*El primero de una familia de billetes más difícil de falsificar

El Banco de México (Banxico) puso en circulación un nuevo billete de 500 pesos que en su anverso cuenta con la imagen de Benito Juárez en sustitución de Diego Rivera e Ignacio Zaragoza, el cual es el primero de una nueva familia de billetes más difícil de falsificar.

El gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León Carrillo, informó que esta nueva familia de billetes, que constará de seis denominaciones, se centra en dos temas: la identidad histórica y el patrimonio natural.

Al anunciar esta nueva familia de billetes en el Museo Interactivo de Economía, dijo que el de 500 pesos es el primero que se pone en circulación, porque es el de mayor demanda y más susceptible de falsificar.

Notimex
Ciudad de México
Lunes 27 de agosto de 2018.


•    El monto retirado por este ciberataque suma cerca de 300 millones de pesos (mdp), de acuerdo Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico).

•    Algunos de los proveedores que conectan a las entidades financieras con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) asumen que los hackers provienen de dentro del sistema financiero.

Ciudad de México.- Algunos de los proveedores que conectan a las entidades financieras con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) opinan que el hackeo a cinco instituciones financieras fue orquestado desde dentro del sistema. Por ello, ahora blindan su software.

De acuerdo con una fuente cercana a la operación, el software de al menos uno de los proveedores que conectan a una treintena de entidades financieras con el SPEI ya se actualizó y la contraseña cifrada no se compartió con los empleados de las instituciones financieras.

“Liberamos nueva versión a prueba de balas, que asume que hay un ladrón desde adentro de la institución”, señaló la fuente, que prefirió el anonimato pues argumentó que las investigaciones están en curso. “Para vulnerar la aplicación tuvieron que hacerlo desde adentro del banco o del sistema”, agregó.

Por un periodo de tres semanas, al menos cinco instituciones financieras registraron órdenes de pago fraudulentas en sus conexiones con el SPEI a partir de cuentas no reconocidas. El monto retirado por este ciberataque suma cerca de 300 millones de pesos (mdp), de acuerdo Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (Banxico).

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación, que aún no concluye, entre las instituciones afectadas se encuentran Banorte, por un monto de 150 mdp; Inbursa, por 180 mdp, y Casa de Bolsa Kuspit, por 40 mdp.

Además de estas entidades financieras, el ciberataque también dañó a Caja de Ahorro Las Huastecas y a otro banco cuya identidad aún no se ha corroborado.

El dinero de este robo fue repartido por los hackers en cientos de cuentas de diferentes bancos para luego retirarlo.

¿Quiénes son los proveedores?

Estas instituciones financieras compartían a tres proveedores que las conectaban al SPEI. Dos de ellos son LGEC y Apesa. (Expansión no pudo aún corroborar el nombre del tercero).

“Los mensajes deben ir firmados entre el ‘core’ bancario y el aplicativo. El proveedor tiene que procesar la firma, pero el que debe firmarlo es el participante”, explicó Fernando Gutiérrez, director general de LGEC, que tiene a más de 30 clientes. “Nuestros aplicativos viven dentro de la infraestructura del banco, y yo no sé si el banco lo está firmando o no porque no tengo acceso”, agregó en entrevista telefónica.

Apesa no respondió a la petición de entrevista de Expansión.

Otros proveedores que ofrecen conexión al SPEI son Praxis, Conecta, SIES Soluciones de Software y Sistema Cooperativo de Medios de Pago (Siscoop).

De acuerdo con la última circular de operación del SPEI que emitió Banxico hace un año, las instituciones financieras son las responsables de observar que los proveedores cumplan con los requisitos de certificación.

 “Puedes tener muy buena tecnología, pero siempre necesitarás una contraseña, y si no está resguardada, por mucha tecnología que metas, estará el error humano”, dijo Jorge Abud, director regional en México de Praxis, empresa que tiene 34 clientes que conecta al SPEI y que no fue vulnerada.

De acuerdo con estimaciones de la consultora Garner Group, siete de cada 10 casos de fraudes se ejecutan desde adentro de las instituciones, a nivel global.

Expanión
Adrián Estañol
Ciudad de México
Jueves 24 de mayo de 2018.

 
     MEXICO, 9 ene (Xinhua) -- La inflación interanual en México terminó 2017 en un 6,77 por ciento, su mayor nivel en más de 16 años, en gran medida por el traspaso a los precios de la volatilidad de la moneda, según cifras oficiales divulgadas hoy martes.

     El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de México informó en un comunicado que la tasa de inflación al cierre del año pasado es la más alta desde mayo de 2001, cuando fue de 6,95 por ciento, y mayor al 6,63 por ciento interanual registrado en noviembre.

     En diciembre del año pasado, el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) creció un 0,59 por ciento por los aumentos del 42,91 por ciento en el precio del tomate, del 22,69 por ciento en las tarifas de transporte aéreo, del 0,82 por ciento en los precios de las gasolinas, y del 7,43 por ciento de los servicios turísticos, entre otros.

     La inflación subyacente, el referente en las decisiones de política monetaria del banco central, se aceleró un 0,42 por ciento en diciembre, su crecimiento más elevado desde abril del año pasado.

     El índice subyacente interanual cerró 2017 en un 4,87 por ciento, un leve descenso contra el 4,90 por ciento registrado hasta noviembre.

     La permanencia del índice subyacente por arriba del 4,0 por ciento es una consecuencia de la volatilidad que registró la moneda en todo el año pasado, consideró la directora de análisis económico del Banco Base, Gabriela Siller.

     "Esto es evidencia de un nuevo efecto del traspaso de la depreciación cambiaria a niveles de precios", explicó Siller en un reporte.

     Tras conocer el informe del Inegi, el banco Ve por Más (BX+) estimó que el central Banco de México (Banxico) podría considerar elevar nuevamente la tasa clave de interés en 25 puntos base en su próximo aviso del 8 de febrero.

     Banxico elevó el pasado 14 de diciembre su tasa clave de interés a un 7,25 por ciento desde 7,0 por ciento, al contemplar un entorno más adverso para la inflación.

     El banco Ve por Más dijo que además de la depreciación de la moneda, hay un contexto de "alta volatilidad" por la incertidumbre en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) actualmente en renegociación y las próximas elecciones presidenciales que tendrá México en julio.

     Por su parte, el ministro mexicano de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo a reporteros que al comienzo del año los ajustes en los precios no están impactando artículos de la canasta básica de forma generalizada.

     "Estamos trabajando con aquellos productores de los artículos más importantes para seguir observando su comportamiento", dijo Guajardo tras inaugurar el II Foro sobre Competencia y Regulación de Mercados, en la Ciudad de México.

     "Los cierres de año y los arranques de año siempre muestran estacionalidad", agregó.

     Guajardo dijo que a partir de este mes espera que el índice de precios retome una tendencia a la baja que sea congruente con el objetivo del banco central, de un 3,0 por ciento, con un diferencial de un punto porcentual arriba y abajo de esa cifra.

Xinhua
Ciudad de México
Martes 9 de enero de 2018.


El precio del dinero pasa del 5,75% al 6,25% después de que los precios repuntasen un 4,7% en enero


México repite estrategia para contener la escalada inflacionista. El instituto emisor del país norteamericano ha decidido este jueves aumentar en 50 puntos básicos el tipo de referencia y suma ya un incremento de 300 puntos en el último año. La medida, que fija el precio del dinero en el 6,25% busca atajar el alza de precios y sostener el tipo de cambio del peso, una de las monedas más vapuleadas en 2016. Horas antes, la oficina estadística mexicana había confirmado el repunte de la inflación en enero: aupados por una moneda débil, que encarece las importaciones, y la subida de los combustibles, los precios al consumo aumentaron un 4,7%. Tanto el alza en las tasas de interés decretado este jueves como el dato de inflación van en línea con lo que pronosticaba una mayoría de casas de análisis.

La reacción en el mercado de divisas ha sido inmediata: 20 minutos después de que el Banco de México hiciese público el aumento, el peso mexicano recuperaba un 0,7% frente al dólar y más de un 1% frente al euro, las dos monedas internacionales de referencia. "El mercado ya había descontado parte del alza", apunta Gabriel Pérez del Peral, director de la carrera de Economía de la Universidad Panamericana. Sin embargo, cree que la senda de incrementos se irá suavizando a medida que vaya avanzando el año. "No habrá más incrementos de 50 puntos base", pronostica. "Seguirá el camino que marque EE UU".

Tres efectos del aumento de tipos en el día a día

Peso algo menos débil. La moneda mexicana, fuertemente golpeada en los últimos meses por el temor al efecto que las políticas de Donald Trump puedan tener sobre la economía del país norteamericano, toma algo de aire. En la práctica, esto abarata las importaciones y hace que las ventas mexicanas al exterior (y el sector turístico) pierdan parte de la competitividad ganada recientemente.

Crédito más caro. Con las recientes alzas de tipos, la última de ellas este mismo jueves, los préstamos y las hipotecas tienden a encarecerse. Aunque hasta ahora los bancos han optado por absorber buena parte del incremento del último año, antes o después los prestatarios acabaran pagándolo en sus cuotas.

Barrera de contención para los precios. Cualquier aumento en el precio del dinero tiende a enfriar la economía –aunque el mecanismo de transmisión de la política monetaria es, en el caso mexicano, algo menos directo que en otros países– y a ralentizar la subida de precios al consumo. Esto es especialmente importante en un momento en el que la inflación pica al alza y se ha convertido en uno de los principales problemas para el ciudadano de a pie de calle, que ve mermado su poder adquisitivo.

La Reserva Federal estadounidense decidió hace dos semanas mantener las tasas de interés, dejando –indirectamente– algo más de margen de maniobra a su par mexicano. La decisión de pausar la normalización de la política monetaria iniciada en diciembre de 2015 frenó momentáneamente el encarecimiento del dólar frente al resto de divisas y permitió al peso vivir una de sus mejores semanas en varios meses. Sin embargo, el instituto emisor que preside Janet Yellen mantiene su idea inicial de tres incrementos a lo largo del año en curso, que podrían ser más si el giro prometido por Trump (más inversión en infraestructuras, impuestos más bajos y, en definitiva, más déficit) recalienta la economía y las expectativas de inflación se disparan. En ese caso, el banco central estadounidense se vería obligado a endurecer aún más su política monetaria y presionaría más si cabe al Banco de México.

Aunque desde la toma de posesión del nuevo presidente estadounidense, el pasado 20 de enero, el tipo de cambio del peso ha insuflado algo de oxígeno sobre la segunda economía más grande de América Latina —la divisa mexicana ha recuperado un 5% en estos poco más de 15 días, lo que le sitúa como la moneda que más se aprecia frente al dólar en el periodo—, los especialistas coinciden en que no se puede dar por concluida la senda de la depreciación.

Alza de precios en casi todos los rubros

Las economías latinoamericanas están más acostumbradas a convivir con tasas altas de inflación que sus pares europeas. El Banco de México fija un rango objetivo de alza de precios de entre el 2% y el 4%, frente al 2% de, por ejemplo, el Banco Central Europeo. Sin embargo, cuando esa horquilla se supera con holgura, como ha ocurrido en el primer mes del año, se empiezan a encender las alarmas. En enero, además, la inflación subió con fuerza en casi todos los grupos de productos: la única excepción fueron las frutas y verduras, que se abarataron un 6% respecto al mismo mes de 2016.

El rubro que más se encareció en los 30 primeros días del año fue el de los productos energéticos, cuyo precio repuntó un 16,3% interanual arrastrado por el encarecimiento de los combustibles decretado para enero por el Gobierno federal (entre un 14% y un 20%). En febrero, esta tendencia debería moderarse después de que las numerosas protestas y saqueos llevasen al Ejecutivo de Enrique Peña Nieto a suspender el alza previsto para la primera mitad del mes. "El Gobierno seguirá manipulando la inflación conteniendo el alza de los combustibles", pronostica Pérez del Peral, de la Universidad Panamericana. "Intenta que los precios no se les vayan de las manos". El índice subyacente, que mide la inflación sin tener en cuenta los componentes más volátiles como la energía y los alimentos, también subió con fuerza en el primer mes de 2017 (+3,8%), aunque se mantiene dentro de los objetivos del Banco de México.

El consenso de las casas de análisis prevé que el alza de precios general supere el 5,3% en el conjunto del año, tasa que debería relajarse en 2018 hasta el 3,75%. Hacer pronósticos a tan largo plazo, sin embargo, es complejo en el contexto en el que se desenvuelve la economía mexicana. Con la amenaza constante de la nueva Administración estadounidense, que ha abogado por renegociar o romper el tratado de libre comercio que une a ambos países y Canadá desde 1994, imponer un arancel del 20% sobre los productos mexicanos e incluso gravar las remesas, México ha entrado en terreno desconocido. "La volatilidad seguirá aumentando y la rebaja de la calificación [rating] de la deuda mexicana está próxima", cierra Pérez del Peral.

El País
Ignacio Fariza
Ciudad de México
Jueves 9 de febrero de 2017.


Totalizaron un monto de 26 mil 970 millones de dólares, esta cantidad es la más alta desde 2007

Ciudad de México. - Durante 2016 las remesas familiares que enviaron los mexicanos principalmente desde Estados Unidos, totalizaron un monto de 26 mil 970 millones de dólares, informó el Banco de México (Banxico).

Esta cantidad es la más alta desde 2007 cuando se recibieron 26 mil 59 millones de dólares y comenzó la crisis de las remesas por la recesión de la economía en el país vecino del norte como consecuencia de la quiebra inmobiliaria.

En comparación a 2015 cuando se captaron 24 mil 784 millones de dólares, las remesas reportaron un aumento de 8.8%, destacó el Banco de México.

Tan sólo en diciembre del año pasado dichos flujos fueron de 2 mil 336 millones de dólares, el 6.2% superior respecto a igual mes de 2015.

Los envíos suben temporalmente en estados expulsores de migrantes por miedo a deportaciones y la creación de un impuesto a sus transferencias en efectivo.

Analistas y habían anticipado que las remesas reportarían un fuerte crecimiento, debido sobre todo por el resultado del proceso electoral en Estados Unidos.

La explicación es que los migrantes mexicanos sin ciudadanía, están dando más posibilidades al escenario de mayor probabilidad de ser deportados.

Por ello, el flujo de remesas de diciembre y enero estuvo influenciado por este factor.

Paisanos sacan ahorros de EU; incertidumbre sube remesas

Incertidumbre es ahora la sensación de los migrantes mexicanos radicados en Estados Unidos y de sus familiares que reciben constantemente apoyo económico a través de envíos cotidianos a México.

Expertos en el tema como Juan José Ling, economista de BBVA Bancomer, prevén que al menos a corto plazo habrá un repunte importante de las remesas que envían a México, dado el temor de no poder hacerlo más por las amenazas de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, emitidas desde su campaña.

El miedo entre los connacionales se incrementó esta semana debido a la emisión del decreto del republicano para comenzar la construcción de un muro en la frontera entre ambos países.

De acuerdo con el informe de la institución bancaria titulado “Situación Migración México 2016”, los ingresos por remesas alcanzaron 24 mil 791 millones de dólares en 2015, siendo el cuarto registro histórico de este flujo hacia México. Desde 2005 las remesas familiares hacia la República se han mantenido en niveles anuales por encima de los 20 mil millones de dólares (mdd) alcanzando un máximo histórico de poco más de 26 mdd en el año 2007. Mientras que las previsiones de instituciones bancarias como CitiBanamex y Banorte prevén para el total de 2016 alrededor de 27 mil mdd.

Michoacán, Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Puebla figuran entre las cinco principales entidades receptoras de remesas tanto en 2010 como en 2015. Los envíos se incrementaron hasta en 6 millones más en 2016.

El Universal
Leonor Flores
Ciudad de México
Miércoles 1 de febrero de 2017.


El programa SPID entrará en vigor a partir de abril

Acapulco. -  El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, informó que a partir de abril entrará en operación en el país el Sistema de Pago Interbancario en Dólares (SPID), que permitirá que empresas puedan tener cuentas en la divisa estadounidense en México.

En el marco de la 79 Convención Bancaria, y tras argumentar la importancia que han adquirido las operaciones en dólares en nuestro país, el gobernador del Banxico aprovechó la presencia de los representantes de la banca privada y de desarrollo para presentar este programa llamado SPID.

“Una fracción de las transacciones en varias de las cadenas de producción se denominan en dólares, incluso cuando las actividades relacionadas ocurren dentro del territorio nacional.

Acotó que la regulación permite que los bancos ofrezcan cuentas en dólares en México a cierto tipo de clientes, principalmente a personas morales. Por ello “el SPID permitirá realizar operaciones a menos de un día y transferencias electrónicas en dólares en tiempos muy reducidos”.

Los requerimientos para operar en el sistema implican que las operaciones en dólares que se realicen en el país serán más transparentes, afirmó el gobernador del Banco Central.

Informó que los bancos deberán implementar revisiones acordes en un esquema basado en riesgos: “Esto contribuirá a mejorar la credibilidad de los procesos preventivos en las instituciones de crédito y del sistema financiero mexicano en general frente al resto del mundo.

El Economista
Ana María Rosas / Enviada
Acapulco, Guerrero, México
Jueves 10 de marzo de 2016.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Síguenos en Twitter