El nuevo programa se transmitirá de 07:00 a 10:00 horas de lunes a viernes por la frecuencia 97.7 FM, a partir del 17 de octubre

La periodista Carmen Aristegui anunció su regreso a la radio abierta a nivel nacional a partir del próximo 17 de octubre y su programa se llamará “Aristegui En Vivo”.

Aristegui anunció una alianza con el Grupo Radio Centro y transmitirá de lunes a viernes de las 7 a las 10 de la mañana por la frecuencia de 97.7 de la Frecuencia Modulada.

En conferencia de prensa junto a Juan Aguirre, integrante de Grupo Radio Centro, ofreció toda la libertad de expresión para que Aristegui pueda realizar su labor periodística.

En esta conferencia Aristegui celebró que el sexenio de Enrique Peña Nieto ya esté por terminar y acusó censura de parte de su administración para sacarla del aire de MVS después del reportaje la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto.

En la conferencia Juan Aguirre confió en que los próximos días se pudiera llegar a un acuerdo con el periodista José Gutiérrez Vivó en los litigios que tienen abiertos después de que rompieron su lazo comercial desde hace unos años.

En el mensaje, la periodista soltó una broma en el sentido de que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador anunciaría los detalles de su regreso a la radio abierta y nacional.

Esto generó risas y asombro entre los asistentes, sin embargo, Aristegui dijo: “¡ah verdad!” Y luego precisó que todo era una broma.

Desde ayer, Aristegui convocó a una conferencia de prensa para un "anuncio importante".

El último programa que Aristegui tuvo en la radio fue con MVS, radiodifusora con la mantuvo un litigio legal durante años.

El Universal
Horacio Jiménez
Ciudad de México
Viernes 28 de septiembre de 2018.


Contrato de Aristegui con MVS “sigue vigente”; resuelven magistrados

Un tribunal federal confirmó que Grupo MVS actuó "indebidamente" al despedir a la periodista Carmen Aristegui en marzo de 2015.

De acuerdo al diario Reforma, con la decisión del tribunal, Xavier Cortina, el abogado de la periodista considera que Aristegui tiene derecho a que MVS le otorgue los nueve meses y medio al aire pendientes antes de dar por terminado su contrato, además de los salarios respectivos.

Contrato de Aristegui con MVS “sigue vigente”; resuelven magistrados

Los magistrados de Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Civil resolvieron que el contrato entre Carmen Aristegui y la empresa MVS -que ésta dio por terminado en marzo de 2015-, sigue vigente y su “terminación fue indebida”, afirmó el abogado de la periodista, Xavier Cortina.

En entrevista con apro, agregó que, en el otro litigio por presunto daño moral, los mismos magistrados resolvieron que en el prólogo del libro La Casa Blanca de Peña Nieto, la historia que cambió un gobierno, Aristegui “no demostró” sus juicios, pero la absolvieron de pagar una cantidad a Joaquín Vargas, dueño de dicho medio de comunicación.

Consultado vía telefónica tras conocerse la resolución de ambos juicios, Xavier Cortina subrayó que lo sustancial es que “el contrato con MVS sigue vigente y es exigible”. Detalló que “al no existir una razón económica que justifique su terminación unilateral, se trató de un golpe de censura” de la empresa radiofónica contra Aristegui y su equipo.

En el tema del juicio por daño moral, radicado en el mismo tribunal colegiado, los magistrados resolvieron que Aristegui “no demostró” el resultado de sus juicios donde señala una presión del gobierno federal a Joaquín Vargas por el tema de la renovación de las concesiones en la banda 2.5 Ghz, que, posteriormente, MVS vendió a Grupo Carso, de Carlos Slim.

Sin embargo, no le ordenan pago monetario alguno, sino la reimpresión del prólogo del mismo libro que se integre “con un extracto de la resolución” de más de 100 páginas que se dio a conocer este jueves.

Frente a este tema, el equipo jurídico de Carmen Aristegui pedirá que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atraiga el caso para defender el derecho de la libertad de expresión en juicios como el de la periodista, quien escribió sobre su propia situación en el prólogo del libro, editado por Penguin Random House.

Paradójicamente, la misma editorial había sido exonerada en el juicio por daño moral interpuesto por Joaquín Vargas, pero ahora tendría que volver a reimprimir el libro con un extracto de la sentencia de los magistrados.

Magistrados ignoran presión de MVS

Al resolver de esta manera los juicios mercantil y por daño moral, los magistrados Elisa Macrina Álvarez Castro, Roberto Ramírez Ruiz y Fernando Alberto Casasola Mendoza habrían ignorado una estrategia de presión, proveniente de la propia empresa MVS, para fallar a favor de la concesionaria y en contra de la periodista, tal como lo dio a conocer Proceso, en su edición 2167 del pasado 13 de mayo.

Según la documentación a la que tuvo acceso este semanario, un documento de siete cuartillas explicó la controversia entre MVS y Aristegui favoreciendo la posición de la empresa de Joaquín Vargas y asegurando que Aristegui habría violado los términos del contrato original.

“Con esta nueva resolución, Carmen tiene derecho a que se le restituya en el aire en MVS, porque la terminación del contrato fue indebida, se le corrió sin ninguna razón y se violó el propio Código de Ética que estaba en el contrato de Aristegui con la empresa”, razonó el abogado Xavier Cortina.

En el tema del daño moral, se le concede el amparo a Joaquín Vargas para que se integre “un extracto de la resolución” en el prólogo del libro La Casa Blanca de Peña Nieto.

Según la demanda de Vargas, la periodista se “excedió en su libertad de expresión y de información” causándole un daño a “sus derechos de personalidad, honor y prestigio” en el prólogo del mismo libro.

“La periodista parte de la tesis de que, a cambio de haber eliminado su programa de noticias, fue que el Poder Judicial resolvió dos juicios de amparo a favor de los intereses de Joaquín Vargas y que el Ejecutivo federal concedió una prórroga a la concesión para explotar la banda de 2.5 Ghz”, argumentaron los abogados del presidente de MVS en su alegato.

“La existencia de un supuesto acuerdo entre Joaquín Vargas Guajardo y el Ejecutivo federal sí se encontraba sujeta al estándar de veracidad”, afirmaron los abogados de MVS que pidieron a los magistrados que se actualizara “la malicia efectiva”.

El párrafo del prólogo escrito por Aristegui que más señalaron los abogados de Vargas Guajardo como presunto daño moral fue el siguiente:

“Fue una tragedia ver cómo aquellos que habían apostado por la libertad de expresión y la investigación periodística (refiriéndose a Joaquín Vargas y a Carlos Vargas Guajardo) finalmente sucumbieron a presiones y componendas de un poder al que ya antes se habían enfrentado con dignidad y valentía”.

Una historia de censura

La abrupta salida de Carmen Aristegui y de su equipo de reporteros de MVS se produjo en marzo de 2015, cuatro meses después de la publicación del reportaje La Casa Blanca de Peña Nieto, que generó un escándalo nacional e internacional.

MVS escaló en menos de una semana el conflicto con Aristegui, por presunta violación del “Código de Ética” de la estación, argumentando que había utilizado el nombre de la empresa al dar a conocer su participación en la plataforma Mexicoleaks.

La radiofónica la demandó por presunta violación de los términos del contrato para justificar su salida como un asunto “mercantil” y no como una violación a la libertad de expresión. El 14 de julio de 2017 se dictó una sentencia, según la cual, tanto la empresa como Aristegui habían acreditado “parcialmente” sus pretensiones y excepciones.

El 28 de noviembre de 2017 ambas partes se inconformaron con esta sentencia y promovieron juicios de amparo directo que fueron radicados en el Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito.

Este 21 de junio, siete meses después, los magistrados resolvieron de manera salomónica que MVS violó los términos del contrato con Aristegui, pero consideró que la periodista no probó sus dichos en el prólogo del libro.

“Lo que es importante subrayar es que, si no había razón para terminar el contrato, entonces la salida de Aristegui fue un acto de censura. Y en este sentido, hay razones para defender lo escrito por ella en el prólogo. No hay tal empate legal”, afirmó Xavier Cortina.

Por ello, el litigante adelantó que acudirán a la Corte para que el máximo tribunal del país atraiga este asunto.

Agencias
Proceso /Apro
Jenaro Villamil
Ciudad de México
Viernes 22 de junio de 2018.


•    UDLAP Jenkins Graduate School sede del TechCamp
•    “No hay democracia posible sino hay periodismo riguroso, independiente y libre”: Aristegui.
•    “Sin trasparencia y sin información una sociedad no puede ser democrática”: Derbez Bautista.
 
Las instalaciones del UDLAP Jenkins Graduate School es sede del TechCamp, evento organizado por la Embajada de Estados Unidos con el objetivo de proveer instructores internacionales y ofrecer capacitación especializada en seguridad digital y tecnología a periodistas de México y América Latina.

Durante la inauguración del evento, la embajadora Roberta Jacobson dio a conocer que la UDLAP y la embajada son socios estratégicos en varios proyectos e intercambios académicos, “por lo que agradecemos profundamente el esfuerzo hecho para abrirnos este espacio”. Asimismo, informó que el TechCamp es un seminario y taller para periodistas y comunicadores en el que se desarrollarán temas como el periodismo de investigación, las herramientas del periodismo digital, así como de las medidas para ejercer su profesión en ambientes peligrosos. “Estamos más que contentos de realizar este taller con la valiosa participación de periodistas de la Ciudad de México y de varios estados de la República Mexicana, así como de El Salvador, Guatemala y Honduras”, mencionó la embajadora Roberta Jacobson.

Asimismo, destacó que hoy el periodismo en México y Centroamérica enfrenta grandes peligros, “desafortunadamente los pronósticos indican que este año la cifra de periodistas muertos en México superarán los 11 que fueron asesinados en 2016. Más allá de las cifras hay historias personales y nombres conocidos quienes han dado cara a esta plaga de violencia; por lo anterior, la Embajada de los Estados Unidos no nos quedamos callados ante estos crímenes, ya que tenemos la convicción que como miembros de la comunidad internacional debemos levantar la voz y exigir que se investiguen estos casos hasta que se lleven a los criminales ante la justicia. La embajada a través de agencias, trata de compartir medidas y prácticas para que los periodistas puedan desempeñar su profesión con mayor seguridad”, subrayó.

Para finalizar, la embajadora Roberta Jacobson resaltó que “el TechCamp nació del deseo de responder a las necesidades que periodistas nos han compartido, así como por un deseo de proporcionarles herramientas útiles y mejores prácticas para ejercer su función con más seguridad”, concluyó.

En su turno, la periodista Carmen Aristegui celebró la existencia de este taller ya que dijo, da la oportunidad de escuchar a expertos especialistas que compartirán información, herramientas y elementos que puedan ayudar a desarrollar mejor el trabajo periodístico.

“Me sumo al esfuerzo que se está haciendo para dotar del mayor número de herramientas posibles a los periodistas de México y de otros países. Es importante decir que los periodistas encontremos las maneras para seguir profesionalizando nuestra actividad y desarrollar trabajos rigurosos, profesionales, éticos e independientes, que colaboren y contribuyan a nuestras sociedades y países con información y noticias que son un insumo crucial para cualquier democracia. No hay democracia posible si no hay periodismo riguroso, independiente y libre”, apuntó.

Finalmente, Luis Ernesto Derbez Bautista, rector con licencia de la Universidad de las Américas Puebla, agradeció a la Embajada de los Estados Unidos de América el permitirle a la UDLAP Jenkins Graduate School ser sede de este importante evento. Asimismo, resaltó la importancia de la función de los periodistas para una sociedad, “particularmente la necesidad de que haya transparencia, información y de que los gobiernos acepten que el papel del periodista debe ser defendido con absoluta libertad. También es necesario aprender que sin trasparencia y sin información una sociedad no puede ser democrática”, asentó.

Cabe mencionar que el TechCamp contó con la participación de destacados conferencistas internacionales y de respetadas personalidades del periodismo mexicano e internacional.

Puebl@Media
Cholula, Puebla
Jueves 7 diciembre 2017.

El documento presentado hace 25 años por el ahora presidente de México presentaba un 28% de contenido total plagiado y mal citado.

Ciudad de México.- La universidad mexicana en la que el presidente Enrique Peña Nieto estudió la carrera de derecho reconoció el lunes que existió plagio académico en la tesis de licenciatura del mandatario.

La Universidad Panamericana (UP) dijo en un comunicado que: "se encontraron cinco formas de tratamiento de ideas ajenas", entre ellas "reproducciones textuales de fragmentos sin cita a pie de página ni en el apartado de la bibliografía". (Lea: Acusan a presidente de México de plagiar parte de su tesis universitaria)

La revisión a la tesis de Enrique Peña Nieto se dio luego de que el portal Aristegui Noticias diera a conocer, tras una investigación, que el documento presentado hace 25 años por el ahora presidente de México presentaba un 28% de contenido total plagiado y mal citado.

En la revisión de la UP también se señala que se encontraron: "reproducciones textuales en las cuales no existe cita a pie de página, pero sí referencia en el apartado de bibliografía. Reproducciones textuales en las que se da crédito al autor de forma ambigua o imprecisa. Casos en los que se da crédito al autor original, pero no a la fuente de la que fue tomada la cita".

Sin embargo, la universidad dice estar "frente a un acto consumado sobre el que es imposible proceder en ningún sentido", además de indicar que el reglamento general "no es aplicable a ex alumnos".

Debido a que se trata de un "caso sin precedentes en el que no existen disposiciones en los cuerpos regulatorios aplicables a ese procedimiento de titulación", la UP indica que ya le solicitó una consulta técnica a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La UP depende de la influyente congregación del Opus Dei la cual señala en su sitio web "se rige por un espíritu de trabajo bien hecho, la búsqueda incesante de la verdad y el fomento de las virtudes humanas".

Entre las múltiples reacciones que desató el reportaje se encuentra la del reconocido historiador Enrique Krauze, quien en un artículo señala:

"En mi caso, el libro Plutarco Elías Calles: Reformar desde el origen aparece citado en la bibliografía, pero no en el texto, que toma diez líneas de manera literal sin citar la procedencia".

A decir de este intelectual "la práctica de utilizar las ideas de otros sin citarlos ha sido muy extendida en México" y lo atribuye a que "los directores de tesis, los sinodales o las propias autoridades académicas tomaban estos textos como un mero trámite".

UP confirma plagio de Peña en tesis, pero “frente a acto consumado es imposible proceder”

La facultad de derecho de la Universidad Panamericana confirmó que el exalumno Enrique Peña Nieto incurrió en plagio en la tesis que presentó para titularse como licenciado en derecho de esa casa de estudios.

Sin embargo, el equipo de expertos que la revisó concluyó que “estamos frente a un acto consumado sobre el que es imposible proceder en ningún sentido”.

En un comunicado difundido la noche del pasado domingo, la facultad de derecho subrayó que, congruente con sus principios institucionales, procedió a revisar el desempeño de la entonces Escuela de Derecho en el proceso de titulación del exalumno Enrique Peña Nieto referente a la tesis “El Presidencialismo Mexicano y Álvaro Obregón” llevado a cabo en el año de 1991.

De dicha revisión, dijo, se identificó lo siguiente:

–El procedimiento de titulación cumplió con los requisitos de tiempo y forma vigentes en 1991.
–La tesis presenta ideas propias, ideas ajenas citadas e ideas ajenas no citadas.

Luego añade que se encontraron cinco formas de tratamiento de ideas ajenas:

–Reproducciones textuales de fragmentos de obras publicadas anteriormente de acuerdo a estándares académicos.
–Reproducciones textuales de fragmentos sin cita a pie de página ni en el apartado de la bibliografía.
–Reproducciones textuales en las cuales no existe cita a pie de página pero sí referencia en el apartado de bibliografía.
–Reproducciones textuales en las que se da crédito al autor de forma ambigua o imprecisa.
–Casos en los que se da crédito al autor original, pero no a la fuente de la que fue tomada la cita.

Con base en lo anterior, aclaró, la facultad de derecho procedió a la búsqueda de reglas que permitieran responder a un hallazgo de esta naturaleza y concluyó que:

1) Se trata de un caso sin precedentes en el que no existen disposiciones en los cuerpos regulatorios aplicables a ese procedimiento de titulación. Se solicitó una consulta técnica a la Universidad Nacional Autónoma de México para que confirme por escrito este criterio.

2) El Reglamento General de nuestra institución no es aplicable a exalumnos.

3) Estamos frente a un acto consumado sobre el que es imposible proceder en ningún sentido.

En otras palabras, Peña incurrió en plagio, pero no se puede hacer nada.

Tuiteros reprochan a la UP resolución del plagio que el presidente hizo en su tesis

Usuarios de Twitter condenaron la resolución de la Universidad Panamericana (UP) respecto de la tesis del presidente Enrique Peña Nieto para obtener el título de abogado.

La institución académica confirmó el plagio en la tesis, pero afirmó que “ante hechos consumados es imposible proceder” y la respuesta no se hizo esperar.

Tras la publicación de un comunicado de esa institución educativa, desde la madrugada de este lunes y durante toda la mañana “LA UP” se colocó como uno de los temas más comentados en la red social, sólo superada por los hashtags alusivos a la muerte del cantante Juan Gabriel.

Hasta el mediodía, el tema fue mencionado más de 70 mil veces, en la mayoría de los casos reprochando la respuesta de la UP.

A través de esa red social, políticos y periodistas manifestaron su postura:

@jorgeramosnews: “A ver. La UP confirma el plagio y dice que es ‘acto consumado’. ¿Y no pasa nada? ¿@epn no piensa dar la cara? (Igual que en ‘Casa Blanca’)”

@monerohernandez: “En @UPMexico, la P es de Pilatos”.

@julioastillero: “Tema d Juan Gabriel desplazará la de por sí adelgazada cobertura periodística del plagio académico d EPN: Astillero”

@raflescabrera: “Haiga sido como haiga sido, EPN es licenciado: @UPMexico”

@EncinasN: “Los reglamentos existen para sancionar ‘actos consumados’… menos el de la UP”

@arnemx: “Oye @UPMexico: Sube el otro comunicado en el que reconocen el plagio de @EPN pero renuncian a hacer algo al respecto”.

@ferbelaunzaran: “¡Qué vergüenza para la @UPMexico! #HechoConsumado”

En tanto que los mensajes de otros usuarios de Twitter también manifiestan la oposición al resultado de la facultad de derecho de la Universidad Panamericana, que aunque confirmó que el exalumno Enrique Peña Nieto incurrió en plagio en la tesis que presentó para titularse como licenciado en derecho de esa casa de estudios, no se podrá hacer nada:

@Enrique_Acevedo opinó: “Como otras instituciones antes, la #UP pierde una oportunidad enorme para combatir la impunidad en México”.

@Netzai_Sandoval tuiteó: “Tristemente la #UP afirma que sus estudiantes se pueden graduar plagiando y no pasa nada #UniverisdadPatoamericana”

El usuario @AlfredoLecona: “La UP y Peñis, como diría @jrisco, un Virgilio (Andrade) consumado”.

@FerrerGalvan: “‘Sí hay plagio pero como ya se consumó no se puede castigar’: La UP ¿Quién argumentó eso, Andrea Legarreta?”

@nomus77: “Gracias @UPMexico por su elocuente demostración de que en México la impunidad puede tomar cualquier forma. Su ridículo es un #HechoConsumado”

@maxfreixenet: “La UP no se ha dado cuenta del daño que acaba de hacer a su comunidad universitaria y a su imagen: @UPMexico fail!

@vampipe: “Solicito licenciados en Derecho. Egresados de la @UPMexico abstenerse”.

AFP / Proceso
Ciudad de México
Lunes 29 de agosto de 2016.

Aristegui Noticias reveló que Peña plagió al menos a 10 autores en su trabajo universitario.

Ciudad de México.- En su tesis para obtener la licenciatura en derecho por la Universidad Panamericana, el Presidente Enrique Peña Nieto plagió al menos a 10 autores, de quienes reprodujo 197 párrafos sin que en algunos casos ni siquiera los mencionara en su bibliografía, reveló Aristegui Noticias.

El equipo de investigaciones especiales que encabeza la periodista Carmen Aristegui se dio a la tarea, junto con un grupo de especialistas y académicos, de revisar la tesis que en 1991 presentó Peña Nieto, de entonces 25 años, y detectó que cerca del 28.8 por ciento del contenido del escrito fue plagiado.

La tesis del ahora Presidente de México se titula "El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón" y está integrada por 200 páginas y 682 párrafos.

"Este medio corroboró directamente en los libros y fuentes originales de cada uno de los párrafos analizados en el estudio y concluyó que el hoy presidente de México plagió al menos 197 párrafos de los 682 que integran el texto", señala Aristegui Noticias.

Los autores plagiados por el Mandatario son el ex Presidente Miguel de la Madrid, el historiador Enrique Krauze, los doctores en derecho Diego Valadés, Jorge Carpizo y Jesús Orozco Henríquez, actual integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y ex magistrado electoral.

También, añade el portal, Peña Nieto plagió textos de Linda Hall, académica de la Universidad de Nuevo México; de los historiadores Alberto Morales Jiménez, Víctor López Villafañe, José María Calderón y Emilio Rabasa, así como del doctor en derecho Felipe Tena Ramírez.

El mayor plagio, señala Aristegui Noticias, fue el cometido contra el ex Presidente de la Madrid, quien en 1977 publicó el libro "Estudios de Derecho Constitucional", del cual Peña Nieto reprodujo íntegros 20 párrafos.

"En el capítulo IV de su tesis, titulado 'El presidencialismo en la Constitución de 1917 y sus reformas', Peña Nieto copió uno tras otro los párrafos que aparecen de la página 36 a la 39 del libro del ex presidente De la Madrid, quien gobernó México entre 1982 y 1988", refiere el portal.

A De la Madrid, el entonces joven Peña Nieto no lo menciona en su tesis ni tampoco hace referencia a él en la bibliografía.

Además de los párrafos plagiados, indica Aristegui Noticias, en la tesis existen otros 51 párrafos que tienen alguna cita incorrecta y 18 citas robadas.

Cumplió con los requisitos.- Presidencia

El vocero presidencial respondió anoche a la investigación de Aristegui Noticias. Eduardo Sánchez dijo que requirió de la información para responder puntualmente, pero no se la hicieron llegar. Sólo conoció un cuadro comparativo que contabilizaba párrafos y citas.

La respuesta oficial fue:

"El licenciado Peña Nieto presentó esa tesis hace 25 años. Cumplió con los requisitos establecidos por la Universidad Panamericana para titularse como abogado.

"Por lo visto errores de estilo como citas sin entrecomillar o falta de referencia a autores que incluyó en la bibliografía son, dos décadas y media después, materia de interés periodístico.

"Bienvenida la crítica y el debate".

Plagió Peña al menos 197 párrafos de los 682 de su tesis: Aristegui Noticias

En un reportaje publicado esta noche en su portal de noticias, titulado “De plagiador a presidente”, la periodista Carmen Aristegui reveló que el presidente Enrique Peña Nieto plagió de manera textual varios libros para realizar su tesis de licenciatura.

“Aristegui Noticias tuvo acceso a un amplio análisis de la tesis de Peña Nieto elaborado por un grupo de especialistas y académicos, quienes descubrieron que una buena parte de la tesis se realizó con materiales plagiados”, dice el portal de la periodista.

La investigación afirma que la tesis titulada “El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón”, presentada en 1991 por Peña Nieto como requisito para titularse como licenciado en Derecho en la Universidad Panamericana, tendría cerca de una tercera parte de material plagiado de al menos 10 autores. La tesis constó de 200 páginas y 682 párrafos.

El priista estudió en la Universidad Panamericana entre 1984 y 1989. Tenía 25 años cuando se tituló.

Aristegui Noticias afirma que se corroboró directamente en los libros y fuentes originales de cada uno de los párrafos analizados en el estudio –elaborado por un grupo de especialistas y académicos– y concluyó que el hoy presidente de México plagió al menos 197 párrafos de los 682 que integran el texto. Es decir, por lo menos el 28.8 por ciento del contenido de su tesis de abogado fue robado de las obras de otros autores.

La investigación destaca que el plagio más escandaloso es el que Peña cometió con una obra del expresidente Miguel de la Madrid Hurtado. Precisa que a lo largo de su tesis nunca hizo referencia al exmandatario y ni siquiera lo citó en la bibliografía.

De la Madrid, fallecido en abril de 2012, escribió el libro “Estudios de Derecho Constitucional”, publicado por la UNAM en 1977, y Peña Nieto reprodujo íntegros al menos 20 párrafos de ese título en su tesis.

Indica además que Peña se atribuyó palabras de al menos 10 autores, entre ellos el historiador Enrique Krauze y los doctores en Derecho, Diego Valadés, Jorge Carpizo y Jesús Orozco Henríquez, exmagistrado electoral y quien actualmente forma parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En el video que anunciaba la publicación del reportaje, Carmen Aristegui recordó una de las pifias más memorables de Peña, cuando en diciembre de 2011 en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, fue incapaz de precisar los nombres y autores de tres libros que habría leído

Reforma / Proceso
Ciudad de México
Lunes 22 de agosto de 2016.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por las demandas que se acumulan contra la periodista Carmen Aristegui a raíz de la investigación sobre la "Casa Blanca".

La periodista enfrenta una demanda por daño moral por el prólogo del libro "La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto", por el cual se le exige una indemnización millonaria y que el texto no sea aludido en ninguna entrevista.

Además, la demanda exige a la editorial Penguin Random House que retire de circulación los ejemplares no vendidos y que remueva el prólogo de próximas ediciones.

"Quiero manifestar una preocupación por la demanda vinculada a este episodio que viene investigando la periodista, por el efecto amedrentador que tiene en la periodista, y porque además esté acompañado por un pedido de censura y supresión de contenido", expresó en entrevista el Relator Edison Lanza.

"Preocupa que se solicite que se suprima un capítulo del libro. Es algo bastante inédito porque cualquier orden de censura o de suprimir contenido está prohibida por la Convención (Americana sobre Derechos Humanos)".

Las demandas contra Aristegui la enfrentan a una sanción desproporcionada, agregó, que mandará un mensaje desalentador a otros periodistas que investigan temas similares.

El Relator afirmó que faltan mecanismos para proteger a la periodista.

"La investigación aportó información de altísima relevancia, al punto que el Presidente pidió disculpas por esta situación, y la persona que investigó ha perdido un espacio importante en el periodismo y ha sufrido varias demandas", apuntó,

"El Poder Judicial tiene una obligación de proteger las libertades y garantizar el ejercicio de derechos fundamentales. El Poder Judicial, cuando en un conflicto entre particulares, tiene que dirimir, pero también tener en cuenta la perspectiva de la libertad de expresión".

Reforma
Diana Baptista
Ciudad de México
Domingo 24 de julio de 2016.

Jesús Silva-Herzog Márquez    

La salida del aire de Carmen Aristegui parece una arrebatada decisión empresarial, una afrenta a su audiencia, un problema adicional para un gobierno cuestionado, un nuevo golpe a nuestro precario sistema de equilibrios.

Si tiene elementos de verdad el argumento de que se trata de un pleito entre particulares, es innegable que tiene repercusiones políticas. El espacio de Aristegui no es el único islote de crítica en el charco de aplausos y silencios de nuestros medios, pero ha sido desde hace tiempo una tribuna independiente de denuncia que es, en estos tiempos, insustituible.

A dos años de la segunda alternancia puede decirse sin exageración que está en marcha un proceso restaurador. No es, naturalmente, una reposición ladrillo a ladrillo del antiguo edificio. Es una habilidosa adulteración de los dispositivos democráticos en beneficio de la coalición gobernante. Lo que puede detectarse es el afán de reconstruir un modelo de eficacia consensual capaz de eludir contrapesos y torcer reglas. El ensayo restaurador camina en el descaro de una corrupción que empieza desde lo más alto; en la degradación de las instancias de neutralidad; en la capitulación de las oposiciones. También en la intimidación de la prensa, en su pasividad. ¿Puede negarse el realineamiento de los medios para respaldar, de manera burda o disimulada al gobierno?

Valdría hacer un simple comparativo de las primeras planas de hoy y de hace seis o diez años. La severidad con la que la prensa trató a los gobiernos panistas contrasta con la benevolencia con la que cubre al gobierno peñista. Hace unos años había indignación por el precio de unas toallas o de unos colchones. La revelación cubría pronto todos los periódicos que se sumaban a la crítica. Hoy los escándalos inmobiliarios de la familia presidencial y su círculo inmediato se relegan a páginas interiores, enmarcados siempre por la versión oficial. El cuento del triunfalismo reformista marca el tono de la prensa. La narración de los medios hace eco de la historia que el gobierno quiere contar de sí mismo.

Soy injusto: hablo de la prensa como si fuera un bloque compacto; de los medios como si hablaran con una sola voz. No es así. El pluralismo de los medios es innegable. Hay en la prensa escrita, en radio y en televisión espacios para el cuestionamiento. Hay también nuevas fuentes de información, de queja, de denuncia que escapan de los ductos tradicionales. Creo, sin embargo, que el paisaje de nuestros medios se ha encogido, que la diversidad es hoy menos rica que hace unos pocos años, que las plataformas de la crítica se cuentan con los dedos de una mano. Encuentro en la televisión, en los periódicos, en la radio una preocupante confluencia hacia el oficialismo. Nuevamente es la prensa internacional la que hace el trabajo elemental de revelar lo que se desea oculto. Después de haberse tragado el cuento del México que ya cambió, hoy leemos en medios extranjeros los reportajes que no encontramos en la prensa mexicana. No digo que sean particularmente imaginativos, digo que hacen las preguntas y las investigaciones elementales y que son, otra vez, una fuente que llena en México el vacío que la prensa mexicana abre.

Es en este contexto que se da la salida del aire de Carmen Aristegui. Si los espacios de la crítica abundaran, si las ondas de radio estuvieran cargadas de periodismo independiente, de reportajes que develaran lo que el poder esconde, su salida habría sido un simple movimiento en un medio de comunicación como los que suceden cotidianamente en todas partes. Un conflicto entre particulares. En este momento, es imposible dejar de insertar ese cambio en el proceso de involución democrática de México.

Es que su trabajo se ha convertido en emblema de independencia y posición crítica. Su periodismo inquiere, investiga, denuncia. Periodismo incómodo, sin duda. Cuestionable, también. El rigor periodístico cede con frecuencia a los impulsos del activismo. Pero, vale preguntar, ¿hay periodismo que no se viva como causa? En su activismo veo el origen de sus méritos y también de sus defectos. De la pasión de la activista proviene el valor y la determinación de encarar los poderes de gobiernos y empresas. También de ahí proviene, seguramente, su parcialidad, su monomanía. Como sea, su trabajo se ha convertido en parte de la historia que se hace todos los días.

En tiempos de incredulidad, la desaparición de un espacio de crítica independiente es una catástrofe. No es necesario sumarse a la lógica conspiratista para advertir que la ausencia de Carmen Aristegui del aire empeora severamente el clima público de México.

Reforma
Twitter: @jshm00
Ciudad de México
Martes 24 de marzo de 2015.
Http://www.reforma.com/blogs/silvaherzog/

René Delgado     

Abordar la salida del aire de Carmen Aristegui no es sencillo. No es el primer caso que se registra en el sexenio, es el cuarto -Ciro Gómez Leyva, Pedro Ferriz y el programa Tercer Grado-. En los anteriores, se tendió el velo de un acuerdo civilizado entre las partes o de una legítima decisión de los programadores, ahora se tiende el manto de "un asunto entre particulares". En todos ellos, el gobierno se lava sin jabón las manos.

Más allá de filias y fobias con los conductores y los concesionarios así como de los errores en que unos y otros incurrieron, el resultado de esas operaciones lastima dos derechos fundamentales: el de libertad de expresión y el de acceso a la información. Lastimadura que aleja todavía más el anhelo democrático, perfila un cuadro ominoso para la prensa y enrarece aún más la atmósfera política.

El saldo peor no puede ser. La compleja y difícil situación por la que atraviesa el jefe del Ejecutivo agrava su circunstancia y se comienza a generar una terrible percepción: la segunda alternancia en el poder presidencial puede terminar peor que la primera.

***

La historia es más larga. La llegada del panismo a la residencia presidencial de Los Pinos generó en más de un concesionario de radio o televisión ajustes en los programas de información y opinión que incluían sus respectivas barras. Ajustes que, de algún modo y con base en sus correspondientes intereses, replanteaban la relación de esos concesionarios con el nuevo poder presidencial o, bien, respondían a la relación que ese poder perfilaba y entabló con los grandes concesionarios de medios.

Algunos concesionarios endurecieron la postura frente al poder albiazul, otros la ablandaron y algunos más la mantuvieron por distintas razones y motivos. Hubo, pues, un reacomodo de las fichas en el tablero de los medios electrónicos que, en la percepción de radioescuchas y televidentes, enriquecía la pluralidad en el dial radiofónico o en la pantalla del televisor.

Esa fue la primera impresión.

***

La recuperación del poder presidencial por parte del priismo acarreó un nuevo movimiento en las fichas de los medios electrónicos de comunicación y, ahí, los concesionarios se encontraron con los dedos en la puerta.

Requerían ajustar otra vez su relación con el poder, pero con una doble condición: evitar que la maniobra se interpretara como un atentado a la libertad de expresión conseguida y mucho menos que se cargara a la cuenta del poder presidencial con el cual pretendían y pretenden congraciarse. Se adoptaron fundamentalmente tres vías: magnificar, perversa o artificialmente, los errores o deslices de los conductores-directores de los noticiarios radiofónicos; forzar acuerdos civilizados con ellos o, sencillamente, atribuir al agotamiento de un ciclo la salida del aire del programa en cuestión, en este caso Tercer Grado.

***

De un modo o de otro, los conductores o participantes de los programas -líderes de opinión- salieron del foro donde se expresaban. Dos hechos, sin embargo, echaron abajo el disfraz de la supuesta tersura o legítima operación.

Por un lado, la obcecada práctica -típica del conjunto de la clase política, no sólo del priismo- de atribuir los problemas a quien los reporta y, en esa lógica, resolverlos cortándole la cabeza o la lengua al mensajero. No los resuelven, desde luego, pero creen que si no se sabe de los problemas, éstos no existen.

En esa práctica ha incurrido -y asombra con ello- el actual gobierno: no resuelve los problemas, los confina al olvido y, en eso, mucho ayuda salir de los heraldos negros. A ese paso, se concluirá que con sólo pintar de otro color la fachada de las casas de Las Lomas o la de Malinalco, nadie más volverá a fijarse en ellas.

Por otro lado y en su respectivo nicho, los conductores de los programas que han salido del aire legitimaron su liderazgo y generaron simpatía en su audiencia y, ahí sí, ni modo de pedirle a los escuchas y televidentes someterse a un tratamiento de pérdida de la memoria o, bien, renunciar voluntariamente a ser informados por quienes les generan credibilidad. Credibilidad de la cual carece el gobierno.

***

Puede uno coincidir o no ideológica y políticamente con los conductores que han dejado el foro donde se desempeñaban, pero no eludir una realidad: en cada caso la libertad de expresión y el acceso a la información han sido lastimados.

Según las filias y las fobias, puede festejarse o lamentarse la salida de Carmen, Ciro, Pedro o de Tercer Grado, pero la consecuencia es la misma: en vez de avanzar, se retrocede en el ejercicio de libertades y derechos.

En ese punto y por más que lo pretenda, el gobierno no puede lavarse las manos. Una autoridad interesada en garantizar libertades y derechos no puede salir con el cuento de que se trata de acuerdos o desacuerdos entre particulares. Si ese gobierno tiene auténtica vocación democrática, pondría a disposición de las partes sus buenos oficios para, sin violentar los derechos individuales, garantizar los derechos constitucionales.

Asimismo, en la compleja situación en la que se encuentra y a fin de distender la atmósfera social y política, esa autoridad tomaría decisiones frente a problemas en los que tiene pleno control de las variables y, en el caso particular, devolvería a su dueño las casas que lo colocan en un conflicto de interés.

Ese gobierno hablaría firme y de frente, en vez de sonreír ante el acallamiento de quienes cuestionan su actuación.

***

Lo ocurrido con Carmen, pero también con Ciro, Pedro y Tercer Grado son signos de una tentación autoritaria disfrazada que, lejos de resolver los problemas de fondo, los agrava.

Si el nuevo "asunto entre particulares" que esta semana lastimó a un sector de radioescuchas marca la nueva política de comunicación a desplegarse después de la salida, otra salida, del ex coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República, David López, y anticipa la tarea ordenada, ampliada y confiada al portavoz Eduardo Sánchez, más y nuevos problemas se agregan.

Apena pensar que se están sembrando vientos... silencio no habrá al cosechar tempestades. Acallar a la crítica no resuelve, agrava los problemas. ¿Quién sigue?

Reforma
René Delgado
Ciudad de México
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Sábado 21 de marzo de 2015.

Ricardo Raphael      

El martes 30 de mayo de 1984 fue asesinado el periodista Manuel Buendía. El arma que lo mató quería mandar un mensaje preciso: la prensa mexicana no estaba autorizada para investigar los nexos entre la política y el narcotráfico.

Durante muchos años el periodismo de investigación eludió aproximarse al tema. Hoy continúa siendo riesgoso exhibir a los delincuentes que cubren su rostro con la máscara del Estado mexicano.

Hay reporteros excepcionales que han brincado esa prohibición y sin embargo la sentencia sigue tan vigente como hace tres décadas. Algunos han pagado costos, otros han tenido suerte. Pero la gran mayoría mira para otro lado cuando se topa con el nido que comparten criminales y funcionarios públicos.

En algo cambió México cuando la autoridad ya no arrebata la vida al periodista, como lo hizo con Buendía. Sin embargo, los mensajes mafiosos se han vuelto a poner de moda.

Como en aquel entonces, no sólo se trata de callar al mensajero, sino de obligar a que el mensaje se entienda fuerte: “Disgusta el periodismo de investigación”.

Quienes nos dedicamos a este oficio ya escuchamos. No se necesitaba de tanto teatro; los desplegados y la publicidad para humillar a Carmen Aristegui, Daniel Lizárraga, Rafael Cabrera e Irving Huerta fueron exagerados.

Con menos hubiera bastado para conocer los límites que desean imponer a la prensa.

Ahora, como en el pasado, el mensajero los tiene sin cuidado. Le desprecian. Lo fundamental es dejar en claro que en México no hay condiciones para hacer investigación periodística.

Los reporteros que se arriesgan a hacerlo pueden ser expulsados de su medio, aunque gocen del mayor respaldo social. Sus patrones serán sujetos de extorsión y las fuentes podrán sufrir represalias porque el espionaje del Estado (y otros actores) se encargará de ponerles en riesgo.

México es un país donde resulta peligroso ejercer el derecho a la libertad de prensa. Ciertamente lo es menos cuando se escribe una columna como ésta; contra lo que pueda suponerse, la opinión y el análisis amedrentan poco. Acaso sea porque al político de hoy le da pereza la lectura de tanto párrafo.

En cambio les pone muy mal el trabajo independiente, riguroso y bien fundamentado del reportero. Saben que la información dura derroca gobernantes. Y también que hay una mina de corrupción que apenas comienza a ser explotada por periodistas prestigiados.

Mexicoleaks es una plataforma de interés público concebida para mejorar las condiciones del periodismo mexicano de investigación. Fue diseñada para proteger fuentes y reporteros, frente a los poderes afectados por su tarea.

Resulta una mala broma que MVS -o quien detrás suyo usa la máscara- haya escogido el vínculo de Aristegui con esta iniciativa social como pretexto para atacar su trabajo.

El mensaje no tiene ambigüedades, es contra el periodismo de investigación y no sólo contra Carmen.

Sería un error pensar que todo embate es contra el mensajero. Lo que está amenazada es la investigación periodística.

Por ello se equivocó quien, inspirado en la defensa al semanario Charlie Hebdo, sugiere replicar la frase “Yo soy Carmen”.

Ella no merece que usurpemos indebidamente su personalidad. Son obra suya y sólo suya la integridad, esfuerzo y tenacidad que la caracterizan.

Carmen Aristegui, en cambio, sí forma parte de un nosotros muy amplio que está dispuesto a responder con más periodismo, cuando el poder autoritario exige silencio y complicidad.

El mensaje fue recibido. Y va de vuelta: con el ejemplo de los colegas aludidos, ese nosotros extenso hará más y no menos periodismo. La investigación es nuestra mejor defensa y, como ya lo hicieron saber, es la peor debilidad de los enmascarados.

ZOOM: “Estoy vivo. La historia es simple. Lo complicado es el silencio”. Charles Bowden (+), periodista.

El Universal
Ricardo Raphael
www.ricardoraphael.com
@ricardomraphael
Viernes 20 de marzo de 2015.

La periodista mexicana pidió hoy ser reinsertada tras haber sido despedida esta semana. La respuesta no tardó en llegar

Ciudad de México. La periodista mexicana Carmen Aristegui, despedida esta semana de manera fulminante por la cadena de radio MVS, pidió hoy ser reinstalada en el cargo ante lo que calificó de un "intento de golpe" contra la libertad de prensa, pero la respuesta fue una contundente negativa de la empresa.

"La relación de trabajo ha terminado. Te deseamos buena suerte", le respondió MVS por medio de un comunicado que fue leído por el vicepresidente de la cadena, Felipe Chao.

Aristegui había pedido hoy su regreso en una conferencia de prensa que tuvo que dar por Internet debido a que la gran afluencia de periodistas y simpatizantes saturó el Museo Memoria y Tolerancia donde iba a realizarse.

Ahí señaló que su salida de MVS era más que un conflicto interno y consideró no podría haber ocurrido sin la "anuencia presidencial".

"A pesar de lo que diga el gobierno, este no es un diferendo entre particulares", dijo Aristegui, que consideró que "algo grave o muy grave" debe haber ocurrido con los dueños de la emisora para reaccionar "con virulencia" en su contra. "Esto no es otra cosa que un intento de golpe", consideró.

Sin embargo, Chao insistió que la única razón fue un diferendo que se suscitó por el uso sin permiso -por parte de dos colaboradores de Aristegui que fueron despedidos- del nombre de MVS para la plataforma de denuncias ciudadanas Méxikoleaks y el consiguiente ultimátum que les puso al aire la periodista para que los readmitieran en sus funciones.

"Que quede claro. Lo que desencadenó esta situación fue el ultimátum que la periodista le fijó a la empresa. Nada más, pero nada menos", afirmó el ejecutivo de MVS.

La también conductora de un programa en CNN en Español había insinuado que su despido podría estar relacionado con un reportaje que publicó en noviembre su equipo de investigación sobre la "Casa Blanca".

El reportaje reveló que la primera dama Angélica Rivera estaba comprando una mansión a un contratista del Estado, situación que generó acusaciones de conflicto de interés contra el presidente Enrique Peña Nieto.

Todo "apunta a que así es", dijo Aristegui, al ser interrogada si su despido había sido ordenado desde la residencia presidencial de Los Pinos, aunque el gobierno ha negado estar involucrado.

Según Aristegui, que salió del aire el lunes, hay indicios de que su despido fue planeado con anticipación, a lo que la empresa le respondió diciendo que en diciembre se le había renovado su contrato, incluso después de la publicación del reportaje.

"Es importante mencionar que el verdadero autor del reportaje de la Casa Blanca, Rafael Cabrera, sigue, y por lo que a nosotros respecta, seguirá trabajando en MVS Radio. Por lo visto, la señora Aristegui ha ignorado algunos detalles en beneficio de su propia causa", dijo Chao.

Aristegui consideró, en cambio, que el argumento utilizado por la empresa para despedir a su equipo "suena a pretexto" y que quienes tomaron la decisión "tenían como mandato aniquilar como fuera" un espacio periodístico crítico.

Por esa razón, exhortó a MVS a reinstalarla en su emisión de radio y dar vuelta la página, para evitar "una batalla en la Justicia". La respuesta de MVS que llegó poco después cerró las puertas para un arreglo amistoso.

DPA
Ciudad de México
Viernes 20 de marzo de 2015.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter