Gutiérrez Müller presentó en Cintalapa, Chiapas, el libro "Poesías 1889-1898, facsímil de manuscrito del escritor chiapaneco Rodulfo Figueroa", con edición y notas suyas


En la tierra del bardo Rodulfo Figueroa, Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, llamó a "combatir la mentalidad centralista, que nos ha hecho mucho daño como pueblo, como cultura".

Gutiérrez Müller pidió a los lugareños "rescatar a su poeta" local e invitó a los historiadores chiapanecos y a la población en general a escribir una biografía "bien fundamentada", cotejada en los archivos de Chiapas, de Guatemala y México para conocer y difundir la obra del autor modernista.

Al presentar el libro "Poesías 1889-1898, facsímil de manuscrito del escritor chiapaneco Rodulfo Figueroa", con edición y notas suyas, la esposa del presidente electo dijo que en el Parnaso literario de México "ni son todos los que están, ni están todos los que son, hay muchos que tenemos que recuperar todavía".

"Resulta que se habla mucho de Díaz Mirón, de Amado Nervo, de José Juan Tablada, de Ignacio Manuel Altamirano, Manuel Acuña, y ¿dónde está Rodulfo? ¿dónde están otros chiapanecos, veracruzanos y tabasqueños y de Aguascalientes y de Guanajuato?", cuestionó la doctora en Literatura.

Refirió que en México se tienen "plumas increíbles" y que su trabajo en estos años ha sido buscarlas. "Vamos a encontrarlos porque es un patrimonio que los mexicanos tenemos allí perdidos en archivos, en hemerotecas y libros que nadie quiere mirar", afirmó.

Gutiérrez Müller destacó la trascendencia literaria y el esfuerzo personal de Rodulfo Figueroa en su labor de médico-poeta por las dificultades para publicar durante el Porfiriato, debido al analfabetismo, el costo de las ediciones y las élites literarias.

Lo que significa que el escritor de provincia, dijo, como se llamaba a quienes no eran del centro del país, tenían que batallar más aún- como ocurrió con Figueroa- para que se le publicara y ser bienvenido por "los caciques de la cultura" para que se les diera conocer a través de la revista porfiriana "El Mundo Ilustrado", que dependía del periódico "El Mundo", manejado por el régimen gubernamental.

"Creo fervientemente" que "el centro o ese pensamiento centralista nos ha hecho mucho daño como pueblo, como cultura", agregó la escritora y periodista.

Esa visión central, abundó, nos ofrece la idea que "todo ocurre allá, en el Distrito Federal (Ciudad de México)", o en el caso de Chiapas, todo ocurre en Tuxtla Gutiérrez. "Hay una efervescencia siempre en los pueblos, en las villas, en las ciudades, en las capitales, por supuesto, pero no sólo o el centro del país", apuntó.

Esto, expresó a la concurrencia, se los dice "una chilanga", y qué más fácil sería decir, "lo mejor está en el Distrito Federal, pero hay hermosas cosas en el arte, en la política, en la demografía, que ocurren fuera del Distrito Federal".

"Más aún, me gustaría mucho invitarlos, mucho que piensen así, que sepan y valoren lo que tienen aquí en Cintalapa, en Chiapas, como en otras partes de México, que no todo ocurre en el Distrito Federal", dijo.

Rodulfo Figueroa Esquinca (1866-1899), nació en la hacienda ganadera Santiago del Valle de Cintalapa. Sus poemas más conocidos son "La Zandunga" y "Por el arte".

La casa paterna del vate es actualmente un granero, bodega de forraje y de maquinaria agrícola, aunque un busto en su municipio natal y el Premio Nacional de Poesía Rodulfo Figueroa resguarda su memoria literaria.

El Universal
Cintalapa, Chiapas
Sábado 26 de agosto de 2018.

San Cristóbal de las Casas, Chis. - "En la etapa actual del capitalismo en México ya no hay Estado sino una banda de criminales sostenida por un grupo armado que se amparará en la Ley de Seguridad Interior, para que el dolor y la rabia no falten en las mesas cotidianas de México", sostuvo el subcomandante Galeano del EZLN.

Durante su participación en el segundo encuentro "Conciencias por la Humanidad", el zapatista dijo que hace unos días el presidente Enrique Peña Nieto declaró que el 2017 fue un buen año para México, "pero al escucharlo decir esto uno se pregunta si no es alguien a quien le han amputado la vergüenza y la decencia, también el cerebro y refleja el síndrome del miembro fantasma, es decir que no tiene cerebro, pero actúa como si lo tuviera".

Galeano consideró que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hecho gobierno "sostiene un cinismo escalofriante que lo exhibe como lo que es: un sicario con gabinete graduado en el extranjero, siempre atribuible al satán en turno, en este caso, el crimen organizado en contubernio con un grupo de científicos perversos".

"El gobierno tricolor confiesa, con una imbecilidad blindada, que no es responsable de nada porque él es en esencia el crimen organizado", agregó.

En las instalaciones de la Universidad de la Tierra Galeano planteó que como en la matanza de Acteal, en Ayotzinapa, "hay quien no se resigna, quien no se vende, quien no claudica y con tierno empeño persiste en la demanda de verdad y justicia".

Al inicio de su intervención Galeano, conocido anteriormente como Marcos, explicó que no hablaría de ciencia, ni arte, ni política, pero sí del crimen y de ese horror cotidiano.

Y por esto expuso que "el PRI, fiel a su esquema a modo, con la matanza de Acteal renovó su persistencia delictiva".

"Pero ahora no le basta la corrupción rampante, la ineficiencia administrativa, la torpeza diplomática, la frivolidad como estilo de gobierno, necesita de un crimen aterrador que lo mantenga en los parámetros que le dan identidad, color, vocación y proyecto", agregó.

Explicó que como en Acteal, las plumas que hablaron de un conflicto intertrival en Ayotzinapa "construyeron la tesis del enfrentamiento inter-narcos que resulta una curiosa definición que puebla los tribunales mediáticos del poder, pues una parte de está armada y la otra indefensa, pero se trata de un enfrentamiento".

"Un agotado procurador General de Justicia declaró que los quemaron y ya y a rezar para que no ocurra de nuevo, pero un grupo de científicos demostró que no era posible esa explicación, pero el supremo gobierno se mantuvo en su esquema validado en los grandes medios de comunicación", expresó.

Así, Galeano sostuvo que "la desaparición forzada de los jóvenes estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Guerrero, sigue siendo atribuida a una banda de narcotraficantes rival".

El Universal
San Cristóbal de la Casas, Chis.
Jueves 28 de diciembre de 2017.

Juan Bañuelos fue miembro fundador del Ateneo de Chiapas, así como destacado coordinador de talleres de poesía de la UNAM y de las universidades de Guerrero, Querétaro, Sinaloa y Chiapas.

Ciudad de México. - El poeta chiapaneco, Juan Bañuelos, murió este miércoles a los 84 años de edad, en la Ciudad de México, debido a complicaciones respiratorias. Sus restos serán velados a partir de esta noche en una funeraria de la colonia Juárez.

Los restos del escritor que formó parte del grupo literario “La espiga amotinada”, conformado por los poetas Óscar Oliva, Jaime Augusto Shelley, Eraclio Zepeda y Jaime Labastida, serán cremados este jueves, informó su hija Cecilia Bañuelos.

Juan Bañuelos (Chiapas, 1932- Cuidad de México, 2017) fue un poeta destacado que estudió en las facultades de Derecho, Filosofía y Letras; y en la de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Bellas Artes lamentó el fallecimiento del poeta que se dio a conocer como parte del grupo integrado por cinco poetas mexicanos que en 1960 publicaron el volumen colectivo “La espiga amotinada”, el cual reunía las obras: “Puertas del mundo”, de Juan Bañuelos; “La voz desbocada”, de Óscar Oliva, “La rueda y el eco”, de Jaime Augusto Shelley, “Los soles de la noche”, de Eraclio Zepeda, y “El descenso”, de Jaime Labastida.

“A él se le decía que era un poeta iracundo, que sus versos eran fuertes, contundentes. Evidentemente es una gran pérdida para nosotros en el plano personal, pero también en el plano de la literatura mexicana. Era un amante de su nación y de su entidad, de la naturaleza, le cantaba y hacía poesía dedicada a la cultura”, comentó Cecilia Bañuelos, hija del poeta.

Cecilia Bañuelos agregó: “En nombre de la familia Bañuelos, estamos consternados por la pérdida de mi padre. Fue una persona que aportó tanto a la literatura mexicana y, en particular, a la literatura que defiende los derechos indígenas. Estuvo en la lucha social y la defensa de los pueblos indígenas, de sus derechos. Fue una persona que se involucró con el Movimiento Zapatista y estuvo al tanto de la mediación cuando sucedió el conflicto en 1994”.

Juan Bañuelos fue miembro fundador del Ateneo de Chiapas, así como destacado coordinador de talleres de poesía de la UNAM y de las universidades de Guerrero, Querétaro, Sinaloa y Chiapas.

Su obra fue traducida al checo, polaco, húngaro, noruego, sueco, búlgaro, rumano y alemán, y grabada en la colección Voz Viva de México de la UNAM. También fue un colaborador activo en “Carte Segrete”, “Estaciones”, “México en la Cultura”, “Poetmeat”, “Revista Mexicana de Literatura” y “TriQuarterly”, entre otras publicaciones.

El Universal
Ciudad de México
Jueves 30 de marzo de 2017.


El titular del Ejecutivo estatal, mandó construyó un foro de más de 70 millones de pesos, en la entidad considerada la más pobre del país.

Tapachula .- Los gobernadores de Puebla y Tamaulipas, Rafael Moreno Valle y Francisco García Cabeza de Vaca, respectivamente, acompañaron a Manuel Velasco en la inauguración del Campeonato Charro 2016 para lo cual el titular del Ejecutivo estatal, según se le ha acusado, construyó un foro de más de 70 millones de pesos.

El mandatario demostró su afición a la charrería y salió al ruedo montado a caballo y saludando a los asistentes.

La charrería es un deporte del que el gobernador Manuel Velasco es aficionado desde antes de ser mandatario.

"Desde mucho antes de que yo fuera gobernador del Estado de Chiapas he tenido una relación cercana con la familia charra", afirmó el martes al dar la bienvenida al Congreso y Campeonato Nacional Charro 2016.

Reforma
Edgar Hernández
Tapachula, México
Jueves 20 de octubre de 2016.

El periodista y escritor chiapaneco, Marco Aurelio Carballo López, falleció este sábado en su casa de Coyoacán, como consecuencia de cáncer, enfermedad que se vino agravar en los últimos días.

Ciudad de México.- El periodista y escritor chiapaneco, Marco Aurelio Carballo López, falleció este sábado en su casa de Coyoacán, como consecuencia de cáncer, enfermedad que se vino agravar en los últimos días.

Nacido en 1942 y oriundo de Tapachula, Chiapas, Carballo López estudió en la Facultad de Economía de la UNAM, además de que concluyó sus estudios en periodismo.

No pudo estar presente en un homenaje que le rindieron hace unos cuantos días un grupo de amigos, encabezados por Fernando Macías Cue y Juan José García de Haro, así como su esposa Patricia Zama y sus hijos Mario y Bruno.

El homenaje obedeció fundamentalmente por sus 50 años de actividad y al que le reconocieron su obra literaria compuesta por poco más de una docena de libros publicados, entre cuentos, crónicas, novelas, ensayos y una autobiografía mínima.

Los escritores David Martín del Campo y René Avilés Fabila y David Siller, así como el periodista Rafael Cardona Sandoval, hablaron de la obra literaria del chiapaneco, comenzando por su primer libro de relatos "La tarde Anaranjada".

Luego hablaron de otros de sus libros de relatos y ocho novelas: Polvos ardientes de la Segunda Calle (1990), Crónica de novela (1992), Mujeriego (1996), Vida real del artista inútil (1999), Muñequita de barrio (1999), Diario de un amor intenso (2000), Morir de periodismo (2008) y Ultimas Noticias (2010). Con la publicación de Novios en la barra y otras miniturbocrónicas (2003), así como de Mamá estaba loca y otras turbocrónicas (2004) y de Soconusquenses. Crónicas y semblanza (2008).

En su reciente libro es "Morir de Periodismo", bajo el sello Axial-Tinta Nueva, relata, desde su óptica personal, el génesis del periódico unomásuno.

En el aspecto periodístico, actualmente Marco Aurelio Carballo es colaborador de los semanarios Siempre! y Punto y aparte de Xalapa; de las revistas mensuales El Búho y Gente Sur, y de los diarios La Prensa, del Distrito Federal; Diario del Sur, de Tapachula, Chiapas, y de El Heraldo de Chiapas, de Tuxtla Gutiérrez, así como de la revista electrónica Este Sur.

Rafael Cardona dijo que con pretexto de sus primeros 50 años de actividad profesional como reportero y narrador, "los amigos de Marco Aurelio Carballo (MAC) nos reunimos para recordar los buenos tiempos (quizá solo tiempos pasados) y revisar los textos de su futuro compendio de crónicas recopiladas por Patricia Zama y de pronta edición posiblemente por la Universidad Nacional Autónoma de México.

René Avilés Fabila comentó que Marco Aurelio Carballo, "a quien conocí cuando él se formaba como reportero en el Excélsior del polémico Julio Scherer, donde yo ocasionalmente publicaba algún material cultural, solía preguntarme sobre mi formación literaria. Deseaba ser literato y en esos años pocos o nadie hablaba del nuevo periodismo, la sana y natural mezcla del periodismo y la literatura. Nos fuimos haciendo grandes amigos. La salida de Scherer alteró el rumbo de muchos diaristas. Unos cuantos lo siguieron para formar Proceso, la mayoría buscó en otros espacios. El grueso de los grandes reporteros caminaron con Manuel Becerra Acosta para fundar un periódico brillante e inteligente: el Unomásuno. Entre los 33 que lo constituyeron quedé yo, sostenido sobre todo por la amistad de Marco Aurelio Carballo.

En este evento estuvieron Abelardo Martín Miranda, coordinador de Comunicación Social de la Secretaría de Agricultura; Víctor Avilés, de la Secretaría de Energía; René Hernández Cueto, de la PGR; Ignacio Durán, de Pemex; así como los columnistas Francisco Cárdenas Cruz, Raymundo Riva Palacio, Humberto Musacchio, Elías Chávez, y los cronistas Miguel Reyes Razo y Roberto Vizcaíno y las publirrelacionistas Wendy Coss y León, Perla Xóchitl Orozco y Dolores Colín.

Otros periodistas que acudieron al evento, todos ellos amigos de Marco Aurelio Carballo, fueron Beatriz Pagés, Federico Gómez Pombo, Salvador Estrada, José Martínez, Fernando Belmont Acero, Roberto Fuentes Vivar, Ella Grajeda, Joaquín Álvarez, Federico Enríquez y Gilberto Meza, entre otros, además de los destacados fotógrafos Pedro Valtierra y Aarón Sánchez.

El funeral del periodista se realizará a partir de las 23 horas en la agencia García López, ubicada en Miguel Ángel de Quevedo.

Agencia Quadratín
Fernando Ramírez de Aguilar
Ciudad de México
Sábado 1 de agosto de 2015.

El sitio está localizado a unos 10 kilómetros al este de la actual ciudad de Ocosingo, a 115 kilómetros de distancia de Palenque y a 85 kilómetros de San Cristóbal de las Casas (Chiapas), en México.

Enclavada en la espesura de la Selva Lacandona y sobre el remate de una montaña se ubica la Zona Arqueológica de Toniná, centro ceremonial que alberga una de las edificaciones más grandes de Mesoamérica, cuya grandeza solo es comparable con otras del área maya como Tikal y El Mirador, en Guatemala.

Significado

El nombre con el que actualmente se conoce a la ciudad, Toniná, procede de una palabra en el idioma tzeltal, teniendo el significado en español de La casa de piedra o El lugar donde se levantan esculturas en piedra en honor del tiempo, nombre que constituye una buena descripción del lugar.

Toniná se encuentra en la frontera entre tierras altas y bajas, lo confiere características únicas, se ubica estratégicamente en el extremo occidental del área maya, en una de las partes más altas del valle de Ocosingo, el cual tuvo sin duda Toniná a su capital más importante.

La acrópolis de Toniná, la escalinata central con sus 260 escalones, que atraviesa las siete plataformas y los 13 templos en la cúspide. Una pirámide de 74 metros de altura, más grande que la del Sol en Teotihuacán, es explorada por especialistas del Instituto Nacional de Antropología (INAH) en la acrópolis de Toniná, Chiapas, la cual tiene una antigüedad de 700 años.

El territorio del poder de Toniná tiene dos espacios constructivos mayores: la gran plataforma delimitada por una barrera arquitectónica y la estructura piramidal de siete grandes plataformas y 260 escalones. El acceso principal está al sur de la gran plataforma; la entrada ritual es a través de la cancha del juego de pelota, estructura que tiene en sus cabezales dos escaleras monumentales, y por el acceso al norte se llega al altar de los sacrificios.

En el extremo sur de esta gran plataforma se localiza el Templo de la Guerra, que frente a su fachada norte tiene cinco altares con discos y estelas. Hacia el norte se repite otro conjunto de cinco alteres y al fondo se eleva la gran estructura piramidal de siete niveles, ocho palacios, 13 templos, una plaza pública, ubicada en la sexta plataforma, donde se colocaron altares y un templete para la danza. Todo el conjunto arquitectónico era una especie de teatro donde se recreaban los mitos a través de la historia particular de Toniná.

La acrópolis de Toniná se calcula comenzó a construirse en el año 593 d.C., se compone de siete plataformas, diez templos y cuatro palacios interconectados por escalinatas y angostos pasillos que parecen laberintos.

De las siete plataformas sobresale la tercera, donde se encuentra el Palacio del Inframundo; en la cuarta, el Palacio de las Grecas y la Guerra; y en la sexta donde se sitúa el friso-mural de los Cuatro Soles, el cual representa el mito de las cuatro eras cosmogónicas mayas.

Toniná, que era conocida por los ancestros como “La Casa de Piedra”, urbe maya localizada en el estado de Chiapas, caracterizada por su poderío militar y conteo del tiempo, floreció en los años 600 y 900 d.C., durante el periodo Clásico Tardío.

Respecto a las esculturas más relevantes halladas en este sitio destacan el último gobernante Tzotz Choj “murciélago-tigre”, además de dos monolitos  de piedra caliza que representan a cautivos de guerra y un par de tableros que fungieron como marcadores del juego de pelota, de una antigüedad aproximada de 1,300 años.

Luego de varias investigaciones se determinó que la ciudad era más grande de lo que se creía anteriormente, ya que no solo el área del monte —donde se ubica la Acrópolis— se utilizó con fines constructivos, sino también las zonas aledañas a esta elevación natural.

Por otro lado, cercano a la zona arqueológica se ubica el Museo de Sitio de Toniná, espacio que atesora más de 200 piezas arqueológicas que se han encontrado en el lugar; este recinto brinda un recorrido por la historia y el arte de esta civilización, mediante una interesante museografía.

El recinto se diseñó a partir de la espiral del caracol cortado, que para los pueblos primigenios representa la dualidad del universo. En la entrada hay una estela con la cuenta maya: 12 Baktum 19 Katun 7 run 0 Uinal 0 Kin, que corresponde al año dos mil, fecha en la que fue inaugurado el museo.

De su acervo destacan esculturas de piedra con representaciones de dioses y gobernantes, o con inscripciones y grabados relacionados con la cosmovisión maya, además de la reproducción del mural de estuco donde se representa la noción maya de las cuatro edades de la humanidad; de igual modo se encuentran discos-marcadores del tiempo, que simbolizan la secuencia de la historia humana y divina de los mayas.

Decadencia e historia reciente del lugar

Tras que Toniná lograse sobrevivir durante un tiempo al derrumbe del viejo imperio maya, coexistiendo con las ciudades toltecas de Tula y Chichen Itzá, la llegada de los aztecas hacia el siglo XIV supuso el inicio de su decadencia.

Con posterioridad a este período la crisis y destrucción de la ciudad resulta imparable: se decapitan y destrozan las esculturas; la acrópolis es utilizada como necrópolis por nuevos pueblos que al enterrar a sus muertos saqueaban viejas tumbas y ofrendas, a la vez que perforaban templos y palacios. Finalmente, tras mil años de existencia, la tierra y la vegetación cubrieron las ruinas de la ciudad, que sólo tras una década de trabajos arqueológicos ha salido de nuevo a la luz, permitiendo así el conocimiento de su existencia.

Sin embargo, por ahora las excavaciones arqueológicas se han limitado a la quinta parte del área que se ha delimitado y protegido legalmente, de tan sólo 2 km 2, de los cuáles la ciudad ocupa únicamente unas 94 hectáreas alrededor de una colina alta del valle de Ocosingo.

Acceso: A la zona arqueológica Toniná se accede desde la ciudad de Ocosingo, El sitio está localizado a unos 10 kilómetros al este de la actual ciudad de Ocosingo, a 115 kilómetros de distancia de Palenque y a 85 kilómetros de San Cristóbal de las Casas (Chiapas), en México. Hay que trasladarse por la carretera que se adentra en la selva hasta el Rancho Guadalupe, donde hay que desviarse 1 kilómetro hacia el noroeste por una brecha que conduce al Rancho Toniná. El visitante también puede arribar al sitio tomando el colectivo que parte del poblado de Ocosingo en dirección a Toniná.

Servicios disponibles en la zona: Taquilla, auditorio, guarda bultos, sanitarios, estacionamiento.

Horario: Lunes a Domingo; 8:00 a.m. a 17:00 horas.

Contacto: Centro INAH Chiapas 01 (961) 6 12 83 60 y 6 12 28 24

Recomendaciones: Impermeable o paraguas, ropa cómoda, zapato tenis, existe una distancia de 400 metros del Museo de sitio hacia el sitio Arqueológico.

Sitio web o redes sociales: Facebook Centro INAH Chiapas

https://www.facebook.com/centroinah.chiapas

Magnética
San Luis Potosí, Mx.
Lunes 15 de junio de 2015.

Raymundo Riva Palacio

El presidente Enrique Peña Nieto tuvo un revés importante en los últimos días. La nueva Ley Indígena con la cual esperaba romper el empantanamiento de 18 años con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, se fue al limbo al cerrarse el diálogo discreto que mantenía el gobierno con esa organización militar que se levantó en armas en 1994, y que desde entonces tiene declarada la guerra al Estado Mexicano. No es algo menor. Que no haya enfrentamientos entre los zapatistas y las fuerzas federales no quita importancia estratégica. El poder político del EZLN no se mide en balas, sino en capacidad de organización, relaciones nacionales e internacionales, y una fuerza que, como botón de muestra, aportó la inspiración a crear en San Salvador Atenco, a 32 kilómetros de la ciudad de México, un municipio autónomo por fuera de la Federación.

El rompimiento se oficializó la semana pasada cuando los zapatistas expresaron su desencanto con el gobierno de Peña Nieto, al dejar en el aire la propuesta de la Ley Indígena, que en palabras del comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas, Jaime Martínez Veloz, iba a ser de “gran calado”. Martínez Veloz anunció la ley en diciembre de 2013, después de seis meses de haber trabajado con abogados y expertos sobre una buena parte de las demandas zapatistas sobre el derecho a la autonomía indígena que se convirtieron en Ley en 1996, pero el entonces presidente Ernesto Zedillo vetó. Sin avance alguno, los zapatistas se hartaron.

La Ley Indígena, pensada como uno de los grandes cambios sociales del país, se iba a anunciar en febrero de 2014, un mes después del 20 aniversario del levantamiento armado del EZLN, pero se fue al cajón de los expedientes olvidados por el gobierno peñista, junto con el compromiso de que la Conserjería Jurídica de la Presidencia les entregaría un borrador de la iniciativa presidencial para que fuera discutida por el EZLN y los pueblos indígenas.

El EZLN le había presentado al gobierno de Peña Nieto 30 demandas, pero un diagnóstico de Martínez Veloz encontró 200 conflictos en el país que tienen relación con los pueblos indígenas, y que no se limitan a Chiapas. Algunos de los temas afectan megaproyectos, como la controvertida Presa de la Parota, a 30 kilómetros de Acapulco, donde organizaciones indígenas respaldadas por la guerrilla del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), rechazan su construcción. Hay múltiples conflictos en la minería, que se ha cruzado con la ley minera y los cárteles de la droga que tienen en ese sector fuertes intereses económicos.

Es decir, la Ley Indígena no sólo iba a reivindicar los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, frenados desde hace dos décadas. Personas que conocen la negociación, dijeron que los zapatistas sintieron que el presidente no había sido serio con la Ley Indígena, y que su equipo había malinterpretado el silencio zapatista al pensar que no harían nada. La consecuencia fue el rompimiento. La expresión de la ruptura se dio este viernes, cuando se difundió un comunicado del 1 de marzo de Galeano, la figura metafísica por la que habla el Subcomandante Marcos, quien en mayo del año pasado decretó su muerte como pluma pública.

En el comunicado, Marcos expresa su desprecio con la clase política –“… los modos de la moda actual: las elecciones, las candidaturas, las ‘opciones’. Y el denominador común: un profundo desprecio por la razón, la gente, la historia, la realidad…-, así como por los recursos utilizados por el gobierno, con el marco de Ayotzinapa –sus “usos y costumbres: las plumas mercenarias, las calumnias, las mentiras, el avasallamiento mediático y judicial. La muerte multiplicada: matando la vida, matando la memoria, matando la verdad, matando la justicia: ‘la culpa es de los padres por mandarlos a estudiar en lugar de mandarlos de braceros’…”-.

Pero sobretodo, se dirige a Peña Nieto y a quien escucha con atención religiosa y sigue sus consejos, Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia: “No saben lo que hay que saber: la catástrofe avanzando ya. Pero piensan que si no la nombran, desaparecerá. Que el tiempo, que la maquinaria mediática, que los reacomodos internos, que la temporada electoral, que el registro, que el crédito, que la inversión extranjera, que España, que Grecia. Todo se arreglará, no preocupar. Además, si señalaran la tormenta, señalarían también su responsabilidad… y su inutilidad”. Marcos concluye en forma admonitoria: “En una carta a su hermano-bajo-protesta, alguien desliza: ‘nosotros acá pensamos que todo irá empeorando para todos y en todas partes’.”

Tenía el gobierno en su propuesta de Ley Indígena una apertura para un sector antisistémico, radical, beligerante y en armas. Había del EZLN la disposición para apostar una vez más por un nuevo marco jurídico y le dio un año de gracia para que hiciera lo que nunca hizo. Lo que viene probablemente con los zapatistas es la participación activa con los movimientos armados y las organizaciones civiles que están en la lucha en Guerrero y Oaxaca por construir un estado indígena autónomo. Chiapas no estaba en la ecuación en espera de la Ley Indígena. Pero la negligencia y displicencia –quizás soberbia, como tantas otras veces en esta administración-, ha creado un nuevo foco de conflicto al presidente Peña Nieto, que ya tiene demasiados flancos abiertos.

Eje Central
twitter: @rivapa
Estrictamente Personal
Lunes 9 de marzo de 2015.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Miguel Barbosa resaltó que esta vez la entrega de la presea no será “post mortem”, como ocurriera el año pasado

Ciudad de México.- El poeta de la izquierda chiapaneco Eraclio Zepeda será galardonado con la Medalla Belisario Domínguez que otorga el Senado de la República anualmente al mexicano más distinguido por su aporte a la cultura, la identidad y los valores nacionales. El presidente del Senado, Miguel Barbosa, resaltó que esta presea ya no será post mortem, como ocurriera hasta el año pasado.

Con casi tres meses de retraso en la entrega tradicional que ocurría en la primera semana de octubre, la Belisario Domínguez se entregará en una sesión solemne a la que asistirá como testigo de honor el presidente Enrique Peña Nieto, aunque el propio Barbosa aceptó que "vivimos tiempos difíciles", no descartando la ausencia presidencial.

Eraclio Zepeda, escritor, poeta y novelista, además de político mexicano, toda vez que fue diputado federal por el entonces Partido Socialista Unificado de México (PSUM) en la XLIII legislatura del Congreso de la Unión y en 1989 –al lado de Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez, que por cierto también era candidata–, fue cofundador del actual PRD y militante distinguido del otrora Partido Comunista Mexicano. Incluso, Zepeda se alistó como soldado para defender la Revolución Cubana a principios de la década de los 60.

En la recta final de esta medalla quedaron, entre otros, el periodista Jacobo Zabludovsky, el músico Luis Herrera de la Fuente, el compositor Armando Manzanero y el historiador Enrique Krauze, entre 40 aspirantes.

Excélsior
Jaime Contreras Salcedo
Ciudad de México
Viernes 5 de diciembre de 2014.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter