La Ley Bala fue propuesta por Rafael Moreno Valle y aprobada por los diputados del Congreso de Puebla por mayoría de votos.

La Ley Bala se mantendrá vigente al menos hasta que termine el gobierno de Rafael Moreno Valle, pues los diputados están sometidos al mandatario estatal, por lo que el análisis para su abrogación no es prioridad para el Congreso de Puebla, coincidieron académicos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y del Tecnológico de Monterrey.

Entrevistados por CENTRAL, Paulino Arellanes, investigador de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la BUAP; Marlon Santillán, catedrático del departamento de Ciencias Sociales del Tecnológico de Monterrey; y Francisco Vélez Pliego, director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP; consideraron que era innecesaria la aprobación de esta legislación, pues esta acción habla de que el gobierno morenovallista es un represor de las protestas sociales.

El pasado 19 de mayo cumplió un año la “Ley para proteger los derechos humanos y que regula el uso legítimo de la fuerza”, mejor conocida como Ley Bala, la cual fue propuesta por el gobernador Rafael Moreno Valle y aprobada por los diputados del Congreso de Puebla por mayoría de votos.

La primera víctima de esta legislación estatal fue el niño José Luis Tlehuatle Tamayo, quien murió por el impacto de una bala de goma en la cabeza, lanzada por los policías del gobierno estatal mientras éstos se encontraban dispersando la manifestación de pobladores de Chalchihuapan que bloquearon la autopista Puebla-Atlixco el pasado 9 de julio.

Diputados y sociedad tienen el poder de abrogar la Ley Bala

El investigador de la BUAP, Paulino Arellanes Jiménez consideró que aunque los diferentes sectores sociales tienen el poder para exigir la anulación de esta ley en el estado, se necesita la intervención de algún legislador para poder llevar a cabo esta acción.

No obstante, lamentó que los integrantes del Congreso de Puebla estén controlados por el Ejecutivo del estado y no puedan hacer algo al respecto sobre este estatuto.

Para abrogarla debería haber una presión fuerte por parte de los diferentes sectores sociales para que ocurra esta acción. Pero también se tendría que contar con la ayuda de algún diputado, sin embargo, no creo que se presten porque de alguna manera están controlados”, dijo.

Arellanes Jiménez criticó que el gobierno de Moreno Valle haya implementado la Ley Bala, pues contradice sus discursos, en los que se refiere a que en el estado de Puebla los derechos humanos sí se respetan.

Además, sostuvo que esta legislación no tiene nada de positivo, ya que al ponerla en práctica se criminaliza la protesta social en la entidad poblana.

Hablan de derechos humanos y al mismo tiempo criminalizan toda demanda y movimiento social. Todo se tiende a criminalizar en el estado. A mí me parece que esta ley de positivo no tiene nada porque está muy mal hecha”, manifestó.

Gobierno del estado no debe reprimir la protesta social

Por su parte, el profesor del departamento de Ciencias Sociales del Tec de Monterrey, Marlon Santillán Quiroz lamentó que la protesta social en Puebla se reprima, pues los ciudadanos tienen el derecho a ser escuchados y a hacer valer sus demandas.

Añadió que el gobierno del estado debe generar los mecanismos necesarios para escuchar las quejas de las personas y evitar el uso de la fuerza pública para acallarlas. Asimismo, dijo que la aprobación de esta ley de alguna manera ha detenido a los pobladores a manifestarse abiertamente en las calles de la entidad.

Si no se abrogó después de la muerte del niño José Luis Tlehuatle, difícilmente se va a abrogar ahorita. Se ha dicho que es una forma que el gobierno tiene para controlar alguna manifestación. No obstante, una conducta social no debería de ponerse en reprimenda porque es una manera de expresarse”, asentó.

Congreso es complaciente con Moreno Valle

Francisco Vélez Pliego, director del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la BUAP, señaló que los diputados estatales son complacientes con cada una de las iniciativas que envía el gobernador Rafael Moreno Valle al Congreso.

Por tal razón, dijo que al aprobarse este tipo de leyes, los mismos legisladores están a favor de los actos represivos que ha ejercido el mandatario estatal durante estos cuatro años de gobierno.

Tanto uno como el otro se lavaron las manos, el legislativo ha sido complaciente en todos los temas que el ejecutivo le ha planteado y validar los actos represivos del gobernador”, puntualizó.

Cabe recordar que el Congreso de Puebla ha sido el gran cómplice en la aplicación de la Ley Bala, pues no solo aprobó la legislación sin cuestionamientos, sino que además ha dejado pasar 10 meses desde que el gobernador Rafael Moreno Valle pidió su abrogación y la Ley sigue intacta.

Fue el 22 de julio, después de la tragedia en Chalchihuapan, cuando Moreno Valle solicitó la abrogación de la Ley, en ese momento los diputados prometieron hacer una serie de foros para modificarla y garantizar el respeto a los derechos humanos, sin embargo hasta ahora este ordenamiento no ha tenido una sola modificación.

Periódico Central
Jesús Viñas
@jess15710
Ciudad de Puebla
Jueves 21 de mayo de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter