Uno de los beneficios que el HUP brinda a sus derechohabientes


A iniciativa del rector Alfonso Esparza Ortiz, y entre los beneficios que el Hospital Universitario de Puebla (HUP) brinda a sus derechohabientes, la BUAP puso en marcha el servicio de pruebas COVID-19 “sin bajar del auto”, para mayor seguridad de las personas.

En caso de presentar síntomas, el primer paso es llamar al centro de atención telefónica 22 22 14 07 25, de 8:00 a 17:00 horas, de lunes a viernes, desde donde un especialista hará un diagnóstico para indicar la pertinencia de realizarse la prueba.      

La toma de muestras será de lunes a viernes de 8:30 a 10:30 horas, en Ciudad Universitaria, con acceso por la puerta 3, ubicada sobre Bulevar Carlos Camacho Espíritu. Se solicita a los derechohabientes del HUP seguir las indicaciones recomendadas.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 5 de julio de 2020.


Plasma de convalecientes para COVID-19, un método en validación advierte investigadora de la BUAP


La doctora Indiana Torres Escobar, responsable de la Academia de Infectología de la Facultad de Medicina se pronunció por la donación de plasma para que las investigaciones continúen

La utilización de plasma de convalecientes no es un método nuevo; el primer reporte fue hace más de un siglo, en octubre de 1918, y aunque los resultados sobre este son variables, en plena pandemia representa una ruta para tratar a pacientes con el virus SARS-CoV2, así lo consideró la doctora Indiana Torres Escobar, responsable de la Academia de Infectología de la Facultad de Medicina.

“En el 2003, cuando apareció el primer SARS empezaron a registrarse investigaciones al respecto y se mostraron resultados prometedores con el uso del plasma, igual se probó con el virus del MERS, e incluso con el ébola, con el que los resultados fueron mejores; no obstante, hay que tener claro para qué serviría el plasma en una situación como la que vivimos con el COVID-19”, declaró.

Para entender la técnica del uso de plasma, la doctora Indiana Torres explicó que una persona cuenta con dos tipos de inmunidad: la natural y la artificial, las cuales pueden ser activas o pasivas. La inmunidad natural pasiva es con la que nacemos, es decir, la que trasmiten las madres a sus hijos; mientras que la natural activa se produce cuando una enfermedad se desarrolla y se generan anticuerpos cuando el organismo reconoce la enfermedad.

En cuanto a la artificial activa, señaló que un ejemplo son las vacunas, pues a partir de su aplicación se generan anticuerpos. A su vez, la inmunidad artificial pasiva es aquella en la que los anticuerpos se pasan directamente, a esta corresponde justamente la utilización del plasma de convalecientes.

“En teoría, al tener los anticuerpos del plasma de una persona que padeció la COVID-19, se podrían emplear para prevenir y para tratar, pero realmente se está utilizando para reducir la mortalidad al tratar a pacientes graves con el plasma de pacientes que ya vencieron la enfermedad. Parte de la inmunidad que se generará a mediano o corto plazo, que da la posibilidad de neutralizar el virus, evitando que se replique”, añadió.

Continúa la experimentación

La doctora Torres Escobar destacó que el problema con el uso del plasma son los anticuerpos neutralizantes que no son desarrollados en la misma cantidad por todas las personas que tuvieron la enfermedad y que no han sido estudiadas las diferentes manifestaciones clínicas que tienen los pacientes con COVID-19, además, las cantidades de plasma y el mejor momento de aplicación no están todavía establecidos, por lo que se desarrollado diversos protocolos.

La investigadora recordó que la utilización del plasma no sólo se ha empleado para el SARS-CoV-2, también para los virus H1N1 y H2N5, y en todos los casos los resultados han sido totalmente variables.

Con relación al SARS-CoV-2, dijo que el 20 de febrero de este año se dio a conocer por primera vez la asociación del uso del plasma de pacientes convalecientes con una reducción importante de la carga viral, además de modificaciones en el impacto que el virus tiene en el aparato respiratorio y sobre las citocinas, que son la respuesta inflamatoria que el organismo tiene a partir de la inserción con el virus.

“Lo que se observó fue una disminución en las estancias hospitalarias y la mortalidad, por lo que se planteó que el uso del plasma de convalecientes, a través de una transfusión, podría ser beneficioso para los pacientes”.

Cómo se obtiene el plasma y los protocolos

Indiana Torres indicó que para obtener el plasma hay que realizar un procedimiento llamado aféresis, el cual consiste en lograrlo cuando la sangre que se extrajo se introduce en una máquina y a través de un centrifugado se separa el componente elegido y el resto se devuelve al donante.

“Más o menos se obtienen entre 400 y 600 mililitros de plasma por paciente, lo que podría ser utilizado para dos o tres personas, dependiendo de la cantidad que se vaya a transfundir. En México, el 20 de abril de este año, la Secretaría de Salud emitió lineamientos técnicos para realizar protocolos de investigación relacionados con el uso del plasma para tratar el SARS CoV-2, lo que fijó las bases para los comités de ética y para las instancias correspondientes.”

Los protocolos implican que los donantes deben estar recuperados de COVID-19, a fin de garantizar que ya no son portadores del virus. Asimismo, deben tener anticuerpos suficientes para ser utilizados; también garantizar que en los laboratorios donde se recolecte el plasma haya médicos que traten COVID-19, quienes deben pedir la autorización a pacientes y familiares, además de vigilar la protección de los receptores del plasma, a fin de evitar que adquieran otro tipo de contagios.

Los inconvenientes

A pesar de que la utilización del plasma representa un método que aún no está aprobado, ha dado resultados prometedores, de ahí el llamado de la Secretaría de Salud para exhortar a la donación de plasma. La doctora Indiana Torres aclaró que los resultados hasta este momento no son concluyentes, pues, entre otras cosas, los ensayos serológicos que permiten determinar la cantidad de anticuerpos con los que se puede saber cuál fue la respuesta inmunológica de una persona, tienen resultados variables.

“Según lo que sabemos hasta este momento, cada persona tiene una respuesta inmunitaria diferente al adquirir el SARS-CoV-2. Quedan preguntas sobre la dosificación, los tipos óptimos de anticuerpos, el momento de la administración, etcétera. Hay más de 20 estudios que ya han presentado resultados preliminares con la aplicación de distintas dosis —de 200 a 300 ml de plasma—, pero no todos los resultados son similares”.

Recalcó que efectivamente hay evidencia en la reducción de morbilidad y mortalidad con el uso del plasma, pero este no necesariamente es inocuo, porque la transfusión puede provocar afectaciones pulmonares o a nivel circulatorio, además de un posible empeoramiento del daño tisular.

“No hay consenso científico aún porque no están totalmente entendidos algunos fenómenos relacionados con los anticuerpos o la inmunidad endógena, entonces hasta ahora los riesgos siguen, pero una cosa que sí es importante es que los resultados son altamente prometedores, además de que hasta este momento no se puede decir que a través de la transfusión se pueda transmitir el SARS CoV-2, debido a que se trata de un virus respiratorio”.

En México, sobre todo en el norte de la República, pero también en Puebla, distintos centros ya trabajan con esta técnica, lo que conlleva a un proyecto nacional de uso de plasma que aún está en etapa experimental. Estas investigaciones se encuentran reguladas por el CONACyT y por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

“Todo lo relacionado con COVID-19 está en un proceso de conocimiento, es decir, hay muchas cosas que apenas se están estudiando, los reportes son muy variados porque la respuesta inmunológica en cada paciente ha sido distinta, lo que sí es importante es que las personas que ya se recuperaron puedan donar plasma al Centro Estatal de la Transfusión o bien donde fueron atendidos”, concluyó la especialista.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 1° de julio 2020.


•    La aplicación es capaz de calcular de manera fácil y precisa, la edad, estatura y sexo de restos óseos humanos

•    Una herramienta ante la situación de violencia y el alto número de personas desaparecidas; en México actualmente se estima en 61 mil casos.

Sarahí Márquez Martínez, Daira Sayuri Orozco Desion y Jesús Eduardo Domínguez Castelán, estudiantes de octavo semestre de la Licenciatura en Ciencia Forense de la Facultad de Medicina de la BUAP, desarrollaron Forensic Anthropology BETA, una aplicación tecnológica para Android 5.0+, que calcula de manera fácil, rápida y precisa, la edad, estatura y sexo de restos óseos humanos.

La app, para uso en laboratorios y Servicios Médicos Forenses (SEMEFOS), nacionales e internacionales, está diseñada para que cualquier entidad, fiscalía o persona pueda utilizarla, así como Organizaciones No Gubernamentales (ONG´s) y grupos independientes de búsqueda de desaparecidos, a los que se les ofrece en la tienda de aplicaciones Google Play.

Esta idea, que surgió a partir de un proyecto de la licenciatura, tuvo una poderosa razón para su desarrollo: la preocupación como ciudadanos y universitarios de Sarahí, Daira y Jesús Eduardo, ante la situación de violencia y el alto número de personas desaparecidas en México, que actualmente se estima en 61 mil casos. “Es por ello que queremos poner nuestro granito de arena y ofrecemos nuestra app sin costo alguno a ONG´s y grupos de búsqueda de familiares desaparecidos en todo el mundo”, enfatizaron.

Además, y gracias a que el trío de estudiantes de la BUAP tiene orígenes territoriales diversos -Daira Sayuri es originaria de Puebla, Sarahí, de Tlaxcala y Jesús Eduardo, de Chacaltianguis, Veracruz-, cada uno conoce las limitaciones y carencias que en sus entidades de nacimiento tienen las fiscalías y órganos de justicia para identificar las osamentas que se descubren.

“Al menos en Tlaxcala no hay tanto personal especializado. Si carecen de un antropólogo, un médico que sabe de anatomía o una persona que trabaja en criminalística, pueden ocupar esta aplicación para que en el momento en que llegue una persona desconocida, realicen las operaciones correctas, ya no de manera manual, sino simplemente ingresando los datos a nuestra aplicación y que pueda decirles, la estatura, la edad o de qué sexo era la persona; así, el tiempo de la investigación se reduce mucho”, comentó Sarahí Márquez Martínez.

Daira Sayuri Orozco Desion y Jesús Eduardo Domínguez Castelán coinciden en señalar que, como estudiantes, superaron sus expectativas al crear la app: “Es el granito de arena que nosotros queremos aportar, principalmente dejar esa huella de que somos alumnos de la BUAP y que queremos dejar una marca para las próximas generaciones; que estén orgullosos y que sepan de todo lo que brinda la Licenciatura en Ciencia Forense. Y si nosotros podemos hacer esto, los que vendrán pronto pueden lograr más”, concluyeron.

La app Forensic Anthropology Beta cuenta con más de 376 fórmulas aplicadas para estimar el perfil osteobiológico, con las que es posible, a partir de un hueso o una parte de este, saber si los restos humanos son de hombre o mujer, conocer su estatura, edad, incluso el color de la piel, utilizando estudios de autores mexicanos como el antropólogo Santiago Genovés, Antinea Menéndez Garmendia, y de extranjeros como Steele-Bramblett o Trotter y Gleser, entre otros.

Asimismo, la app, disponible en español, inglés y francés, tiene una gran variedad de imágenes didácticas visualizadas a través de una interfaz de usuario minimalista; almacenamiento de resultados en tres bases de datos locales (sexo, estatura y edad); capacidad para compartir las bases de datos por diversos servicios de mensajería, así como de exportar y compartir las bases de datos en formato CSV (compatible con Excel y programas para la lectura de hojas de cálculo).

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 21 de junio de 2020.


•    Se entregarán despensas a las comunidades más afectadas económicamente por la epidemia de COVID-19

•    A través de talleres se brindarán conocimientos y herramientas para que la población genere ingresos propios
 

El rector Alfonso Esparza Ortiz dio el banderazo de salida de la campaña “BUAP, apoyando el bienestar social”, mediante la cual se apoyará a habitantes de diversas comunidades del estado, afectados económicamente por la epidemia del coronavirus. En este acto, expresó: “Como representante de nuestra Máxima Casa de Estudios del estado reafirmo el compromiso de coadyuvar y poner el conocimiento al servicio de la sociedad, así como permanecer atento a las mejores causas para Puebla y sus habitantes”.

En la explanada principal del Complejo Cultural Universitario, Esparza Ortiz informó que de inicio se entregarán 750 despensas en beneficio de casi 3 mil habitantes de Cerro del Marqués, Barranca Honda, Santa Cruz Cuautomatitla y Santa Cruz Xonacatepec.

Además, se realizarán acciones que permitan a estas familias contar con los conocimientos y elementos necesarios para obtener un ingreso, como la creación de 4 mil jornales para reforestación, la elaboración de alimentos para tres comedores comunitarios y la creación de pozos de infiltración, entre otras.

Esta campaña también se llevará a cabo en las comunidades de Canoa, San José El Conde, Tetlananca y Tepenene, lugares en los que el Centro Universitario de Participación Social (CUPS) y el Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (CUPREDER) han impulsado acciones comunitarias desde hace ya varios años, estableciendo un vínculo importante entre estas y la Universidad.

El rector Alfonso Esparza dio a conocer que se contará con el apoyo de académicos de la Universidad, quienes impartirán talleres para la creación de invernaderos, huertos, gallineros familiares, buenas prácticas constructivas, sistemas de captación de agua de lluvia, atención a la primera infancia y panadería, entre otros, que permitirán a las poblaciones beneficiadas contar con herramientas para mejorar sus economías.   

“Esta pandemia, que trae consecuencias económicas muy graves, no se va a resolver ni a corto ni a largo plazo, por ello son importantes estas estrategias que permitan a las personas gestionar su propio desarrollo; con este propósito se busca poner en marcha acciones que generen nuevas capacidades, que impulsen la corresponsabilidad y, sobre todo, que fortalezcan el tejido social”, señaló.

Precisó que los proyectos se ampliarán y diversificarán, además de que se incorporarán características y necesidades de comunidades que requieran de un respaldo adicional.

Por otro lado, Esparza Ortiz subrayó que fue a través de la Fundación BUAP que se recibieron aportaciones anónimas y por cada peso donado la Universidad aporta 50 centavos. Actualmente se cuenta con un fondo inicial de un millón 500 mil pesos, monto que permitirá apoyar a estas comunidades.

Para salvaguardar la salud de los universitarios que participan en esta campaña, entregó 6 mil cubrebocas tricapa desechables, 400 caretas de acetato, 750 redes para cabello o gorros quirúrgicos, 20 galones de gel antibacterial, cinco galones de desinfectante para superficies y cinco galones para trastes, así como atomizadores.

Por su parte, Aurelio Fernández Fuentes, titular del CUPREDER, destacó que esta labor también trata de exaltar un principio básico que la Universidad ha desarrollado durante muchos años: la economía solidaria, por lo que se han sumado los esfuerzos de las facultades de Economía, Ingeniería e Ingeniería Química, así como también del Departamento de Investigación en Biodiversidad, Alimentación y Cambio Climático del Instituto de Ciencias de la BUAP.

Durante la ceremonia del banderazo de salida de esta campaña también participaron Mirta Figueroa Fernández, directora del CUPS, Gonzalo Bojalil Leyva, director de Fundación BUAP, y Carlos Bustos Mota, profesor investigador de la Facultad de Ingeniería.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 18 junio 2020.


Forma parte del grupo de estudiantes que participan en el servicio de drive-thru para la realización de pruebas gratuitas a la población


En julio del 2019, Adriana Karime Rocha Villegas, estudiante de la Licenciatura en Medicina de la BUAP, comenzó su internado rotatorio en el United Memorial Medical Center on Tidwell, en Houston, Texas, centro que desde el 19 de marzo pasado instaló el primer servicio de drive-thru en la ciudad para realizar pruebas gratuitas de COVID-19 a la población.

La universitaria dio a conocer que, gracias a la invitación de su profesor, el doctor Joseph Varon, jefe del Servicio de Cuidados Críticos del hospital, tuvo la oportunidad, junto con compañeros del internado, de participar en esta labor, a través de la cual se han hecho más de 30 mil pruebas.

Adriana Rocha se ha encargado de realizar los screening, registros y tests que les hacen a los pacientes para determinar si son portadores o no del virus.

Esta iniciativa ha tenido un gran impacto, ya que además de llevarla a cabo en el United Memorial Medical Center on Tidwell, también han aplicado estas pruebas en distintas zonas de la ciudad y, recientemente a mexicanos e hispanos residentes en Houston, gracias a la colaboración del Consulado General de México en esa ciudad norteamericana.

“Desde que comenzamos con este servicio hemos tenido la oportunidad de atender a un gran número de personas y para mí es muy importante apoyar a mi gente, a los mexicanos que se encuentran en este país por diferentes razones”, expresó.

Como parte de su internado en este hospital, Adriana también ha tenido la oportunidad de colaborar en el área especializada para pacientes con COVID-19, así como trabajar en el seguimiento de aquellos que no han requerido de hospitalización, pero que son monitoreados constantemente.

Aunado a esta labor, la estudiante de la Licenciatura en Medicina de la BUAP informó que comenzó una capacitación impartida por la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA, por sus siglas en inglés), al igual que sus compañeros, con respecto a la aplicación del protocolo de la prueba DAS 181, un tratamiento respiratorio para los pacientes.

Pese a las largas jornadas de trabajo y estudio, así como las pocas horas de sueño, Adriana ha demostrado su compromiso y pasión por seguir aprendiendo, actualmente es la chief student de su programa, por lo que está a cargo de su grupo dentro del internado y es la mano derecha del reconocido doctor Varon.

A pesar de la contingencia sanitaria que se vive a nivel mundial, la joven de 25 años extendió su estancia del internado tres meses más, debido a su gran interés por continuar aprendiendo y tener la oportunidad de apoyar a las personas desde su área profesional.

“Me siento muy agradecida con la BUAP por brindarme los conocimientos y herramientas necesarias para desempeñarme bien durante este internado, así también con todas las personas del United Memorial Medical Center con quienes tengo la posibilidad de trabajar, como los doctores Varon y Syed M. Mohiuddin, dueño del hospital, quienes junto con otros impulsaron la apertura del servicio de drive-thru para la detección de coronavirus en el nosocomio.

Internado Rotatorio Internacional

Adriana Rocha es una de los 82 estudiantes que se han sumado al programa de Internado Rotatorio Internacional, ofertado por la Dirección General de Desarrollo Internacional de la BUAP y que desde el 2018 ha brindado a alumnos de la Licenciatura en Medicina la oportunidad de realizar prácticas hospitalarias en el extranjero, en las áreas troncales de Pediatría, Medicina Interna, Cirugía, Urgencias, Ginecología y Obstetricia.

Desde el inicio del programa los estudiantes han llevado a cabo sus prácticas clínicas en sedes como la Universidad del Valle (Cali, Colombia), la Universidad Miguel Hernández Elche (Alicante, España), así como la Fundación Universitaria Sanitas (Bogotá, Colombia), la Ludwig-Maximilians-Universität (München, Alemania), la Università degli studi di Pavia (Pavia, Italia), y el Dorrington Medical Associates, PA. (Houston, Estados Unidos), entre otros.

Para el periodo de otoño 2020, 21 estudiantes se inscribieron para realizar sus internados rotatorios internacionales dentro de este programa, el cual desde su inicio también ha permitido que estudiantes de Medicina de universidades socias realicen rotaciones clínicas en el Hospital Universitario de Puebla.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 17 de junio de 2020.


La Especialidad en Anestesiología renovó su permanencia en el PNPC del Conacyt

En los últimos años, en el Hospital Universitario de Puebla (HUP) se han realizado avances significativos que marcan un precedente en el estado y la región. Tal es el caso de la modernización de infraestructura y adquisición de equipo médico para mejorar la atención de derechohabientes y público en general. Asimismo, en esta búsqueda de la excelencia, se convirtió en un centro de enseñanza para la formación de recursos humanos del más alto nivel.

Así lo demuestran los cuatro programas de especialidades médicas de la Facultad de Medicina, cuya sede es el HUP, los cuales están adscritos al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Son las especialidades en Cirugía General, en Ginecología y Obstetricia, en Alergia e Inmunología Clínica y en Anestesiología. Esta última, en fechas recientes renovó su permanencia en el PNPC, en el nivel de posgrado Consolidado, con una vigencia de tres años, por lo cual proporciona a los residentes una formación amplia y sólida en este campo de la Medicina, con una alta capacidad para el ejercicio profesional.

Además, el HUP es el espacio clínico de las especialidades en Cirugía Maxilofacial, en Imagenología Diagnóstica y Terapéutica, en Medicina Interna, en Pediatría y en Traumatología y Ortopedia.

Profesionales competentes

Las especialidades en Alergia e Inmunología Clínica y en Anestesiología forman parte de los siete programas académicos de la BUAP que en esta ocasión fueron evaluados por Conacyt y su permanencia fue ratificada en el PNPC. Estos planes de estudio se suman a los 67 dentro de este padrón, de un total de 90 que conforman la oferta educativa de la Institución en posgrado.

La Especialidad en Anestesiología es una de las más antiguas, fue creada en 1970 y en 2012 ingresó al PNPC. “La reciente evaluación nos demuestra que tenemos un nivel muy consolidado. La calificación que obtuvo fue excelente y cumplimos con las recomendaciones realizadas por pares académicos. Esto significa que estamos formando recursos humanos de calidad para la atención de la salud, por lo que la meta en la próxima evaluación de Conacyt es buscar el nivel de Competencia Internacional”, aseguró Silvia Zepeda Olivera, coordinadora de este programa académico.

De ahí que sus egresados se encuentran laborando en nosocomios de segundo y tercer nivel, públicos o privados, como el Instituto Nacional de Cancerología y los hospitales General de Nuevo León y del Niño Poblano. Además, casi el 40 por ciento de los graduados ingresa a una subespecialidad en este campo del conocimiento en diferentes centros médicos.

Este indicador da cuenta de la labor del HUP como centro formador, el cual durante su trayectoria ha capacitado residentes de alto nivel académico. “Lo anterior es posible ya que dispone de infraestructura, equipamiento médico y medicamentos que permiten el desarrollo de este programa”.

La maestra Silvia Zepeda Olivera destacó que la Especialidad en Anestesiología integra los tres niveles de formación orientados a una atención de calidad: teórico y práctico, en ambos los residentes adquieren habilidades y destrezas para realizar en tiempo y forma su especialidad; así como un nivel de investigación a través del Cuerpo Académico de Anestesiología.

Este plan de estudios tiene una orientación profesionalizante y una duración de tres años. Sus líneas de investigación son “Valoración y abordaje de vía aérea difícil con técnica convencional y aditamentos”, “Farmacología” y “Calidad en la anestesia”.

En nueve cuatrimestres los residentes adquieren diversos conocimientos y habilidades; por ejemplo, las técnicas seguras en la valoración preoperatoria de pacientes, el procedimiento anestésico y manejo del dolor agudo postoperatorio; así como valoración e interpretación de las diferentes enfermedades que aquejan al paciente quirúrgico.

Por su parte, el año pasado el servicio de Alergia e Inmunología Clínica del HUP obtuvo el primer lugar como sede formadora de estos especialistas de 13 centros formadores en el país, entre estos los hospitales de Especialidades CMN La Raza y Regional Dr. Valentín Gómez Farías.

Este logro da muestra de una educación de calidad y un programa académico sólido, cuya fortaleza se centra en la generación de conocimientos, a través de la investigación en dos líneas de trabajo: Diagnóstico de enfermedades alérgicas y Tratamiento de las enfermedades alérgicas.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 7 de junio de 2020.


Recuperar el empleo formal y la autonomía sanitaria, los retos más importantes para México, advierte economista de la BUAP


El doctor Jaime Estay Reyno, investigador de la Facultad de Economía, reconoce que el país está pagando dos costos: tener un alto porcentaje de informalidad y el deterioro acumulado del sistema de salud
 
Redefinir las estrategias de política pública para frenar la pérdida de empleo formal, reducir los altos índices de informalidad y lograr una autonomía sanitaria, serán algunos de los principales retos que enfrente el país ante la actual crisis económica ocasionada por la pandemia de COVID-19, señaló Jaime Estay Reyno, investigador de la Facultad de Economía de la BUAP.

El especialista recordó que ya existía una recesión en el país, la cual estimó que se agravará con el impacto de la pandemia. En este sentido, la predicción de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) advierte para México una caída o crecimiento negativo de 6 por ciento para este año.

“La situación efectivamente es muy seria, en este momento hay un crecimiento muy grande de los niveles de desempleo; se habla de que habría unos 50 millones más de desempleados en un plazo muy corto. Tan sólo en Estados Unidos más de 20 millones de personas están solicitando el pago del seguro de desempleo. La economía mundial está semi paralizada, lo que genera una situación difícil, no obstante, una vez superada la pandemia esto se observará como un periodo transitorio”.

La informalidad, el costo y un reto

Para el doctor Jaime Estay Reyno, miembro de la Academia Mexicana de Economía Política, uno de los aspectos que más complica esta reactivación económica es el impacto diferenciado; es decir, la situación entre los países, las regiones e incluso dentro del país es variada, no sólo desde el punto de vista sanitario, también económico, pues en gran medida se depende en este momento de la curva de contagios.

Subrayó que desgraciadamente en México más de la mitad de la población activa trabaja en la informalidad, lo que complica las decisiones acerca de qué medidas de confinamiento se deben tomar y con qué nivel de exigencia se debe aplicar “el quédate en casa”, ya que se trata de un problema mayor que enfrenta particularmente México, por sus altos índices de informalidad.

En este sentido, en el país se estima que al menos 50 por ciento de la población vive al día por distintos motivos, uno de ellos originado por la precariedad de sus condiciones laborales, pues las personas no cuentan con seguridad social, con un ingreso fijo y mucho menos con una capacidad de ahorro, lo que plantea un reto mayor porque limitar o prohibir la actividad económica implica que un porcentaje importante se quede sin ingresos, indicó el doctor Estay Reyno.

“En términos generales diría que en México se están pagando dos costos: por un lado, el tener un funcionamiento económico con un alto porcentaje de informalidad, con muy bajos niveles de seguridad social, seguridad en el empleo, ingreso razonable, etcétera; y, por otro, el deterioro acumulado del sistema de salud, que también se hizo evidente en otros países”.

Dentro de esta informalidad también se consideran las empresas que subcontratan u operan bajo el esquema de outsourcing, un modelo de operación que tiene su origen en los años 80 cuando el país le apostó a un bajo costo laboral para incentivar las inversiones extranjeras y apuntalar la industrialización orientada a la exportación, fue así como en 2012 se reformó la Ley Federal del Trabajo para permitir, entre otras cosas, la subcontratación y el outsourcing.

Sobre este tema, destacó que el gobierno deberá realizar un enorme esfuerzo para apoyar la generación de empleos, un tema clave en los próximos meses, pero no sólo en términos de lograr que no se pierdan, sino también con apoyos para pequeñas empresas que no despidieron personal.

“Hay algunas políticas públicas al respecto, se habla de unos 3 millones de créditos para estas empresas, pero creo que el esfuerzo debe ser más profundo, porque de otra manera el nivel de empleo formal seguirá bajando”.

Asimismo, el académico se pronunció por otras medidas que reconfiguren el gasto gubernamental, sobre todo en beneficio de la recuperación de ingresos que nunca debieron perderse, tal como sucede en el plano fiscal, donde se han registrado condonaciones de hasta 50 mil millones de pesos a favor de grandes deudores positivos de impuestos.

 “Se debe hacer un gran esfuerzo por mantener y generar la mayor cantidad de empleo; hay que modificar las estructuras del mercado de trabajo a mediano y largo plazo, porque funcionan desfavorablemente para los trabajadores, al cambiar esto se abonaría a una recuperación económica que redefina las bases del funcionamiento que ahora muestran que no se pueden seguir manteniendo de la misma forma”.

Crisis sanitaria y la búsqueda de la autonomía

Otro de los retos que enfrenta el país está relacionado con su sistema de salud, el cual registró un proceso que apuntaló la privatización de los servicios, acompañado de un debilitamiento de los sistemas públicos de salud, lo que quedó de manifiesto de la peor forma durante la contingencia que se vive, señaló Jaime Estay.

Para el doctor en Economía, esta crisis debe aprovecharse para redefinir todo el sistema de salud y mejorar lo que estaba mal, y de este modo el país alcance lo que llaman autonomía o soberanía sanitaria. Al respecto, recordó los problemas a los que se enfrentaron algunos países en el momento de comprar ventiladores, los cuales a pesar de los principios de libre mercado se quedaron varados en los aeropuertos cuando ya estaban en camino de ser entregados.

Asimismo, el gobierno tendrá que apostar a la generación de ciencia y tecnología para no depender de otros países; pensar en una soberanía sanitaria implica también tener una política interna que sea capaz de generarla, así como el reforzamiento a la producción científica y tecnológica como una necesidad evidente, subrayó.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 3 de junio de 2020.


El programa inició el 20 de mayo; a la fecha se han recibido 17 solicitudes de siete maestrías y un doctorado

Con el fin de no frenar la vida académica y estimular la conclusión de estudios, no obstante, la contingencia por COVID-19, la BUAP puso en marcha una plataforma de streaming para la presentación de exámenes profesionales de posgrado en línea, la cual inició el pasado 20 de mayo con 17 solicitudes. A la fecha se han titulado 12 egresados de siete programas de maestría y un doctorado.

Yadira Navarro Rangel, titular de la Coordinación de Posgrados Multimodales, de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado (VIEP), explicó que en reunión virtual con los coordinadores de los 95 programas de posgrado de la Institución se acordó el uso de las salas de videoconferencia de Google para la realización de los exámenes profesionales.

La Máxima Casa de Estudios en Puebla, desde el 1 de octubre de 2018 conformó un proyecto para el desarrollo de posgrados en línea, en ese momento ya existía la primera maestría en esta modalidad: Administración de Negocios Global, de la Facultad de Contaduría Pública, que inició con la plataforma institucional Blackboard.

La funcionaria universitaria precisó que de acuerdo con el perfil particular de los posgrados en la BUAP y la necesidad de sistematizar los procesos e incrementar el acceso, uso y apropiación de las TIC, surgió la Coordinación de Posgrados Multimodales. “Es decir, no sólo nos preocupaba crear programas en línea, sino generalizar la mediación tecnológica para la enseñanza y el aprendizaje en los posgrados”. Con ese objetivo, desde enero de 2019 se han capacitado docentes, investigadores y administrativos del posgrado en la plataforma Classroom.

Durante la actual contingencia sanitaria por COVID-19, a través de la aplicación de exámenes profesionales en línea -los cuales tienen una duración similar a los presenciales-, la Institución ha titulado a 15 egresados de las maestrías en Estomatología (terminal Pediatría), Estomatología en Rehabilitación Oral, Educación Matemática, Física Aplicada, Ingeniería en Sistemas Eléctricos de Potencia, Ciencias de la Computación, y en Diagnóstico y Rehabilitación Neuropsicológica. Así como a un egresado del Doctorado en Semiconductores.

Tras informar que las cinco solicitudes de exámenes profesionales en línea, que restan para cubrir las 17 registradas desde que se abrió el programa el pasado 20 de mayo, serán atendidas durante junio, la doctora Navarro Rangel señaló que cada coordinador de los distintos posgrados de la Institución se asegura que quienes solicitan estos exámenes hayan cubierto los requisitos para graduarse, y una vez que esto ha ocurrido envían la solicitud con los datos del sustentante, integrantes del sínodo, correos y fecha.

“El equipo de diseño técnico pedagógico de la VIEP procesa esta información y contacta al responsable, hacen pruebas y verifican los correos de los asistentes para darles el acceso en la fecha y hora indicada”.

Los exámenes pueden ser cerrados; de ser así participan el sustentante y el sínodo: presidente, secretaria/o y vocales (más o menos cinco personas) y el coordinador del programa. De ser abierto se envía la lista de personas que asistirán y su correo electrónico, para hacerles la invitación y permitirles acceder a la sala virtual.

Con el fin de continuar con la vida académica, desde el inicio de la actual contingencia por COVID-19, que restringe las actividades presenciales, la BUAP ha abierto a toda la comunidad un taller de capacitación para el uso de Classroom y sesiones en línea, de 9:00 a 11:00 horas, para aclarar dudas y apoyar en la creación de cursos, además de la atención permanente vía foros y correo electrónico.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 31 de mayo de 2020.


•    El rector Alfonso Esparza Ortiz recalcó que en este momento la Universidad concentra todos sus esfuerzos en enfrentar la pandemia y mejorar los procesos académicos

Durante la V sesión del Consejo Universitario, el rector de la BUAP se pronunció por privilegiar el bienestar de los ciudadanos.  “Distraer esos esfuerzos en una persecución política es absurdo”, dijo
Mientras en el estado han muerto 437 personas y hay 2 mil 421 infectados por el COVID-19, el gobierno de Puebla ha decidido que es más importante acrecentar las batallas y arremeter contra los que considera sus enemigos, subrayó el rector Alfonso Esparza Ortiz, durante la V sesión del Consejo Universitario: “No es momento de obsesiones, no es momento de enemigos personales, no es momento de acrecentar batallas; es momento de atender la urgencia y la emergencia, es momento de atender al estado y de pensar en lo único importante, que son los ciudadanos de Puebla”.

Al encabezar la histórica sesión del Consejo Universitario, realizada de forma virtual en 44 sedes, en atención a las disposiciones de la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación de la Pandemia de Coronavirus (COVID-19), Esparza Ortiz remarcó que mientras toda la sociedad hace un esfuerzo por estar en cuarentena -cuando los profesores y estudiantes de la BUAP están en sus casas porque saben que así luchan contra la epidemia-, “el gobierno de Puebla, en vez de pensar en ellos y en todos los poblanos, está pensando exclusivamente en las obsesiones del gobernador”.

El rector Alfonso Esparza Ortiz recalcó que en este momento la Universidad concentra todos sus esfuerzos en enfrentar la pandemia y mejorar los procesos académicos. Por ello, aseguró, "distraer esos esfuerzos en una persecución política es absurdo".

Durante esta sesión, la quinta extraordinaria del año, con 190 votos a favor, los consejeros universitarios acordaron defender el patrimonio universitario a través de un exhorto a la Fiscalía General del Estado para conducirse con imparcialidad y agilizar la integración de la carpeta de investigación contra la empresa Garden Teas de México, por la venta fraudulenta de Lobos BUAP.

Crece la demanda de nuevo ingreso

Durante esta sesión virtual del Máximo Órgano de Gobierno de la Institución se aprobó por unanimidad de votos el informe de la Comisión Institucional de Admisión, presentado por la vicerrectora de Docencia, María del Carmen Martínez Reyes, para dar a conocer las medidas de continuidad académica y el Proceso de Admisión 2020, cuya convocatoria se publicó el pasado 31 de marzo, que registra a la fecha 91 mil 476 aspirantes, poco más de 40 mil con respecto al 2019, lo cual es muestra del prestigio y calidad educativa de la BUAP.

Entre estas medidas dio a conocer estrategias para atender a los estudiantes durante la contingencia, a través de medios electrónicos, en los cuales se registraron 20 mil 489 secciones del nivel superior con 73 mil 740 alumnos. Así también se puso a disposición de la comunidad estudiantil tutoriales y documentos de apoyo; la Dirección General de Bibliotecas difundió repositorios de acceso digital; y la Escuela de Formación Docente y Desarrollo Académico ofertó cursos en línea de actualización didáctica y pedagógica.

Las fechas de ajuste para la conclusión del periodo escolar 2019-2020 para el Técnico Superior Universitario (TSU) y licenciatura-cuatrimestre será el próximo 12 de junio, para el TSU y licenciatura-semestre el 19 de junio, para posgrado el 26 de junio. El nivel medio superior quedó sin cambios; es decir, el Plan 06 finaliza el 29 de mayo y el Plan 07 el 12 de junio.

Martínez Reyes indicó que se puso a disposición de los estudiantes una mesa virtual a la trayectoria académica para el periodo Primavera, la cual recibió 6 mil 433 solicitudes de baja de materias. Respecto al nivel medio superior informó que se dio seguimiento a través de reportes semanales y quincenales de los directores. “De la última semana de marzo y tercera semana de abril se tuvo una aceptación del personal docente del 96 por ciento y una presencia estudiantil del 83 por ciento, así como un porcentaje de avance de los programas de estudio del 80 por ciento”.

Derivado de lo anterior se inició una estrategia de desarrollo de competencias digitales de los docentes, de la cual cerca de 2 mil se capacitaron en Microsoft Teams. Durante junio se realizará en las plataformas de Moodle y Blackboard.

Para brindar certeza laboral a la planta docente, se establece como estrategia la contratación automática hasta el 31 de diciembre de académicos que no cuenten con la definitividad, excepto aquellos con algún procedimiento administrativo pendiente.

En cuanto al periodo Otoño 2020, María del Carmen Martínez Reyes notificó que se podrá incrementar número de materias y créditos permitidos en sus respectivos mapas curriculares; se establecerá un máximo de 40 estudiantes por sección, con excepción de casos especiales previa autorización; y se ofertarán secciones los sábados para evitar la concentración de alumnos.

Asimismo, se promoverá que entre el 10 y 20 por ciento de la oferta de asignaturas sea en línea; por ejemplo, Inglés podrá ser cursada en línea y se tendrá cobertura para aquellos que no puedan estudiarla en esta modalidad. Para el nivel medio superior la programación académica concluyó el 14 de mayo y está en fase de revisión. Para el caso del posgrado, la programación académica será el 18 y 19 de junio.

BUAP al servicio de su comunidad estudiantil

Con respecto al Proceso de Admisión 2020, se dio a conocer que se realizaron en tiempo y forma la convocatoria de nuevo ingreso para el nivel medio superior y superior, la socialización de las guías informativas para la aplicación del examen, la Guía con las características de los documentos para subir al sistema y el Manual para efectuar el registro en Autoservicios.  

A la fecha se cuenta con la validación de documentos de 91 mil 476 aspirantes, poco más de 40 mil con respecto al año pasado, lo cual da muestra del prestigio y calidad educativa de la BUAP. Además, cabe recordar que el examen tenía un costo de 750 pesos, el cual fue eliminado en beneficio de la economía de las familias.

De acuerdo con la convocatoria vigente, el examen de admisión está programado para junio, sin embargo, deberá validarse en función del seguimiento y la evolución de la pandemia y determinar en todo caso su reprogramación, a fin de salvaguardar la salud de los aspirantes e integrantes de la comunidad universitaria que intervienen en el proceso.

Por otra parte, la vicerrectora de Docencia señaló que se adecuaron los procedimientos para presentar exámenes profesionales en línea, los cuales serán desarrollados en una plataforma de streaming validada por la DCyTIC. Con ello se estimula la conclusión de estudios durante esta etapa de emergencia sanitaria.

Garantizar la continuidad de la vida institucional

Por unanimidad de votos, el Consejo Universitario aprobó también el acuerdo emitido por el Rector Alfonso Esparza Ortiz, en el cual se dictaron medidas provisionales para el cumplimiento de las funciones sustantivas y adjetivas de la Institución, durante la contingencia sanitaria por COVID-19.

En este acuerdo se estipula que el maestro Oscar Gilbón Rosete y el doctor Héctor Granados Rodríguez continuarán como titulares de la Tesorería General y Contraloría General de la BUAP, respectivamente, a pesar de que sus nombramientos concluyeron el 31 de marzo de 2020. El procedimiento para las nuevas propuestas se llevará a cabo ante el Consejo Universitario hasta que la emergencia sanitaria lo permita.

Además, los directores de las unidades académicas que ya concluyeron el periodo correspondiente para el cual fueron nombrados, así como aquellos que terminen durante el tiempo que dure la suspensión de actividades presenciales, continuarán con sus funciones para no afectar las actividades sustantivas de cada escuela, facultad o instituto.

Durante el periodo que subsistan las acciones extraordinarias para combatir la pandemia, dentro de sus competencias y con las medias sanitarias adecuadas, las autoridades universitarias deberán dar continuidad a la adquisición de insumos y equipo para las diferentes dependencias administrativas, incluido el Hospital Universitario, para que al reestablecerse las actividades presenciales se cuente con lo necesario.

Por último, este acuerdo refiere que aquellas acciones que determinen la función adjetiva y sustantiva de BUAP podrán continuar siempre y cuando se cumplan con las medidas de seguridad que dicta la Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación de la Pandemia COVID-19.

La sesión fue presidida por el rector Alfonso Esparza Ortiz y se transmitió en vivo desde el Aula Virtual del Complejo Cultural Universitario, con la participación de 192 consejeras y consejeros universitarios en 44 sedes de la Universidad.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 27 de mayo de 2020.


La vida cotidiana que existió antes no será igual


Superar la crisis generada por el virus SARS-CoV-2 no sucederá pronto, en unas semanas, ni siquiera en unos meses; incluso, ha sido muy difícil predecir el pico de la pandemia a causa de gente que no acata las recomendaciones sanitarias o realiza festejos o invitaciones especiales para contagiarse masivamente de COVID19 y generar la denominada inmunización de rebaño, advirtió la doctora Lilia Cedillo Ramírez, directora del Centro de Detección Biomolecular de la BUAP.

“Ese término de la inmunidad de rebaño se ha puesto de moda, sobre todo entre la gente joven; pero lo que va a pasar es que se enfermarán todos al mismo tiempo y no habrá suficiente espacio en los hospitales para atenderlos, y lamentablemente ni siquiera en las funerarias y cementerios. El concepto de inmunidad de rebaño se da de manera natural, pero paulatina, no porque uno lo esté buscando, ni porque organice fiestas, ni porque se exponga uno sin ninguna protección”, enfatizó.

Pese a los informes cotidianos de las autoridades de Salud, el multicitado aplanamiento de la curva -que puede ser un indicativo de que la pandemia va disminuyendo- aún no es una realidad, ya que los casos desafortunadamente siguen en aumento, por lo que es preciso seguir los cuidados preventivos y acatar las indicaciones del gobierno federal, afirmó.

“No debemos confiarnos en que la curva ya se aplanó, porque eso no es cierto. Evidentemente estamos todavía en esa fase de aumento de casos y ahora es, precisamente en estos días, cuando más debemos acatar las indicaciones de la ‘sana distancia’ y no tener la falsa idea de que ya faltan muy poquitos días. No lo sabemos realmente y tenemos que estar conscientes que de nosotros depende lo que vaya a pasar en las futuras semanas”.

Al mismo tiempo, Cedillo Ramírez expresó que la sociedad debe estar muy consciente que la vida cotidiana que existió antes de la pandemia no será igual hasta que aparezca una vacuna que proteja a todos del virus SARS-CoV-2. Por ello, es muy importante ubicarse desde ahora en esa nueva normalidad ocasionada por el COVID19.

Enfatizó que hasta que no se logre la inmunización de la población contra ese coronavirus, las medidas higiénicas implantadas como prevención por el gobierno se tendrán que seguir utilizando día a día.

“Tenemos que ubicarnos en esa nueva normalidad. El uso del cubrebocas, el gel antibacterial, las soluciones desinfectantes, el lavado constante de manos, no tener contacto físico con las personas; todo eso va a tener que seguir permanente hasta que no estemos inmunizados, ya sea por una vacunación o porque nos hayamos enfrentado al virus”, concluyó.

Una guía para la nueva normalidad

La Comisión Institucional para el Seguimiento y Evaluación de la Pandemia de Coronavirus (COVID19), a iniciativa del Rector Alfonso Esparza, diseñó una guía basada en el análisis situacional, protocolos y guías nacionales e internacionales, la cual aporta recomendaciones fáciles para enfrentar la “nueva normalidad”, una vez que concluya la Jornada Nacional de Sana Distancia, el próximo 1 de junio, cuando la población regresará a actividades esenciales, con la reapertura gradual de sectores productivos.

Se trata de una serie de medidas cuyo objetivo es prevenir la aparición de brotes de la enfermedad, y proporcionar protección a la población, sobre todo la de riesgo, hasta que exista una vacuna.

La guía con recomendaciones para la población se puede descargar en la página oficial de la Universidad: www.buap.mx. Cabe destacar que dicha publicación está sujeta a modificaciones, conforme avancen los conocimientos sobre este tipo de coronavirus, así como abierta a compartir acciones colectivas que procuren un mayor bienestar entre todas y todos.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 24 de mayo de 2020.

Página 1 de 145

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter