The New York Times señaló que, al enviar a la Guardia Nacional a la frontera con México, Trump muestra que está “cada vez más desesperado” por compensar su fracaso en obtener recursos para construir su gran muro.

Nueva York .- Al enviar a la Guardia Nacional a resguardar la frontera entre Estados Unidos y México, el presidente Donald Trump muestra que está desesperado por compensar su fracaso en obtener recursos para expandir el muro fronterizo, apuntó The New York Times (NYT).

En un editorial publicado este jueves, el diario destacó que, a unos meses de las elecciones intermedias de noviembre, Trump “parece estar cada vez más desesperado por encontrar formas de compensar el incumplimiento de su promesa de construir un muro fronterizo” que pagaría México.

De acuerdo con el diario, el envío de tropas a la frontera carece de toda lógica, tiene apenas una “tenue” justificación legal y consumirá fondos federales que podrían ser mejor invertidos en otros temas.

Sin embargo, “al igual que muchas de las decisiones del presidente, enviar tropas a la frontera parece una decisión impulsiva, rencorosa y motivada políticamente”. La Casa Blanca batalló al tratar de explicar las intenciones de Trump, en tanto que la decisión no fue consultada con México.

La medida parece haber sido adoptada por la creciente presión que siente Trump de aquellos de sus seguidores que creyeron su promesa de que construiría un muro que pagaría México, de acuerdo con el editorial.

El Congreso, no obstante, apenas erogó mil 600 millones de dólares para reforzar la seguridad fronteriza, incluyendo el muro, de los 25 mil millones de dólares que pidió el presidente para ese rubro.

El diario apuntó además que, pese a que los expresidentes George W. Bush y Barack Obama enviaron tropas a la frontera, el uso de las fuerzas armadas para tareas de aplicación de la ley civil debe ser autorizada por la Constitución o el Congreso.

Asimismo, tales tareas son costosas y generan disputas entre el Pentágono, el Congreso y los estados sobre quién debería asumir tales costos, subrayó el Times.

No obstante, gastar miles de millones de dólares en operaciones adicionales no parece importarle a Trump, indiferente al abultado déficit federal, resaltó el editorial.

“Trump una vez más está demostrando su incapacidad para emitir juicios ponderados y razonados sobre lo que se necesita para liderar la nación y para mantenerla a salvo”, enfatizó el diario.

Notimex
The New York Times
Ciudad de México/ NY, EU.
Jueves 05 de abril de 2018.


Según la Cancillería mexicana, la secretaria de Seguridad Nacional de EU, Kirstjen Nielsen, informó que las tropas de la Guardia Nacional no se involucrarán en tareas policiales ni portarán armas

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que hoy firmaría una orden para desplegar a la Guardia Nacional en la frontera con México, dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, horas antes.

Las tropas podrían dirigirse hacia la frontera tan pronto como el miércoles por la noche, afirmó Nielsen, asegurando que la Guardia Nacional respaldaría a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, pero no se involucrará en tareas policiales.

Nielsen habló en una conferencia de prensa en la Casa Blanca un día después de que Trump profundizó su retórica antiinmigración, diciendo que quería desplegar al Ejército hasta que se edifique el muro fronterizo que ha prometido.

"El presidente ordenó que el Departamento de Defensa y el Departamento de Seguridad Nacional trabajen junto con nuestros gobernadores para desplegar a la Guardia Nacional en nuestra frontera suroeste para ayudar a la Patrulla Fronteriza", dijo Nielsen. "El presidente firmará una orden a tal efecto hoy (miércoles)".

La funcionaria afirmó también que el Gobierno redactó una legislación y que le pediría al Congreso que entregue la autoridad legal y los recursos para abordar "esta crisis en nuestras fronteras". No dio a conocer el número de efectivos que serán desplegados ni el costo de la operación.

Trump se reunió el martes para discutir el tema fronterizo con el secretario de Defensa, James Mattis, el Fiscal General, Jeff Sessions, Nielsen y otros funcionarios.

"Hasta que podamos tener un muro y la seguridad adecuada, vamos a proteger la frontera con el Ejército", dijo el martes Trump a periodistas en la Casa Blanca, lamentando lo que denominó leyes estadounidenses "horribles" que dejan la frontera sur poco protegida.

El miércoles, Trump dijo a través de Twitter: "Nuestras leyes fronterizas son muy débiles mientras que las de México y Canadá, muy fuertes. El Congreso debe cambiar estas y otras leyes de la era Obama AHORA".

Reuters
Washington, DC, EU.
Miércoles 4 abril 2018.


Matías Romero, Oaxaca.- Una caravana de migrantes centroamericanos que provocó las iras del presidente estadounidense estaba detenida el martes en una arena deportiva en el sur de México sin manera de llegar a la frontera con Estados Unidos, al tiempo que Donald Trump volvió a amenazar a México con tuits.

“La gran Caravana de Gente desde Honduras, que está cruzando México y acercándose a nuestra Frontera de ‘Leyes Débiles’ debe ser detenida antes de llegar”, escribió Trump. “La fuente de beneficios del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) está en juego, lo mismo que la ayuda exterior a Honduras y otros países que lo permitan”.

La caravana que llegó a tener 1,150 personas o más se detuvo hace días en la población de Matías Romero, en el estado sureño de Oaxaca.

El martes, los miembros del grupo _principalmente hondureños_ que venían marchando por los costados de caminos y vías de tren se detuvieron a preparar sus pobres desayunos con alimentos donados.

Funcionarios de inmigración les daban asesoría para solicitar visas mexicanas de tránsito o humanitarias.

Aunque el domingo unos 200 hombres abandonaron al grupo y subieron a un tren rumbo al norte _quizá con la intención de llegar a Estados Unidos_, parecía improbable que el resto reanude su marcha antes del miércoles o jueves. Estas personas quizá subirán a autobuses que los lleven hasta el último punto del trayecto de la caravana, un simposio sobre derechos de los inmigrantes en el estado de Puebla, en el centro del país.

Irineo Mújica, director de Pueblo Sin Fronteras, el grupo activista detrás de esta reunión simbólica anual, dijo que la caravana continuará su travesía solo hasta la ciudad de Puebla, al sureste de la Ciudad de México, “pero no en la magnitud masiva”. Después del simposio, algunos migrantes podrían continuar su viaje a la capital de México, donde es más fácil solicitar asilo. Mújica dijo que entre 300 y 400 de los migrantes aseguran que tienen parientes en territorio mexicano y por ende consideran permanecer en el país al menos temporalmente.

Aunque había reportes de que México quería poner fin a la caravana, prácticamente había terminado. Los participantes carecían de equipo para marchar en masa hasta la frontera con Estados Unidos.

Las caravanas “Estaciones de la Cruz” se realizan anualmente en el sur de México desde hace unos 10 años. Comenzaron como procesiones breves de migrantes, algunos con ropaje bíblico y cargando cruces, como protesta de Pascuas contra los secuestros, extorsiones, golpizas y asesinatos que padecen muchos migrantes centroamericanos al cruzar México.

Las partes organizadas de las caravanas generalmente no sobrepasan el estado de Veracruz, sobre la costa del Golfo de México, pero algunos participantes, individualmente o en pequeños grupos, continúan en autobús o camión hasta la frontera.

Los eventos de este año aparentemente tuvieron más repercusión en Estados Unidos, y Trump ha emitido tuits que han enfurecido a México, que en años recientes ha detenido y deportado a cientos de miles de migrantes centroamericanos antes de que puedan llegar a la frontera.

“México hace muy poco, si no es que nada, para detener a las personas que cruzan a México por su frontera sur, y después a Estados Unidos. Se ríen de nuestras tontas leyes de inmigración. Deben parar el enorme flujo de drogas y personas, o yo pararé su fuente de liquidez, el TLCAN. ¡Necesito el muro!”, escribió Trump. “Con todo el dinero que ganan de Estados Unidos, esperemos que impidan a las personas que pasen a través de su país e ingresen al nuestro, al menos hasta que el Congreso modifique nuestras leyes de inmigración”.

El secretario de Gobernación (Interior), Alfonso Navarrete Prida, rechazó esas exigencias.

“Actuamos con absoluta soberanía en el cumplimiento de nuestras leyes”, dijo el lunes Navarrete Prida. “Sí, desde luego actuaremos.... con estricto cumplimento de nuestra ley migratoria, sin presión alguna de país alguno”.

En un comunicado emitido el lunes por la noche, el gobierno de México indicó que unos 400 participantes en la caravana ya habían sido enviados de vuelta a sus países de origen.

“Bajo ninguna circunstancia el gobierno de México promueve la migración irregular”, se afirma en el texto de la Secretaría de Gobernación.

Hizo notar que México considera estas caravanas anuales como “una manifestación pública que busca llamar la atención sobre el fenómeno migratorio y la importancia del respeto a los derechos de los migrantes centroamericanos”. Al gobierno estadounidense se le ha informado totalmente de la situación, agregó.

La secretaría dijo también que, a diferencia con las caravanas realizadas en años anteriores, “en esta ocasión autoridades migratorias mexicanas han procedido, conforme a la legislación correspondiente, a ofrecer la condición de refugio en los casos en que así proceda”, pero insinuó que no depende de México evitar que la gente continúe hasta Estados Unidos para solicitar asilo.

“No compete a este gobierno ejercer decisiones migratorias de Estados Unidos o de cualquier otra nación, por lo que serán las autoridades competentes de la Unión Americana las que decidan, de ser el caso, autorizar o no el ingreso a su territorio de los integrantes de la caravana que lo solicitaran”, añadió.

Navarrete Prida conversó el lunes con la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen.

Nielsen tuiteó luego que la conversación se refirió concretamente a la caravana anual de migrantes. “Trabajando con funcionarios mexicanos de cara a la caravana extranjera anual ilegal. Explorando todas las opciones”, escribió.

México suele detener a centroamericanos, a veces en cifras que igualan a las de Estados Unidos. Las deportaciones de extranjeros bajaron de 176,726 en 2015 a 76,433 en 2017, en parte debido a que se cree disminuyó el número de los que llegan a México, y aumentó el de los que solicitan asilo en el país.

México aceptó 3,223 solicitudes de asilo efectuadas en 2016, y 9,626 presentadas el año pasado están en trámite o recibieron luz verde.

AP
Matías Romero, Oaxaca, Mx.
Martes 03 de abril de 2018.


Cambridge Analytica trabajó con el PRI en 2017, de acuerdo con un reportaje del canal británico Channel News 4.


La consultora Cambridge Analytica, involucrada con el abuso de datos de 50 millones de usuarios de Facebook y con la campaña de Donald Trump, trabajó con el PRI hasta enero de este año, de acuerdo con una fuente citada por la televisión británica Channel 4 News.

Según la televisora, Cambride se reunió con varios partidos políticos para trabajar en México, aunque no está registrada para trabajar en la elección presidencial de este año.

"Una fuente le dijo a Channel 4 News que el gobernante PRI trabajó con Cambridge Analytica hasta enero de este año", señala el reportaje.

Además, la firma abrió una oficina en la Ciudad de México, pero actualmente está vacía, apuntan.

En septiembre pasado, el ahora ex director de la empresa, Alexander Nix, viajó para dar una conferencia de tecnología en la Ciudad de México.

En un video de cámara escondida con directivos de la firma, éste bromea sobre una visita al País.

"Tengo que ir (a México) por tequila y algunos tacos", señala.

"Debo ver a mis clientes (...) quieren un saludo y firmar documentos, pero quieren firmarlo conmigo, así que viajaré para eso", asegura.

La primera parte del reportaje de Channel 4, publicado la semana pasada, señalaba que los directivos de la empresa pensaban que su trabajo había sido instrumental para la elección de Donald Trump en Estados Unidos.

Esto, después de que The New York Times revelara que la empresa hizo mal uso de los datos de 50 millones de usuarios en Facebook para configurar campañas políticas digitales.

En el video de cámara escondida, el director general, Mak Turnball, discute sobre el trabajo de la empresa en el País.

"Estamos a punto de involucrarnos mucho en México", asegura.

"Pero ¿no es peligroso?", le pregunta el periodista encubierto.

"Bueno, debido a los narcotraficantes, hay mucha droga y violencia en México y el dinero de las drogas está en la política y la corrupción está en todas partes. Así que en México si te llevas mal con alguien poderoso pueden matarte", afirma Turnball.

Según el reportaje, la encargada de Cambridge Analytica en México, Arielle Carro, empezó a buscar a científicos de datos locales en el país a inicios de 2017.

En el País, Cambridge Analytica trabajó con el servicio Pig.gi, que tiene un millón de usuarios y ofrece internet gratis a cambio de responder cuestionarios e interactuar con publicidad.

Sin embargo, cofundador de la empresa, Isaac Philips, aseguró a Channel 4 que no estaban involucrados en trabajo político.

"Lo revisamos y muchos partidos se nos han acercado, pero hasta ahora hemos intentado permanecer lejos de eso", afirma.

Colombia bloqueó el miércoles el acceso a la aplicación Pig.gi, que este jueves negó haber hecho mal uso de información.

"La información recaudada, hasta ahora, por la Superintendencia de Industria y Comercio, daría cuenta de posibles vínculos entre Cambridge Analytica, la sociedad Farrow Colombia S.A.S. y Farrow México S.A.P.I. DE CV, empresa administradora de la aplicación Pig.gi", indicó el organismo en un comunicado.

Reforma
Ciudad de México
Jueves 29 marzo 2018.


     MEXICO, 13 mar (Xinhua) -- Oswaldo apoya una piñata con la forma del presidente estadounidense en la valla que separa Tijuana de San Diego como símbolo de protesta. "¡Trump! ¡Escucha! ¡No queremos tu muro!", corea en grupo desde suelo mexicano.

     Justo del otro lado de la placa metálica, Trump revisa los ocho prototipos del muro que quiere levantar en los 3.200 kilómetros de frontera con México. "Me gusta el prototipo a través del que se puede ver", opina mientras sigue averiguando: "¿Qué tenemos por aquí?".

     Detrás de los bloques de nueve metros de alto que el republicano inspecciona, rodeado de efectivos de la Patrulla Fronteriza y agentes del Servicio Secreto, se han colocado varios remolques de camiones para tapar la visibilidad desde el lado mexicano, a unos metros de distancia.

    "¡No al muro! ¡No al muro!", repiten mientras tanto Oswaldo y otra treintena de miembros de la organización Alianza Migrante Tijuana en una calle del barrio Las Torres desde donde se aprecian los prototipos.

     Desde que hace unos días se anunció el viaje de Trump a la zona de Otay, en San Diego, los activistas mexicanos han estado elaborando una piñata de papel con la forma del presidente estadounidense.

     La intención del grupo era prenderle fuego durante la manifestación para mostrar su enojo con la política migratoria de Trump, pero la Policía mexicana les pidió que no lo hicieran para evitar incidentes con las llamas.

     Resignados, colocaron el muñeco de papel, con su traje, corbata y cabello amarillo, en la valla que desde la década de los noventa del siglo pasado divide las dos ciudades y de la cual también colgaron grandes carteles con consignas contra el muro ante la mirada de los funcionarios mexicanos.

    "Está mandando el mensaje a toda nuestra gente, a los demás países del continente y al mundo entero de que va a poner ese muro tan grande y de que no quiere saber nada de nuestra gente allá en Estados Unidos", dice a Xinhua José María García, coordinador de la alianza conformada por organizaciones sociales que apoyan a los migrantes en la frontera noroeste del país.

     García, quien dirige un albergue que brinda cama y alimento a los mexicanos deportados, advierte de que un muro de las características planteadas por Trump sólo llevaría a los migrantes a buscar rutas más riesgosas para cruzar a Estados Unidos.

     Según recuerda, el también magnate de los bienes raíces sustentó el plan cuando era precandidato con el argumento de que los migrantes mexicanos en Estados Unidos eran asesinos y criminales que llevan drogas, cuando en realidad, recalca, se trata de personas trabajadoras.

    "Hay un señalamiento muy fuerte del señor Trump hacia la comunidad migrante, específicamente a los mexicanos que radican allá y a quienes ha criminalizado", agrega.

     La primera visita de Trump como presidente al estado de California, bastión demócrata, acumuló al menos otra protesta en calles de Tijuana y varias más del lado de San Diego.

     Para cuando el republicano aterrizó en el Air Force One en la estación aérea de la Marina en Miramar, a unos 46 kilómetros de Otay, la gente estaba ya apostada frente a la garita fronteriza de San Ysidro y en otros puntos de la ciudad del sur de California con carteles que decían "Bridges Not Walls" ("Puentes, No Muros").

    "Yo soy de San Diego y nunca he solicitado una pared. No queremos eso", respondió el diácono José Luis Medina a los periodistas en una manifestación de la organización religiosa San Diego Organizing Project.

     El propio gobernador de California, Jerry Brown, envió la víspera una carta abierta a Trump en la que escribió que su estado se concentra en levantar puentes y no muros, y subrayó que su estado es una entidad próspera porque recibe a migrantes e innovadores de todo el mundo.

     Por su parte, el congresista demócrata Juan Vargas manifestó su desacuerdo con la visita del presidente al estado estadounidense donde más mexicanos viven, con una población mayor incluso que la de varias entidades de México. "No es bienvenido", espetó en un mitin en San Diego.

     Algunos analistas han asegurado que el duro discurso de Trump y las medidas migratorias que ha puesto en marcha son en sí un muro intangible para aislar a Estados Unidos, pues en buena medida se trata de palabras y acciones para desalentar o generar miedo entre los indocumentados.

     No todo en la jornada fue oposición al muro, pues varias decenas de simpatizantes de Trump se congregaron en Otay para pedir su construcción mientras sostenían carteles con consignas sobre fronteras seguras y deportación de migrantes.

     El muro es una propuesta que Trump abandera desde que en 2015 anunció que contendería a la Presidencia como medida para frenar el paso de drogas y migrantes, pero hasta ahora el Congreso no ha autorizado los 18.000 millones de dólares que se necesitan para su construcción.  

     Trump ha dicho que, de una u otra forma, se cargará el costo de edificarlo a México, algo que el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha descartado reiteradamente y que ha llevado a momentos ríspidos entre ambos.

     Para el académico del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, Raúl Benítez Manaut, la visita del republicano a los prototipos sólo es un mensaje al Congreso de su país y al Gobierno mexicano de que continúa con su proyecto.

    "Es una especie de exhibición o de 'show' para ejercer presión hacia el Congreso de Estados Unidos y hacia el Gobierno de México", dijo a Xinhua. Es para darse gusto a él mismo y (mostrar) que no traiciona sus mandatos de campaña".

     Hasta ahora, la promesa de campaña y eje central de la política migratoria de Trump se reduce a los prototipos por los que se paseó durante unos 25 minutos antes de regresar a la base de Miramar, donde habló ante efectivos militares.

     Desde octubre, cuando se construyeron, los cruces por la desértica zona no se han frenado e incluso migrantes que los observan han comentado a la prensa que dudan de que un muro detenga a quienes aspiran a pasarse al vecino país.

     Los prototipos parecieran ser, por el momento, más una atracción turística para estadounidenses que llegan a Tijuana en giras turísticas especiales para conocerlos. La víspera, el subsecretario de Turismo del estado de Baja California, Ives Lelevier, reveló que dos agencias los ofrecen como paradas en sus itinerarios.

    "Si no tenemos un muro, no vamos a tener país", advirtió Trump después de escuchar las explicaciones de la Patrulla Fronteriza sobre las edificaciones.

     A su espalda, no muy lejos, los gritos de los mexicanos reunidos frente a la oxidada valla metálica seguían: "¡Trump! ¡Escucha! ¡No pagaremos tu muro!”.

Xinhua
Luis Brito y Wu Hao
California, Estados Unidos
Martes 13 de marzo de 2018.


Nombra Trump a Gina Haspel como nueva directora de la CIA


Washington, EU. - El presidente estadounidense, Donald Trump, cesó hoy de manera fulminante a Rex Tillerson como secretario de Estado y anunció que será sustituido por el actual director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Mike Pompeo.

"Mike Pompeo, director de la CIA, será nuestro nuevo Secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias Rex Tillerson por su servicio!", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Además, designó a Gina Haspel como nueva directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), en reemplazo de su actual director, Mike Pompeo, y señaló que será la primera mujer al frente del organismo.

"Gina Haspel será la nueva directora de la CIA, y la primera mujer escogida para ello", afirmó Trump.

Nombra Trump a Gina Haspel como nueva directora de la CIA

Washington, EU. - El presidente estadounidense, Donald Trump, designó hoy a Gina Haspel como nueva directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), en reemplazo de su actual director, Mike Pompeo, y señaló que será la primera mujer al frente del organismo.
"Gina Haspel será la nueva directora de la CIA, y la primera mujer escogida para ello", afirmó Trump en su cuenta de Twitter, tras anunciar que el secretario de Estado, Rex Tillerson, dejará el cargo y será sustituido por Pompeo.

A pesar del momento y el modo en que fue anunciada, la salida de Tillerson no resulta sorprendente puesto que hace meses que se especulaba con la posible renuncia del hasta hoy máximo responsable de la cartera de Exteriores, con quien Trump ha tenido numerosos desacuerdos a lo largo de los últimos meses.

De hecho, minutos después de publicar su mensaje en las redes sociales, Trump explicó brevemente su decisión ante un grupo de periodistas que se encontraban en la Casa Blanca, a quienes reconoció sus desencuentros con Tillerson y recalcó que con Pompeo comparte una "forma de pensar similar".

De esta manera, tras el cambio de fichas en un Gabinete, que según dijo el presidente, está "cada vez más cerca" de ser el que él quiere, Haspel, que hasta hoy ocupaba el cargo de subdirectora de la Agencia, se convertirá en la primera mujer en dirigir la CIA en sus 70 años de historia.

"Estoy agradecida al presidente Trump por la oportunidad y humilde por la confianza que ha depositado en mí al ser nombrada la próxima directora de la Agencia Central de Inteligencia", señaló Haspel en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Haspel, cuyo nombramiento aún deberá ser confirmado por el Congreso, añadió que, como directora de la CIA, espera "poder brindar al presidente el excelente apoyo de inteligencia al que se ha acostumbrado durante su primer año de mandato".

Por su parte, Pompeo, uno de los miembros más antiguos del actual Gabinete, ha querido agradecer a Trump la oportunidad que le dio de dirigir la CIA y destacó que a lo largo del año que ha estado al frente de la Agencia ha tenido la oportunidad de trabajar con "muchos destacados funcionarios y directivos de la cartera de Exteriores".

"De ser confirmado, estoy deseoso de guiar el cuerpo diplomático más excelso del mundo a la hora de formular y ejecutar la política exterior del presidente", apuntó Pompeo en el comunicado divulgado por la Casa Blanca.

EFE
Washington, EU.
Martes 13 marzo 2018.


Washington, EU. - Hope Hicks, la directora de Comunicaciones de la Casa Blanca y vieja asesora del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renunció y dejará su cargo "en las próximas semanas", confirmó hoy la portavoz del Gobierno estadounidense, Sarah Huckabee Sanders.

Hicks quien se unió a la campaña presidencial de Trump en 2016 sin ninguna experiencia previa en política, ha sido una de las personas que más tiempo ha permanecido en el equipo cercano al magnate desde que comenzó su andadura hacia la Casa Blanca.

"Hope es sobresaliente y ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres años. Es muy inteligente y considerada, así como una gran persona. Extrañaré tenerla a mi lado, pero cuando me consultó para buscar otras oportunidades, lo entendí totalmente", dijo el presidente Trump en un comunicado facilitado por la Casa Blanca.

"Estoy seguro de que trabajaremos juntos de nuevo en el futuro", agregó el gobernante.

Por su parte, la propia Hicks aseguró que "no hay palabras" para expresar adecuadamente su gratitud al mandatario, y deseó al presidente y a su Gobierno "lo mejor".

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, también tuvo palabras de agradecimiento hacia la joven, de 29 años.

"Cuando me convertí en jefe de gabinete, rápidamente me di cuenta de lo que muchos han aprendido sobre Hope: es estratégica, equilibrada y sabia pese a su edad. Se convirtió en asesora y consejera de confianza e hizo un tremendo trabajo supervisando las comunicaciones para la agenda del presidente, incluyendo la aprobación de una reforma tributaria histórica", apuntó Kelly.

"Ella ha servido a su país con gran distinción. Decir que la extrañaremos es una subestimación", sentenció.

Hicks, que anteriormente se había desempeñado como modelo, comenzó trabajando para Trump como una ayudante de prensa, hasta ser anunciada formalmente como directora de comunicaciones de la Casa Blanca el verano pasado.

La noticia llega un día después de que la consejera del presidente testificara durante alrededor de ocho horas ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes en el marco de las investigaciones sobre la posible coordinación de la campaña de Trump con el Gobierno ruso para influir en los comicios de 2016.

No obstante, según indica el diario The New York Times, citando diversas fuentes conocedoras de sus intenciones, la renuncia no ha tenido que ver con la investigación y su testimonio, sino que llevaba considerando sus opciones de salida desde hace varios meses.

Según el diario, Hicks comunicó a sus colegas que había logrado sus objetivos con un trabajo que la convertía en una de las personas más poderosas de Washington, y que nunca habría un momento perfecto para irse.

Hicks ha sido la cuarta persona en ocupar el cargo de directora de comunicaciones de la Casa Blanca durante el corto mandato de Trump, después de Mike Dubke, Sean Spicer y Anthony Scaramucci.

¿Quién es Hope Hicks, la exdirectora de Comunicaciones de Trump?

Discreta y leal, Hope Hicks desempeñó durante meses el papel de hija "adoptiva" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, encargándose de diseñar junto a él la estrategia de comunicación de la Casa Blanca y salvando al mandatario en algunos de sus momentos más complicados.

Hicks, de 29 años, ha estado con Trump desde el principio, antes de que lanzara en agosto de 2015 su candidatura presidencial y es conocida por ser una de las pocas personas en la Casa Blanca que entienden la personalidad del mandatario y son capaces de hacerle cambiar de opinión.

"El papel más importante de Hope es que conecta con Trump, le entiende totalmente", dijo a la prensa en 2016 Paul Manafort, exjefe de campaña de Trump y ahora imputado por varios cargos como fruto de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales.

La Casa Blanca anunció hoy la marcha de Hicks, cuya fecha de salida vendrá en las próximas semanas, aunque no ha sido concretada.

Hicks, de 29 años, ha sido descrita por funcionarios de la Casa Blanca como "la hija real" de Trump, mientras que su verdadera hija, Ivanka Trump, desempeña el papel de esposa, según recoge el periodista y escritor Michael Wolff en su polémico libro "Fuego y furia".

En su escrito, Wolff asegura que Trump tiene un cariño paternal a Hicks y, además, afirma que la joven siente una especial devoción por el magnate, razón por la que alimenta su ego al presentarle artículos de prensa positivos y al coordinar entrevistas amables con la cadena conservadora Fox.

No obstante, según Wolff, tanto Trump como Hicks sentían el deseo irreprimible de conseguir buena prensa por parte de algunos periodistas más duros como Maggie Haberman del diario The New York Times, quien hoy fue la primera persona en dar la noticia sobre la marcha de Hicks.

Como directora de comunicaciones, Hicks se encargó de forjar el mensaje de la Casa Blanca y, por ejemplo, jugó un papel esencial en la aprobación el pasado mes de diciembre de la reforma fiscal, la mayor en tres décadas en Estados Unidos y, hasta ahora, el mayor logro legislativo de Trump.

También ha trabajado con la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en "estabilizar el equipo de prensa y comunicación", según dijo hoy la Casa Blanca.

No obstante, Hicks también llegó a protagonizar involuntariamente uno de los escándalos más recientes de la Casa Blanca debido a que actualmente es la pareja de Rob Porter, quien tuvo que renunciar este mes de su puesto de secretario de personal tras haber sido acusado de maltrato por sus dos exesposas.

Cuando comenzó a trabajar para Trump, Hicks no había tenido ningún tipo de experiencia política.

Conoció en 2012 a Ivanka Trump cuando estaba trabajando para una firma de relaciones públicas de Nueva York y enseguida conectó con la hija del magnate, quien la invitó a unirse en agosto de 2014 a la Organización Trump y convirtió a Hicks en una de sus asesoras más cercanas en su línea de moda.

Hicks creció a la sombra de Ivanka y llegó a trabajar como modelo para la tienda en Internet de su marca de ropa.

En enero de 2015, el magnate citó a Hicks en el piso 26 de su torre en Manhattan para nombrarle portavoz de su futura candidatura presidencial, que lanzó unos meses después, en agosto.

"El señor Trump me miró y me dijo: 'estoy pensando en presentarme a las elecciones presidenciales y tú vas a ser mi portavoz'", narró Hicks en abril de 2016 a New York Magazine.

De esa forma, el multimillonario se lanzó a la contienda presidencial, comenzó a ganar primarias y se convirtió oficialmente en el candidato republicano en julio de 2016, momento en el que Hicks ya ejercía de portavoz de la campaña, atendiendo cada día cientos de peticiones de periodistas.

Una vez en la Casa Blanca, Trump creó para Hicks el puesto de directora de comunicaciones estratégicas, desde donde coordinaba el mensaje y las apariciones en medios del presidente.

Mientras el caos reinaba en la Casa Blanca, Hicks se mantuvo al margen, firme al lado de Trump e impasible ante las constantes dimisiones, una actitud que hizo que el diario Político describiera a la asesora como unas de las pocas personas "intocables" en el círculo cercano de Trump.

En declaraciones a Político, una persona cercana al magnate consideró que Hicks es una especie de "souvenir de la torre Trump" que el mandatario ha traído a la Casa Blanca para recordar su antigua vida y tener a alguien con quien, desde la nostalgia, hablar de los buenos tiempos de Nueva York.

Hicks dejará pronto la Casa Blanca y la cuestión, quizás, es cómo Trump vivirá sin ella.

EFE
Washington DC, EU
Miércoles 28 febrero 2018.


Washington, EU.- Los planes para que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, hiciera su primera visita a la Casa Blanca para reunirse con su homólogo de EU, Donald Trump, se truncaron esta semana tras una discusión por el muro en un diálogo telefónico entre ambos, informó hoy el diario The Washington Post.

El diario, que cita funcionarios estadounidenses y mexicanos conocedores de la discusión, asegura que Peña Nieto contemplaba un viaje oficial a Washington este mes o a principios de marzo, pero ambos países acordaron suspender el plan después de que Trump no aceptara afirmar públicamente que México no financiará el muro fronterizo.

La conversación, de unos 50 minutos de duración, se celebró el pasado 20 de febrero, y en gran parte estuvo dedicada a discutir el asunto del muro, pero no llegaron a un acuerdo.

Según un funcionario mexicano, durante la conversación Trump "perdió los estribos".

El diario indica que los funcionarios estadounidenses describieron al presidente como frustrado y exasperado, al asegurar que Trump no cree razonable que Peña Nieto espere que va a abandonar su promesa de campaña de obligar a México a pagar por la construcción de la barrera fronteriza.

Peña Nieto ya canceló su visita a la Casa Blanca, prevista poco después de la toma de posesión de Trump, cuando estalló el conflicto entre los dos países sobre la construcción del muro.

Aunque los dos Gobiernos han continuado en conversaciones y han suavizado el tono, Trump sigue exigiendo que México pague por el muro, y el presidente mexicano insiste en que no lo hará.

EFE
Washington, EU
Sábado 24 febrero 2018.


Pese a la retórica hostil que el presidente Trump mantiene contra México, particularmente en temas comerciales, de seguridad y migración, altos funcionarios de ambos países han procurado mostrar que la relación bilateral es menos áspera de lo que parece.


Los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron trabajar para que "en las próximas semanas" ocurra un encuentro entre los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump para revisar temas pendientes de la agenda bilateral, informó la Cancillería mexicana.

El encuentro de los mandatarios fue uno de los acuerdos alcanzados tras una serie de reuniones que el canciller mexicano Luis Videgaray sostuvo en Washington con funcionarios estadounidenses de alto nivel, dijo la Cancillería local en un comunicado.

En Washington, Videgaray conversó con los secretarios de Trabajo, Energía, Comercio y del Tesoro así como con asesores de la Casa Blanca, incluyendo a Jared Kushner, yerno y hombre de confianza del presidente Trump, entre otros funcionarios, precisó el texto.

El objetivo del diálogo fue continuar con el trabajo que ambos gobiernos han realizado durante el último año "para llegar a un acuerdo integral en temas como cooperación económica y comercio, seguridad y procuración de justicia, energía, iniciativas regionales y migración", agregó la Cancillería.

Pese a la retórica hostil que el presidente Trump mantiene contra México, particularmente en temas comerciales, de seguridad y migración, altos funcionarios de ambos países han procurado mostrar que la relación bilateral es menos áspera de lo que parece.

Durante una visita a México a inicios de febrero, el secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson afirmó que ambos países tienen "demasiados intereses comunes por los que tenemos que trabajar para no dejar que nada se interponga en el camino".

Sin embargo, la tensión persiste en ciertos temas como la insistencia de Trump de construir una muralla fronteriza y deportar a los llamados Dreamers, migrantes ilegales beneficiados de un programa que regularizó su situación desde 2012 y que Trump decidió no renovar. La mayoría de ellos son de origen mexicano.

En el flanco comercial, Trump amenaza constantemente con abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, integrado por ambos países y Canadá y que es vital para la economía mexicana.

El acuerdo operó sin mayores contratiempos desde 1994 hasta que el mandatario estadounidense exigió renegociarlo por considerarlo el peor acuerdo jamás firmado por su país.

AFP
Washington, DC, EU.
Jueves 15 de febrero de 2018.


     WASHINGTON, 12 ene (Xinhua) -- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, negó haber llamado a los países de África y de otras partes "países agujeros de mierda", y dijo que usó un lenguaje duro pero no la expresión peyorativa que le atribuyen.

     "El lenguaje utilizado por mí en la reunión sobre DACA (Acción Diferida para Llegados en la Infancia) fue duro, pero ése no fue el lenguaje que usé", escribió Trump en un tuit.

     El líder estadounidense ha sido criticado en el país y en el extranjero después de que se informara que se refirió a Haití y a las naciones africanas como "países agujeros de mierda" durante una reunión el jueves sobre un acuerdo migratorio con un grupo bipartidista de legisladores en la Casa Blanca.

     Trascendió que Trump hizo los comentarios cuando senadores republicanos y demócratas le informaron sobre los cambios al sistema de lotería de visas estadounidenses y las consideraciones acerca de la inmigración de África.

     Trump preguntó primero por qué Estados Unidos querría a gente de naciones como Haití, y se dice que después preguntó por qué su país querría a inmigrantes de "todos estos países agujeros de mierda".

     El presidente señaló también que Estados Unidos debería tener más gente que proviniera de países como Noruega.

     Trump se reunió un día antes en la Casa Blanca con la primera ministra noruega, Erna Solberg.

     La Casa Blanca publicó un comunicado en el que no negó que el presidente hubiera hecho esas declaraciones.

     "Ciertos políticos de Washington optan por luchar por países extranjeros, pero el presidente Trump siempre luchará por el pueblo estadounidense", señaló el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Raj Shah, en el comunicado.

     "Él siempre rechazará las medidas provisionales temporales, débiles y peligrosas que amenacen las vidas de los estadounidenses trabajadores y reducirá la cantidad de inmigrantes que buscan una vida mejor en Estados Unidos a través de un camino legal", dice el comunicado.

     La primera ola de fuertes críticas provino de legisladores republicanos y demócratas. La republicana de la cámara Mia Love de Utah, quien es hija de inmigrantes haitianos, publicó un comunicado en el que exige una disculpa de Trump.

     La declaración del presidente es "desagradable, divisionista, elitista y va en contra de los valores de nuestra nación", dijo la legisladora. "Es inaceptable que esta conducta provenga del líder de nuestra nación".

     "El presidente debe ofrecer disculpas tanto al pueblo estadounidense como a las naciones que vilipendió deliberadamente", agregó.

     Ileana Ros-Lehtinen, una legisladora republicana de Florida, escribió en tuit que el comentario de Trump, de ser confirmado, "ignora las contribuciones que miles de haitianos han hecho a nuestra comunidad y nación".

      "Un lenguaje como ése no debe ser escuchado ni en vestidores ni en la Casa Blanca", señaló Ros-Lehtinen.

     "Como estadounidense, estoy avergonzada del presidente", declaró el representante demócrata Luis Gutierrez.

     "Sus comentarios son decepcionantes, increíbles, pero no son una sorpresa", añadió Gutierrez, quien se refirió a las repetidas disputas por las declaraciones de Trump sobre cuestiones raciales desde la campaña presidencial de 2016.

     El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul G. Altidor, solicitó formalmente que la administración Trump explique los comentarios y dijo que esas declaraciones, hechas un día antes del octavo aniversario del terremoto que azotó Haití en 2010 y que causó la muerte a más de 200.000 personas, se basan en "clichés y estereotipos más que en hechos reales".

     El embajador indicó que no cree que la declaración de Trump refleje las opiniones del público estadounidense y que él ha sido "bombardeado con correos electrónicos del público estadounidense disculpándose" por el "lamentable" comentario del presidente.

     La Unión Africana expresó que está "alarmada" por la declaración de Trump.

     "Dada la histórica realidad de cómo muchos africanos llegaron a Estados Unidos como esclavos, esta declaración va en contra de toda conducta y práctica aceptadas", sostuvo la portavoz de la Unión Africana, Ebba Kalondo.

     La declaración del presidente de Estados Unidos fue "particularmente sorprendente dado que Estados Unidos es un ejemplo global de cómo la migración dio nacimiento a una nación construida sobre fuertes valores de diversidad y oportunidad", indicó.

     La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (Oacfh) con sede en Ginebra describió hoy al comentario de Trump como "ofensivo", "vergonzoso" y "racista".

     "Es ofensivo y vergonzoso", expresó el vocero de la Oacfh, Rupert Colville. "Lo lamento, pero no hay otra palabra que pueda usar más que 'racista'. No se puede desestimar a todos los países y continentes calificándolos como 'agujeros de mierda'".

     Esas declaraciones del presidente de Estados Unidos tienen el "potencial de dañar y alterar las vidas de muchas personas", afirmó Colville.

Xinhua
Washington, EU
Viernes 12 enero 2018.

Página 1 de 9

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter