El terremoto de magnitud 7.1 que sacudió a la Ciudad de México el pasado martes 19 de septiembre evidenció la mala construcción de edificaciones nuevas que se colapsaron y no cumplían con las disposiciones en la materia que se implementaron después de los sismos de 1985.

Durante un recorrido que se realizó por 23 edificios severamente dañados se encontró que cuatro de ellos eran de reciente construcción y cuatro más fueron remodelados.

Entre los nuevos está el complejo Residencial San José, ubicado en Zapata 57 y Tlalpan, colonia Portales, de seis torres con 24 departamentos, mismos que hace tres meses se entregaron y seis de ellos se vinieron abajo con el sismo. La constructora Canada Building reportó a los propietarios, por correo electrónico, que "se trató de eventos fortuitos de la naturaleza" y se deslindó de cualquier responsabilidad.

Otro caso es el complejo de 20 departamentos que se levantó en las calles de Irolo y Bretaña, en la colonia Zacahuitzco, sobre una base que tenía más de 60 años, el cual contaba con anuncios de venta y renta. De acuerdo con la organización Bretaña Mi Vida Por Tu Vida AC, en los sismos de Semana Santa de 2014 la entonces edificación original presentó una inclinación y con el último temblor se vino abajo, perdiendo la vida una mujer identificada como Judith, de 19 años, que se dedicaba a las labores de limpieza.

El edificio que también se vino abajo y se construyó después de 1985 es el de Petén y Yácatas, en la colonia San Cruz Atoyac, delegación Benito Juárez. Era un inmueble de siete pisos que se colapsó y dejó varias personas muertas.

En el caso del inmueble de Rébsamen 241, en Narvarte, que colapsó y en el que murieron dos personas, la delegación Benito Juárez generó una confusión en torno a las condiciones que guardaba. Por un lado mostró documentos que indicaban que no había daño estructural previo y, por otra parte, las autoridades afirmaron que sí había una afectación en la estructura.

El delegado Christian von Roehrich publicó en su cuenta de Twitter un par de mensajes en los cuales expuso que el dictamen derivado de una inspección de protección civil en 2014, tras un sismo, indicaba que "el inmueble sí tenía daños estructurales y debían corregirse".

Sin embargo, el titular en Benito Juárez anexó un par de imágenes correspondientes al ingreso de la solicitud del dictamen por parte de una ciudadana y otra que es una copia del dictamen de mayo de 2014, cuando el delegado era Jorge Romero y en la cual se concluye que "no hay afectaciones en la estructura del conjunto".

El edificio de Ámsterdam 25, colonia Condesa, se construyó hace 40 años y presentó daños en 1985, por lo que se ordenó su demolición; sin embargo, con el paso del tiempo le construyeron más niveles.

Lo mismo sucedió con el edifico de la calle de Sonora y Avenida México, que se decretó inhabitable, pero vecinos aseguran que recientemente fue remodelado. Aquí no se reportaron heridos.

Estos dos últimos inmuebles se encuentran en la delegación Cuauhtémoc, donde Cynthia Murrieta, directora general de Protección Civil, comentó que tienen contabilizados 74 edificios en alto riesgo y un total de 262 evaluaciones, mismos que son analizados mediante un escáner para saber su situación estructural.

"Se recaba información que implica analizar si de los edificios colapsados alguno fue construido después del terremoto de 1985. Habrá que revisar más allá, saber el motivo, las razones y el asunto de sismicidad para saber si esto lo provocó (...) Son muchos factores que habrán de tomarse en cuenta en una segunda etapa", precisó.

En la delegación Gustavo A. Madero se encuentra el edificio de la calle de Coquimbo 906, ahí los primeros tres niveles se colapsaron, dejando nueve personas muertas y una rescatada con vida. Según residentes, se construyó antes de 1985 y con el sismo de ese año sufrió algunos daños, entonces se realizaron las reparaciones pertinentes, pero con el temblor del pasado 9 de septiembre colapsó.

Propietarios de edificios departamentales que recientemente fueron construidos y apenas estaban siendo habitados pasaron del sueño de contar con una nueva vivienda a la pesadilla de perderla en un instante.

Mariana Jara Alvarado, de 31 años, habitó un mes en el edificio Zapata 57. Su renta era de 11 mil 500 pesos mensuales por ese lugar. Ahora, luego del sismo, se resignó a perder su vivienda.

"Estamos en completa inconformidad por la negligencia tan grande en este edificio. ¿Quién dio la autorización para que fuera habitado cuando no cumplía los estándares requeridos para eso? Eso tiene una implicación legal.

"Lo único que hizo [la empresa Canada Building] el primer día, fue mandar un correo diciendo que se trata de eventos fortuitos de la naturaleza y la constructora se deslinda de cualquier situación", acusó.

El Universal
Ciudad de México
Martes 26 de sept. 2017.


El seísmo, de magnitud 7,1, sacudió con fuerza la capital del país y otros cuatro Estados

México volvió a temblar con fuerza por segunda vez en dos semanas. Un sismo de magnitud 7,1 sacudió este martes el centro del país. Al menos 248 personas han fallecido en diferentes zonas —117 de ellas en la capital, 72 en Morelos y 43 en Puebla—, según la Agencia de Protección Civil, aunque la cifra incrementa con el paso de las horas. El sismo se ha producido el día en que se cumplían 32 años de la peor tragedia que ha vivido el país: el terremoto que causó cerca de 10.000 muertos en 1985.

A las 13.14 hora local (20.14 hora peninsular española) el suelo volvió a retumbar en México, apenas 10 días después del terremoto de mayor magnitud (8,2) en 85 años. El de este martes, con epicentro en los límites de Morelos y Puebla, fue menor, de 7,1, pero su proximidad a la capital ha provocado que los daños sean mucho mayores. El caos y el pánico se apoderaron de la ciudad. Más de 40 edificios se vinieron abajo, entre ellos dos escuelas. En una de ellas, Rebsamen, el presidente, Enrique Peña Nieto, confirmó pasadas las 10 de la noche que habían muerto al menos 21 niños y otros 30 seguían desaparecidos. A última hora de la noche, la ciudad seguía herida, pero no cesaban los trabajos de rescate para tratar de sacar supervivientes de los escombros. La solidaridad de los ciudadanos, que se echaron a las calles para colaborar con los damnificados, fue imparable.

 “Es el terremoto que más he sentido”, era uno de los comentarios más repetidos entre los vecinos de la capital, acostumbrados como están a sentir los temblores, aunque nunca tan violentos. En los barrios de Roma y Condesa, la zona más cenagosa de la ciudad y que sufrió como pocas la tragedia de 1985, el temblor golpeó con dureza. La Avenida Ámsterdam, una calle circular de Condesa, era, a última hora de la tarde, una cadena humana continua que trataba de colaborar con los afectados por el colapso de varios edificios. En la esquina con la calle Laredo, la gente se afanaba por retirar los escombros como podía. Viviana Ortiz, vecina de la calle de Monterrey, vio venirse abajo su vivienda. "El bloque se desplomó de forma horrible, por completo. Se levantó una enorme nube de humo y se escuchó un trueno escalofriante",

La capital amaneció con el recuerdo del terremoto de hace más de tres décadas. Y como suele ser habitual cada 19 de septiembre, se realizó un simulacro de evacuación en Ciudad de México. Dos horas después del ensayo, las alarmas sísmicas no saltaron, a diferencia de lo que ocurrió hace dos semanas. La mayor parte de los sensores están situados en zonas costeras, no en el interior del país. Y el epicentro del temblor ha estado en Morelos, en pleno centro de México y a solo 100 kilómetros de distancia de la capital mexicana. No hubo fallo técnico, según fuentes oficiales: el temblor no se pudo detectar a tiempo para que la población abandonase el lugar en el que se encontraba para ponerse a salvo.

Tras el sismo, se produjeron cortes en el servicio de luz —3,8 millones de personas resultaron afectadas— y en el de telefonía, lo que aumentó la tensión ante la imposibilidad de localizar a la gente. Con el paso de las horas, Telmex, la mayor empresa de telefonía del país, abría su wifi en la capital. Las operaciones en el aeropuerto estuvieron suspendidas durante unas horas, después de que una de las terminales se viese afectada por el sismo.

"¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!", gritaban los miembros de Protección Civil socorristas mientras corrían por la calle poco después del terremoto: casi un minuto que resultó una eternidad.

El epicentro del sismo se ha localizado a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, situada en el central estado de Morelos, a una profundidad 57 kilómetros, según el Servicio Sismológico Nacional. El organismo ha informado a través de Twitter de un movimiento telúrico de magnitud 7,1, al hacer una actualización de un primer reporte en el que había fijado la magnitud en 6,8.

En el central estado de Puebla se ha informado de la caída de las torres de la Iglesia de Cholula. En el Estado de Morelos también se han reportado daños, y el gobernador Graco Ramírez ha anunciado la activación de los servicios de emergencia. Decenas de edificios han caído en la Ciudad de México, con algunos derrumbes grabados en vídeo y difundidos por las redes sociales.

El presidente del país, Enrique Peña Nieto, que se encontraba camino de Oaxaca en el momento del temblor, convocó o al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar las acciones. Peña Nieto ha anunciado el despliegue de 3.000 militares en la capital.

La magnitud del seísmo ha derivado en mensajes de apoyo por parte de líderes internacionales como el colombiano, Juan Manuel Santos, que ha expresado su "solidaridad" con el Gobierno y el pueblo mexicano. También se ha pronunciado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: "Dios bendiga al pueblo de Ciudad de México. Estamos con vosotros".

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha trasladado su apoyo y su solidaridad a México y ha dicho seguir "con atención" la información sobre los daños materiales y humanos que el potente terremoto ha causado, según ha escrito en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

El País
Ciudad de México
Miércoles 20/9/2017.


Detienen a más de 20 tras operativo en Tláhuac

Ciudad de México─ El narcotraficante Jesús Pérez Luna, ‘El Ojos’, que controlaba la venta de droga en el oriente del Valle de México, fue abatido este jueves por autoridades federales.

Fuentes locales confirmaron que Pérez Luna, líder del Cártel de Tláhuac-Chalco, cayó en un inmueble ubicado en la colonia La Conchita Zapotitlán, en Tláhuac.

Durante el enfrentamiento a balazos hubo lesionados y muertos, cuya cifra no ha sido especificada.

En el lugar fueron decomisadas armas de alto poder, droga, documentación y objetos personales.

En estos momentos se encuentra resguardada la zona de la balacera sin que policías locales tengan acceso.

Pérez Luna operaba al menos desde 2012 y se le vincula con cerca de 50 ejecuciones desde entonces.

Su hijo Miguel Miguel Ángel fue recientemente detenido por la Procuraduría General de Justicia en Acapulco, Guerrero.

Arman narcobloqueos por muerte de ‘El Ojos’

Luego del abatimiento del líder del Cártel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez Luna, ‘El Ojos’, mototaxistas y presuntos integrantes de dicho grupo criminal han realizado varios destrozos en colonias aledañas a donde ocurrió el enfrentamiento.

Además de realizar bloqueos sobre Avenida Tláhuac, los rijosos hurtaron un camión tipo torton y le prendieron fuego al igual que a otros dos microbuses de la Ruta 50, trascendió.

En la zona, fueron movilizados uniformados del agrupamiento Fuerza de Tarea para controlar la situación lo que desató varios enfrentamientos con los inconformes.

Los policías se desplegaron sobre la avenida Tláhuac, encapsularon a un grupo de mototaxistas que se manifestaban y confiscaron sus unidades.

En tanto, bomberos acudieron para apagar las llamas de los vehículos.

En el lugar, se mantiene la vigilancia de elementos de la Policía Federal, la Marina y Secretaría de Seguridad Pública.

Por los hechos de vandalismo, varias personas fueron detenidas y el acceso a la estación del Metro Nopalera se encuentra cerrada y sólo se permite la salida de usuarios.

Mototaxistas que no fueron detenidos expresaron su molestia porque sus unidades fueran decomisadas y porque algunos compañeros fueron presuntamente golpeados por los agentes

Para apoyar el operativo, al menos dos helicópteros sobrevuelan la zona.

Reforma
Ciudad de México
Jueves 20 de julio de 2017.


Después de tres años y 9 meses, la escultura ecuestre de Carlos IV volvió a ver la luz.

La secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, encabezaron esta mañana la develación de la escultura conocida como El Caballito, después de que en 2013 fuera dañada con ácido nítrico durante una fallida intervención.

La cubierta blanca que desde el domingo envolvía a la obra de Manuel Tolsá fue retirada ante la presencia de los representantes de los medios de comunicación.

Después de la develación, en el Patio de los Leones del Museo Nacional del Arte, las autoridades destacaron los trabajos de restauración que realizaron los especialistas durante siete meses.

María Cristina García Cepeda aplaudió la recuperación de esta escultura que, dijo, es un símbolo de la capital y que "ha sido testigo de la historia de México, de la vida cotidiana".

El Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, señaló que con la recuperación de esta escultura dañada en 2013 por una empresa contratada por el gobierno capitalino se da realce al patrimonio de la Ciudad. Su restauración, dijo, permitirá a la Plaza Tolsá tener gran convocatoria de la ciudadanía.

En la obra se realizó el hallazgo de una cápsula del tiempo introducida en los 70 para dar fe del traslado de la escultura de su vieja glorieta a la plaza Tolsá, en la calle de Tacuba. Monedas de la época, documentos y planos de la Ciudad de México forman parte de los objetos que resguardó la pieza y que se deterioraron por las filtraciones de agua que tuvieron los cilindros en que se introdujeron los materiales.

Pasaron más de 3 años del inicio de su restauración para que la obra de Manuel Tolsá regresara a la ciudadanía. Los trabajos de conservación tuvieron un costo de 7.5 mdp.

Tras una estabilización, los documentos antiguos reposarán junto con nuevos documentos y objetos que atestiguan la intervención hecha entre 2016 y 2017.

El equipo interdisciplinario del INAH realizó una serie de análisis y estudios que permitieron obtener un diagnóstico del estado de los componentes de la obra y su tratamiento posterior.

El monto de inversión para la restauración de la obra de Manuel Tolsá fue de 7.5 millones de pesos. En 2013 tuvo una intervención inadecuada con ácido nítrico que afectó a la estatua.

La Escultura Ecuestre de Carlos IV ha sido restaurada a partir de la atención puntual de la pieza metálica, el núcleo del basamento y el recubrimiento pétreo del pedestal.

La restauradora Liliana Giorguli Chávez y el arquitecto Arturo Balandrano Campos, titulares de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) y de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos (CNMH), no dudan en calificar este proyecto como ejemplar y paradigmático, de modo que se constituye como un precedente a nivel nacional e internacional.

Estrena escultura de El Caballito iluminación especial

La estatua de Carlos IV y su caballo que esta mañana volvió a ver la luz luego de que en2013 fue dañada con ácido nítrico, resaltó con las luces que el gobierno de la Ciudad de México colocó en la Plaza Tolsá para darle realce a la pieza.

De acuerdo con Arturo Balandrano, coordinador de Monumentos Históricos del INAH, esta iluminación será temporal y que en unas semanas colocarán una propuesta mejorada. "Para el evento de inauguración autorizamos un proyecto que se pudo hacer rápidamente en las últimas tres semanas para tener hoy en la noche una plaza iluminada, este proyecto lo consideramos como temporal, que debe mejorarse por la calidad de la pieza escultórica, queremos tener un proyecto emblemático", señaló hoy por la mañana, en conferencia de prensa después de la ceremonia de entrega del Caballito.

La Secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, encabezaron esta mañana la develación de la escultura conocida como El Caballito, después de que en 2013 fuera dañada con ácido nítrico por trabajadores contratados por el gobierno capitalino.

Siete meses después de que especialistas del INAH comenzaron el proceso de restauración y con una inversión de 7.5 millones de pesos, la escultura volvió a integrarse al entorno de la Plaza Tolsá.

Para su recuperación, especialistas del INAH trabajaron desde julio de 2016 desarrollando el diagnóstico y los estudios técnicos y científicos. A partir de noviembre de ese año comenzó la restauración de la escultura.

También fue sometido a limpieza el pedestal realizado en 1852 por el arquitecto Lorenzo de la Hidalga.

Durante los trabajos de limpieza del pedestal, los especialistas hallaron una cápsula del tiempo que fue colocada en 1979 cuando la escultura fue trasladada de la glorieta de Bucareli a la Plaza Tolsá. Contenía monedas de la época, documentos y planos que presentaban daños por las filtraciones de agua. Las piezas fueron restauradas y repuestas en el contenedor. Al volver a sellar la caja, colocaron documentos y objetos que atestiguan la intervención que se hizo en estos últimos años. “No vamos a decir qué es, para que cuando se haga la siguiente intervención la encuentren”, sostuvo Arturo Balandrano.

El Universal
Abida Ventura
Ciudad de México
Miércoles 28 de junio de 2017.


Autoridades registran 1,473 delitos de tipo sexual en la sardinera naranja
 
Descender a las catacumbas del Sistema de Transporte Colectivo Metro es llevar consigo el lastre que como ciudadano se carga en la superficie.

Acoso, inseguridad, insalubridad, sobrepoblación, hacinamiento, anarquía, pobreza, desolación y estrés. La mala calidad de vida se multiplica a lo largo de las 12 líneas del sistema administrado por el ex diputado de Nueva Alianza Jorge Gaviño.

Apenas suena la alarma que advierte la apertura de puertas, los usuarios padecen empujones, pisotones, acoso sexual; experimentan el temor de que sus cosas pueden ser tomadas por extraños; sufren un viaje incómodo y lento.

Abordar cualquiera de las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México es, para los usuarios, tomar un pasaje al infierno.

Viajar en el Metro de la ciudad más grande del mundo no es experimentar el romance por chilangolandia, pues la sardinera naranja va saturada de enojo, frustración y contratiempos para llegar al trabajo, a la escuela, o al hogar.

Luis, estudiante universitario, todos los días sale de su casa con el temor a la indiferencia social que se vive en el Metro, al temor de encontrarse con otra balacera como la que vivió en Balderas.

Pasajeros que han sido víctimas de asaltos o ataques sexuales reprochan que la vigilancia sea nula, particularmente en estaciones donde existen luminarias fundidas, como en Isabel la Católica, Tacubaya y Merced.

“Un celular, me lo quitaron adentro, me enseñaron una punta y tuve que dejarlo. Cuando bajé del tren el policía sólo me dijo que era normal, que siempre asaltan ahí y que por eso debemos de tener más cuidado”, dijo un usuario a Gaceta Ciudadana.

En la estación Hidalgo de la Línea 3, un joven de 24 años, con la cara pálida, a punto de llorar, se sienta y empieza a maldecir a diestra y siniestra.

“No se vale. Antes de subirme, justo cuando se abren las puertas, me acorralaron como cuatro personas, se empujaban para supuestamente abordar el Metro, cuando siento una mano dentro de la bolsa del pantalón, yo tome por afuera de mi pantalón la mano del sujeto que estaba a punto de robarme para meterle un golpe en la cara cuando siento en mis costillas un objeto puntiagudo.

“Al voltear, otros dos me tenían entre sus manos, empujando una punta sobre mis costillas, ya no hice nada y sólo me dijeron ‘afloja y llégale’. Todavía alcancé a verlos riendo cuando se iban”, explicó con la cara desencajada por el enojo.

Otra de las estaciones a la que la gente le teme es a la de la Raza, donde Fany, otra usuaria, vivió una de las escenas más aterradoras de su vida.

“Caminaba sola por el Túnel de la Ciencia para ir a tomar el Metro con dirección a Universidad; eran como las nueve de la noche de un martes, detrás de mi venía un tipo muy sospecho. No le tomé importancia sino hasta cuando atravesamos el túnel y caminó aprisa para abrazarme por la espalda, como si fuera mi conocido. Me quedé petrificada y muerta de miedo. El hombre me dijo que sacara todas mis cosas y se las entregara, y para que no me hiciera nada le di todas mis cosas. Se fue corriendo en dirección contraria”, comentó a Gaceta Ciudadana.

Los ñus y los cocodrilos

La masa de usuarios en el Metro (5.5 millones por día) es como la migración de los ñus: el desafío consiste en librar el río (12 líneas, 198 estaciones) y no ser devorado por los cocodrilos.

Tan solo en el 2016 hubo más de 1,600 detenciones de delincuentes, mayormente por robo.

El portal “Ciudadanos en Red”, publicó cifras de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México sobre la incidencia del delito de robo a pasajeros del Metro, y en ellos se menciona que en los primeros 11 meses de 2016 se iniciaron 673 averiguaciones. La cifra incluye robos cometidos con y sin violencia.

Esto representa un incremento del 66% en comparación con los 404 atracos registrados oficialmente por la Fiscalía Especializada en Delitos cometidos en el Metro en el mismo periodo de 2015.

La sensación de inseguridad se manifiesta tanto en la superficie como en el subterráneo.

Un estudio del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México realizado en 2016 señala que el 70% de los capitalinos, independientemente de si utilizan el transporte público o privado, se preocupan por sufrir un asalto o robo.

Los delitos de tipo sexual (acoso, tocamientos y abusos) se han reducido 15 por ciento, según la Procuraduría local, aunque el Instituto de las Mujeres y el Consejo de Seguridad Pública llevan registrados mil 473 faltas en lo que va del año.

Sin embargo, a pesar de las acciones emprendidas, las acciones en contra de quienes realizan las mismas prácticas entre hombres brillan por su ausencia.

Durante el recorrido que realizó GC, el reportero vivió el acoso de un sujeto que en la estación Merced se le colocó atrás y al verse sorprendido sólo sonrió, acercándose más. En la siguiente estación se buscó a un policía para denunciar el acoso, pero ningún uniformado se encontraba en los andenes para recibir la queja.

Las cucarachas y el estrés

De todo ocurre en el Metro: una avería, un retraso en los convoyes, el desquicio de los usuarios que quieren llegar puntual a sus hogares, una horda iracunda apretujada sobre la puerta, una riña, un acoso, un robo, un accidente, una balacera, un desmayo, un suicidio, un concierto o el encuentro de dos miradas empáticas.

Sin embargo, la inseguridad en la sardinera naranja y sus situaciones cotidianas, afirman especialistas, genera estrés.

Y es que el desempeño del usuario en el Metro va desde el sprint de los 10 metros planos o la famosa lucha cuerpo a cuerpo para tomar la escalera, primero, y agarrar lugar (sentado) después.

“¿Me permites?, yo también voy a pasar”, le dice una mujer de cabellera china a otra delgada de lentes, quien no cede el paso y avanza para bajar en Chilpancingo.

“No mames”, ya se me hizo tarde, dice un usuario en Puebla. En la misma estación una señora se da por vencida: “ya perdí mi trabajo; es la tercera vez que llego tarde”.

Dentro del tren pocos usuarios ponen atención a lo que los rodea o pierden la mirada en un punto. Van pegados a sus celulares, escuchando música; sentados sobre la articulación del vagón de la Línea 2. Se encierran en juegos como “Piano keys” o en lecturas como “El nazi y el psiquiatra” o “Secretos de una mente millonaria” o, como si faltara tensión a la cosa, en lecturas de diarios de nota roja.

Esa “receta” la aplica Sirenia Antolín Álvarez, quien diario viaja de Culhuacán a las inmediaciones de la Voca 4 (una ocasión pretendió hacer el viaje en auto particular. No le quedaron ganas. Tres horas se tardó).

Cuando viaja en el Metro agarra su libro o escucha música para destensarse de su viaje que ahora “sólo” le ocupa hora y media.

Es consciente de los empujones, que los vagones vayan repletos porque, dice, “ya somos muchas cucarachas en la cocina”.

Gaceta Ciudadana
Por Cristian Núñez
Kevin Ruiz, Ernesto Osorio
y José Antonio Sandoval
Ciudad de México
Viernes 19 de mayo de 2017.


El Festival del Centro Histórico se despidió el domingo honrando el legado musical de Dámaso Pérez Prado


Con un homenaje al legado musical del creador del mambo, Dámaso Pérez Prado (Matanzas, Cuba, 11 de diciembre de 1916-Ciudad de México, 14 de septiembre de 1989), el Zócalo capitalino despidió la noche del domingo la 33 edición del Festival del Centro Histórico.

Las mangas corrugadas, el pantalón aguado, el zapato de charol, los vestidos cortos, pero con cola y el clásico conteo hasta el número ocho para cerrar con la expresión “¡maaaaambo!”, se hicieron presentes en una velada que se prolongó cerca de tres horas para recordar el centenario del músico originario de Cuba.

La Orquesta Filarmónica Juvenil "Armando Zayas", la Orquesta de Pérez Prado Los Reyes del Mambo y la presencia del pianista Héctor Infanzón engalanaron el festejo interpretando obras como "Suite rumbera", "La chula linda" y "Mambo en sax", así como el popurrí "Mambos de Pérez Prado", orquestado por Eugenio Toussaint y con arreglos originales del homenajeado.

Ante un cielo que amenazaba por lluvia, un público en su mayoría de la tercera edad se dio cita para recordar viejos tiempos y rendir tributo el "Rey del Mambo", con obras como "El Ruletero", "Qué rico mambo", "Quiero Mambo" y "Mambo del Politécnico", por mencionar algunos temas.

Bajo la conducción de Deborah Holz, el homenaje arranco pasadas las seis de la tarde con la Orquesta Filarmónica Juvenil “Armando Zayas”, de la Ciudad de México, quienes, acompañados de Héctor Infanzón estrenaron la “Suite rumbera”.

Se trata de una obra en la que el mambo de Pérez Prado está presente en sus tres movimientos, acompañado de los arreglos musicales del también jazzista mexicano; es una pieza de gran sonoridad donde el talento de la agrupación se nota.

Bajo la dirección alternada de Jorge Barradas y Juan Ramón Corona, la mano de Infanzón al piano fue crucial en la primera parte del cierre del Festival del Centro Histórico, pues decenas de personas ovacionaron y aplaudieron la “Suite rumbera”.

Enseguida, la agrupación ofreció el solo “Qué rico mambo” y minutos después, regreso al escenario Infanzón para deleitar con el "Mambo del Politécnico", seguido del “Popurrí", entretejido por Eugenio Toussaint e integrado por hasta cuatro temas de Pérez Prado todos con “sabor” a mambo.

La obra puso a bailar a algunos presentes, sobre todo los que estuvieron al pie del escenario, y desde sus lugares presumieron un par de pasos al estilo “Resortes” o “Tin-Tan” y su famoso personaje de Pachuco.

Al término de la primera mitad se proyectó una selección de cortos de más de 63 películas en las que participio Pérez Prado y en las que su mambo fue un referente del cine mexicano de la década de los 50 a la de los 80, tales como "Aventurera", "El infierno de los pobres", "La malcasada", "El pecado de ser pobre", "La reina del mambo", "Serenata de Acapulco", "Suavecito" y "Traicionera", por citar algunas.

En la segunda mitad, la Orquesta de Pérez Prado “Los Reyes del Mambo”, bajo la dirección de Mario Cárdenas, "encantó" al zócalo y lo puso a bailar al ofrecer un total de 17 temas.

Las trompetas, las congas, las percusiones a todo lo que dan y la presencia de tres bailarinas, atraparon las miradas de los asistentes.

"Mambo número 5", "La niña popof", "La chula linda, "Mambo a la Kenton", "Mambo del ruletero", "Mambo del Politécnico", "Patricia", "Norma, la de Guadalajara" y "Cerezo rosa" fueron algunas de las obras con las que se rindió tributo al músico cubano fallecido en esta ciudad a la edad de 72 años.

La edición 33 del Festival del Centro Histórico inició el pasado 30 de marzo y hasta el 17 de abril incluyó en su programación diaria música, exposiciones, charlas, conferencias, actividades en plazas públicas y conciertos en espacios cerrados y abiertos, como el del roquero Javier Bátiz y el del "Rey del Mambo", ambos en el zócalo de la capital del país.

Notimex
Néstor Ramírez
Ciudad de México
Lunes 17 de abril de 2017.


Pintó lienzos cuya temática se basaba en algún elemento o imagen del entorno cotidiano, de la publicidad o el cómic

El artista plástico y cineasta estadounidense que desempeñó un papel crucial en el nacimiento y desarrollo del pop art, será recordado en México

Andy Warhol (1928-1987), artista plástico y cineasta estadounidense que desempeñó un papel crucial en el nacimiento y desarrollo del pop art, será objeto de una retrospectiva en el 2017 en el Museo Jumex.

Será una gran exposición que abarcará los tres pisos del museo en la que se incluirán las colecciones de varios museos, en una co-curaduría del Andy Warhol Museum, de Pittsburgh, y Museo Jumex, y que presentará pintura, instalación, fotografía, entre otros trabajos.

A presentarse en julio del próximo año, la muestra integrará la obra que acoge el recinto situado en la colonia Granada en esta capital, entre ellas: "Red Mao", "Yellow Mao", "Sixteen Jackies", "Brillo Box", "Four Jackies" y "Saturday", a decir de Ruth Ovseyevitz, del área de Comunicación en Fundación Jumex Arte Contemporáneo.

Tras una exitosa carrera como ilustrador profesional, Warhol adquirió fama mundial por su trabajo en pintura, cine de vanguardia y literatura, notoriedad que vino respaldada por una hábil relación con los medios y por su rol como gurú de la modernidad.

Warhol actuó como enlace entre artistas e intelectuales, pero también entre aristócratas, homosexuales, celebridades de Hollywood, drogadictos, modelos, bohemios y pintorescos personajes urbanos.

Hijo de emigrantes eslovacos, inició sus estudios de arte en el Instituto Carnegie de Tecnología, entre 1945 y 1949. En este último año, ya establecido en Nueva York, comenzó su carrera como dibujante publicitario para diversas revistas como Vogue, Harper´s Bazaar, Seventeen y The New Yorker.

Al mismo tiempo pintó lienzos cuya temática se basaba en algún elemento o imagen del entorno cotidiano, de la publicidad o el cómic, de acuerdo con el portal www.biografiasyvidas.com.

Eliminó progresivamente de sus trabajos cualquier rasgo expresionista hasta reducir la obra a una repetición seriada de un elemento popular procedente de la cultura de masas, el mundo del consumo o los medios de comunicación.

El uso de imágenes de difusión masiva, fácilmente reconocibles por todo tipo de públicos, como las ya mencionadas latas de sopa o los botellines de refresco, se convirtieron en uno de los rasgos más interesantes y estables de toda su producción.

Fue uno de los primeros creadores en explotar conscientemente su imagen con objetivos autopromocionales; de ese modo, y mediante un proceso de identificación, adquirió a los ojos del público significaciones propias de un producto publicitario más.

Notimex
Ciudad de México
Viernes 30 de diciembre de 2016.

La escultura ecuestre de Carlos IV es rosa salmón y azul verdoso, cuando debería ser prácticamente negra. Parece que un grupo de desalmados con botes de pintura ha arrasado la obra conocida en México como El Caballito, pero los verdaderos responsables fueron contratados por el Gobierno de la capital en 2013. El monumento de bronce fundido más grande del continente en el siglo XIX, se convirtió hace tres años en un chiste nacional, en un eccehomo institucional. Los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tratan de resucitar la fallida restauración que se hizo sobre una de las obras más emblemáticas de la capital mexicana.

El Caballito, hoy el desollado, fue bañado por ácido nítrico que disolvió el estaño y el zinc, los elementos menos estables de la aleación del bronce, generando la coloración superficial del cobre que observamos hoy en día. El responsable último de esta mala restauración de hace tres años fue una empresa subcontratada por el Gobierno de la capital, Marina Restauración, a la que se le sancionó con la prohibición de volver a prestar servicios de este tipo en 10 años. Los daños afectaron al 50% de la obra del arquitecto español Manuel Tolsá realizada en 1803.

Liliana Giorguli, directora de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, explica que se encuentran ahora mismo en la primera fase de diagnóstico de la pieza que durará hasta septiembre. El objetivo es recabar toda la información posible para que no vuelva a ocurrir algo similar a lo de hace tres años y además para recopilar un archivo con los detalles más precisos. "Se está haciendo un mapeo del basamento y de la escultura que nos detecta cada uno de los elementos, qué piedra es, qué alteraciones presentan los materiales, estamos haciendo una identificación completa, para no iniciar un proceso que no sea el adecuado", explica Giorguli.

El equipo encargado del proyecto en este primer acercamiento está formado por restauradores especialistas en metales, arquitectos, historiadores, sociólogos y químicos metalúrgicos. Con un dispositivo de rayos x los trabajadores registran cada uno de los elementos de las capas de la escultura y la base. "Hoy tenemos que estabilizar la pieza además de corregir los propios deterioros del tiempo en el monumento", explica Yanín Contreras, restauradora especialista en metales.

Los chorros de cobre azulados escurren desde la cabeza hasta los pies del caballo, pero la obra se suspendió antes de que rociaran también de ácido la parte trasera del monumento: "Si vemos la parte de la cabeza del caballo y la comparamos con la parte trasera, nos damos cuenta del desastre que hicieron", explica Giorguli. "La propia ejecución hizo evidente que no tenían ni idea de lo que estaban haciendo, incluso ataron los andamios a las patas del caballo, un restaurador de verdad no lo hubiera hecho jamás", añade Contreras.

Las expertas señalan que no es la primera vez que la obra sufre "alteraciones indebidas" a lo largo de su historia. "La espada que porta Carlos IV fue destruida en la Independencia y sólo quedó un trocito, el resto es más moderno. Además, hemos encontrado ceras o pinturas que se le pusieron para homogeneizar la pieza. Pero nada tan grave y agresivo como lo que se hizo en 2013", insiste Contreras. Sobre el lomo del caballo se observan unos parches del siglo XIX para contrarrestar las incorrecciones de la fundición en bloque de una obra tan grande, mide casi seis metros de alto con la base y pesa aproximadamente nueve toneladas.

Aunque generalmente a las estatuas ecuestres se les reconoce por la relevancia histórica del hombre que monta el caballo, esta es una excepción. El recuerdo del penúltimo rey español de México quedó relegado en la Independencia a lo único mexicano que había en aquella escultura: Tambor, el caballo.

El monumento, realizado para coronar la plaza principal de la capital (en el Zócalo), fue escondido alrededor de 1821 en la Universidad Pontificia de México para que no lo destruyeran. En 1852 lo trasladaron a una de las glorietas símbolo de la modernidad del país, la que inauguraba el Paseo de la Reforma. Y desde 1979 se encuentra frente a la puerta principal del Museo Nacional de Arte.

El rostro de Carlos IV sigue pareciendo un chiste, algunos bromean con que se ha quemado bajo el sol del Caribe mexicano. La apariencia de la escultura, según coinciden los expertos, es el fruto de una de las peores restauraciones que recuerdan y cuyos daños, pese a todos los esfuerzos, pueden resultar "irreversibles".

El País
Elena Reina
Ciudad de México
Jueves 11 de agosto de 2014.


El gobernador asegura que la idea era que cada entidad adoptara sus propias medidas


Ciudad de México. - El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, aseguró que jamás hubo un acuerdo para que entidades como la suya, Hidalgo o Tlaxcala se sumaran a la nueva medida del 'Hoy No Circula' como lo anunció el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Moreno Valle, quien fue entrevistado en el espacio de José Cárdenas en Radio Fórmula, aseguró que al interior de la Comisión Ambiental de la Megalópolis se acordó que cada entidad adoptara sus propias medidas con base en sus propias circunstancias.

En este sentido, afirmó que medidas como las anunciadas para la Ciudad de México y 18 municipios mexiquenses se pueden entender sólo en una situación de emergencia como la que vive esa parte de la zona metropolitana.

“Jamás hubo ningún tipo de acuerdo en el cual se contemplara el que tuviéramos que participar en el Hoy no Circula en nuestros estados (…) aunque los vehículos emplacados en Puebla tendrían que respetar las normas de la CDMX y en los 18 municipios del Edomex”, afirmó.

A pregunta expresa, el gobernador poblano rechazó estar pensando en el 2018 sino en los ciudadanos, en las necesidades y circunstancias de Puebla.

Indicó que siempre se estará en la mejor disposición de trabajar con el Gobierno de la República, con los municipios y con los estados vecinos, especialmente en temas como el medio ambiente.

Recordó que cuando se solicitó homologar los esquemas de verificación vehicular, Puebla se sumó a pesar de que en aquel tiempo no era obligatorio.

En Puebla, puso como ejemplo que se tienen mediciones de 13 puntos Imeca, mientras que las contingencias del Distrito Federal han logrado superar los 200 puntos.

“De tal suerte que las circunstancias en Puebla son totalmente diferentes a la de la CDMX, y una medida como el Hoy no Circula es una medida de emergencia, una medida en que evidentemente afectas a ciudadanos”.

SUN Agencia
Ciudad de México
Miércoles 30 de marzo de 2016.

Madonna, The Rolling Stones, Adele, Maroon 5 y Coldplay visitarán el país, entre otros

México vuelve a recibir a grandes bandas y solistas internacionales en 2016. Destacan de entre las presentaciones la primera visita de Adele al país o el regreso de los Rolling Stones tras 10 años. También se han confirmado ya las fechas y el cartel para el Vive Latino, el festival más importante de música latinoamericana. Te dejamos las fechas y sedes de los conciertos para este año.

Enero
6 y 7 - Madonna, en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México

29 - Major Lazer, en el Pepsi Center en la Ciudad de México

Febrero
26 - Maroon 5, en el Auditorio Banamex de Monterrey

28 - Maroon 5, en el Arena VFG de Guadalajara

Marzo
1 - Maroon 5, en el Foro Sol de la Ciudad de México

1 - Iron Maiden, en el Auditorio Banamex de Monterrey

3 y 4 - Iron Maiden, en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México

8 - Mumford & Sons, en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México

9 - Foals, en el Pepsi Center en la Ciudad de México

9 - Noel Gallagher, en el Teatro Metropólitan

14 y 17 - The Rolling Stones, en el Foro Sol de la Ciudad de México

30 - Luis Miguel, en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México (parte de las reposiciones por los conciertos cancelados en noviembre)

Abril
1, 2 y 3 - Luis Miguel, en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México

15, 16 y 17 - Coldplay, en el Foro Sol de la Ciudad de México

23 y 24 - Vive Latino, en el Foro Sol de la Ciudad de México

26 - Korn, en el Pepsi Center en la Ciudad de México

Julio
23 - Hell & Heaven Festival, en el Autódromo Hermanos Rodríguez, Ciudad de México

Noviembre
14 y 15 - Adele, en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México

El País
Ciudad de México
Jueves 6 de enero de 2016.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter