•    Moreno Valle ordenó desechar periódicos de 1924 a la fecha

•    Reubicó la hemeroteca Nepomuceno Troncoso de Puebla, de una sede histórica a un sótano

•    "Falta de espacio" en su nuevo local, el argumento que se dio para tomar tal decisión

La hemeroteca Juan Nepomuceno Troncoso pasó de tener un lugar digno de conservación y consulta en el ya desaparecido Instituto Cultural Poblano (ICP) a un reducido espacio en el sótano del Archivo General del Estado (AGE), por decisión del panista Rafael Moreno Valle Rosas, quien gobernó el estado del primero de febrero de 2011 al 31 de enero de 2017.

En la hemeroteca ubicada en el ICP se resguardaban más de 25 mil ejemplares catalogados en dos grupos: los que forman parte del fondo antiguo, que incluye periódicos de 1853 a 1923, y del fondo contemporáneo, compuesto por impresos de 1924 a la fecha.

La Jornada de Oriente comprobó que en la reubicación de este bagaje cultural e histórico fue trastocado el fondo contemporáneo integrado por diarios como La Voz de Puebla, El Heraldo de México y Excélsior, entre otros. Con su desaparición ya no será posible consultar temas relevantes de los ámbitos económico, social, político, cultural y deportivo.

La justificación que se dio para desechar algunos de esos documentos fue "la falta de espacio" en su nuevo local ubicado en la calle 20 Sur 902 de esta ciudad, que se caracteriza por ser reducido para la consulta.

Niegan daños al acervo

No obstante, la directora de la hemeroteca estatal, Karina Fernández Ponce, negó que existan daños en el acervo. Sin dar una entrevista en forma, pues "debo esperar indicaciones de mis superiores", afirmó que todo lo que "se tenía en el Instituto Cultural Poblano se trajo acá", incluso en mejores condiciones. Sin decir más, a su costado se apostó Aurora Asomoza Palacios, funcionaria estatal, para repetir que les está prohibido tener algún acercamiento con los representantes de los medios de comunicación.

La hemeroteca fue inaugurada el 22 de noviembre de 1974 por el entonces gobernador Alfredo Toxqui de Lara y el secretario de Cultura, Pedro Ángel Palou Pérez.

Por años estuvo ubicada en el ICP que antaño fue la penitenciaría de San Javier. Para el 17 de noviembre de 2010 dicho espacio fue reinaugurado por el entonces gobernador priísta Mario Marín Torres tras la compra de mobiliario y material para la conservación del acervo que tuvo inversión de 754 mil pesos provenientes del Programa de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados, del otrora Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Como parte del fondo antiguo de la hemeroteca destacan los periódicos El Amigo de la Verdad, primer diario del siglo XX que abarca de 1904 a 1922; La Orquesta, El Imparcial, El País y El Abogado Cristiano, así como algunos cuadernillos del Periódico Oficial que van de 1890 a 1920.

Se conservan también periódicos de los siglos XIX y XX, como La Orquesta, que documentó la batalla del 5 de mayo de 1862, cuando el Ejército mexicano derrotó a las tropas francesas. Precisamente este diario, editado de 1862 a 1865, es el más antiguo de la hemeroteca Juan Nepomuceno.

El más famoso y consultado es El Hijo del Ahuizote, del cual se tienen ejemplares de 1883 a 1905. Otra publicación que se conserva del siglo XIX es El Monitor, publicado de 1889 a 1922.

También se incluían impresiones de periódicos actuales, entre ellos La Jornada, La Jornada de Oriente y el semanario Proceso, además de otros de circulación local que se caracterizaron por ser críticos de la política de Moreno Valle.

La Jornada de Oriente
Paula Carrizosa
Puebla, México
Domingo 18 de junio de 2017.


Los cocineros defienden la tradición en el platillo rey de la gastronomía mexicana

Suculento. El mole es fastuoso, irreverente, indomable. El platillo rey de la gastronomía mexicana es un monstruo de mil caras. Tiene chile, pero no siempre pica. A veces lleva cacao, pero suele ser salado. Sus ingredientes son un reflejo de las tradiciones indígenas, pero también de los sabores que llegaron de Europa y el Lejano Oriente para quedarse. Es impredecible, puede tener los mismos insumos y no saber igual.

Los mejores cocineros del país han intentado perfeccionarlo, ya sea al volver a las raíces o con virajes inesperados y ornamentos rebuscados. Para algunos como Rodrigo Llanes, el secreto para saborear de un buen mole no está en lo cool ni en las exquisiteces de la haute cuisine, sino en el cuidado y en la pasión durante la preparación.

"No hay recetas extraordinarias, no hay nadie que sepa cómo preparar el mole más rico del planeta, el mejor es el que hacía tu abuela y el que te gusta a ti, no el de los chefs superestrellas", defiende el historiador y chef mexicano. "Cuando lo pones en una mamila para poner pequeños puntitos sobre el plato es que ya no entendiste el mole, tiene que ser sustancioso sobre la carne", agrega el dueño del restaurante El Jolgorio.

La historia de este platillo es difusa y está llena de mitos. Se sabe que etimológicamente viene de mulli, la palabra náhuatl para salsa, pero es muy probable que ese alimento tuviera un sabor completamente distinto al actual. Algunas leyendas aseguran que la combinación estrambótica de chiles, frutos secos, chocolate y especias se dio en Puebla, ya por los nervios de fray Pascual Bailón, que puso todo de sopetón en la olla ante la premura de una cena importante con el virrey Palafox, o la genialidad de sor Andrea de la Asunción, que se lució ante la visita del virrey Conde de Paredes y Marqués de la Laguna.

Pero la sazón es intangible y atemporal, rara vez deja rastros y así se alimenta el misticismo alrededor del mole. "Nos hemos visto en la necesidad de tener estos mitos para justificar que algo sepa tan bien, que tienen que ver con las influencias fecundas del mestizaje, tomas algo del otro y lo fecundas para crear algo nuevo, sensacional y extraño", argumenta Llanes.

El historiador señala que sirve como un denominador común de la cocina de todas las regiones de México y ha creado cierto pique entre ellas, que al final ha servido como sedimento de una identidad nacional. La criolla ciudad de Puebla prepara un mole en el que preponderan los rasgos europeos como las almendras, las nueces y los sabores dulces. El diverso Estado de Oaxaca oscila entre el mole negro, el popular con cacao, y los que son más sencillos y saben más picantes.

Qué decir del dulzón Mole de Xico veracruzano o del chirmole yucateco, que saca su peculiar sabor de sus ingredientes calcinados. "Es un plato de celebración, donde se junta lo mejor de la cocina mexicana", apunta el chef Ricardo Muñoz Zurita, que ha identificado más de 100 variedades y subvariedades de este platillo y que reivindica el marcado carácter indígena y contemporáneo de la especialidad culinaria. "No me gusta que se diga que es mestizo porque no existen razas en la comida", manifiesta.

En el sur de la Ciudad de México, una de las urbes más pobladas del mundo, un pueblo que no rebasa los 20.000 habitantes ha querido hacerse un hueco en el panteón regional mole. San Pedro Atocpan huele a chocolate y en otros rincones a chile. No hay cifras oficiales, pero se calcula que un 75% de su población se dedica a la producción de este platillo.

La tienda de Pablo Morales está llena de cestos gigantescos con todo lo necesario para prepararlo. Ubaldo Galván y Cándido Cabello desvenan chiles del otro lado de la calle para la molienda, la parte más ardua del proceso, y, a unos metros, los molinos de la fábrica de Ismael Rivera trabajan a toda marcha para completar un pedido de 500 kilos que irá al Reino Unido.

Hace 60 años, cuando comenzó todo, hubiera parecido una locura. Una pequeña comunidad rural, con pocas fuentes de empleo y en la que no se produce ninguno de la veintena de ingredientes del mole poblano, se ha convertido en uno de los principales comercializadores del país. "Son los chicos nuevos de la cuadra", comenta Muñoz Zurita, el chef del Azul.

Quizás no tengan la tradición milenaria de otros sitios, pero cada octubre medio millón de personas va a la feria de San Pedro y, por su volumen de ventas, hoy se autoproclaman la capital mundial del mole. Puede que no haya mucha competencia en otros países por el título, pero aprovechan su cercanía con la capital para llevar sus creaciones a Europa, Asia y Oceanía.

"Este producto nos ha abierto las puertas a muchas cosas, tenemos más recursos y un mejor nivel de vida", argumenta Buenaventura Velasco, cofundador de Don Pancho, una de las marcas líderes a nivel nacional. Hay poco glamur en los comederos de Atocpan, pero por menos de 100 pesos (cinco dólares) se puede degustar una comida de tres tiempos con el mole y el postre incluidos. "Es un orgullo, he trabajado más de 40 años en esto y todo lo que hemos conseguido ha sido gracias a la publicidad de boca en boca y a la calidad de lo que hacemos", afirma Patricia Rivera, que administra El Familiar, el primer restaurante del pueblo e hija de uno de los creadores de la feria de Atocpan.

"Si realmente queremos tener una idea de un buen mole hay que ir al interior del país, a los pueblos y estudiarlos", recomienda Muñoz Zurita. San Pedro Atocpan entendió esto humildemente y lo adoptó con ambición. Para el chef la receta del éxito para el mole y la gastronomía mexicana está clara. "Cuando hemos intentado proyectar nuestra comida al extranjero, imitamos a la cocina de otros países, pero es un error, nosotros tenemos nuestro propio carácter, nuestras propias características y eso es lo que les gusta tanto a los extranjeros sobre México", zanja.

El País
Elías Camhaji
Ciudad de México
Domingo 19 de marzo de 2017.


El Nobel italiano ha fallecido a los 90 años a causa de problemas pulmonares

Ha muerto Dario Fo, premio Nobel de Literatura en 1997. La noticia, aunque temida desde que hace unos días ingresara en un hospital de Milán aquejado de una insuficiencia respiratoria, llena de tristeza Italia. El marzo pasado había cumplido 90 años sin perder la pasión por el teatro, la pintura, la escritura y el activismo que lo llevó a convertirse en referente moral de una izquierda italiana que, según lamentaba, murió el día “en que se casó estúpidamente con el poder”.

Un poder, el de la casta política o eclesial, que el Nobel de Literatura siguió atacando con la misma fuerza con la que, a pesar de los achaques propios de la vejez, acudía cada día a su taller de Milán para transmitir su sabiduría a un grupo de jóvenes artistas: “Solo me interesa trabajar con los jóvenes. Dar ejemplo. Eso es lo más importante”.

Fo, nacido el 24 de marzo de 1926, en Sangiano, un pequeño pueblo de Varese en el que su padre era el jefe de estación, estudió en la Academia de Bellas Artes de Milán, pero enseguida orientó su vida al teatro, entrando a trabajar en la RAI –la televisión pública italiana—como autor y actor de textos satíricos. Desde 1968, en compañía de Franca Rame –su compañera de vida y de carrera artística—y de Massimo de Vita, Vittorio Franceschi y Nanni Ricordi, fundó el grupo teatral Nueva Scena, con la intención de recuperar los valores sociales del teatro. Durante su larga trayectoria publicó más de 100 obras teatrales que él mismo solía dirigir e interpretar, y numerosos libros. Fue un juglar, un maestro de la sátira. Mistero Buffo fue su obra maestra, donde interpretaba él solo multitud de personajes y mostraba unas grandes dotes de mímica. También habría que destacar ¡Aquí no paga nadie!, Tutta casa, letto e chiesa, Coppia aperta.

Estaba desencantado con la política, pero a pesar de eso –o tal vez por eso—no dejó de apoyar hasta el último momento al Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, al que consideraba la última playa de la esperanza. Según aseguraba, la tan esperada caída de Silvio Berlusconi no había dado paso a una nueva política en Italia. “Todo sigue casi igual”, se lamentaba el pasado marzo en su estudio de Milán, “todo es un juego. El juego de la falsa democracia. La gente de Berlusconi sigue ahí. Y él se ha salvado. Matteo Renzi lo ha salvado de la cárcel, de algunos procesos muy peligrosos para Berlusconi porque tenían que ver con la sexualidad, con el escándalo que eso conlleva para sus bases católicas. Hoy Italia se ha convertido en una especie de polenta, todo ha sido mezclado, no hay punto de partida ni de llegada, no hay dignidad”.

En muchos momentos de su vida fue un hombre enfadado, pero jamás un hombre triste. Solía decir que había tenido una vida “exageradamente afortunada”.

El País
Pablo Ordaz
Roma, Italia
Jueves 13 de octubre de 2016.

La obra de Dylan se ha caracterizado por una nueva expresión poética.

El cantautor estadounidense Bob Dylan fue reconocido el jueves con el Premio Nobel de Literatura 2016.

La academia sueca premió al músico por "haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense".

Dylan nacido en Duluth, Minnesota, el 24 de mayo de 1941. Es un músico, cantante y poeta estadunidense, considerado ampliamente como una de las figuras más prolíficas e influyentes de su generación en la música popular del siglo XX y de comienzos del siglo XXI.

El año pasado, la periodista Svetlana Alexievich se alzó con el galardón "por sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y coraje en nuestro tiempo", según la Academia Sueca.

El premio está dotado con ocho millones de coronas suecas (algo más de 970 mil dólares) y será entregado, como todos los años, el 10 de diciembre en Estocolmo.

El de Literatura es el último premio Nobel que se entrega este año, luego que se aplazó por una semana el anuncio del mismo.

El galardón lleva el nombre del inventor de la dinamita Alfred Nobel y se otorga desde 1901 por los logros en la ciencia, la literatura y la paz.

AP
Notimex
Oslo, Noruega
Jueves 13 de octubre de 2016.


Una de las presentaciones más importantes es el Carnaval de los animales, en la que los artistas hacen acrobacias y se convierten en criaturas que representan el mar, el cielo y la tierra.

Circa presenta, en el marco del Festival Internacional Cervantino (FIC) de la mexicana ciudad de Guanajuato, su "Carnaval de los animales", un espectáculo con el que los acróbatas de esta compañía australiana se "convierten" en criaturas del cielo, el mar y la tierra.

Dentro de la programación infantil del Festival, la compañía circense exhibirá, los días 7, 8 y 10 de octubre, su propuesta basada en la suite musical "Le carnaval des animaux", de Camille Saint-Saëns, con arreglos de la compositora australiana Quincy Grant.

Pese a lo que puede dar a entender su nombre, en el espectáculo "no hay animales; nosotros somos los animales", indicó en rueda de prensa Nathan Boyle, uno de los integrantes de Circa.

"Gran parte del espectáculo va sobre la transformación", con una dinámica "divertida y enérgica" que lanza el mensaje de "cuidarnos entre nosotros", destacó su compañero Todd Kilby.

Con acrobacias y formando diferentes figuras, los ejecutantes, dirigidos por Yaron Lifschitz, pasan a ser tiburones, canguros o abejas, entre otros animales, apoyados por las diferentes animaciones que se proyectarán encima del escenario.

Otro de los acróbatas, Marty Evans, señaló que, por lo general, no es complicado captar la atención de los niños, ya que trabajan con coreografías que les parecen "grandes e impresionantes".

Además, pretenden cautivar también a los adultos y que estos se rían y se diviertan como si fueran niños otra vez, añadió.

Los integrantes de la compañía, creada en 2004 y afincada en Brisbane, indicaron que en sus espectáculos trabajan centrándose en sus cuerpos y en cómo pueden interactuar entre ellos.

En el "show", que ronda los 50 minutos, también habrá tiempo para que el público interactúe con los artistas, antes de que la atención vuelva a ponerse sobre el escenario con el fragmento final.

La 44 edición del FIC se desarrollará hasta el próximo 23 de octubre, con un programa que conmemora el 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes y en el que participan 3.500 artistas de 38 países.

EFE
Ciudad de México
Viernes 7 de octubre de 2016.


En "El Clóset de Cristal", Braulio Peralta describe al escritor Carlos Monsiváis, detrás del intelectual


El periodista Braulio Peralta presentó ayer su libro El Clóset de Cristal, un trabajo que transparenta la homosexualidad nunca declarada del escritor mexicano Carlos Monsiváis, a quien aborda como "un personaje de carne y hueso".

Monsiváis (1938-2010) tuvo una faceta como luchador por el reconocimiento de la diversidad sexual; sin embargo, nunca reconoció ser homosexual. En palabras de la escritora y periodista mexicana Sabina Berman "siendo el gay más famoso del México culto, (Monsiváis) vivió pensando que lo hacía en un clóset".

Berman narró que en 2010, mientras se velaba al escritor en el Museo de la Ciudad de México, la bandera multicolor, representativa del movimiento gay, fue colocada sobre el féretro del personaje "que había llevado el sentimiento de lo diverso y lo marginado", generando el descontento de su familia.

El texto de Peralta, para Berman "transparenta el clóset de Carlos Monsiváis porque es demasiado importante para este país lo que pasó dentro de ese clóset" y porque "ya es tiempo".

"Lo marginal está llegando por fin al centro, el clóset de Carlos es ya un evento histórico", añadió.

Si bien no es un homenaje, "el libro es un trabajo periodístico, lo más serio, lo más documentado, lo más informado", afirmó a su vez Peralta, quien es periodista cultural desde hace 35 años.

"He dicho mucho lo que yo vi, lo que yo viví del brazo, del lado de Carlos Monsivais, momentos en los que estuve presente", agregó.

Peralta (Tuxpan, Veracruz, 1953) ha obtenido premios como El Gallo Pitagórico en el Festival Internacional Cervantino (1981), el de Periodismo Cultural Fernando Benítez (2003) y el PEN México a la Excelencia Periodística (2011) por su trabajo en la defensa de los derechos humanos de las minorías.

Durante la presentación del libro y representando a Ediciones B, la editora, escritora y periodista Alicia Quiñones aseguró que el texto "se publica en un momento importante para nuestro país", haciendo referencia a las manifestaciones en contra del matrimonio homosexual recientemente realizadas en México.

En la contraportada del libro se lee que la obra "es una crónica no autorizada pero perfectamente documentada" en la que "se da a conocer abiertamente la homosexualidad de Carlos Monsiváis, así como sus noviazgos, amistades, aventuras y desventuras en las calles, bares y baños de México".

Carlos Monsiváis fue un destacado intelectual, escritor, activista y cronista mexicano que estudió en la Escuela Nacional de Economía y en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Fue director de importantes diarios y revistas culturales, y sus crónicas periodísticas fueron recolectadas en varios volúmenes. En 1995 obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia por Los rituales del caos y el Premio Nacional de Periodismo. En 2005 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura.

De acuerdo con la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, "su gusto por la crónica y el ensayo lo tejió con su interés por conocer y analizar las problemáticas de su tiempo, tanto de México como de América Latina".

EFE
Ana Cabral
Ciudad de México
Miércoles 28 de septiembre de 2016.

 
Su libro, “La compañía de las liendres”, será presentado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara
 
El escritor Pedro J. Acuña fue elegido ganador del XV Concurso Nacional de Cuento “Juan José Arreola”, dotado con cien mil pesos y que incluye la publicación de la obra ganadora; el concurso es organizado por el Centro Universitario del Sur (CUSur), con sede en Ciudad Guzmán y Cultura UDG.
 
Acuña resultó elegido por la serie de cuentos La compañía de las liendres, una obra “de gran factura estilística” que toca temas “de una realidad convulsa” sin caer en los lugares comunes, consideró el presidente del jurado, escritor Rogelio Guedea, durante la rueda de prensa realizada en el CUSur para anunciar los resultados.
 
Guedea, en representación de los jurados Cecilia Eudave y Luis Armenta Malpica, afirmó que el trabajo seleccionado denota el germen de vocación en el oficio de la escritura de Acuña, un joven narrador nacido en Chihuahua pero radicado en la Ciudad de México.
 
En enlace telefónico, Acuña afirmó que comenzó a trabajar en esta obra desde 2012 con la idea de traer a la literatura el “horror corporal”, un estilo que caracteriza al director de cine David Cronenberg, de quien el cuentista se declara admirador.
 
En la crudeza de sus relatos, Acuña dijo que buscó alejarse de la autocensura y la corrección política y apostar por una propuesta estética basada en frases cortas y concisas, que tomaran historias de la realidad.
 
El Rector del CUSur, doctor Ricardo Xicoténcatl García Cauzor, dijo que en sus 15 años de existencia este premio ha servido para motivar la creación de nuevos talentos en la narrativa breve y dar vocación cultural y artística a esta región.
 
La representante de vinculación con la Red de Cultura UDG, licenciada Julia Adriana González Ávalos, dijo que este año incrementó 25 por ciento el número de trabajos recibidos, en comparación con 2015. Para esta edición se registraron 160 propuestas, 36 de mujeres y 124 de hombres, provenientes de 25 estados de la república.
 
La Editorial Universitaria de la UdeG publicará la obra del ganador, que será presentada en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Puebl@Media
Guadalajara, Jalisco
Viernes 9 de septiembre de 2016.

Más de 40 creadores procedentes de 8 municipios representan al Estado de Puebla en Tamaulipas

Puebla estará presente en la edición número XXI del Festival de la Huasteca que se llevará a cabo del 30 de junio al 3 de julio del 2016, en el municipio de El Mante, Tamaulipas. En esta ocasión, Puebla participa con una delegación de más de 40 creadores y artistas originarios de los municipios de Huehuetla, Pantepec, Xochitlán, Zoquiapan, Pahuatlán, Cuetzalan, Huauchinango y la capital poblana.

Destaca la presencia de los Tríos Tsasná, Resonancia Huasteca, Tonalmeyotzin, Tradición Serrana y el trío infantil Aroma Huasteco, quienes compartirán el escenario con agrupaciones de los seis estados participantes.

Por otra parte, la Danza tradicional de La Cosecha, originaria del municipio de Pantepec, será uno de los protagonistas del Festival; las exposiciones “Arte en cerería”, de Eugenio Méndez Nava (Premio Nacional de Arte Popular); la muestra pictórica de Gregorio Méndez y de “Indumentaria indígena poblana”. Asimismo, Puebla estará representada en el Festival de la Huasteca por especialistas como Janette Sánchez, Danué Loaiza, Alejandro Villanueva y Guillermo Garrido, quienes participarán en mesas de trabajo con los estados de Hidalgo, Querétaro, San Luis Potosí, Veracruz y Tamaulipas, para compartir experiencias en las disciplinas de danza, música y lenguas de la región huasteca del país.

Este 2016, el Festival de la Huasteca recibirá a más de 400 artesanos, músicos, intérpretes, autores y compositores huastecos de seis estados del país incluido Puebla. Se desarrollarán 81 actividades entre conciertos, talleres, exposiciones, conferencias, encuentros de danza, presentaciones editoriales y de teatro, proyecciones de video. Destaca el reconocimiento a creadores de la tradición huasteca, las noches de huapango, el tianguis artesanal, el desfile de bandas tradicionales y la gastronomía.

Mayores informes sobre el Festival de la Huasteca en http://www.culturaspopulareseindigenas.gob.mx, de la Secretaría de Cultura Federal.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 30 de junio de 2016.


Jorge Riechmann nos dice que “estamos consumiendo el planeta como si no hubiera un mañana”; que “lo que hace falta son transformaciones estructurales profundas, casi revolucionarias”.


Denomina Jorge Riechmann al siglo XXI como “el siglo de la gran prueba” o como “la era de los límites”. Nos dice que “estamos consumiendo el planeta como si no hubiera un mañana”; que “lo que hace falta son transformaciones estructurales profundas, casi revolucionarias” y que ya no podemos confiar en que será la generación de nuestros nietos la que las lleve a cabo, porque estamos en “tiempo de descuento”. Todo esto nos lo cuenta en Autoconstrucción, uno de esos libros que funcionan como un aldabonazo en las conciencias, que sacuden el letargo y conducen a plantear la gran pregunta: ¿Estamos aún a tiempo de salvar el planeta? Es un interrogante que el propio autor abre una y otra vez en el recorrido de un ensayo esclarecedor que nos invita a tomar conciencia de la urgencia de la lucha ecológica, de la necesidad de avanzar lo más suavemente que se pueda hacia sociedades de la sobriedad, de la contención, de otro tipo de realizaciones y plenitudes no asociadas a la adquisición constante de pertenencias, de propiedades, de productos de consumo.

Profesor titular de Filosofía Moral en la Universidad Autónoma de Madrid, traductor, poeta, ensayista, miembro de Ecologistas en Acción y desde hace poco del Consejo Ciudadano de Podemos, Riechmann va desgranando un buen puñado de verdades, de reflexiones incómodas, pero absolutamente necesarias, en esta Autoconstrucción, subtitulada La transformación cultural que necesitamos, que nos anima a pensarlo todo de otra manera, a encontrar nuevas palabras, nuevos vínculos, nuevas imágenes para situarnos frente a un presente de resquebrajamientos y de oportunidades de cambio. “Jamás se había hablado tanto sobre las desigualdades sociales, jamás se había hecho tan poco para reducirlas… Nunca se había hablado tanto los daños ecológicos, y nunca se ha hecho tan poco para delimitarlos”, leemos muy al comienzo de un libro que traza un magnífico diagnóstico de dónde estamos y hacia dónde podemos dirigirnos.

He aquí las cuestiones que plantea Jorge Riechmann en Autoconstrucción (Ediciones Catarata). Son muchas las salidas que ofrece este libro, pero lo esencial es su llamamiento a un cambio de conciencia, de valores, de usos y costumbres. “La economía es una construcción humana. Las leyes económicas no son como la ley de la gravedad. Pueden ser transformadas (…) Pero para ello la gente ha de cambiar de conducta”, se utiliza como arranque de un capítulo este párrafo-lema extraído del informe de un centro de estudios económicos. Hay en el ensayo reflexiones sobre el papel cada vez más activo de los consumidores –consumidores rebeldes–; sobre la cultura como base de la comprensión de los cambios; sobre los movimientos sociales que deben convertirse en la base de las nuevas sociedades… “Hemos de vivir de otra manera”, es la frase que cierra el libro. Pero aquí, lejos de cerrar, empezamos con la conversación.

– “El síntoma se llama calentamiento climático, pero la enfermedad se llama capitalismo”. Así se titula un epígrafe del ensayo donde se hace referencia al rotundo fracaso de la cumbre de Copenhague en 2009, una cumbre donde se aspiraba a lograr un acuerdo global de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, que sustituyese al Protocolo de Kioto. Ahora estamos a la espera de una nueva reunión en París en diciembre de este 2015. Parece que los límites son absolutamente incompatibles con el capitalismo salvaje.

– Así es. Hacia 1980 fue cuando ganaron las elecciones generales Margaret Thatcher en Gran Bretaña y posteriormente Ronald Reagan en EE.UU. Ahí tenemos que fijar el desplazamiento del mundo hacia una derecha conservadora, que ha sido hegemónica desde entonces, y que ha resultado letal en lo que se refiere a las cuestiones económico sociales. Hacia 1980 se puso en marcha el proceso de desregulación financiera y comercial. Hasta entonces, las economías, el crecimiento del capital y de los activos financieros iban acompasados al crecimiento de lo que llamamos economía real, pero a partir de ahí se rompió el equilibrio, todo se abrió en forma de tijera y lo financiero comenzó a crecer de manera metastásica y a dominarlo todo. Es ahí donde nos encontramos ahora. Esa es la situación. Si no somos capaces de romper con esa clase de políticas y con las culturas que las acompañan, lo tenemos realmente difícil.

– ¿Se ha fracasado a nivel general, no sólo en España, en la comunicación, en la difusión? Se habla mucho de ecología, en ciertos ámbitos está muy de moda, se ha superficializado incluso, pero la verdadera conciencia ecológica no ha llegado a la gente.

– Quiero hacer hincapié en un aspecto que me parece muy importante, la educación. El título del libro, Autoconstrucción, que en griego podríamos decir paideia, educación en un sentido amplio, es una llamada a que no entendamos la educación sólo como el aprendizaje que se imparte en las escuelas, los institutos y luego en las universidades. Los contextos educativos son los contextos sociales generales, y yo creo que la manera de autoconstrucción, de autoformación, de educación, de paideia más importante para todo lo que estamos hablando, sin menospreciar la educación ambiental en sentido estricto y formal, es la que se da en los movimientos sociales.

Es ahí donde la gente se auto organiza para actuar y, mientras lo hace, aprende en el recorrido. Lo que sucede es que, mientras en los años 70 y 80 esa clase de procesos iban hacia adelante, pese a todas las dificultades, desde entonces, parecen no avanzar porque hay muchos intereses y mucha desinformación en el camino. Y, por otro lado, de manera contradictoria, la gente está como saturada y harta de que le hablen de ecología. Ese fenómeno también lo recojo en algún momento del libro. Hay hasta un término que han acuñado los sociólogos, la ecofatiga, para describirlo. Efectivamente, como bien indicas, hay mucha cháchara, mucho marketing verde, mucha propaganda, mucho uso de imágenes, estilemas, apropiación de contenidos.

Ahora la Unión Europea está hablando de economía circular. Se utilizan conceptos que vienen del movimiento ecologista y que han sido apropiados, transformados en otra cosa. Sustentabilidad o sostenibilidad, por ejemplo, son nociones que vienen del mundo ecológico, pero cuando un presidente o un consejero delegado de una gran empresa habla de desarrollo sostenible, en el 99% de los casos está transformando en su contrario lo que inicialmente fue el sentido del término. Todo eso lleva a una situación de muchísima confusión. en la cual la gente tiene muchas veces la impresión de que todo el tiempo se está hablando de ecología, de que se hacen cosas que están muy cerca de quienes pueden manejar palancas de poder.

Hay muchísima propaganda, muchísima moda alrededor que lo desvirtúa todo. Se publican revistas que nos venden el concepto de la buena vida, pero que están llenas de anuncios a toda página de grandes empresas energéticas. Eso es lo que metaboliza como ecología la cultura dominante y resulta muy perjudicial, porque, por supuesto, no tiene nada que ver, está muy alejado de lo que debería ser, de lo que nos tocaría hacer...

nuevatribuna.es
Emma Rodríguez
Sábado 7 de Mayo de 2015.


El Centro Pompidou de París recupera más de 200 obras del pintor suizo en una retrospectiva única en cincuenta años


Si la ironía es un signo de inteligencia, Paul Klee (Münchenbuchsee, 1879-Muralto, 1940) hizo gala de una exquisita agudeza a lo largo de toda su carrera. Sutil, reflexivo, extremadamente culto son algunos de los adjetivos que ayudan a entender la personalidad de uno de los grandes artistas del siglo XX a quien el Centro de Arte Moderno Georges Pompidou de París dedica ahora una retrospectiva, la primera en Francia desde 1969, que repasa su obra donde la sátira fue siempre un característico hilo conductor.

Abierta al público desde el pasado 6 de abril, la exposición permanecerá en el Pompidou hasta el 1 de agosto, en una muestra de 240 obras que intenta reconstruir un relato en torno a la figura del pintor alemán, nacido en Suiza en el seno de una familia de músicos. Una ínfima parte si tenemos en cuenta que la prolifera herencia artística que dejó el alemán asciende a más de 10.000 creaciones.

La comisaria de la exposición, Angela Lampe, ha trabajado durante tres años en su preparación, viajando con asiduidad a Berna (Suiza), donde se encuentra el Centro Paul Klee. Lampe explica el magnetismo de este desconocido pintor en Francia -precisamente por los años que han pasado sin exponer su obra- que tan solo en el día inaugural atrajo a casi 4.600 visitantes.

"Es el placer que causa entrar en su universo, contemplar su obra, la inteligencia en los títulos y formas que hablan a todas las edades", cuenta Lampe. "Las marionetas, la ilustración de figuras simples y geométricas, los pequeños hombrecillos que pintó y las marionetas que creó para su hijo hablan a los niños, pero la brillantez y sutilidad habla igualmente a los adultos, a los que le conocen y a los que no están formados en el arte".

Precisamente esta ironía que ahora reivindica el centro de arte, sería el arma de Klee para combatir los dogmas establecidos por sus contemporáneos, que estarían presentes en su trabajo desde sus primeros años en Múnich hasta el final de su vida, siempre marcada por una constante negativa en cuanto a la situación del arte a principios del siglo XX. "El ideal, en las artes plásticas, es completamente inactual [...]. En cambio, he dado pasos hacia la sátira [...]. Y, en definitiva, puede que de ahí salga algo interesante", dejo escrito el suizo en uno de sus diarios.

Durante sus estudios en Berna, a principios del siglo pasado, Klee siguió clases de desnudo que adaptó a su propia visión en una serie de deformaciones grotescas de la anatomía humana como El héroe alado (1905) y otros dibujos de pequeño formato, realizados a lápiz y acuarelas, que se exponen en la primera sala de la exposición. Una respuesta, quizá, al idealismo que reinaba en las escuelas sobre la pintura clásica, siempre un punto de referencia a imitar por los alumnos que él no quiso asumir.

Klee descubriría el cubismo en Múnich en 1911 y más tarde en París, que realizaría con un estilo infantil con el que bromeaba sobre lo que en su opinión era una interpretación "desprovista de vitalidad" de los cuerpos. Fue en esta época también cuando el artista conocería a Picasso, en su taller de París, con quien descubre el surrealismo del malagueño que jugaba en sus enormes cuadros con figuras de mujeres que moldeaba a su gusto, una visión que influenciaría a Klee.

El encuentro volvía a producirse 25 años más tarde, esta vez en la casa del suizo en Berna, donde, según cuentan, la tensión entre ambos se palpaba en el aire fruto de la enorme admiración, aunque también crítica que ambos se procesaban. La belle jardinière (1939), pone en evidencia la enorme influencia que el trabajo de Picasso tuvo para Klee.

El tesoro de Walter Benjamin

La exposición alberga además dos obras muy delicadas, "un tesoro", según Lampe, reunidas por primera vez desde 1935 cuando su propietario, el filósofo alemán Walter Benjamin, las mostraba en el salón de su casa: Angelus Novus y La presentación del milagro. Esta última fue un regalo de la mujer de Benjamin, del cual se vieron obligados a desprenderse en 1935 cuando el filósofo lo vendió para poder así financiar su exilio de la Alemania nazi. Angelus Novus, "mucho menos conocido", según Lampe, pertenece al Museo de Israel, y se expone únicamente durante dos meses, hasta principios de junio, dada la delicadeza de la acuarela. "Este célebre ángel de historia, al que Benjamin consagraría un texto al final de su vida sobre el concepto de la historia [El ángel de la historia] se encuentra en Jerusalén y es raramente prestado", explica Lampe. Ambos cuadros se exponen en una sala especial con una iluminación más suave que el resto.

La curiosidad marcaría también el carácter de Klee cuyos viajes por Oriente, su pasión por civilización egipcia y las artes antiguas, impregnaron los últimos años de su vida artística en la que volvería una y otra vez a distintos tiempos del pasado. Caminos de serpientes (1934), es una clara prueba de la influencia del arte rupestre, que recuerda a los dibujos del paleolítico, grabados en grutas ancestrales. Durante estos años, los animales y la línea, que el autor define como "un punto en movimiento" se convierten en motivos recurrentes de su obra.

Los últimos años de su vida, estuvieron marcados -como el de tantos intelectuales europeos- por la crisis. La situación en el viejo continente, su exilio en Berna tras la condena de los nazis sobre su obra y la esclerodermia que le atacó parecieron ir de la mano con el aspecto dramático que adquirió su obra. El año 1933, cuando Hitler accede al poder, las creaciones de Klee parecen ser un reflejo del intenso momento histórico que vivía Alemania. Tras la Primera Guerra Mundial, Klee no esperaba que el mal pudiera volver y, cuando lo hizo, ni siquiera la enfermedad le impidió, sin embargo, librarse de esa ironía que hoy París recuerda.

"¡Tú, individuo que no sirves a nadie, tú, inútil! Aprende a crearte fines útiles: juega, ilusiónate a ti mismo y a los demás, sé artista", escribió. Una buena frase para recordar en tiempos confusos.

El Mundo
María de Valderrama
París, Francia
Miércoles 13 de abril de 2016.

Página 1 de 3

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter