“El viejo sistema intenta, por las malas, y en arrebatos, corrupciones y contubernios, no reconocernos el triunfo que tuvimos en Puebla con Luis Miguel Barbosa”, sostuvo Yeidckol Polevnsky.

En el Quinto Congreso Nacional Extraordinario de Morena, la presidenta Yeidckol Polevnsky tachó de elección de Estado la jornada electoral realizada en Puebla, y aseguró que seguirán buscando anularla.

“El viejo sistema intenta, por las malas, y en arrebatos, corrupciones y contubernios, no reconocernos el triunfo que tuvimos en Puebla con Luis Miguel Barbosa”, sostuvo.

“Lo estamos defendiendo, peleando, y estoy segura que se podrá anular esa elección de Estado que se llevó a cabo en Puebla”.

Polevnsky comentó que en su momento le dijo a Andrés Manuel López Obrador que no le iban a entregar su constancia de ganador si mantenían impugnaciones abiertas, pero entonces el tabasqueño dijo que no tenía prisa, porque había que defender la elección.

Al presentar un informe de actividades el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido, Polevnsky informó que el partido tiene actualmente 3 millones 71 mil 656 afiliados, que representan apenas el 10 por ciento de la votación que obtuvo López Obrador.

En la jornada electoral del pasado 1 de julio, el partido desplegó 548 mil 30 representantes en 158 mil casillas, con lo que lograron una representación del 89 por ciento de todas casillas instaladas.

Ante cientos de delegados, presumió que el partido obtuvo la mayoría en el Congreso federal y en los Congresos locales, además de haber ganado cientos de Presidencias Municipales, así como cinco Gubernaturas.

“Conquistamos la Presidencia de México con el licenciado Andrés Manuel López Obrador, él es hoy el Presidente de México más votado y más querido de la historia”, lanzó, a lo que la gente contestó a coro: “¡Presidente, Presidente, Presidente!”.   

Reforma
César Martínez
Claudia Guerrero
Ciudad de México
Domingo 19 de agosto de 2018.


Andrés Manuel López Obrador afirmó que cualquier petición de ampliación de deuda pública que se adquiera en la actual administración, se quedará en caja y no se utilizará por el próximo gobierno.
"Creo que ya no va a alcanzar el tiempo para que se aplique ese recurso y va a quedar en caja. En la Federación", indicó.

En conferencia de prensa en su casa de transición aclaró que siempre que se contrata deuda se debe explicar el destino de los recursos. Sin embargo, aseguró que él prometió en campaña que no iba a endeudar más al país.

"Tenemos como compromiso de campaña no aumentar impuestos en términos reales, ni precios de los combustibles en términos reales y no aumentar la deuda. No vamos a pedir prestado, no habrá déficit. Vamos a financiar el desarrollo con ahorros", recordó.

Hace unos días la Secretaría de Hacienda pidió una reestructuración de deuda por hasta 200 mil millones de pesos.

El Universal
Ciudad de México
Lunes 23 julio de 2018.


Ciudad de México.- El gobierno de Enrique Peña Nieto dejará una deuda histórica a la próxima administración que encabezará Andrés Manuel López Obrador, publicó Expansión.

De acuerdo con la información difundida en su sitio digital, esto representarán una carga para las finanzas públicas.

¨Cifras de Hacienda al cierre de mayo refieren que los Saldos de la Deuda del Sector Público Federal, la medida más amplia de la deuda, llegaron a los 10.8 billones de pesos, el monto más alto del que se tenga registro¨, agregó Expansión.

Al cierre de 2017, esta deuda pública representó 47.2% del PIB, y aunque este último índice fue menor al cierre de 2016; 49.4% del PIB, es el más alto que deja una administración a menos de un año de su salida.

Tan solo los primeros cinco meses del año el saldo aumentó 496,914 millones de pesos (mdp).

Expansión reveló basado en datos oficiales de Hacienda que en 1993, con Carlos Salinas de Gortari, la deuda representó el 26.5% del PIB, con Ernesto Zedillo, en 1999, 24.8%; en 2005 con Vicente Fox, 22.1% del PIB y con Felipe Calderón en 2011, un año antes de heredar el poder a Enrique Peña Nieto, el 34.8%.

Expansión
Ciudad de México
Domingo 8 de julio de 2018.


El representante de ese partido ante el INE asegura que el objetivo es que se ‘respete la voluntad popular’; acusa intervención del gobierno local


Ciudad de México.- Al acudir a la reunión del Gabinete de Trabajo, Función Pública y Desarrollo Social con Andrés Manuel López Obrador, el representante de Morena ante el INE, Horacio Duarte Olivares, anunció que impugnarán ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), toda la elección del estado de Puebla, con el fin de que se respete “la voluntad popular”.

En entrevista, aseguró que hay una clara evidencia de que el gobierno de la entidad intervino de manera ilegal, y que hubo violencia durante la jornada, por lo que confío en que se anulen los comicios locales.

Agregó qué hay pruebas en videos y la propia investigación que realiza la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de la PGR.

Vamos a presentar en el caso de Puebla la impugnación respectiva, para exigir que se limpie esa elección; nos parece que hay una clara evidencia de que el Gobierno del Estado intervino de manera ilegal, que hubo violencia y me parece que, si el Tribunal lo decide, debe haber elementos para anular esa elección”, explicó.

Sobre el presunto desvío de recursos del Fideicomiso para los damnificados y la multa millonaria contra Morena, Horacio Duarte dijo que no fijarán postura hasta que no sea un dictamen aprobado por el Consejo General del INE.

“Vamos a esperar primero, todavía no es un tema que esté aprobado en el Consejo General del INE; hasta que el Consejo General del INE defina qué se va a hacer, nosotros vamos a fijar nuestra posición”, expresó.

Excélsior
Ernesto Méndez
Ciudad de México
Sábado 07/07/2018.


El líder de Morena obtiene un 53% de los votos, según el conteo rápido, 30 puntos más que Ricardo Anaya y José Antonio Meade, que reconocen su derrota antes de conocer los datos oficiales

Andrés Manuel López Obrador, sí, AMLO, será presidente de México. Por primera vez, un político curtido como líder social, que mira hacia la izquierda, gobernará el país de habla hispana más grande del mundo, la segunda economía de América Latina, el vecino del sur de la gran potencia universal. Según el conteo rápido del Instituto Nacional Electoral, logró entre el 53% y 53,8% de los votos, por delante de Ricardo Anaya (22%-22,8%) y José Antonio Meade (15,7%-16,3%). Más claro: López Obrador es el presidente con mayor respaldo de la historia de México. No hizo falta, en cualquier caso, esperar a tener resultados oficiales. Tras conocerse las encuestas de salida, sus dos rivales, reconocieron la derrota y felicitaron al ganador. México no solo ha elegido presidente, también un futuro distinto. La victoria supone un tsunami político. Morena, el partido de López Obrador, gobernará también la Ciudad de México y obtiene el poder en varias gobernaciones. Si hace 18 años el país decidió poner fin a la hegemonía del PRI después de 70 años, ahora exige una transición, un cambio de régimen tras dos décadas de alternancia entre los partidos tradicionales.

El triunfo de López Obrador es la constatación de que el país exige a gritos un cambio. El hartazgo y el enojo con el sistema actual han podido más que cualquier otro factor. México le brinda la oportunidad a quien se lo había denegado en dos ocasiones. A los 64 años, el líder de Morena promete una transformación a la altura de la Independencia, la Reforma y la Revolución. A partir de ahora ya las grandilocuentes propuestas deberán ser aterrizadas. López Obrador deberá concretar cómo acabará con la corrupción más allá de la honestidad que promulga y tendrá que definir un plan para reducir los niveles de violencia.

México ha dado en las urnas la espalda al legado de Enrique Peña Nieto, encarnado en José Antonio Meade y ha rechazado el cambio que proponía Ricardo Anaya. Lo ha hecho de manera abrumadora en una jornada democrática como se recuerdan pocas: sin apenas incidentes que resaltar; sin acusaciones de fraude de ida y vuelta. Una tranquilidad pasmosa, comparada con el turbulento día a día que azota el país.

Uno de los mayores desafíos de López Obrador desde esta noche hasta el 1 de diciembre que asuma la presidencia - cinco largos meses de transición- será abordar la forma de superar la polarización generada durante una campaña repleta de crispación. Su figura, pese a contar con un respaldo mucho mayor del que tuvo en sus dos primeros intentos, sigue siendo motivo de confrontación. El líder de Morena ha sabido incorporar a críticos a su proyecto, pero sigue teniendo furibundos detractores, que no confían en él. Consideran que la aparente moderación de su discurso es una fachada. Si para la elección consiguió despejar la idea de que es un peligro para México, a partir de ahora deberá alejar los fantasmas que lo consideran un autoritario y que gobernará para todos los mexicanos. En su primera intervención tras la victoria, López Obrador llamó "a la reconciliación de todos los mexicanos", al tiempo que lanzó un mensaje de tranquilidad para los inversores y el sector empresarial.

La contundente victoria de López Obrador pone patas arriba el sistema tradicional de partidos de México. Desde 1988, la política mexicana ha girado principalmente en torno al partido hegemónico PRI; el conservador PAN y el progresista PRD. Todo eso puede quedar reducido a cenizas. Tan significativa es la victoria del líder de Morena como la derrota del resto de partidos. La irrupción de Morena, la formación creada ad hoc por López Obrador, como principal fuerza en el Congreso, pone a la izquierda ante un reto ingente, en la medida en que el triunfo lo ha logrado en coalición con un partido, Encuentro Social. En el polo ideológico opuesto, la formación evangélica se prepara para tener en el Congreso un peso que jamás había soñado.

Más incierto será el camino para el PRI y el PAN. En el caso del tricolor, no solo abandonará el Gobierno el próximo 1 de diciembre. Al mal resultado de Meade se suma, a falta de resultados concretos, la más que previsible pérdida de poder a nivel local, lo que obliga al partido que está en el imaginario de todos los mexicanos desde hace décadas a iniciar una travesía en el desierto. Nunca antes el PRI se ha visto ante este escenario. La apuesta por Meade, un tecnócrata con amplia trayectoria en el Gobierno con el que Peña Nieto pretendía contener el desgaste de su administración y del partido, resultó un fiasco. La losa era demasiado pesada. Además, las fracturas internas volvieron inviable una campaña condenada al fracaso desde el inicio.

El final del sexenio plagado de violencia y corrupción, junto a los resultados de esta elección, complican sobremanera la imagen del presidente –durará cinco meses aún en el cargo- y deja muy tocado al grupo que le ha apoyado todo este tiempo. Entre muchos dirigentes del denominado viejo PRI cunde la preocupación de que, de no lograr una transición rápida en el poder del partido, la estructura se pueda ver absorbida por el ascenso de Morena.

El futuro de la derecha tampoco es nada halagüeño. El PAN se ve ahora envuelto en una encrucijada. Ricardo Anaya entregó su caudal político al éxito del Frente, una alianza con la izquierda, que propició desde la presidencia del partido conservador. La apuesta, no obstante, generó una división en el PAN. Los detractores del candidato consideran que, de haber ido en solitario, el tradicional partido opositor mexicano hubiese tenido más opciones de enfrentarse a López Obrador. Los gestos contra Anaya se han multiplicado desde el mismo momento de su designación. También la dirigencia del PAN ha movido ficha al respecto. Horas antes de la elección, la formación expulsó a varios dirigentes con peso antaño, una señal que muchos interpretaron como la aceptación de la derrota por anticipado, un intento por contener una crisis que se antoja inevitable.

México afronta desde este lunes una nueva era. Un desafío que trasciende a un país de 120 millones de personas, que ha decidido abrir la puerta del poder a la izquierda.

El País
Javier Lafuente
Ciudad de México
Domingo 1 de julio de 2018.


INE documenta a 15 mil personas afiliadas ilegalmente por partidos

•    La entidad poblana, la capital del país y el Estado de México concentran siete de cada 10 denuncias presentadas entre enero y mayo


Puebla es la entidad del país en donde más investigaciones por presuntos delitos electorales se iniciaron durante mayo pasado, al sumar 42 casos, de acuerdo con el último reporte de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

Según el informe, la entidad poblana, la capital del país y el Estado de México agrupan el 68.7 por ciento de las carpetas de investigación abiertas en los primeros cinco meses del año. Esto implica que siete de cada 10 denuncias corresponden a estas entidades.

Suman 46 casos entre enero y mayo

Durante el mes de mayo, la Fiscalía abrió 107 carpetas de investigación por probables delitos electorales. Puebla concentra el mayor número, con 42 casos, posteriormente se ubican la Ciudad de México con 36 y Chiapas con cinco.

De las denuncias en el estado, dos corresponden a delitos de violencia de género.

De esta manera, Puebla suma 46 casos en los primeros cinco meses del año, cantidad que equivale al 13 por ciento del total; 42 son mayo, dos se presentaron en marzo, uno en febrero y otro en enero.

Del total de casos solo se han judicializado cuatro, lo que implica que se han vinculado a un proceso penal.

Aunque no se ofrece un desglose de los delitos que se acusan en las denuncias, el reporte refiere que dos fueron por violencia política de género, otro par se presentó por usurpación de funciones, aunque también ha detectado casos de alteración del Registro Federal de Electores y de retención de credenciales de elector.

Por otra parte, la Fiscalía indicó que entre enero y mayo pasados, se giró una orden de aprehensión y se han cumplimentado seis en enero, una en marzo, otra en abril y otra más en mayo para sumar nueve en total.

INE documenta a 15 mil personas afiliadas ilegalmente por partidos

Ciudad de México.- La presidenta de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE), Adriana Favela, informó que han detectado a 15 mil 126 ciudadanos afiliados indebidamente a todos los partidos políticos en los últimos 4 años.

Al ofrecer una plática en el taller para periodistas por el proceso de la jornada electoral, Favela informó que los nueve partidos políticos están involucrados en este procedimiento indebido y ya se han sancionado a varios de ellos y por cada afiliación sin consentimiento la sanción por cada una es de 43 mil pesos.

"De los 15 mil hemos resuelto aproximadamente como 2 mil asuntos y la mayoría han resultado fundados y la multa que nosotros estamos imponiéndole a los partidos políticos son aproximadamente 43 mil pesos, ya sea porque los diste de alta en el padrón de militantes sin ningún tipo de documento que avalara la afiliación o bien porque sí los afiliaste de manera debida, pero después ellos te solicitaron la desafiliación y no atendiste esa petición", dijo Favela.

Sugirió a los ciudadanos hacer una revisión periódica en los padrones de los partidos políticos o en la propia página de internet del Instituto Nacional Electoral (INE) para verificar que no hayan sido inscritos en alguna lista de los institutos políticos, y de ser así, interponer una queja ante la autoridad electoral.

"Lo ideal sería que las personas revisen en los padrones de los partidos políticos, yo lo hago con mi equipo de trabajo cada tres meses, porque de repente apareces ahí afiliado", apuntó.

"Por cada persona indebidamente afiliada son 43 mil pesos a veces sí las multas que se les impone son bastante altas, ya hemos impuesto sanciones, en la última sesión del Consejo General sancionamos a seis partidos políticos y en las anteriores también hemos estado sancionando de manera constante y han impugnado y el Tribunal lo ha estado confirmando", recordó.

Quejas y procedimientos

En este contexto, Adriana Favela y Carlos Ferrer, titular de la Unidad Técnica de lo Contencioso del INE, informaron que hasta este jueves se han presentado a nivel central, 440 procedimientos especiales sancionadores y de éstos, 369 ya están concluidos y remitidos al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que equivale al 83.86% y están pendientes 71, es decir, el 16%.

Agregaron que quienes más presentan quejas son los partidos, segundo los ciudadanos, sindicados o personas morales privadas.

De las 369 quejas resueltas 93 han sido por el uso indebido de la pauta y que tiene que ver con las reglas para la utilización de los tiempos de radio y TV y son utilizados de manera incorrecta; 94 han sido por la calumnia que tiene que ver con la imputación de hechos o delitos falsos.

Además, 52 por la contratación y/o adquisición de tiempos en radio y TV indebidos y 48 actos anticipados de campaña.

Y han detectado 42 quejas por violación al artículo 134 que tiene que ver con la prohibición para involucrar recursos públicos en la contienda electoral o para promoción personal.

Ha habido 319 solicitudes de medidas cautelas, de las cuales 91 son procedentes y 147 improcedentes y están en trámite, 8.

El Universal
e-consulta
Patricia Méndez
Ciudad de México
Jueves 28 de junio de 2018.


Con un recuerdo por las antiguas luchas de izquierdas, los dirigentes sociales y los intelectuales que ya fallecieron, y un resumen de las propuestas realizadas a través de su campaña, Andrés Manuel López Obrador llegó al final de su tercera campaña presidencial.

Puntero en todas las encuestas, con un lleno total y personas que quedaron fuera del Estadio Azteca, el político tabasqueño reivindicó su movimiento como heredero de los movimientos sociales de las últimas décadas, con una especial mención a los dirigentes estudiantiles de 1968.

“Recordamos con admiración y respeto a quienes han participado a lo largo de los años en movimientos sociales y políticos: campesinos, obreros, estudiantes, maestros, médicos, ferrocarrileros y defensores de derechos humanos y de otras causas”, dijo.

Luego de hacer mencionar a los dirigentes sociales y políticos históricos, desde Valentín Campa hasta Cuauhtémoc Cárdenas, pasando por Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez, el tabasqueño anunció que emitirá su voto, el próximo domingo, a favor de Rosario Ibarra de Piedra, a manera de homenaje a la luchadora por la presentación de los desaparecidos políticos.

Porque, en su discurso, el candidato presidencial sostuvo que el movimiento que encabeza “viene de lejos”, y aquí destacó la participación de los jóvenes del 68 y de dirigentes como Valentín Campa, Demetrio Vallejo, Rubén Jaramillo, Othón Salazar, Alejandro Gascón Mercado, Heberto Castillo, Cuauhtémoc Cárdenas, Salvador Nava, Manuel Clouthier, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez y doña Rosario Ibarra de Piedra, a quien rindo un homenaje. “Les adelanto que el primero de julio voy a votar por ella”, anunció.

A manera de introducción, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia recordó a quienes le fueron cercanos en su vida política: José María Pérez Gay, Arnaldo Córdova, Luis Javier Garrido, Hugo Gutiérrez Vega, Julio Scherer García, Sergio Pitol, Carlos Monsiváis, y enseguida celebró que sigan con vida y con el ánimo de siempre Elena Poniatowska, Fernando del Paso y Carlos Payán.

Combate a la corrupción

En su mensaje, López Obrador se explayó en distintos aspectos que a lo largo de su campaña ha delineado, teniendo como eje discursivo el combate a la corrupción, fenómeno al que le atribuye la desigualdad y la violencia.

Además, el presidencial afirmó que el momento de ventaja electoral que le otorgan las encuestas, y “el ánimo social”, no sólo son producto del hartazgo por la corrupción, sino fruto de un largo camino recorrido, con voluntarios a lo largo del país que, finalmente, le ayudaron a convencer a amplios sectores de la sociedad que hay una “mafia del poder”, una minoría que controla las instituciones y un bipartidismo neoliberal, el PRIAN.

“Hoy la gente es más consciente de la existencia de un pequeño grupo que controla las instituciones, entiende mejor de cómo domina y de su desmedida avaricia.

“Pienso que, hasta ahora, esta ha sido la mayor aportación social y política de nuestro movimiento. Tengamos presente que no se puede cambiar lo que no se conoce y, que lo que bien se comprende, difícilmente se olvida. Fruto de este trabajo de concientización es el despertar de muchos ciudadanos de clase media que antes hasta nos insultaban, y que ahora nos respetan y que votarán por nosotros; otro tanto ocurre con la mayoría de los jóvenes. Soy el candidato de más edad, pero los jóvenes, con su imaginación, rebeldía y talento saben que representamos lo nuevo, la modernidad forjada desde abajo y para todos”.

Luego de un festival musical que se prolongó desde las cinco de la tarde hasta pasadas las ocho de la noche, López Obrador ingresó al Estadio Azteca procedente de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y Villahermosa, Tabasco, donde encabezó cierres regionales.

Atravesó un pasillo saludando a la concurrencia para luego subir al templete, donde lo esperaban dirigentes de los partidos que lo abanderan, candidatos y miembros de su eventual gabinete, en caso de ganar las elecciones.

Claudia Sheinbaum fue la primera en hablar, a nombre de los candidatos a gobernadores en el país, retomando diferentes aspectos históricos y del movimiento lopezobradorista, para luego centrarse en la ciudad, sus compromisos de desarrollo social, seguridad y reordenamiento territorial, y finalmente presentar al político tabasqueño.

El candidato presidencial lucía sonriente y, de manera inusual respecto de otros actos de campaña, con traje y sin corbata inició su intervención con la reivindicación mencionada para luego dar paso a sus diferentes propuestas y compromisos en lo que imagina cómo forma de gobernar:

Respeto al estado de derecho; a la división de poderes y a la soberanía de estados y municipios, y poner fin a las prácticas represivas, de espionaje y persecución política.

Asimismo, se comprometió a respetar las libertades civiles y religiosas, así como a garantizar el derecho a disentir.

Fue amplio en lo que desde hace semanas viene diciendo: eliminar la práctica de corrupción electoral y procurar la instauración de una democracia plena que penalice de manera grave los delitos electorales.

En tanto, aseguró que apenas asumiendo la Presidencia enviará una iniciativa para reformar la Constitución, a fin de que el presidente pueda ser juzgado por corrupción, además de someterse al tercer año a un esquema de revocación de mandato.

Fin a privilegios

“El nuevo presidente de México contará con autoridad moral y política para pedir a todos un recto proceder y llamará a poner por delante la honestidad como forma de vida y como modo de gobierno. Con esta determinación llevada a la práctica se moralizará al país, mejorará la imagen de México en el extranjero y vamos a ahorrar lo mucho que ahora se roban los políticos corruptos y los traficantes de influencias”, explicó.

En cuanto a lo anterior, afirmó que nadie gozará de privilegios ni de impunidad, incluyendo amigos y familiares.

El candidato se refirió también a la política de austeridad que implementará en su gobierno delineando diversas acciones, que además de la reducción salarial de altos funcionarios que ya ha comprometido, implicará un adelgazamiento de la alta burocracia y el retiro de escoltas a quienes no formen parte del gabinete de seguridad.

Igual reiteró que no aumentará impuestos y que no habrá gasolinazos; que echará abajo la reforma educativa y, en general, los diferentes temas que han ocupado su agenda proselitista.

Amnistía, ya no apareció

En el aspecto de seguridad fue más explícito, al referirse a los saldos de la violencia de los últimos dos sexenios para luego ofrecer una política más eficiente y plantear, ya sin aludir a la amnistía:

“La política de seguridad será definida después de nuestro triunfo del próximo domingo, porque primero vamos a convocar a familiares de víctimas, a personalidades religiosas, defensores de derechos humanos, representantes de la ONU y de organizaciones sociales, así como a especialistas, para analizar todas las alternativas convenientes para lograr la pacificación del país”.

Habló también de lo que ha descrito como una Constitución moral, aunque expuso que, sin ser un instrumento jurídico, se plantea sea un instrumento de moralidad: “Repetiremos una y mil veces que sólo siendo buenos podemos ser felices”, acotó como parte de su intención de renovación moral.

También reiteró su postura en la relación con Estados Unidos, proponiendo un acuerdo de cooperación.

“En su momento le propondremos al presidente Donald Trump un tratado amplio e integral con Canadá, que incluya también a los países centroamericanos, algo parecido a lo que fue la Alianza para el Progreso, enfocado no sólo al comercio sino al desarrollo regional, la creación de empleos, los salarios, la migración, la seguridad, entre otros asuntos.

“Por geopolítica, vecindad, amistad, economía, comercio, migración y cultura estamos obligados a entendernos y a caminar juntos. No le faltaremos el respeto al gobierno de Estados Unidos porque no queremos que nadie ofenda al pueblo y a la nación mexicana. México es un país libre y soberano, nunca será piñata de ningún gobierno extranjero”.

Finalmente, el candidato presidencial llamó a votar y a no descuidar las casillas el domingo próximo, como ha venido insistiendo en la última semana.

“Vamos a ganar, pero nuestro triunfo debe ser contundente. Será un hecho histórico. Se consumará la victoria de todo un pueblo frente a la inmoralidad y la decadencia de los últimos tiempos.

“Va a perder el partido conservador, pero no habrá represalias. Buscaremos la unidad hasta donde se pueda, pero no apostamos a la unanimidad ni al pensamiento único. Estamos empeñados en construir una democracia, no una dictadura”, concluyó.

Proceso
Arturo Rodríguez García
Ciudad de México
Miércoles 27 junio de 2018.



•    En lo que va de la campaña desde el año pasado a la fecha, la violencia política se cobró la vida de 130 personas --funcionarios electos o aspirantes-- que fueron asesinadas desde el inicio de la contienda sin distinguir partidos de uno y otro espectro político


Emigdio López, candidato a diputado local de Morena, que forma parte de la coalición “Juntos Haremos Historia”, fue asesinado este lunes en Oaxaca, al sureste de México. Cuatro hombres armados lo atacaron y pocas horas después se produjo un atentado a balazos contra Raymundo Carmona, aspirante a un liderazgo municipal por la alianza contrincante en la misma región del país.

La violencia política en México no es un fenómeno nuevo y recorre casi toda la historia republicana del país norteamericano, pero cobra aún más relevancia pública en las campañas electorales y en esta ocasión el origen de las balas suele ser diverso: narcotraficantes, crimen organizado o acción de rivales políticos locales.

“El miedo va a ser un actor en esta elección”, dijo el martes durante la presentación de un libro sobre los comicios el profesor de la Universidad Autónoma de México, Germán Álvarez Díaz de León. “Sobre todo en los lugares más apartados”.

Aquí un panorama general sobre la violencia política de cara a los comicios del 1 de julio en México.

Las cifras

En lo que va de la campaña desde el año pasado a la fecha, la violencia política se cobró la vida de 130 personas --funcionarios electos o aspirantes-- que fueron asesinadas desde el inicio de la contienda sin distinguir partidos de uno y otro espectro político, dijo un reporte del martes de la consultora Etellekt.

Hasta junio ocurrieron 543 agresiones a políticos, agregó la consultora.

Las víctimas

Los diversos ataques se produjeron en 32 entidades de la república mexicana y no distinguen partidos.

Entre los muertos, por ejemplo, hubo militantes de “Juntos Haremos Historia” del candidato favorito según los sondeos --Andrés Manuel López Obrador--, de la coalición antagonista “Por México al Frente”, liderado por Ricardo Anaya, y de parte del oficialismo, que del Partido Revolucionario Institucional (PRI) encabeza José Antonio Meade.

Los precandidatos asesinados eran básicamente de los niveles locales, algo menos de los puestos a diputados provinciales, y solo un representante federal.

Entre los hitos de una historia de violencia electoral muchos recuerdan el asesinato de Luis Donaldo Colosio, el candidato del PRI en 1994.

La violencia política en el país va acompañada de un incremento también de la inseguridad ciudadana y de muertes en otros colectivos --periodistas o activistas-- pasando por ciudadanos víctimas de asaltos. Para los expertos es un fenómeno complejo y policausal, que va desde un incremento de la presencia del narcotráfico y los grupos criminales organizados hasta la desigualdad social.

AP
Ciudad de México
Miércoles 27 junio de 2018.


A pesar de que Andrés Manuel López Obrador se perfila como el ganador de la elección Presidencial con poco más de la mitad de las preferencias, el 55 por ciento de los ciudadanos prevé que el país saldrá dividido después del primero de julio.

Al cierre de las campañas, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia conserva una ventaja de más de 20 puntos porcentuales sobre el abanderado del Frente por México, Ricardo Anaya, quien se mantiene en segundo lugar.

Así lo registra la última encuesta nacional de Grupo Reforma y Grupo Radio Centro a mil 200 ciudadanos con credencial para votar vigente, realizada del 20 al 24 de junio.

La dinámica de la elección parece haberse definido desde la finalización de las precampañas, en donde la batalla por el segundo lugar entre el PRI y el PAN abrió un espacio para el crecimiento de López Obrador y frenó una posible alza de Anaya.

La intención de voto hacia José Antonio Meade no alcanzó los 20 puntos porcentuales en ningún momento de la campaña.

AMLO ha mantenido su ventaja cuando se le compara con Anaya y Meade en términos de atributos positivos. Según los entrevistados, destaca como el aspirante que combatiría la corrupción, el más capaz para gobernar y el que mejoraría la economía y la educación en el país.

No obstante, los recientes mensajes de contraste en las campañas parecen haber surtido efecto contra el morenista, ya que por primera vez sobresale como el candidato que puede desestabilizar al país y el que representa un peligro para México.

Seis de cada 10 mexicanos manifiestan que es más deseable garantizar la salida del PRI de la Presidencia que evitar la llegada de López Obrador.

La mayoría de la población considera que el tabasqueño será el ganador de la jornada electoral y la misma proporción de entrevistados identifica a Anaya como el candidato que podría derrotarlo.

Morena y sus aliados rondan una potencial mayoría en la Cámara Baja al sumar el 43 por ciento de las preferencias, mientras que el PAN y sus aliados se perfilan para conformar la segunda fuerza en diputados con el 30 por ciento.

Reforma
Lorena Becerra
Miércoles 27 Junio 2018.


Después de 29 años de militancia en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), la exgobernadora de Zacatecas, Amalia García Medina anunció que deja las filas de dicho instituto político.

“Lamentablemente los objetivos y valores que le dieron autoridad y cohesión al PRD se han desdibujado, siendo sustituidos por intereses que tienen que ver con el beneficio personal. Que el gran debate de ideas que constituía una de sus fortalezas, ha sido sustituido totalmente por acuerdos para el reparto de cuotas”, expuso García Medina en su carta de renuncia.

Adelantó que no se unirá a las filas del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) al tener discrepancias con Andrés Manuel López Obrador.

También criticó la alianza del PRD con el PAN en aras de impulsar la candidatura de Ricardo Anaya.

“Me resulta inadmisible que se propongan construir un gobierno con quien fue partícipe relevante en ese golpe a nuestro país”, dijo en referencia a Anaya.

Refirió que apoyará la candidatura de Claudia Sheinbaum, candidata de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES) en la Ciudad de México, ya que representa una opción “clara y coherente”.

Proceso
Ciudad de México
Lunes 26 junio 2018.

Página 1 de 5

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter