Culmina hoy la segunda Semana de la Fotografía del CUAAD de la Universidad de Guadalajara
 
La historia de la fotografía vive constantes momentos de cambio y transición, nadie sabe cómo será la fotografía dentro de cinco años; lo que para el fotógrafo Pedro Meyer, fundador del Consejo Mexicano de Fotografía, representa un privilegio vivir.
 
En el Museo de la Ciudad, una de las sedes donde se desarrolló la segunda Semana de la Fotografía, organizada por el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Pedro Meyer, uno de los pioneros y más reconocidos representantes de la fotografía contemporánea explicó: “Imagina la combinación de la industria fotográfica, cultural, de la educación, todos tratando de adivinar por dónde es que se va a desarrollar este tema de la fotografía. Es una fortuna estar vivo en este momento”.
 
Consideró que los retos para la fotografía son simultáneamente creativos y tecnológicos, y es un círculo vicioso porque lo tecnológico afecta lo creativo y viceversa. “Debemos tener una cultura visual para poder progresar y usarla en la fotografía”.
 
Explicó que actualmente todo mundo toma fotos, el asunto es que todo cambia y cambia todos los días. “Hay que aprender a ser autodidactas, con mucho más énfasis de lo que se es hasta ahora, menos dependencia de que alguien venga a decirte cómo hacer las cosas, cuando en realidad todo se puede encontrar en la red”.
 
Por su parte, Pedro Valtierra, director de la agencia Cuartoscuro, participó con la conferencia “El manejo editorial de una revista fotográfica en México: "Cuartoscuro". Dijo que ésta surge de la necesidad que existía en México de tener un medio de información dedicado a la fotografía y que diera espacio a fotógrafos mexicanos.
 
Recordó que su objetivo era una revista para fotógrafos mexicanos, en la que pudieran publicar jóvenes no sólo de la Ciudad de México. “La fotografía en México ha padecido de lo que sufre la cultura general en este país, está muy centralizada y se piensa que en la Ciudad de México están los mejores fotógrafos, pero yo no comparto esa idea, pienso que los mejores fotógrafos están en toda la República”.
 
Argumentó que siempre ha pensado que a la fotografía mexicana le ha faltado más impulso y no sólo a la de prensa, y hoy el apoyo que se tiene para distintos centros fotográficos como el Centro de la Imagen son importantes, porque no existían. “Por eso, es fundamental potencializar la enseñanza de la fotografía, impulsar su exhibición en distintos espacios, buscar todas las posibilidades para que la fotografía mexicana pueda tener más circulación”, concluyó.

Puebl@Media
Guadalajara, Jalisco
Viernes 9 de septiembre de 2016.


Un parche para la piel que regula el ritmo cardiaco fue desarrollado por Irma Elizabeth del Rosario Naranjo Núñez, una de las ocho estudiantes de la maestría en Diseño y Desarrollo de Nuevos Productos del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), quienes se titularon en el presente mes de mayo, por medio de la creación de distintos productos que serán registrados ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

El parche dérmico tiene en el centro una batería de titanio, su función es cíclica y está basada en la secuencia de Fibonacci. “El corazón humano, en cada persona, tiene un tamaño diferente, por esa razón utilicé ‘número de oro’ o secuencia de Fibonacci para obtener el tamaño de la plantilla adhesiva que se colocaría por medio de una pequeña incisión en el pecho, lo más cercana al marcapasos natural del corazón”, explicó Naranjo Núñez.

El parche transdérmico es similar a los que usan las personas para dejar fumar o como tratamiento anticonceptivo, está formado por una tela que se adhiere a la piel –en este caso a la del corazón-, y a diferencia de los otros parches, éste tiene electrodos que mandan la estimulación.

El dispositivo regula el ritmo cardiaco por medio de la biónica –interacción con el cuerpo humano- al momento en el que se presenten arritmias, ya sean taquicardias, bradicardias o un bloqueo cardiaco, los electrodos activos generan los estímulos que impiden la patología.

Las ventajas de este invento son diversas: en primer lugar, el costo será menor al dispositivo cardiaco que se utiliza actualmente; una vez instalado en la posición correcta, se reducen los riesgos de presentar embolismo pulmonar o infecciones, un problema recurrente de las personas que tienen un marcapasos.

Además del parche, la maestría en Diseño y Desarrollo de Nuevos Productos del CUAAD, tiene en trámite la patente de un sistema de control de vehículo automotor para personas con discapacidad, elaborado por el estudiante José Octavio Rivero García. El control fue pensado en el diseño universal, debido a que su creador detectó que las personas con discapacidad física tienen dificultades para desplazarse solos en un vehículo.

Es un dispositivo con el que se pueden controlar cambios de velocidades, el avance del auto y todo el movimiento a cierta velocidad, y “es uno de los proyectos que cuenta con el registro en trámite para que sea una patente debido, a que no existe actualmente algo similar en la industria”, argumentó el maestro Alejandro Briseño Vilches, coordinador de dicha maestría.

Agregó que los proyectos de esta generación que se tituló en el calendario 2016-A, se centraron en innovación. “Los productos que puedan ser desarrollados serán protegidos rápidamente por medio de patentes que ya están en trámite, y en total son ocho productos los que están por ser registrados ante el IMPI”, subrayó Briseño Vilches.

Otra propuesta de producto es un material hecho de residuos derivados del café; se trata de un comprimido útil orientado al desarrollo de productos, creado por José Roberto Hernández Euán, quien comentó que aún no sabe en qué productos finales podrá ser utilizado este material, ya que actualmente se le están haciendo pruebas de resistencia, permeabilidad y dureza en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías; no obstante, ya se han hecho algunos portavasos y se espera que el material pueda remplazar alguna maderas e incluso plásticos.

Puebl@Media
Guadalajara, Jalisco
Domingo 29 de mayo de 2016.


Manuel Rodríguez Gil, Yosimar Tello Delgado y Fernando Sepúlveda, alumnos de la licenciatura en Artes Visuales para la Expresión Plástica del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), fueron reconocidos en el XXXVI Encuentro Nacional de Arte Joven, una de las convocatorias más importantes en el país para el arte emergente, realizado en el mes de abril en la ciudad de Aguascalientes.

Sus piezas estuvieron entre las 66 seleccionadas para exponer de un total de mil 200 que se recibieron en la convocatoria nacional. Rodríguez Gil, próximo a terminar la carrera y quien recibió Mención honorífica por la pieza 50 cajas de cerillos, obra de pequeño formato y con gran impacto, al mostrar 50 diferentes escenarios de la desgracia a partir del fuego, señala que con la pintura en pequeño formato busca impactar de forma personal y demostrar que hay muchas posibilidades de hacer pintura.

Tello Delgado fue seleccionado para la exposición con la pieza Deconstrucción forzada (pintura en movimiento 1), la cual se inserta y desarrolla dentro de un proyecto más amplio denominado “Procesos del tiempo”, donde el artista trata el tema de las desapariciones.

Procesos del tiempo fue, además, seleccionada en la convocatoria de arte emergente de la Fundación Casa Pintada en Murcia, España, y será expuesta durante el mes de julio en el Museo Cristóbal Gabarrón.

Fernando Sepúlveda fue seleccionado con la pieza Hombre polimórfico; es fotografía intervenida con pintura acrílica y plata que el autor define como un autorretrato que muestra la figura humana y cómo ésta se va multiplicando en el espacio del plano, lo que representa el desdoblamiento de los seres humano en una etapa donde nos multiplicamos a partir de los lazos sociales.

Sepúlveda señala que la figura aparece con los ojos cerrados debido a la introspección que hacemos de nosotros mismos.

Los alumnos, quienes asistieron a la ceremonia de premiación con apoyo de la coordinación de la carrera de Artes Visuales, coinciden que como estudiantes deben de participar constantemente en las convocatorias que apoyan a jóvenes artistas para conocer lo que se está produciendo en el país.

El Encuentro Nacional de Arte Joven es organizado por la Secretaría de Cultura nacional, el Patronato de la Feria Nacional de San Marcos y el Instituto Cultural de Aguascalientes, con la finalidad de estimular la creación artística en México. Participan creadores de artes visuales en todas sus manifestaciones menores de 30 años.

Puebl@Media
Guadalajara, Jalisco
Jueves 12 de mayo de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter