BARCELONA, 27 feb (Xinhua) -- Dos tercios de las conexiones móviles del mundo funcionarán en redes de cuarta y quinta generación (4G y 5G) para el 2025, según estimaciones difundidas en el marco del Congreso Mundial de Móviles (MWC, siglas en inglés) que se realiza hasta el 1 de marzo en la ciudad española de Barcelona.

     Algunas estimaciones apuntan al 2020 como el año de la implantación del 5G, aunque compañías ya anuncian su comercialización para finales de 2018 o principios de 2019, según la GSMA, entidad organizadora del MWC.

     Pero lo que es un hecho, es que la tecnología 5G ya es una realidad palpable en el MWC en Barcelona.

     El director de Marketing en España del consorcio chino de telecomunicaciones Huawei, Ramiro Larragán, explicó a Xinhua que para que la tecnología 5G "llegue realmente al público final", se tiene que ir cumpliendo "cada uno de los eslabones de la cadena".

     Dijo que ello significa que, en primer lugar, los operadores deben tender redes que soporten 5G, para que todos los dispositivos que se enlazan a través de esta tecnología puedan situarse en el mercado.

     Larragán indicó que "esto es una cadena" y que el trabajo de Huawei se manifiesta en "todos los eslabones de la cadena, desde el tendido de la red de 5G, los dispositivos que soportan 5G y todos los aparatos intermedios que distribuyen la señal".

     "Hay funcionalidades que ahora mismo están concebidas, pero no se pueden desarrollar porque la red no las soporta, y 5G soportará estas funcionalidades con avances en términos fundamentalmente de capacidad y de velocidad de transmisión", expuso el directivo.

     Huawei, empresa que invierte en tecnología 5G desde 2009, presentó en este sentido en el MWC el módem Balong 5G01, con velocidad de conexión de hasta 2,3 Gigabit por segundo (Gbps).

     Ha realizado, además, junto con la operadora de telefonía móvil Vodafone con sede en Reino Unido, la primera llamada 5G entre Castelldefells (municipio en la región autónoma española de Cataluña en el noreste) y Madrid (capital española).

     Otro caso lo ejemplifica la también empresa china ZTE, que anunció en el MWC la comercialización del teléfono inteligente ZTE 1,2 Gbps, además de desarrollar tabletas 5G que se comercializarán cuando los proveedores ofrezcan el servicio a sus clientes.

     ¿Pero qué ofrece realmente la tecnología 5G a los usuarios? Ofrece, en general, una mayor velocidad y más capacidad para que millones de dispositivos puedan estar conectados al mismo tiempo, según han señalado los organizadores del MWC.

     La tecnología ha avanzado a pasos agigantados en los últimos años hasta convertirse en una de las áreas más dinámicas.

     El avance se ha dado desde que la multinacional sueca Ericsson modernizó el sistema de Telefonía Móvil Nórdica (NMT, por sus siglas en inglés) en la década de 1980, lo que permitió que el servicio fuera utilizado por un mayor número de usuarios.

     En cuanto a la tecnología 5G, ésta permitirá conexiones de hasta 100 veces más rápidas que la 4G.

     La Asociación de Tecnología del Consumidor (CTA, por su siglas en inglés) ha señalado que con la nueva tecnología una película de dos horas podría descargarse en sólo 3,6 segundos.

     De acuerdo con Huawei, se calcula que en la actualidad hay unos 7.000 millones de dispositivos conectados a internet, pero con el desarrollo de 5G podrían alcanzarse los 100.000 millones en 2025, es decir, soportará un mayor número de dispositivos conectados.

     A su vez, el representante de la compañía SK Telecom Co. Ltd de la República de Corea, Hyun Young, expuso que la tecnología 5G ofrece un gran número de posibilidades.

     Mencionó entre estas posibilidades un coche autónomo, como el que su compañía muestra en la MWC, pero para ser operativos necesitan una red 5G.

     "Este tipo de cosas necesitan una gran capacidad de datos, una red con alta velocidad para proveer este tipo de servicios", dijo el participante coreano.

     "Las personas podrán tener una experiencia multimedia y de móvil más completa y enriquecedora", agregó Hyun Young.

     La tecnología 5G tendrá además un gran impacto en el llamado "internet de las cosas" o la salud, entre otros servicios electrónicos.

     De acuerdo con el informe Economía Móvil de la GSMA, habrá 1.200 millones de conexiones quinta generación en 2025, según las previsiones.

     El informe de la GSMA señala que en 2018 se producirán los primeros lanzamientos de 5G en los principales mercados de Europa, Asia y América del Norte.

     Mientras ello sucede, las últimas novedades de la tecnología de un futuro cada vez más próximo ya pueden verse estos días en el MWC en la ciudad de Barcelona.

Xinhua
Barcelona
Vera Ríos Carrillo
Martes 27 febrero de 2018.


Los blaugranas visitaron el Bernabéu y vencieron 0-3 a los merengues; existen 14 puntos de diferencia
 
¡Qué resultado en el Santiago Bernabéu! Barcelona visitó la casa del Real Madrid y se llevó un resultado bastante positivo, pues con las anotaciones de Luis Suárez, Lionel Messi y Aleix Vidal los culés ganaron 0-3.

Pese a tener un arranque más que bueno y mantener la posesión del balón durante los primeros minutos, el plantel merengue fue perdiendo la pelota con el pasar del tiempo y los de Ernesto Valverde se apoderaron del partido.

Cristiano Ronaldo desaprovechó una ocasión más que clara al minuto 10. El luso quedó solo dentro del área y no logró conectar el balón. La respuesta llegó al 29' con un disparo de Paulinho, pero Keylor Navas salvó perfecto.

Minutos antes del final de la primera parte Karim Benzema reventó la base del poste. El francés remató correcto un centro de Marcelo y los blaugranas tuvieron suerte.

Para la parte complementaria fue una fiesta culé en el Bernabéu. El primer tanto llegó por obra de Luis Suárez al 53'. Tras una gran jugada de Rakitic, asistió a Sergi Roberto, y éste para el uruguayo, quien de primera intención mandó el balón al fondo.
 
Justo al minuto 62 el lateral español Dani Carvajal se fue expulsado del partido por evitar con la mano que Paulinho marcara. El silbante sancionó el penalti y el encargo para el 0-2 fue Lionel Messi. El argentino convirtió su tanto número 54 del año.

Ya en el 93' de tiempo corrido Barcelona aprovechó tener un elemento más y atacó con todo para conseguir el tercer tanto. Messi asistió a Aleix Vidal y pese al desvío de Navas, el balón ingresó al fondo.

Récord
Madrid, España
Sábado 23 diciembre 2017.


Una furgoneta ha atropellado a una multitud en La Rambla. Los Mossos d'Esquadra relacionan el atentado con la explosión ayer de una casa en Alcanar

El Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés) golpeó ayer el corazón de Barcelona y dejó al menos 13 muertos y más de 100 heridos en el atentado más grave que sufre España desde el 11-M y el primero yihadista desde entonces. A las 16.50 horas, una furgoneta se lanzó contra los centenares de personas que se encontraban en La Rambla. Los Mossos confirmaron que se trata de un atentado coordinado. El autor material del atropello masivo se dio a la fuga y sigue en paradero desconocido. La policía catalana ha detenido a dos personas. Una de ellas es Driss Oukabir, que presuntamente alquiló el vehículo. La otra, cuya identidad se ignora, fue detenida en Alcanar (Tarragona), donde los Mossos sospechan que, junto a otras personas, estaba preparando un artefacto explosivo.

El ISIS asumió a última hora del jueves la autoría del atentado a través de una de sus agencias. Los terroristas sembraron el terror y el caos, que cundieron durante toda la tarde en el centro de la ciudad. Las principales arterias de Barcelona fueron evacuadas mientras la policía buscaba a los autores del atentado.

Diez minutos antes de las cinco de la tarde, una furgoneta Fiat de color blanco irrumpió en el paseo peatonal central de la turística Rambla de Barcelona, vetado al tráfico. A esa hora, estaba repleto de peatones, muchos de ellos turistas. El vehículo arrolló a más de un centenar de ciudadanos “a una velocidad importante”, explicó pasadas las 23 horas del jueves el jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero. Recorrió un tramo de unos 500 metros con una forma de operar similar a los atentados ocurridos en Berlín, Niza y Estocolmo. La inexistencia de pilonas en el paso de peatones facilitó que la furgoneta pudiera subir a la calzada central del bulevar barcelonés.

La furgoneta se detuvo, finalmente, sobre el mosaico de Joan Miró, algo antes de la altura del teatro del Liceu. El conductor abandonó el vehículo y se dio a la fuga. Los Mossos le buscan desde entonces. “No tenemos evidencias de que esa persona fuera armada por lo que nos dicen los testigos”, aclaró Trapero ante la avalancha de informaciones contradictorias que circularon a lo largo de la tarde.

El ataque dejó decenas de cuerpos inertes en La Rambla y provocó escenas de pánico. “Caminábamos hacia allí cuando hemos visto cómo una furgoneta blanca empezaba a atropellar a gente. Hemos visto ciclistas saltando por los aires, gente saltando por los aires... Ha sido horrible”, explicaba en una calle adyacente Ellen Vercamm, una turista belga que fue testigo directa del atropello.

El último balance, según la Generalitat, era de 13 muertos y más de 100 heridos. Los heridos, de múltiples nacionalidades, fueron repartidos por hospitales de la ciudad. Las autoridades pidieron a la ciudadanía que se quedara en casa, pero muchos decidieron salir para intentar ayudar a los afectados o donar sangre. De hecho, los hospitales tuvieron que informar de que ya disponían de suficiente plasma para atender a los heridos. El consejero de Interior, Joaquim Forn, anoche no descartó que la cifra de heridos pueda aumentar. Tampoco la de fallecidos, puesto que muchos de ellos estaban hospitalizados graves.

La incertidumbre y el pánico se apoderaron del centro de la ciudad. Cientos de personas quedaron confinadas, hasta bien entrada la noche, en establecimientos de La Rambla. El cordón de seguridad, para facilitar la atención a las víctimas y el rastreo de los autores, fue ampliándose.

Dos horas después del atropello, los Mossos d’Esquadra confirmaron que se trataba de un atentado y activaron el dispositivo antiterrorista. La policía activó dos dispositivos especiales —Gàbia, o sea Jaula, y Cronos— para localizar al autor del atentado, aunque por ahora sin éxito.

Dos detenidos

La policía detuvo a dos personas. La primera de ellas fue arrestada en la localidad de Ripoll (Girona). Una patrulla de seguridad ciudadana identificó y detuvo al marroquí Driss Oukabir, explicó el jefe de los Mossos. Oukabir, agregan fuentes policiales, llegó a Barcelona de Marruecos el pasado domingo 13 de agosto. Fue la persona que alquiló, en Santa Perpètua de Mogoda —un municipio próximo a Barcelona— la furgoneta que embistió a decenas de personas. Las mismas fuentes agregan que, en el interior de la furgoneta Fiat, se halló un pasaporte español

El segundo detenido por su vinculación con los atentados fue apresado en Alcanar (Tarragona). Se trata de un hombre nacido en Melilla y cuya identidad no fue confirmada ayer. Está vinculado, presuntamente, con una explosión ocurrida la noche del miércoles en un edificio de esa localidad. Una persona murió y otras siete fueron heridas por una acumulación de gas. El edificio acabó derribado por completo. Trapero reveló ayer que los Mossos “conectan de manera clara” el ataque de Barcelona con el incidente de Alcanar. La policía catalana, de hecho, trabaja con la hipótesis de que los terroristas podrían estar preparando allí un artefacto explosivo.

Los Mossos no hallaron inicialmente ningún vínculo del suceso de Alcanar con el terrorismo, y lo vincularon al tráfico de drogas, aclaró Trapero. En el interior de la casa, que estaba ocupada desde hacía unos meses, se encontraron una veintena de bombonas de gas butano y propano.

Trapero descartó que esté vinculado al ataque un extraño incidente ocurrido ayer también en Barcelona. Un conductor se saltó el dispositivo de control de los Mossos en la avenida Diagonal y arrolló a una sargento, que sufrió una rotura de fémur. Su compañero “repelió la agresión” y disparó sobre el conductor, de nacionalidad española, que falleció. Los Mossos enviaron a los Tedax a inspeccionar el vehículo.

La confusión en la zona generó durante horas el rumor de que un terrorista se había atrincherado en un bar próximo al lugar del suceso. La información fue desmentida de forma oficial por los Mossos. Sí es cierto que, con el objetivo de resguardarse, algunos establecimientos en La Rambla y en sus proximidades bajaron sus persianas con gente en su interior.

Gabinete de crisis

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, habló por teléfono con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y con los líderes de los partidos de la oposición tras el atropello. Un gabinete de crisis, compuesto por las autoridades autonómicas, la delegación del Gobierno, los Mossos d'Esquadra, la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, se reúne en Barcelona para estudiar la situación. El Departamento de Estado norteamericano envió una alerta a los ciudadanos estadounidenses instándoles a evitar la zona. Rajoy y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, viajaron anoche a Barcelona. A última hora, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, lanzó un mensaje de unidad contra el terrorismo. Acompañado por su vicepresidente, Oriol Junqueras, y por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, Puigdemont condenó los hechos y agradeció la colaboración de las fuerzas de seguridad. “Aquí no hay división que valga”, dijo.

La Rambla quedó acordonada, además de las principales calles adyacentes. Los establecimientos comerciales y restaurantes fueron cerrados y también se paralizaron el transporte público de metro, autobuses, Ferrocarriles de la Generalitat y Renfe. Las estaciones de Renfe de la plaza Cataluña y paseo de Gràcia fueron desalojadas y cerradas al público a raíz del atropello. En otras zonas, personas y trabajadores estuvieron encerrados durante más de tres horas, hasta que las fuerzas de seguridad permitieron su salida. En la zona del atropello había numerosos cuerpos esparcidos por el suelo, muchos inmóviles.

El juzgado central de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, de Fernando Andreu, ha abierto ya diligencias. También se encontró un segundo vehículo sospechoso cerca de una hamburguesería de Vic (Barcelona).

Horas después del atentado terrorista de Barcelona, los Mossos d'Esquadra han abatido a cinco terroristas que pretendían atentar en Cambrils (Tarragona).

El País
Jesús García
Alfonso L. Congostrina
Oriol Güell /Rebeca Carranco
Barcelona , España
Viernes 18 de agosto de 2017.


El suceso ocurrió pasadas las 15:00 horas GMT, cuando una furgoneta blanca arrolló a varias personas que paseaban por las Ramblas, uno de los lugares más concurridos y turísticos de esta ciudad del noreste de España.

La Policía busca a dos personas como supuestos autores del atropello y se cree que uno de ellos se ha parapetado en un bar con un arma larga y el otro ha logrado huir, según las primeras hipótesis de las fuerzas de seguridad.

Además, se busca un segundo vehículo que podría estar implicado en los hechos.

Al parecer, la furgoneta causante del atropello partió de la estación de metro de las Ramblas, circuló por el carril central de esta avenida e impactó contra varios vehículos en el recorrido, que terminó prácticamente en la entrada del Liceu (la ópera de Barcelona).

Las fuerzas de seguridad acordonaron la zona mientras que los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo de asistencia a las víctimas.

El Gobierno regional de Cataluña recomendó evitar salir a la vía pública en la zona de la Plaza de Cataluña, donde comienzan las Ramblas, por este "incidente grave".

Las autoridades catalanas también pidieron el cierre de las estaciones del Metro y de ferrocarril en esa plaza, en pleno centro de la capital catalana, adonde se desplazaron varias ambulancias.

En los alrededores de la Rambla y la plaza de Cataluña se vivieron escenas de pánico, con gente corriendo muy asustada, refugiándose en comercios y portales tras el atropello.

La zona del suceso es uno de los puntos más concurridos de la ciudad, especialmente por los turistas, y nudo de enlace de varios medios de transporte público.

En ella se encuentran también diversos centros comerciales y locales de gran actividad.

El atropello se produjo cerca de la fuente de Canaletas, donde los seguidores del Fútbol Club Barcelona suelen reunirse para celebrar los títulos conseguidos por este equipo.

Cerca se encuentra también el histórico mercado de la Boquería, que también está cerrado.

El País
Agencias
El Universal
Barcelona, España
Jueves 17 de agosto de 2017.


Con tres goles de Luis Suárez, el conjunto de Luis Enrique conquista su segundo título consecutivo, el número 24 de su historia


El Barcelona conquista la Liga BBVA. Con el mismo once que hace casi un año atrás se coronó como el mejor equipo de Europa, la campaña pasada en Berlín ante la Juve, el Barça saltó al campo en Los Cármenes en busca de su título número 24, el 14 de los últimos 25 años. Lo consiguió.

 El conjunto de Luis Enrique se llevó una Liga, que tuvo que ganar “dos veces”, según entiende el vestuario azulgrana por haber dilapidado una diferencia de 12 puntos respecto a su perseguidor, el Real Madrid.

El equipo de Luis Enrique se aferró a su tridente, que en las últimas dos campañas marcaron 250 goles. Pero este campeonato lleva la firma de Luis Suárez, Pichichi en la Liga (40), virtual Bota de Oro, esta tarde también goleador en Granada. El charrúa anotó los tres goles en Los Cármenes, que le dieron tranquilidad a Luis Enrique y el título al Barcelona.

Sin titubear, el conjunto azulgrana atoró al Granada. Primero lo tuvo Piqué (el portero Andrés Fernández salvó el gol sobre la línea), avisó Messi, con un disparo desde la medialuna, y a Neymar se lo sacó Lombán.

Todo esto, al tiempo de que el Barça ya sabía que el Madrid ganaba en Riazor. Pero el tridente azulgrana estaba encendido. Y, lo que se cocinó en la medular, entre Iniesta y Neymar, lo finalizaron Alba y Suárez. El uruguayo cantó su gol número 38 y el Barça ya había empezado a acariciar la Liga.

El gol del charrúa tranquilizó a los muchachos de Luis Enrique, que comenzaron a jugar con el resultado y con el balón. Ocurrió, en cualquier caso, de que antes de que se cierre el primer acto, Mascherano rompió líneas con un gran pelotazo para Alves, que sin dudar le puso el balón en la cabeza a Suárez para que firmara el segundo azulgrana. A cada gol del Madrid en Riazor (ganaba 2-0), el Barça le contestaba con otra diana el Barça en Los Cármenes. Todo estaba definido en A Coruña. Y todo estaba definido en Los Cármenes.

En el segundo tiempo, el Barcelona jugó con el balón y con el reloj. Cuidaba la pelota el conjunto de Luis Enrique, siempre atento al paso del tiempo. La mala noticia para el Barcelona fue la lesión de Mascherano. El Jefecito dejó el campo por un problema muscular y peligra su participación la semana que viene en la final de la Copa del Rey ante el Sevilla. Pero hubo tiempo para el Hat-trick de Suárez, otra vez tras otra combinación entre los tres delanteros azulgranas. El día 14, el Barça conquista su liga número 14 desde que Cruyff conquistó su primer título con el Dreamteam. Una especie de homenaje de los muchachos de Luis Enrique al mítico holandés.

Árbitro: Hernández Hernández, Alejandro José

7 Tarjetas amarilla 0 Tarjetas rojas Gol

El País
Madrid
Bernat Coll
Rafael Pineda
Sábado 14 de mayo de 2016.

El conjunto blaugrana da un recital al conjunto blanco en el Bernabéu al golearlo 4-0

Madrid.- El Barcelona se dio un festín en el Clásico, se lo llevó con rotundidad y amplió a seis puntos su ventaja sobre el Real Madrid, que queda muy tocado no solo por la diferencia, sino por la deficiente impresión causada y las malas sensaciones.

Sí, fue el triunfo del deporte, del futbol, sobre el miedo, tras un emotivo y respetuoso homenaje a las víctimas de París, también lo fue, y contundente, del conjunto azulgrana, que abre una brecha más que notable al frente de la tabla.

Luis Enrique además aprovechó para hacer reaparecer a Leo Messi. Lo hizo cuando el choque estaba sentenciado, porque quedó finiquitado con el 0-3.

El técnico azulgrana apostó por la cautela con la 'Pulga'. Volvió a la lista, pero no al once, y es que Messi llevaba ocho semanas de baja y el entrenador optó por no arriesgar de entrada. En el equipo inicial, entraron Ivan Rakitic y Sergi Roberto.

Rafa Benítez dejó en el banquillo a Casemiro, fijo como ancla del centro del campo en los últimos tiempos, y concedió la titularidad a James Rodríguez por detrás de la 'BBC'. El técnico madrileño se decantó por la versión sobre el papel más creativa tras las dudas generadas sobre todo ante el PSG y en la derrota de Sevilla que le hizo perder el liderato. El resultado fue un fracaso.

En el tablero verde salió mucho mejor parado el conjunto azulgrana porque fue muy superior en la medular, donde el cuadro blanco tan solo tenía dos hombres y medio, y poco podían hacer ante Busquets, Iniesta, Rakitic y Sergi Roberto. Solo la superioridad numérica le hacía al conjunto catalán desenvolverse con una comodidad inusual y manejar a su antojo el balón y el partido.

Al cuadro de Benítez le quedaban tan solo acciones a la carrera en busca del área del chileno Claudio Bravo, porque entre Kroos y Modric no tenían suficiente para generar futbol. El desequilibrio fue patente y el cuadro barcelonista lo aprovechó con precisión de relojero.

El juego parsimonioso, de interminables rondos, del Barcelona enfrió el Clásico de entrada y adormeció al Real Madrid. Los azulgranas, con la lección perfectamente aprendida y sabedores de lo que tenían que hacer, supieron alterar ese juego con cambios de ritmo que provocaron la zozobra en la débil zaga blanca.

Un balón alto de Neymar en magnífica posición fue el primer aviso. Al segundo llegó el 0-1 con un remate cruzado magistral del uruguayo Luis Suárez, que aprovechó a la perfección un envío de Sergi Roberto, que se había internado sin oposición.

Como la pasada temporada, el Barcelona, aún esta vez sin Messi, se adelantaba en el Bernabéu muy pronto. En esta ocasión el Real Madrid no parecía encontrar el camino para reaccionar y seguía a merced de su rival. Tuvo, no obstante, su opción, pero Benzema no atinó a rematar.

Y lo pagó muy caro, porque al minuto siguiente, tras perder un balón Modric en la salida de la jugada sin que nadie le avisara de la amenaza por detrás, Iniesta, favorecido por la pasividad de la defensa blanca, ofreció un pase medido a Neymar, quien no falló y batió por bajo a Keylor Navas.

El Barcelona estaba dando un repaso futbolístico y estratégico a un equipo roto, fundido, sin recursos, que a punto estuvo de encajar el tercero al borde del descanso en otra gran acción azulgrana de no haber sido por Marcelo, que sacó bajo palos el remate de Luis Suárez.

Al descanso se llegó con una pañolada de otra época, con la afición madridista abroncando con rotundidad a su equipo e incluso hubo cánticos destinados al presidente, y con un Barcelona confortable en el dominio tras haber sido dueño y señor del clásico.

El arranque de orgullo del Real Madrid le dio para generar dos ocasiones al inicio del segundo tiempo, por medio de Marcelo y James Rodríguez. Pera nada más, porque acto seguido Iniesta acabó con las pretensiones del cuadro de Benítez con un espectacular zapatazo para rubricar otra perfecta jugada azulgrana.

Luis Enrique, con el partido ganado, se decidió a dar entrada a Messi, que no tenía que correr riesgos y encima podía aprovechar el desconcierto de su rival. Benítez también movió ficha y cambió a James por Isco, pero la misión madridista era imposible.

Sin rumbo el Real Madrid, el Barcelona siguió manejando el partido a su antojo. Además, atrás estaba Claudio Bravo para abortar cualquier pretensión local, como en una intervención ante Cristiano Ronaldo a los 68 minutos.

Además de todos sus males, al equipo de Benítez no le salía nada y el Barcelona, casi sin dar la impresión de querer mucho más, echó más sal en la herida y completó la goleada al ritmo que imponían Messi y un extraordinario Iniesta -se llevó una gran ovación del Bernabéu cuando fue sustituido- y remachaba Luis Suárez.

El clásico languideció entre los rondos del equipo azulgrana, que mantuvo el manejo interminable del esférico, y la incapaz madridista para plantear batalla real se reflejó en la expulsión de Isco, cansado de perseguir a sus rivales y de no ver apenas el balón.

El Barcelona sale aún más reforzado de lo que ya llegaba al clásico. De nuevo el Bernabéu fue un terreno propicio para ensalzar su futbol. Luis Suárez y Neymar, que recogieron los galones en el periodo de baja de Messi, volvieron a portarlos. Pero ahora ya tienen a su lado al argentino.

EFE
Madrid
Sábado 21 de noviembre de 2015.

A sus 74 años de edad, Robert Allen Zimmerman se ha presentado ante el selecto público del Festival Jardines de Pedralbes

Barcelona.- El magnetismo y el talento de Bob Dylan han atrapado al público intergeneracional que se ha reunido hoy en los Jardines de Pedralbes de Barcelona, donde el de Minnesota ha ofrecido un concierto sin concesiones a la nostalgia, durante el que se ha centrado en sus composiciones de la última década.

A pesar de que muchos de los presentes han pagado entre 70 y 185 euros atraídos por la posibilidad de ver de cerca al mítico autor de Like a rolling stone y escuchar en directo sus himnos generacionales, el trovador no se ha dejado influir por las supuestas expectativas de su público y ha encerrado bajo llave los temas más conocidos de su pasado para centrarse en su presente.

Un presente lleno de buenas canciones que suenan a blues, a rock, a country y, sobretodo, a él mismo, que con 50 años sobre los escenarios y 36 discos de estudio ya ha tenido tiempo de demostrar sobradamente que está entre los más grandes de todos los tiempos.

A sus 74 años de edad, Robert Allen Zimmerman se ha presentado ante el selecto público del Festival Jardines de Pedralbes en mejor forma física que cuando visitó Barcelona por última vez hace cinco años.

Ha salido a escena con un sombrero blanco de ala ancha blanco y una americana clara, y se ha situado en el centro del escenario, de pie, rodeado de los cinco magníficos músicos que le acompañan.

Poco hablador, Dylan no ha dado ni las buenas noches, pero ha logrado conectar con los presentes a través de su personalísima voz rasgada y su maestría como compositor e intérprete.

El primer tema ha sido Things have changed, una preciosa canción que compuso el año 2000 para la película Wonder boys y que ha cantado casi sin moverse.

Luego ha llegado el turno de She belongs to me, uno de los pocos clásicos de su época dorada que ha incluido en el repertorio de esta noche.

En esta canción, Bob Dylan ha hecho sonar su armónica, y con ella ha llegado la magia al precioso escenario al aire libre de los Jardines de Pedralbes.

A pesar de que, supuestamente, Dylan está de gira para presentar su disco Shadows in the night (2015), sólo ha interpretado dos temas de este álbum: las versiones de Frank Sinatra Full moon and empty arms y Autumm leaves, éste último original de Yves Montand.

El grueso del repertorio lo han formado canciones de Tempest (2012), último disco de estudio con material inédito, del que han sonado la mitad de sus cortes.

Con paso firme, el bardo norteamericano ha ido desgranado su repertorio a lo largo de un concierto de algo más de hora y media, durante el que sólo se ha dirigido al público una vez para decir “en seguida volvemos”, justo antes de abandonar el escenario 20 minutos, a modo de entreacto.

Durante la segunda parte, el legendario trovador ha alternado su voz rota con la armónica y el piano, y se ha mostrado más distendido, llegando incluso a caminar con elegancia por el escenario y a hacer algún sutil movimiento corporal.

Pero el momento álgido ha llegado en los bises con Blowing in the wind, la única concesión a la nostalgia que ha hecho y que, de hecho, no se puede considerar como tal porque la recreación del tema que ha ofrecido no tiene nada que ver con la canción que interpretaba el jovencísimo Dylan cuando era pareja de Joan Baez.

El concierto ha acabado con el público en pie y Bob Dylan despidiéndose con la cabeza de un público que sabía del pasado de Dylan y hoy ha experimentado su presente.

EFE
Barcelona, España
Sábado 4 de julio de 2015.

Un avión que cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf se accidentó sobre Los Alpes; el gobierno francés confirma que no hubo sobrevivientes

Los mexicanos Daniela Ayón, Dora Isela Salas Vázquez y Carles Milla Masanas fallecieron en el accidente aéreo ocurrido en Los Alpes, confirmaron fuentes diplomáticas.

El vuelo GW9525 de Germanwings que se accidentó sobre los Alpes franceses en un vuelo entre Barcelona y Düsseldorf.

Previamente, la Cancillería había informado que tenía indicios de tres mexicanos a bordo del avión.

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, informó en su cuenta oficial de Twitter que la Cancillería brinda asistencia a familiares de mexicanos "que podrían encontrarse entre las víctimas del accidente aéreo en Francia”.

La dependencia señaló que desde que se tuvo conocimiento del accidente, el Consulado de México en Barcelona inició gestiones en el aeropuerto de esa ciudad para obtener más detalles que permitan confirmar oficialmente esta información.

"Nuestra representación estableció contacto con la Unidad de Emergencia Consular del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, quien han informado que los restos de los pasajeros serán enviados a Francia, donde se harán las pruebas forenses correspondientes y se efectuará su identificación y entrega a los familiares" , indicó.

Con base en esta información, se ha iniciado el protocolo de coordinación con el Consulado de México en Francia para dar seguimiento a los operativos de rescate e identificación de los restos, en estrecha comunicación con la Célula de Crisis del Ministerio de Asuntos Extranjeros francés.

El gobierno de México reiteró su pesar por este trágico accidente en el murieron ciudadanos de distintos países y expresó solidaridad con sus gobiernos y familiares.

"La Secretaría de Relaciones Exteriores permanecerá atenta a la información de las autoridades españolas y francesas con el fin de intervenir oportunamente en caso de que se confirme la existencia de nacionales mexicanos entre las víctimas”, afirmó.

El avión, de la compañía de bajo coste filial de Lufthansa, despegó de Barcelona a las 09.55 hora local (08.55 GMT) con destino a Düsseldorf y se estrelló en los Alpes franceses cerca de una hora después.

En la aeronave viajaban 144 pasajeros y 6 miembros de la tripulación, según informó la aerolínea alemana.

EFE/AP/El Universal
Ciudad de México, Mx.
Martes 24 de marzo de 2015.

Luis Suárez acabó con las esperanzas blancas con un zarpazo en la segunda parte

Con la misma crueldad con la que se las gastaba el viejo Real Madrid. Sin reparar en el centro del campo. Sin que importara el gobierno, el control del balón o la posesión. Qué más da. El Barcelona de Luis Enrique, con una concepción del juego radicalmente opuesta a señas de identidad que parecían sagradas, recitó su nuevo credo ante el pesar de Ancelotti y los suyos. De nada sirvió a los blancos intentar crecer con el cuero pegado a la bota, su monumental partido del primer tiempo, o las demostraciones de Modric o Benzema. Cada contragolpe local se clavó como un puñal en el corazón blanco (2-1), roto en mil pedazos ahora que el título de Liga, a cuatro puntos de distancia, comienza a escurrirse. [Narración y estadísticas]

"Siempre me ha asustado la audacia del que sabe generar el caos a sabiendas del riesgo que provoca la segura difusión del aza". La frase corresponde al añorado cronista del subsuelo barcelonés Francisco Casavella. Proclama que bien podría estar dirigida a un hombre tan dado a los extremos como Luis Enrique. Porque el entrenador azulgrana ha hecho del caos su razón de ser, y del riesgo el camino más recto hacia el éxito. La apuesta, cierto es, atemoriza tanto como entusiasma, como los buenos cuentos de terror. Pero cada día no comparece en el Camp Nou un equipo como el de Ancelotti, que se fue de vacío, qué ironía, pese a desnudar las tremendas carencias en la medular de un Barcelona que hace ya demasiado tiempo que juega a otra cosa. El área, alfa y omega barcelonista.

No parecía hacer falta que Isco asomara o que Kroos tomara más responsabilidades de las necesarias. El menudo Modric, probablemente el futbolista más importante para el engranaje de este Real Madrid, se bastó para dejar en evidencia a los centrocampistas del Barcelona, a quien Mascherano, otra vez en el puesto del renqueante Busquets, no lograba ordenar. Iniesta y Rakitic, entregados desde hace tiempo a la causa vertical de Luis Enrique, no podían más que correr de arriba a abajo. Como si la búsqueda de la pausa fuera una quimera. El partido no pasaba por ellos. Y lo sabían.

Entregado en ese tramo inicial el Barcelona a lo que demandara el Madrid, Messi campaba por el terreno de juego con cara de no entender nada. Había lanzado la falta que significó el gol inaugural de Mathieu, cierto. Pero durante toda la primera parte, con la pelota a años luz de sus dominios, tuvo que ver cómo el futbolista que debía sufrirle, Marcelo, prefería treparle para echarse al monte. Los avances del lateral brasileño, a quien nadie iba a perseguir, fueron un auténtico tormento para los azulgrana en el primer acto. El primero de ellos, de hecho, concluyó con un remate al larguero de Cristiano después de que Benzema abriera los mares al portugués.

Era el día apropiado para que Cristiano comenzara a alejarse de esa imagen de hombre atormentado que venía consumiéndole en las últimas fechas, donde sólo pareció encontrar cobijo bajo un sombrero de copa. Cristiano no ahoga la rabia, sino que la expulsa, como si pretendiera ahuyentar a sus monstruos después de cada regate, después de cada carrera. Por eso cuando marcó el empate en el Camp Nou, ni siquiera advirtió que los compañeros venían a abrazarle. Prefirió ir hacia el córner para pedir calma a la grada. Su lucha, siempre su lucha.

El inolvidable taconazo de Benzema

La acción del empate madridista, sin embargo, pasará a la historia de los clásicos por el inolvidable pase de tacón de Benzema. Es el francés uno de los futbolistas más incomprendidos del panorama internacional, que siempre penalizó su porte de poeta. Pero pocos delanteros interpretan el fútbol como el galo, prestidigitador entre líneas, con un sexto sentido en el área sin igual.

Pero el Real Madrid, que fue capaz de hacer del Barcelona un equipo vulgar durante el último cuarto de hora de la primera parte, con el increíble Bravo arrebatándole un gol a Cristiano y Mateu anulándole otro a Bale tras fuera de juego del portugués, cometió el error de dejarse llevar. Sin ser plenamente consciente el equipo blanco de que a los de Luis Enrique el balón les trae sin cuidado. Es suficiente con intentar defender con criterio -Piqué y Mathieu rayaron a un excelente nivel- y lanzar un pelotazo largo. Calidad sobra en el frente para que alguien le dé sentido.

Lo hizo Luis Suárez, claro vencedor de su duelo con Pepe. Un delantero tan insaciable como instintivo. "He hecho goles que después me ha costado entender cómo exactamente los hice. Hay algo en la forma que juego que es inconsciente, para bien o para mal", admitía el uruguayo en su autobiografía. Confesión que se hizo una vez más patente en su tanto a Casillas, con un control sin tacha y un disparo cruzado propio del delantero que vive de la corazonada.

Esta vez, el Madrid no supo gestionar la desventaja desde el fútbol. El Barcelona, no sólo intimidó con sus contragolpes, sino que logró encontrar cierta calma cuando Messi abandonó la banda derecha para comenzar a avanzar por la garganta del campo. Neymar, desastroso en el comienzo, descubrió su mejor repertorio. Y La Pulga, por fin, acarició la sentencia por dos veces mientras Casillas sostenía a duras penas la persiana y Ancelotti se empequeñecía en un banco que cada vez quema más.

El Mundo
Francisco Cabezas
Barcelona, España
Twitter: @FCabezas78
Domingo 22 de marzo de 2015.

El conjunto blaugrana vence 5-0 al Córdoba y está a un punto del Real Madrid. Messi marca doblete. Luis Suárez anota primer gol en liga

Barcelona.- Pese a jugar al ralentí, con escasa circulación de balón y un juego plano durante muchos minutos, el Barcelona se despidió de 2014 con una goleada ante el Córdoba (5-0), un rival que pagó su falta de atrevimiento.

El partido sirvió para que el uruguayo Luis Suárez marcara su primer gol en la Liga, para que Leo Messi anotara un doblete, pese a que apenas participó en el juego, y sobre todo para finalizar el año a un punto del Real Madrid, que tiene un partido pendiente por su presencia en el Mundial de Clubes.

Los azulgranas marcaron muy pronto y sestearon. Su juego deja mucho que desear y durante muchos minutos el partido se convirtió en un insulso peloteo entre un equipo, el barcelonés, que se adelantó muy rápido en el marcador, y otro cuyo único objetivo era no salir goleado del Camp Nou.

Marcó el Barça tan pronto, a los noventa segundos de poner en juego el balón, que lo más complicado fue fácil, tanto que los de Luis Enrique no tuvieron la intensidad necesaria ante un rival que se echó atrás desde el inicio y luego se encontró con alguna opción a la contra en el primer tiempo.

Los azulgranas volvieron a firmar un futbol plano. Con poca profundidad y una circulación de balón muy lenta. En la primera acción del partido, un pase interior de Rakitic fue aprovechado por Pedro, quien realizó un gran control y batió a Juan Carlos.

Lo más complicado estaba hecho. Abrió el Barcelona el marcador, pero no tenía la intención para cerrar el partido por la vía rápida. Con Martín Montoya en el lateral derecho, los locales dominaron, pero sin prisas, buscaron las bandas, especialmente la izquierda con Jordi Alba, pero no acabaron de decidirse a ir a la yugular de los cordobesistas.

Y así pasaron los minutos. Acciones aisladas frente al 5-3-2 de los visitantes. Luis Suárez remató al lateral de la red en el minuto 11 y no hubo más noticias del Barcelona hasta la parte final del primer tiempo.

El Córdoba, con muchas precauciones, se animó frente a la indecisión de los azulgranas. Tuvo un par de llegadas: una por medio de Ghilas, que superó a Mascherano y remató fuera ante Bravo (min.19) y otra de Borja (min. 26) en un disparo lejano.

El Barcelona jugaba a bajas revoluciones. Sólo se aceleraba cuando el balón llegaba a Jordi Alba o cuando intervenía en el juego Luis Suárez. Leo Messi se desperezó en los diez minutos finales del primer tiempo. Pedro (min. 26), Alba (44) y sobre todo Piqué, en el minuto 45, pudieron ampliar la ventaja, y Cartabia, en el 39, volvió a disponer de una buena oportunidad ante Bravo.

Y poco cambió en la reanudación, más allá de que en la primera aproximación de los azulgrana, los de Luis Enrique volvieron a marcar y decidieron el partido.

Fue en una combinación entre Iniesta y Pedro. El extremo cedió dentro del área a Luis Suárez que batió a Juan Carlos por debajo de las piernas. El uruguayo consiguió en el minuto 53 su primer gol en la Liga española después de siete partidos.

Con el 2-0, el Barcelona pareció animarse y el Córdoba siguió a los suyo. Ni siquiera la entrada de Xavi (min.67) reanimó a los suyos. Los azulgranas, con el partido ganado, no aceleraron; los de Djukic tampoco salieron de la cueva pese al 2-0 y el partido se convirtió en un insulso dominio local. Eso hasta los minutos finales.

Entonces el Barça marcó otros tres goles. El 3-0 en una falta botada por Xavi y rematada de cabeza por Piqué; el 4-0 después de que Messi se encontrara con un balón dentro del área tras el lanzamiento de un saque de esquina y el 5-0 también obra del argentino en el tiempo añadido.

Ficha técnica:

5 - Barcelona: Claudio Bravo; Montoya; Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Iniesta (Rafinha, min.76), Rakitic (Xavi, min. 65); Messi, Luis Suárez y Pedro.

0 - Córdoba: Juan Carlos; Campabadal, Íñigo López (Pinillos, min.60), Deivid, Pantic, Crespo; Luso (Rossi, min.71), Ekeng, Cartabia, Borja García (López Silva, min.75) y Ghilas.

Goles: 1-0, min.2: Pedro. 2-0, min.53: Luis Suárez. 30, min.79: Piqué. 4-0, min.82: Messi. 5-0, min.91: Messi.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz. Mostró cartulina amarilla a Busquets (min.66).

Incidencias: Asistieron al encuentro 60.066 espectadores en partido de la decimosexta jornada disputado en el Camp Nou.

EFE
Barcelona, España
Sábado 20 de diciembre de 2014.

Página 1 de 2

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter