La mayoría de los mexicanos que nacen en un hogar en situación de pobreza tienen pocas posibilidades de escalar en su vida adulta al grupo de ingresos más altos, concluyó un estudio del Colegio de México presentado este martes.

     El informe "Desigualdades en México 2018" encontró que sólo 2,1 por ciento de personas provenientes de una familia situada en el quintil uno de la población, el de menor acceso a bienes y servicios, consigue ascender de adulto al quintil cinco, el de mayor ventaja económica.

     Por el contrario, el 76 por ciento de los hijos de los hogares pobres se mantienen en los quintiles uno y dos cuando crecen, un dato que demuestra que México tiene una de las tasas de movilidad social más bajas del mundo, según el estudio.

     "En México si una persona proviene de un hogar en situación de pobreza, tiene una alta probabilidad de permanecer en una situación similar cuando alcance la edad adulta", sostiene el documento elaborado por 11 investigadores que analizaron datos oficiales desde 2000.

     El análisis muestra el caso de dos mexicanas de 48 años de edad y nacidas el mismo día para ejemplificar el escenario de la desigualdad en México, la 15ª mayor economía del orbe y la segunda de América Latina en la clasificación del Banco Mundial.

     María, originaria de un poblado indígena del sureño estado de Oaxaca, uno de los más pobres del país, es analfabeta, gana 300 pesos (14,7 dólares) diarios como empleada doméstica en la capital del país, carece de seguro médico, su esposo es trabajador de la construcción que un tiempo migró a Estados Unidos y sus cuatro hijos no terminaron el bachillerato.

     La otra, Matilde, hija de un médico y una enfermera de la ciudad de Ensenada, estado de Baja California (noroeste), estudió derecho, se casó con un abogado, tiene un salario diario de 1.500 pesos (73,5 dólares), prestaciones laborales, seguro de gastos médicos y sus dos hijas son profesionistas.

     El informe expone que, a diferencia del caso mexicano, el 13,5 por ciento de quienes nacen en pobreza en Canadá escalan socialmente al grupo de ingresos más altos, mientras que en Estados Unidos lo hace el 7,5 por ciento.

     "Esta movilidad, sumamente baja, implica que el país no tiene un sistema efectivo para igualar las oportunidades de acceso de los ciudadanos a bienes y servicios cruciales", destaca.

     Preparado por demógrafos, sociólogos, politólogos y economistas, el estudio alerta que el panorama de la movilidad se complica en la actualidad porque los ingresos de los trabajadores mexicanos se estancaron a partir de 2007 o incluso disminuyeron.

     El ingreso medio mensual en 2007 era en términos reales de 6.000 pesos (294 dólares) y una década después, en 2017, cayó a 5.200 pesos (254 dólares), en parte porque los salarios no han tenido un crecimiento.

     Una de las dos coordinadoras del informe, Melina Altamirano, sostuvo que en la revisión de los datos de los últimos 18 años encontraron un deterioro de la situación de grupos que tradicionalmente tenían buen salario y mejor aprendizaje educativo.

     "Lo que observamos tanto en términos de aprendizaje como en términos salariales es que ha habido un cierre de brechas en los últimos años en México, pero este cierre de brechas es hacia la baja", dijo Altamirano, profesora investigadora del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México, en la presentación.

     De acuerdo con el estudio, las mujeres, las personas con menos ingresos y los habitantes de comunidades indígenas son los que enfrentan una mayor dificultad que el resto de los grupos para alcanzar sus objetivos.

     Como ejemplo, detalla que los alumnos de nivel básico en escuelas urbanas tienen cuatro veces más probabilidades de obtener resultados buenos o superiores en ciencias y lenguaje en la prueba internacional sobre educación PISA, frente a niños de planteles rurales.

     La directora de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Gabriela Ramos, dijo en la presentación que México tiene que considerar que la desigualdad y la pobreza son un obstáculo para el crecimiento económico.

     El país debe fortalecer su sistema de seguridad social e incorporar la equidad en todas las políticas económicas, como las fiscales y monetarias, y no sólo en las sociales, agregó la también Sherpa ante el G20 de la OCDE.

     "La desigualdad no va a terminar con políticas asistencialistas, sino con esta redefinición del modelo económico que tenemos que pensar en términos de cuáles son estos elementos que se dan en las diferentes familias que quedan atrapadas en este nivel", apuntó Ramos.

Xinhua
Ciudad de México
Miércoles 6 de junio de 2018.


El exsecretario de Luis Donaldo Colosio y ex vocero de Vicente Fox, aseguró que en caso de ganar, AMLO tendrá el objetivo de entregar un país en paz y tranquilidad para 2024. Aclaró que la amnistía solo se implementará si es aceptada tras una reflexión social y de especialistas.

La tarde de este martes, el Doctor Alfonso Durazo ofreció una conferencia de prensa en el Colegio de México (Colmex) para plantear la Estrategia de Seguridad del candidato presidencial de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador.

Durazo, quien trabajara como secretario particular de Luis Donaldo Colosio y fuera vocero presidencial de Vicente Fox, se perfila como el secretario de Seguridad Pública de López Obrador, en caso de que éste gane la presidencia.

Durante su participación en el Seminario sobre Violencia y Paz, celebrado en el Colmex, destacó la crisis de seguridad que atraviesa el país en la actualidad. Según Durazo, datos del Inegi revelan que al año se cometen 31 millones de delitos, de los cuales el 99% quedan impunes.

Argumentó que en los últimos 12 años, el gobierno federal “ha gastado más en seguridad y nos ha ido peor (…) hemos llegado a cifras como los 78 homicidios dolosos al día cifra que, según especialistas, no se acercan a la situación real de violencia que padece el país.

Subrayó que acciones como la detención de los llamados “objetivos prioritarios” no se ha reflejado en el mejoramiento de la seguridad. Aunado al rechazo del 80% de la ciudadanía hacia las fuerzas policiacas en sus tres niveles.

Por razones como esta es que considera “necesario un cambio en la estrategia de seguridad del país”, mismo que ofrece el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

La Estrategia de Seguridad de AMLO, parte de algunas premisas, dice Alfonso Durazo, centradas principalmente en la pobreza y en el desarrollo de una política social.

“Algunos de los ejes que planteamos en la estrategia son los siguientes”:

Se hará uso de la fuerza en un marco de legalidad, principios democráticos y respeto a los derechos humanos. Jamás será utilizada para reprimir a la ciudadanía.

Se erradicará la corrupción, pues hoy en día el crimen organizado avanza de la mano de la autoridad. No hay corrupción policial sin corrupción política.

Habrá un salario digno y unificado para todas las corporaciones y los recursos surgirán de los ahorros provenientes de un programa de austeridad y optimización de recursos.

En tanto que los objetivos serán:

Cerrar el ciclo de guerra.

Recuperar la confianza de la sociedad en los cuerpos de seguridad.

Entregar un país en paz y tranquilidad en 2024.

Y las propuestas se centrarán en tareas de inteligencia:

Creación de la Universidad de la Seguridad Pública.

Rediseño de la carrera policial para que responda al nuevo sistema de justicia penal.

Concentrar todas las tareas de inteligencia en un solo órgano superior de inteligencia.

Reactivar la plataforma México (Red nacional que alberga las bases de datos criminalísticas y de personal de Seguridad Pública).

Sellar fronteras y puertos para evitar trasiego de drogas.

Tras presentar los puntos medulares de la Estrategia de Seguridad de López Obrador, Alfonso Durazo ofreció una ronda de preguntas y respuestas donde abordó otros temas como la propuesta de amnistía que planteó el tabasqueño y que según él “ha sido desvirtuada” por sus principales contrincantes.

“El objetivo de la amnistía es cerrar el ciclo de violencia sin pasar por la impunidad (…) la amnistía solo puede ser producto de una ley, no hay decisiones unilaterales”, comentó.

También aseguró que antes de convertirse en realidad, la amnistía “tendrá que pasar por una iniciativa de ley que surgirá de una gran reflexión social y necesariamente tendrá que consensuar la postura de ciudadanos y especialistas”.

Dicha iniciativa de ley, aseveró, tendrá que responder a todos los acuerdos internacionales firmados por el Estado mexicano en materia de derechos humanos.

“Además es absurdo pensar que violadores o grandes narcotraficantes se verán beneficiados con ella”, como algunos lo han asegurado, agregó.

De la misma forma fijó su postura respecto a la Ley de Seguridad Interior, tema en el que dijo que no están de acuerdo con los términos de la ley, pues “otorga excesos al presidente y a los integrantes de las Fuerzas Armadas, poniendo en riesgo los derechos humanos de los ciudadanos tal y como los expertos y organizaciones han señalado”. Sin embargo, comentó que respetarán la decisión que la SCJN tome en torno al tema.

Al ser cuestionado sobre el caso Ayotzinapa respondió que parte de su estrategia será crear una “auténtica comisión” con participación de organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales para saber qué sucedió, quiénes fueron los responsables y cuáles serán las sanciones.

“Los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa tendrán, sin duda alguna, respuesta”, finalizó.

En el tema de las autodefensas y las policías comunitarias destacó que, entre otras cosas, un gran causante para el surgimiento de ellas es el bajo número de policías en el país. “Actualmente hay 1.8 policías por cada mil habitantes en el país; cuando internacionalmente se recomienda que sean, al menos, 2.8 policías por cada mil”.

No especificó si la administración de Andrés Manuel permitiría la existencia de estas fuerzas independientes, se limitó a comentar que “serán respetuosos de las poblaciones que se rigen por usos y costumbres”.

Ligado a esto, comentó que en las zonas donde existe un abandono por parte del Estado y sus instancias de seguridad se fortalecerán los programas sociales y también los programas de seguridad.

Durazo finalizó su participación en el Colmex señalando que hoy en día uno de los más graves problemas en México, aunado a la violencia, es la corrupción, la cual, según datos del Banco Mundial, le costó a México en 2017, 906 mil millones de pesos.

“En el 2000 con la salida del PRI de los Pinos estábamos en el lugar 53 del ranking mundial de corrupción, en el 2006 alcanzamos el lugar 70, para el 2012 llegamos al 100 y en 2018 estamos en el 134. Y a pesar de esto son muy pocos los políticos corruptos que están en la cárcel”, acotó.

A inicios de año, Andrés Manuel López Obrador, aún como precandidato de su coalición; anunció su estrategia en materia de seguridad. En aquél momento planteó cinco puntos: un cambio de estrategia; desarrollo económico; la creación de un Mando Único; recuperación de la Secretaría de Seguridad Pública, y la formación de una Guardia Nacional. Nombrando como responsable del proyecto a Alfonso Durazo; mientras que Alejadro Gertz Manero y Marcos Fastlicht serían sus colaboradores.

A estos puntos, que no fueron ahondados este martes, se suman los planteamientos presentados hoy por el exsecretario de Colosio.

La Estrategia de Seguridad se presentó el 20 de noviembre, dentro del Proyecto de Nación, pero con el paso de los meses la han complementado. Será hasta finales de mayo cuando se presente un documento final que servirá para elaborar el Plan de Gobierno en materia de seguridad en caso de que la coalición Juntos Haremos Historia logre la victoria.

Animal Político
Agustín Salgado
Ciudad de México
Viernes 27 de abril de 2018.


Por violencia, corrupción y desigualdad, la democracia en México disminuye, según Índice Democrático, que en 2017 fue 8% menor que en 2015.

La democracia en México disminuye ante la prevalencia de la violencia, corrupción y desigualdad, según el Índice de Desarrollo Democrático de México 2017.

El promedio nacional del Índice es de 4.711 puntos, 8 por ciento menor que en 2015, debido a los bajos resultados en esos tres rubros.

"¿Qué hace la violencia? Limita los derechos (...) la corrupción, con su correlato de la impunidad, le da vía libre para que sobreviva el monstruo", explicó Jorge Arias, director de la agencia PoliLat, durante la presentación de la séptima edición del Índice.

"La pobreza en el País está en un nivel de 50 por ciento. Uno de cada dos mexicanos come salteado. Si eso pasa, ¿hay democracia?".

Casi un 35 por ciento de los estados en el País tiene un desarrollo democrático mínimo, y el 31.3 por ciento tiene un alto desarrollo.

Tamaulipas es el estado mejor evaluado, mientras que Guerrero obtuvo una puntuación de cero.

El Índice muestra que los mexicanos llegan al proceso electoral de este año con poca confianza en las instituciones gubernamentales y en la democracia.

El 89 por ciento de los encuestados está parcialmente o muy en desacuerdo con la afirmación de que el gobierno está libre de corrupción generalizada.

El 61 por ciento no cree que los gobernadores y legisladores sean elegidos mediante elecciones libres y justas, y 72 por ciento cree que el gobierno genera un ambiente hostil para la prensa.

En cuanto a libertades civiles, 78 por ciento considera que la violencia está presente en su entidad, y 56 por ciento cree que hay desigualdad de oportunidades y explotación económica.

La realización del Índice estuvo a cargo de la Fundación Konrad Adenauer Stiftung, el Instituto Nacional Electoral (INE), el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPOS), el Colegio de México, PoliLat y la Confederación USEM.

Los representantes de cada institución urgieron a la ciudadanía a apoderarse de los resultados del Índice para exigir mejoras a los gobernadores y legisladores de sus entidades.

"No hemos logrado mover la realidad ni un milímetro en un sentido positivo. ¿Cómo mejora el desarrollo democrático? Con compromiso y participación ciudadana", aseveró Arias.

Reforma
Ciudad de México
Jueves 15 de marzo de 2018.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter