Obtienen los tres primeros lugares de la rama varonil y el segundo de la femenil en esta competencia virtual

Estudiantes de la Máxima Casa de Estudios en Puebla obtuvieron los primeros lugares dentro del Reto Active C, competencia convocada por el Consejo Nacional del Deporte de la Educación (CONDDE), en coordinación con el Get Liffed Gym CUU, la Secretaría de Educación Pública y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), que se realizó del 17 de julio al 7 de septiembre.

En la rama varonil, el primer, segundo y tercer lugar fueron para Alejandro García Vélez, Carlos Mora Nesta y Juan Manuel Vega Vega, estudiantes de las facultades de Economía, Ciencias de la Electrónica y Cultura Física, respectivamente; mientras que en la rama femenil, Araceli Flores Rondero, de la Facultad de Ciencias de la Electrónica, obtuvo el segundo lugar.

Al final de la competencia, Alejandro García tuvo un puntaje total de 782 puntos y Carlos Mora de 767 puntos, ambos en la disciplina de halterofilia; por su parte Araceli Flores y Juan Manuel Vega obtuvieron 777 y 760 puntos, respectivamente, en gimnasia aeróbica deportiva.

En dicho reto, que tuvo una duración de ocho semanas, participaron 230 estudiantes de diversas instituciones de nivel superior, públicas y privadas, de todo el país.

Mediante una ceremonia virtual, el CONDDE hizo entrega de los reconocimientos a las y los ganadores de este reto, donde reconoció la calidad de los deportistas de la BUAP, quienes lograron llegar al podio en ambas ramas de la competencia.

Los cuatro alumnos comentaron haber disfrutado de su participación en este reto, el cual estuvo muy reñido, pero les permitió dar lo mejor de sí mismos durante cada rutina semanal.

“Al principio no conocíamos los detalles completos de los ejercicios, por lo que todo consistió en arriesgarse y dar el cien por ciento de cada uno de nosotros; algo que nos impulsaba a ser más competitivos era ver los resultados semanales para mejorar en el siguiente reto”, expresó Araceli Flores.

De igual forma, los atletas comentaron sentirse muy contentos por los resultados obtenidos y con ganas de seguir participando en futuras competencias.

El Reto Active C tuvo por objetivo estimular la activación física desde casa, a través de rutinas grabadas en video, las cuales eran sometidas a calificación por especialistas en deporte. El reto semanal ofrecía 100 puntos para la o el atleta que lograra el mejor resultado.

Dicha competencia, cuya premiación se da en el marco del Día Internacional del Deporte Universitario, celebrado el 20 de septiembre, también buscó coadyuvar a que las y los jóvenes se mantuvieran en buena forma física y mental, mediante la realización de rutinas libres desde sus hogares, para contrarrestar los efectos del aislamiento social.

En el Reto Active C también participaron otros atletas de la BUAP, como Nayeli Marlén Gómez Jiménez, en levantamiento de pesas; Ana Eréndira Ramos Pineda, Iván Duran, Isabel Cid, Mónica González y Elizabeth Andrade, en taekwondo; Mitzy Yolanda Corona de la Merced y Rocío Alejandra Hernández Carrillo, en tochito bandera; Aldahir Palacios Jiménez, en atletismo; y, Joena Velasco Pérez, Mariana Pilar Padilla Rugerio y Edward Hassan Juárez González, en judo.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 25 de septiembre de 2020.


En la Facultad de Administración desarrollaron películas a base del mucílago de chía para alargar el tiempo de vida de los alimentos

Son comestibles, inteligentes, tienen una alta solubilidad al agua y podrían utilizarse como sustituto para algunos plásticos


En la búsqueda de una alternativa natural para alargar el tiempo de vida de los alimentos, en la Facultad de Administración desarrollan unas películas a base del mucílago de chía, capaces de mantener y prolongar las propiedades de las frutas y otros comestibles.

Teresa Gladys Cerón Carrillo, docente de la Licenciatura en Gastronomía y responsable del proyecto, mencionó que estas películas están elaboradas con bacteriocinas (lo que evita la aparición de bacterias en la comida y ayuda a prevenir enfermedades), son comestibles, tienen una alta solubilidad al agua, están adicionadas con fibra y pueden adherirse a las frutas como si fuera un plástico para mantener sus propiedades, por ejemplo evitar que se forme una consistencia dura en la superficie de la papaya o el melón.

En el laboratorio de Control de Calidad de Alimentos se demostró que estas láminas delgadas prolongan hasta por 10 días el buen estado de una papaya, a temperatura ambiente, cuando normalmente esta fruta comienza a presentar hongo o bacterias a los pocos días; lo mismo ocurrió con la manzana, y en el caso de las fresas enteras estas mantuvieron su color con el paso del tiempo.

En otras pruebas se envolvieron rodajas de cebolla y naranja en estas películas; a las 24 horas ambas rodajas se habían deshidratado totalmente, por lo que esto puede ser de gran utilidad para ciertos alimentos que no tengan tanto contenido de humedad, así como para cacahuates, nueces, etcétera, para que no se hagan rancios tan rápido.   

También experimentaron con embutidos, como salchicha y jamón, a los cuales las películas evitaron que se les generara esa consistencia viscosa con los días, además de que los conservó hasta por cinco días más.

La doctora en Ciencia de Alimentos por la Universidad de las Américas Puebla comentó que de igual forma les adicionaron pigmento de jamaica, lo que las convirtió en películas inteligentes, debido a que cambian de color con el pH de un alimento, de modo que si este comienza a ponerse más ácido (como pasa con algunos quesos), entonces la película adquirirá un color amarillo, esto le permitirá saber al consumidor que el alimento probablemente ya no es apto para su consumo.

Otra particularidad es que tienen propiedades que les permiten sellarse con el calor, como cualquier plástico, lo que podría disminuir considerablemente el desecho que actualmente se genera de los empaques de alimentos.

“Esto también es una alternativa biodegradable a empaques de plásticos que son utilizados en productos como polvos para hacer aguas de sabores, té, café, galletas, e inclusive hasta para medicamentos en polvo que se disuelven en agua”, comentó la experta.      

Asimismo, señaló que las películas de mucílago de chía podrían ser utilizadas como empaques de quesos, carnes y de alimentos frescos, lo que también evitaría el desperdicio temprano de muchos de estos y la generación de contaminantes plásticos.     

Por otro lado, Cerón Carrillo dio a conocer que el proceso para realizar estas películas no es costoso y para obtenerlas realizan una mezcla con el mucílago, algunas gomas y agentes clarificantes, además de compuestos grasos para que se mantengan la humectación de la película y tenga flexibilidad.

Este trabajo también se pensó como proyecto social para que los productores de la chía aprovecharan al máximo todos los recursos de esta planta y pudieran vender el mucílago. Ahora se busca patentarlo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

Puebl@Media
Puebla, México
Jueves 24 de septiembre de 2020.


Se entregaron equipos de cómputo en préstamo a estudiantes de preparatoria y licenciatura en las sedes de Atlixco, Izúcar de Matamoros, y Chiautla de Tapia, entre otras

La BUAP continúa su programa de Apoyo Tecnológico y de Conectividad 2020, con la entrega de equipos de cómputo en préstamo a estudiantes de nivel medio superior y superior inscritos en el periodo Otoño 2020, en sedes regionales del Complejo Regional Mixteca, ubicadas en Atlixco, Izúcar de Matamoros y Chiautla de Tapia, entre otras.

Con las medidas sanitarias establecidas, los alumnos de la BUAP ingresaron a los planteles para recibir, mediante un convenio de resguardo, el equipo de cómputo que utilizarán para mejorar su experiencia de clases en línea desde sedes regionales como Tecamachalco, Acatzingo, San Salovador El Seco, Ciudad Serdán, Tepeaca, San José Chiapa, Acajete y Teziutlán, durante el periodo académico Otoño 2020.

Cabe recordar que el rector Alfonso Esparza Ortiz comenzó el pasado lunes con la entrega de los primeros mil 500 equipos de cómputo, en el Centro de Convenciones, en Ciudad Universitaria, después que la Comisión Institucional de Admisión validó los datos de aquellos estudiantes que cumplieron los requisitos.

El programa de Apoyo Tecnológico y de Conectividad 2020 continuará este jueves en Tehuacán, Cuetzalan, Tetela de Ocampo, Zacapoaxtla, Tlatauquitepec, Libres, Chignahuapan, Zacatlán y San Martín Texmelucan, hasta completar la entrega en 17 sedes regionales de la BUAP.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 23 septiembre de 2020.


Durante el homenaje a Arnoldo Martínez Verdugo también participaron el subsecretario de Educación Superior, Luciano Concheiro Bórquez; Eduardo Villegas Megías, coordinador general de la Memoria Histórica y Cultural de México; el historiador Enrique Semo Calev; Elvira Concheiro Bórquez de la UNAM; Lilia Alarcón Pérez y Marco Antonio Velázquez Albo de la FFyL

Al rendir un homenaje al líder de izquierda Arnoldo Martínez Verdugo, el Rector Alfonso Esparza Ortiz recordó que la memoria del pasado nos proyecta hacia el futuro y permite no sólo explicar cómo llegamos al presente, sino también entender la vigencia que las ideas, los proyectos y las utopías del ayer tienen en nuestro imaginario social y cómo cimentan el camino a un mejor futuro.

En el marco del aniversario 100 del Partido Comunista Mexicano, el rector Esparza Ortiz celebró que la Universidad fuera el punto de encuentro de distintas instituciones —entre ellas el Centro de Estudios del Movimiento Obrero y Socialista, fundado por el homenajeado—, que se dieron cita para recordar el liderazgo de Arnoldo Martínez, como una persona que estableció con su vida y obra una ruta hacia un país donde todos tuvieran cupo.

Este homenaje contó con la destacada participación del subsecretario de Educación Superior en México, Luciano Concheiro Bórquez; Eduardo Villegas Megías, coordinador general de la Memoria Histórica y Cultural de México; Enrique Semo Calev, historiador e investigador de la UNAM; Elvira Concheiro Bórquez, doctora en Sociología de la UNAM; así como también los investigadores de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la BUAP, Lilia Alarcón Pérez y Marco Antonio Velázquez Albo.

Esparza Ortiz resaltó que Arnoldo Martínez Verdugo fue uno de los dirigentes más importantes de la izquierda en la segunda mitad del siglo XX, desempeñándose como secretario general del Partido Comunista Mexicano entre 1963 y 1981. También fue candidato unitario de las izquierdas a la Presidencia de la República en 1982; legislador en tres distintos periodos y jefe delegacional de Coyoacán en el primer gobierno democrático de la ciudad de México.

“Su trayectoria constituye un legado esencial para la sociedad mexicana y en especial para todos aquellos que, sin ser a menudo conscientes de ello, comparten los principios del socialismo democrático que Martínez Verdugo hizo suyos. El ejemplo de aquellos que nos precedieron alcanzará a aquellos que nos sucederán. Porque esa es la fuerza, el sentido, el fin de la memoria histórica que aquí nos reúne para preservar el legado de Arnoldo, para asegurar que el futuro nos pertenezca a todos”, señaló el Rector de la BUAP.

En su intervención, el subsecretario de Educación Superior federal, Luciano Concheiro Bórquez, subrayó que la relevancia de Arnoldo Martínez radica en que fue el gran constructor de distintas fuerzas a nivel local y nacional, las cuales hicieron posible ligar los grandes movimientos sociales con la historia actual de nuestro país.

Es por eso, insistió el funcionario federal, que el presente obliga a recuperar e introducir en la esfera pública el pensamiento de Arnoldo Martínez como una forma de vida para la acción política e intelectual en el país.

“Hoy las libertades políticas para todos los ciudadanos están en juego. Por ello, recuperar el pensamiento de Arnoldo Martínez Verdugo es retomar el proyecto transformador con la base de la praxis. No hay que olvidar que sus ideas en la izquierda tuvieron como fundamento transformar la realidad. Él es el gran constructor de un pensamiento para la acción y para crear ese futuro, en el que no había posibilidad de cambio”.

Por su parte Eduardo Villegas Megías, coordinador general de la Memoria Histórica y Cultural de México, reconoció que el tipo de transformación en el país no es producto de una generación espontánea, sino el resultado de luchas que se dieron durante mucho tiempo. De ahí la importancia de distinguir a Martínez Verdugo, quien mostró que no existe la hipotética división entre economía y política, al contrario, ambos conceptos se entrelazan.

Una vida dedicada a la ampliación de la democracia

En el panel, que tuvo como sede el Salón Barroco del Edificio Carolino, el doctor Enrique Semo Calev, investigador de la Facultad de Economía de la UNAM y Doctor Honoris Causa por la BUAP, hizo gala de la memoria al recordar el devenir histórico del comunismo a nivel internacional, enmarcado en la ruptura que hubo entre la China comunista y la Unión Soviética (URSS) y cómo estos hechos influyeron en el pensamiento de Martínez Verdugo.

Durante su intervención, la doctora Lilia Alarcón resaltó el papel de las universidades como parte activa de diversos movimientos sociales que buscaban en su conjunto una verdadera democracia. Entre ellas, recordó el papel histórico que la BUAP tuvo dentro del pensamiento y las acciones del Partido Comunista. En tanto, el doctor Marco Velázquez Albo sostuvo que las ideas y praxis de Arnoldo servirán de guía para encontrar en este nuevo proceso histórico cómo resolver los obstáculos que emergen entre las clases, grupos y sectores sociales que buscan mantener las formas de dominación antidemocráticas que les faciliten mantener sus privilegios.

Por su parte, Elvira Concheiro Bórquez, investigadora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y directora del Centro de Estudios del Movimiento Obrero y Socialista, destacó el vínculo que existe entre la democracia y el socialismo, además de enfatizar como Martínez Verdugo impulsó con firmeza una política revolucionaria para alcanzar transformaciones a través de un sistema democrático avanzado, en el que intervinieron por primera vez la clase obrera y los campesinos.

Repositorio digital para la memoria

El Rector Alfonso Esparza anunció también que la BUAP realizó en colaboración con el Centro de Estudios del Movimiento Obrero y Socialista una página web dedicada a la memoria de Arnoldo Martínez Verdugo, donde se podrán consultar artículos, textos, imágenes y documentos elaborados por el dirigente comunista, así como un apartado biográfico y testimonial que quedará a disposición general para una mejor comprensión de su vida y obra.

Finalmente, los panelistas de este foro reconocieron la lucha y las metas conseguidas por Martínez Verdugo, entre ellas la democracia electoral, su lucha por la igualdad y los derechos de las mujeres, la organización y defensa de los pueblos originarios que se incorporaron al ideario común de las izquierdas, junto a otras demandas como la libertad sindical.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 23 de septiembre de 2020.


La BUAP arrancó el programa de Apoyo Tecnológico y de Conectividad 2020, debido a la contingencia sanitaria

El rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, puso en marcha el programa de Apoyo Tecnológico y de Conectividad 2020, con la primera entrega de mil 500 equipos de cómputo en préstamo a estudiantes de nivel medio superior y superior inscritos en el periodo Otoño 2020.

Acompañado de la directora de Administración Escolar (DAE), María Elena Ruiz Velasco, en el Centro de Convenciones de Ciudad Universitaria el rector de la BUAP supervisó la entrega de los equipos a los estudiantes; con observación de la sana distancia y las medidas sanitarias establecidas, los alumnos ingresaron al recinto por bloques cada 20 minutos.

A través de la firma de un convenio de resguardo, los estudiantes reciben el equipo de cómputo que utilizarán para mejorar su experiencia de clases en línea durante el periodo académico Otoño 2020.

La titular de la DAE comentó que “la convocatoria se publicó el 4 de septiembre para todos aquellos jóvenes que requerían de un equipo. La Comisión Institucional de Admisión validó los datos de aquellos que cumplieron los requisitos y a partir de este lunes se están entregando a los estudiantes en Puebla, y los días 23 y 24 de septiembre se convocarán a las y los beneficiarios en las sedes regionales”, explicó.

Estudiantes agradecen el apoyo de la BUAP

Samantha Cruz Tamanis, estudiante de Ingeniería Química, mencionó que el préstamo de las computadoras es un gran apoyo que les brinda la BUAP, ya que por la pandemia de COVID-19 deben tomar clases en línea. “Se agradece muchísimo al Rector y a todas las personas que están involucradas en el programa para que nosotros continuemos con nuestros estudios”.

María Elena Santos Montes, alumna de la Licenciatura en Sociología, manifestó que la entrega de las computadoras es un apoyo muy importante, debido a las limitaciones económicas. “Tenía que trasladarme muy temprano a otra colonia para tomar desde ahí mis clases en internet. Este apoyo sí funciona y me va a ayudar mucho. Ahora no tengo que trasladarme desde las seis de la mañana o antes para tomar clases”.

José Luis Rojas García, de la Licenciatura en Derecho, expresó que el préstamo del equipo de cómputo por parte de la Universidad es fundamental, ya que a causa de la pandemia no hay los recursos suficientes y en muchos casos los padres de familia perdieron el empleo. “Para algunos sí es complicado seguir con los estudios, yendo a un café internet o no tener dónde conectarse. El hecho de que nos hayan dado la computadora nos ayudará mucho para cursar el ciclo”.

César Iván Sánchez Martínez, de la Licenciatura en Administración, aseguró que con el lanzamiento de este programa la Universidad ofrece una gran oportunidad a los estudiantes. “Dada la situación que se vive actualmente se requieren equipos tecnológicos. Algunos carecemos de este o tenemos equipos viejos que no son funcionales para las plataformas de la BUAP”.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 21 de septiembre de 2020.


La BUAP me brindó una formación de calidad que me ha permitido estar donde estoy: Maricarmen Rojas López

Colabora en el Massachusetts General Hospital en una investigación sobre Covid-19 que desarrollan científicos de este hospital, de la Harvard University y del Broad Institute
 

Maricarmen Rojas López se dice mexicana, poblana y orgullosamente BUAP, al expresar su satisfacción por su quehacer científico y sus resultados como posdoctorante en el Massachusetts General Hospital (MGH) y en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, desde donde colabora en uno de los estudios clínicos más grandes que hoy se desarrollan para comprender la Covid-19, la enfermedad que ha puesto de cabeza al mundo.

Y hay razón en ello, pues no obstante su corta carrera científica, su trabajo ha trascendido como autora y coautora de 13 publicaciones en revistas indizadas y en el registro de una patente. “Lo más importante es que todo esto me ha llenado de gran satisfacción y más porque soy mexicana, poblana y orgullosamente BUAP”.

Si bien su línea de investigación es la relación patógeno-hospedero, la respuesta inmune innata, la inflamación y Shigella flexneri, la trascendencia de Covid-19, una pandemia que ha cobrado millones de víctimas en el mundo, la ha llevado a integrarse a otros proyectos sobre la muerte celular y estudios de proteómica, con el fin de comprender esta enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

En el Massachusetts General Hospital, su centro de trabajo desde 2018 como posdoctorante, se integró a una de las investigaciones clínicas de mayor trascendencia sobre Covid-19 que hoy desarrollan científicos de este hospital, con sede en Boston, de la Harvard University y del Broad Institute.

Iniciado en marzo pasado, se trata de un estudio clínico con 300 pacientes, a quienes se les tomaron muestras de sangre para identificar marcadores específicos causados después de la infección, así como para comprender porque unas personas desarrollan una enfermedad severa, otras moderadas y otras más son asintomáticas. Desde el Massachusetts General Hospital, esta investigación es liderada en parte por la doctora Marcia B. Golberg, de la División de Enfermedades Infecciosas, a la cual está adscrita la doctora Maricarmen Rojas López.

Un segundo proyecto vinculado al referido, aunque más pequeño, es identificar si hay algún tipo de muerte celular después de la infección y qué tipo de células se activan o mueren. Los resultados de ambas investigaciones están próximos a ser publicados.

“De la universidad pública he tomado sus fortalezas para salir adelante”

La historia de Maricarmen Rojas López es la de una mujer que supo combinar la disciplina en el estudio, la claridad en sus metas y las oportunidades que le brindó la educación pública.

“No vengo de familia adinerada; soy hija de un taxista y de una cocinera, mis recursos no eran para ir a otro estado o a una escuela privada. Lo importante no es si te pagan la mejor escuela o universidad; lo verdaderamente importante es tu esfuerzo y dedicación. De la universidad pública he tomado sus fortalezas y su impulso para salir adelante”.

A la BUAP ingresó desde sus estudios de educación media superior, en la Preparatoria Enrique Cabrera Barroso-Urbana; continuó con la Licenciatura en Biomedicina, en la Facultad de Medicina, y la Maestría en Ciencias Microbiológicas, en el Centro de Investigaciones Microbiológicas del Instituto de Ciencias (ICUAP).

-Mi mamá me preguntó un día qué quería estudiar. Yo le respondí que quería dedicarme a la investigación, y ella replicó: ‘¿Y de qué vas a vivir?’

Con esta claridad, desde el pregrado inició su carrera científica, más tarde fortalecida en el posgrado, una sólida formación que recibió en la Máxima Casa de Estudios en el estado, institución que le brindo oportunidades para vincularse con la ciencia que se hacía en el extranjero: en un primer momento, en The University of Texas Medical Branch, en Galveston, Texas, invitada por el doctor Alfredo Torres para incorporarse en su laboratorio, donde continuó sus investigaciones en la colonización de Escherichia coli.

“Mi carrera en investigación comenzó desde que estaba en la licenciatura y continuó durante la maestría, en ambos grados conté con el valioso asesoramiento de los doctores Margarita Arenas, Ygnacio Martínez Laguna y Alfredo Torres.

“En ese tiempo me enfoqué en el estudio de la regulación genética de Escherichia coli, causante de diarrea, especialmente en la adhesión de esta bacteria al intestino, a través de una de sus fimbrias, la fimbria polar larga. Los resultados de estos proyectos dieron lugar a dos publicaciones en revistas indizadas”.

En 2012, la doctora Rojas López se integra al laboratorio del doctor Fidel Zavala, en The Johns Hopkins University, Bloomberg School of Public Health, donde su carrera da un giro al cambiar el estudio de las bacterias por parásitos: Plasmodium, causante de malaria, así como de parásitos quiméricos, enfocado al desarrollo de vacunas.

“Siempre he valorado todo lo que la BUAP me ha dado para llegar hasta donde estoy”, refiere al recordar esos años previos a su traslado a Europa, donde comienza sus estudios doctorales, gracias al proyecto DISCo (A multidisciplinary Doctoral Industrial School on novel preventive strategies against E. coli infections), auspiciado por la Unión Europea, a través de la FP7 Marie Curie Action Initial Training Network and European Industrial Doctorate.

“Tuve múltiples asesores, entre ellos los doctores Roberto Rosini, Mariagrazia Pizza, Mickael Desvaux, Fabio Polticelli y Marco Soriani. Este periodo marcó mi regreso a trabajar con bacterias en la identificación de antígenos para el desarrollo de vacunas contra Escherichia coli patógenas. Mi investigación se llevó a cabo en GlaxoSmithKline Vaccines, en Siena, Italia, y el Institute National de la Recherche Agronomique (INRA), en Clermont-Ferrand, Francia. La identificación de estos antígenos se integró a un trabajo más amplio que derivó en una patente.

- ¿Qué destacaría de la BUAP?

-Como poblana, cien por ciento poblana, me siento muy orgullosa de la BUAP: es una universidad estatal que compite en calidad con las universidades nacionales, como la UNAM y el IPN. La BUAP está formando gente exitosa, y en mi caso considero además que he tenido suerte. Desde la prepa cambió mi perspectiva; las prepas de la BUAP albergan mucha diversidad y eso es importante.

- ¿Considera que la BUAP le dio las herramientas o una formación que le ha permitido competir con sus pares en el mundo?

-No vengo de una familia adinerada, así que mis recursos no eran para ir a otro estado u otra escuela. Hoy puedo decir que no importa si te pagan la mejor universidad, lo importante es tu esfuerzo y dedicación. Toda mi formación es de la escuela pública y de esta he tomado sus fortalezas para seguir adelante. Mi colaboración con el doctor Alfredo Torres, siendo aún estudiante de la maestría, en 2009, en Galveston, Texas, fue un parteaguas en mi carrera. Durante 2009 y hasta 2012 hice investigación experimental con el doctor Torres sobre Escherichia coli y eso me abrió brecha para continuar. Todos mis profesores y asesores han sido piezas importantes en mi carrera y de ellos aprendí que hay que retribuir a la sociedad algo de lo que la universidad nos ha dado.

Maricarmen Rojas López, quien obtuvo el grado de doctora por la Université d’Auvergne-Clermont (Francia) y la Universita de Roma Tre (Italia), no duda que su destino está ligado a la investigación, en instituciones de educación superior, centros de investigación o en la industria farmacéutica. Todos estos años le han confirmado su vocación científica, iniciada en las aulas de la BUAP, institución a la cual le reconoce una educación de calidad “que me ha permitido estar donde estoy”.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 20 de septiembre de 2020.


Estudiantes analizan con profesores surcoreanos y latinoamericanos temas económicos, políticos y culturales de la nación asiática

La BUAP se convirtió en integrante del consorcio de 13 instituciones de educación superior y tres asociadas que participan en la Korea Foundation for Latin America, organismo que apoya en el continente una gran variedad de programas académicos en aras de mejorar la educación de calidad y la investigación acerca de ese país asiático.

Korea Foundation e-School Program for Latin America es un proyecto del Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno surcoreano y desde agosto de 2014 tiene como sede el Centro de Estudios Asiáticos de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

A través de la convocatoria para el semestre enero-junio de 2020, la BUAP se integró ya como una institución perteneciente al consorcio de universidades o instituciones educativas que son parte de este programa, como la UNAM, El Colegio de México y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

Odorico Mora Carreón, director General de Desarrollo Internacional, explicó que para desarrollar ese programa académico, al interior de la BUAP se ha consolidado un trabajo en conjunto con la Facultad de Administración y la Coordinación Institucional del programa e-School de la Korea Foundation.

“Hemos logrado asentar el programa en la Facultad de Administración con dos aulas. Durante este semestre se arrancó la primera generación integrada por 14 alumnos, de las licenciaturas de Negocios Internacionales y Comercio Internacional”, dijo.

Mora Carreón comentó que los estudiantes que participaron en la primera generación de la KF e-School desarrollaron con profesores surcoreanos y latinoamericanos temas económicos, políticos y culturales, vinculados con Corea del Sur, entre estos cursos de Literatura y cine coreano: nuevas panorámicas textuales y audiovisuales; y Cultura corporativa del este de Asia: Experiencias de América Latina y Corea a través de sus religiones, historia y cultura, los cuales se concluyeron de manera satisfactoria sin ninguna deserción, confirmando la calidad de los estudiantes de la BUAP en estos programas educativos.

“En este momento estamos convocando a la próxima generación de la e-School. En nuestra primera semana de convocatoria, hemos recibido más de 50 solicitudes de programas de pregrado y posgrado, el 35 por ciento de ellos vinculados con proyectos de investigación o profesionales. Con esto, quiero enfatizar la notable intención y compromiso de la Institución para continuar dentro de este reconocido programa de formación de talento humano competitivo a nivel internacional”.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 16 de septiembre de 2020.


Ocupa el tercer lugar nacional en número de solicitudes de registro de patentes, detrás de la UNAM y el IPN, y el primer lugar entre las universidades estatales
 

En los últimos años, la BUAP se ha mantenido entre las primeras universidades del país con mayor número de solicitudes de registro de patentes ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). En la publicación 2019, la Máxima Casa de Estudios en Puebla se colocó en el tercer lugar nacional, con 237, sólo detrás de las federales UNAM e IPN, y en la primera posición entre las estatales, públicas y privadas, demostrando así la trascendencia de su quehacer científico.

Este año, la cifra aumentó casi 20 por ciento, al llegar a 280 solicitudes y la Universidad ya cuenta con 85 patentes otorgadas por el IMPI, así lo dio a conocer el doctor Martín Pérez Santos, jefe del Área de Innovación y Empresas de la Dirección de Innovación y Transferencia de Conocimiento (DITCo).

“Invariablemente, la BUAP se ha distinguido entre las primeras cinco universidades con más solicitudes de registros de patentes y su constancia es más encomiable al ser una universidad con sólo presencia estatal, a diferencia de la UNAM, el IPN y el Tecnológico de Monterrey, instituciones con múltiples sedes en diferentes estados de la República”, señaló.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), las tecnologías se clasifican en alta, alta-mediana, mediana y baja. El 65 por ciento de las patentes de la BUAP pertenecen al grupo de tecnologías alta y alta-mediana, principalmente en los campos del conocimiento aeroespacial, farmacéutico, tecnologías de la información, dispositivos biomédicos, electrónica y química.

Cabe señalar que la BUAP también ha solicitado diversas patentes en cotitularidad con otras instituciones, como la UNAM, el CINVESTAV-IPN, el IPN, la Universidad Autónoma Metropolitana y la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, entre otras.

“La BUAP tiene bien cimentadas sus fortalezas en investigación y desarrollo en las áreas farmacéuticas, de energías verdes, agrobiotecnología y nanotecnología; algunos ejemplos de ello son las diferentes patentes sobre colectores de energía solar, métodos de producción de biodiésel, nanomateriales para uso industrial o biomédico, formulaciones de bacterias para mejorar los cultivos de jitomate, maíz, frijol, café, piña, etcétera”, informó el doctor Martín Pérez Santos.

Las patentes farmacéuticas representan uno de los baluartes tecnológicos de la Institución; un ejemplo es Nanoderma, el primer licenciamiento de la BUAP a una empresa. El modelo de negocios de este fármaco incluye su venta en las Farmacias Fleming. Junto con QG5 del IMSS, Factor de Transferencia del IPN y Alacramyn de la UNAM, forma parte de los únicos fármacos que son producto de investigaciones científicas mexicanas.

Adicional a esto, la BUAP posee diferentes patentes de diversos compuestos farmacéuticos contra el virus H1N1, en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica de Oriente del IMSS, así como de metodologías para obtener compuestos anticancerígenos y métodos para el diagnóstico de cáncer cervicouterino y gástrico.

Sin embargo, la tarea no termina ahí; uno de los retos es el diseño de modelos y planes de negocio para la explotación de las patentes. “La generación de estos modelos de negocios lleva implícita la función de crear empresas de base universitaria que contribuyan a la generación de productos útiles a la sociedad; por ejemplo, Inocrep es un proyecto de empresa universitaria que comercializará formulaciones bacterianas que favorecen el crecimiento de cultivos, como el frijol, maíz y jitomate”.

Pérez Santos consideró que las semillas sembradas en 2011 hoy rinden sus frutos. En ese año se publicó la primera convocatoria para el apoyo al registro de patentes en la BUAP y se creó la Coordinación de Transferencia de Tecnología dentro del Centro Universitario de Vinculación, hoy DITCO. Dicha coordinación tiene la encomienda de proteger las invenciones y creaciones surgidas de la comunidad académica y científica de la BUAP, con la finalidad de llevar sus innovaciones a la sociedad.

El liderazgo de la BUAP se demostró inmediatamente, ya que tres meses después de esa convocatoria se registraron 11 solicitudes de patente; y al año siguiente (2012) la cifra creció a 41, lo cual reflejó la madurez del trabajo científico de los investigadores de la Institución.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 14 de septiembre 2020.


Presenta el rector Alfonso Esparza la Dirección Institucional de Igualdad de Género y la convocatoria para actualizar el Protocolo para la Prevención y Atención de la Discriminación y Violencia de Género.
 

La Abogada General informa sobre la resolución de los procedimientos institucionales sobre discriminación y violencia de género.
 

La violencia de género es una problemática que ha dañado por generaciones a las mujeres, a la humanidad y, también, a nuestra comunidad universitaria, y no se resuelve ocultándola o negándola: la solución está en la intervención de especialistas de todos los ámbitos y de todos los que integramos la BUAP, expresó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, en la presentación oficial de la Dirección Institucional de Igualdad de Género (DIIGE) y el lanzamiento de la convocatoria para actualizar el Protocolo para la Prevención y Atención de la Discriminación y Violencia de Género, creado en noviembre de 2019.

Durante la sesión virtual En línea con el rector: acoso y hostigamiento sexual en la Universidad, un diálogo con académicos y estudiantes para construir acciones y estrategias en contra de la violencia de género en la Institución, Esparza Ortiz enfatizó que de acuerdo con las acciones realizadas el año pasado, la BUAP asumió el compromiso y decidió crear la Dirección Institucional de Igualdad de Género, como una instancia plural, inclusiva y con capacidad para operar estrategias de prevención y erradicación, así como atender y dar seguimiento a todas las demás instancias que participan en las denuncias presentadas por delitos relacionados con la violencia de género.

“Cuando inicié mi gestión al frente de esta gran institución, las acciones en perspectiva de género eran casi nulas. Hemos aprendido y debemos consolidar los conocimientos que cada día nos enseñan más. Nuestra Universidad no es una instancia judicial, pero sí tenemos la obligación de crear y mejorar permanentemente las normativas hasta lograr el objetivo: la igualdad entre mujeres y hombres, en entornos libres de violencia y discriminación”, remarcó.

Con relación al lanzamiento de la convocatoria para actualizar el Protocolo para la Prevención y Atención de la Discriminación y Violencia de Género, en la que podrán participar todos los integrantes activos de la comunidad universitaria, el Rector señaló que es un ejercicio permanente y continuo de participación y aprendizaje, indispensable dentro de las estrategias para prevenir la discriminación y la violencia de género.

“Queremos que se sumen con sus propuestas para mejorar el protocolo y que se genere entre los universitarios esa confianza fundamentada en que estamos atendiendo todos los casos y todas las situaciones, para tener la posibilidad de intervenir y llegar al objetivo de violencia cero en la BUAP”, añadió.

Por su parte, María del Carmen García Aguilar, titular de la Dirección Institucional de Igualdad de Género, explicó que la dependencia, surgida por iniciativa del Rector Alfonso Esparza Ortiz, trabajará en dos sentidos estrechamente vinculados: la transversalización de la perspectiva de género y la atención de la violencia y la discriminación. Precisó que se elaborarán estrategias a partir de los indicadores institucionales, para incorporar la perspectiva de género en la docencia e investigación de los diversos niveles educativos, así como en las áreas administrativas de la Universidad.

“Los objetivos para esta tarea son primeramente la suma de todas las acciones propuestas que ya existen en nuestra universidad, producto del trabajo de muchas personas de diversas áreas, sectores y dependencias. Nos proponemos coordinar y articular todas aquellas actividades con vías a promover y consolidar la institucionalidad y transversalización de la perspectiva de género en la BUAP y contribuir de manera estratégica en el diseño de políticas que permitan atender de forma directa y eficaz la violencia de género y la discriminación a la diversidad humana”.

Presenta informe Abogada General

En la sesión virtual, Rosa Isela Ávalos Méndez, Abogada General de la BUAP, presentó un informe de cinco años sobre la resolución de los procedimientos institucionales realizados sobre discriminación y violencia de género en las unidades académicas y dependencias administrativas de la Universidad, clasificado por año, tipo de hecho o acto cometido, número de personas sancionadas, sanción aplicada e investigaciones en curso.

De 2015 a 2020 se realizaron 147 investigaciones administrativas: 51 por acoso, 68 por hostigamiento y 10 por discriminación, que resultaron en 74 sanciones: 13 amonestaciones, 27 suspensiones temporales y 34 en terminaciones de la relación laboral. Además, hubo cinco acuerdos y en 50 casos no hubo elementos para sancionar.

“Se ha generado una concientización al interior de la Universidad y como resultado de ello se ha podido observar un incremento progresivo de las quejas. No es que en la actualidad se presente una mayor cantidad de conductas de acoso y hostigamiento sexual, lo que ha ocurrido es un incremento en la cultura de la denuncia, a raíz de la participación de la comunidad universitaria en la elaboración del protocolo y en la publicación del mismo”, dijo.

A la sesión virtual En línea con el Rector: acoso y hostigamiento sexual en la Universidad, asistieron también Guadalupe Grajales y Porras, secretaria General de la BUAP; Mariana Vaquero Martínez, presidenta de la Comisión de Género en el Consejo Universitario; Erika Pérez Noriega, directora de la Facultad de Enfermería; y Juan Carlos Pinacho Cruz, director de Acompañamiento Universitario.

puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 9 de septiembre 2020.


La BUAP apoya con vigilancia y control en zonas del estado donde existe dengue, chikungunya, Zika o mal de Chagas


Aunque el incremento del número de casos de dengue en los últimos días en  Puebla no rebasa las cifras reportadas el año pasado por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) de la Secretaría de Salud, la pandemia por COVID-19 y la llegada de la temporada de influenza pueden complicar los diagnósticos, ya que los padecimientos tienen algunos síntomas similares, aseguró José Lino Zumaquero Ríos, profesor investigador y coordinador del Laboratorio de Parásitos y Vectores de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP.

“Todavía no ocupamos los lugares más importantes en el país con relación a casos de dengue; estamos aproximadamente en el lugar 12 nacional. Sin embargo, estamos entrando en periodos en que la influenza es la problemática más detonadora y aquí sí se pueden complicar mucho los diagnósticos. Además, dengue y COVID-19 son parecidos y los pronósticos no son nada halagüeños, ya que se está planteando que por noviembre los poblanos aún tendremos casos de coronavirus”, consideró.

Para ayudar a combatir esta problemática, señaló que desde la BUAP se ha apoyado en la vigilancia, fumigación y control en áreas del estado donde puede existir dengue, Zika, chikungunya y tripanosomiasis americana o mal de Chagas, como es el caso de los complejos regionales, zonas donde la administración central de la Universidad cuida la salud de alumnos y profesores que pueden estar expuestos a la transmisión de esas enfermedades.

“Desde el año pasado, preocupado por la posibilidad de que existiera transmisión de dengue en los campus regionales, el Rector Alfonso Esparza Ortiz convocó a crear un grupo de vigilancia por parte de la Facultad de Ciencias Biológicas, donde hemos adquirido equipo para el procesamiento de muestras en los centros asociados a la BUAP y evitar que en los mismos proliferen criaderos de estos vectores para que no exista transmisión, al menos durante el horario de estancia de alumnos y profesores, que es entre las 6 de la mañana a 6 de la tarde”, añadió.

Trabajo conjunto de la BUAP con Secretaría de Salud   

El doctor José Lino Zumaquero Ríos comentó que desde hace muchos años, gracias al trabajo conjunto de la BUAP con la Secretaría de Salud, se ha discutido que las condiciones bioecológicas de la entidad poblana propician la proliferación del dengue, a causa de factores como la migración hacia la ciudad.

“Existen casos de dengue hacia la ciudad que podrían traer fácilmente los transmisores y que estos se adaptaran y colonizaran nuestros espacios de la periferia de Puebla. Conocemos que esa zona no tiene un suficiente abasto de agua, y la acumulación del líquido en casa es uno de los factores que propician criaderos de Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue.

El investigador aseguró que de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP egresan estudiantes que en muchas ocasiones son incorporados a los programas de vigilancia de la Secretaría de Salud para ejercer esas funciones de diagnóstico y prevención, fundamentales para evitar la proliferación de padecimientos transmitidos por vectores, como el mosquito Aedes aegypti o el Aedes albopictus, responsables del dengue, Zika y chikungunya, o bien el parásito Tripanosoma cruzi, responsable del mal de Chagas.

Sin embargo, enfatizó, es importante que la sociedad sea consciente que la prevención empieza desde casa, cuidando esos espacios al aire libre o expuestos a la lluvia, donde pueden generarse criaderos que hagan proliferar enfermedades.

“Es necesario concientizar a la población de sacar la basura de las casas, no tener frascos destapados para que no se conviertan en criaderos, que los espacios abiertos por las lluvias tienen que ser bien vigilados y cubiertos para evitar que el mosquito se meta a las casas. Esperamos que el semáforo del COVID-19 pronto permita regresar a nuestra área de investigación y que podamos contribuir a que disminuyan las enfermedades transmitidas por esos vectores”, finalizó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 7 de septiembre de 2020.

Página 1 de 149

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter