El programa inició el 20 de mayo; a la fecha se han recibido 17 solicitudes de siete maestrías y un doctorado

Con el fin de no frenar la vida académica y estimular la conclusión de estudios, no obstante, la contingencia por COVID-19, la BUAP puso en marcha una plataforma de streaming para la presentación de exámenes profesionales de posgrado en línea, la cual inició el pasado 20 de mayo con 17 solicitudes. A la fecha se han titulado 12 egresados de siete programas de maestría y un doctorado.

Yadira Navarro Rangel, titular de la Coordinación de Posgrados Multimodales, de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado (VIEP), explicó que en reunión virtual con los coordinadores de los 95 programas de posgrado de la Institución se acordó el uso de las salas de videoconferencia de Google para la realización de los exámenes profesionales.

La Máxima Casa de Estudios en Puebla, desde el 1 de octubre de 2018 conformó un proyecto para el desarrollo de posgrados en línea, en ese momento ya existía la primera maestría en esta modalidad: Administración de Negocios Global, de la Facultad de Contaduría Pública, que inició con la plataforma institucional Blackboard.

La funcionaria universitaria precisó que de acuerdo con el perfil particular de los posgrados en la BUAP y la necesidad de sistematizar los procesos e incrementar el acceso, uso y apropiación de las TIC, surgió la Coordinación de Posgrados Multimodales. “Es decir, no sólo nos preocupaba crear programas en línea, sino generalizar la mediación tecnológica para la enseñanza y el aprendizaje en los posgrados”. Con ese objetivo, desde enero de 2019 se han capacitado docentes, investigadores y administrativos del posgrado en la plataforma Classroom.

Durante la actual contingencia sanitaria por COVID-19, a través de la aplicación de exámenes profesionales en línea -los cuales tienen una duración similar a los presenciales-, la Institución ha titulado a 15 egresados de las maestrías en Estomatología (terminal Pediatría), Estomatología en Rehabilitación Oral, Educación Matemática, Física Aplicada, Ingeniería en Sistemas Eléctricos de Potencia, Ciencias de la Computación, y en Diagnóstico y Rehabilitación Neuropsicológica. Así como a un egresado del Doctorado en Semiconductores.

Tras informar que las cinco solicitudes de exámenes profesionales en línea, que restan para cubrir las 17 registradas desde que se abrió el programa el pasado 20 de mayo, serán atendidas durante junio, la doctora Navarro Rangel señaló que cada coordinador de los distintos posgrados de la Institución se asegura que quienes solicitan estos exámenes hayan cubierto los requisitos para graduarse, y una vez que esto ha ocurrido envían la solicitud con los datos del sustentante, integrantes del sínodo, correos y fecha.

“El equipo de diseño técnico pedagógico de la VIEP procesa esta información y contacta al responsable, hacen pruebas y verifican los correos de los asistentes para darles el acceso en la fecha y hora indicada”.

Los exámenes pueden ser cerrados; de ser así participan el sustentante y el sínodo: presidente, secretaria/o y vocales (más o menos cinco personas) y el coordinador del programa. De ser abierto se envía la lista de personas que asistirán y su correo electrónico, para hacerles la invitación y permitirles acceder a la sala virtual.

Con el fin de continuar con la vida académica, desde el inicio de la actual contingencia por COVID-19, que restringe las actividades presenciales, la BUAP ha abierto a toda la comunidad un taller de capacitación para el uso de Classroom y sesiones en línea, de 9:00 a 11:00 horas, para aclarar dudas y apoyar en la creación de cursos, además de la atención permanente vía foros y correo electrónico.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 31 de mayo de 2020.


•    El rector Alfonso Esparza Ortiz recalcó que en este momento la Universidad concentra todos sus esfuerzos en enfrentar la pandemia y mejorar los procesos académicos

Durante la V sesión del Consejo Universitario, el rector de la BUAP se pronunció por privilegiar el bienestar de los ciudadanos.  “Distraer esos esfuerzos en una persecución política es absurdo”, dijo
Mientras en el estado han muerto 437 personas y hay 2 mil 421 infectados por el COVID-19, el gobierno de Puebla ha decidido que es más importante acrecentar las batallas y arremeter contra los que considera sus enemigos, subrayó el rector Alfonso Esparza Ortiz, durante la V sesión del Consejo Universitario: “No es momento de obsesiones, no es momento de enemigos personales, no es momento de acrecentar batallas; es momento de atender la urgencia y la emergencia, es momento de atender al estado y de pensar en lo único importante, que son los ciudadanos de Puebla”.

Al encabezar la histórica sesión del Consejo Universitario, realizada de forma virtual en 44 sedes, en atención a las disposiciones de la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación de la Pandemia de Coronavirus (COVID-19), Esparza Ortiz remarcó que mientras toda la sociedad hace un esfuerzo por estar en cuarentena -cuando los profesores y estudiantes de la BUAP están en sus casas porque saben que así luchan contra la epidemia-, “el gobierno de Puebla, en vez de pensar en ellos y en todos los poblanos, está pensando exclusivamente en las obsesiones del gobernador”.

El rector Alfonso Esparza Ortiz recalcó que en este momento la Universidad concentra todos sus esfuerzos en enfrentar la pandemia y mejorar los procesos académicos. Por ello, aseguró, "distraer esos esfuerzos en una persecución política es absurdo".

Durante esta sesión, la quinta extraordinaria del año, con 190 votos a favor, los consejeros universitarios acordaron defender el patrimonio universitario a través de un exhorto a la Fiscalía General del Estado para conducirse con imparcialidad y agilizar la integración de la carpeta de investigación contra la empresa Garden Teas de México, por la venta fraudulenta de Lobos BUAP.

Crece la demanda de nuevo ingreso

Durante esta sesión virtual del Máximo Órgano de Gobierno de la Institución se aprobó por unanimidad de votos el informe de la Comisión Institucional de Admisión, presentado por la vicerrectora de Docencia, María del Carmen Martínez Reyes, para dar a conocer las medidas de continuidad académica y el Proceso de Admisión 2020, cuya convocatoria se publicó el pasado 31 de marzo, que registra a la fecha 91 mil 476 aspirantes, poco más de 40 mil con respecto al 2019, lo cual es muestra del prestigio y calidad educativa de la BUAP.

Entre estas medidas dio a conocer estrategias para atender a los estudiantes durante la contingencia, a través de medios electrónicos, en los cuales se registraron 20 mil 489 secciones del nivel superior con 73 mil 740 alumnos. Así también se puso a disposición de la comunidad estudiantil tutoriales y documentos de apoyo; la Dirección General de Bibliotecas difundió repositorios de acceso digital; y la Escuela de Formación Docente y Desarrollo Académico ofertó cursos en línea de actualización didáctica y pedagógica.

Las fechas de ajuste para la conclusión del periodo escolar 2019-2020 para el Técnico Superior Universitario (TSU) y licenciatura-cuatrimestre será el próximo 12 de junio, para el TSU y licenciatura-semestre el 19 de junio, para posgrado el 26 de junio. El nivel medio superior quedó sin cambios; es decir, el Plan 06 finaliza el 29 de mayo y el Plan 07 el 12 de junio.

Martínez Reyes indicó que se puso a disposición de los estudiantes una mesa virtual a la trayectoria académica para el periodo Primavera, la cual recibió 6 mil 433 solicitudes de baja de materias. Respecto al nivel medio superior informó que se dio seguimiento a través de reportes semanales y quincenales de los directores. “De la última semana de marzo y tercera semana de abril se tuvo una aceptación del personal docente del 96 por ciento y una presencia estudiantil del 83 por ciento, así como un porcentaje de avance de los programas de estudio del 80 por ciento”.

Derivado de lo anterior se inició una estrategia de desarrollo de competencias digitales de los docentes, de la cual cerca de 2 mil se capacitaron en Microsoft Teams. Durante junio se realizará en las plataformas de Moodle y Blackboard.

Para brindar certeza laboral a la planta docente, se establece como estrategia la contratación automática hasta el 31 de diciembre de académicos que no cuenten con la definitividad, excepto aquellos con algún procedimiento administrativo pendiente.

En cuanto al periodo Otoño 2020, María del Carmen Martínez Reyes notificó que se podrá incrementar número de materias y créditos permitidos en sus respectivos mapas curriculares; se establecerá un máximo de 40 estudiantes por sección, con excepción de casos especiales previa autorización; y se ofertarán secciones los sábados para evitar la concentración de alumnos.

Asimismo, se promoverá que entre el 10 y 20 por ciento de la oferta de asignaturas sea en línea; por ejemplo, Inglés podrá ser cursada en línea y se tendrá cobertura para aquellos que no puedan estudiarla en esta modalidad. Para el nivel medio superior la programación académica concluyó el 14 de mayo y está en fase de revisión. Para el caso del posgrado, la programación académica será el 18 y 19 de junio.

BUAP al servicio de su comunidad estudiantil

Con respecto al Proceso de Admisión 2020, se dio a conocer que se realizaron en tiempo y forma la convocatoria de nuevo ingreso para el nivel medio superior y superior, la socialización de las guías informativas para la aplicación del examen, la Guía con las características de los documentos para subir al sistema y el Manual para efectuar el registro en Autoservicios.  

A la fecha se cuenta con la validación de documentos de 91 mil 476 aspirantes, poco más de 40 mil con respecto al año pasado, lo cual da muestra del prestigio y calidad educativa de la BUAP. Además, cabe recordar que el examen tenía un costo de 750 pesos, el cual fue eliminado en beneficio de la economía de las familias.

De acuerdo con la convocatoria vigente, el examen de admisión está programado para junio, sin embargo, deberá validarse en función del seguimiento y la evolución de la pandemia y determinar en todo caso su reprogramación, a fin de salvaguardar la salud de los aspirantes e integrantes de la comunidad universitaria que intervienen en el proceso.

Por otra parte, la vicerrectora de Docencia señaló que se adecuaron los procedimientos para presentar exámenes profesionales en línea, los cuales serán desarrollados en una plataforma de streaming validada por la DCyTIC. Con ello se estimula la conclusión de estudios durante esta etapa de emergencia sanitaria.

Garantizar la continuidad de la vida institucional

Por unanimidad de votos, el Consejo Universitario aprobó también el acuerdo emitido por el Rector Alfonso Esparza Ortiz, en el cual se dictaron medidas provisionales para el cumplimiento de las funciones sustantivas y adjetivas de la Institución, durante la contingencia sanitaria por COVID-19.

En este acuerdo se estipula que el maestro Oscar Gilbón Rosete y el doctor Héctor Granados Rodríguez continuarán como titulares de la Tesorería General y Contraloría General de la BUAP, respectivamente, a pesar de que sus nombramientos concluyeron el 31 de marzo de 2020. El procedimiento para las nuevas propuestas se llevará a cabo ante el Consejo Universitario hasta que la emergencia sanitaria lo permita.

Además, los directores de las unidades académicas que ya concluyeron el periodo correspondiente para el cual fueron nombrados, así como aquellos que terminen durante el tiempo que dure la suspensión de actividades presenciales, continuarán con sus funciones para no afectar las actividades sustantivas de cada escuela, facultad o instituto.

Durante el periodo que subsistan las acciones extraordinarias para combatir la pandemia, dentro de sus competencias y con las medias sanitarias adecuadas, las autoridades universitarias deberán dar continuidad a la adquisición de insumos y equipo para las diferentes dependencias administrativas, incluido el Hospital Universitario, para que al reestablecerse las actividades presenciales se cuente con lo necesario.

Por último, este acuerdo refiere que aquellas acciones que determinen la función adjetiva y sustantiva de BUAP podrán continuar siempre y cuando se cumplan con las medidas de seguridad que dicta la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación de la Pandemia COVID-19.

La sesión fue presidida por el rector Alfonso Esparza Ortiz y se transmitió en vivo desde el Aula Virtual del Complejo Cultural Universitario, con la participación de 192 consejeras y consejeros universitarios en 44 sedes de la Universidad.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 27 de mayo de 2020.


La vida cotidiana que existió antes no será igual


Superar la crisis generada por el virus SARS-CoV-2 no sucederá pronto, en unas semanas, ni siquiera en unos meses; incluso, ha sido muy difícil predecir el pico de la pandemia a causa de gente que no acata las recomendaciones sanitarias o realiza festejos o invitaciones especiales para contagiarse masivamente de COVID19 y generar la denominada inmunización de rebaño, advirtió la doctora Lilia Cedillo Ramírez, directora del Centro de Detección Biomolecular de la BUAP.

“Ese término de la inmunidad de rebaño se ha puesto de moda, sobre todo entre la gente joven; pero lo que va a pasar es que se enfermarán todos al mismo tiempo y no habrá suficiente espacio en los hospitales para atenderlos, y lamentablemente ni siquiera en las funerarias y cementerios. El concepto de inmunidad de rebaño se da de manera natural, pero paulatina, no porque uno lo esté buscando, ni porque organice fiestas, ni porque se exponga uno sin ninguna protección”, enfatizó.

Pese a los informes cotidianos de las autoridades de Salud, el multicitado aplanamiento de la curva -que puede ser un indicativo de que la pandemia va disminuyendo- aún no es una realidad, ya que los casos desafortunadamente siguen en aumento, por lo que es preciso seguir los cuidados preventivos y acatar las indicaciones del gobierno federal, afirmó.

“No debemos confiarnos en que la curva ya se aplanó, porque eso no es cierto. Evidentemente estamos todavía en esa fase de aumento de casos y ahora es, precisamente en estos días, cuando más debemos acatar las indicaciones de la ‘sana distancia’ y no tener la falsa idea de que ya faltan muy poquitos días. No lo sabemos realmente y tenemos que estar conscientes que de nosotros depende lo que vaya a pasar en las futuras semanas”.

Al mismo tiempo, Cedillo Ramírez expresó que la sociedad debe estar muy consciente que la vida cotidiana que existió antes de la pandemia no será igual hasta que aparezca una vacuna que proteja a todos del virus SARS-CoV-2. Por ello, es muy importante ubicarse desde ahora en esa nueva normalidad ocasionada por el COVID19.

Enfatizó que hasta que no se logre la inmunización de la población contra ese coronavirus, las medidas higiénicas implantadas como prevención por el gobierno se tendrán que seguir utilizando día a día.

“Tenemos que ubicarnos en esa nueva normalidad. El uso del cubrebocas, el gel antibacterial, las soluciones desinfectantes, el lavado constante de manos, no tener contacto físico con las personas; todo eso va a tener que seguir permanente hasta que no estemos inmunizados, ya sea por una vacunación o porque nos hayamos enfrentado al virus”, concluyó.

Una guía para la nueva normalidad

La Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación de la Pandemia de Coronavirus (COVID19), a iniciativa del Rector Alfonso Esparza, diseñó una guía basada en el análisis situacional, protocolos y guías nacionales e internacionales, la cual aporta recomendaciones fáciles para enfrentar la “nueva normalidad”, una vez que concluya la Jornada Nacional de Sana Distancia, el próximo 1 de junio, cuando la población regresará a actividades esenciales, con la reapertura gradual de sectores productivos.

Se trata de una serie de medidas cuyo objetivo es prevenir la aparición de brotes de la enfermedad, y proporcionar protección a la población, sobre todo la de riesgo, hasta que exista una vacuna.

La guía con recomendaciones para la población se puede descargar en la página oficial de la Universidad: www.buap.mx. Cabe destacar que dicha publicación está sujeta a modificaciones, conforme avancen los conocimientos sobre este tipo de coronavirus, así como abierta a compartir acciones colectivas que procuren un mayor bienestar entre todas y todos.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 24 de mayo de 2020.


Por la contingencia se han incrementado solicitudes atendidas a través de distintas plataformas
 

Conscientes de la necesidad de brindar bienestar emocional a la comunidad universitaria, particularmente durante esta pandemia, la Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), a través de la Coordinación de Atención al Bienestar Emocional, brinda sus servicios a los estudiantes, quienes han incrementado significativamente sus solicitudes de atención durante esta cuarentena.

Así lo informó el titular de esta dirección, Juan Carlos Pinacho Cruz, quien señaló que la situación actual ha provocado diversos estados emocionales, no sólo entre los jóvenes, sino también en personas adultas, niños y niñas. En el caso de la comunidad universitaria, dio a conocer que han recibido alrededor de 250 solicitudes de consulta de primera vez, durante el confinamiento.

De acuerdo con el director de la DAU, esta cifra es poco común porque generalmente las solicitudes crecen en el inicio o término del semestre, cuando los estudiantes pueden estresarse más por su rendimiento académico. En este sentido, señaló que la mayor demanda se ha centrado en los estudiantes de licenciatura, con el 96 por ciento.

En el marco de la conmemoración del Día de la Psicóloga y Psicólogo, este 20 de mayo, el titular de la DAU mencionó que el crecimiento de la demanda de estos servicios durante las últimas cuatro semanas se vincula a estados de ansiedad, tristeza, depresión, o bien por violencia dentro del núcleo familiar, donde las relaciones interpersonales se tensan por el encierro o la incertidumbre generada por la pandemia, así como por cuestiones de género.

Acciones institucionales para el bienestar emocional

“Como Universidad, la salud física y emocional de nuestra comunidad está contemplada en el Plan de Desarrollo Institucional del doctor Alfonso Esparza y en este caso la DAU colabora con un grupo de psicólogas y psicólogos que atendían de manera presencial, de lunes a viernes, de 9:00 a 17:00 horas, en las unidades de bienestar emocional, situadas en las áreas Centro, de la Salud y Ciudad Universitaria, así como en el Complejo Regional Sur en Tehuacán y en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, en Tecamachalco”, destacó el maestro Pinacho Cruz.

Mencionó también que en horarios posteriores a las 17 horas y fines de semana, se ofrece una línea de atención telefónica para emergencias (22 23 44 89 05), que sigue operando las 24 horas para atender exclusivamente crisis. Asimismo, a lo largo del año se activan campañas de promoción de la salud emocional, prevención del suicidio y se imparten pláticas en las unidades académicas que lo solicitan.

En cuanto a las cifras, Pinacho Cruz informó que durante 2019 se realizaron 5 mil 876 atenciones presenciales, de las cuales 63 por ciento fueron para mujeres y 37 por ciento para hombres. En cuanto a la línea telefónica de atención a crisis, en ese mismo año se respondieron 456 llamadas, de las cuales 58 por ciento fueron de mujeres y 42 por ciento de hombres.

Respecto a la atención que se otorga en medio del confinamiento, explicó que el personal de psicología sigue trabajando basado en protocolos o líneas de atención que se difunden a la comunidad estudiantil en redes sociales. De esta forma, cualquier estudiante puede hacer una solicitud proporcionando sus datos -nombre, número telefónico, matrícula y programa de estudios- en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Una vez que se corrobora la información proporcionada, la DAU se contacta con la alumna o el alumno para darle una cita virtual de lunes a viernes, utilizando distintas plataformas en línea, y de no contar con acceso a internet, se atiende vía telefónica.

La importancia de la salud emocional

Pinacho Cruz señaló que en el grupo de población entre 14 y 29 años –en el cual se ubica la comunidad estudiantil–, se presentan los trastornos emocionales e incluso psiquiátricos con más frecuencia, por ese motivo es importante destacar el cuidado de la salud emocional de la juventud.

Refirió que las y los jóvenes crecen con un gran número de estresores debido a traumas de la infancia, acoso escolar, discriminación por género y por diversidad sexual, violencia familiar, así como por origen étnico, desempleo, condiciones de salud precarias, pero también por pandemias o catástrofes naturales, lo que explica este aumento en sus índices de atención, ya que algo similar ocurrió tras el sismo de 2017.

Por otra parte, el titular de la DAU enfatizó que cuidar la salud mental se refleja, primero, en un ahorro financiero en salud pública, sobre todo porque está ligada al bienestar corporal; y, posteriormente, en un mejor funcionamiento social.

Otra de las ventajas, se relaciona con la estabilidad de las y los futuros profesionales, ya que actualmente las áreas de reclutamiento no sólo enfatizan en el desempeño y conocimientos, también en lo emocional, porque una persona con una salud mental adecuada es más capaz de enfrentar el estrés, resolver conflictos y hacerse responsable de su desempeño dentro del entorno laboral.

Cómo podemos cuidar nuestra salud mental

El maestro Juan Carlos Pinacho resaltó la importancia de acudir con un especialista de la salud mental para conocer nuestra persona y recursos propios que nos permitan hacer frente a una crisis. Sin embargo, reconoció también que existen estrategias de autocuidado que nos permiten alcanzar ese bienestar deseado, entre estas seguir adecuadamente los ciclos de sueño y sin interrupciones, además de realizar actividad física que involucre relajación y meditación, por lo menos 3 a 5 veces por semana.

Además, prescindir o regular el consumo de tabaco y alcohol. Asimismo, reconocer y evitar las relaciones interpersonales violentas en la familia o pareja; al contrario, fomentar amistades con pares, con quienes se deben intercambiar las necesidades personales, pero de forma respetuosa, a fin de establecer límites y formar verdaderas redes de apoyo.

Finalmente, se pronunció por identificar otras actividades, más allá de las escolares o laborales, que permitan un mayor disfrute de la vida; por ejemplo, la Universidad ofrece a su comunidad estudiantil una amplia oferta de talleres artísticos, culturales y de responsabilidad social, así como actividades deportivas, que contribuyen a la formación integral de las y los alumnos, porque pueden descubrir o afianzar talentos, lo que otorga a su vida otra clase de incentivos.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 20 de mayo de 2020.


Es necesaria una alianza entre científicos y sociedad, pues esta pandemia es sólo vocera de una gama de enfermedades que la humanidad enfrentará


Al afirmar que el COVID-19 es sólo el vocero de una gama de enfermedades que la humanidad seguirá enfrentando, Karla Rubio Nava, egresada de la BUAP e investigadora en el Instituto Max Planck de Alemania, considera que esta pandemia ha develado tanto nuestra vulnerabilidad física, como la de los sistemas económico y de salud. Por ello, es necesaria una alianza entre científicos y sociedad: la ciencia no debe ser un privilegio de los países desarrollados, sino una prioridad en todos los gobiernos para lograr un beneficio social real.

“No es tiempo de señalar ni de alarmar, sino de generar consensos con especialistas de cada área para sacar adelante a la sociedad. Debemos insistir en discusiones multidisciplinarias de prevención de enfermedades y prevención de la pobreza”, afirma.

Rubio Nava, primera cientifica mexicana galardonada con el premio Von Behring-Röntgen Young Talent Award 2019, una de las más altas distinciones médicas en Alemania, destaca la importancia de la ciencia y la educación para frenar teorías conspirativas que sólo desvían la atención de autoridades y sociedad. “Una sociedad educada no necesita que le digan qué hacer: lo reconoce por sí misma”, expresa.

Para la egresada de la Licenciatura en Biomedicina, de la Facultad de Medicina, y de la Maestría en Ciencias Fisiológicas, del Instituto de Fisiología, de la BUAP, “no debemos permitir que una urgencia sanitaria como esta se tome como excusa para refrendar diferencias políticas y sociales entre los países; no a la segregación de ningún sector. Tampoco permitir condiciones laborales subóptimas en los institutos y centros responsables del cuidado de la salud. Debemos contextualizar lo que ha pasado y las consecuencias que cada país tendrá, no para marginar, sino para no repetir”.

-Después de esta experiencia el mundo será otro...

-Coincido totalmente, esta epidemia ha subrayado no sólo nuestra vulnerabilidad física, sino la vulnerabilidad de nuestros sistemas económico y de salud. Es tiempo de generar consensos para sacar adelante a la sociedad, promover discusiones multidisciplinarias para prevenir enfermedades y abatir la pobreza, ambas complementarias. La dinámica social va a experimentar un cambio notable, pero no debemos tomarlo como algo negativo, sino lo contrario. Es tiempo de una alianza con la ciencia. Como lo comentó el doctor Antonio Lazcano, ‘la ciencia es un patrimonio al que todos tenemos derecho’. La divulgación de nuestros resultados debe ser ajustada al entorno social, con más compromiso en nuestra labor de mentoría y difusión de la información a diferentes niveles. Hemos tenido oportunidades con otras epidemias, pero esta parece ser la oportunidad definitiva: no podemos poner en riesgo la permanencia de los sectores vulnerables de nuestra sociedad, como los adultos mayores y las personas con predisposiciones a la enfermedad.

Doctora en Ciencias Naturales por el Instituto Max Planck de Investigaciones Cardíaca y Pulmonar, en Bad Nauheim, y en la Justus-Liebig-Universität, en Giessen, ambas en Alemania, su investigación se ha orientado en el análisis de los mecanismos epigenéticos que modulan la aparición y permanencia de males como la fibrosis pulmonar idiopática, una compleja enfermedad de causa desconocida, crónica, progresiva, incapacitante e incurable, que se caracteriza por un proceso anormal de cicatrización del tejido del pulmón, lo que provoca disminución gradual e irreversible de la función de ese órgano.

Al destacar el papel de la ciencia para contener la pandemia, ya que análisis epidemiológico estima que de no haberse tomado medidas, 90 por ciento de la población mundial ya estaría contagiada por COVID-19, considera relevante su trabajo como investigadora postdoctoral en el Instituto Max Planck para la Investigación en Corazón y Pulmón, en Bad Nauheim, Alemania, y la Unidad de Investigación Gly-CRRET, en París, Francia, ambos orientados al descubrimiento de los mecanismos moleculares subyacentes en enfermedades humanas.

“Este es un momento donde dichas investigaciones son cruciales. Trabajamos con modelos de fibrosis pulmonar, cáncer pulmonar y neurodegeneración. La primera (fibrosis pulmonar) es una enfermedad del envejecimiento patológico, cuya incidencia se ha incrementado en países industrializados con altos niveles de contaminación, por lo que requerirá especial atención, ya que a los factores de predisposición agregaremos las secuelas de la infección por COVID-19. Muchos reportes han demostrado recientemente que los pacientes que se recuperan de la infección muestran distintos tipos y niveles de daños sistémicos, entre ellos pulmonares, del sistema nervioso central y pancreáticos”.

“Esta crisis brinda una perspectiva inesperada de las prioridades”

Certificada en los programas doctorales de Biología Molecular y Medicina del Pulmón, en la Escuela Internacional Max Planck de Investigación, la doctora Rubio Nava asegura que esta pandemia también ha reestructurado las perspectivas del manejo de la ciencia local y global.

Al respecto, precisa que “científicos de todo el mundo han desplegado esfuerzos para reclutar expertos de todas las disciplinas y abordar de una manera integral el COVID-19. Por ejemplo, se generaron plataformas internacionales (Crowdfight C19) con bases de datos en las que se convoca a la comunidad científica a participar, de manera voluntaria, en revisiones bibliográficas y de fuentes confiables de datos, en meta-análisis, en experimentos. Una comunidad recién nacida, donde el esfuerzo de biomédicos, epidemiólogos, neumólogos, economistas, bioinformáticos, enfermeras, genetistas, farmacéuticos, periodistas, inversionistas, es una conjunción sinérgica y desinteresada”.

Lo anterior, comenta, es “una bella manifestación de lo que significa la ‘comunidad científica’, y ello me genera mucha esperanza en el futuro; me equilibra en estos días de gran ansiedad e incertidumbre que estamos viviendo todos, unos en condiciones más precarias”. Asimismo, remarca “los esfuerzos sobrehumanos por parte del personal de salud: ellos merecen toda nuestra admiración y apoyo”.

En el caso de México encuentra muy valiosas las iniciativas de las universidades públicas y los hospitales universitarios, la convocatoria extraordinaria del Conacyt para proyectos y puestos de investigación enfocados en COVID-19, las innovaciones tecnológicas que han surgido de diversas instituciones con producción de respiradores, mascarillas, por mencionar algunos casos.

“Me conmuevo cada día con las historias de muchos de mis exalumnos de la Facultad de Medicina de la BUAP, quienes ahora se encuentran en el frente de batalla y que no hay forma de agradecerles lo suficiente; médicos tan valiosos. Esta crisis me da una perspectiva inesperada de las prioridades que deberíamos asignar en nuestra vida, del valor de la simple presencia de alguien, de los aprendizajes que pueden obtenerse de un estilo de vida elemental, de la empatía convertida en planes de acción para los más necesitados”.

Tras señalar que la humanidad continuará siendo desafiada por nuevas enfermedades infecciosas, en la actual contingencia sanitaria, como científica, expresa: “He procurado difundir información verificable en temas controversiales de la pandemia, como las evidencias de que esta pandemia no es aleatoria, ni es fruto de ninguna conspiración, tampoco es una pena capital para la humanidad.  Aún nos encontramos en la fase aguda de contagios y no debemos minimizar el apoyo que requiere la investigación biomédica de las enfermedades humanas cuyas secuelas impacten la actividad social, al generar incapacidad, pobreza o baja calidad de vida”.

Durante esta epidemia en Alemania, la doctora Karla Rubio Nava refiere que sus actividades de investigación no se han detenido y se desarrollan de manera ordinaria en los horarios y sitios de trabajo acostumbrados, sólo con nuevos hábitos “que he tenido que ir adoptando de manera fija. Por ejemplo, la disponibilidad de cubrebocas y desinfectante siempre en la mochila, así también hacer el almuerzo en solitario”.

-¿Qué le gustaría hacer cuando se suspendan las medidas de sana distancia?

-Ese día me encantará ofrecer a mis amigos una buena comida mexicana en casa, abrazarlos por todos estos meses de distancia, e intercambiar nuestros aprendizajes.

Así cierra esta entrevista la doctora Karla Rubio Nava, primera científica mexicana Premio Von Behring-Röntgen Young Talent Award 2019, el galardón de la Fundación Von Behring-Röntgen creado en honor a los premios Nobel de Física, Wilhelm Röntgen, y de Medicina, Emil Adolf von Behring, el cual en los últimos diez años sólo se ha otorgado a 20 científicos sobresalientes.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 17 de mayo de 2020.


•    Ser maestro significa estar dispuesto a aprender: Rodolfo Cortés Riveroll

•    El alumno exige cada vez más, por lo que los profesores no pueden quedarse al margen


La labor docente es un reto, porque implica actualización constante, realizar investigación, idear propuestas para estimular el interés de los estudiantes y conducirlos a adquirir el conocimiento, además de ejercer una función tutorial, tanto para comprender el entorno de cada alumno relacionado con su aprendizaje, como para indicarle el camino de mejora de hábitos de estudio. Por ello, “ser maestro significa estar en constante cambio y dispuesto a desaprender y volver a aprender”, asevera José Gaspar Rodolfo Cortés Riveroll, académico de la Facultad de Medicina de la BUAP.

Con 37 años de antigüedad, el docente reconoce que más allá de la vocación, la educación continua es una parte importante del proceso de aprendizaje. “El alumno exige cada vez más, por lo que los profesores no pueden quedarse al margen, aún con una gran vocación. El trabajo de clase debe planificarse, organizarse, ser impartido y finalmente evaluado para saber si tuvo la repercusión deseada. Puedo presentar el mismo conocimiento del año anterior, pero cada vez con un análisis distinto y mejorado”.

La formación docente no cesa. “Cuando no doy clase, sólo estoy pensando en cómo mejorar mis lecciones y qué nuevo estímulo puedo transmitir a los jóvenes para interesarlos en el conocimiento. Yo aprendo para enseñar”, expresa.

Rodolfo Cortés Riveroll, doctor en Historia de la Medicina, asegura que el tiempo que profesores y alumnos pasan en el aula es un pretexto para estudiar. En clase se plantean problemas, dudas, alcances y metodologías que los estudiantes deben encontrar con el estudio sistematizado y habitual. “Cuando ellos aprenden esta metodología, podemos estar seguros que nunca quedarán dudas sin respuesta o problemas sin resolver”.

Formación en tiempos de pandemia

De acuerdo con la UNESCO, mil 370 millones de niños y jóvenes en 138 países se han visto afectados con la pandemia global por COVID-19, por lo que la escuela y el hogar se convirtieron en el mismo lugar. Lo anterior, implica para los profesores deben diseñar lecciones en línea funcionales y basadas en el aprendizaje tecnológico.

En la anterior epidemia de influenza, Rodolfo Cortés Riveroll comenta que se vislumbró un panorama como el actual: “Los cursos en línea y el uso de plataformas se pusieron de moda, pero muy pocos entendimos el mensaje”.

Hace cuatro años, la Academia de Historia y Filosofía de la Medicina, de la cual es miembro, diseñó el Curso Masivo Abierto en Línea (MOOC), de 45 horas, “Historia de la Medicina en el siglo XIX”. Es un proyecto de Comunidades Digitales para el Aprendizaje en Educación Superior (Codaes), en colaboración con profesores de Historia de la Medicina de la UNAM y de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

Desde hace dos años, “este MOOC es obligatorio para nuestros alumnos de Medicina que cursan nuestra materia. Nosotros nos preparamos y esta es una forma -no la única- de hacer frente a estas contingencias”.

En la tarea de incorporar estrategias para un aprendizaje virtual, a la par de dar una mayor flexibilidad de estudio, la BUAP pretende ofertar 926 asignaturas en línea, cifra que representa 20 por ciento del total de la currícula del nivel superior. Con ello, se busca maximizar el aprovechamiento de las herramientas tecnológicas.

La tecnología facilita el aprendizaje y el papel del docente en este proceso es insustituible, refuerza el académico de la Facultad de Medicina. “Las tecnologías no surgen espontáneamente, son ideadas y realizadas por maestros con el fin de llegar a más alumnos de los que se reúnen en un aula. Un alumno frente a una computadora realizando cualquier tarea siempre estará consciente de que hay un profesor que lo diseñó y lo acompañará”.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 14 de mayo de 2020.


Carreras tradicionales y del área de la salud, las de mayor demanda en el Proceso de Admisión 2020.


En los últimos años, la BUAP ha incrementado significativamente su oferta académica, no sólo en función de brindar más oportunidades de acceso a la educación superior, sino también para responder a la vocación productiva de las regiones del estado.

Dentro de la oferta educativa del nivel superior en el Proceso de Admisión 2020, existen carreras innovadoras y con pertinencia social, para responder a las necesidades actuales. Tales son los casos de las licenciaturas en Gestión de Ciudades Inteligentes y Transiciones Tecnológicas, que ofrece la Facultad de Ciencias de la Electrónica; Administración de Empresas, impartida en Acatzingo y Zacapoaxtla; Ingeniería en Procesos y Gestión Industrial e Ingeniería en Sistemas y Tecnologías de la Información Industrial, estas dos últimas ofertadas en el Complejo Regional Centro, campus de San José Chiapa, debido a la creciente vocación industrial de la zona.

También, Ingeniería Agroforestal, ofertada en Tetela de Ocampo; e Ingeniería Agronómica en Recursos Naturales Renovables, con sede en Teziutlán, programas académicos que posibilitan la obtención de respuestas a problemas actuales y del futuro, como la sostenibilidad, la sustentabilidad y el calentamiento global.

Además, la Licenciatura en Gestión Territorial e Identidad Biocultural, ubicada en el Complejo Regional Nororiental, campus Cuetzalan, es un programa educativo que tiene su origen en la necesidad de formar a gestores en el ordenamiento del territorio con enfoque biocultural, en una región como la Sierra Norte del estado amenazada por prácticas destructivas de la biodiversidad, con problemas de deforestación, deterioro ambiental y pérdida del patrimonio biocultural.

Tras afirmar que estas carreras cuentan con una planta docente e infraestructura de calidad, la titular de la Dirección de Administración Escolar de la BUAP, María Elena Ruiz Velasco, señaló: “Reiteramos a los futuros profesionistas que no es necesario viajar a la ciudad de Puebla para realizar sus estudios. Contamos con cinco complejos regionales donde existe una gama de posibilidades para elegir una carrera y no abandonar su lugar de residencia, ya que la BUAP hace presencia en toda la entidad con profesionistas de calidad y de acuerdo con la demanda de la sociedad”.

Por otra parte, la funcionaria universitaria dio a conocer que las carreras de Contaduría Pública, Derecho, Arquitectura, Ingeniería Mecatrónica, Psicología y las licenciaturas del área de la Salud, como Enfermería, Estomatología y Fisioterapia, son los programas académicos preferidos por los aspirantes a ingresar al nivel superior durante el Proceso de Admisión 2020, derivado del número de solicitudes que se realizaron.

Opciones como Arquitectura, Psicología, Derecho o Contaduría Pública, que se encuentran dentro del grupo de licenciaturas conocidas como “tradicionales”, han nutrido durante muchas generaciones a los diversos ámbitos de la sociedad, a través de profesionistas de calidad, y a la par generan una oferta importante de empleo, aunque en muchas ocasiones el número de egresados supera las vacantes existentes en el mercado laboral.

A su vez, los programas educativos del área de la Salud de la BUAP sobresalen por su pertinencia social y calidad académica, lo que se traduce en altas tasas de inserción laboral para sus egresados. Ejemplo de ello es la Licenciatura en Enfermería, la cual destaca por pertenecer al nivel I de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEEES) y su certificación ante el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (Copaes).

Una licenciatura no tradicional preferida por los aspirantes a ingresar a la BUAP, la cual recientemente obtuvo una calificación de 9.28 en el ranking Mejores Universidades 2020 del periódico El Universal, es Ingeniería Mecatrónica, considerada como una de las carreras del futuro por formar profesionales de alto nivel con alta capacidad para la investigación científica, la innovación y el desarrollo tecnológico.

Así, concluyó Ruiz Velasco, “en la oferta de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla existen diversos programas educativos, con calidad y pertinencia social, y para este 2020 el comportamiento de solicitudes ya no se centra sólo en las llamadas carreras tradicionales de mayor demanda, o del área de la Salud, sino que los aspirantes están volteando hacia otras áreas”.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 13 de mayo de 2020.



El Seguro Social atenderá males respiratorios en derechohabientes del HUP


Derivado de la contingencia causada por la enfermedad del COVID-19, este día el Hospital Universitario de Puebla (HUP) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) firmaron un anexo modificatorio al convenio que ya opera desde hace dos años entre estas instituciones para que la atención y los servicios médicos ahora puedan ser bilaterales en favor de sus derechohabientes.

Esta modificación, firmada por el director general del HUP, Eulalio Morales Palacios y por la delegada del IMSS en Puebla, María Aurora Treviño García, implica que el IMSS atenderá a derechohabientes del HUP que presenten específicamente problemas respiratorios, para garantizar así la atención médica en otras áreas. Por su parte, el HUP, tal y como lo ha realizado, brindará atención a los pacientes de cirugía general, obstetricia y medicina interna que sean canalizados por el IMSS.

Al respecto, el director general del HUP, el doctor Eulalio Morales Palacios, recordó durante la firma de estos anexos, que desde hace dos años ha existido un trabajo coordinado con el IMSS y el HUP, en respuesta a la contingencia derivada del sismo de 2017 que dejó inhabilitado el Hospital de San Alejandro. Señaló que gracias a este convenio, el HUP ha realizado aproximadamente unas 4 mil cirugías a pacientes del IMSS durante los últimos dos años.

Por su parte, la delegada del IMSS agradeció la colaboración que han mantenido con la universidad a través del HUP y explicó que estos anexos favorecen y facilitan la atención hospitalaria ante esta situación de emergencia, ya que el traslado de pacientes de cirugía general, obstetricia y medicina interna, pactado con el HUP, permite organizar mejor los espacios y contar con un número de camas considerables.

 “La relación con el HUP ha sido excelente y eso es parte de lo que nos motiva para realizar este convenio modificatorio (…) por eso decimos que esta colaboración es un ganar-ganar, porque podemos reestructurar adecuadamente los servicios de ambas instituciones en beneficio de los derechohabientes”, finalizó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 6 de mayo 2020.


Adultos de más de 20 años cursan su bachillerato en línea en 24 meses


Ofrecer una opción educativa flexible, pertinente y accesible a través de medios digitales a personas que necesitan acreditar su bachillerato, pero que están imposibilitadas por su jornada laboral o porque sus condiciones personales no les permiten asistir a clases presenciales, es el objetivo central de la Preparatoria a Distancia de la BUAP, que el próximo junio gradúa a su primera generación de alumnos.

Con la oferta de este programa académico de nivel medio superior que inició en 2018, después de su aprobación por el Consejo Universitario, la BUAP amplía su vinculación con la sociedad, al ofrecer a los adultos de más de 20 años la oportunidad de cursar en dos años el bachillerato, lo que antes no pudieron realizar por diversas razones, principalmente por falta de recursos económicos.

Gilberto Sánchez Cervantes, director de Educación Media Superior de la BUAP, comentó que a partir del decreto del gobierno federal en el cual se estableció la obligatoriedad del bachillerato, la Universidad buscó los mecanismos para impulsar esa modalidad, siempre con el objetivo de apoyar a la sociedad, particularmente a quienes no pudieron estudiar o tuvieron que abandonar sus estudios.

“El programa Preparatoria a Distancia no interrumpe las labores y actividades diarias, ya sea de un ama de casa o una persona que está trabajando. De esta manera, la modalidad es importante porque al concluir los estudiantes tendrán un documento con validez oficial que les permitirá trabajar o continuar estudios de licenciatura, presencial o en línea”, explicó.

La Preparatoria a Distancia consta de un curso propedéutico y 23 módulos, cada uno con duración de un mes, durante los cuales el alumno recibe la atención personalizada de un docente preparado para esa modalidad, basada en contenidos educativos en línea.

“Cada alumno tiene una atención personalizada; en cada módulo hay un docente, en ningún momento se quedan sin maestro; además, tienen un tutor, que los está monitoreando, para apoyarlos en las cuestiones técnicas y también en el aspecto académico. Somos flexibles, entendemos y apoyamos a los alumnos”, añadió.

Sánchez Cervantes remarcó que en tiempos de la pandemia por COVID-19, se suspendieron todas las clases presenciales para realizarlas en línea, donde se acentuó la pertinencia de la Preparatoria a Distancia de la BUAP, ya que en esta modalidad se reduce el riesgo de abandonar las clases por alguna contingencia, al estar ya familiarizados con el trabajo en un ambiente virtual a través de una plataforma instruccional e institucional basada en Moodle, una herramienta de gestión de aprendizaje o E-learning.

Es importante recordar que quienes aspiren al nivel medio superior de la BUAP, en la modalidad de Preparatoria a Distancia, también tienen como fecha límite para registrarse el 3 de mayo, en la página: https://admision.buap.mx/, donde se les invita a leer toda la información antes de iniciar su proceso.

Las y los aspirantes a continuar o retomar su educación en dicha modalidad a distancia deberán tener mínimo 20 años cumplidos al momento de realizar el trámite de descarga del Comprobante para la Prueba de Admisión 2020, así como acreditar en línea, a partir de agosto, el Módulo Propedéutico en la Modalidad a Distancia, impartido por la Dirección de Tecnología Educativa (DiTE). Por esta ocasión y por tratarse de una modalidad alternativa, en el proceso de Preparatoria a Distancia no se presentará examen de admisión.

Puebl@Media
Puebla, México
Jueves 30 de abril de 2020.


Aspirantes egresados en 2020 con falta de documentos podrán entregarlos posteriormente: DAE

•    María Elena Ruiz Velasco, titular de la Dirección de Administración Escolar, enfatizó que es indispensable registrarse en las fechas señaladas en la convocatoria del Proceso de Admisión 2020

Los egresados en 2020 que desean ingresar a la BUAP no deben preocuparse si a causa de la pandemia de COVID-19 en este momento carecen de sus constancias de estudios previos, ya que más adelante podrán completar su registro, aclaró María Elena Ruiz Velasco, titular de la Dirección de Administración Escolar (DAE).

“Los jóvenes que están egresando este año no deben angustiarse. Lógicamente no van a tener la constancia de estudios porque las escuelas no están habilitadas para entregárselos, así que más adelante se les va a indicar en qué momento podrán completar este requisito de su registro”, informó.

Tras esta aclaración, Ruiz Velasco enfatizó que es indispensable que los aspirantes se registren en las fechas señaladas en la convocatoria, ya que el 3 de mayo -para nivel medio superior- y el 14 de mayo -para los programas educativos de nivel superior- son los días que se cierra el acceso para la primera fase del Proceso de Admisión 2020 de la BUAP.

“Es importante que hagan su registro, las fechas son exactas; después del 3 de mayo y el 14 de mayo no va a haber posibilidad de hacerlo”, remarcó.

La titular de la DAE explicó que durante el primer paso de este proceso la dependencia validará los documentos e informará a los aspirantes si queda pendiente algún requisito; por ello, “tienen que estar monitoreando diariamente, por si no subieron algún documento, ya sea su certificado o fotografía, nosotros vamos a estar indicando estas observaciones”.

A tres días de iniciado el Proceso de Admisión 2020 de la BUAP, María Elena Ruiz Velasco dio a conocer que hay buena demanda de solicitudes de registro por parte de aspirantes para ingresar al nivel medio superior y detalló que es muy importante seleccionar la sede donde se desea cursar la educación media superior, ya que no se podrán realizar cambios.

“Los primeros días es el mayor número de accesos; ahora es una situación muy especial porque generalmente el registro había sido en forma presencial. Se citaba en la Arena BUAP, se revisaban los requisitos y se daba una ficha de asignación del examen. Con esta contingencia epidemiológica la solicitud de documentos es en línea. Es algo nuevo para los aspirantes y para nosotros”, añadió.

La funcionaria universitaria precisó que todo el proceso se realiza en línea, a través de la página https://admision.buap.mx/, de acuerdo con la convocatoria, pero dependerá de las autoridades de salud si se genera algún cambio de fechas debido a la contingencia por COVID-19, por lo que se invita a informarse en las redes y medios oficiales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (https://buap.mx/).

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 29 de abril de 2020.

Página 1 de 144

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter