La corrupción y la impunidad nos anclan en el subdesarrollo y nos impiden progresar, afirmó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

Durante su participación en la conferencia sobre el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), Graue aseveró que éste es el mejor de los esfuerzos que han hecho los mexicanos por erradicar esas prácticas en el país.

“A la sociedad mexicana le urge recuperar la confianza en las instituciones impartidoras de justicia. Luchar contra la corrupción fortalecerá nuestra democracia y confianza ciudadana, y con esos fundamentos podremos solucionar los múltiples retos que enfrentamos como nación”, subrayó.

En el Palacio de la Autonomía, el rector se pronunció porque el SNA, del que se tienen las expectativas más altas, conduzca a una nueva cultura de justicia y honestidad.

Señaló que, de acuerdo con estimaciones del Banco Mundial y de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la corrupción –motivo de oprobio nacional– nos cuesta entre nueve y 10% del producto interno bruto (PIB). Es decir, 10 de cada 100 pesos generados se pierden en este tipo prácticas.

“Por generaciones, escándalos han inundado las primeras planas de nuestros periódicos y generado una indignación colectiva que ha hecho perder la confianza de los ciudadanos en sus gobernantes”, expresó ante el jefe del gobierno de la Ciudad de México y presidente en turno de la Conferencia Nacional de Gobernadores, Miguel Ángel Mancera Espinosa; el auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez; el auditor Superior de la Ciudad de México, David Manuel Vega Vera, y representantes de la Asamblea Legislativa.

Destacó que, según el Índice de Percepción de la Corrupción, que analiza a 176 países, México ocupó el lugar 95 en 2014 y el 123 dos años después.

“La corrupción no sólo implica la transferencia de recursos públicos a las cuentas de unos cuantos particulares, va más allá: se manifiesta de diversas maneras y merma nuestra seguridad, la calidad de vida, y atenta contra la dignidad de los ciudadanos. La carencia de la cultura de la honestidad y legalidad ha permeado en nuestra población y a veces parece que nos hemos, cínicamente, acostumbrados a ella”, expuso.

De acuerdo con el Barómetro Global de la Corrupción, el 61% de los mexicanos acepta haber pagado algún soborno a la policía y más del 50% reconoce haberlo hecho ante alguna autoridad del sistema judicial.

Otro ejemplo es el de la piratería. Aunque la mayoría de los mexicanos reconoce que es negativa para el país, siete de cada 10 dicen haber comprado algún producto pirata, y seis de cada 10 están convencidos de que no es grave.

No obstante, es tan grave que su consumo alcanza hasta 43 mil millones de pesos anuales –poco más del presupuesto anual de la UNAM– y genera la pérdida de 480 mil empleos formales al año.

El consumidor encuentra una explicación sencilla en el ahorro de unos cuántos pesos, y es la misma que, con seguridad, tuvo alguno de nuestros recientes gobernadores detenidos. “Miles de millones de pesos fueron para ellos un: ‘que tanto es tantito’”, expresó el rector.

La corrupción, en cualquiera de sus expresiones, es una lacra que se debe eliminar si queremos progresar, así como la impunidad ante ella, subrayó.

En su oportunidad, Mancera indicó que la lucha contra la corrupción es una tarea que se debe llevar día a día, no sólo por las autoridades, sino también por la sociedad y las instituciones educativas.

Resaltó que la reforma para implementar el Sistema Nacional Anticorrupción es de gran calado, pues es necesario modificar instituciones, procedimientos y armonizar leyes. “Nos debe alentar la posibilidad de cambio y la seguridad de que México debe llegar a un mejor sitio”, dijo.

Proceso
Ciudad de México
Martes 20 de junio de 2017.


•    En la Cumbre Internacional de Estudiantes de Energía 2017, el rector Enrique Graue Wiechers afirmó que las naciones que hoy inviertan en industrias limpias podrán lograr un gran crecimiento económico
•    El anuncio de Estados Unidos sobre su salida del Acuerdo de París demuestra una profunda irresponsabilidad e injusticia de Donald Trump pues es la nación que ha producido más emisiones de carbono en el planeta, aseveró
•    Acudió también a la presentación del nodo Mérida del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad, espejo del que ya opera en el Instituto de Ecología, en Ciudad Universitaria

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, llamó a invertir en tecnología verde al inaugurar la Cumbre Internacional de Estudiantes de Energía 2017, evento cuya organización recayó en un grupo de destacados alumnos de la Facultad de Ingeniería de esta casa de estudios.

Jóvenes provenientes de más de un centenar de países participan en esta cumbre que se realiza por primera vez en el país y es apoyada por la UNAM a través de la Coordinación de la Investigación Científica y el Instituto de Energías Renovables.

A lo largo de una semana, junto con diversos especialistas, los estudiantes reflexionarán sobre el futuro del sector desde diversos ámbitos: tecnología, geopolítica, mercados, regulación y derecho energético, entre otros.

En la inauguración, el rector Enrique Graue Wiechers afirmó que las naciones que hoy inviertan en el desarrollo de tecnologías verdes estarán a la cabeza de una industria fructífera, capaz de generar un gran crecimiento económico; además, son necesarias en nuestro país y en el mundo.

China, refirió, creará 13 millones de empleos nuevos en el desarrollo de energías limpias, según estimaciones de Forbes.

“De acuerdo con el Informe del Desarrollo en México 2016, editado por la Universidad Nacional, el sector energético mexicano debe abordar dos ámbitos de modo apremiante: incrementar la inversión en el desarrollo tecnológico y amainar la brecha de desigualdad que marca el acceso a la energía en el territorio nacional, pues aún hay un millón 800 mil habitantes carentes de energía eléctrica en sus hogares.

“Si actuamos correctamente, podremos generar crecimiento económico y crear miles de empleos a partir del desarrollo de tecnologías sustentables”, sostuvo ante el secretario de Energía federal, Pedro Joaquín Coldwell; el gobernador del estado de Yucatán, Rolando Zapata Bello; el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda Molina, así como funcionarios del sector energético y del estado de Yucatán.

De esta forma, prosiguió, México podría afrontar la crisis ecológica, generar mayor riqueza y disminuir su desigualdad. “No debemos dejar pasar esta oportunidad”.

En el teatro José Peón Contreras, el rector aseguró que el anuncio de EU sobre su salida del Acuerdo de París demuestra una profunda ignorancia, irresponsabilidad y sectarismo de Donald Trump; es también una gran injusticia, pues son la nación que ha producido más emisiones de carbono en el globo terráqueo.

“Estados Unidos ha generado incluso más emisiones que los 28 países de la Unión Europea en conjunto. Con sólo el cuatro por ciento de la población mundial, es responsable de casi una tercera parte del exceso de dióxido de carbono que está calentando el planeta. No sólo se retira, sino que piensa reactivar una de las fuentes de energía más contaminantes con la extracción y quema de carbón”.

En 2015, expuso Graue, 195 naciones firmaron este acuerdo que estableció un plan de acción para que el calentamiento global no rebase los dos grados centígrados, pues de sobrepasarse, habrá desastres climáticos sin precedentes con repercusiones en todas las formas de vida en el planeta, de acuerdo a estudios científicos rigurosos.

“El presidente Trump decidió dar la espalda a la comunidad internacional y rechazar el acuerdo. Esta medida no sólo demuestra irresponsabilidad y sectarismo, sino que está arraigada en una profunda ignorancia. Es un hecho que el mundo está frente a una crisis. Según la NASA, la temperatura global se ha elevado 1.7 grados centígrados desde 1880, y nueve de los 10 años con temperaturas más altas en la Tierra han sucedido desde el 2000”, remarcó.

El calentamiento global, prosiguió, es una tarea que compete no sólo a las naciones y sus gobiernos, sino también a la sociedad y, de modo particular, a las instituciones de educación superior. “Los invito a que nos asumamos todos como ciudadanos del mundo y luchemos por él”.

En su oportunidad, el presidente del Comité Organizador de la Cumbre, Santiago Antonio Espinoza de los Monteros, indicó que acceder a la energía implica tener oportunidades de desarrollo, y aseveró que como sociedad no podremos sobrevivir al siglo XXI utilizando tecnologías de la centuria pasada.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, explicó que México ratifica su participación en el Acuerdo de París contra el cambio climático y por ello se ha comprometido a duplicar las investigaciones en energías limpias durante los próximos cinco años, impulsar la formación de recursos humanos especializados en este rubro –desde nivel técnico, licenciatura y posgrado–, establecer convenios con instituciones de educación superior como la UNAM, la Universidad de California y de Calgary, entre otras.

“Pretendemos que la balanza energética se incline a favor del medio ambiente”, dijo. Aunque seguirá aprovechándose la riqueza que hay en el subsuelo, en la tierra y el mar, serán las energías limpias como la radiación solar, el oleaje y la geotermia las que permitirán progresar al país.

Instalarán nodo del LANCIS en Mérida

Previamente, el rector Graue acudió al Gran Museo del Mundo Maya, en donde se presentó el nodo Mérida del Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad (LANCIS), que será un espejo del que ya opera en el Instituto de Ecología (IE), en Ciudad Universitaria.

El director del IE, Constantino de Jesús Macías, señaló que el objetivo del LANCIS es atender y dar propuestas para la solución de problemas socioecológicos a partir de investigaciones, innovaciones y proyectos para la toma de decisiones ambientales. También se impulsará la educación en la materia con el posgrado en Ciencias de la Sostenibilidad que, se prevé, iniciará actividades en el otoño de este año.

En el laboratorio participarán otras entidades de la UNAM como la unidad Yucatán de la Facultad de Ciencias, la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, el Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas y la unidad Sisal de la Facultad de Química; además del gobierno y la Universidad Autónoma del estado.

Asimismo, Graue Wiechers participó en la Presentación del Fondo del Servicio Universal Eléctrico, que contempla diversas estrategias del gobierno nacional para acercar este servicio al millón 800 mil mexicanos que carecen de él.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 14 de junio de 2017.


Las universidades sí toman en cuenta las necesidades del mercado laboral para formar a sus estudiantes, pero también los educan para que sepan convivir, sean innovadores, puedan soñar y tener esperanzas, aseguró el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

“Educamos para desarrollar el país y está plenamente demostrado que la inversión en educación incrementa el producto interno bruto (PIB). Por cada año de instrucción ganado se aumenta 0.37 por ciento del PIB. Educamos también para que los jóvenes adquieran conocimientos, sepan hacer cosas, convivir, desarrollarse por sí mismos y sean innovadores”, dijo durante el Foro “Educación para el empleo”.

Destacó que es necesario prepararlos para el empleo y el autoempleo, principalmente porque en el país el 57 por ciento de la población económicamente activa se encuentra en la informalidad.

El rector de la UNAM expuso que en México el 71 por ciento de la educación superior es impartida por instituciones públicas, las cuales ayudan a la movilidad social de sus estudiantes. De acuerdo a cifras del Banco Mundial, por cada año de más estudios, las remuneraciones económicas pueden aumentar en un 10 por ciento.

En la educación privada se atiende al 29 por ciento de la matrícula, y si bien acogen a estudiantes de los deciles socioeconómicos más altos del país, también hay muchas familias que hacen un enorme esfuerzo para dar a sus hijos esta educación. “En ese sentido, es bienvenida la educación privada”, concluyó el rector.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 11 de junio de 2017.


El hecho de que más de una decena de gobernadores estén acusados de corrupción, desfalco o lavado de dinero es inaudito, indignante e inadmisible, declaró el rector de la UNAM.


Ciudad de México.- El hecho de que más de una decena de gobernadores estén acusados de corrupción, desfalco o lavado de dinero es inaudito, indignante e inadmisible, declaró Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al participar en la entrega del Premio Nacional de Investigación “Impulso al desarrollo de las finanzas estatales”, señaló que estas situaciones no deben volver a suceder y que México necesita tener nuevas esperanzas de crecimiento y desarrollo que abatan la lacerante desigualdad social.

“El país requiere orden en sus finanzas públicas y honestidad en el manejo de sus recursos, pues la opacidad en el gasto es una afrenta que reclama austeridad”, declaró ante el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) José Antonio Meade Kuribreña.

Al término del evento, Meade fue cuestionado sobre si el lavado de dinero debe ser delito grave y respondió que es un tema que ocupa en términos generales.

“Lo decía el rector y nosotros hemos sido muy cuidadosos de acompañar a las autoridades de procuración de justicia de los diferentes niveles”, mencionó.

“Hemos trabajado muy de la mano de la PGR para proveerle de toda la información que requiera en cualquier caso que esté investigando en materia de inteligencia financiera con la que cuenta la Secretaría”, expuso.

A su vez, dijo que cuando los recursos de los estados no se aplican, hay dificultad en plantación y orden.

Por otra parte, Meade dijo que la deuda de los estados no plantea un problema de finanzas públicas y que representa cerca de 3 por ciento del PIB.

Carlos Hank Rhon, presidente el Grupo Financiero Interacciones, comentó a Reforma que la deuda subnacional ha mejorado bastante.

“Toda esta ley de disciplina financiera hace un poquito más complicado (dar crédito) y también da un poco más de incertidumbre. Para nosotros es más trabajo porque hay que encontrar en qué cosas sí podemos prestar y en qué cosas no, pero por otro lado estamos más garantizados y más tranquilos”, aseguró.

Reforma
Ciudad de México
Sábado 10 de junio de 2017.


•    Frente a la diversidad de condiciones económicas, territoriales, culturales y laborales del mundo actual, requerimos derechos adicionales para una sociedad más justa, dijo el rector de la UNAM


Los derechos sociales nacen de reconocer la desigualdad de las condiciones entre los individuos, y su objetivo debe ser procurar la equidad, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, durante su participación en el I Congreso Internacional de la Unión Iberoamericana de Universidades y de las Cortes Supremas y Constitucionales de Iberoamérica, que se realiza en Madrid, España.

Esta reunión de universidades y de las supremas cortes es un esfuerzo importante, pues es un espacio necesario para discutir nuestros derechos sociales y elaborar propuestas que permitan renovarlos en tiempos en los que el contexto global nos obliga permanentemente a ello, resaltó.

La humanidad ha avanzado en el reconocimiento y procuración de los derechos y libertades de los individuos, pero éstos no podrán ejercerse cabalmente si no establecemos que frente a la diversidad de condiciones económicas, territoriales, culturales y laborales del mundo actual, requerimos de derechos adicionales que garanticen la equidad de condiciones para una mejor convivencia, expresó el rector.

La conquista de los derechos, sean individuales o sociales, con frecuencia encuentra sus cimientos en momentos de fuertes cambios, como los que vivimos ahora. Así ha sido a lo largo de la historia: los tiempos de crisis originan que las sociedades se replanteen las formas de convivencia que las rigen.

Graue Wiechers recordó que en México, la larga y cruenta lucha de nuestra Revolución, a inicios del siglo pasado, sentó las bases para la conformación del Estado y la consolidación de muchos de nuestros valores. De ahí que los derechos a la educación, salud, vivienda, empleo y alimentación constituyan un cuerpo de facultades sociales a las que debemos aspirar todos, además de vigilar su cabal cumplimiento, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 18 de mayo de 2017.


•    Sin los apoyos adecuados y permanentes a lo largo de este sexenio, el sector científico, tecnológico y de innovación no podrá ser la palanca del crecimiento económico del país, sostuvo el rector de la UNAM
•    Las instituciones de educación superior públicas empezarán a levantar la voz para exigir que el siguiente ejercicio presupuestal de 2018 contenga los recursos suficientes para que este sector crezca

El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, afirmó que no pueden volver a presentarse recortes como el del 23 por ciento que sufrió este año el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), pues el conocimiento científico es estratégico para el desarrollo del país y para alcanzar su independencia económica y política.

“Hay que decirlo con toda claridad: esto no puede volver a suceder, México no puede darse ese lujo. El financiamiento público a la ciencia, la tecnología y la innovación debe tener una estrategia clara y definida de crecimiento, que permita planteamientos de investigación, desarrollo tecnológico e innovación a mediano y largo plazos”, sostuvo.

Durante la firma de un convenio de colaboración con el Instituto Nacional de Ciencias Matemáticas y sus Interacciones, de Francia, dirigido por Christoph Sorger, y con el titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza, para poner en marcha la Unidad Mixta Internacional (UMI) “Laboratorio Solomon Lefschetz”, subrayó que este sector requiere de políticas públicas de larga duración para su consolidación.

Por ello, dijo, las instituciones de educación superior públicas empezarán a levantar la voz para exigir que en el siguiente ejercicio presupuestal haya recursos suficientes que permitan el crecimiento de este sector y que se mantengan las becas para los estudiantes del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC).

Esta UMI, que tendrá sus instalaciones en el Instituto de Matemáticas, unidad Cuernavaca, es ejemplo de estos largos procesos en la ciencia para consolidarse, pues los trabajos para su establecimiento iniciaron desde 2009.

Graue Wiechers indicó que si continúan las disminuciones presupuestales en ciencia básica, aplicada, de investigación, en ciencias sociales o en las artes, el país estará condenado a una dependencia de aquellas naciones que sí invierten en la generación de conocimientos y aplican los mismos para solucionar los problemas que las sociedades enfrentan.

“Si la formación de nuevas generaciones de científicos se reduce, si los presupuestos destinados a ciencia, tecnología e innovación no sólo no aumentan, si no que decrecen, México no podrá fincar las bases para que las condiciones de desarrollo humano mejoren y nuestra capacidad de competir e innovar crezca con la potencialidad que el país merece y puede lograr”, agregó.

La comunidad científica y académica, añadió Graue Wiechers, vio con inicial satisfacción que el plan de desarrollo para este rubro planteara un aumento anual del 0.1 por ciento del producto interno bruto (PIB), pues la meta era alcanzar, para fines del sexenio, al menos el 1 por ciento.

El año pasado, apenas con el 0.54 por ciento, este objetivo se veía aún lejano, pero con el recorte presupuestal del 23 por ciento al Conacyt en este 2017, generará consecuencias serias y un impacto negativo en las aspiraciones planteadas.

El rector reconoció los esfuerzos de este organismo para mantener programas prioritarios relacionados con los Fondos Mixtos, los Fondos Regionales, Centros de Investigación, cátedras y becas para los alumnos inscritos en el PNPC.

“No puede ser posible que se limite el crecimiento y preparación de estudiantes de gran calidad. México los necesita y ellos necesitan de México para la continuidad de su formación, pues en gran medida está en ellos el futuro de un país educado, sustentable, desarrollado e innovador”, subrayó.

Sin el apoyo económico adecuado y permanente a lo largo de este sexenio, y los entrantes, no habrá la posibilidad de que el sector de ciencia, tecnología e innovación se convierta en palanca real del desarrollo y contribuya sustantivamente al crecimiento económico y social de la nación, expuso.

En su oportunidad, Cabrero Mendoza señaló que el Conacyt trabaja porque México transite hacia la economía del conocimiento, y afirmó que este año se atenderá toda la demanda de becas del PNPC, y los estudiantes las recibirán de manera retroactiva.

Con la colaboración estrecha de la UNAM y otras instituciones de educación superior, se logró la compensación, concluyó.

En el evento se firmaron otros dos convenios. Uno entre el Conacyt y el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia, y otro más, entre el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional y el organismo francés.

Puebl@Media
Ciudad de México
Martes 25 de abril de 2017.


Las constituciones no son obras acabadas: están en constante evolución, como las sociedades, dijo el rector de la UNAM

Una Constitución, en tanto que reúne los preceptos que rigen los destinos de un pueblo, debe ser clara, precisa y cercana a los ciudadanos para que la hagamos nuestra, la recordemos y la defendamos, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

“Debe ser el símbolo jurídico al cual adherirnos para poder vivir en paz y progresar”, aseveró al inaugurar el XIII Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional, efectuado en el marco del centenario de nuestra Carta Magna.

Recoge las transformaciones históricas, los anhelos de justicia y equidad, las aspiraciones de una convivencia armónica y el progreso social de una nación. Por eso su historia es similar a la de una universidad: una historia de transformaciones, resaltó.

En el Palacio de Minería y ante representantes de diferentes poderes del Estado, expuso que, como los pueblos y las sociedades, las constituciones están en continua evolución; los entramados sociales requieren expresarse y satisfacer en letra escrita sus ideales y nuevas aspiraciones. “No son, por lo tanto, obras acabadas”, añadió Graue Wiechers.

Asimismo, señaló que nuestra Carta Magna se ha venido haciendo extensa, compleja, confusa, farragosa y, en ocasiones, contradictoria. Reconoció que no debe ser fácil la tarea de los legisladores de sintetizar y plasmar lo acordado en forma asertiva, sin dejar lugar a dudas y, además, hacerlo entendible para la ciudadanía.

“Se ha dicho, y coincido, que un texto constitucional es el sitio en donde la palabra escrita tiene el mayor valor cultural y la mayor trascendencia social”, expuso el rector.

Finalmente, se congratuló porque los debates que se den en uno de los recintos más emblemáticos de la UNAM invitarán a cuestionar la función de las constituciones de Iberoamérica y compartir experiencias que permitan mejorar la comprensión de nuestras respectivas leyes supremas.

En la inauguración del congreso participaron también el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Pedro Salazar Ugarte, así como el presidente y el secretario Ejecutivo del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, Diego Valadés y Domingo García Belaúnde, respectivamente.
 
También, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales; el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Pablo Escudero Morales; la magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Janine Madeline Otálora Malassis; el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez; y el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello.

Puebl@Media
Ciudad de México
Miércoles 1 de febrero de 2017.


Ante la crisis que implica la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, México debe asumir posiciones “propositivas, replantear su rumbo de desarrollo y reinventarse”, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

“Esta crisis debe ayudarnos a ser un país más justo, equitativo, tolerante y con un nuevo curso de desarrollo”, dijo, durante la inauguración del Seminario Grupo Nuevo Curso de Desarrollo En Defensa del Interés Nacional.

Si Trump deporta connacionales, señaló, se deben encontrar las mejores soluciones para aprovechar su capacidad de trabajo, y si expulsa a los estudiantes mexicanos, “recibámoslos en las universidades nacionales”, pidió en el Auditorio Jesús Silva Herzog, del Posgrado de la Facultad de Economía.

Y siguió:

“Si ignora a China, aprovechemos la cuenca del Pacífico como un socio creciente en nuestra economía y si está empeñado en construir su nuevo orden policiaco mundial, aprovechemos su distanciamiento de Europa para crecer en nuestras exportaciones”.

Asimismo, planteó que si Trump se empeña en detener la economía nacional, México debe hacer crecer en forma urgente el mercado interno y mejorar el salario de los trabajadores.

El Tratado de Libre Comercio y los tratados multilaterales, señaló el rector, son para Trump los responsables de los “males norteamericanos” y su meta es doblegarlos y comerciar con ellos a su entera satisfacción.

“La escalada ya ha iniciado y representa una seria desestabilización para la inversión y el comercio que ya ha comenzado a afectar nuestra economía”, apuntó.

Graue calificó la actitud y propuestas de Trump como “una seria amenaza” a los derechos humanos, a la dignidad personal y colectiva de los migrantes por su condición laboral, su acceso a la salud, la educación e incluso su integridad personal ante las crecientes muestras de discriminación y racismo.

Graue consideró que el panorama global es incierto y que tal vez estamos al final de un ciclo económico que generó la globalización desenfrenada, la desigualdad y dio lugar a que ciertos países se abrigaran en un nacionalismo chauvinista el cual se creía había desaparecido.

Eso permitió que “un extraño narcisista, racista y xenófobo”, fuera electo, por poco menos del 50% de la población estadunidense que ignora el cambio climático, se siente desprotegido del sueño americano, ignora la pobreza, teme a la diversidad y desconfía de las razas broncíneas y asiáticas.

“Ese 50% lo escuchó y confió en quien hizo de nuestra denostación su campaña electoral”, subrayó.

En tanto, abundó, en México los problemas estructurales como la violencia, la desigualdad, la corrupción y la desconfianza de los ciudadanos en las clases políticas se han agravado.

“La incidencia nacional de la pobreza va al alza desde hace ocho años; la vulnerabilidad afecta a casi el 80% de la población, y la precariedad del mercado de trabajo ha propiciado un índice de pobreza laboral superior al 40%.

“Las manifestaciones de descontento frente al gasolinazo no sólo responden a un rechazo a la alza de los precios, sino que demuestran un hartazgo de la ciudadanía que no siente que sus intereses estén siendo cumplidos”, señaló Graue.

Presente en el evento, Cuauhtémoc Cárdenas, presidente del Centro Lázaro Cárdenas y Amalia Solórzano, reiteró que ante las amenazas de Trump el gobierno mexicano sólo ha tenido tímidas respuestas y una actitud de sometimiento y aceptación.

Ante ello, señaló que “es urgente cambiar el rumbo de nuestro desarrollo. Nuestro país no puede seguir con este modelo de exclusión social, de concentración de la riqueza en unos cuantos, de entregar nuestros recursos naturales a intereses ajenos y cuyas repercusiones serían muy graves en el presente y en el futuro”, aseveró.

El Grupo Nuevo Curso de Desarrollo, de la UNAM, presentó un primer documento, pero el rector llamó a que los universitarios de todo el país participen en la elaboración de la mejor de las versiones de esta coyuntura histórica, que permita construir una real alternativa para el país.

Proceso
Ciudad de México
Miércoles 18 de enero de 2017.


El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, aseguró que la educación es la herramienta más poderosa de la humanidad, y como tal debe adaptarse para ayudar a resolver problemas apremiantes, entre ellos la desigualdad económica, los fanatismos, y la intolerancia cultural y religiosa.

“Es necesario dar a la educación una perspectiva internacional, con una orientación humanista, que fomente la sustentabilidad y la tolerancia”, afirmó Graue al dictar una conferencia magistral en la Universidad Mohammed V de Rabat, Marruecos.

En un comunicado, la UNAM precisó que ante estudiantes y maestros de esa institución académica, Graue expuso que esa tarea no sólo corresponde a las universidades, sino también a los organismos internacionales, la sociedad civil, el sector privado y los gobiernos, a fin de formar a los jóvenes en la convivencia pacífica y tolerante, a favor del respeto y la dignidad humana, la igualdad de derechos y justicia social, la solidaridad internacional y la responsabilidad compartida.

“Nuestro compromiso debe estar fincado en estrategias que respondan a demandas presentes sin comprometer las necesidades de futuras generaciones”, aseguró.

Durante la conferencia “Función social de la universidad en los países emergentes y la ventana de oportunidad que ofrece la cooperación académica México-Marruecos”, el rector Graue ofreció datos de la UNESCO que señalan que, si los estudiantes de países de bajos ingresos terminaran su escolaridad con habilidades básicas de lectura, la pobreza mundial podría reducirse en 12%. Y si la población con educación secundaria incrementara en un 10%, el riesgo de guerra se reduciría en un 3%.

“En un sentido enfáticamente literal, la educación salva vidas. Los hijos de madres educadas, por ejemplo, tienen una probabilidad más alta de ser vacunados y más baja de sufrir malnutrición. Y los beneficios de la educación se manifiestan en todas las escalas: cada año de escolaridad incrementa las ganancias de un individuo en un 10%, y en general eleva el Producto Interno Bruto (PIB) de un país en un 0.37%”, añadió.

Tras exponer la relevancia de la UNAM en la historia y la educación superior de México, el rector también apuntó que la nación tiene como reto ampliar la matrícula en ese nivel. En los próximos dos años, prosiguió, se requiere abrir 250 mil nuevos lugares al año, para alcanzar la cobertura al 40%.

Explicó, asimismo, que México y Marruecos tienen problemas análogos y aspiraciones conjuntas. Marruecos tiene una expectativa de escolaridad de 11.6 años, pero debe mejorar la tasa bruta de matriculación en la educación terciaria, de 16%, ya que en los países árabes alcanza el 29%.

“Nuestras instituciones, públicas y gratuitas, deben ejercer su voluntad de fomentar una cooperación académica. Esperemos que con el tiempo las iniciativas se multipliquen, para continuar demostrando cómo el diálogo sur-sur puede contribuir a generar vínculos importantes y enfrentar problemas”, expresó.

Graue Wiechers llamó a trabajar juntos de manera institucional, nacional y global, para progresar y buscar el enriquecimiento cultural, político, económico, civil y humano. “Continuemos afianzando cada vez más los vínculos que nos unen en el mundo que vivimos hoy”, concluyó.

Proceso
Ciudad de México
Miércoles 4 de enero de 2017.


En México es importante fortalecer la investigación en equidad de género, por lo cual la UNAM transformará su Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) en Centro de Investigaciones y Estudios de Género, anunció el rector Enrique Graue Wiechers.

Desde este centro se harán propuestas a las distintas instituciones de educación superior y a la sociedad, para avanzar en la materia.

“Hemos avanzado mucho en equidad de género en la Universidad en los últimos años, a través del Programa. Llegó el momento de robustecer la investigación. La transformación obedece a ello”, dijo en entrevista previa a la última sesión del año del Consejo Universitario.

El rector calificó como un acto de violencia inaceptable el ataque que sufrió en días pasados la senadora Ana Gabriela Guevara, y se pronunció porque se haga justicia y se castigue a los responsables.

Graue Wiechers también expresó que el escenario económico complicado que se espera para 2017 tendrá que enfrentarse con inteligencia y valor. La UNAM, agregó, ha formado grupos académicos que trabajen en propuestas, en temas importantes como la educación, energía, comercio y relaciones internacionales.

A pregunta expresa de si debe preocupar la elección de Donald Trump en Estados Unidos, respondió que será un reto importante para el país.

Asimismo, anunció que mantendrán comunicación con universidades norteamericanas para estar al pendiente de la situación de estudiantes mexicanos en la Unión Americana.

Puebl@Media
Ciudad de México
Jueves 15 de diciembre de 2016.

Página 1 de 3

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter