El líder del Partido Demócrata en el Senado dio a conocer que será durante la segunda semana del próximo mes que arranque el proceso

El juicio político del expresidente estadounidense Donald Trump comenzará en el Senado la segunda semana de febrero, varios días después de que la Cámara de Representantes envíe la acusación en su contra, dijo el viernes el senador jefe de la mayoría demócrata, Chuck Schumer.

Este cronograma refleja un acuerdo alcanzado con la minoría republicana del Senado, que permitirá al equipo legal del exmandatario prepararse y a la Cámara Alta avanzar en otros temas cruciales, incluida la confirmación de los nominados al gabinete del presidente Joe Biden.

La Cámara de Representantes acusó a Trump por segunda vez el 13 de enero, una semana antes de que dejara el cargo. Esta vez, es señalado de alentar a sus partidarios en la toma del Capitolio el 6 de enero. El caos desatado ese día dejó cinco muertos, incluido un policía, y conmocionó al país y al mundo.

Schumer dijo que el acta de acusación a Trump será entregada y leída en el Senado el lunes a las 19H00 (00H00 GMT). Los 100 senadores prestarán juramento como jurados del juicio al día siguiente.

Los miembros de la Cámara Baja asignados por la presidenta Nancy Pelosi como gerentes de juicio político (en la práctica unos fiscales), y los miembros del equipo de defensa aún por nombrar de Trump, tendrán tiempo para redactar sus escritos legales.

«Una vez que se redacten los escritos, la presentación de las partes comenzará la semana del 8 de febrero», dijo Schumer a sus colegas en el Senado.

En el ínterin, el Senado decidirá sobre las nominaciones del gabinete de Biden «y el proyecto de ley de ayuda por covid que brindaría alivio a millones de estadounidenses que están sufriendo durante esta pandemia», explicó Schumer.

«La sanación y la unidad solo llegarán si hay verdad y rendición de cuentas, y eso es lo que proporcionará este juicio», afirmó.

Los miembros deliberarán si Trump debe ser condenado o no por lo que la Constitución de Estados Unidos describe como «delitos graves y faltas».

Trump fue acusado de un solo cargo de «incitación a la insurrección» durante un discurso en Washington el mediodía del 6 de enero, antes de que una turba de seguidores suyos irrumpiera en la sede del Congreso durante la certificación de la victoria electoral del demócrata Biden.

«Rapidez sin precedentes»

El retraso del juicio es el resultado de un acuerdo que Schumer alcanzó con el líder de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell.

McConnell fue un aliado cercano de Trump en el Congreso durante los cuatro años de su mandato. Pero reprendió severamente al presidente saliente por tratar repetidamente de revocar los resultados de las elecciones y por su incitación a los manifestantes. Y dejó la puerta abierta a un posible voto de condena a Trump.

El influyente senador republicano planteó postergar el juicio hasta febrero, argumentando que Trump necesita tiempo para contratar abogados y preparar su defensa.

El viernes, McConnell evocó la «rapidez sin precedentes» del proceso en la Cámara Baja, donde Trump fue acusado tras sólo un día de debate.

Trump es el único líder estadounidense que ha sido acusado dos veces por la Cámara de Representantes.

En diciembre de 2019, el presidente republicano fue inculpado por «abuso de poder» y «obstruir el buen funcionamiento del Congreso».

Trump era señalado de pedirle a Ucrania que investigara presunta corrupción vinculada con su entonces rival político Biden, a cambio de desbloquear una ayuda militar crucial para ese país en guerra.

El Senado, entonces con mayoría republicana, lo absolvió el 5 de febrero de 2020 tras dos semanas de juicio.

Con el Senado ahora compuesto por 50 demócratas y 50 republicanos, y una mayoría de dos tercios necesaria para condenar a Trump, al menos 17 republicanos tendrían que votar en contra del expresidente para asegurar una condena.

Si eso ocurre, se llevará a cabo una votación posterior sobre la prohibición de que Trump ocupe un cargo público en el futuro, lo cual lo inhabilitaría para postularse en 2024, como ha insinuado. Solo se requiere una mayoría simple para inhabilitarlo.

Además de Trump, otros dos presidentes fueron sometidos a procesos de juicio político: los demócratas Bill Clinton, en 1998, y Andrew Johnson, en 1868.

El republicano Richard Nixon, en 1974, renunció para evitar ser acusado por el escándalo de Watergate.

AFP
Washington DC. EU
Viernes 22 de enero de 2021.


El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, destacó que los integrantes de la Cámara de Representantes votaron a favor del juicio contra Trump con base en lo que dicta la Constitución y su conciencia


Washington.- Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, pidió a la Cámara de Senadores cumplir con su responsabilidad constitucional respecto al proceso judicial que llevará a cabo contra Donald Trump por el delito de incitación a la insurrección.

“Hoy, los miembros de la Cámara de Representantes ejercieron el poder que les concede nuestra constitución y votaron a favor de enjuiciar y pedir el rendimiento de cuentas al presidente (Trump)”, indicó Biden en una declaración por escrito que difundió su oficina de prensa.

“Fue un voto bipartidista emitido por los legisladores con base en lo que dicta la constitución y su conciencia; el proceso continuará en el Senado”, enfatizó Biden, quien el próximo miércoles 20 reemplazará a Trump como titular del poder ejecutivo en Estados Unidos.

Esta tarde, la Cámara de Representantes del Congreso federal estadunidense aprobó, con 232 votos a favor y 197 en contra, someter a un segundo juicio político a Trump, acusado de incitación a la insurrección por el asalto al Capitolio del pasado miércoles 6.

Ese día, miles de seguidores y fanáticos, motivados por el magnate, vandalizaron el Capitolio en un intento fallido por socavar el proceso de certificación de Biden como ganador de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre.

“Esta nación sigue en aprietos por el virus letal (covid-19) y una economía tambaleante, espero que el liderazgo del Senado encuentre la manera de abordar sus responsabilidades constitucionales sobre el juicio político, al tiempo que trabaja sobre los asuntos urgentes de esta nación”, puntualizó Biden en su declaración por escrito.

Sobre el asalto al Capitolio, el presidente electo subrayó que fue un ataque a la democracia de su país, algo que jamás habían visto ni vivido en los 244 años de historia de Estados Unidos.

Y recordó que los vándalos que atacaron el Congreso rompieron puertas, ventanas, destruyeron oficinas y asesinaron a un elemento de la policía del Capitolio, además de la muerte de otras cuatro personas involucradas en el asalto.

“Este ataque criminal fue planeado y coordinado, se llevó a cabo por extremistas políticos y terroristas domésticos que fueron incitados a la violencia por el presidente Trump”, arremetió Biden.

En ese tenor, quien será el presidente constitucional número 46 de Estados Unidos agregó: “Todos aquellos responsables deben rendir cuentas” de la insurrección armada contra la nación norteamericana.

De ser declarado culpable por el Senado, por el delito de incitación a la insurrección, Trump quedará vetado de por vida para participar en el proceso electoral presidencial o para buscar cualquier puesto de elección popular en su país, así como para dirigir, organizar o financiar un grupo o partido político.

Proceso
Jesús Esquivel
Washington, DC, EU
Miércoles 13 de enero de 2021.


La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, aseguró hoy que buscará mañana lunes aprobar una resolución en el Congreso para instar al vicepresidente, Mike Pence, a invocar la enmienda 25 de la Constitución para destituir al presidente Donald Trump, y que de lo contrario iniciará el proceso legislativo de cara a abrir un juicio político al mandatario el martes.

"A la hora de proteger nuestra Constitución y nuestra Democracia, actuaremos con urgencia, ya que este Presidente representa una amenaza inminente para ambas", señaló Pelosi en una carta a los legisladores tras el asalto al Capitolio por parte de una turba de seguidores de Trump, y que se saldó con cinco fallecidos, entre ellos un policía.

"A medida que pasan los días -remarcó la líder demócrata en la misiva- el horror del asalto en marcha a nuestra democracia perpetrado por este Presidente se intensifica y con ello la necesidad inmediata de acción".

El lunes por la mañana, Pelosi solicitará a la Cámara una resolución unánime para pedir al vicepresidente Pence que invoque la enmienda 25 de la Constitución de EUA que permite inhabilitar al presidente por incapacidad para gobernar.

Para ello, Pence debería dar el paso al frente y contar con el respaldo de la mitad del gabinete presidencial, algo que parece poco probable actualmente.

"Estamos pidiendo al vicepresidente que responda en 24 horas. Después, procederemos para llevar la legislación para un juicio político al pleno de la Cámara", informó Pelosi.

Los demócratas con mayoría en la Cámara de Representantes planean un cargo de "incitación a la insurrección" en contra del presidente de Estados Unidos para abrir un nuevo juicio político en su contra, y que le convertiría en el único mandatario en la historia de EUA enjuiciado en dos ocasiones.

Posteriormente, debería ser sometido al juicio propiamente en el Senado, aunque se encuentra en receso y no tiene previsto retomar la actividad hasta el 19 de enero, un día antes de la toma de posesión del demócrata Joe Biden como presidente.

Dado el escaso margen de tiempo, varios pesos pesados demócratas en la Cámara han planteado hoy la posibilidad de presentar los cargos contra Trump, pero no enviarlos al Senado hasta que hayan pasado los primeros 100 días de la llegada de Biden a la Casa Blanca para no condicionar el inicio de su mandato.

Este escenario fue respaldado por el representante demócrata James Clyburn, quien apuntó este domingo de este modo se daría a Biden "los 100 días que necesita para poner en marcha su agenda, y puede que enviemos los artículos en algún momento después de ello".

Mientras tanto, continúa el silencio de Trump, cuyas cuentas en Twitter y Facebook fueron suspendidas este viernes por "riesgo de incitar a la violencia".

La Casa Blanca ha informado de que su primer acto oficial tras el asalto al Capitolio tendrá lugar el martes cuando el todavía presidente se desplace a Texas para visitar las labores de construcción del muro fronterizo con México, el símbolo de su mano duro en materia de control migratorio.

EFE
Washington, DC, EU
Domingo 10 enero 2021.


El Comité Judicial presenta un informe antes de una semana en la que debatirá si los congresistas aprueban o no los cargos que están siendo redactados

La Constitución incluyó el impeachment como una “válvula de seguridad” que permita a los estadounidenses no tener que esperar a las siguientes elecciones para destituir un presidente. Y lo contempla precisamente para cuando este incurre en el tipo de comportamiento, que “horrorizaría” a los padres fundadores, en el que incurrió Donald Trump al abusar de su poder, presionando a un Gobierno extranjero para que inicie investigaciones de sus rivales políticos. Eso es lo que argumentan los congresistas demócratas en un informe, publicado este sábado, en el que detallan la argumentación jurídica e histórica del proceso de destitución de Donald Trump. El documento, de 52 páginas, no detalla los cargos formales contra el presidente, los llamados artículos del impeachment sobre los que la Cámara debe votar y que están siendo redactados. Constituye más bien una reflexión jurídica e histórica, y una réplica a las críticas de los republicanos y el propio presidente.

“Allí donde el presidente utiliza sus poderes de política exterior de maneras que traicionan el interés nacional en su propio beneficio, o perjudican la seguridad nacional por razones igualmente corruptas, está sujeto a impeachment por parte de la Cámara de Representantes”, dice el informe. “De hecho, la injerencia extranjera en el sistema político estadounidense estaba entre los peligros más graves que temían los padres fundadores de nuestra nación y los artífices de la Constitución”.

El informe salió a la luz dos días antes de que, este lunes, el Comité Judicial reciba formalmente las pruebas contra Trump en una nueva audiencia pública, en la que testificarán los abogados del Comité de Inteligencia, que investigó durante dos meses los hechos que llevaron a los demócratas a poner en marcha el impeachment. La jornada del lunes abrirá una semana en la que los 41 miembros del Comité Judicial, de mayoría demócrata (24 a 17), debatirán si aprueban o no los artículos del impeachment.

El informe presentado este sábado recuerda al documento producido por el mismo comité en 1974, durante el debate sobre el impeachment al presidente Richard Nixon por el caso Watergate. Ambos trazan los orígenes del proceso hasta el derecho inglés, de donde la figura del impeachment fue adoptada por las colonias americanas como mecanismo de defensa ante eventuales líderes corruptos.

Sin detallar los hechos de la trama ucrania que están en el origen del proceso, el informe ofrece pistas sobre lo que puede ser la acusación. Examina la traición, el cohecho, el abuso grave de poder, la corrupción del cargo y de las elecciones. Sin decirlo expresamente, sugiere que los demócratas, como se ha ido desprendiendo de los meses de investigación, pueden centrarse en un cargo amplio de abuso de poder, quizá añadiendo otro de cohecho, además de un artículo de obstrucción a la investigación.

En una sección titulada "Falacias sobre el impeachment", el documento también refuta muchas de las críticas de los republicanos al proceso, como que estaba basado solo en información de segunda mano y que el presidente puede hacer lo que quiera.

El presidente Trump insiste en que su comportamiento no tuvo nada de malo, y el mismo sábado se volvió a referir al proceso, en un tuit, como “caza de brujas”.

El País
Pablo Guimón
Washington, DC EU.
Domingo 8 de diciembre 2019.


La presidenta de la Cámara de Representantes de EU hizo el anunció luego de la polémica charla del presidente con autoridades ucranianas


La presidenta de la Cámara de Representantes de EU, la demócrata Nancy Pelosi, anunció que se iniciará un proceso de juicio político en contra del presidente Donald Trump, tras la revelación de que bloqueó fondos de asistencia a Ucrania y de que habría coaccionado a ese país para que se investigara al exvicepresidente Joseph Biden y su familia.

Trump difundirá transcripción de su llamada con presidente ucraniano

"Anuncio hoy que la Cámara de Representantes inicia de manera oficial el proceso de juicio político", apuntó Pelosi en una declaración a la prensa, después de reunirse con los miembros demócratas de la Cámara de Representantes.

"Las acciones del Presidente han vulnerado seriamente la Constitución”, dijo. "Nadie está por encima de la ley".

Por su parte, Trump acusó que se trata de una "cacería de brujas" y de acoso contra el presidente.

De acuerdo con un despacho previo del Washinton Post, La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, realizaría el anuncio de un juicio político contra Trump este martes tras una reunión a puerta cerrada con el caucus demócrata, indicaron al diario The Washington Post funcionarios que solicitaron el anonimato, mientras que la oficina de la presidenta de la cámara baja declinó hacer comentarios al respecto.

En los últimos días, la política ha mantenido contactos en los que ha planteado la idea de establecer un panel especial en vez de dejar la tarea al Comité Judicial de la Cámara baja, de acuerdo con varios funcionarios demócratas citados por el rotativo estadounidense.

Pelosi habría tomado la decisión de iniciar un juicio político contra Trump tras las acusaciones de que el mandatario presionó a su similar de Ucrania para investigar al hijo del ex vicepresidente Joe Biden, uno de los aspirantes más fuertes para obtener la candidatura presidencial demócrata para los comicios de 2020.

Las acusaciones han sido negadas por el mandatario estadounidense, quien aseguró que no ejerció ningún tipo de presión cuando conversó vía telefónica con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en julio pasado.

Demócratas anuncian juicio político contra Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está en problemas. La llamada que sostuvo con el mandatario ucraniano Vladímir Zelenski, en la que lo habría presionado para investigar a Joe Biden, le salió cara. Los demócratas anunciaron que lo llevarán a un juicio político que podría culminar en su destitución.

La presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, anunció lo que se venía cocinando desde ayer, cuando se conoció que Donald Trump había hablado el pasado julio con el presidente ucraniano Vladímir Zelenski sobre Joe Biden: el mandatario estadounidense será llevado a juicio político.  

"Las acciones de la presidencia de Trump revelaron los hechos deshonrosos de traición del presidente a su juramento del cargo, la traición a nuestra seguridad nacional y la traición a la integridad de nuestras elecciones" dijo Pelosi, al anunciar el inicio del procedimiento.

Inmediatamente, Trump aseguró a través de su cuenta de Twitter: "Un día tan importante en las Naciones Unidas, tanto trabajo y tanto éxito, y los demócratas tenían que arruinarlo a propósito y despreciarlo con más basura de la caza de brujas en una noticia de última hora. ¡Muy malo para nuestro país!".

Por su parte, el exvicepresidente de Estados Unidos y aspirante a la candidatura demócrata Joe Biden consideró instantes antes de que se hiciera el anuncio que, por su obstrucción con el senado, el presidente merece que se inicie un proceso de destitución en su contra. "Si continúa obstruyendo al Congreso e ignorando la ley, Donald Trump dejará al Congreso, en mi opinión, sin otra opción que no sea iniciar un juicio político".

"Eso sería una tragedia, pero una tragedia de su propia creación", agregó uno de los aspirantes demócratas a la Presidencia de Estados Unidos.

Los rumores sobre el inicio de un juicio político contra Trump llegaron tras la revelación de que el gobernante bloqueó fondos de asistencia a Ucrania y de que habría coaccionado a ese país para que se investigara a Biden y su familia. "Si permitimos que un presidente se salga con la suya al destruir la Constitución de los Estados Unidos, eso permanecerá para siempre", reflexionó Biden.

Según cálculos de los medios estadounidenses, 160 de los 235 legisladores demócratas de la Cámara Baja ya han hecho público su apoyo a un posible proceso de juicio político, conocido en EE.UU. como "impeachment".

La líder demócrata necesitaría contar con 218, la mayoría simple, de la Cámara de Representantes para iniciar el procedimiento. No obstante, la mayoría republicana en el Senado, que debe también aprobarlo, supone que la iniciativa no saldría adelante.

Más allá de Biden, varios aspirantes demócratas a la candidatura para la Casa Blanca en 2020 habían reiterado que era hora de abrir un juicio político contra Trump, como es el caso de las senadoras Elizabeth Warren y Kamala Harris.

Trump, quien asiste en Nueva York a la Asamblea General de la ONU, modificó este martes su primera versión, en la que negó que haya bloqueado fondos para Ucrania, y confirmó que lo hizo de manera temporal para forzar a países europeos, como Francia y Alemania, a que proporcionaran más fondos a Kiev.

Más tarde, el mandatario anunció que divulgará este miércoles la "transcripción completa" y "desclasificada" de su llamada con su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, ante las acusaciones de que podría haberle presionado para investigar a Biden.
Agencias
PR / Notimex
El Informador
The Whasigton Post
Martes 24 de Septiembre de 2019.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Síguenos en Twitter