Se entregaron certificados a 37 dependencias universitarias que conforman el Sistema Integral de Gestión Institucional
 

Gracias al trabajo del personal de 37 dependencias universitarias para migrar a la nueva norma de calidad e incorporar los procesos que corresponden a las instancias de primer nivel, la BUAP recibió la certificación de gestión de calidad bajo la norma ISO 9001:2015, por parte de la empresa AJA Registrars. Este reconocimiento posiciona a la Máxima Casa de Estudios en Puebla como la primera institución pública de educación superior en obtenerlo a nivel mundial.

          En el Aula Virtual del Complejo Cultural Universitario, el rector Alfonso Esparza Ortiz reconoció el esfuerzo de las 37 dependencias universitarias que conforman el Sistema Integral de Gestión Institucional (SIGI), mismas que trabajaron de forma coordinada para obtener dicha certificación. “Estamos convencidos de que la planeación es un ejercicio dinámico que posibilita a las organizaciones plantearse nuevas metas con miras al futuro”, expresó.

          En este proceso, el rector de la BUAP informó que se desarrolló una metodología propia para implementar la norma ISO 9001 en los procesos administrativos, la cual distingue a la Institución como un referente entre las universidades del país y el exterior.

          Este compromiso con la mejora continua se orienta a la creación de valor y a un desempeño que responde a los lineamientos del Plan de Desarrollo Institucional, para brindar servicios ágiles y eficientes. Por ello, se amplió el alcance del SIGI y el impacto de los procesos certificados en beneficio de estudiantes, profesores y otros usuarios de los servicios universitarios, subrayó.

          La mirada externa de los evaluadores ayudó a identificar áreas de oportunidad, emprender políticas que respondan a los retos y orientar los esfuerzos a favor de la formación integral de los estudiantes, señaló el Rector Alfonso Esparza.

          Armando de Ita y Rivero, auditor de la casa certificadora AJA Registrars, reconoció el avance de esta norma en la Institución: “Por medio de las auditorías he sido testigo del desarrollo y avance del sistema de gestión de calidad, con la norma ISO 9001, establecido e integrado con el SIGI. Es muy satisfactorio observar cómo la Universidad, a través del SIGI, ha logrado ser para nuestra empresa la primera institución a nivel mundial en lograr la certificación con la norma ISO 9001:2015, lo cual los distingue y ubica en un plano de referencia en los sistemas de gestión de calidad entre las universidades, a nivel nacional e internacional”.

          Por su parte, Rosendo Martínez Granados, coordinador General Administrativo de la Institución, expresó que el citado certificado consolida los logros alcanzados y representa una oportunidad de mejorar los procesos, logrando con ello mantener el reconocimiento obtenido de instancias certificadoras externas. “En un ambiente de colaboración corresponsable creamos valor público y nos convertimos en un aliado estratégico de toda esta estructura organizacional institucional”, enfatizó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 14 de agosto de 2018.


Luz del Carmen Gómez Pavón, directora de esta unidad académica, presentó su Tercer Informe de Labores
 

Tras escuchar el Tercer Informe de Labores de Luz del Carmen Gómez Pavón, directora de la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) de la BUAP, el rector Alfonso Esparza Ortiz destacó que esta unidad académica se distingue por una educación de calidad y la transversalidad del conocimiento, para fortalecer la formación de sus estudiantes, quienes ponen en alto el nombre de la Institución.

          “Han demostrado capacidad y calidad en el estado y el país, con reconocimientos como el mejor proyecto extranjero del área de ingeniería y tecnología en la Expocytar, en Argentina; el primer lugar en el concurso de videoclip de la Academia Mexicana de Ciencias; y la medalla de bronce en la competencia nacional Enactus 2017, que han puesto en alto el nombre de la Máxima Casa de Estudios en Puebla”, expresó.

          A estos logros sumó el compromiso institucional de la FCE, con la ampliación de la oferta educativa, la atención de las necesidades de su comunidad y su participación en campañas de reforestación.

          En el auditorio de esa facultad, Alfonso Esparza Ortiz afirmó que la BUAP está preparada para enfrentar los retos que implican la masificación de la educación y la incorporación tecnológica en los procesos educativos.

         “Los aspectos tecnológico, electrónico y de computación son, sin duda, uno de los proyectos a consolidar. Ahí la FCE tendrá un papel protagonista y de liderazgo. En este sentido, se apuesta por la transversalidad del conocimiento mediante la colaboración entre unidades académicas de la División de Estudios Superiores”.

          En su informe, Gómez Pavón destacó la solidez de los programas de estudio de pregrado y posgrado de la FCE, en proceso de acreditación por parte del Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (CACEI) y el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), respectivamente.

          Notificó que se fortaleció la capacitación a los docentes, a través de diferentes cursos que abonaron a la formación profesional de los 55 perfiles Prodep, 30 académicos adscritos al SNI, cinco nuevos profesores de tiempo completo y 37 en el Padrón de Investigadores de la Institución.

          De acuerdo con el citado informe, en esa unidad académica hay siete cuerpos académicos: seis consolidados y uno en consolidación, además de tres grupos de investigación, actualmente en evaluación. Este año se aprobaron 19 proyectos de investigación.

          En un recuento de logros en los últimos tres años, Gómez Pavón dio a conocer los esfuerzos para incrementar el índice de titulación, la oferta educativa –con la creación de la Licenciatura en Gestión de Ciudades Inteligentes y Transiciones Tecnológicas y el Doctorado en Investigación Aplicada a la Industria- y el número de tutores -que pasó de 66 a 102. Así como mejorar los procesos administrativos, entrega de definitividades, promociones y plazas de nueva creación, firma de convenios, solicitudes de patentes y adecuación de espacios educativos.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 13 de agosto de 2018.


Algunas de sus investigaciones arrojan soluciones a problemas arquitectónicos y urbanos del país
 

Eloy Méndez Sainz, doctor en Urbanismo por la UNAM, es investigador del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” de la BUAP. Durante más de tres décadas ha acumulado 38 reconocimientos y distinciones, entre estos, el premio “Francisco de la Maza”, del Conaculta-INAH, dos veces otorgado: a mejor investigación y mejor obra, en el área de Conservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico, en 2005 y 2000, respectivamente. Es autor de más de 25 libros bajo el sello de editoriales de prestigio académico, arriba de 50 artículos en revistas especializadas y cerca de 70 capítulos de libros.

        El estudio del patrimonio y el turismo, desde la perspectiva del imaginario de la ciudad, es la línea de investigación que actualmente cultiva el académico de origen sonorense, nivel III del SNI. Este campo de estudio está reflejado en la línea terminal Patrimonio y Turismo, del Doctorado en Estudios Socioterritoriales y la Maestría en Territorio, Patrimonio y Turismo. Asimismo, en el proyecto que desarrolla desde hace ocho años sobre pueblos mágicos.

        Sus libros más recientes: El imaginario de la ciudad y Narrar la ciudad. En ambos presenta una propuesta metodológica y teórica de cómo abordar el turismo urbano desde el imaginario de la ciudad.

La universidad pública, lugar donde se labra el porvenir de un país

La universidad pública no solo es el claustro del conocimiento; es, también, el lugar desde donde se labran porvenires. Así la evoca Eloy Méndez Sainz, investigador del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego”, de la BUAP, doctor en Urbanismo por la UNAM, quien afirma que un proyecto de investigación es también un proyecto de vida y por ello este recinto es parte de la vida de sus académicos.

          “La universidad pública es la casa del conocimiento, de la formación, donde se labran porvenires individuales y sociales. El país depende cada vez más del conocimiento y por ello la universidad pública tiene en sus manos el porvenir: allí están los grandes investigadores y los mejores proyectos para labrar el futuro”.

        Originario de Caborca, Sonora, cerca de la frontera con Estados Unidos, en su trayectoria académica Eloy Méndez ha acumulado 38 reconocimientos, premios y distinciones, entre estos, los más preciados para él: las medallas de plata Gabino Barreda de la UNAM, a la mejor tesis de maestría, en 1986 –La conformación de la ciudad de Puebla-, y a la mejor tesis de doctorado, en 1988 –El proyecto novohispano de ciudad. Ambas fueron publicadas en formato de libro, la primera por la UAP y la segunda una coedición UNAM-UAP.

        “Son los primeros reconocimientos, por lo que para mí fueron importantes en su momento, aunque ya después…son historia” -ríe, sin estruendo, porque su risa es similar a su voz, queda, pausada.

         Al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) ingresó en 1988, en el nivel I, y 15 años más tarde alcanzó el III, el más alto de este padrón del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

-¿Qué significa para usted llegar a este nivel?

-Uno dice, ‘qué bien, qué buena onda, qué bonito, qué orgullo tenerlo’, pero por lo mismo es una responsabilidad, se espera que uno hable como SNI III, que imparta una buena cátedra, un buen curso, una buena asesoría, que dé una opinión interesante, creativa…Es una responsabilidad, pues se trata de una trayectoria que uno fue construyendo y por la cual debe responder: hay que producir más y mejor, no quedarse en su lecho de rosas: ‘ya la armé, ya la hice y ahora a vivir de la renta’. No. Un proyecto de investigación es un proyecto de vida.

La ciudad y los imaginarios urbanos

Eloy Méndez es autor de alrededor de 25 libros bajo el sello de editoriales de prestigio académico, más de 50 artículos en revistas especializadas y arriba de 70 capítulos de libros. Asimismo, ha dirigido alrededor de 50 tesis de licenciatura, maestría y doctorado. Está adscrito al Cuerpo Académico (consolidado) Conservación del Patrimonio Cultural, del ICSyH.

         El rescate del imaginario urbano, el turismo y los pueblos mágicos, por ejemplo de Puebla, la metrópoli por antonomasia del Barroco en Latinoamérica, son las investigaciones del sonorense, a través de las cuales registra la cotidianidad de sus ciudadanos y barrios, el turista y las representaciones simbólicas. Así también, el crecimiento de la ciudad y las estrategias de intervención de sus gobiernos.

         “El ciudadano tiene sus propios lugares, sus propios rincones, sus propias vivencias y experiencias y eso es lo que nos interesa descubrir. Él nos pone en contacto y nos sensibiliza y nos dice qué significa. El lugar se representa en términos de la historia oficial, pero lo que significa para el ciudadano no está en esos archivos y eso es lo que registramos”.

          Para el académico, que se ha desempeñado en otras instituciones de educación superior, como la Universidad de Guadalajara, la Universidad de Sonora, la Autónoma de Sinaloa o el Tecnológico de Monterrey, entre otras, “la ciudad podrá modificarse por sismos, cambios en el uso de suelo…pero ¿hasta qué punto el imaginario urbano se modifica o mantiene una riqueza urbana inagotable, nunca descifrada del todo? Vamos por ese rescate”.

          Un pueblo mágico, dice, adquiere nuevas dimensiones al ser nombrado como tal, a partir de allí empieza la construcción de representaciones del imaginario que le subyace y remonta lo explícito; un inmueble adquiere un matiz diferente, ocurren políticas de intervención.

           Estas investigaciones han rendido frutos y sus libros dan cuenta de ello. La conformación de la ciudad de Puebla (1987), y Urbanismo y morfología de las ciudades novohispanas. El diseño de Puebla (1988), son los que le han brindado más satisfacciones. “Con su publicación consolidé la formación académica y mi carta de presentación apareció en formato de libro”, confiesa. Después de estos, dice, vino una serie de proyectos.

           Los textos más recientes son El imaginario de la ciudad, publicado por la Universidad de Guadalajara, en 2016, y Narrar la ciudad, una coedición de la BUAP y Editorial Lirio de 2017. Además de los libros de su autoría, ha participado en una docena de volúmenes colectivos, con cuerpos académicos y colegas, que promueven los temas de los pueblos mágicos, el turismo y en general la arquitectura y el urbanismo.

La arquitectura, donde confluyen las ciencias exactas y el arte

Durante sus años de infancia siguió de cerca la construcción de su casa: “Vi cómo se hacían los adobes, cómo se procesan los corazones secos de los pitayos y sahuaros, enseguida puestos sobre vigas de pino para sostener la cubierta de tierra en los techos”. Este hecho incidió en su decisión de convertirse en arquitecto.

          No obstante, más allá del micro espacio, el interés de Eloy Méndez se centra en la arquitectura como disciplina e instrumento para construir ciudades, una dimensión en la cual confluyen las ciencias exactas y el arte. Con este enfoque ha desarrollado investigaciones no solo para aportar conocimiento, sino también soluciones a problemas arquitectónicos y urbanos del país. Varias de sus investigaciones han sido acreedoras de menciones honoríficas en diversas bienales, en México y el exterior.

         El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia, le otorgó el premio “Francisco de la Maza”, a la mejor investigación, por el libro Arquitectura Nacionalista. El proyecto de la Revolución Mexicana en el Noroeste.   

          En su natal Caborca, tierra de viñas, nogales, espárragos, palmeras datileras y olivos, recuerda episodios felices, muchos –dice sin perder la sobriedad- “como cuando jugaba béisbol con un palo de mezquite”.

         Además de observar los corazones secos de los pitayos transformarse, en esa tierra donde el deporte por antonomasia es el béisbol, “todos queríamos ser beisbolistas” –expresa. A falta de recursos, los niños, entre ellos Eloy, sustituían el bate con un palo de mezquite, previamente tallado con sus manos, y la pelota era atrapada al salir disparada del estadio de Caborca.  “Eran días felices…”, evoca.

Puebl@Media
Puebla, México
Lunes 13 de agosto de 2018.


El rector Alfonso Esparza encabezó la ceremonia de bienvenida, donde destacó la importancia de una estancia estudiantil: adquirir una nueva visión del mundo
 

En un ambiente festivo, con banderas de múltiples colores, el Salón Barroco del Edificio Carolino fue testigo de la efervescencia de cientos de jóvenes procedentes de 22 países, reunidos en la bienvenida a estudiantes de intercambio académico, más de 700 en este año, ceremonia presidida por el rector Alfonso Esparza Ortiz.

Ante el júbilo y energía de los jóvenes, quienes ondearon las banderas y portaron con orgullo las camisetas de sus naciones, el rector de la BUAP destacó la importancia de realizar una estancia estudiantil, ya que permite tener experiencias más allá de las aulas: se forja el carácter, se conocen otras culturas y se adquiere una nueva visión del mundo.

 Para este 2018, la BUAP recibió a 715 alumnos de pregrado, de ellos 352 corresponden al periodo de Primavera y 363 de Otoño; 224 son de 22 países y el resto de varios estados de la República Mexicana.

 El grupo de más de 700 estudiantes de intercambio representa una movilidad de 118 universidades, este indicador “es muestra extraordinaria de un ambiente de multiculturalidad en la Institución”, expresó el Rector Alfonso Esparza, quien agregó: “Nos llena de satisfacción porque implica que estamos haciendo las cosas bien, que hay gente de otros lugares que quiere estudiar en nuestra Institución, quiere compartir y tener esta movilidad como un eje de experiencia”.

 Asimismo, ratificó el compromiso de la Máxima Casa de Estudios en Puebla con este sector estudiantil, con el que se desea mantener una estrecha y sólida relación. “Siéntanse apoyados y en su casa, queremos tratarlos lo mejor posible y que su estancia en la Universidad –una de las mejores del país- sea una de sus mejores experiencias de vida”.

En su intervención, Odorico Mora Carreón, titular de la Dirección General de Desarrollo Internacional, consideró que “recibir a una generación más de embajadores de paz es crear vínculos entre las instituciones, basados en el respeto mutuo. La movilidad no es un asunto menor, implica comunicarse en otro idioma, tomar riesgos, dejar la familia y probar sabores nuevos”. En esta nueva experiencia, los recibe una institución con calidad educativa, con un compromiso sólido y tangible, agregó.

Las facultades con mayor demanda en este intercambio, por parte de extranjeros, son Medicina, Filosofía y Letras y Administración. Los grupos más numerosos los de Colombia, España y los estados de Sinaloa y Sonora. Por primera vez, se recibieron alumnos de Nicaragua.

Mora Carreón informó que dos estudiantes de España participaron en las campañas de alfabetización promovidas por el Centro Universitario de Participación Social de la Institución. Por otra parte, hasta el 24 de agosto se encuentra abierta la convocatoria de movilidad estudiantil, para los estudiantes de licenciatura de la BUAP. Informes en http://www.relacionesinternacionales.buap.mx.

Después de la ceremonia, los cientos de jóvenes de intercambio se trasladaron al tercer patio del Edificio Carolino, para ser partícipes de un festejo, en el cual no faltaron las tradicionales chalupas y otros antojitos mexicanos. El colorido mexicano se mezcló con las banderas de Alemania, España, Colombia, Perú y Japón, por mencionar algunas. Las selfies con el Rector, el intercambio de números y acuerdos de reuniones posteriores, también tuvieron lugar.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 12 de agosto de 2018.


Compartieron experiencias y reflexiones, a 20 años del programa

Como parte de las celebraciones del 20 aniversario de la creación del Programa de Semiótica y Estudios de la Significación (SeS) en la BUAP, se llevó a cabo un encuentro entre fundadores de este programa y estudiantes, con la finalidad de compartir experiencias sobre la incidencia de la semiótica en la vida académica y en la investigación.

          La semiótica es la disciplina encargada de estudiar los procesos de construcción y aprehensión de la significación de todo tipo de signos, como las palabras, los gestos, la señalética, la literatura e incluso el cine, y la forma como estos inciden en los comportamientos grupales e individuales.

          Rodolfo Santander, Alma Yolanda Castillo, María Isabel Filinich y Luisa Ruiz Moreno son algunos de los académicos fundadores que acudieron a la reunión del SeS, un espacio que a lo largo de dos décadas ha aportado investigaciones de impacto internacional en esta disciplina.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 10 de agosto 2018.



El conocimiento, herramienta para comprender el tema de la seguridad y fortalecer la formación policial: Alfonso Esparza Ortiz


Como todos los ámbitos de la actividad humana, la seguridad pública puede abordarse desde la generación del conocimiento, para fortalecer la formación policial de diversas corporaciones, afirmó el rector Alfonso Esparza Ortiz, quien externó convencido que la participación de expertos en la materia contribuirá al desempeño óptimo de sus funciones.

Durante su participación en la inauguración del Congreso Internacional Seguridad y Justicia, que reunió a funcionarios estatales y municipales, así como integrantes de las corporaciones de seguridad pública, indicó que este foro, cuya sede es la BUAP, es un espacio que permitirá analizar uno de los principales temas de interés para Puebla y el país: la seguridad y la justicia, a través de la difusión de la acciones y estrategias para combatir la delincuencia.

 “Con el propósito de avanzar en la profesionalización de los cuerpos policiacos y contar con elementos que garanticen la seguridad, el día de hoy diversos técnicos, expertos e investigadores se congregan para intercambiar experiencias y compartir prácticas que han resultado exitosas en otros países”, destacó.

Asimismo, el rector de la BUAP afirmó que este congreso es una oportunidad para dar a conocer las metodologías y técnicas que contribuyen a la mejora de competencias y a la eficacia de las labores policiacas, a través de ponencias impartidas por expertos de diversos países, como Chile, Colombia, Estados Unidos, España y México. Estos, dijo, “enriquecerán los trabajos del encuentro”.

Por su parte, el gobernador Antonio Gali subrayó que el tema de la seguridad es un asunto de mayor relevancia en Puebla, por lo que en conjunto con el gobierno municipal, el Tribunal Superior de Justicia y la Fiscalía General del Estado, se instrumentó una estrategia integral que incluye la participación ciudadana en la prevención del delito, la innovación y el uso de tecnologías, la promoción de valores para fomentar la recomposición del tejido social, así como el fortalecimiento, dignificación y profesionalización del capital humano.

Al inaugurar este congreso, señaló que en Puebla, como en otros estados, se requiere de hombres y mujeres mejor preparados, que sean capaces de enfrentar la realidad de nuestro país y mantener la paz y tranquilidad en la sociedad.  

“Me enorgullece saber que contamos con ustedes para seguir protegiendo a esas familias y hoy los convoco para que la integridad y la vocación de servicio continúen siendo principios rectores que guíen su desempeño”, expresó.   

A su vez, el presidente municipal Luis Banck Serrato señaló que gracias a las acciones emprendidas con los organismos antes mencionados se ha logrado duplicar el número de detenciones por semana, desarticular más de 60 bandas dedicadas al crimen organizado y lograr reducir 78 por ciento el índice de impunidad, lo cual se refleja en una mejora de la procuración de justicia.     

En el Congreso Internacional Seguridad y Justicia, que se lleva a cabo el 9 y 10 de agosto en el Centro de Seminarios del Complejo Cultural Universitario, participan expertos en la materia, quienes abordan diversos temas, como “Retos y desafíos en el nuevo sistema penal”, “Retos y paradigmas del policía en la actualidad en México”, y “El papel de la policía y las víctimas en el sistema de justicia penal”, entre otros.

A la ceremonia de inauguración asistieron Héctor Sánchez Sánchez, presidente del Tribunal Superior de Justicia; Víctor Carrancá Bourget, fiscal General del Estado; Manuel Alonso García, secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal; y Carlos Martínez Amador, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado.

Asimismo, Diódoro Carrasco Altamirano, secretario General del Gobierno del Estado; Jesús Morales Rodríguez, secretario de Seguridad Pública del Estado; Daniel Vázquez Sentíes, secretario Ejecutivo del Consejo Estatal de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública; Jesús Migoya Junco, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado; y Gustavo Huerta Hiedra, fiscal de Investigación Metropolitana.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 9 de agosto de 2018.


Horacio Fernández Vázquez es el primer poblano que estudiará en The Juilliard School, en Nueva York, Estados Unidos
 

Horacio Fernández Vázquez, estudiante del noveno semestre de la Facultad de Artes de la BUAP, fue admitido para cursar la carrera en Composición Musical con una beca del cien por ciento en The Juilliard School, en Nueva York, Estados Unidos, la más prestigiosa institución en artes del mundo y de la que han egresado reconocidos artistas, entre ellos Robin Williams, John Williams, Kevin Spacey, Miles Davis y Christopher Reeve.

Horacio será el primer poblano en estudiar en Juilliard, como se identifica a este conservatorio de artes, sumándose así a los pocos mexicanos en tener esta oportunidad.

Tras ganar el Concurso de Composición “Arturo Márquez” para Orquesta de Cámara 2016 y enterarse que uno de los jueces fue el compositor Samuel Zyman, docente de esta institución estadounidense, descubrió que podría estar a la altura de ese nivel académico. En ese momento, plantó la semilla para ingresar a la misma.

Horacio envió su audición en línea: un video con extractos de sus propuestas artísticas como compositor, por ejemplo, la grabación oficial del anterior concurso. En una segunda etapa, asistió a una audición, presentó exámenes teóricos y tuvo una entrevista.

Juilliard es catalogada por el U.S. News & World Report como la institución de educación superior con la tasa de admisión más baja de los Estados Unidos, 7.2 por ciento en otoño de 2012. De alrededor de 25 entrevistados, únicamente fueron dos los seleccionados para el área de composición. Horacio Fernández, uno de ellos.

Tras una rigurosa entrevista ante reconocidos expertos en la disciplina, como John Corigliano, la seguridad, el peso de sus argumentos, la expresión de sus ideas y su capacidad para aceptar las críticas, entre otros aspectos, determinaron que el compositor poblano fuera seleccionado para formar parte de la clase 2018-2022, de esta prestigiada institución en Nueva York.

Horacio Fernández Vázquez ambiciona trascender en el ámbito musical y ser una voz de su generación. Espera que la frase de Igor Stravinski lo defina: “Los compositores mediocres piden prestado y son los grandes compositores los que ‘roban’, sus motivos son personales y desconocidos por los demás”.

 “Me dejo mucho influenciar por mi entorno. Siento que la música y el arte, que es buena, es aquella que es sincera, por lo que me gusta que mi música refleje la cultura en la que vivimos. Al finalizar mi estancia, espero ser un artista distinto y maduro”.

Sus expectativas: terminar sus estudios en la BUAP, desarrollarse artísticamente y mantenerse firme en sus ideas estéticas, las cuales incluyen música popular latina, como banda, bachata, reggaeton, salsa y cumbia.

Una joven promesa musical

A pesar de que su padre es físico, su madre imparte Matemáticas Financieras y su hermana estudió Economía, Horacio optó por “el arte de las musas”.

A los ocho años tuvo su primer acercamiento musical al tomar algunas clases de piano; “curiosamente en esos momentos la odiaba y no me gustaba ir porque me obligaban”, relata. Seis años después decidió dedicarse a esta disciplina. Su pasión la descubrió al escuchar y tocar la música de Los Beatles, quienes han sido su mayor influencia.

A los 14 años se matriculó en el nivel técnico en la BUAP. Desde entonces notó un interés particular por la composición. “Me di cuenta que lo que más me gustaba era crear, que mi más grande ambición dentro de la música era hacer cosas que fueran propias”. Así, considera, el producto que entrega es más personal y se puede escribir para todos los instrumentos de una orquesta.

Tres años más tarde, en 2014, ingresó a la Licenciatura en Música. A sus 18 años incursionó en su primer trabajo profesional: la producción musical de la obra de teatro Máscaras del Sinsentido, por Teatro Aira, A. C., bajo la dirección de Rodolfo Pineda Bernal.

En 2016 fue ganador del Concurso de Composición “Arturo Márquez” para Orquesta de Cámara, convocado por el Patronato del Centro Cultural Roberto Cantoral A.C. y la Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes. Este certamen lo conquistó con la pieza Gran Fantasía y Fuga Latina, la cual tiene como subtítulo “Talavera”.

Este concurso sería crucial para una gran oportunidad: estudiar en The Juilliard School, la escuela a la que muchos músicos quieren ir. “Es como ir a Harvard u Oxford, que solo dices su nombre y ya es una carta de presentación”, asegura.

El estudiante de la Facultad de Artes de la BUAP también realizó un intercambio académico de casi un año en Francia, en la Universidad de Lyon II-Lumière y en el Conservatorio de Lyon, donde desarrolló diversos proyectos, entre estos estudios de jazz y de música latina.

En noviembre, la Filarmónica 5 de Mayo estrenará música de su autoría; además tiene comisiones en Alemania con otros ensambles y en Estados Unidos tendrá presentaciones en el mes de octubre. Sin duda, Horacio Fernández Vázquez tiene un futuro prometedor.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 8 de agosto de 2018.


Se beneficiarán entre 50 y 60 pacientes, desde recién nacidos hasta jóvenes de 18 años
 

El padecimiento de labio y paladar hendido se encuentra entre las alteraciones congénitas más comunes que afectan las estructuras de la cara. Esta anomalía ocurre en todas las razas y clases sociales. En México tiene una incidencia de alrededor de 1.1 a 1.39 por cada mil nacidos vivos registrados. Su origen es multifactorial: causas genéticas y ambientales.

          Su corrección quirúrgica puede requerir de una, cinco o más intervenciones, cuyo costo aproximado es de 30 mil pesos. En apoyo a las familias de escasos recursos, el Hospital Universitario de Puebla (HUP) de la BUAP, en colaboración con la fundación Smile Network International, realizará la campaña de cirugías gratuitas de labio y paladar hendido, en beneficio de entre 50 y 60 pacientes, desde recién nacidos hasta jóvenes de 18 años.

          Marco Luis Sherman, titular de la Subsecretaría Administrativa y de Calidad de este nosocomio, informó que el próximo sábado 11 de agosto, a partir de las 9:00 horas, se realizarán las valoraciones de los postulantes por parte de especialistas, quienes identificarán el tipo de lesión y padecimiento para seleccionar a los candidatos al procedimiento quirúrgico. En esta jornada se espera atender a 150 personas.

          Tras ser evaluados, serán programados para someterse a la intervención correspondiente, del lunes 13 al viernes 17 de agosto. Durante esta semana, cada día se realizarán cerca de 10 cirugías, con una duración estimada de hora y media a dos horas. En estas participará un grupo multidisciplinario. Por parte del HUP, las áreas de anestesiología, enfermería y trabajo social, así como médicos residentes y de internado. Por parte de la fundación Smile Network International, cirujanos especialistas.

          También se otorgará alimentación, hospedaje y transportación a los familiares de los pacientes de otros estados o de comunidades alejadas de la capital poblana, a través de la fundación Ronald McDonald.

          Luis Sherman recordó que esta campaña se realiza de manera anual desde 2012, con el fin disminuir la incidencia de este padecimiento, principalmente en familias de escasos recursos.

          Para mayores informes y registro, comunicarse al teléfono 2 29 55 00, extensión 6127, y al celular 044 22 21 03 96 69, en horario de 8:00 a 16:00 horas; así como al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 8 de agosto de 2018.


Investigador de la BUAP considera probable la existencia de más partículas de Dios, no solo neutras, sino también cargadas
 
Con el descubrimiento del llamado bosón de Higgs en 2012 y su reconfirmación un año después, se creyó encontrar la última pieza del rompecabezas para entender la conformación del Universo. A partir de este hallazgo surgieron nuevas preguntas sobre la partícula de Dios -llamada así por ser responsable de la masa en otras partículas. ¿Solo es un bosón de Higgs o hay más? Esta es la interrogante que trata de elucidar con cálculos teóricos el doctor Alfonso Rosado Sánchez, investigador del Instituto de Física “Ing. Luis Rivera Terrazas” de la BUAP (IFUAP).

 “Hasta el momento solo se ha descubierto un bosón de Higgs neutro, pero nosotros pensamos que probablemente haya otro neutro más masivo, o inclusive cargado. Razones teóricas, como la probable existencia de la Supersimetría, nos impulsan a creer esto”, declaró.

A pesar de que no existe aún información experimental, el también integrante del Cuerpo Académico Nueva Física en Aceleradores y el Cosmos afirmó: “Es difícil que solo sea un Higgs neutro, pienso que debe existir otro y un par de bosones de Higgs cargado, el modelo más apropiado podría ser el Modelo de Dos Dobletes de Higgs”. En este modelo, los dos dobletes de Higgs pueden interactuar con los fermiones fundamentales, lo cual permite la violación del número leptónico. Algo que no se entiende en el contexto del Modelo Estándar.

De ser correcta la hipótesis del doctor Alfonso Rosado, y una vez validada por los investigadores que realizan experimentos en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN, esta echaría abajo una de las bases sobre las que se edifica el Modelo Estándar, el cual describe todo lo que se sabe sobre los más pequeños componentes de la materia: las partículas elementales y las fuerzas de interacción entre ellas.

Por otro lado, exigiría un nuevo modelo estándar en cosmología. En este sentido, el investigador del IFUAP, junto con Lorenzo Díaz Cruz y Jaime Hernández Sánchez, académicos de las facultades de Ciencias Físico Matemáticas y Ciencias de la Electrónica, respectivamente, proponen un nuevo modelo de acoplamiento de la materia oscura con bosones de Higgs.

“Si proponemos un modelo nuevo, este tendría acoplamientos diferentes al del Modelo Estándar y tendríamos además que ver cuáles son las diferencias entre las predicciones de ambos modelos”, aseguró.

¡Eureka!

Alfonso Rosado, doctor en Ciencias por el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN, dedicó cerca de tres décadas de su vida a encontrar el bosón de Higgs. Fue en el mes de julio de 2012 cuando sus aportaciones teóricas abonaron al descubrimiento más importante de la física en las últimas décadas.

“El 75 por ciento de mi trabajo se relaciona con la existencia del denominado bosón de Higgs. Estaba preocupado porque no se le encontraba. Tantos años de estudio y nada. Cuando lo encontraron, exclamé: ¡Por fin, mi vida ahora tiene sentido!”, relató el investigador, quien confesó entre risas: “Hicimos con el doctor Lorenzo Díaz un artículo donde propusimos que la masa de Higgs era de 280 GeV, pero salió en 125 GeV; por otro poco y le pegamos”.

Actualmente, sus investigaciones se centran en la producción de partículas bosónicas en las colisiones protón-protón y electrón-protón. Es decir, en conocer la fenomenología de las interacciones fuertes y electrodébiles que ocurren en los experimentos del CERN. Su trabajo consiste en tomar un modelo y ver qué se predice en el contexto de dicho modelo; es decir, predecir qué sucederá en tales colisiones y calcular dónde se pueden encontrar las partículas bosónicas producidas.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 7 de agosto de 2018.


Doctor en Química por la Universidad Complutense de Madrid, es uno de los fundadores del Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México

A pesar de que la química teórica es poco demandada en comparación con otros campos del área, los trabajos que dirige Francisco Meléndez Bustamante, miembro del nivel III del Sistema Nacional de Investigadores y académico de la BUAP, desde el Laboratorio de Química Teórica, se han distinguido por su impacto nacional e internacional.

  Algunas de sus investigaciones más destacadas están encaminadas al diseño de fármacos con vanadio por métodos basados en la química teórica para atacar enfermedades como el cáncer de mama y la diabetes mellitus tipo 2. Así, el doctor en Química por la Universidad Complutense de Madrid y uno de los fundadores del Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México aporta trabajos y material humano para hacer más eficiente el tratamiento de enfermedades específicas.

Para Francisco Javier Meléndez Bustamante, académico de la Facultad de Ciencias Químicas de la BUAP, la idea general de lo que es un científico ha evolucionado durante los últimos años. En contraparte a la percepción de una persona con bata blanca la mayor parte del tiempo, despeinada y encerrada en un laboratorio, el miembro del nivel III del Sistema Nacional de Investigadores afirma que ahora la sociedad en general ve a los investigadores como personas integrales, a quienes les puede agradar el rock and roll o jugar futbol.

El doctor en Química por la Universidad Complutense de Madrid es una clara muestra de ello: con una facilidad de palabra particular, describe las formas en que la cocina es un laboratorio cotidiano donde se dan innumerables reacciones todos los días. “La mejor química que tenemos es la cocina […] todos tienen un poco de temor por mezclar, pero en la cocina es donde está la verdadera química, solo que no le podemos decir a nuestra mamá a ver, pásame el cloruro de sodio”, narra entre risas.

A pesar de su asimilación del acento propio de Puebla, Meléndez Bustamante es originario de León, Guanajuato. Durante la última etapa de su formación básica, la preparatoria, comenzó a interesarse por las matemáticas y de forma específica por la naturaleza: “me gustaba mucho tener trato con las plantas, con el reino vegetal; me apasionaba”. Si bien no fue admitido en la Universidad de Chapingo para continuar en el camino de la agronomía, la Angelópolis fue el destino que marcó su vida.

Durante los inicios de los años 80, fecha en la cual el joven Francisco migró de Guanajuato, la entonces Universidad Autónoma de Puebla aún no contaba con algún programa de estudio enfocado de forma específica a la agronomía. “Entonces dije: algo que se le parezca a la agronomía... pues Química. Hubo una confusión: yo no conocía la ciudad de Puebla y fui a parar a la Facultad de Ingeniería Química”, recuerda el líder del Laboratorio de Química Teórica de su alma mater.

En este periodo, el trabajo con la mayoría de sus profesores y en específico con el doctor Pedro Soto lo incentivaron para avocarse de lleno al estudio de la química cuántica y la física. Dicha labor teórica, reconoce, se complementa de forma necesaria con la parte práctica de la química: por ello, otra de las cosas que más le gustan al investigador, además del trabajo académico, es la cocina.

De igual forma, otro de los factores que influyó en su trayectoria fue un intercambio académico a Moscú, Rusia. Allí aprendió una nueva forma de ser perseverante y disciplinado en el campo de la investigación. Al regresar y concluir la licenciatura, emprendió el estudio de la Maestría en Química Teórica, en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Iztapalapa, donde una nueva travesía lo esperaba.

Al ser estudiante del Departamento de Química, conoció a un investigador del Consejo de Ciencia de Madrid, quien lo invitó a continuar con su formación de posgrado en el extranjero. Así, fue matriculado en el Doctorado en Química de la Universidad Complutense de Madrid, además de realizar gran parte de su labor en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de la misma ciudad.

Jóvenes investigadores, el futuro de la ciencia

Su estancia en España le presentó una situación insatisfactoria que lo haría reflexionar sobre su próxima responsabilidad científica: “El doctor Smyers, con quien me encontraba en España, no se preocupaba por formar un grupo de investigación como tal, donde incorporaran jóvenes para que se fueran formando. Como dicen los españoles, que estuviera 'fichando a la gente para que posteriormente la cantera' se fuera incorporando al grupo. Lamentablemente no pasó: el murió y el grupo desapareció”.

Por ello, el miembro de la Red Mexicana de Supercómputo se ha preocupado de forma reiterada por la incorporación de estudiantes de licenciatura y posgrado a la investigación en química cuántica. Un ejemplo de esta convicción se encuentra en su grupo de trabajo: José Manuel Pérez Aguilar, María Eugenia Castro Sánchez y Norma Angélica Caballero, académicos de la Facultad de Ciencias Química, contaron con la dirección de tesis del doctor Meléndez, quien realizó una estancia posdoctoral en la Escuela Superior de Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha, España.

 “Detrás de nosotros tiene que haber alguien más; en este caso, los nuevos doctores, los nuevos investigadores que, gracias a CONACYT, a través de los programas de repatriación, retención de jóvenes investigadores y de cátedras, pueden integrarse a alguna institución científica y educativa del país. Definitivamente, sin ciencia ni tecnología un país nunca va a progresar.

La idea es esa: infundir a los estudiantes el gusto por la química […] Lamentablemente, a veces no nos vemos muy favorecidos. No hace falta contarlo; todos sabemos el porqué: cuando hay una escisión en este país, siempre le cortan recursos a la investigación. Sin embargo, creo que a través de los años debemos de cambiar de mentalidad”.

Química cuántica, una forma para salvar vidas

Miembro del grupo de fundadores del Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México, alojado en la BUAP, afirma que su uso ha favorecido considerablemente la labor de su equipo de investigación: “Gracias a las nuevas supercomputadoras, los químicos teóricos ya podemos tener resultados lo más rápido posible, debido a los nuevos algoritmos y diseños de las computadoras”.

Sus líneas de investigación, acordes con las trabajadas en el laboratorio, son cuatro: espectroscopía de moléculas no rígidas, química cuántica computacional, docking molecular y dinámica molecular. Todas estas vertientes están encaminadas a determinar de forma matemática las formas e interacciones que las moléculas entablan entre ellas, ya que en ocasiones no es posible verlas a través de microscopios. Algunas de sus publicaciones más recientes se encuentran en revistas nacionales e internacionales, como Chemical Education Journal, Neuropeptides e Inorganica Chimica Data.

En la dinámica molecular se busca que las reacciones ocurran en un ambiente químico similar al del cuerpo humano, con un pH específico y moléculas de agua alrededor. “Ya no tiene solamente al receptor o fármaco, sino también está rodeado de moléculas de agua, lo cual hace que las condiciones sean más parecidas a lo que pasa en la realidad y con eso tratamos de describir de forma detallada lo que sucede”.

Gracias a esta forma de trabajo, en el campo de la espectroscopía, por ejemplo, han hecho caracterizaciones de moléculas de fármacos orientados a dos enfermedades: diabetes mellitus tipo 2 y cáncer de seno. Actualmente, Meléndez Bustamante abandera el proyecto de CONACYT titulado “Caracterización computacional de los canales de calcio tipo T como blancos terapéuticos de antidepresivos de efecto rápido”, con el fin de buscar vías para hacer más eficiente el tratamiento de enfermedades.

Además del trabajo teórico, la efectividad de estos mecanismos es constatada a través de Enrique Vergara, investigador del Centro de Química del Instituto de Ciencias de la BUAP. De forma específica, ha trabajado con dicho especialista sobre los fármacos basados en vanadio, una de las investigaciones más ambiciosas que abandera el grupo.

El involucramiento de todos los miembros del equipo en esta labor responde al propósito de generar “una participación de todos los miembros, que todos estemos participando en las diferentes líneas que tiene el laboratorio […] Uno no es eterno: tarde o temprano uno se va, pero lo importante es que el laboratorio continúe con los nuevos investigadores y las nuevas líneas que ellos puedan aportar”.

Un giro emprendedor para la universidad pública

El doctor Meléndez Bustamante ha sido formado en instituciones que le han enseñado el valor del compromiso con la investigación científica. Como docente, reconoce que es necesario insertar en la universidad pública un giro emprendedor: “A veces [los estudiantes] piensan que el profesor les va a enseñar absolutamente todo. Tienen que cambiar y ser más emprendedores, contar con una mayor iniciativa”.

En ese sentido, a nivel general, apela a que una mejora de la situación de México es posible a través de una nueva mentalidad. A su parecer, el pueblo alemán es un ejemplo de esa clase de actitud: “Son más específicos y comprometidos con su país. Para ellos lo importante no es competir, sino ganar: eso es lo que debemos hacer nosotros”.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 6 de agosto de 2018.

Página 1 de 99

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter