como próximos egresados, a compartir y poner en práctica lo aprendido en las aulas de una de las instituciones más prestigiadas del país.

“En la vida hay un proceso de superación y requiere de organización, disciplina, dedicación, concentración, constancia y, sobre todo, de una alta dosis de motivación para que lo que inició como un proyecto de vida se vea cristalizado en el desarrollo del trabajo”, señaló Cerna Cortés.

A nombre de los premiados de las carreras de Química, Farmacia y Químico Farmacobiólogo, la alumna Diana Martínez López agradeció la distinción e invitó a sus compañeros a seguir adelante en su preparación y más tarde como trabajadores.

Por su parte, Martha Patricia León Arenas, de la Coordinación de Evaluación Académica de la BUAP, señaló que estos reconocimientos son el resultado de un trabajo en equipo, en el que han participado estudiantes, profesores, investigadores, así como la administración central para brindar las mejores herramientas a cada uno de los alumnos de la Máxima Casa de Estudios en Puebla.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 30 de junio de 2017.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter