•    Elizabeth Vega y Óscar Peralta, del Centro de Ciencias de la Atmósfera, e Irma Trejo, del Instituto de Geografía, señalaron que México debe adelantarse en materia de prevención porque somos el segundo país con mayor biodiversidad

•    La selva amazónica es una zona importante porque aporta 20 por ciento del oxígeno del planeta y aloja las tres cuartas partes de la biodiversidad mundial

Investigadores del Centro de Ciencias de la Atmósfera y del Instituto de Geografía de la UNAM calificaron de urgente que la comunidad científica trabaje en el desarrollo de sistemas de alerta temprana específicos para prevenir incendios, porque contribuyen a la contaminación ambiental y al cambio climático, además de afectar la biodiversidad mundial y la salud humana.

Si bien el efecto de las emisiones derivadas por los incendios en el Amazonas tiene que ver con enfermedades respiratorias y cardiovasculares, “que lleguen a México sería poco probable, pues la dirección de los vientos predominantes por el momento no es hacia nuestro país; sin embargo, el impacto ambiental y de salud más severo será en zonas aledañas”, advirtieron.

La situación que se vive es una alerta global, y en particular para México porque somos el segundo país con mayor biodiversidad en el mundo, afirmaron Elizabeth Vega y Óscar Peralta, del Centro de Ciencias de la Atmósfera, e Irma Trejo, del Instituto de Geografía.

La selva amazónica es importante: aporta 20 por ciento del oxígeno del planeta y aloja las tres cuartas partes de la biodiversidad de flora y fauna del planeta, dijeron en conferencia de medios.

Lo más dramático de estos incendios es que pueden acarrear la muerte de personas, disminuir poblaciones de especies, interrumpir procesos ecológicos, menoscabar hábitats para vegetales y animales, e incluso provocar la desaparición de especies endémicas. “Si se reduce la cobertura vegetal, la sensibilidad de los ecosistemas aumenta y se deterioran”.

Elizabeth Vega precisó que así como en algún momento surgió la necesidad de tener una alerta sísmica, se requiere una herramienta que en tiempo real informe dónde hay mayor probabilidad de un incendio forestal para mitigarlo con oportunidad, justo ahora que sabemos que por el cambio climático la temperatura global se ha incrementado y pudiera contribuir a la ocurrencia de incendios forestales de manera natural.

En tanto, Irma Trejo expuso que las consecuencias de estos eventos son diversas y dependerán de su magnitud, intensidad, extensión, frecuencia, además del tipo de ecosistema (pastizales o hierba, árboles o sus copas).

Por otra parte, la emisión de CO2 y de partículas contribuye al efecto invernadero y se retroalimenta con el proceso de cambio climático.

Óscar Peralta expuso que aunque existen miles de kilómetros de distancia entre México y Brasil, “podemos llevar a cabo acciones de manera individual que contribuyan a disminuir la contaminación y evitar incendios forestales, como poner la basura en su lugar o no tirar colillas en los bosques. “s un pequeño comienzo que podría funcionar”.

El universitario remarcó que debido a la combustión de material orgánico en el Amazonas, se genera humo que va acompañado de material particulado de 2.5 micras, que funciona como núcleo de condensación de nubes.

“Eso implica que habrá más nubes, pero menor probabilidad de lluvia. Entonces, probablemente el patrón de lluvias anual de esa selva se vea modificado, lo que es sumamente preocupante”.

A esto se aúna que África central también pasa por una gran cantidad de incendios, y hace unos meses Siberia estuvo bajo fuego. “Los incendios intensos son cada vez más comunes, en más sitios y al mismo tiempo, algo que hace cuatro décadas no ocurría”.

Finalmente, el universitario destacó que si se logra proteger a la selva Amazónica, probablemente su recuperación lleve decenas de años, pero mientras más tiempo pase, mayor será el plazo.

Puebl@Media
Ciudad de México
Martes 30 de agosto de 2019.

Un juez federal de la Ciudad de México ordenó la aprehensión del ex Gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés, por defraudación fiscal y lavado de 8.8 millones de dólares.

El dinero, en parte, provendría de sobornos por los contratos que otorgó el político a un amigo personal para confeccionar uniformes escolares.

Guillermo Urbina, Juez decimosegundo de distrito en procesos penales federales, instruyó la captura de Padrés desde el fin de semana pasado, a solicitud de la PGR.

La acusación señala que el ex Gobernador utilizó una empresa de papel creada en 2011 en Holanda, denominada Dolphinius CV, para realizar múltiples movimientos bancarios internacionales.

La intención era ocultar el origen de recursos que nunca fueron reportados en declaraciones fiscales o patrimoniales.

De acuerdo con informes federales, de julio de 2011 a julio de 2014, recibió más de 8 millones de dólares en una cuenta de Wells Fargo Advisors registrada a nombre de Dolphinius.

Para la PGR, una parte de este dinero provendría de depósitos por 3 millones 312 mil dólares realizados por Mario Humberto Aguirre Ibarra, empresario y amigo de Padrés, que ganó contratos del Gobierno de Sonora para fabricar uniformes escolares por más de mil 160 millones de pesos.

El 16 de julio de 2014, se realizó un retiro de esta cuenta por 8 millones 895 mil dólares, transferidos a la cuenta 280-015223-011 del banco Morgan Stanley, también a nombre de Dolphinius.

El 15 de mayo de 2015, cuando ya era pública la investigación por sobornos, 8 millones 830 mil dólares pasaron a otra cuenta de Morgan Stanley, pero a nombre de Padrés, quien movió el dinero a su cuenta 6720672055, del BBVA Compass Bank en Estados Unidos.

El 26 de mayo del mismo año, el entonces Gobernador transfirió los 8 millones 830 mil dólares de BBVA Compass Bank a la cuenta de cheques 7007-2423966 en Banamex, a nombre de su empresa Minera SWF.

Después, SWF usó los dólares para comprar 134 millones 229 mil pesos que, en los siguientes dos meses fueron dispersados en México a 43 personas físicas y morales.

Otros delitos como ejercicio abusivo de funciones y enriquecimiento ilícito también estarían detrás del origen del dinero, según la acusación.

Dolphinius fue disuelta en junio de 2015 a petición de Citco Nederland, la firma financiera holandesa que ayudó a crearla, cuando las sospechas sobre la riqueza de Padrés se hicieron públicas, de acuerdo a un reporte de las autoridades del Reino de los Países Bajos.

El dueño de 99.99 por ciento de Dolphinius era un fideicomiso creado en Nueva Zelanda, The Phinius Trust, cuyos beneficiarios son la esposa e hijos de Padrés, mientras que el 0.01 por ciento pertenecía a otra entidad de papel creada por Miguel Padrés Elías.

Por los cargos contra Padrés, en caso de ser detenido, no se le permitirá la libertad provisional bajo caución.

Reforma
Abel Barajas
Ciudad de México
Sábado 1 de octubre de 2016.

La tala de árboles para cultivar soja en los últimos años ha facilitado los anegamientos

El fenómeno de El Niño ha traído más lluvias que las habituales al sur de América Latina, pero por sí solo no explica las crecidas de ríos que han obligado a más de 160.000 personas a evacuarse por estos días de sus hogares en Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay. El cambio climático torna más extremo este fenómeno que ha desbordado los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay, entre otros, pero hay más razones detrás.

Diversos expertos atribuyen la gravedad de las inundaciones a la deforestación que en los últimos años ocurrió en Paraguay, el sur de Brasil y el norte de Argentina para plantar soja transgénica. El oro verde modificado genéticamente ofrecía una alta rentabilidad durante los pasados años de bonanza de las materias primas, entre 2002 y 2014, y además soportaba las elevadas temperaturas de aquellas tierras antes pobladas de bosques nativos. “El aumento de las precipitaciones y la significativa pérdida de cobertura boscosa en Argentina, Brasil y Paraguay, que se encuentran entre los 10 países con más deforestación de todo el mundo, no permitió la natural absorción del agua”, advirtió Greenpeace en un documento.

El coordinador de la campaña de bosques de esta organización ecologista en Argentina, Hernán Giardini, explica: “Los bosques y selvas, además de concentrar biodiversidad considerable, juegan un papel fundamental en la regulación climática, el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua y la conservación de los suelos. Son nuestra esponja natural y paraguas protector. Cuando perdemos bosques nos volvemos más vulnerables ante las intensas lluvias y corremos serios riesgos de inundaciones”. Solo queda el 7% de la superficie original de bosques de la Selva Paranaense o Misionera, atravesada por los ríos Uruguay, Paraná e Iguazú, según Greenpeace. “En Paraguay y Brasil ha sido prácticamente destruida, la mayor parte remanente se encuentra en Argentina”, añade la organización ecologista.

Efectos de El Niño

“El Niño es un fenómeno cíclico, forma parte de la naturaleza, pero sus efectos pueden verse agravados por la deforestación”, opina Benjamín Grassi, profesor de meteorología de la Universidad Nacional de Asunción. “La deforestación desprotege el suelo. El tipo de precipitaciones que tenemos son torrenciales, y mucha agua en poco tiempo afecta mucho un suelo desnudo, porque ocasiona que el agua escurra fácilmente y dañe carreteras, cultivos”, añade Grassi.

En Argentina no solo se registran inundaciones en la región del litoral limítrofe con Paraguay, Brasil y Uruguay sino también en la provincia céntrica de Córdoba, donde se reiteran los reproches a la soja. “La problemática no está necesariamente atada a la precipitación pluvial, sino al ascenso de las napas freáticas”, opinó el ministro de Agua y Ambiente de Córdoba, Fabián López. “Como consecuencia de distintas políticas agropecuarias, se dejaron de desarrollar los cultivos de invierno, se sembró menos maíz, trigo y alfalfa, y más soja. Eso generó un desequilibrio hídrico, en los últimos años la napa freática ha ascendido de una manera importante y está a escasos centímetros del suelo”, describió el ministro López. En estos países que producen la mitad de la soja de todo el mundo, esta oleaginosa no solo ha traído bonanza.

El País
Alejandro Rebossio
Buenos Aires, Argentina
Martes 29 de diciembre de 2015.

Deforestación acaba con la mitad de árboles del mundo

Los países con mayor deforestación en el ranking del GFW son Rusia, Omán, Canadá y Estados Unidos.
 
Desde el inicio de la civilización hasta estos días, la mitad de los árboles del planeta ha desaparecido. Así revela un estudio publicado en la revista Nature, realizado por científicos de la Universidad de Yale, que advierte que de seguir el alarmante ritmo de aniquilación de la superficie forestal de la tierra, los árboles se extinguirán dentro de los próximos 300 años.

Con su investigación, los científicos hicieron el que hasta ahora es el cálculo más preciso del número de árboles en el mundo. El recuento se hizo a través de imágenes satelitales y estimaciones de las áreas forestales y con él se llegó a la conclusión de que en la actualidad contamos con alrededor de tres billones de árboles, lo que equivaldría a 422 árboles por cada humano.

Esta cifra podría parecer alentadora en principio, pero Thomas Cowther, el investigador que encabezó el estudio, advierte que el ritmo de la desaparición es alarmante y que es necesario “aumentar la reforestación en los próximos años para aliviar el impacto humano en los ecosistemas y el clima”, pues en el mundo desaparecen alrededor de 10 mil millones de ejemplares anualmente y, desde el comienzo de la civilización, el 46 por ciento de los árboles se ha perdido.

Los resultados de la investigación arrojan que la mayor densidad de árboles se encuentra en bosques boreales y regiones subárticas de Rusia, Escandinavia y Norteamérica. En contraste, otro estudio, realizado por el Observatorio Global de los Bosques (GFW, por sus siglas en inglés), indica que en esas mismas zonas existen los niveles más altos de deforestación.

En este último estudio, México se ubica entre los 15 países que presentan los niveles más altos de deforestación en lo que va del siglo a nivel mundial, y en quinto lugar de América Latina, sólo por debajo de Argentina, Paraguay, Bolivia y Colombia. GFW.

El estudio realizado por GFW, que evaluó los niveles de deforestación en el mundo entre los años 2001 y 2013, indica que dos millones 410 mil hectáreas del territorio del país se vieron afectadas por este fenómeno y que de éstas, únicamente 633 mil 32 fueron recuperadas en el mismo lapso de tiempo, lo que corresponde a alrededor del 26 por ciento del total de las áreas afectadas (es decir, sólo una cuarta parte).

De acuerdo con la organización Greenpeace, la principal causa de deforestación en México es el cambio de uso de suelo para convertir los bosques en potreros o campos de cultivo y se trata de “una práctica que ha sido fomentada por todos los niveles de gobierno, que sólo han visto los bosques y las selvas como terrenos ociosos, sin poder entender sus múltiples beneficios ni su carácter vital”.

“Los ritmos de deforestación que sufre nuestro país son alarmantes”, advierte, y recuerda que la acelerada destrucción de los bosques ha colocado en estado de emergencia a una gran variedad de especies de flora y fauna que habitan en esos ecosistemas.

Aunque datos oficiales indican que son 155 mil hectáreas las que se deforestan anualmente, Iván Zúñiga, investigador del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible explica a SinEmbargo que el alcance es en realidad mayor, y que la deforestación anual podría alcanzar poco más de 200 mil hectáreas.

De acuerdo con el investigador, los ecosistemas que históricamente han tenido mayores tasas de deforestación son las selvas secas, ubicadas en las costas y cordilleras del Pacífico y, actualmente, la zona de la península de Yucatán (conformada por los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo) es el área más amenazada.

“Toda la costa del Pacífico, algunas partes de la cordillera de la Sierra Madre Oriental y la parte norte y centro de la península de Yucatán son los principales frentes de la deforestación”, comenta.

El investigador señala al cambio de uso de suelo para cultivos, ganadería y minería como la principal razón para la deforestación, y agrega también la degradación de los bosques: “la degradación casi siempre es un paso anterior a la deforestación. Consiste, por ejemplo, en quitar de una selva todas las especies de árboles comerciales, como caobas y cedros. Esto conlleva a una seria degradación el ecosistema [y, con el paso del tiempo] como el bosque deja de tener variedad y valor [comercial] lo que sigue es cortar los matorrales y los árboles de baja estatura para hacer un cambio de uso de suelo. A la degradación no le ponen atención porque es difícil calcularla, pero es un fenómeno muy importante”, señala.

Organizaciones como Greenpeace han denunciado la ineficiencia en política forestal en México y señalan que “uno de sus grandes males es que promueve falsas soluciones a la deforestación, con lo que malgasta los recursos destinados a los bosque en programas que no los protegen y no revierten la aguda pérdida de estos ecosistemas”.

La organización sostiene que para que México reduzca sus niveles de deforestación (y con ello su posición en el ranking de la GFW) lo que se requiere es modificar el enfoque de la política forestal en el país: “[El Gobierno] debe trabajar en sinergia con otras políticas de uso del suelo, con base en proyectos regionales y locales para el manejo sustentable de los recursos naturales y el desarrollo rural”.

Iván Zúñiga, por su parte, concluye con que “lo más importante es que cualquier financiamiento del sector forestal debe tener primero un financiamiento de organización social y ser enfocado a programas de desarrollo forestal comunitario mediante los que se financia a las comunidades para que se organicen y planifiquen cómo aprovechar sus territorios y recursos forestales de manera sustentable para obtener mejores resultados”.

Sin Embargo
Paola Ramos Moreno
Ciudad de México
Martes 8 de septiembre de 2015.

Se estima que recogerán más de 10 mil árboles a los que se les truncó la vida por una frivolidad

La campaña para la recolección de árboles de navidad ha tenido una respuesta positiva, por parte de los poblanos, pues tan sólo en los primeros tres días de que inició ésta, se han recibido 280 árboles.
En entrevista con Notimex, Alejandra Díaz, jefa de Comunicación Social del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) de Puebla, informó que para este año se estima recolectar de 8 mil a 10 árboles naturales, que sirvieron para adornar las casas de los poblanos durante las fiestas decembrinas.

Actualmente son dos los centros de acopio donde se reciben los árboles de navidad; con el propósito que las familias no los dejen abandonados en las calles, afuera de sus casas o los arrojen a sitios prohibidos como las barrancas.

Los interesados llevan estos árboles en sus autos, en diablo o en carretilla a las instalaciones del OOSL, ubicado en Bulevar Capitán Carlos Camacho Espíritu, número 237, colonia San Baltazar Campeche y en Africam Safari en kilómetro 16.5, Bulevar Capitán Carlos Camacho Espíritu, colonia Oasis.

También, se estudia la posibilidad de abrir un centro de acopio más para facilitar el acopio.

Una vez que llegan al centro de recolección, el personal de limpia ayuda a las personas a bajar el árbol de su auto, lo apila, le retiran la base o la tina que en ocasiones sostiene al árbol de pie, lo suben a un contenedor y lo trasladan a Centro de Conservación de Vida Silvestre Africam Safari.

Ya en el zoológico, a decir de Alejandra Díaz, el personal del parque hace la selección del tipo de árbol que es, ya sea pino, oyamel u otro, pues cada uno tiene una función diferente.

A algunos les retiran las hojas de las ramas y los palos que obtienen sirven para hacer una cerca, otros más sirve para triturarlos y convertirlos en materia prima para elaborar composta, misma que se utilizará para mejorar los suelos de Valsequillo.

Asimismo, otras pajillas servirán para las aves, y algunos más se emplearán como juguete para animales de gran tamaño.

Este programa se lleva a cabo desde hace 13 años en el municipio de Puebla y cuenta con la colaboración del parque Africam Safari, de tal manera que los participantes reciben a cambio de su árbol de navidad un pase doble para visitar el zoológico.

La campaña estará vigente del 6 de enero al 15 de febrero, pero los participantes podrán hacer efectivo el pase doble del 6 de enero al 15 de marzo, sólo válido para la visita diurna.

Por último, invitó a los ciudadanos a fortalecer esta campaña de reciclado de los árboles naturales ocupados como ornato durante la temporada decembrina.

Notimex
Ciudad de Puebla
Sábado 10 de enero de 2014.

Los árboles de navidad provienen de los municipios de Ixtacamaxtitlán, Lafragua, Chignahuapan, Teziutlán, Tenango, Aquixtla y Tlahuapan

Puebla se ubica dentro de los seis estados donde se producen árboles de navidad, al contar con 69 predios y una extensión de 380 hectáreas, que para esta temporada decembrina ofrecerá 197 mil 400 piezas, informó la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Durante una rueda de prensa en conjunto con la Unión de Productores Poblanos de Árboles y Artesanías (UPPAAN), exhortaron a los consumidores para que adquieran los árboles de navidad de esta entidad que cumplen con la norma en la materia.

Agregó que la Expo Árboles de Navidad se llevará a cabo del 22 de noviembre al 14 de diciembre en el Parque Juárez de la capital poblana.

Al respecto Humberto Aguilar Viveros, gerente estatal de la Conafor dijo, que de los más de 197 árboles de navidad producidos en esta entidad, la mayoría son adquiridos en el Distrito Federal.

Detalló que los productores de la UPPAAN podrán tener un ingreso por la producción total de unos 4.5 millones de pesos, lo que representa un incremento considerable en relación con lo obtenido el año pasado.

El funcionario indicó que Puebla produce 15 por ciento de dicho producto a nivel nacional en 19 municipios, de las especies oyamel ciprés, Pinus ayacahuite y cembroides.

Al respecto Lauro Tonaca, representante de la UPPAAN, señaló que los árboles de navidad son producidos en los municipios Ixtacamaxtitlán, Lafragua, Chignahuapan, Teziutlán, Tenango, Aquixtla, Tlahuapan, entre otros.

Puntualizó que además en la Expo Árboles de Navidad habrá productos como el pastel y musgo, los pesebres, coronas, velas, miel y esferas de Chignahuapan.

Subrayó, que las plantaciones están registradas ante la Secretaría del Medio Ambiente, por lo que, los árboles se aprovechan de manera legal, con un producto con excelentes características para ser adornado en los hogares en esta temporada de diciembre.

Destacó que los consumidores que adquieren árboles de navidad naturales, ayudan a la economía de las poblaciones rurales, porque generan empleos y contribuyen al medio ambiente, debido a que por cada árbol que cosechan plantan más.

Detalló que los precios van de los 300 a 500 pesos, o árboles de cinco y seis metros que son pedidos especiales y por lo tanto tienen un mayor costo.

Notimex
Ciudad de Puebla
Lunes 10 de noviembre de 2014.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter