En el último año, la Preparatoria Benito Juárez García de la BUAP refrendó su permanencia en el nivel II del Padrón de Buena Calidad, del Sistema Nacional de Educación Media Superior, logró la certificación ISO 9001-2008 para cinco procesos académicos y continuó con el programa de mentoría que permitió mantener una eficiencia terminal de más de 90 por ciento. “Son resultados que dan cuenta del crecimiento y consolidación de esta unidad académica”, sostuvo el rector Alfonso Esparza Ortiz.

Durante el Cuarto Informe de Labores de José Luis Sánchez Muñoz y toma de protesta de la nueva directora Hilda Ocaña Meléndez, el rector de la BUAP afirmó que gracias al cumplimiento de las observaciones de evaluadores externos, hoy los estudiantes de esta preparatoria gozan de una educación pertinente y con responsabilidad social.

Celebró, además, que su matrícula -de más de mil 900 estudiantes- participe en múltiples actividades, como huertos, labores de reforestación y lombricompostaje, lo cual “es síntoma de la formación que los académicos inculcan en el alumnado”.

 “Lo anterior es, sin duda, de los más grandes logros, de los cuales nos sentimos muy orgullosos y queremos replicar en otras unidades académicas”, manifestó Esparza Ortiz, antes de citar algunos proyectos en los cuales participan los preparatorianos, como la reforestación de áreas verdes con plantas y árboles endémicos y el huerto escolar, en su plantel, donde los estudiantes reciben capacitación sobre técnicas de cultivo de hortalizas y plantas medicinales, a partir de prácticas de campo, en convenio con SAGARPA.

También, el proyecto “Educación para la separación, manejo, transformación y aprovechamiento de residuos orgánicos domésticos por medio de lombricompostaje”, que permite procesar 120 toneladas de desechos orgánicos para convertirlos en 40 toneladas de abono orgánico, que se aprovechan para la reforestación.

“Son parte de los ejercicios multidisciplinarios que en esta escuela se desarrollan. Me da gusto saber que tienen vínculos con otras universidades y unidades académicas y que su planta de profesores hace un esfuerzo adicional para que los alumnos se involucren en proyectos de emprendimiento e innovación”, refirió el rector, al hablar del involucramiento de los docentes, a quienes invitó a trabajar en equipo y “privilegiar la unidad, por encima de intereses de grupos o personales, porque es lo que genera el crecimiento”.

Recordó que en esta escuela, durante su primera gestión como rector, se realizaron 86 movimientos, entre nuevas plazas, promociones, definitividades y estímulos, mediante procesos abiertos y transparentes, lo que "es sin duda algo inédito en la historia de la preparatoria". Reiteró que este año se seguirá con este programa.

Esparza Ortiz celebró el tercer lugar que la preparatoria obtuvo en la Universidad del Conocimiento 2018, un ejercicio que la BUAP desarrolló para generar más identidad y los jóvenes se interesen en otros temas.

Finalmente, felicitó a la maestra Hilda Ocaña Meléndez en el inicio de su gestión. Tras expresarle su apoyo, el rector deseó la concreción de proyectos comunes para atender las áreas de oportunidad de la preparatoria. “Seguiremos atentos a sus requerimientos, como el techado de la cancha”, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 20 de abril de 2018.


El rector Alfonso Esparza asiste al Segundo Informe de Labores de Alberto Mendiola Olazagasti, director de la Facultad de Artes
 

La calidad en la formación académica de los estudiantes de la Facultad de Artes de la BUAP ha resultado en un amplio catálogo de grupos artísticos, con reconocimiento dentro y fuera de la Institución, así como en un alto índice de empleabilidad -entre 70 y 90 por ciento de sus egresados-, destacó el rector Alfonso Esparza Ortiz, tras escuchar el Segundo Informe de Labores del director Alberto Mendiola Olazagasti.

Tales logros devienen del trabajo en equipo de sus docentes, lo cual se plasma “en una mayor proyección de su comunidad, en más de 650 actividades académicas y artísticas, así como en la participación de cinco cuerpos académicos en redes nacionales e internacionales”, subrayó. A ello agregó que “la presentación de la facultad en diversos espacios universitarios y externos ha contribuido al fortalecimiento de grupos artísticos, algunos interdisciplinarios, y la obtención de premios y reconocimientos en certámenes mexicanos y en el extranjero”.

Ante el Consejo de Unidad Académica de la Facultad de Artes, el rector Alfonso Esparza reconoció el trabajo docente: “Estos avances están precedidos por un importante quehacer académico que les permite contar con la totalidad de los programas de asignatura elaborados por competencias”. Asimismo, celebró la aplicación de exámenes de habilidades, previos, que ha contribuido a disminuir la deserción escolar.

En ese sentido, felicitó a sus académicos por su disponibilidad para actualizarse: 47 por ciento de ellos poseen estudios de posgrado y 25 por ciento realizan estudios de maestría; 23 son perfil Prodep, tres forman parte del padrón de investigadores de la Institución y dos del Sistema Nacional de Investigadores.

Al celebrar el trabajo en equipo, cuyo resultado visible es la calidad de la formación artística de sus estudiantes, subrayó que esto se ve reflejado en una alta empleabilidad: 70 por ciento y hasta 90 por ciento de sus egresados encuentran trabajo en menos de seis meses de concluir sus estudios.

Sin embargo, el rector de la BUAP externo su inquietud y compromiso por establecer estrategias que amplíen las posibilidades de que sus egresados obtengan una buena remuneración por su trabajo.

Por otra parte, aseguró que continuará con el otorgamiento anual de definitividades y promociones al personal académico y a los administrativos, “pues estoy convencido que es indispensable reconocer su desempeño y brindarles certeza laboral”.

En cuatro años se han otorgado a los docentes de esa facultad 11 plazas de nueva creación, 52 definitividades y 34 promociones; en tanto que a 20 administrativos diversos estímulos para mejorar sus condiciones laborales.

Con relación a las necesidades de infraestructura, Esparza Ortiz informó sobre la rehabilitación del edificio de la 8 Oriente y la reasignación de espacios en el Multiaulas 1 para la carrera de Técnico en Música. “Los trabajos en los inmuebles afectados por el sismo están en marcha y muy pronto podrán ser ocupados”, dijo, provocando el aplauso de estudiantes y trabajadores reunidos en el Multiaulas del Complejo Cultural Universitario.

Al rendir su Segundo Informe de Labores, Alberto Mendiola Olazagasti dio a conocer que en la Facultad de Artes hay 157 profesores, 53 de tiempo completo, 17 medio tiempo y 87 hora clase. Del total, 13 son doctores, 70 tienen estudios de maestría, 15 son estudiantes de doctorado y 38 de maestría.

En el rubro de responsabilidad e integración social destacó la participación de los diversos grupos artísticos -música, etnocoreología, danza y teatro-, dentro y fuera de la Institución, y con las compañías de la BUAP, como la Orquesta Sinfónica. Estos, dijo, “son la fortaleza de la Facultad de Artes”.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 19 de abril de 2018.

Libro publicado por primera vez en Puebla en 1877 por Narciso Bassols, en librerías a partir de mayo

La nueva edición de “La cocinera poblana y el libro de las familias”, un antiguo recetario mexicano publicado por primera vez en Puebla en 1877 por Narciso Bassols, es decir hace 140 años, forma parte del interés que ha mostrado la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y Ediciones de Educación y Cultura, a través de la Colección Legados, por difundir y preservar el patrimonio histórico, cultural y artístico de nuestro país y de Puebla. En el caso que nos ocupa, se trata de un valioso recetario de cocina que se ha convertido con el paso de los años en uno de los más preciados testimonios de la cultura culinaria poblana y, con ello, de una parte relevante del tesoro gastronómico nacional.

Su reedición en este año de 2017, respaldada por la BUAP, tiene un significado particular: con esta publicación La Cocinera Poblana –que con la coedición de 1901, realizada por las casas editoriales de Narciso Bassols y de Herrero Hnos. trascendió del siglo XIX al XX– vuelve a alcanzar un nuevo siglo, refrendando la calidad de su exquisitas y variadas recetas que hoy ponemos a disposición de los maestros de cocina, cocineras y cocineros, y ante todo, de los paladares contemporáneos que gustan de la maravillosa cocina criolla de Puebla y de nuestro país.

Como se verá más adelante al leer este libro, las recetas que integró Narciso Bassols a su recetario no son todas originarias de Puebla. Sin embargo, el conjunto tan diverso de platillos, venidos unos allende el Atlántico, y otros recogidos de la tradición familiar de nuestro país y nuestro estado, dan cuenta fiel de la riqueza gastronómica que animó las mesas de las familias poblanas durante décadas. En este sentido puede decirse que La Cocinera Poblana es, por cuanto al libro y su contenido, la concreción de un mestizaje que fundió en sus fogones naturaleza, arte y gustos culinarios de varios mundos y geografías.

Para la BUAP y su Facultad de Administración es muy grato participar en la publicación de esta obra, contribuyendo desde la Licenciatura en Gastronomía –con su planta de catedráticos– a la recreación de un variado menú de platillos tradicionales de Puebla. Estamos seguros que este libro contribuirá nuevamente, como lo hizo en siglos anteriores, a poner al alcance de las familias mexicanas las maravillas de nuestra más antigua cultura gastronómica. A.E.O.

CONTENIDO

  1. Presentación
  2. Agradecimientos
  3. Elogio de La Cocinera Poblana

Por Ricardo Moreno

4.Anexo

Relación de recetarios antiguos de cocina

(México siglos XVII-XX).

Por Adriana Guerrero Ferrer

  1. Platillos poblanos. Algunos botones de muestra

Por Catalina Pérez Osorio y Académicos de la Licenciatura en Gastronomía de la BUAP.

  1. Recetario completo:

La Cocinera Poblana o el Libro de las Familias.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 15 de abril de 2018.


Tras reconocer el desempeño de la Facultad de Medicina de la BUAP, al contar con 60 docentes perfiles Prodep y ocho cuerpos académicos, el rector Alfonso Esparza Ortiz destacó que una de las características que la distingue es su responsabilidad social, con su programa de jornadas médicas, el cual benefició en el último año a más de 7 mil personas.

           Durante el Primer Informe de Labores del director José Luis Gándara Ramírez, el rector de la BUAP celebró que en esa unidad académica la educación no se limita a lo que se enseña en el aula, sino que es integral, al complementarse con el deporte, la cultura, la extensión y la responsabilidad social. Sobre esta última, hizo hincapié en la organización voluntaria de docentes y alumnos tras el sismo del pasado 19 de septiembre. “Fueron una gran ayuda para muchas comunidades”, apuntó.

          En sesión de Consejo de Unidad Académica, Esparza Ortiz señaló que la vinculación para la práctica profesional, al ser fundamental para las licenciaturas que ahí se imparten (Medicina, Biomedicina, Fisioterapia, Nutrición Clínica y Ciencias Forenses) y las carreras Asociado en Imagenología y Asociado en Urgencias Médicas, es uno de los temas prioritarios de la administración, por lo cual se hacen esfuerzos “para que después del primer año, los estudiantes se dediquen a la práctica y sus clases se den en donde se realizan los ejercicios profesionales”.

          En ese sentido, Gándara Ramírez señaló que, en el último año, la facultad y la Secretaría de Salud Pública incorporaron al Hospital General de Cholula como nueva sede receptora de residentes médicos, en las especialidades Ginecología y Obstetricia, Anestesiología y Pediatría. Además, habló de los convenios con el Instituto de la Fundación General de la Universidad de Alcalá de Henares y con la Universidad de Blanquerna, ambas en España; la UNAM para la dotación de cadáveres y el ISSSTE de Tlaxcala, así como convenios federales con el IMSS y la SSA.

           Por otro lado, Esparza Ortiz felicitó a los docentes de la facultad: 109 profesores tiempo completo, 60 son perfil Prodep y 14 miembros del Sistema Nacional de Investigadores. Desde su primera gestión –dijo- se ha avanzado en el tema de nuevas plazas, pues en ese periodo se otorgaron 26, además 64 definitividades y 25 promociones para académicos. En cuanto al personal administrativo, fueron 14 definitividades y dos promociones.

          Adelantó que se lanzará la convocatoria para el examen de oposición 2018, con la que se espera “fortalecer la plantilla académica al incrementar el número de profesores tiempo completo, que se dediquen a seguir de cerca la labor de los estudiantes, así como la revisión y actualización de programas”.

          En febrero de este año se actualizó el Programa de la Maestría en Ciencias Médicas e Investigación, que forma parte de su oferta de posgrado, integrada también por la Maestría en Administración de Servicios de Salud y el Master en Fisioterapia Manual del Aparato Locomotor, esta última con la Universidad de Alcalá de Henares.

          Por su parte, a finales de enero, el Consejo de Unidad Académica de la facultad aprobó dos programas de especialidades médicas: Imagenología Diagnóstica y Terapéutica y Medicina del Trabajo y Ambiental, que se sumarán a las 21 especialidades que se imparten en la facultad.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 13 abril de 2018.


·         Settecento Ensamble se presentará el domingo 15 de abril en la Temporada de Música Clásica

Settecento Ensamble es un grupo dedicado a la difusión de la música con criterios históricos de los siglos XVII y XVIII; reúne a los talentosos músicos Mónica López Lau, Roberto Rivadeneyra Rosas, Luis Reyes Ticó, Julio César Cruz Vásquez y Miguel Cicero y se presentará en el Complejo Cultural Universitario de la BUAP en la Cuarta Temporada de Música Clásica.

El concierto se llevará a cabo el domingo 15 de abril, a las 17:00 horas en el Auditorio CCU BUAP, donde interpretarán música barroca de los compositores: Marco Uccellini, Biaggio Marini, Giovanni Battista Buonamente, Girolamo Frescobaldi, Tarquino Merula y Giovanni Paolo Cima.

La agrupación es joven pero sus integrantes poseen una sólida formación y vasta experiencia artística. Mónica López Lau estudió en la Escuela Nacional de Música de la UNAM, así como en el Conservatorium van Amsterdam, Conservatoire de Lausanne (Suiza) y Conservatorio di Musica “Benedetto Marcello di Venezia" (Italia). Es profesora de la Academia de Música Antigua de la Escuela Superior de Música (INBA), en donde imparte la cátedra de flauta de pico y enseña música de cámara.

Roberto Rivadeneyra Rosas, músico multifacético originario de Puebla, ha sido integrante e invitado de grupos mexicanos y extranjeros de música antigua, contemporánea, jazz, música experimental y orquestas.

Luis Reyes Ticó comenzó su carrera de Contrabajista en la Escuela Nacional de Música de la UNAM; movido por el interés de la música de los siglos XVII y XVIII, continuó sus estudios de especialización en Holanda. Estuvo bajo la batuta de Luis Herrera de la Fuente en la Orquesta Juvenil de Xalapa.

Julio César Cruz Vásquez estudió en la Facultad de Música de la UNAM, en donde participó en diferentes ensambles, además estudió música barroca; ha participado en diversos festivales nacionales.

Miguel Cicero estudió piano y clavecín en la Escuela Nacional de Música de la UNAM; en Holanda, cursó la licenciatura de clavecín y tomó clases magistrales; actualmente, es maestro de clavecín y bajo continuo en el Conservatorio Nacional de México.

Los boletos para asistir al concierto se pueden adquirir en las taquillas del Complejo Cultural Universitario de la BUAP.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 11 abril 2018.


Del 11 al 13. Conferencias, talleres, trueque de libros e islas literarias, en Filosofía y Letras y Plaza de la Democracia

Nacida como un proyecto de alumnos del Colegio de Lingüística y Literatura Hispánica (COLLHI) de la BUAP, arrancó la FFYLees, 1a. Feria lúdica y creativa para el fomento de la lectura y escritura. Durante tres días, esa comunidad estudiantil ofrecerá alrededor de 35 actividades y talleres en las instalaciones de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), así como en la Plaza de la Democracia.

            En la inauguración, Ángel Xolocotzi Yáñez, director de la unidad académica, aplaudió la iniciativa al reconocer que la FFYLees amplía el impacto del trabajo realizado en la facultad, tanto en la comunidad universitaria, como en la externa. Por su parte, la organizadora y responsable, María de Lourdes García Argüello, señaló que el proyecto surge de la premisa de que los estudiantes de la FFyL son lectores consolidados capaces de impactar a su comunidad.

          Por esta causa, el programa está encaminado a fomentar la lectoescritura de forma lúdica y no convencional. En este sentido, se realizarán cinco conferencias magistrales en torno a las intersecciones de la literatura con campos, como los estudios de género, la ciencia y el cómic, además de abordar el proceso creativo del escritor. Las charlas estarán a cargo de Christel Guczka, Raúl Mújica García, Roberto Murillo Medina, Alejandro Badillo Cervantes y Gregorio Rogelio Cruz Reyes.

          Dado que uno de los objetivos de la feria es proponer actividades interdisciplinarias, contará con la colaboración de la Secretaría de Cultura y Turismo del Estado de Puebla, el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica y la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas de la BUAP. El equipo de astrónomos de esta última llevará a cabo una observación estelar con telescopios, titulada Leyendo el Universo, en la azotea del Edificio Ricardo Flores Magón de la FFyL.

          Además de los talleres en los patios de la unidad académica, se instalarán dos islas literarias en la Plaza de la Democracia. Dichos espacios albergarán libros dirigidos tanto a adultos como a niños, con la finalidad de que los transeúntes se involucren en las actividades diseñadas por los alumnos del COLLHI.

          Finalmente, se contará con la lectura de cuento y poesía por parte de estudiantes de distintas unidades académicas de la BUAP. De igual manera, se llevará a cabo un slam de poesía, una clase de concurso literario en la cual los participantes representan textos de su autoría mediante mímica y dramatización.

          Para consultar la programación completa y mayor información, comunicarse al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o buscar en redes sociales como FFYLees.

Puebl@Media
Puebla, México
Martes 10 abril 2018.


Se trata de las ingenierías en Alimentos, Ambiental y en Materiales

Tras recibir las reacreditaciones de los programas de ingenierías en Alimentos, Ambiental y en Materiales, de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ) de la BUAP, por parte del Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (CACEI), el rector Alfonso Esparza Ortiz afirmó que estas respaldan la calidad de la vida académica, en beneficio de más de mil estudiantes de estas licenciaturas.

          “Con la acreditación de los programas educativos, los estudiantes pueden sentirse orgullosos de pertenecer a esta comunidad y como egresados están respaldados por el prestigio de una institución de educación superior ampliamente reconocida”. Además, agregó, esta evaluación califica y comprueba las condiciones de infraestructura y equipamiento, así como un sólido trabajo de los cuerpos académicos de la Máxima Casa de Estudios en Puebla.

             En este sentido, el rector Esparza indicó que la FIQ tiene cinco cuerpos académicos consolidados, dos en formación y uno en consolidación. Algunos de ellos desarrollan líneas de generación y aplicación del conocimiento multidisciplinarias. Además, sus cuatro licenciaturas están acreditadas por CACEI, mientras que la maestría y doctorado figuran en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt.

     Estos datos hablan de un fuerte quehacer académico que cumple con los indicadores establecidos por los organismos evaluadores externos y, sobre todo, responde al compromiso de formar egresados competentes y competitivos, aseguró el Rector.

          “Esta acreditación, sin duda alguna, sigue siendo una muestra de un fuerte trabajo académico, de una gran compenetración, compromiso, entusiasmo y todos aquellos factores involucrados en un trabajo armónico. Por ello, estamos muy orgullosos de esta unidad académica que egresa ingenieros de calidad”.

          Ana María Morales Alcázar, directora de Planeación y Gestión de la Calidad del Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería (CACEI), dio a conocer que de más de 4 mil programas de ingeniería en el país, solo 26 por ciento están acreditados. En Puebla, los resultados están arriba de la media nacional, al tener en sus instituciones de educación pública el 40 por ciento de los programas acreditados. En el caso de la BUAP, es del 100 por ciento, lo que demuestra tener estudiantes privilegiados y competentes en esta institución. “Las instituciones públicas, como la BUAP, con programas acreditados, demuestran a la sociedad su compromiso para preparar a los estudiantes para un ejercicio profesional de calidad”.

          Asimismo, confirmó que la entrega de estas constancias a las ingenierías en Alimentos, Ambiental y en Materiales es parte de una rendición de cuentas a la sociedad, pues dan certidumbre de la formación de ingenieros con calidad académica, técnica y humana para ejercer su profesión. “Es evidente que al egresar de un programa acreditado tendrán mayores oportunidades de empleo, estudios superiores y movilidad de carácter global”.

          Por su parte, María Auxilio Osorio Lama, directora de esta unidad académica, destacó el compromiso de las sociedades estudiantiles en este proceso de acreditación, así como al resto de la comunidad universitaria. El resultado de este trabajo se aprecia no solo en estas reacreditaciones, sino también en la incorporación del Doctorado en Ingeniería Química al PNPC y en el otorgamiento de diferentes tipos de becas.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 9 de abril de 2018.


De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, las epidemias de influenza causan entre 3 y 5 millones de casos de enfermedad grave y de 250 mil a 500 mil muertes al año en el mundo. Las vacunas son un remedio preventivo y en caso de contagio se administran medicamentos orales. No obstante, existe una resistencia viral a los fármacos y ello aumenta la necesidad de tener nuevos antivirales efectivos.

Este fue el caso del brote de un nuevo virus de la influenza A (H1N1), que en 2009 provocó una pandemia. A partir de esta contingencia y tras dos años de simulaciones moleculares computacionales, el doctor en Ciencias Thomas Scior, investigador de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP, creó nuevos antigripales orales contra este padecimiento que hoy han sido patentados.

En la fase de pruebas experimentales colaboró el doctor Gerardo Santos López, del Centro de Investigación Biomédica de Oriente (CIBIOR) del IMSS, ubicado en el Hospital General de Zona No. 5, en Metepec. En el trabajo multidisciplinario participaron también los doctores Ygnacio Martínez Laguna, Julio Roberto Reyes Leyva y Juan Carlos Flores Alonso, de la BUAP y CIBIOR IMSS. Además, durante el proyecto se formaron los estudiantes de maestría y doctorado Karina Cuanalo Contreras y Luis Márquez Domínguez, respectivamente.

Al contar con resultados positivos en los bioensayos, en 2014 se procedió a la solicitud de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). En 2017 se concluyó exitosamente el proceso formal de patente para las primeras dos moléculas publicadas en la Gaceta de la Propiedad Industrial del IMPI, en diciembre de ese año (352708 y 352709).

Innovación universitaria

Este hallazgo farmacológico deriva de la investigación iniciada en 2009, año en que emergió un nuevo virus de la influenza A (H1N1), el cual provocó cerca de 18 mil 337 decesos a nivel mundial. Para febrero de 2010, de acuerdo con la Secretaría de Salud, en México se reportaron mil 32 muertes y se confirmaron 72 mil 233 casos.

En este contexto, la BUAP convocó a sus investigadores a participar en diversos frentes contra esta contingencia médica, desde la atención hospitalaria hasta cómo vigilar la pandemia a través de modelos matemáticos. Entre ellos, el farmacéutico Thomas Scior se encargó del desarrollo de un nuevo antiviral.

En su laboratorio de Simulaciones Moleculares Computacionales, el científico de origen alemán diseñó las moléculas con estructuras totalmente diferentes de las substancias ya comercializadas, al buscar imitaciones de las moléculas naturales (virales y humanas) que juegan un papel clave en el desarrollo de la infección gripal.

 “Normalmente, una vez descubierta una molécula activa se investigan derivados, químicamente hablando para guardar el efecto deseado y modificar o mejorar otras propiedades moleculares. En nuestro caso, se tienen estructuras diferentes de las ya existentes. Las nuevas estructuras (llamadas candidatos líderes) son mucho menos complicadas que los antivirales comerciales y pueden cambiar para generar moléculas derivadas”, afirmó.

El desarrollo de un medicamento conlleva de una a dos décadas de investigación antes de la producción industrial. Luego de muchos ciclos (sreening tests, drug profiling) de repetir estudios de propiedades fisicoquímicas, bioquímicas, farmacológicas y toxicológicas en combinaciones con bioensayos preliminares in vitro (enzimas, receptores puros), ex vivo (tejido celular) e in vivo (animales), de casi 10 mil moléculas sobrevive apenas una para terminar en la fase preclínica y clínica antes de la producción del medicamento final.

Los antigripales orales comerciales se caracterizan por un elevado costo de síntesis total y una producción muy lenta frente a una demanda en periodos de epidemias, debido a sus estructuras moleculares complicadas. Para reducir el tiempo entre brote y respuesta fármaco-terapéutica, el doctor Scior propuso nuevos antivirales de estructuras más simples, de fácil y rápido acceso por ser una síntesis de pocos pasos, con el efecto colateral deseado de una producción de bajo costo y abastecimiento discontinuo conforme a la demanda (just in time).

Lo anterior fue posible gracias a las simulaciones en computadora con modelos moleculares por parte del investigador de la FCQ, quien observó los posibles efectos biológicos, farmacológicos y de toxicidad de las moléculas propuestas.

Virus que evolucionan

Las vacunas contra la influenza son un remedio preventivo, pero sólo protegen si sus componentes moleculares corresponden a la cepa específica del brote. Los virus de la gripe varían su genoma de forma frecuente (mutaciones), de tal forma que el sistema inmunológico aprende de la infección sobrevivida y el paciente adquiere una protección específica (inmunidad) contra esta cepa en particular.

Sin embargo, cambios en los genes virales conllevan el riesgo de que el cuerpo nuevamente no esté protegido. Pueden producirse epidemias de gripe si los cambios genéticos virales (antígenos) son muy drásticos (gene shift / drift). El reto es triple: (i) predecir el potencial antigénico de futuras cepas correctamente, (ii) para luego diseñar nuevas vacunas antigripales y (iii) contar con suficiente tiempo para su producción masiva anual.

Por ello, el doctor Thomas Scior destacó que se necesitan moléculas antigripales con administración oral en forma de jarabes, cápsulas o tabletas que actúan en caso de contagio, como terapia causal, y no como remedio adyuvante (cura de síntomas) o profiláctico (vacunas). Algunos antigripales orales, como el Tamiflu®, están en el mercado pero dada sus estructuras moleculares complicadas su producción industrial resulta muy lenta y costosa. Además, se ha desarrollado resistencia viral y ello aumenta la necesidad de contar con otros antivirales efectivos.

Actualmente, la influenza AH1N1 se ha convertido en un virus estacional que circula principalmente en la época invernal, de diciembre a marzo. No obstante, el desafío es continuar con la búsqueda de nuevos fármacos orales contra esta enfermedad para remediar la creciente resistencia y simplificar la síntesis con estructuras más simples que representan menos riesgos de salud, refirió el académico.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 4 abril 2018.


Es la primera vez que la Institución cubre totalmente el costo de los exámenes; se busca incrementar tasa de titulación

Con una beca que cubrió el costo total, 620 estudiantes de la BUAP realizaron la prueba EGEL (Exámenes Generales para el Egreso de Licenciatura) de Ceneval. Con este apoyo que por vez primera se otorgó al cien por ciento, la Institución hace patente su compromiso con los estudiantes para que concluyan con éxito sus estudios superiores, hasta su titulación.

          Los EGEL son pruebas de cobertura nacional que evalúan el nivel de conocimientos y habilidades académicas en los recién egresados de licenciatura. Permiten identificar si están capacitados para iniciar eficazmente el ejercicio profesional. En la BUAP constituyen la tercera forma de titulación más común de las 16 establecidas, después de la automática por promedio y por examen profesional.

          La administración central que encabeza el Rector Alfonso Esparza Ortiz, además de gestionar los fondos para este apoyo (que por primera vez cubre el cien por ciento del costo), ha generado una serie de estrategias que buscan despertar en los estudiantes un mayor interés por resolver la prueba, como una opción para culminar sus estudios y que obtengan mejores resultados, lo cual propiciará un aumento en la tasa de titulación.

         Una de las acciones que impulsa la Rectoría de la BUAP, para que los estudiantes obtengan su título, además de la ventanilla única, la reducción de costos y acompañamiento por parte de las unidades académicas, es la adhesión de una materia optativa complementaria, que nació de la revisión curricular iniciada en 2015, en la que se prepara al universitario para resolver la prueba EGEL, aprovechando la relación interinstitucional BUAP-Ceneval.

         Actualmente, la BUAP tiene representación en 38 exámenes compatibles con su oferta académica. Se vincula con Ceneval a través de sus 26 consejeros técnicos que participan en la deliberación y diseño de estrategias para la generación de las pruebas; ellos definen las áreas y el número de reactivos. Además, 90 docentes de la Universidad colaboran como elaboradores de las preguntas.

         Desde 2014, cuando la Dirección General de Educación Superior de la BUAP aglutinó los esfuerzos en esta materia, se han gestionado otros beneficios para los universitarios. Además de la citada beca, descuentos de 45 por ciento por parte de Ceneval para los estudiantes que aplicarán el 13 de abril (convocatoria cerrada), 24 de agosto y 7 de diciembre, por citar un ejemplo. La próxima convocatoria se publicará el 16 de abril y puede ser consultada en www.dges.buap.mx.

         Como resultado, la BUAP ha mejorado su desempeño en EGEL. Cabe destacar que 39 estudiantes de la Universidad recibirán el próximo 17 de mayo el Premio Ceneval al Desempeño de Excelencia EGEL, periodo julio-diciembre de 2017, el cual se otorga a quienes obtienen como resultado el Testimonio de Desempeño Sobresaliente. La cifra más alta desde 2014.

          Los 620 becados fueron estudiantes de 24 programas educativos que se imparten en 14 unidades académicas: las facultades de Administración, Ciencias de la Computación, Ciencias de la Comunicación, Contaduría Pública, Derecho y Ciencias Sociales, Ingeniería, Medicina, Ciencias Químicas, Ciencias Biológicas, Economía, Enfermería, Estomatología y Psicología, así como el Complejo Regional Sur. La prueba EGEL la resolvieron el viernes 23 de marzo, en el Edificio Multiaulas del Complejo Cultural Universitario.

Puebl@Media
Puebla, México
Domingo 1 abril 2018.


Se crea la Preparatoria a Distancia, dos técnicos superiores universitario, una licenciatura y tres programas de posgrado


En la tercera sesión extraordinaria del año, el Consejo Universitario de la BUAP aprobó la ampliación de la oferta educativa de la Institución, con la creación de la Preparatoria a Distancia, dos técnicos superiores universitario, una licenciatura y tres posgrados: nuevos planes de estudio que ofrecen oportunidades de desarrollo y crecimiento profesional.

         La Preparatoria a Distancia permitirá que personas mayores de 19 años concluyan su educación media superior. Se trata de una opción académica flexible, accesible y pertinente, ofertada a través de medios digitales. Ofrece dos opciones de egreso: bachillerato general a cursarse en 23 meses y bachillerato técnico que será de 36 meses, de los cuales cuatro se destinarán para el área especializada. La gestión académica estará a cargo de un facilitador, acompañante y coordinador de programa.

         Los dos técnicos superiores universitario forman parte de la oferta educativa del Complejo Regional Centro.  Uno de estos, el Técnico Superior Universitario en Innovación del Mantenimiento Industrial, con sede en San Salvador el Seco. Este programa contribuirá al desarrollo de la región, ya que sus egresados serán capaces de implementar, controlar y dar mantenimiento a procesos industriales. Además de incorporar nuevas tecnologías a las industrias, así como analizar situaciones de fallas, costos y tiempos muertos. El plan de estudios se divide en seis semestres, con 11 módulos y dos talleres de lengua extranjera.

         El Técnico Superior Universitario en Horticultura Sustentable, con sede en el campus Los Reyes de Juárez, permitirá incrementar la productividad de los cultivos y disponibilidad de los productos hortícolas, ya que estarán capacitados para desarrollar proyectos con valor agregado. Es un plan de estudios con duración de dos años y medio, dividido en cinco semestres con nueve módulos y dos talleres de lengua extranjera.

         De igual manera, el Consejo Universitario aprobó la creación de la Licenciatura en Gestión de Ciudades Inteligentes y Transiciones Tecnológicas, a cargo de la Facultad de Ciencias de la Electrónica. Es un programa mixto entre esta unidad académica y las facultades de Ciencias de la Computación, Economía y Arquitectura, así como con la Dirección General de Cómputo y Tecnologías de la Información y Comunicaciones (DCyTIC).

         Los profesionales de esta área analizarán las problemáticas de la ciudad y diseñarán propuestas que planifiquen soluciones eficientes a necesidades de movilidad, cuidado del medio ambiente y forma de vida. El plan curricular se conforma de ocho semestres.

         En cuanto a los posgrados, se creó la Maestría en Tributación, de la Facultad de Contaduría Pública. Tiene una orientación profesionalizante y se cursa en cuatro semestres. Formará profesionales en materia tributaria, económica, financiera y jurídica, para resolver problemas y proponer cambios innovadores que demandan las entidades pública y privada.

         También, la Maestría en Gestión Organizacional, en la Facultad de Contaduría Pública, que formará profesionales capaces de vincularse en procesos directivos. Dispone de dos especializaciones: Emprendedurismo e innovación y Gestión en organizaciones. La planta docente se conforma de 13 profesores, de ellos tres son miembros del Sistema Nacional de Investigadores y 11 tienen perfil Prodep. Además, hay colaboradores externos.

         Por último, el Doctorado en Investigación Aplicada a la Industria, a cargo de la Facultad de Ciencias de la Electrónica. Es el séptimo doctorado con vinculación con la industria a nivel nacional, que formará investigadores de alto nivel en el área de sistemas electrónicos especializados, ya que podrán proponer soluciones tecnológicas adecuadas. La planta docente está integrada por 10 profesores, cien por ciento miembros del SNI, 90 por ciento perfil Prodep, 10 por ciento tienen alguna solicitud de patente y 80 por ciento tienen experiencia en la industria.

Modificaciones al Estatuto Orgánico

En otro punto de la orden del día, por mayoría de votos se aprobaron modificaciones al Estatuto Orgánico de la BUAP, para establecer la figura de coordinador administrativo de unidad académica, en sustitución de la del secretario administrativo. De esta manera, la aprobación del proyecto que deroga los artículos 99, 100 y 101 y modifica los artículos 115, 117, 118, 119, 120, 123, 124 y 143 del Estatuto Orgánico, permitirá agilizar y coadyuvar esfuerzos hacia una eficiente administración de la Institución.

         Ante el Máximo Órgano de la Institución, el Rector Alfonso Esparza Ortiz ratificó que esta modificación al Estatuto Orgánico permitirá contar con perfiles idóneos en el área administrativa, en las unidades académicas. “El único y real motivo que nos lleva a realizar esta reforma es que podamos tener una mayor coincidencia con quienes ejercen esta labor”.

         Asimismo, el Rector Esparza propuso complementar la fracción tercera del artículo 123, para que quienes ocupen este cargo acrediten una amplia experiencia en el área administrativa o en procesos de gestión dentro de la unidad académica.

         Con ello, se armonizan las funciones administrativas de las unidades académicas y se cumplen los requerimientos que imponen las reformas a la legislación en materia de rendición de cuentas y la necesidad de contar con un perfil administrativo idóneo.

          También se propuso homologar el procedimiento para el nombramiento de los secretarios Académico y de Investigación y Estudios de Posgrado, así como del coordinador administrativo de las unidades académicas, quienes serán propuestos por el director en terna al Rector, para su designación y emisión del nombramiento, previo cumplimiento de los requisitos y perfil para ocupar dichos cargos. Estos funcionarios académicos conservarán el carácter de auxiliares de los directores.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 23 marzo 2018.

Página 1 de 92

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter