Dice que si ponen a consulta su designación la ganaría y que las críticas son para lastimar al próximo gobierno"

El senador Manuel Bartlett Díaz del Partido del Trabajo (PT), propuesto por Andrés Manuel López Obrador como próximo director de la Comisión Federal de Electricidad, (CFE), asegura que no renunciará al cargo que le confió López Obrador, quien tiene el respaldo de 30 millones de votos, y le dio la misión de acabar con la corrupción y rescatar a la empresa que "iluminó al país" por décadas.

En entrevista con EL UNIVERSAL, a pregunta expresa si estaría dispuesto a que su nombramiento pasara por una consulta ciudadana, sonríe y afirma que la ganaría, con un "padrino" que se llama López Obrador.

El exsecretario de Gobernación, a quien se le atribuye la caída del sistema en la elección presidencial de 1988, rechaza esa versión y dice que "el corto circuito" generado por su nombramiento es para lastimar al gobierno de López Obrador.

Responde al sector empresarial, que le ha pedido al virtual presidente electo que reconsidere su nombramiento, "las grandes empresas son dirigidas por funcionarios públicos del más alto nivel", asegura. Niega ser un "dinosaurio".

¿Esperaba que su designación al frente de CFE provocara un "corto circuito"?
— Claro, era obvio, empezó desde antes del nombramiento. Es lógico que no guste. He sido toda mi vida una persona clara: soy nacionalista, defiendo a mi país, defendí al sector energético. Obviamente no soy un neoliberal, lo demostré en seis años en la tribuna como oposición en el Senado, contra las políticas neoliberales de Enrique Peña Nieto y sus decisiones.

La Coparmex le pidió a López Obrador que reconsidere su nombramiento, ¿qué opina?
— Dicen que no tengo el perfil, que debe ser un electricista, un técnico, pero si ven quienes son los directores de las grandes empresas, es al revés. Las grandes empresas eléctricas no son electricistas, ellos las sostienen, pero las dirigen empresarios privados. En áreas como Francia, que es una de las más importantes del mundo, han dirigido funcionarios públicos del más alto nivel de la Escuela Nacional de Administración, de escuelas politécnicas. Ese es nivel de dirección de una empresa de este tipo. Les recomiendo que vean lo que ha explicado una y otra vez Andrés Manuel. Ese es el punto de partida, él me designa, no me he designado yo.

¿Pero le designa por su amistad o por ser compañeros de lucha?
— No soy amigo de Andrés Manuel, no. Soy colaborador de López Obrador, somos compañeros de lucha en los últimos años. ¿Qué nivel quiere la Coparmex?

He sido secretario de Gobernación y he tenido la vigilancia del sector eléctrico siempre. Fui gobernador (Puebla), y una de las tareas importantísimas es llevar a todos los pueblos, en la sierra y a todas las comunidades [el servicio eléctrico]. Sé cómo se maneja la compañía.

¿Hay fuego amigo? Tatiana Clouthier expresó que había mejores opciones que usted...
— Sí, bueno, muchos tenían la idea de que debía ser otro, a lo mejor un compadre, un amigo, no sé quién. Pero Tatiana es una mujer valiosa que yo respeto, fue una gran adquisición por Andrés Manuel, tuvo una participación muy destacada al final de la campaña. Yo la respeto y ella tiene el derecho de decir que le hubieran gustado otros perfiles. También los de la Coparmex piden otro perfil.

Manuel Clouthier dice que se robó la elección de 1988 y reprimió a su padre, "Maquío"...
— ¿El fraude de 1988? En el 88 Clouthier sacó el tercer lugar y fue traicionado por el propio PAN. Yo los respeto porque quieren mucho a su papá.

¿Eso no lastima al futuro gobierno de López Obrador?
— Eso quieren, esto es en contra de él. Lo que quieren es lastimar a Andrés Manuel, pero él ya les respondió dos veces, ahí están las instrucciones y las razones por las que voy a ser el director de CFE.

¿No renunciará a esa designación para evitar ese golpeteo?
— ¡Ah! ¿Beneficiar a la Coparmex? ¿A los otros que dicen que debe ser un técnico? ¿Voy a renunciar para satisfacerlos? Eso no es lógico, si renuncio es para beneficiar a Coparmex, a los calificadores a los que no les gusta mi nombramiento.

¿Se sujetaría a consulta ciudadana para definir su nombramiento?
— Bueno, yo ganaba… Imagínate con el padrino que se llama Andrés Manuel López Obrador, que dice: "Este debe ser". ¡Pues ganamos!

¿En qué situación tomará la CFE, que reporta pérdidas de más de 37 mil millones de pesos?
— Esa información salió en todos los periódicos junto con la decisión de nombrarme director, el mismo día. ¿Qué es lo que dice Andrés?: hay que rescatar a la CFE del desastre, que ellos demuestran al presentar un informe de esta naturaleza. Ahí están las razones por las que necesita un rescate.

¿Cuáles serán las primeras acciones para su rescate?
— En los próximos días habrá un procedimiento de entrega y recepción. Ahí vamos a ver por qué [la CFE] pierde 40 mil millones de pesos en seis meses, por qué tiene una deuda creciente, por qué no genera electricidad y se dedica a comprarla violando su objetivo principal; por qué sube las tarifas en lugar de bajarlas y dónde está la corrupción, que les confiere la medalla de oro en el tema.

¿Hasta dónde llegarán en la revisión de los contratos otorgados?
— Todo. La empresa es parte de eso, qué contratos ha firmado, cuánto ganan sus cuadros directivos para que estemos al unísono con el señalamiento de un gobierno modesto.

¿Cuánto tiempo pasará para ver resultados?
— El 2 de diciembre llegamos con los trapos y las escobas a sacudir. La propia autoridad de este gobierno dice que [la CFE] es corrupta, pues el 1 y 2 [de diciembre] vamos a barrer con buena parte de eso.

El líder del SME, Martín Esparza, celebró su nombramiento, ¿eso qué le merece?
— ¡Es un sabio!

¿Revertirá la decisión de Felipe Calderón, quien extinguió Luz y Fuerza del Centro?
— A mí me encargaron CFE, no el mercado eléctrico, mi tarea es muy clara. Ellos tienen una empresa, el SME está generando electricidad con una empresa portuguesa que tiene una concesión. Yo luché mucho con ellos, contra un golpe fascistoide de Calderón, hasta la decisión de la SCJN que declaró que no tenían derecho a reclamar nada. Ese es otro problema.

¿Tiene un estimado de la condonación de la deuda del servicio eléctrico en Tabasco? Se dice que puede ser de 43 mil millones de pesos.
— ¿Qué es eso comparado con que en seis meses pierdo 40 mil millones de pesos? No son lo mismo, la primera es una concesión que se hace a la zona sureste que ha peleado por años contra las altas tarifas y otra cosa son las pérdidas por más de 40 mil millones de pesos. Pero no se les olvide que a partir del 1 de julio a pagar. Borrón y cuenta nueva, pero hay que pagar porque habrá un esfuerzo de tener tarifas diferenciadas.

¿Sólo será Tabasco?
— Así es. Yo no sé sí tomará otra decisión [López Obrador], pero esa es correcta, él los ha defendido desde hace muchos años.

Hablando de política, ¿qué es para Bartlett un dinosaurio?
— Es una figura que subsiste en el tiempo, pasan los años y sigue ahí. ¿Te acuerdas de Augusto Monterroso, que decía: ‘Desperté y el dinosaurio todavía estaba allí’? ¿Quiénes son los dinosaurios? Depende de qué lado lo digas; un dinosaurio neoliberal, que todo se lo come, es malo, no permite que nadie crezca y aplasta a los pobres e impulsa la pobreza…

¿Se considera un dinosaurio?
— No soy ese dinosaurio que te describo; ese que describo es muy peligroso y ha hecho mucho daño al país.

El Universal
Alberto Morales
Ciudad de México
Jueves 2 de agosto de 2018.


El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, defendió el nombramiento de Manuel Bartlett al frente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en su próximo gobierno.

Ante las críticas recibidas por esta decisión, López Obrador refirió que respeta la opinión de los críticos, pero "necesitábamos a una gente como Manuel Bartlett".

"Entiendo que hay medidas que no les gustan. Los voy a respetar siempre, pero tenemos la obligación de acabar con la corrupción", dijo.

López Obrador refirió que Bartlett, desde hace 15 años, está defendiendo la industria eléctrica, incluso cuando era senador por el PRI.

En un mensaje en su casa de transición en la colonia Roma, López Obrador apuntó que "molesta mucho que como mexicano se haya destruido la industria eléctrica como se ha destruido la industria petrolera".

Denunció que hay "personajes" que forman parte de los consejos de administración de las empresas eléctricas que le venden energía a la CFE, por lo que este "contubernio" se va a terminar.

"Tengo el compromiso de que no va a aumentar en términos reales el precio de los combustibles y la energía eléctrica ", apuntó.

"Estamos tomando las decisiones que consideramos más convenientes para los mexicanos", dijo.

El Universal
Ciudad de México
Miércoles 1 de agosto de 2018.


Los dos amigos sonríen. Se dan un apretón de manos y palmadas en los brazos. La escena, capturada en una fotografía, ocurrió el 6 de diciembre de 2013 en la residencia oficial de Los Pinos. Ese día, el Presidente Enrique Peña Nieto recibió a jugadores y directivos de Los Tigres de Quintana Roo. El entonces dueño del equipo, el empresario Carlos Peralta Quintero, tenía motivos para festejar. Su equipo se coronó como campeón de la temporada anual de la Liga Mexicana de Beisbol 2013. Cuatro meses antes, en agosto de ese mismo año, obtuvo contratos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por más de 2 mil 470 millones de pesos.

Los contratos con la CFE fueron resultado de una licitación pública internacional para adquirir watthorímetros, nombre técnico que se les da a los medidores de luz. En ese concurso ganaron Comercializadora IUSA Medidores, S.A. de C.V., y Controles y Medidores Especializados, S.A. de C.V. En la licitación, las dos empresas participaron como si fueran dos compañías diferentes, sin vínculos, cuando en realidad no es así. Controles y Medidores Especializados es una compañía ligada a Carlos Peralta Quintero, presidente ejecutivo y director general de Grupo IUSA.

IUSA no es la única empresa que fabrica watthorímetros en México y en el mundo. Información de la misma CFE señala que se tienen identificadas a 20 compañías con posibilidades de producir y vender medidores. Aun así, IUSA y Controles y Medidores Especializados son las únicas que parecen tener la fórmula para asegurarse ganar la licitación pública internacional que, cada año, realiza la Gerencia de Abastecimientos de la CFE para comprar más de un millón de medidores.

La estrategia para asegurar los contratos funciona sin problemas. Desde 2013, año en que Controles y Medidores Especializados comenzó su historia en las licitaciones, esta empresa y otras del Grupo IUSA han recibido contratos de la CFE por la adquisición de medidores que en conjunto suman poco más de 11 mil 833 millones de pesos.
2012. Noquear a la competencia

En 2012, Protecsa Ingeniería y Electrometer de las Américas intentaron convertirse en proveedores de la CFE. Las dos empresas participaron en la licitación LA-018TOQ003-T263-2012. La tercera concursante fue IUSA Medición.

Durante las juntas de aclaraciones de la licitación, cuyas actas pueden consultarse en el sistema Compranet, Electrometer de las Américas señaló que los watthorímetros requeridos consideran características exclusivas para la CFE. "Si tomamos en cuenta la cantidad mínima de unidades a entregar, para empresas medianas nacionales, como es nuestro caso, y dada nuestra capacidad instalada conocida y certificada por ustedes, nos será prácticamente imposible suministrar las cantidades requeridas, lo cual consideramos limitativo para nuestra participación".

La empresa propuso que se modificara el tiempo de entrega, porque de lo contrario "se dará posibilidad de cumplimiento sólo a la empresa IUSA Medición Consideramos que un tiempo de entrega con las cantidades solicitadas sólo es posible para quien tenga preparado el producto de manera anticipada". La CFE no aceptó la propuesta.

Durante la licitación, Electrometer de las Américas señaló que "IUSA Medición plantea que nadie más podría o debería pretender desarrollarse como proveedor alterno de este tipo de watthorímetros, ostentando su poder monopólico. Lo anterior deja a CFE en una posición incómoda, puesto que implicaría que la presente licitación habría de ser una compra directa disfrazada".

El fallo de esta licitación se pospuso, por lo menos, en cuatro ocasiones, hasta que se realizó el 27 de agosto de 2012. La propuesta de Protecsa Ingeniería fue desechada por incumplir con aspectos técnicos solicitados en la convocatoria.

De acuerdo con el fallo, tanto IUSA Medición como Electrometer de las Américas cumplieron legal, técnica y económicamente con los requisitos solicitados. Pero la CFE canceló la única partida en que participó Electrometer de las Américas. El argumento fue que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) tenía abierto un procedimiento en contra de la empresa.

Justo en 2012, cuando estaba en marcha la licitación de la CFE, tanto Electrometer de las Américas como Protecsa Ingeniería fueron denunciadas ante el IMPI por una supuesta violación a la patente que fue otorgada a IUSA. Para conocer qué sucedió con esas denuncias se solicitó desde hace meses información al IMPI, pero hasta la publicación del reportaje no se tuvo una respuesta. Para este reportaje también se buscó a los representantes de Protecsa Ingeniería y Electrometer de las Américas. Ninguno aceptó hablar sobre el tema.

Al final, el único ganador de la licitación del 2012 fue IUSA Medición, quien obtuvo un contrato abierto -es decir, que podía ampliarse- por mil 175 millones 751 mil 737 pesos. Esta licitación mostró que, si de medidores se trataba, nadie podía competir con IUSA.

Para la licitación pública internacional que la CFE lanzó en 2013 se presentó lo que parecía ser un nuevo jugador: Controles y Medidores Especializados, S.A. de C.V. Una empresa sin antecedentes en el negocio de medidores de luz en el País o en el mundo.
Con el hierro IUSA

El 28 de septiembre de 2011 se creó Controles y Medidores Especializados, S.A de C.V., de acuerdo con los antecedentes notariales de la empresa, obtenidos en el Registro Público de la Propiedad de la Ciudad de México. Los accionistas, según los documentos, son Antonio Tort Rivera (con 99.9 por ciento de las acciones) y Gabriela Jenny Martínez García.

La información incluida en los antecedentes notariales señala que Antonio Tort Rivera es mexicano y que nació el 28 de enero de 1965. Pero en la base de datos nacional del Registro Civil no es posible encontrar este nombre: no hay CURP ni acta de nacimiento.

Quien tuvo que verificar la identidad del accionista fue el titular de la Notaria 250, Antonio López Aguirre, responsable de formalizar el acta constitutiva de la empresa. Antonio López Aguirre es el mismo notario que ha formalizado las actas constitutivas de empresas del Grupo IUSA, entre ellas Comercializadora IUSA Medidores y USA-Gas Huehuetoca. También es quien ha notificado cambios en el acta constitutiva de IUSA Medición.

En las actas notariales de Controles y Medidores Especializados, quien aparece como administrador único es Andrés Tort Rivera, quien de acuerdo con su acta de nacimiento nació el 28 de enero de 1965 (la misma fecha que el supuesto accionista, cuya identidad no pudo ser corroborada) y es hermano de Mariana Tort Rivera, quien desde finales de la década de los 90 es pareja del empresario Carlos Peralta Quintero.

Andrés Tort Rivera también ha firmado documentos como representante legal de Gas Padilla, S.A. de C.V., y de USA-Gas Huehuetoca, ambas pertenecientes al Grupo IUSA.

Además, en las actas notariales de Controles y Medidores Especializados varias de las personas que aparecen como sus apoderados han tenido vínculos laborales con IUSA. Por ejemplo, Domingo Susano Sánchez Bernal fue representante legal de Industrias Unidas de Pastejé, S.A. de C.V.; Karina López Miranda trabajaba en el área fiscal de IUSA, al menos hasta 2013, y Blanca Isela Martínez Martínez labora como "contable en IUSA", tal y como ella misma lo publicó en la red social LinkedIn.

El 3 de junio de 2012 se sumaron nuevos nombres a Controles y Medidores Especializados. Ese día se nombraron apoderados generales a Juan José Torres Chavarría, quien trabaja como contador en IUSA, y a Hugo Alejandro Vidargas Hernández, quien desde abril de 2011 es abogado corporativo de IUSA, como él mismo lo informa en su perfil de LinkedIn.

El nombre de Vidargas Hernández es el único que aparece en la sección de "contacto" de la página de internet de Controles y Medidores Especializados. Es él quien también ha firmado los contratos que la compañía ha obtenido de la CFE.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) marcó en varias ocasiones, durante el lapso de una semana, al número telefónico que aparece en la sección de contacto de Controles y Medidores Especializados, pero nadie contestó.

El dominio de la página de internet de Controles y Medidores Especializados (www.conymed.com) se creó el 5 de marzo de 2012. Este sitio se aloja en el mismo servidor de la página de internet de IUSA.

Controles y Medidores Especializados tiene la impronta de IUSA no sólo en su acta constitutiva, en quienes forman parte de la empresa y en su página de internet. Las dos compañías también comparten la misma dirección. En los contratos que Controles y Medidores Especializados ha realizado con la CFE -cuyas copias se obtuvieron utilizando la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública-, el domicilio que presenta la empresa es Paseo de la Reforma 2608. Quien visite esa dirección encontrará un edificio con helipuerto. Antes de ingresar al lugar, un enorme directorio anuncia que ahí se encuentran las oficinas de IUSA, IUSASOL y la Clínica Lomas Altas, también propiedad de Carlos Peralta Quintero.

El domicilio de Paseo de la Reforma 2608 también fue el que presentaron los apoderados legales de la empresa para recibir notificaciones cuando realizaron la solicitud ante el IMPI para registrar las marcas CONYMED y MIAL METERING SYSTEMS; registros que obtuvieron a mediados de 2012, de acuerdo con la información pública disponible en el portal Marcanet.

Es justo en el séptimo piso de Paseo de la Reforma 2608 en donde, el pasado 14 de junio de 2017, el director de Relaciones Institucionales de Grupo IUSA, Estéfano Conde, recibe a MCCI. Al preguntarle sobre Controles y Medidores Especializados responde: "Es una empresa que tiene una licencia expedida por IUSA. Es otro fabricante de medidores Es una licencia de tecnología de fabricación de equipos. El medidor que fabrica esta empresa es un medidor que IUSA no fabrica, es un medidor bifásico".

-¿Ustedes conocen las plantas de Controles y Medidores? -se le pregunta.

-Yo, en lo personal, no. Pero es una empresa que tiene una licencia otorgada por IUSA No competimos por lo mismo, porque el producto que hace esta empresa no lo fabrica IUSA -insiste Estéfano Conde.

-El apoderado legal de la empresa es Andrés Tort Rivera, ¿lo conoce?

-No lo conozco.

-Andrés Tort Rivera es hermano de Mariana Tort Rivera, pareja de Carlos Peralta. ¿Las dos empresas no están vinculadas?

-(Controles y Medidores Especializados) no es una empresa de Grupo IUSA.

-¿Aunque las dos direcciones que presentan ambas empresas son las mismas?

-Le reitero: no es una empresa de Grupo IUSA.

-La dirección que presenta Controles y Medidores Especializados es Paseo de la Reforma 2608, piso 3. ¿Qué hay en el piso 3 de este edificio?

-No lo sé. El edificio tiene 22 pisos. No sé qué hay en el piso 3.

-¿Aquí no están las oficinas de Controles y Medidores Especializados?

-Yo no sé dónde está Controles y Medidores.

-¿No hay relación entre IUSA y Controles y Medidores Especializados?

-No es una empresa del Grupo IUSA. Ni IUSA ni sus empresas participan en el capital accionario de Controles y Medidores. Todos los contratos que las empresas de IUSA han ganado han sido a través de licitaciones públicas internacionales, validadas por testigos sociales.

Hasta la licitación de 2012, IUSA concursaba en todas las partidas, incluso en las relacionadas con los medidores bifásicos. En 2013, a partir de que Controles y Medidores Especializados aparece en el escenario, IUSA no vuelve a presentar propuestas para las partidas relacionadas con medidores bifásicos. Es justo a partir de la licitación de 2013 cuando IUSA y Controles y Medidores Especializados se reparten las partidas: IUSA sólo presenta ofertas para venderle a la CFE medidores monofásicos y trifásicos. Controles y Medidores Especializados sólo participa en las partidas relacionadas con los medidores bifásicos.

Tanto los medidores monofásicos y bifásicos pueden utilizarse en servicios domésticos; su diferencia principal es que los primeros sólo miden servicios de 127 voltios, mientras que los segundos pueden medir un mayor voltaje.

Y aunque el director de Relaciones Institucionales de Grupo IUSA insiste en que no hay vínculos entre IUSA y Controles y Medidores Especializados, la realidad muestra que ambas empresas no sólo tienen la misma dirección, sino que comparten apoderados legales y también tienen los mismos números telefónicos. Cuando se marca al número telefónico que Controles y Medidores Especializados dio a la CFE y que se registró en el contrato de 2016, la persona que contesta señala que se habla a las oficinas de ventas de IUSA.

Además, días antes de la reunión con Estéfano Conde, MCCI acudió al edificio de Paseo de la Reforma 2608. Al preguntar en recepción por las oficinas de Controles y Medidores Especializados el recepcionista realizó una llamada y preguntó si ahí se encontraba esa empresa. Después de unos minutos, el recepcionista respondió que sí, que ahí estaban las oficinas de Controles y Medidores Especializados.
Carlos Peralta: un solo ganador

El que Controles y Medidores Especializados esté ligada a IUSA no ha impedido que las dos empresas participen, simulando ser competidoras, en la licitación que cada año realiza la Gerencia de Abastecimientos de CFE para comprar millones de medidores de luz.

El 22 de julio de 2013, la Gerencia de Abastecimientos de la CFE publicó la convocatoria de la licitación LA-018TOQ003-T257-2013 para adquirir un millón 590 mil medidores monofásicos, bifásicos y trifásicos. Tres empresas concursaron: Comercializadora IUSA Medidores, Controles y Medidores Especializados y Protecsa Ingeniería.

En la etapa de la evaluación técnica se descalificó a Protecsa Ingeniería, por considerar que su propuesta no cumplía con las especificaciones técnicas requeridas en la convocatoria. Así que sólo quedaron dos participantes: Comercializadora IUSA Medidores -la cual presentó propuestas para cinco de las seis partidas que se licitaron- y Controles y Medidores Especializados. Esta empresa sólo concursó en una partida, aquella en la que IUSA no presentó ninguna propuesta. Esa partida era para la adquisición de medidores bifásicos.

El 12 de agosto de 2013, la CFE -entonces bajo la dirección de Francisco Rojas Gutiérrez- dio a conocer el fallo de la licitación de ese año. A Comercializadora IUSA Medidores se le adjudicaron las cinco partidas en las que concursó; por ello obtuvo un contrato abierto que llegó a ser de mil 882 millones 632 mil 983 pesos. A Controles y Medidores Especializados se le adjudicó la única partida en la que participó. Así la empresa obtuvo su primer contrato abierto que en total fue por 587 millones 951 mil 132 pesos, de acuerdo con la información disponible en el portal de obligaciones de transparencia de la CFE.

La suma de los dos contratos que surgieron de la licitación de 2013 equivale a 2 mil 470 millones 584 mil 115 pesos, cantidad que representa 12 millones de pesos más de lo que recibió el Hospital General de México como presupuesto para ese año.

En los contratos que firmaron los representantes de las empresas, el 27 de agosto de 2013, ambas señalan como dirección Paseo de la Reforma 2608.

El mecanismo diseñado para repartirse los contratos de las licitaciones para adquisición de medidores funcionó. Nadie se percató de que las dos empresas ganadoras compartían algo más que una dirección. Ni siquiera se dio cuenta de ello el testigo social que dio seguimiento a todo el proceso de la licitación, el ingeniero Arturo Peñaloza Sánchez, de la organización Contraloría Ciudadana para la Rendición de Cuentas, A.C., quien no respondió a la solicitud de entrevista que se le realizó.

El 25 de noviembre de 2013, el periódico El Universal publicó una entrevista con Carlos Peralta. "¿Cómo es la relación con la Comisión Federal de Electricidad?", le preguntan. "Estrechísima. La CFE cumplió 76 años y IUSA cumplió 74 años, 74 años que ha sido proveedor de la comisión. Imagínate", contesta Peralta.

La siguiente pregunta que le hace Marco Payán es: "¿Qué pasa con los medidores que siempre son IUSA?". Carlos Peralta responde: "Los medidores son licitaciones internacionales. Pero año con año las hemos ganado, porque los volúmenes son altos y los plazos son cortos. Prácticamente no hay otro fabricante de medidores de luz con la capacidad de respuesta del volumen que requiere la CFE. Para lograrlo, todo el año estamos fabricando los medidores".

Los reflectores se han colocado sobre Carlos Peralta en varias ocasiones. Y no ha sido sólo por sus actividades empresariales. A mediados de los 90, el empresario salió a la defensa de su amigo Raúl Salinas de Gortari, acusado entonces por lavado de dinero. Carlos Peralta aseguró que le pertenecían parte de los recursos que el hermano del ex Presidente tenía en un banco suizo, ya que le había dado a Raúl Salinas 50 millones de dólares para realizar una inversión que no prosperó.
Campo libre en licitaciones

En 2014  -cuando ya estaba al frente de la dirección de la CFE Enrique Ochoa Reza, actual presidente nacional del PRI-, IUSA y Controles y Medidores Especializados volvieron a poner en marcha su fórmula para asegurarse los contratos. Esta vez no sólo fue en una licitación, lo hicieron en dos.

El 3 de abril de 2014, la División Centro Occidente de la CFE publicó la convocatoria de la licitación LA-018TOQ008-T52-2014 para adquirir poco más de 14 mil watthorímetros. Las únicas propuestas que se presentaron fueron las de Controles y Medidores Especializados (para dos partidas) e Industrias Unidas (en una partida). Las dos empresas ganaron. La primera obtuvo un contrato por 18 millones 62 mil 932 pesos. Mientras que el de Industrias Unidas fue por 2 millones 252 mil 900 pesos, de acuerdo con el acta del fallo, disponible en el portal de Compranet.

La segunda licitación fue la LA-018TOQ003-T157-2014, realizada por la Gerencia de Abastecimientos de la CFE, para comprar -a través de 21 partidas- más de un millón 181 mil watthorímetros. El testigo social que participó en este proceso, designado por la Secretaría de la Función Pública, fue Fernando Dablantes Camacho.

Las únicas empresas que participaron fueron IUSA y Controles y Medidores Especializados. La primera presentó propuestas para 14 de las 21 partidas; la segunda lo hizo para las siete partidas restantes. El 30 de julio de 2014 se dio a conocer el fallo: las dos empresas ganaron en todas las partidas por las que concursaron.

IUSA obtuvo un contrato abierto con la CFE que alcanzó los 922 millones 394 mil 173 pesos. Mientras que Controles y Medidores Especializados consiguió otro por 599 millones 745 mil 957 pesos. En 2014, las dos empresas ligadas a Carlos Peralta obtuvieron por la venta de medidores a la CFE un total de mil 542 millones 455 mil 962  pesos.

Como ha sucedido en todos los contratos que Controles y Medidores Especializados ha realizado con la CFE, quien firmó como representante legal de la empresa es Vidargas Hernández, abogado corporativo de IUSA.

En su Artículo 50, Fracción VII, la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público señala que las dependencias y entidades se abstendrán de recibir proposiciones o adjudicar contrato a quienes "presenten proposiciones en una misma partida de un bien o servicio en un procedimiento de contratación que se encuentren vinculadas entre sí por algún socio o asociado común. Se entenderá que es socio o asociado común, aquella persona física o moral que en el mismo procedimiento de contratación es reconocida como tal en las actas constitutivas, estatutos o en sus reformas o modificaciones de dos o más empresas licitantes, por tener una participación accionaria en el capital social, que le otorgue el derecho de intervenir en la toma de decisiones o en la administración de dichas personas morales".

Cuidando lo que dice este artículo, las dos empresas ligadas a Carlos Peralta sólo participan en las licitaciones en partidas diferentes. Nunca presentan propuestas para las mismas partidas. Este mecanismo permite que las dos compañías vinculadas se aseguren y repartan los contratos de la CFE, sin que se viole flagrantemente la Fracción VII del Artículo 50 de la Ley de Adquisiciones, aunque no exista una competencia real en las licitaciones.

-¿Como testigo social revisó las actas constitutivas de las empresas, se verificó que realmente se trate de empresas competidoras? -se le pregunta en entrevista a Fernando Dablantes Camacho, quien participó como testigo social de las licitaciones de 2012 y 2014.

-No llegamos a tanto. Nosotros lo que hacemos es un atestiguamiento que difiere de lo que es una auditoría. Una auditoría tiene un alcance mucho mayor; ahí sí se puede revisar quiénes son los accionistas, si están relacionados unos con otros, etcétera. Como testigos sociales atestiguamos que el proceso se apegue a la normatividad, que sea transparente, que no vaya dirigido hacia algún lado. Si encontramos alguna cosa sospechosa, nuestra primera responsabilidad es notificar al órgano interno de control y pedir una explicación.

-¿No encontró nada sospechoso?

-Como siempre habían participado esas empresas, no le vi ningún problema. Todas las licitaciones parten de un principio de que son de buena fe. Si sobre la marcha vemos o detectamos algo que no está en su lugar, entonces sí comenzamos a pedir más documentación.
Peralta: puertas abiertas en la CFE

La misma historia se repitió en 2015, con la licitación pública internacional LA-018TOQ003-T90-2015, convocada el 17 de febrero de ese año por la Gerencia de Abastecimientos de la CFE para comprar poco más de un millón 730 mil medidores. Como testigo social del procedimiento participó la organización Transparencia Mexicana, representada por Carla Crespo Benítez.

Los dos únicos participantes que se presentaron, en partidas diferentes, fueron IUSA y Controles y Medidores Especializados. En el fallo, dado a conocer el 25 de mayo de 2015, la CFE declaró desiertas las tres partidas que se licitaron porque las ofertas económicas presentadas por los licitantes "eran superiores al 10%" a la media obtenida en la investigación de mercado.

En su informe sobre esta licitación, Transparencia Mexicana recomendó a la CFE, entre otras cosas, analizar las razones por las cuales no había más licitantes en cada partida, además de considerar "si es necesario implementar diferentes estrategias de contratación para fomentar la participación de más licitantes en este tipo de proyectos".

Esa licitación se volvió a realizar entre junio y julio de 2015, ahora con el número LA-018TOQ003-T173-2015. El testigo social también fue Carla Crespo Benítez, de Transparencia Mexicana.

IUSA y Controles y Medidores Especializados, de nueva cuenta, fueron los únicas empresas que, en partidas diferentes, concursaron. El 10 de julio de 2015, durante la lectura del fallo, se informó que ahora sí las dos empresas ganaron ya que presentaron ofertas económicas aceptables.

El 14 de julio, día en que se firmaron los contratos, se especificaron las cantidades; el de IUSA fue por mil 438 millones 453 mil 800 pesos. Controles y Medidores Especializados obtuvo 831 millones 85 mil 299 pesos, de acuerdo con las copias de estos contratos que se obtuvieron utilizando la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

En su informe, el cual está disponible en la página de internet de la organización, Transparencia Mexicana señaló: "Llama la atención que los precios ofertados por los licitantes corresponden al precio aceptable obtenido por la CFE, el cual fue conocido por las mismas empresas que participaron en esta licitación en el fallo de la primera convocatoria de la licitación, en la que se declararon desiertas las partidas".

Transparencia Mexicana, además, volvió a recomendar a la CFE realizar varias acciones, entre ellas "analizar la posibilidad de establecer contacto con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para que analice el comportamiento del mercado para este procedimiento. Lo anterior en atención a la participación y resultados de los dos procedimientos de licitación convocados para la adquisición de watthorímetros". También señaló la necesidad de que la CFE "explore el mercado internacional abierto, para saber qué tipo de oferta existe".

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) solicitó a la CFE una entrevista sobre este tema. La oficina de Comunicación Social de la CFE respondió a las preguntas por correo electrónico. En ellas se asegura que se atendieron las recomendaciones que realizó Transparencia Mexicana como testigo social de la licitación de 2015. También se asegura que se ha buscado propiciar mayor participación de competidores.

-¿Por qué la CFE beneficia con el fallo de sus licitaciones a dos empresas que, en la realidad, no son competidoras? -se preguntó a la CFE.

"La CFE -se contestó en el correo electrónico- rechaza beneficiar a ninguna empresa en los fallos de licitación, ya que conforme a la normatividad aplicable son procedimientos de libre concurrencia y cualquier empresa que cumpla los requisitos puede participar, adjudicándosele el contrato a aquéllas que los cumplan y ofrezcan las mejores condiciones de precio, calidad, financiamiento y oportunidad".

Dos meses después de que se otorgaron los contratos de la licitación de 2015, el 4 de septiembre de 2015, el director general de la CFE, Enrique Ochoa Reza, publicó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: "Esta mañana sostuve una reunión de trabajo con Carlos Peralta, presidente y director general de Grupo IUSA", acompañado de una fotografía en donde Ochoa y Peralta posan sonrientes a la entrada de las oficinas de la CFE.

El 19 de noviembre de 2015, el director general de la CFE volvió a reunirse con Carlos Peralta. Las fotografías del encuentro -en el que también participó el entonces subdirector de Distribución y hoy director de Distribución, Roberto Vidal León- las publicó Enrique Ochoa Reza en dos tuits. El primero dice: "Con Carlos Peralta, presidente de Grupo IUSA, uno de los proveedores más antiguos de CFE en infraestructura eléctrica". El segundo es más explícito: "En la reunión con Carlos Peralta conversamos sobre distintos proyectos de medición y distribución de la @CFEmx".
Año de bonanza

Durante el sexenio de Peña Nieto, 2016 es el año en que las empresas ligadas a Carlos Peralta han obtenido más dinero por la venta de medidores de luz a la CFE.

El 27 de mayo de 2016, la Gerencia de Abastecimientos de la CFE publicó la convocatoria para el concurso abierto CFE-001-CAAAT-0003-2016. El 6 de julio, dos días antes de que Enrique Ochoa Reza presentara su carta de renuncia como director general de la CFE, se realizó el acta de presentación de ofertas para las 48 partidas del concurso. Las tres empresas licitantes fueron Controles y Medidores Especializados, IUSA y Electrometer de las Américas. Esta compañía sólo participó en una partida; sin embargo, resultó descalificada en la etapa de evaluación técnica.

El 20 de julio fue cumpleaños de Peña Nieto. Ese día, el dueño de IUSA retuiteó el mensaje que se envió desde la cuenta de Twitter de Los Tigres de Quintana Roo: "@cperaltaq y los #TigresQR queremos felicitar a nuestro Presidente @EPN por su cumpleaños ¡Muchas felicidades!". Cinco días después, funcionarios de la CFE informaron sobre el fallo del concurso CFE-0001-CAAAT-0003-2016: las 48 partidas que se concursaron se repartieron entre las dos compañías ligadas a Carlos Peralta.

El 4 de agosto de 2016 -dos días después de que Peña Nieto nombró director general de la CFE a Jaime Francisco Hernández Martínez-, se firmaron los contratos "bajo demanda de bienes"; es decir, éstos podrían ampliarse si es que la CFE requería de una cantidad mayor de medidores. El primer contrato que recibió Controles y Medidores Especializados fue por 536 millones 791 mil 298 pesos; el de IUSA ascendió a mil 404 millones 942 mil 509 pesos.

Entre el 27 de octubre y el 23 de noviembre de 2016, las dos empresas recibieron más contratos, derivados del fallo del concurso CFE-0001-CAAAT-0003-2016.

De acuerdo con las copias de esos documentos, obtenidos a través de solicitudes de información, IUSA recibió, por lo menos, 14 contratos más, los cuales suman un monto de 944 millones 202 mil 189 pesos. Mientras que Controles y Medidores Especializados obtuvo otros 10 contratos por un total de 353 millones 770 mil 962 pesos.

Antes de este gran contrato, el 24 de junio de 2016, ambas empresas ya habían ganado la licitación pública internacional LA-018TOQ040-E100-2016, convocada por la División de Distribución Centro Oriente de la CFE. En donde también fueron las únicas participantes, cada una en partidas distintas. De acuerdo con la copia de los contratos derivados de esta licitación, a IUSA se le pagaron 57 millones 719 mil 860 pesos, mientras que para Controles y Medidores Especializados la suma fue de 4 millones 866 mil 664 pesos.

Tan sólo en 2016, IUSA y Controles y Medidores Especializados recibieron de la CFE, por la venta de medidores, un total de 3 mil 302 millones 293 mil 482 pesos.

Hace tan sólo unos días, las dos empresas vinculadas con Carlos Peralta fueron, una vez más, las grandes ganadoras de contratos con la CFE.

El 11 de abril de 2017, la CFE publicó en el Diario Oficial de la Federación la convocatoria del concurso abierto CFE-0001-CAAAT-0001-2017 para adquirir, a través de 46 partidas, poco más de un millón 600 mil medidores. En esta ocasión el testigo social fue David Shields Campbell.

A diferencia de licitaciones de años anteriores, se presentaron más licitantes: Industrias Unidas (para 30 partidas), Controles y Medidores Especializados (para 16 partidas), Protecsa Ingeniería (para 16 partidas) y Electrometer de las Américas (para una partida).

El fallo se dio a conocer el 29 de mayo de 2017, después de posponerlo en dos ocasiones. Como en otras licitaciones, la propuesta de Protecsa Ingeniería fue rechazada por no cumplir con las pruebas técnicas.

A Industrias Unidas se le adjudicaron 29 de las 30 partidas para las que concursó, por lo que obtuvo un contrato por mil 555 millones 402 mil 326 pesos. Controles y Medidores Especializados ganó las 16 partidas en las que participó y consiguió un contrato por 693 millones 116 mil 309 pesos.

El concurso de 2017 tuvo una peculiaridad: Electrometer de las Américas ganó una partida. Logró ser proveedor de medidores de la CFE, después de intentarlo desde 2012. Se le asignó un contrato por 63 millones 856 mil 819 pesos, monto que no se compara con lo que ganaron las dos empresas vinculadas con Carlos Peralta, las cuales en conjunto recibieron de la CFE, por la adquisición de medidores, 2 mil 248 millones 518 mil 635 pesos. Esta cantidad representa el doble del presupuesto destinado al Hospital Infantil de México Federico Gómez en 2017 (mil 380 millones 741 mil 978 pesos).

Desde 2013, año en que Controles y Medidores Especializados comenzó su historia en las licitaciones, esta empresa y IUSA han recibido contratos de la CFE por la adquisición de medidores que, en conjunto, suman poco más de 11 mil 833 millones de pesos.
Más negocios a la vista

El 15 de enero de 2016 fue día de fiesta para el Grupo IUSA. El Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera inauguraron la fábrica de paneles solares IUSASOL y la primera etapa de la central solar fotovoltaica "Don Alejo", ubicada en el complejo que el grupo tiene en Pastejé, muy cerca de Atlacomulco. Carlos Peralta y su pareja Mariana Tort también tuvieron como invitados, entre otros, al Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, y al entonces director general de la CFE, Enrique Ochoa Reza.

Carlos Peralta aseguró que "la central solar 'Don Alejo' será la más grande de Latinoamérica y representará una inversión de 800 millones de dólares, que incrementará la capacidad instalada de generación renovable del País". Además, como lo ha hecho en otras ocasiones, el empresario aplaudió la reforma energética realizada por Peña Nieto en 2013, la cual permite la inversión privada en la generación y distribución para suministrar electricidad a la población.

Gracias a esa reforma IUSASOL -la empresa del corporativo dedicada a la energía fotovoltaica- ya suministra la electricidad del alumbrado público del Municipio de Jocotitlán, Estado de México.

Reforma
Thelma Gómez Durán
Ciudad de México
Lunes 19 de junio de 2017.


El presidente Enrique Peña Nieto nombró a Jaime Francisco Hernández Martínez como nuevo director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en sustitución de Enrique Ochoa Reza, quien ahora es presidente nacional del PRI.

Hernández Martínez fungía como encargado de despacho, tras la renuncia de Ochoa Reza y ocupaba el cargo de director de Finanzas de la CFE.

La Presidencia de la República informó que la toma de protesta se llevó a cabo en las primeras horas de hoy en la residencia oficial de Los Pinos por parte del Ejecutivo federal, quien le instruyó continuar con la implementación de la reforma energética, relacionada con el sector eléctrico, y seguir adelante con la reestructuración de la Comisión, "para fortalecer su competitividad".

La dependencia federal apuntó que fue instruido también para que asegure la continuidad del servicio del Sistema Eléctrico Nacional y se expanda su cobertura hacia las comunidades aisladas, a partir del uso de nuevas tecnologías.

Peña Nieto, además, le pidió mantener el fortalecimiento financiero de la empresa productiva del Estado, continuar con la ampliación y modernización de la infraestructura, así como con la mejora de procesos para incrementar la calidad en el servicio.
Jaime Francisco Hernández Martínez es doctor en Economía Política por el Departamento de Gobierno de la Universidad de Essex, en Reino Unido, y maestro en Economía Política por la misma universidad.

Asimismo, estudió la licenciatura en Economía en el Instituto Politécnico Nacional y realizó estudios de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Antes de ocupar la Dirección de Finanzas de la CFE, se desempeñó como director general de Programación y Presupuesto B, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”, informó la Presidencia en un comunicado.

En la Secretaría de Hacienda fue representante ante los órganos de gobierno de diversas instituciones del sector energético, financiero y educativo, entre las cuales destaca la propia CFE, el Instituto de Investigaciones Eléctricas y los organismos subsidiarios de Petróleos Mexicanos.

“El doctor Hernández Martínez ha sido miembro de la Junta de Gobierno del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), del Colegio de la Frontera Norte, y de diversas instituciones de la Banca de Desarrollo. Además, colaboró en la Secretaría Técnica del Gabinete Económico y en la Coordinación de Asesores de Política Económica y Social de la Presidencia de la República”, informó Presidencia.

El presidente Enrique Peña Nieto nombró este martes a Jaime Francisco Hernández Martínez como nuevo director general de la Comisión Federal de Electricidad, en sustitución de Enrique Ochoa Reza, ahora presidente nacional del PRI.

El Economista
Mauricio Rubíago
Ciudad de México
Martes 2 de agosto de 2016.


Ciudadanos de los municipios de Huauchinango, Juan Galindo y Ahuazotepec, en Puebla, denunciaron 111 días de cortes de luz intermitentes, obligando a los habitantes a subsistir con velas y sin acceso a aparatos electrónicos.

De acuerdo con sus testimonios, los apagones son una medida de presión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para obligarlos a pagar un adeudo de 416 millones de pesos.

"Desde el pasado 5 de diciembre de 2015, hemos sido víctimas de apagones que duran entre una y tres horas diariamente, situación que está afectando a la población porque nos deja en vulnerabilidad económica y de seguridad pública", explicó en conferencia de prensa un habitante de Huauchinango.

"El adeudo es ilegal por carecer de contrato entre los usuarios y la CFE, y es abusiva ya que no se han tomado medidas para conocer el consumo real de energía en los hogares y negocios".

Describió que 30 mil usuarios mantenían un contrato con Luz y Fuerza del Centro; después de su desaparición, dijo, los usuarios no pagaron la luz a la CFE, ya que no tienen contratos con la compañía.

El adeudo desde 2009 suma 416 millones de pesos, aunque la CFE acordó rebajar la cifra a 300 millones de pesos.

"Los apagones han causado pérdidas económicas por robos, aparatos descompuestos, y la caída en las ventas de diferentes comercios de cada uno de los municipios afectados", agregó.

Según estimaciones de los habitantes, han sufrido pérdidas de 540 millones de pesos por daños causados a aparatos domésticos, por lo cual han interpuesto más de 25 mil quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Los ciudadanos también reclamaron que CFE les manda recibos desproporcionados, como cobros de 16 mil pesos para una casa pequeña de una planta.

Los habitantes llamaron a la CFE a establecer una mesa de negociación para restablecer el servicio de electricidad, en que se acuerde una tarifa social para los tres municipios afectados.

Reforma
Diana Baptista
Ciudad. de Puebla
Jueves 7 de julio de 2016.


México. - El Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) aceptó con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) alcanzaron un acuerdo para modificar el contrato colectivo de trabajo, que le permitirá a la empresa productiva del Estado reducir sus pasivos en aproximadamente 160 mil millones de pesos.

En el nuevo contrato colectivo destaca la nueva edad de jubilación para los trabajadores sindicalizados de la CFE, que pasó de 55 a 65 años de edad, de acuerdo con fuentes de ambas partes consultadas por el diario El Financiero.

En el pasado, un trabajador podía jubilarse al cumplir 25 años de servicio y 55 años de edad, o bien al cumplir 30 años de servicio, sin importar su edad. En el nuevo contrato se establece la jubilación para los varones tras cumplir 30 años de servicio y 65 años de edad, o con 40 años de servicio sin importar la edad. En el caso de las mujeres, se reduce 5 años la disposición: 60 años de edad con 25 años de servicio o a cualquier edad tras cumplir 35 años de servicio.

Con este y otros cambios, la empresa espera cumplir con las condiciones requeridas por el gobierno federal para absorber su pasivo laboral.

Luego del fin de las negociaciones, la CFE emitió un comunicado donde asegura que el nuevo contrato “protege la fuerza laboral(...) y a la vez fortalece sus finanzas”, así como las de la empresa.

SDPnoticias
Ciudad de México
Domingo 22 de mayo de 2016.

Comisión Federal de Electricidad concesionó el terreno de minera canadiense

Es el segundo proyecto de geotermia aprobado en Puebla, ambos pertenecen a CFE.

A 27.5 kilómetros de la cabecera municipal de Chignahuapan, en terrenos concesionados a la minera canadiense Almaden Minerals, conocidos como Terrerillos, se encuentra Acoculco, una zona entregada por el gobierno federal a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la explotación de su potencial geotérmico.

De probarse su factibilidad, éste sería el segundo campo de geotermia en el estado de Puebla, junto con Los Humeros, ubicado en la sierra nororiental en el municipio de Chignahutla, que también pertenece a CFE y que usa esta energía proveniente del núcleo de la tierra en forma de calor para producir electricidad, tras extraerla a través de fisuras de rocas de las capas de la corteza terrestre, con una técnica similar a la utilizada para obtener el gas shale: la fracturación hidráulica o fracking.

Aunque la información sobre el nuevo proyecto geotérmico fue dado a conocer recientemente por la Secretaría de Energía, tras el debate suscitado por la expedición de una Ley en la materia misma que, según el Frente de Trabajadores de la Energía (FTE), favorece la privatización de este recurso natural, en Acoculco, de acuerdo con información del Banco Internacional de Desarrollo (BID), se han hecho ya dos pozos exploratorios.

Según el reporte del BID “Evaluación de la Energía Geotérmica en México”, que fue realizado para la Comisión Reguladora de Energía, el yacimiento que se localiza casi en los límites de los estados de Puebla e Hidalgo, “presenta altas temperaturas (de hasta 307 grados centígrados) pero muy baja permeabilidad, por lo que la CFE considera esta zona como candidata para desarrollar en ella un sistema geotérmico mejorado (EGS: Enhanced Geothermal System) aplicando técnicas de fracturamiento hidráulico y/o químico”.

Acoculco, también conocida como Alamedilla, es una comunidad habitada por unas mil 700 personas dedicadas en su mayoría a la agricultura, que se localiza a 85 kilómetros al noroeste de la ciudad de Puebla y a 65 kilómetros al sureste de la ciudad de Pachuca, en Hidalgo, lugares a los que se conecta, luego de atravesar caminos de terracería, a través de las carreteras federales 199 y 132.

Está ubicada en la porción oriental de la Faja Volcánica Mexicana, muy cerca de los límites con la Sierra Madre Oriental, junto a las 9 mil 942 hectáreas de terrenos concesionadas a la canadiense Almaden Minerals, licencia conocida como Terrerillos, que le permitirá la exploración y extracción de plata y otros minerales hasta el 19 de abril del año 2061.

En esta población hay 380 viviendas, 372 de las cuales tienen luz eléctrica.

A CFE concesionan solo el 3.4% del potencial geotérmico del país

Según una nota del periódico El Financiero, el 3.4 por ciento del potencial geotérmico de México quedó en manos de la CFE, al otorgarle 13 permisos de exploración que abarcan mil 591 kilómetros cuadrados de territorio nacional, que implicarían la instalación de 448 MegaWatts de capacidad de generación.

Las zonas entregadas son el Volcán Chichonal en Chiapas, Acoculco en Puebla, Araró-Simirao, Los Negritos, Lago de Cuitzeo e Ixtlán de los Hervores en Michoacán; La Soledad, San Marcos y Planillas en Jalisco. Además, Cerritos y Calderón-Cucapáh en Baja California, El Molote en Nayarit y San Bartolomé de Los Baños en Guanajuato.

Regeneración
Chignahuapan, Puebla
Miércoles 2 de febrero de 2016.

Un par de audios difundidos vía Youtube exhiben la presunta intervención de los directores de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Emilio Lozoya y Enrique Ochoa, a favor de OHL México en la adjudicación de un contrato millonario.

En las grabaciones aludidas se escucha una doble conversación sostenida el pasado 31 de marzo entre el presidente de OHL México, José Andrés de Oteyza y el director técnico de OHL México, Jesús Campos.

Dice Oteyza:

“Esto lo arreglé yo en gran medida el jueves en la noche con [Emilio] Lozoya, y el viernes hablé directamente con [Enrique] Ochoa. Directamente porque me lo arregló Emilio […] O sea le pedí a Emilio, se lo expliqué, Emilio habló y luego hablé yo directamente con Ochoa. Entonces ya sabía yo que estaba… bueno hasta el último siempre se puede caer, […] se puede caer, pero teníamos una gran, pero una enorme posibilidad de ganar […] si no, nos mata Iberdrola. Iberdrola en este terreno es un competidor muy peligroso”.

La adjudicación del contrato al que se refiere Oteyza es el de la Central de Ciclo Combinado Empalme 1que se conoció ese mismo día. Coincidentemente, el resultado fue favorable a la empresa que dirige. OHL había presentado una propuesta por 476 millones de dólares con un puntaje de 99.65 unidades.

“Se hizo una gran labor entre jueves y viernes”, dice Oteyza a Campos, según la grabación filtrada, mientras le explica que el tema ya no era técnico, sino de otra índole y “lo peleamos muy bien”.

Y menciona que ambas personas (Lozoya y Ochoa) se portaron “muy bien” y “muy caballerosos”.

“Se portó muy bien eh, el primero que te dije, bueno no se puede portar mejor, es un señorón, y además a mi deveras no sabes cómo me quiere y qué buena relación tenemos; pero me echó una mano brutal con el otro y el otro también estuvo particularmente caballeroso y bien”, menciona Oteyza, siempre según el audio.

El presidente de la filial de la empresa española en México señala que tenían una alta posibilidad de ganar, pero admite que Iberdrola –la primera empresa privada en producción de energía en México y la segunda tras la estatal CFE– era una fuerte competencia y con una buena propuesta.

“El presidente de Iberdrola, que se llama [José Ignacio] Sánchez Galán, es un tipo tremendo y ahora traen de representante a Herminio Blanco (secretario de Comercio y Fomento Industrial en el sexenio de Ernesto Zedillo) […] Entonces, el conjunto de todo eso lo hacía un enemigo muy peligroso… pero bueno, la oferta que prepararon esta vez estaba bien hecha, eh”.

OHL ha estado envuelta en escándalos de presunta corrupción. La difusión de una serie de audios exhiben conversaciones en las que supuestamente negocia con autoridades del gobierno federal y del Estado de México para beneficiarse con proyectos de infraestructura y del sector energético.

En la lista de funcionarios involucrados están los titulares de las secretarías de Transporte estatal y federal, Juan Apolinar Mena y Gerardo Ruiz Esparza; la exconsejera jurídica del Estado de México, Luz María Zarza, y algunos magistrados, así como los de directivos de Pemex y CFE, ambos designados por el presidente Enrique Peña Nieto.

Los nuevos audios se dan a conocer casi al mismo tiempo que la concesionaria OHL México entregaba a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) sus alegaciones al proceso administrativo abierto en su contra en octubre pasado.

Esta mañana la filial de OHL en México sostuvo que las alegaciones presentadas anoche han sido ratificadas por las cuatro principales auditoras mundiales (Deloitte, PwC, EY y KPMG), que avalaron la contabilidad de sus concesiones.

En dicho proceso el órgano regulador cuestionaba la contabilidad de algunas concesiones y la falta de información respecto de los datos de tráfico de las autopistas.

La voluntad de presentar las alegaciones había sido anticipada por OHL y OHL México, que manifestaba su inconformidad con las alegaciones de la CNBV en su procedimiento.

Proceso
Ciudad de México
Jueves 26 de noviembre de 2015.

"Este es el camino precioso con (Enrique) Ochoa que abre todas las puertas también", dice Pablo Wallentin, exdirector de relaciones institucionales de OHL, al presidente del consejo de administración de la constructora, José Andrés de Oteyza, mientras hablan sobre un viaje que este último realizaría a Cancún; "se va a volver encantado", responde el empresario refiriéndose al director de la CFE.

Nuevas presuntas llamadas telefónicas realizadas por José Andrés de Oteyza, presidente del consejo de administración de OHL México, involucran al director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa, y al director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin.

En una conversación ocurrida el 10 de abril de 2015 a las 12:54, de acuerdo con una grabación subida a Youtube, De Oteyza se comunica con Lozoya Austin para decirle que está afuera del edificio de la CFE, en avenida Paseo de la Reforma, donde habían quedado de verse para reunirse en la oficina de Ochoa.

“Me dicen que en el piso 16 está Enrique Ochoa, pero me dijo Pablo (Wallentin, ex director de relaciones institucionales de la constructora) que yo te esperara aquí en la puerta del edificio”, menciona el empresario al director de Pemex, quien le responde: “Ahí te veo, yo llego en menos, en cinco, seis minutos”.

Ese mismo día pero a las 14:31 horas, De Oteyza habría llamado a OHL México para pedir información a su secretaria sobre dos boletos de avión que necesitaba para hacer un viaje a Cancún, desde donde iría al hotel Mayakobá en Playa del Carmen, Quintana Roo, propiedad de Grupo OHL.

Durante la misma llamada, la secretaria comunica al empresario con Pablo Wallentin, quien apunta que “este es el camino precioso con Ochoa que abre todas las puertas también”. “Sí, para todos, se va a volver encantado”, responde De Oteyza.

A partir de estas conversaciones, el video difundido en Youtube concluye que el constructor “insinúa una invitación a Enrique Ochoa al hotel Mayakobá”.

Tanto la CFE como Pemex tienen contratos con empresas de Grupo OHL, aunque no directamente con OHL México, sino mediante otras divisiones controladas desde España y todos fueron firmados en el sexenio actual, informó el diario Reforma.

En otra llamada incluida en el mismo video se escucha a De Oteyza hablar con un familiar suyo llamado Álvaro sobre el pago de un bono por 40 millones de pesos que, de acuerdo con el texto añadido a la grabación, no se habría reportado a la Bolsa Mexicana de Valores.

“Ya me pagaron el primer bono, este, no sabes, pero son 40 millones de pesos, Álvaro. Son 40 millones de pesos los devengados este año, independientemente del sueldo, es el bono nada más”, afirma.

De acuerdo con el empresario, el bono está basado en los resultados de OHL México, “pero la otra mitad es sobre las contrataciones nuevas que vamos firmando y este año pasado firmamos cosas muy buenas y este también traigo aquí cuatro o cinco muy buenas y si se me hacen las de este, cuatro o cinco, pues va a ser igualito que el del año pasado”.

“Es un chingo de dinero Álvaro”, admite De Oteyza, antes de decirle a su interlocutor que “es el primero de cuatro”.

Redacción AN
Ciudad de México
Miércoles 29 de julio de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter