Airbus lanzó hace unas semanas la primera y única plataforma de reserva de helicópteros "on-demand" en la Ciudad de México

Ciudad de México (Xinhua). - Los interminables "embotellamientos" en México han convertido al helicóptero en un vehículo casi imprescindible para empresarios y altos ejecutivos en el país, en particular en la capital mexicana, considerada la urbe con mayores problemas de tránsito en el mundo.

     Por lo anterior, el consorcio aeronáutico europeo Airbus lanzó hace unas semanas la primera y única plataforma de reserva de helicópteros "on-demand" en la Ciudad de México: Voom, misma que ofrece vuelos de bajo costo para evitar el denso flujo vehicular.

     El costo del viaje oscila entre los 2.500 pesos (unos 138 dólares) hasta los 4.000 pesos (unos 250 dólares), dependiendo de la distancia y los servicios agregados que el usuario quiera tener como carga de equipaje adicional.

     "Voom es la primera plataforma de reserva de helicóptero sobre pedido en el mundo a un precio accesible, hasta un 80 por ciento menos que otros servicios tradicionales de helicóptero", señaló a Xinhua la fundadora y directora ejecutiva de la compañía, Uma Subramanian.

     De acuerdo con expertos, la próxima década será el periodo de mayor migración hacia zonas urbanas en la historia de la humanidad y la Ciudad de México no será la excepción, un fenómeno que traerá consigo el aumento en la demanda de transporte y un mayor congestionamiento vehicular.

     El tránsito vehicular cuesta millones de dólares a las economías locales cada año. Además, tiene un impacto negativo en la salud de las personas que realizan viajes largos, entre ellos, aumento de peso, alta presión sanguínea y estrés crónico, dijo.

     En la actualidad, la plataforma es el único servicio en el orbe que permite reservar helicópteros en línea sin llamadas telefónicas y hasta una hora antes del tiempo deseado de abordaje, añadió la empresaria.

     Voom conecta con operadores autorizados de helicópteros, que son los responsables de los helipuertos en los que aterrizarán y despegarán los usuarios durante su vuelo.

     "Nosotros creemos que con helicópteros y con tecnología que ya existe podemos ofrecer hoy día una alternativa a la transportación terrestre", mencionó la ejecutiva.

     De acuerdo con Subramanian, el servicio de Voom es una respuesta para la gente, en su mayoría empresarios, que tiene que llegar a un punto específico a tiempo.

     Para contratar el servicio, similar al de Cabify o Uber, los usuarios deben crear una cuenta en el sitio web oficial de Voom, agregar su número móvil y tarjeta de crédito, elegir la zona de embarque y el destino.

     "Lo que buscamos es ofrecer un transporte aéreo urbano para que los clientes puedan trasladarse de una manera más rápida dentro de las ciudades", refirió.

     En México, la empresa colabora con autoridades aeronáuticas del país como la Dirección General de Aeronáutica Civil y con Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano.

     "Voom sólo trabaja con los mejores operadores en México como PEGASO Y ASEA, quienes ponen a disposición de los usuarios cinco helicópteros", puntualizó.

     Subramanian prevé que, en un futuro, se realicen vuelos panorámicos para que la gente pueda disfrutar de la vista de las ciudades más pobladas del mundo.

     Por el momento, la empresa emergente ofrece vuelos entre puntos convenientes ubicados en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México y desde y hacia los aeropuertos internacionales de Toluca (estado de México) y la capital del país.

     Alfredo Weitzner es uno de los cientos de usuarios que ha transportado Voom en México y quien, a raíz de su empleo, realiza constantes viajes de negocios programados.

     "Siempre que tomas un vuelo hay que irse con horas de anticipación. Con Voom, el beneficio es que tienes la garantía de llegar a tiempo a tu vuelo", dijo a Xinhua el experto en fondos de inversión.

     Weitzner comentó que utilizar este tipo de transporte ha beneficiado su salud, debido a que ya no tiene que estar preocupado o sentirse nervioso por llegar a su destino, lo que baja su nivel de estrés.

     La capital mexicana es la segunda ciudad en todo el mundo en recibir este innovador servicio, luego de Sao Paulo, Brasil, donde se ha transportado a más de 3.000 pasajeros en el último año, según cifras de Voom.

Xinhua
Carina López
Ciudad de México
Martes 17 de abril de 2018.


México, 24 dic (Xinhua).- El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera, anunció este domingo un fondo por 8.792 millones de pesos (unos 445 millones de dólares), que dijo serán utilizados "de manera estricta", para reconstruir los daños causados por el temblor del 19 de septiembre pasado.

"Tenemos un fondo de reconstrucción que va a ser aplicado de manera muy estricta, lo vamos a supervisar peso a peso en cuanto a materiales, en cuanto a compañías, en cuanto a todo", sostuvo el jefe de gobierno de Ciudad de México en una rueda de prensa ofrecida en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento con motivo de Fin de Año.

Mancera precisó que este fondo fue aprobado durante la víspera junto al Paquete Económico de 2018 en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

"Estaremos trabajando con el laboratorio de la Contraloría, lo que queremos es que sea efectivo, buscamos no tener subejercicio de este fondo, ese será el reto para el 2018, vamos a trabajar con todo cuidado, vamos a ir haciendo el avance sustancial en esta tarea", añadió Mancera.

El pasado terremoto del 19 de septiembre afectó a México, particularmente en seis entidades; fue la capital del país la que reportó el con mayor número de personas fallecidas.

Ese devastador movimiento dejó un saldo de 369 víctimas en total porque también afectó a los estados de Morelos, Puebla, México, Guerrero y Oaxaca, éste último estado, también golpeado, junto con Chiapas, por otro terremoto de 8,2 grados en escala de Richter, ocurrido el 7 de septiembre pasado.

Al hacer un balance de lo realizado en 2017, Mancera reconoció también el haber sido un año complejo, particularmente tras el terremoto del pasado 19 de septiembre.

En ese sentido dijo que aún hay heridas en la ciudad, mismas que "iremos cerrando poco a poco".

Xinhua
Ciudad de México
Domingo 24 diciembre 2017.

El terremoto de magnitud 7.1 que sacudió a la Ciudad de México el pasado martes 19 de septiembre evidenció la mala construcción de edificaciones nuevas que se colapsaron y no cumplían con las disposiciones en la materia que se implementaron después de los sismos de 1985.

Durante un recorrido que se realizó por 23 edificios severamente dañados se encontró que cuatro de ellos eran de reciente construcción y cuatro más fueron remodelados.

Entre los nuevos está el complejo Residencial San José, ubicado en Zapata 57 y Tlalpan, colonia Portales, de seis torres con 24 departamentos, mismos que hace tres meses se entregaron y seis de ellos se vinieron abajo con el sismo. La constructora Canada Building reportó a los propietarios, por correo electrónico, que "se trató de eventos fortuitos de la naturaleza" y se deslindó de cualquier responsabilidad.

Otro caso es el complejo de 20 departamentos que se levantó en las calles de Irolo y Bretaña, en la colonia Zacahuitzco, sobre una base que tenía más de 60 años, el cual contaba con anuncios de venta y renta. De acuerdo con la organización Bretaña Mi Vida Por Tu Vida AC, en los sismos de Semana Santa de 2014 la entonces edificación original presentó una inclinación y con el último temblor se vino abajo, perdiendo la vida una mujer identificada como Judith, de 19 años, que se dedicaba a las labores de limpieza.

El edificio que también se vino abajo y se construyó después de 1985 es el de Petén y Yácatas, en la colonia San Cruz Atoyac, delegación Benito Juárez. Era un inmueble de siete pisos que se colapsó y dejó varias personas muertas.

En el caso del inmueble de Rébsamen 241, en Narvarte, que colapsó y en el que murieron dos personas, la delegación Benito Juárez generó una confusión en torno a las condiciones que guardaba. Por un lado mostró documentos que indicaban que no había daño estructural previo y, por otra parte, las autoridades afirmaron que sí había una afectación en la estructura.

El delegado Christian von Roehrich publicó en su cuenta de Twitter un par de mensajes en los cuales expuso que el dictamen derivado de una inspección de protección civil en 2014, tras un sismo, indicaba que "el inmueble sí tenía daños estructurales y debían corregirse".

Sin embargo, el titular en Benito Juárez anexó un par de imágenes correspondientes al ingreso de la solicitud del dictamen por parte de una ciudadana y otra que es una copia del dictamen de mayo de 2014, cuando el delegado era Jorge Romero y en la cual se concluye que "no hay afectaciones en la estructura del conjunto".

El edificio de Ámsterdam 25, colonia Condesa, se construyó hace 40 años y presentó daños en 1985, por lo que se ordenó su demolición; sin embargo, con el paso del tiempo le construyeron más niveles.

Lo mismo sucedió con el edifico de la calle de Sonora y Avenida México, que se decretó inhabitable, pero vecinos aseguran que recientemente fue remodelado. Aquí no se reportaron heridos.

Estos dos últimos inmuebles se encuentran en la delegación Cuauhtémoc, donde Cynthia Murrieta, directora general de Protección Civil, comentó que tienen contabilizados 74 edificios en alto riesgo y un total de 262 evaluaciones, mismos que son analizados mediante un escáner para saber su situación estructural.

"Se recaba información que implica analizar si de los edificios colapsados alguno fue construido después del terremoto de 1985. Habrá que revisar más allá, saber el motivo, las razones y el asunto de sismicidad para saber si esto lo provocó (...) Son muchos factores que habrán de tomarse en cuenta en una segunda etapa", precisó.

En la delegación Gustavo A. Madero se encuentra el edificio de la calle de Coquimbo 906, ahí los primeros tres niveles se colapsaron, dejando nueve personas muertas y una rescatada con vida. Según residentes, se construyó antes de 1985 y con el sismo de ese año sufrió algunos daños, entonces se realizaron las reparaciones pertinentes, pero con el temblor del pasado 9 de septiembre colapsó.

Propietarios de edificios departamentales que recientemente fueron construidos y apenas estaban siendo habitados pasaron del sueño de contar con una nueva vivienda a la pesadilla de perderla en un instante.

Mariana Jara Alvarado, de 31 años, habitó un mes en el edificio Zapata 57. Su renta era de 11 mil 500 pesos mensuales por ese lugar. Ahora, luego del sismo, se resignó a perder su vivienda.

"Estamos en completa inconformidad por la negligencia tan grande en este edificio. ¿Quién dio la autorización para que fuera habitado cuando no cumplía los estándares requeridos para eso? Eso tiene una implicación legal.

"Lo único que hizo [la empresa Canada Building] el primer día, fue mandar un correo diciendo que se trata de eventos fortuitos de la naturaleza y la constructora se deslinda de cualquier situación", acusó.

El Universal
Ciudad de México
Martes 26 de sept. 2017.


El seísmo, de magnitud 7,1, sacudió con fuerza la capital del país y otros cuatro Estados

México volvió a temblar con fuerza por segunda vez en dos semanas. Un sismo de magnitud 7,1 sacudió este martes el centro del país. Al menos 248 personas han fallecido en diferentes zonas —117 de ellas en la capital, 72 en Morelos y 43 en Puebla—, según la Agencia de Protección Civil, aunque la cifra incrementa con el paso de las horas. El sismo se ha producido el día en que se cumplían 32 años de la peor tragedia que ha vivido el país: el terremoto que causó cerca de 10.000 muertos en 1985.

A las 13.14 hora local (20.14 hora peninsular española) el suelo volvió a retumbar en México, apenas 10 días después del terremoto de mayor magnitud (8,2) en 85 años. El de este martes, con epicentro en los límites de Morelos y Puebla, fue menor, de 7,1, pero su proximidad a la capital ha provocado que los daños sean mucho mayores. El caos y el pánico se apoderaron de la ciudad. Más de 40 edificios se vinieron abajo, entre ellos dos escuelas. En una de ellas, Rebsamen, el presidente, Enrique Peña Nieto, confirmó pasadas las 10 de la noche que habían muerto al menos 21 niños y otros 30 seguían desaparecidos. A última hora de la noche, la ciudad seguía herida, pero no cesaban los trabajos de rescate para tratar de sacar supervivientes de los escombros. La solidaridad de los ciudadanos, que se echaron a las calles para colaborar con los damnificados, fue imparable.

 “Es el terremoto que más he sentido”, era uno de los comentarios más repetidos entre los vecinos de la capital, acostumbrados como están a sentir los temblores, aunque nunca tan violentos. En los barrios de Roma y Condesa, la zona más cenagosa de la ciudad y que sufrió como pocas la tragedia de 1985, el temblor golpeó con dureza. La Avenida Ámsterdam, una calle circular de Condesa, era, a última hora de la tarde, una cadena humana continua que trataba de colaborar con los afectados por el colapso de varios edificios. En la esquina con la calle Laredo, la gente se afanaba por retirar los escombros como podía. Viviana Ortiz, vecina de la calle de Monterrey, vio venirse abajo su vivienda. "El bloque se desplomó de forma horrible, por completo. Se levantó una enorme nube de humo y se escuchó un trueno escalofriante",

La capital amaneció con el recuerdo del terremoto de hace más de tres décadas. Y como suele ser habitual cada 19 de septiembre, se realizó un simulacro de evacuación en Ciudad de México. Dos horas después del ensayo, las alarmas sísmicas no saltaron, a diferencia de lo que ocurrió hace dos semanas. La mayor parte de los sensores están situados en zonas costeras, no en el interior del país. Y el epicentro del temblor ha estado en Morelos, en pleno centro de México y a solo 100 kilómetros de distancia de la capital mexicana. No hubo fallo técnico, según fuentes oficiales: el temblor no se pudo detectar a tiempo para que la población abandonase el lugar en el que se encontraba para ponerse a salvo.

Tras el sismo, se produjeron cortes en el servicio de luz —3,8 millones de personas resultaron afectadas— y en el de telefonía, lo que aumentó la tensión ante la imposibilidad de localizar a la gente. Con el paso de las horas, Telmex, la mayor empresa de telefonía del país, abría su wifi en la capital. Las operaciones en el aeropuerto estuvieron suspendidas durante unas horas, después de que una de las terminales se viese afectada por el sismo.

"¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!", gritaban los miembros de Protección Civil socorristas mientras corrían por la calle poco después del terremoto: casi un minuto que resultó una eternidad.

El epicentro del sismo se ha localizado a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, situada en el central estado de Morelos, a una profundidad 57 kilómetros, según el Servicio Sismológico Nacional. El organismo ha informado a través de Twitter de un movimiento telúrico de magnitud 7,1, al hacer una actualización de un primer reporte en el que había fijado la magnitud en 6,8.

En el central estado de Puebla se ha informado de la caída de las torres de la Iglesia de Cholula. En el Estado de Morelos también se han reportado daños, y el gobernador Graco Ramírez ha anunciado la activación de los servicios de emergencia. Decenas de edificios han caído en la Ciudad de México, con algunos derrumbes grabados en vídeo y difundidos por las redes sociales.

El presidente del país, Enrique Peña Nieto, que se encontraba camino de Oaxaca en el momento del temblor, convocó o al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar las acciones. Peña Nieto ha anunciado el despliegue de 3.000 militares en la capital.

La magnitud del seísmo ha derivado en mensajes de apoyo por parte de líderes internacionales como el colombiano, Juan Manuel Santos, que ha expresado su "solidaridad" con el Gobierno y el pueblo mexicano. También se ha pronunciado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: "Dios bendiga al pueblo de Ciudad de México. Estamos con vosotros".

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha trasladado su apoyo y su solidaridad a México y ha dicho seguir "con atención" la información sobre los daños materiales y humanos que el potente terremoto ha causado, según ha escrito en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

El País
Ciudad de México
Miércoles 20/9/2017.


Detienen a más de 20 tras operativo en Tláhuac

Ciudad de México─ El narcotraficante Jesús Pérez Luna, ‘El Ojos’, que controlaba la venta de droga en el oriente del Valle de México, fue abatido este jueves por autoridades federales.

Fuentes locales confirmaron que Pérez Luna, líder del Cártel de Tláhuac-Chalco, cayó en un inmueble ubicado en la colonia La Conchita Zapotitlán, en Tláhuac.

Durante el enfrentamiento a balazos hubo lesionados y muertos, cuya cifra no ha sido especificada.

En el lugar fueron decomisadas armas de alto poder, droga, documentación y objetos personales.

En estos momentos se encuentra resguardada la zona de la balacera sin que policías locales tengan acceso.

Pérez Luna operaba al menos desde 2012 y se le vincula con cerca de 50 ejecuciones desde entonces.

Su hijo Miguel Miguel Ángel fue recientemente detenido por la Procuraduría General de Justicia en Acapulco, Guerrero.

Arman narcobloqueos por muerte de ‘El Ojos’

Luego del abatimiento del líder del Cártel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, ‘El Ojos’, mototaxistas y presuntos integrantes de dicho grupo criminal han realizado varios destrozos en colonias aledañas a donde ocurrió el enfrentamiento.

Además de realizar bloqueos sobre Avenida Tláhuac, los rijosos hurtaron un camión tipo torton y le prendieron fuego al igual que a otros dos microbuses de la Ruta 50, trascendió.

En la zona, fueron movilizados uniformados del agrupamiento Fuerza de Tarea para controlar la situación lo que desató varios enfrentamientos con los inconformes.

Los policías se desplegaron sobre la avenida Tláhuac, encapsularon a un grupo de mototaxistas que se manifestaban y confiscaron sus unidades.

En tanto, bomberos acudieron para apagar las llamas de los vehículos.

En el lugar, se mantiene la vigilancia de elementos de la Policía Federal, la Marina y Secretaría de Seguridad Pública.

Por los hechos de vandalismo, varias personas fueron detenidas y el acceso a la estación del Metro Nopalera se encuentra cerrada y sólo se permite la salida de usuarios.

Mototaxistas que no fueron detenidos expresaron su molestia porque sus unidades fueran decomisadas y porque algunos compañeros fueron presuntamente golpeados por los agentes

Para apoyar el operativo, al menos dos helicópteros sobrevuelan la zona.

Reforma
Ciudad de México
Jueves 20 de julio de 2017.


Después de tres años y 9 meses, la escultura ecuestre de Carlos IV volvió a ver la luz.

La secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, encabezaron esta mañana la develación de la escultura conocida como El Caballito, después de que en 2013 fuera dañada con ácido nítrico durante una fallida intervención.

La cubierta blanca que desde el domingo envolvía a la obra de Manuel Tolsá fue retirada ante la presencia de los representantes de los medios de comunicación.

Después de la develación, en el Patio de los Leones del Museo Nacional del Arte, las autoridades destacaron los trabajos de restauración que realizaron los especialistas durante siete meses.

María Cristina García Cepeda aplaudió la recuperación de esta escultura que, dijo, es un símbolo de la capital y que "ha sido testigo de la historia de México, de la vida cotidiana".

El Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, señaló que con la recuperación de esta escultura dañada en 2013 por una empresa contratada por el gobierno capitalino se da realce al patrimonio de la Ciudad. Su restauración, dijo, permitirá a la Plaza Tolsá tener gran convocatoria de la ciudadanía.

En la obra se realizó el hallazgo de una cápsula del tiempo introducida en los 70 para dar fe del traslado de la escultura de su vieja glorieta a la plaza Tolsá, en la calle de Tacuba. Monedas de la época, documentos y planos de la Ciudad de México forman parte de los objetos que resguardó la pieza y que se deterioraron por las filtraciones de agua que tuvieron los cilindros en que se introdujeron los materiales.

Pasaron más de 3 años del inicio de su restauración para que la obra de Manuel Tolsá regresara a la ciudadanía. Los trabajos de conservación tuvieron un costo de 7.5 mdp.

Tras una estabilización, los documentos antiguos reposarán junto con nuevos documentos y objetos que atestiguan la intervención hecha entre 2016 y 2017.

El equipo interdisciplinario del INAH realizó una serie de análisis y estudios que permitieron obtener un diagnóstico del estado de los componentes de la obra y su tratamiento posterior.

El monto de inversión para la restauración de la obra de Manuel Tolsá fue de 7.5 millones de pesos. En 2013 tuvo una intervención inadecuada con ácido nítrico que afectó a la estatua.

La Escultura Ecuestre de Carlos IV ha sido restaurada a partir de la atención puntual de la pieza metálica, el núcleo del basamento y el recubrimiento pétreo del pedestal.

La restauradora Liliana Giorguli Chávez y el arquitecto Arturo Balandrano Campos, titulares de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) y de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos (CNMH), no dudan en calificar este proyecto como ejemplar y paradigmático, de modo que se constituye como un precedente a nivel nacional e internacional.

Estrena escultura de El Caballito iluminación especial

La estatua de Carlos IV y su caballo que esta mañana volvió a ver la luz luego de que en2013 fue dañada con ácido nítrico, resaltó con las luces que el gobierno de la Ciudad de México colocó en la Plaza Tolsá para darle realce a la pieza.

De acuerdo con Arturo Balandrano, coordinador de Monumentos Históricos del INAH, esta iluminación será temporal y que en unas semanas colocarán una propuesta mejorada. "Para el evento de inauguración autorizamos un proyecto que se pudo hacer rápidamente en las últimas tres semanas para tener hoy en la noche una plaza iluminada, este proyecto lo consideramos como temporal, que debe mejorarse por la calidad de la pieza escultórica, queremos tener un proyecto emblemático", señaló hoy por la mañana, en conferencia de prensa después de la ceremonia de entrega del Caballito.

La Secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, encabezaron esta mañana la develación de la escultura conocida como El Caballito, después de que en 2013 fuera dañada con ácido nítrico por trabajadores contratados por el gobierno capitalino.

Siete meses después de que especialistas del INAH comenzaron el proceso de restauración y con una inversión de 7.5 millones de pesos, la escultura volvió a integrarse al entorno de la Plaza Tolsá.

Para su recuperación, especialistas del INAH trabajaron desde julio de 2016 desarrollando el diagnóstico y los estudios técnicos y científicos. A partir de noviembre de ese año comenzó la restauración de la escultura.

También fue sometido a limpieza el pedestal realizado en 1852 por el arquitecto Lorenzo de la Hidalga.

Durante los trabajos de limpieza del pedestal, los especialistas hallaron una cápsula del tiempo que fue colocada en 1979 cuando la escultura fue trasladada de la glorieta de Bucareli a la Plaza Tolsá. Contenía monedas de la época, documentos y planos que presentaban daños por las filtraciones de agua. Las piezas fueron restauradas y repuestas en el contenedor. Al volver a sellar la caja, colocaron documentos y objetos que atestiguan la intervención que se hizo en estos últimos años. “No vamos a decir qué es, para que cuando se haga la siguiente intervención la encuentren”, sostuvo Arturo Balandrano.

El Universal
Abida Ventura
Ciudad de México
Miércoles 28 de junio de 2017.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter