La selección mexicana de futbol no mostró esta noche su mejor futbol, sin embargo, un par de errores en la defensa le permitieron vencer por marcador de 2-0 a su similar de Curazao

La selección mexicana de futbol se impuso 2-0 a su similar de Curazao, con lo que amarró el primer sitio del Grupo C de la Copa Oro 2017, en partido que se le complicó en muchos lapsos, disputado en el Alamodome.

Ángel Sepúlveda abrió el marcador, al minuto 22, y Edson Álvarez cerró la cuenta, al 91. Con este resultado, el cuadro mexicano llegó a siete unidades en el primer sitio del Grupo A, mientras los del Caribe se quedaron en cero.

El Tri se verá las caras en cuartos de final el miércoles con su similar de Honduras, duelo que se llevará a cabo en el estadio de la Universidad de Phoenix.

El jueves pasado, el cuadro mexicano fue incapaz de superar a un equipo completamente encerrado como Jamaica, esta noche, el rival salió decidido a proponer, para nada se escondió y complicó mucho a un Tri que, fiel a la costumbre de su técnico, realizó muchas modificaciones en su once titular.

El técnico colombiano Juan Carlos Osorio amaneció con la idea de empezar con diez hombres diferentes respecto de su último duelo, lo cual tuvo como resultado una falta total de cohesión y un funcionamiento muy alejado de lo mínimo aceptable.

El conjunto caribeño buscó aprovechar dicha situación buscó y con muchas ganas y algunos destellos de calidad metieron en problemas a la zaga mexicana, los cuales resolvió de manera correcta el portero Jesús Corona, quien salvó su meta con un buen manotazo a disparo de Gino van Kessel, al minuto 13.

México no lograba equilibrar del todo las acciones, pero tuvo la virtud de ser contundente y en lo que fue prácticamente su única llegada durante el primer lapso se adelantó en el marcador, al minuto 22.

Todo se originó por el sector de la derecha, donde Raúl López desbordó para mandar un centro a segundo poste, donde Ángel Sepúlveda conectó de cabeza a contrapié, para batir al guardameta, poner el 1-0 e irse así al descanso.

La mejoría que mostró tras terminar con el cero desapareció en el complemento, en el que el cuadro caribeño volvió a ser peligroso y cerca estuvo del empate, luego de un remate de Leandro Bacuna al travesaño.

Instantes después, Corona volvió a ser factor al rechazar con la pierna un disparo de Gino van Kessel que llevaba etiqueta de gol y en el rechace, Bacuna la puso en el poste.

En busca de corregir y quitarse el acoso del rival, Luis Pompilio Páez, auxiliar de Osorio, mandó a la cancha a Elías Hernández, Edson Álvarez, así como a Jesús Gallardo y el jugador de Morelia fue el que le cambió la cara al Tri.

México pudo haber definido el juego desde el minuto 75, pero fue hasta el agregado cuando logró el segundo gol, obra de Álvarez, para amarrar el marcador y así ser primero de su sector, pero con mucho que mejorar, sobre todo desde la dirección técnica.

El arbitraje estuvo a cargo de Kimbell Ward, quien no mostró ninguna tarjeta.

Alineaciones:

México.- Jesús Corona, Luis Rodríguez (Elías Hernández, 57), Jair Pereira, César Montes, Luis Reyes, Erick Gutiérrez, Jorge Hernández, Orbelín Pineda (Jesús Gallardo, 74), Raúl López, Ángel Sepúlveda y Martín Barragán (Edson Álvarez, 66). DT Juan Carlos Osorio (COL).

Curazao.- Eloy Room, Dustley Mulder, Ayrton Statie (Rangelo Janga, 89), Darryl Lachman, Shanon Carmelia, Gevaro Nepomuceno (Elson Hooi, 82), Leandro Bacuna, Michael María, Quenten Martinus, Jarchinio Antonia (Ashar Bernardus, 71) y Gino van Kessel. DT Remko Bicentini (HOL).

EFE
Ciudad de México
Domingo 16 de julio de 2017.

Final Copa Oro: México 3-1. Jamaica

La selección mexicana de fútbol conquistó el domingo su séptima Copa de Oro tras golear por 3-1 a Jamaica que sorprendió al llegar hasta el partido definitorio del torneo de la Concacaf.

México, que dejó atrás una serie de polémicas, ganó la Copa por séptima vez tras los títulos logrados en 1993, 1996, 1998, 2003, 2009 y 2011.

En el partido disputado en el Lincoln Financial Field de Filadelfia, Jamaica se vio mejor durante los primeros 20 minutos, pero poco a poco México empezó a controlar el cotejo y fue hasta los 31 minutos cuando Andrés Guardado definió con una vistosa volea

de zurda dentro del área tras recibir centro de Paúl Aguilar.

El segundo gol de México cayó a los 47 minutos con un zurdazo de Jesús Corona desde fuera del área, metiendo el balón pegado al poste izquierdo.

Oribe Peralta marcó el tercero a los 61 minutos cuando aprovechó un error defensivo de Michael Héctor para definir sólo dentro del área un centro enviado por Aguilar.

Los jamaicanos nunca se dieron por vencidos y consiguieron su único tanto a los 79 minutos por conducto de Darren Mattocks quien venció al portero Guillermo Ochoa con un colocado disparo tras eludir al defensor Francisco Javier Rodríguez.

De esta manera, México tendrá que jugar el 9 de octubre con Estados Unidos para definir el representante de la Concacaf a la Copa Confederaciones de Rusia 2017

México es "Campeón de Oro"

El tricolor se proclamó monarca de la Copa de Oro, en medio de una tormenta de especulaciones sobre ayuda por parte de CONCACAF

A pesar de tener un camino complicado a la final, la Selección Mexicana cumplió y se proclamó campeón de la Copa de Oro al imponerse a Jamaica 3-1.

Los comandados por Miguel Herrera tenían que convencer en el partido más importante y cumplieron ante una Jamaica que complicó por momentos al inicio del encuentro.

Después de minutos de incertidumbre, Andrés Guardado consiguió el primer gol del conjunto azteca rematando un centro para dejar sin oportunidades al equipo rival.

Después del gol, México comenzó a tener dominio del balón y terminó el primer tiempo con la ventaja para la Selección.

Al inicio del segundo tiempo, México aprovechó un descuido del rival y al minuto de juego, Jesús "Tecatito" Corona prendió el esférico desde fuera del área para anotar el segundo del tricolor.

Con el gol, México dominaba el encuentro, y Jamaica comenzaba a desfondarse.

Minutos después, Oribe Peralta aprovechó un error de la defensa que dejó el balón a la deriva para marcar el tercero del Tricolor y ya dar por sentenciado el partido.

Faltando 10 minutos para culminar el partido, Jamaica aprovechó una salida por la banda izquierda para anotar el de la honra en los botines de Darren Mattocks.

El silbante marcó el final del partido y el cuadro tricolor festejó el campeonato que quedó marcado por posibles ayudas arbitrales en los cuartos de final y semifinales ante Costa Rica y Panamá.

Reuters
Vanguardia
Filadelfia, EEUU
Domingo 26 de julio del 2015.

No es culpa nuestra: Ochoa

El arbitraje al que tanto ha tundido Miguel Herrera hoy es el máximo aliado para que México dispute la Final de la Copa Oro. La Concacaf no tiene su Final soñada, pero sí al Tricolor en la misma.

Este miércoles en el Georgia Dome, de no ser por el estadounidense Mark Geiger, el Tri habría consumado otro gran fracaso en el año, pero en cambio ganó 2-1 en tiempo extra, al que ni siquiera debió llegar.

México jugó en superioridad numérica desde el 25' por la rigorista expulsión de Luis Tejada y al 89' le obsequiaron un penal por una supuesta mano del capitán Román Torres.

No es culpa nuestra.- Ochoa

Luego del polémico triunfo de México sobre Panamá en las Semifinales de la Copa Oro, el portero del Tri, Guillermo Ochoa, manifestó que no es su culpa los errores que puedan tener los árbitros.

"Así es esto, hasta el final, nosotros a lo que nos corresponde, lo demás no es culpa nuestra. A veces te toca en contra, como en el Mundial (ante Holanda) y hoy a favor", declaró a Televisa el arquero luego del triunfo 2-1, los dos goles de penales marcados por Andrés Guardado.

Ochoa recordó aquella jugada en los Octavos de Brasil 2014, donde una supuesta falta sobre Arjen Robben en el área propició el penal con el cual Holanda venció 2-1 a México.

Reforma / Cancha
Edgar Contreras / Enviado
Atlanta, Estados Unidos
Miércoles 22 de julio 2015.

México avanza a semifinales tras derrotar a Costa Rica con un polémico penal

El Piojo Herrera por fin recuperó la sonrisa. El seleccionador mexicano había mantenido un gesto adusto durante el encuentro con Costa Rica, presionado por la duda de si su equipo lograría pasar a semifinales. La duda la disipó el abanderado tras 123 minutos de un partido que estaba exhalando el último aliento antes de la ronda de penaltis. El capitán, Andrés Guardado, convirtió el gol y se transformó en héroe de último momento en Nueva Jersey. El Tricolor avanzó esta noche en la Copa Oro y enfrentará a Panamá el miércoles.

México ha avanzado a semifinales con dificultades y tropiezos. Se coló a cuartos después de golear a Cuba (6-0) y de empatar con Guatemala y Trinidad y Tobago. El Tricolor ha encontrado en sí mismo a su rival más complejo. Suma tres partidos sin poder hilar un comportamiento homogéneo sobre el terreno. Cuando la delantera saca la cara por el equipo, la defensa hace agua. Cuando la punta se queda sin goles, la responsabilidad recae en la última línea. El medio campo ha sido lo más ordenado del equipo mexicano a pesar de que Héctor Herrera tuvo una noche floja. Afortunadamente, ahí estaba Guardado.

Y esta fue una de esas noches donde la delantera mexicana se topó con la oscuridad. Sus arietes fueron los más activos del encuentro, pero sin puntería. México tiró 21 veces, pero solo cinco a la meta. Los centroamericanos lo hicieron ocho veces, solo dos pusieron en aprietos al portero Guillermo Ochoa.

Fue un partido equilibrado durante 90 minutos. Las selecciones se cedían mutuamente la iniciativa. La velocidad Joel Campbell fue el arma más usada por Costa Rica. Pero era México el que más pisaba el área. Oribe Peralta se quedó atascado después de haber anotado tres veces a la débil selección de Cuba, en el estreno mexicano en el torneo. Desde entonces se ha dedicado a servir balones a sus compañeros en punta. La esperanza la trasladó a Carlos Vela, el delantero de la Real Sociedad. Su noche fue para el olvido. Herrera lo sustituyó por Jesús Tecatito Corona en el minuto 85.

Los tres cambios que realizó Herrera fueron acertados. Corona, el único mexicano que jugó en la Copa América, sirvió de revulsivo. Carlos Esquivel también inyectó frescura en el centro del campo y, junto al incombustible Guardado, dieron a México un gran cierre en el segundo tiempo. Yasser Corona salió por una lesión en la pierna izquierda. Es el quinto jugador que pierde la selección mexicana por una dolencia en este verano.

En los tiempos suplementarios el cansancio comenzó a hacer estragos en los jugadores. El juego entró en un pantano. Los ticos comenzaron a golpear para cortar el ritmo de los mexicanos, que mostraban sobre el césped más ambición. El árbitro guatemalteco Walter López dio vía libre a las patadas. Incluso perdonó una clarísima expulsión a Oribe Peralta en el minuto 111.

Fue Peralta el que, diez minutos después, buscó un centro que llegó del lado izquierdo. Roy Miller, que había entrado tarde en el partido como refresco, hacía la cobertura. Su codo derecho apenas roza al delantero mexicano, que saltaba para el remate. Fue el linier quien levantó la bandera y marcó un penal. López le dio la razón y pitó la falta. Ensució una victoria que pudo haber sido menos polémica en la ronda de penales.

México tendrá que mejorar su eficacia en la delantera si quiere enfrentar en la final a Estados Unidos, que debe derrotar a Jamaica. Panamá será un hueso duro de roer el próximo miércoles. Hasta entonces, la sonrisa quedará dibujada en el rostro de El Piojo. Sabe que todavía hay vida este verano.

Costa Rica se apropia el #Noerapenal

Las reacciones fueron inmediatas entre aficionados costarricenses, quienes se apropiaron de la etiqueta #noerapenal que usaron los mexicanos en el Mundial de Brasil después de que Arjen Robben simulara una falta.

El supuesto penal sobre Peralta activó entre los aficionados la vieja sospecha de que la Concacaf favorece mediante los árbitros a los países que más dinero le generan. Entre ellos, México.

El enojo fue general.  El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, escribió en su cuenta: "No fue penal. Perder así NO se vale. México no ganó el partido, se lo regalaron envuelto en celofán. ¡Qué vergüenza!”. La expresidenta Laura Chinchilla publicó algo similar: “¡Vergonzoso! ¡Indignante! ¡Doloroso!”.

“Robo arbitral”, sentenciaba el diario La Nación para sus lectores en la edición digital, mientras el popular sitio Crol lo veía de manera distinta: “¡Regalo para México!”. Apenas pasaban minutos y en la televisión nacional el principal analista arbitral, Ramón Luis Méndez, de Teletica, sacaba conclusiones iguales a las de las redes sociales: no era penal.

Los comentarios hicieron recordar un juego contra Estados Unidos de la eliminatoria para el Mundial de Brasil, donde Costa Rica tuvo que jugar bajo una fuerte nevada en Denver sin que el árbitro detuviera el partido.

Sin embargo, Paulo Wanchope, el técnico de Costa Rica, no hizo sangre de la decisión arbitral. "No voy a pensar mal, no quiero pensar mal, solo pasó... no voy a armar una polémica... estamos fuera y toca ver el futuro", dijo en la conferencia de prensa tras el encuentro.

El País
Luis Pablo Beauregard
Nueva Jersey, Estados Unidos.
México 20 de julio de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter