En México, la investigación en ciencia básica en Química es poca, no obstante la importancia de su estudio, pues al igual que los arquitectos e ingenieros civiles se dedican a construir obras macroscópicas, los químicos sintéticos construyen estructuras microscópicas de interés biológico. Quien así opina es Fernando Sartillo Piscil, académico de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, hoy ganador de la Presea Estatal de Ciencia y Tecnología “Luis Rivera Terrazas” 2017, en la modalidad Ciencia Básica.

Gracias a sus contribuciones científicas, el académico se hizo acreedor a esta presea otorgada por el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Puebla. Antes, en 2016, fue galardonado con la Cátedra de Investigación Marcos Moshinsky, reconocimiento cuyo objetivo es apoyar los proyectos de investigación de jóvenes científicos que trabajan en México. Con ello, se convirtió en el segundo investigador de la BUAP en obtenerlo.

A sus 46 años es líder del Cuerpo Académico Consolidado de Síntesis Orgánica de la FCQ, considerado como el mejor grupo de investigación en Puebla y de los más destacados en el país, debido a la investigación de alto nivel que realiza.

Entre las principales aportaciones del grupo, destaca el desarrollo de nuevos métodos sintéticos que han permitido acceder a compuestos orgánicos con actividad biológica importante: “Estos métodos que generamos también han sido utilizados por grupos de investigación de diversas partes del mundo, lo cual ha tenido un gran impacto”, afirmó.

Un ejemplo de esto es la síntesis total de la paroxetina, un alcaloide no natural y uno de los fármacos más vendidos a nivel mundial que tiene actividades antidepresivas, lo cual fue posible gracias a la invención de una nueva reacción que este cuerpo académico logró.

“Aunado a esto desarrollamos métodos que han permitido obtener otros compuestos que también tienen actividad biológica como anticancerígenos, así como aminoácidos antiepilépticos y otros tipos de estructuras moleculares”, señaló.

Sartillo Piscil, doctor en Ciencias Químicas con Especialidad en Química Orgánica por la BUAP y nivel II del Sistema Nacional de Investigadores, informó que a la fecha cuentan con más de 50 publicaciones en revistas de investigación de alto impacto, entre las cuales más de diez han sido difundidas por The Journal of Organic Chemistry, la revista líder de química orgánica que es editada por la American Chemical Society.

En su laboratorio, Investigación de Síntesis Orgánica, se han obtenido alrededor de 20 compuestos, con actividad biológica y no biológica, que se han comercializado. Actualmente -dijo- trabajan en el desarrollo de nuevos métodos sintéticos que utilicen agentes inocuos y baratos, en lugar de metales de transición, con el fin de generar técnicas con un menor nivel de toxicidad y que sean amigables con el medio ambiente.

El cien por ciento de estas investigaciones -añadió- han sido realizadas por el Cuerpo Académico Consolidado de Síntesis Orgánica, en conjunto con estudiantes de la FCQ, con lo cual han obtenido reconocimientos como mejor tesis de maestría en 2012 y mejor tesis doctoral en 2016, esta última otorgada a Lilia Fuentes Morales, por la Sociedad Química de México.

“El impacto de nuestra área de investigación se refleja en el desarrollo tecnológico de cualquier país, en específico en la química medicinal que es aquella relacionada con la generación de compuestos que son comercializados como fármacos”, aseveró.

El hombre detrás de la ciencia

Más allá del ámbito científico y académico, Fernando Sartillo es un hombre que aprovecha su tiempo libre para pasarlo al lado de su esposa e hija, además disfruta mucho de ir al cine y es metalero de corazón; su banda favorita, Led Zeppelin.

En cuanto a gustos culinarios disfruta de la comida de mar y la italiana; entre sus hobbies se encuentra la lectura y Octavio Paz es de sus autores favoritos, a quien atribuye en parte su actitud crítica y analítica en la ciencia.

Reflexivo, comenta que su interés por la Química comenzó en la preparatoria, debido a la influencia de un familiar que se dedicaba a esta ciencia, así también a su enorme curiosidad por las cosas y a una sed insaciable de conocimiento, características que lo llevaron años después a realizar una estancia predoctoral en la Universidad de Chicago.

Con 18 años de vida laboral en la BUAP, el doctor Sartillo Piscil es un fanático de la química orgánica, un científico que cada día no va a trabajar a un laboratorio, sino a hacer lo que más le gusta y disfruta en la vida. Esa pasión es la que contagia a sus colegas y estudiantes, para que en equipo desarrollen técnicas que contribuyan al desarrollo del país.

Inicia Segundo Congreso Internacional de Periodismo Digital

Con la participación de comunicadores de medios del país y el extranjero, este jueves 7 inicia el Segundo Congreso Internacional de Periodismo Digital y Tercera Edición del Encuentro Periodístico Nómadas, organizado por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP, en instalaciones del Complejo Cultural Universitario.

La inauguración está programada para las 8:30 de la mañana e inicia la serie de conferencias Laura Woldenberg, de VICE, con el tema “Una mirada directa a la actualidad”. Otros conferencistas del día son Alberto Salcedo Ramos, de FNPI; Ricardo Murguía, de Fox Sports; y Abraham Torres, de Sintaxis Media, entre otros.

En el segundo y último día de actividades, intervienen Emmanuelle Steels, de Radio Francia Libèration, con el tema “El tratamiento mediático de un caso judicial”; Mario González, de CNN, con “La noticia en las redes, caso Trump”; y Hugo Ortuño, fotoperiodista de la agencia EFE, por citar algunos. Por la tarde, se realizarán talleres. Para mayores informes comunicarse al teléfono 2 29 55 00, extensión 2350.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 3 de septiembre de 2017.

Hacer de la cooperación un instrumento para cumplir con nuestra responsabilidad social: AEO

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla ha realizado un esfuerzo sin precedente para recibir a más de 27 mil estudiantes durante el Proceso de Admisión 2017, lo que significa más de 3,000 nuevos espacios en nuestra casa de estudios.

Las carreras con la más alta demanda tradicionalmente, como Medicina, Derecho, Administración y Contaduría, entre otras, tienen los cupos a su máxima capacidad y es imposible abrir un espacio más en ellas.

La Universidad lamenta que un número importante de aspirantes no haya obtenido un lugar en ellas y hace del conocimiento público la existencia de lugares disponibles en distintas opciones académicas, tanto en la ciudad de Puebla como en el interior del estado. Esta lista puede consultarse en la página de Internet www.resultados.buap.mx.

De acuerdo con la convocatoria emitida oportunamente, el próximo 1 de agosto se llevará a cabo el registro de lugares disponibles en la Unidad de Seminarios de Ciudad Universitaria de 9 a 16 horas.

Refrendamos nuestro compromiso con la educación superior pública y de alta calidad académica en beneficio de la sociedad.

Hacer de la cooperación un instrumento para cumplir con nuestra responsabilidad social: AEO

La labor del Centro Institucional de Farmacovigilancia, el Laboratorio Clínico Universitario y el Centro de Información de Medicamentos son algunos ejemplos de los avances en materia de vinculación social de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, específicamente en los campos clínico y farmacéutico, los cuales han logrado un impacto significativo en la comunidad universitaria y la sociedad en general, señaló el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante el Primer Informe de Labores del director Jorge Raúl Cerna Cortez.

En el último año, el primero de estos espacios capacitó a personal del Hospital Universitario de Puebla en el uso de medicamentos de alto riesgo y la actualización y análisis de la Norma Oficial Mexicana 220; mientras que el segundo atendió la revisión del catálogo de insumos hospitalarios y la formación de recursos humanos especializados, y realizó estudios de diversos fármacos. A su vez, el Laboratorio Clínico Universitario procesó 885 muestras, favoreciendo además a estudiantes del servicio social.

“Esta articulación de esfuerzos se expresa en la colaboración de la FCQ con diversas entidades nacionales y extranjeras, instituciones y organismos con los cuales mantiene convenios, cumpliendo así los objetivos de la BUAP para hacer de la cooperación un instrumento que nos permite cumplir nuestra responsabilidad social”, expresó el Rector de la BUAP.

En dicha sesión de Consejo de Unidad Académica, destacó los resultados de la planta docente, la cual está altamente calificada al estar conformada por 50 miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), es decir, el 32 por ciento del total. Además, 77 profesores son perfil PRODEP y 67 integrantes del padrón de investigadores de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la Institución.

El Rector Esparza aprovechó la ocasión para felicitar a la ganadora del Reconocimiento por Distinción “Herminia Franco Espinosa” 2017, Leticia Quintero Cortés, y al distinguido con la Cátedra de Investigación “Marcos Moshinski” 2016, Fernando Sartillo.

En su informe, Cerna Cortez reconoció los esfuerzos de la administración central por emprender procesos que reconocen a los profesores y trabajadores no académicos, mediante la entrega de definitividades y promociones. Celebró además el interés del Rector Alfonso Esparza de continuarlos, para asegurar que esta facultad cuente con los elementos para consolidarse como una de las mejores en su área.

En el último año -refirió- la FCQ tuvo una matrícula de mil 779 estudiantes en las licenciaturas de Farmacia, Química y Químico Farmacobiólogo, cifra que representa un crecimiento de 3 por ciento, con respecto al periodo anterior. Indicó que 20 por ciento del estudiantado cuenta con una beca; es decir, hubo un avance del 15 por ciento.

Al referirse al trabajo de investigación, el director dio a conocer que 69 docentes forman parte de 19 cuerpos académicos, de los cuales siete son consolidados y cinco en consolidación.

Esparza Ortiz dialoga con los universitarios

Tras concluir el Primer Informe de Labores del director de la Facultad de Ciencias Químicas, Jorge Raúl Cerna Cortez, el Rector Alfonso Esparza Ortiz manifestó su interés de continuar apoyando a esta unidad académica, para atender los principales desafíos que su actividad supone, como el fortalecimiento de la infraestructura y la mejora de las condiciones laborales, esto luego de escuchar las necesidades expresadas por los docentes en un ejercicio de gobierno abierto denominado Diálogos con el Rector.

En dicha reunión, Esparza Ortiz recordó que actualmente se encuentra en proceso de remodelación el edificio 8 de esta facultad (FCQ8), en el que 11 investigadores de dos cuerpos consolidados, así como estudiantes de licenciatura, posgrado y posdoctorado, podrán llevar a cabo sus proyectos. Asimismo, mencionó que el resto de los cuerpos académicos tendrá espacios adecuados en el Edificio Multilaboratorios de Ciencias Químicas, en el Eco Campus Valsequillo.

Dijo que el FCQ8 contará con el equipamiento necesario para las actividades científicas, ya que desde los proyectos de nuevos inmuebles estas necesidades están previstas.

Muchas de los planteamientos giraron en torno al bienestar de los trabajadores, particularmente sobre los esquemas de contratación y promoción. Al respecto, Esparza Ortiz sostuvo que el Reglamento de Ingreso, Permanencia y Promoción del Personal Académico (RIPPPA) se ha flexibilizado, para reconocer las aportaciones de los docentes que no cuenten con estudios de doctorado, pero sí con la experiencia de la industria y el campo laboral.

Asimismo, comentó que en su administración la compra de insumos –como reactivos y materiales de laboratorio- se realiza con antelación y conforme a una planeación, a fin de evitar problemas de desabasto y no entorpecer la labor científica que distingue a esta facultad.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 10 de julio de 2017.


Como miembros de la comunidad universitaria deben prepararse no sólo para ser los mejores estudiantes, sino también los mejores seres humanos, en mente y actitud, siempre al servicio de la sociedad, así lo expresó Jorge Raúl Cerna Cortés, director de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP, al entregar reconocimientos a 30 alumnos destacados como mejores promedios, así como a los  departamentos de Microbiología y Química General.

En el salón de usos múltiples de la Facultad de Ciencias Químicas, donde se dieron cita además de los galardonados, maestros y familiares, se puso de manifiesto el gran compromiso que tienen, como próximos egresados, a compartir y poner en práctica lo aprendido en las aulas de una de las instituciones más prestigiadas del país.

“En la vida hay un proceso de superación y requiere de organización, disciplina, dedicación, concentración, constancia y, sobre todo, de una alta dosis de motivación para que lo que inició como un proyecto de vida se vea cristalizado en el desarrollo del trabajo”, señaló Cerna Cortés.

A nombre de los premiados de las carreras de Química, Farmacia y Químico Farmacobiólogo, la alumna Diana Martínez López agradeció la distinción e invitó a sus compañeros a seguir adelante en su preparación y más tarde como trabajadores.

Por su parte, Martha Patricia León Arenas, de la Coordinación de Evaluación Académica de la BUAP, señaló que estos reconocimientos son el resultado de un trabajo en equipo, en el que han participado estudiantes, profesores, investigadores, así como la administración central para brindar las mejores herramientas a cada uno de los alumnos de la Máxima Casa de Estudios en Puebla.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 30 de junio de 2017.


Mientras estudiaba procesos de proliferación celular en ovarios de ratas en desarrollo, para indagar la existencia de nuevos genes y proteínas en tejidos celulares, Félix Luna Morales, académico de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, logró una tarea técnicamente difícil, cara y con pocas probabilidades de ser exitosa: descubrió el gen FXNA (Felix-ina, nombrado así en su honor), el cual ha tenido amplia influencia en el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

El futuro científico del gen es prometedor. Podría funcionar como un regulador central de otros procesos celulares, una nueva ruta metabólica con diversas implicaciones.

Un hallazgo así es un acontecimiento relevante porque evidencia la existencia de nuevos genes y proteínas que funcionan en los seres vivos, lo cual abre rutas de investigación y desarrollo para la ciencia, pues se pueden estudiar mecanismos de acción antes desconocidos y sus aplicaciones en terapias a posibles enfermedades.

El gen FXNA ha estimulado su investigación en varios laboratorios del mundo. A la fecha, en el GenBank se han agregado 818 genes FXNA para diferentes especies de animales, desde mamíferos, como los humanos, hasta peces, anfibios e insectos, como las moscas de la fruta (Drosophila melanogaster), lo que es un indicador de su importancia en procesos fundamentales para la vida.

Cabe destacar que el GenBank es la fuente de información y de referencia mundial que registra los genomas y los genes de todas las especies de seres vivos. Esta base de datos forma parte del Centro Nacional de Información Biotecnológica de los Estados Unidos, NCBI por sus siglas en inglés.

Según la literatura especializada, los genes son secuencias específicas y cortas de ácido desoxirribonucleico (ADN) que, al transcribirse, dan origen a secuencias de ácido ribonucleico (ARN) y después a proteínas. Estos determinan la aparición de los caracteres hereditarios en los seres vivos. Expertos calculan aproximadamente 20 mil genes en cada célula del cuerpo humano. Sus nombres los dan quienes aportan la primera evidencia experimental de su existencia.

Por la baja probabilidad de encontrar investigadores con estos logros, el hallazgo de un gen es para su descubridor una distinción. Para encontrar el FXNA, Luna Morales realizó un gran número de experimentos para probar que el gen existe y que además funciona. Usó técnicas de genética y biología molecular y celular de alta sensibilidad.

El académico consideró al mapeo del gen en el genoma como uno de los retos más fuertes en esta labor, debido a que se trata de localizarlo en diferentes segmentos que incluye a miles de moléculas código (nucleótidos), tarea que requiere de programas y computadora de alta velocidad y gran capacidad.

Luna Morales inició estos estudios como investigador visitante en el laboratorio de Sergio Ojeda, científico de uno de los pocos centros de investigación en primatología del mundo (ONPRC/Oregon Health Science University, USA). Más tarde los continuó en la BUAP.

Aportes del FXNA al desarrollo de la ciencia y la tecnología

Félix Luna Morales sostuvo que en el área de bioquímica de proteínas, este gen ha dado origen a una nueva familia: la FXNA, que actualmente agrupa a más de mil miembros.

“La proteína FXNA es una proteasa. Esto significa que al segmentar a otras proteínas cambia la función de ellas, y desde luego la función de la célula donde actúa. Específicamente, al silenciar el gen FXNA (impedir que funcione) en los ovarios de ratas se produce un tumor, lo que sugiere la importancia de su existencia y su funcionamiento”, explicó.

Otro aspecto positivo del descubrimiento de FXNA es que ha permitido el avance del desarrollo tecnológico. Al respecto, el científico de la BUAP comentó que este gen ha estimulado a la industria biotecnológica (Invitogene, Origene, Proteintech Group y LSbio, entre otras empresas) al generar partículas para inhibir su transcripción, producir la proteína FXNA recombinante, así como anticuerpos para su detección por inmunoensayo (ELISA), sólo por mencionar algunas.

Desde 2004, fecha de su publicación, el FXNA ha tenido amplia influencia en el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Su descubridor consideró que el futuro científico del gen es prometedor, pues se perfila como un regulador central de otros procesos celulares, como una nueva ruta metabólica con diversas implicaciones funcionales. “La historia científica de FXNA apenas inicia, y probablemente se escriban muchos capítulos alrededor este”, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 29 de junio de 2017.

Debido a la necesidad de reemplazar los plásticos existentes por productos biodegradables y evitar la contaminación causada por el exceso de éstos, un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, liderados por el doctor Jorge Raúl Cerna Cortez, a partir de fuentes renovables desarrolla un copolímero, útil en la industria automotriz.

Se conoce que el plástico convencional permanece en el medio ambiente por muchos años, incluso hay materiales plásticos que subsisten por más de 100 años, mientras que los degradables se desintegran con mayor rapidez si su manejo es adecuado. Por ejemplo, el tiempo de degradación de un vaso desechable es de 5 años y el recubrimiento del asiento de un auto entre 25 y 30 años. Así, la acumulación de cualquier tipo de plástico representa un problema ecológico.

Por ello, en el proyecto “Síntesis de copolímeros basados en Poli (ácido láctico) (PLA) para aplicaciones en el desarrollo de fibras automotrices biodegradables”, financiado por la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la Institución y en el cual participan estudiantes de licenciatura y posgrado, se busca sintetizar un copolímero para fabricar fibras que sean empleadas, de acuerdo con sus características, en recubrimientos de asientos y tapetes.

Sandra Leticia Castillejos Mosqueda, alumna del Doctorado en Ciencias Químicas de la FCQ, explicó que el polímero principal es poli (ácido láctico). La materia prima para sintetizar dicho polímero se obtiene de la fermentación del bagazo de caña de azúcar y papa.

El PLA es un polímero constituido por moléculas de ácido láctico, que una vez polimerizadas presentan propiedades semejantes a las del poliestireno cristal, el cual es un producto basado en derivados del petróleo. Por lo tanto, es posible fabricar vasos desechables biodegradables y sustituir paulatinamente a los fabricados en poliestireno que no presentan dicha degradación.

Lo que se pretende con la investigación es combinar al PLA con otros polímeros para formar un copolímero -unión de dos o más polímeros-, con la principal característica de degradarse en un menor tiempo.

La investigación se encuentra en la etapa de fabricación de las fibras, por lo que en colaboración con el doctor César Márquez Beltrán del Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas”, donde se encuentra equipo de electrospinning o electrohilado, se diseñan y fabrican fibras de tamaño nanométrico. En las pruebas se buscarán las condiciones óptimas de voltaje a utilizar y concentración de los copolímeros prototipo.

Una vez concluida esta etapa, la siguiente fase es determinar la vida útil de la fibra, por lo que se realizarán estudios sobre resistencia, flexibilidad y degradación. En este último aspecto se empleará la norma ASTM 5338, para comparar su descomposición por medio de composta.

En este proyecto, donde se fomenta la formación de recursos humanos de licenciatura y posgrado, se tendrá la colaboración del doctor Francisco Meléndez Bustamante, académico de la FCQ, con quien se realizan cálculos teóricos para modelar el mecanismo de acción del iniciador y catalizador que se utiliza en la síntesis de dichos copolímeros, para tener un mejor entendimiento de éste.

Dicho proyecto adquiere relevancia porque en las últimas décadas se ha incrementado la producción de envases y embalajes plásticos. De ahí la necesidad de establecer mecanismos de producción de los mismos, a partir de fuentes renovables, para garantizar su descomposición en un tiempo menor y evitar el daño al medio ambiente.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 5 de enero de 2017.


La actualización de sus tres licenciaturas, así como la acreditación y reacreditación de sus posgrados, garantizan la pertinencia y calidad de la oferta educativa de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, subrayó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante el último informe de labores de José Guadalupe Quiroz Oropeza y toma de protesta de Jorge Raúl Cerna Cortés, nuevo director de esa unidad académica, periodo 2016-2020.

En sesión de Consejo de Unidad Académica, realizada en la Unidad de Seminarios de Ciudad Universitaria, el rector de la BUAP destacó los resultados de los cuatro años de gestión de Quiroz Oropeza, lapso que se caracterizó por el crecimiento de la actividad científica, incremento de publicaciones en revistas arbitradas, proyectos financiados por el Conacyt y por el recién inaugurado Centro Avanzado de Pruebas Analíticas no Destructivas de Materiales, proyecto triple hélice entre gobierno, Volkswagen y la Institución.

“Con un valor de poco más de 30 millones, este centro es ejemplo a nivel continental y coloca a la FCQ a la vanguardia, pues posee el primer tomógrafo computarizado industrial dual de América Latina y el segundo en el mundo, que nos permitirá una mayor vinculación con el sector industrial, básicamente el automotriz, pero también con el minero y el aeroespacial, así como con organismos nacionales e internaciones”, sostuvo.

Esparza Ortiz reconoció el trabajo de la FCQ en materia de vinculación social, transferencia tecnológica e internacionalización, así como su labor en el análisis de la inocuidad de los alimentos que se ofrecen en las cafeterías de Ciudad Universitaria y el agua de los bebederos.

En su cuarto y último informe de labores, Quiroz Oropeza reportó que en el último año se reacreditó la Licenciatura en Química, ante el Consejo Nacional para la Enseñanza y el Ejercicio Profesional de las Ciencias Químicas.

Indicó que profesores y estudiantes no han dejado de brindar servicios a través de su Laboratorio Clínico Universitario “Rudolf Virchow”, en el que se ofrecen análisis clínicos a estudiantes y comunidades marginadas de forma gratuita o bien a precios accesibles para cubrir los gastos de los insumos materiales.

La planta docente de esa unidad académica está conformada por 161 profesores, 77 por ciento de tiempo completo, 4 por ciento medio tiempo y 19 por ciento de tiempo parcial. El 92.5 por ciento tienen posgrado, 57 por ciento es perfil deseable PRODEP, 33 por ciento están en el Sistema Nacional de Investigadores y 52 por ciento en el Padrón de Investigadores de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado.

“Actualmente la FCQ cuenta con 15 cuerpos académicos, de los cuales seis tienen el grado de consolidados, seis en consolidación y tres en formación. En éstos se cultivan 30 líneas de investigación y aplicación del conocimiento. Así también se desarrollan 63 proyectos de investigación, 54 fueron aceptados y financiados por la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la BUAP y 12 más por el Conacyt”, informó Quiroz Oropeza, quien dejó el cargo con el reconocimiento de su sucesor, Jorge Raúl Cerna Cortés, y del resto de la comunidad de esta facultad.

ANUNCIA EL RECTOR ALFONSO ESPARZA ORTIZ NUEVOS NOMBRAMIENTOS

BUAP. 7 de julio de 2016.- Con el objetivo de fortalecer el trabajo institucional de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, en los ejes de Internacionalización, Servicios a los estudiantes y Atención y Seguridad, fundamentales en la presente administración,  el Rector Alfonso Esparza Ortiz anunció este día nuevos nombramientos y responsabilidades al interior de la Máxima Casa de Estudios.

El director general de Desarrollo Internacional (antes Relaciones Internacionales e Intercambio Académico) es  Quentin Boulat Riou, quien sustituye en el cargo a Rosa Graciela Montes Miró, a su vez designada titular de un área de nueva creación, el Centro de Educación Internacional.

Con estos nombramientos, se fortalece un liderazgo en la política de internacionalización de la Universidad y se implementa y da seguimiento a las estrategias y programas en la materia.

De igual forma, el Rector Esparza Ortiz dio a conocer que Omar Gerardo Aguirre Ibarra es el nuevo director de Administración Escolar, en sustitución de José Juan Morales Rodríguez, mientras que Juan Sánchez Zarza fue designado director de Atención y Seguridad Universitaria, cargo que ocupaba Christian Steger Schmidt.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 7 de julio de 2016.

Para el descubrimiento de este mecanismo fisiopatológico, a los modelos animales experimentales se les administró sildenafilo, mejor conocido como viagra

Un grupo de académicos de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ), Facultad de Medicina y del Instituto de Fisiología de la BUAP, en colaboración con investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, España, descubrieron un mecanismo fisiopatológico presente en sujetos diabéticos: la vinculación entre hipertensión arterial pulmonar y esta enfermedad crónico degenerativa, misma que provoca un incremento del estrés oxidativo, el cual a su vez induce disfunción endotelial y ésta hipertensión pulmonar.

Se trata de una investigación pionera, por cuya relevancia fue publicada en American Journal of Physiology (AJP)-Lung Cell Mol Physiol, en el volumen 295, 2008; en Experimental Physiology en el volumen 97, 2012; en The Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, volumen 338, 2011; así como en British Journal of Pharmacology, volumen 133, 2001.

El doctor José Gustavo López y López, responsable de la investigación por parte de la BUAP, subrayó que es un hallazgo en el área, puesto que en la bibliografía científica no se reporta la existencia de dicho mecanismo fisiopatológico.

Para el descubrimiento de este mecanismo han utilizado modelos animales experimentales con diabetes, a los cuales se les administró un inhibidor de la fosfodiesterasa, tipo 5 (PDE-5), en este caso sildenafilo, mejor conocido como viagra: un medicamento usado por su principio activo para la disfunción eréctil y que actualmente se utiliza para el tratamiento de la hipertensión pulmonar persistente del recién nacido y del adulto.

“Los modelos animales con diabetes tienen baja disponibilidad del óxido nítrico, por lo que al administrar sildenafilo se favorece la actividad de este compuesto (óxido nítrico) en las células musculares lisas vasculares, reduciendo así los problemas de hipertensión pulmonar”, comentó el Doctor en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid.

Además, con ayuda de la farmacología se encontró que las ratas diabéticas tienen un incremento del estatus oxidativo que ocasiona disfunción endotelial, una de las primeras manifestaciones de enfermedades vasculares como arteriosclerosis, hipertensión arterial y trombosis, entre otras.

Para comprobar qué entidad química incrementa el estatus oxidativo y provoca la hipertensión pulmonar, con técnicas de microscopía y biología molecular se determinó que los radicales superóxido son los causantes de inducir el incremento del estrés oxidativo y que la NADPH oxidasa genera estos radicales superóxido.

Los integrantes de este trabajo, por parte de la BUAP, son los doctores José Gustavo López y López, de la Facultad de Ciencias Químicas, y Fausto Atonal Flores, de la Facultad de Medicina; así como el Cuerpo Académico Farmacobiología, del Instituto de Fisiología.

La meta: disminuir la hipertensión pulmonar

Desde el año 2000, los científicos de la BUAP estudian el efecto de diferentes sustancias que pudiesen corregir la hipertensión pulmonar, tal es el caso del sildenafilo y otros medicamentos antioxidantes, éstos últimos también pueden ser susceptibles de investigación para la reducción de la presión en las arterias pulmonares.

José Gustavo López y López, nivel I del Sistema Nacional de Investigadores, explicó que para evaluar la efectividad de los fármacos, principalmente del viagra, como herramienta farmacobiológica se desarrolló un modelo de rata diabética. Para el estudio se tienen dos grupos de animales, a uno se le administró sildenafilo, con ayuda de una sonda.

A ambos grupos se evaluó la presión arterial pulmonar y la reactividad vascular. Para este fin, uno de los métodos utilizados es introducir en los modelos animales experimentales un catéter directo a la arteria pulmonar, para medir la presión, indicó el académico de la FCQ.

Otra metodología es que después de ocho semanas de administración del inhibidor de la fosfodiesterasa, tipo 5 -sildenafilo-, las ratas Sprague Dawley se anestesian y sacrifican, para extraerles el pulmón y corazón. Después, en cámaras de tejido aislado se colocan los anillos de las arterias pulmonares y con un sensor muy fino se mide su fuerza. Los cambios de tensión indican el funcionamiento de la arteria pulmonar.

El también integrante del Cuerpo Académico Farmacobiología, del Instituto de Fisiología, puntualizó que con esas herramientas farmacológicas se evalúan las diferentes etapas del óxido nítrico, desde su síntesis hasta su efecto vasodilatador en las ratas, con el objetivo de aportar información sobre las dianas terapéuticas para la mejora del tratamiento de la hipertensión arterial pulmonar en sujetos diabéticos.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 6 de diciembre de 2015.

Los nuevos compuestos incrementan el rendimiento de las cosechas: 30 por ciento en granos de maíz y hasta 300 por ciento en plantas de forraje

Para obtener un mayor rendimiento en las cosechas, científicos del Cuerpo Académico 149 de la BUAP, liderados por el doctor Jesús Sandoval Ramírez de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ), diseñaron compuestos colestánicos análogos de brasinoesteroides, capaces de estimular el crecimiento vegetal en tiempos cortos y a bajo costo. Se trata de una nueva familia de compuestos promotores del crecimiento vegetal, altamente efectivas que no modifican la constitución genética (la planta mantiene su genoma), como sucede con los transgénicos donde se inserta un gen externo.

Al aplicar dichos compuestos vegetales sólo se estimulan ciertas rutas metabólicas o celulares, acción que se traduce en una mayor producción, porque se acelera e incrementa la biomasa y la resistencia de los cultivos al estrés biótico y abiótico, por ejemplo la existencia de suelos poco fértiles o salinos. También, se mejora la resistencia de las plantas a cambios bruscos de temperatura o sequías, entre otros efectos benéficos.

Los análogos de brasinoesteroides han mostrado una alta actividad como promotores de crecimiento vegetal en cultivos de maíz, frijol y tomate. Los rendimientos van desde el 30 por ciento en granos de maíz y del 300 por ciento en plantas de forraje, como la alfalfa.

El doctor Jesús Sandoval Ramírez, nivel III del Sistema Nacional de Investigadores,  destacó que por medio de esta investigación se encontró una nueva familia de promotores de crecimiento vegetal similar a los brasinoesteroides, hormonas vegetales de tipo esteroidal que actúan como potentes reguladores del crecimiento vegetal, aplicándose en mínimas cantidades. Cabe mencionar que el académico, especialista en el área de síntesis orgánica y productos naturales de la FCQ, fue el creador de estos productos en 2006.

Por su relevancia y trascendencia, en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), la investigación cuenta con la solicitud de registro de patente número MX/a/2013/007856, denominada “Síntesis de compuestos colestánicos promotores del crecimiento vegetal”.

Este trabajo es un esfuerzo coordinado entre el grupo de Síntesis y Modificación de Productos Naturales, de la FCQ, encargado de sintetizar las moléculas químicas, y el Jardín Botánico-BUAP, donde se realizan los bioensayos para seleccionar aquellas sustancias que incrementan biomasa y rendimiento.

Nuevo valor a las sapogeninas esteroidales

Desde 1994, el Doctor en Química por la Universidad de Paris XI (tesis desarrollada bajo la dirección del Premio Nobel de Química Sir Derek H. R. Barton) realiza estudios para dar nuevo valor a las sapogeninas esteroidales, compuestos que están presentes en una gran diversidad de plantas que crecen en el campo mexicano. A la fecha, ha publicado nuevas transformaciones con lo que demuestra que las sapogeninas esteroidales son compuestos que pueden ser transformados en muy diversas direcciones.

Jesús Sandoval Ramírez indicó que los nuevos promotores de crecimiento vegetal se pueden aplicar mediante imbibición de semillas o por aspersión foliar, en diversas etapas del crecimiento de la planta. En ambos casos, a los 10 días se observa un crecimiento mayor, en comparación a las semillas y plántulas no tratadas. Además, únicamente se utilizan unos cuantos miligramos de la sustancia activa para toda una hectárea.

El siguiente paso de la investigación es desarrollar un trabajo de biología molecular; es decir, conocer qué instrucciones se estimulan a nivel celular al aplicar compuestos análogos de brasinoesteroides, señaló el también integrante del Cuerpo Académico 149.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 3 de septiembre de 2015.

Jesús Sandoval Ramírez, de la FCQ de la BUAP, fue el creador de estos productos en 2006. (Especial)

Científicos de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) y del Jardín Botánico Universitario de la  BUAP aplican brasinoesteroides sintéticos a cultivos agrícolas

Desde 2009, un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) y del Jardín Botánico Universitario de la BUAP han dedicado su investigación al incremento del rendimiento de cultivos agrícolas, a partir del uso de brasinoesteroides, hormonas vegetales de tipo esteroidal que actúan como reguladores del crecimiento vegetal en bajas cantidades.

En un esfuerzo coordinado, mientras que el grupo de Síntesis Orgánica a cargo del doctor Jesús Sandoval Ramírez, académico de la FCQ, sintetiza las moléculas químicas llamadas brasinoesteroides; en el laboratorio de investigación del Jardín Botánico se realizan los bioensayos para seleccionar aquéllas que incrementan biomasa y rendimiento, con el objetivo de utilizarlas en la agricultura para aumentar la producción de cultivos como maíz y jitomate.

La directora del Jardín Botánico Universitario, Maricela Rodríguez Acosta, informó que investigadores del Cuerpo Académico Consolidado CA-149 –del cual forma parte- sintetizaron 18 análogos de brasinoesteroides, los cuales se evaluaron en pruebas de laboratorio e invernadero. Al final se eligieron cuatro análogos promisorios, ya que en experimentos de laboratorio se registraron incrementos del 40 por ciento en siembras de maíz, jitomate y en orquídeas cultivadas in vitro.

Actualmente se evalúan cuatro análogos de brasinoesteroides en campo, que han demostrado tener la mayor actividad promotora del crecimiento vegetal de toda la serie. Dichas hormonas vegetales sintéticas se aplican mediante imbibición de las semillas o de manera foliar al despejar la planta con esta solución. En ambos casos, a los diez días se observa un crecimiento mayor, en comparación a las semillas y plántulas no tratadas.

Cabe destacar que el doctor Jesús Sandoval Ramírez, especialista en el área de síntesis orgánica y productos naturales de la FCQ, fue el creador de estos productos en 2006. Actualmente el académico trabaja el proyecto “Síntesis de promotores del crecimiento vegetal a partir de esmilagenina”, el cual es financiado por la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la Institución.

Descubriendo los secretos que no se ven: ¿Cómo actúan los análogos de brasinoesteroides?

La aplicación de los brasinoesteroides induce un amplio rango de respuestas, incluyendo un incremento en la tasa de elongación del tallo, aumento en la expansión de las hojas, crecimiento del tubo polínico, reorientación de las microfibrillas de celulosa, así como la adaptación al estrés.

Pero, ¿cómo se dan estas órdenes a las plantas? “Todos los organismos tienen un genoma, es decir, las indicaciones para que adquieran un determinado tamaño, color o sabor. En las plantas es importante entender estas instrucciones porque cuando nosotros aplicamos los brasinoesteroides, estimulamos, por ejemplo, el incremento de biomasa, pero no sabemos a ciencia cierta qué órdenes estimulamos”, explicó el doctor en Biotecnología Vegetal, Carlos Alberto Contreras Paredes, investigador del Jardín Botánico.

Es por ello que científicos del Jardín Botánico emprendieron un proyecto de ciencia básica para conocer cómo se originan estas indicaciones, a través de los brasinoesteroides sintéticos y cómo afectan éstos a nivel celular. Una forma de conocer qué instrucciones se estimulan al aplicar hormonas vegetales es mediante el uso de secuenciación masiva.

Contreras Paredes, responsable de esta investigación, resaltó que en el estudio no se modifican genomas, como sucede con los transgénicos, al contrario se utilizan plantas criollas para incrementar sus rendimientos y así conservar dichas especies.

“No se modifican los genomas como en los transgénicos, donde se inserta un gen externo, en este caso no sucede así. La planta mantiene su genoma, pero nosotros al aplicar los brasinoesteroides estimulamos a que se expresen genes que enciendan ciertas rutas metabólicas o celulares, las cuales serán traducidas en una mayor producción, hasta en un 60 por ciento, o resistencia contra patógenos”, detalló.

Respecto al cultivo de orquídeas, Rodríguez Acosta y Contreras Paredes puntualizaron: “Lo que estamos haciendo es usar estos productos para disminuir el tiempo de cultivo de las orquídeas, sacarlas al mercado de manera pronta y ayudar a los productores de plantas a que exploten sustentablemente la gran diversidad de orquídeas en Puebla, con cerca de 190 especies”.

El objetivo de esta investigación es apoyar a los productores del agro para incrementar los rendimientos de sus cosechas, disminuir la duración del ciclo de vida en cultivo y aplicar estos compuestos químicos, en un inicio, a una amplia gama de productos comestibles y plantas ornamentales.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 29 de marzo de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter