El rector de la BUAP inauguró el II Foro de Responsabilidad Social Territorial de las Universidades Mexicanas, donde se dieron cita representantes del ORSALC-UNESCO

Tras asentar que la BUAP asume la responsabilidad social como un eje transformador de sus funciones sustantivas, el rector Alfonso Esparza Ortiz afirmó que la indiferencia no debe imponerse como una conducta generalizada en el mundo contemporáneo: “Nuestras instituciones tienen que levantar la voz y, sobre todo, generar y transferir conocimientos pertinentes que brinden nuevas perspectivas de desarrollo y bienestar a los seres humanos y al planeta que habitamos”.

Al inaugurar el II Foro de Responsabilidad Social Territorial de las Universidades Mexicanas, consideró la relevancia de establecer acciones en concordancia con los indicadores establecidos por el Observatorio de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe (ORSALC-UNESCO), para impulsar la equidad, la conservación patrimonial, la creación de ciudadanía y la sustentabilidad ambiental en el entorno inmediato.

De este modo, Alfonso Esparza Ortiz, coordinador general de la zona 1 del ORSALC-UNESCO, sostuvo: “nuestros egresados serán ciudadanos éticos y profesionales competitivos, capaces de aportar al desarrollo, la paz, la justicia y la equidad”.

En el Salón de Seminarios del Complejo Cultural Universitario, donde tienen lugar los trabajos de este segundo foro, el rector de la BUAP dio la bienvenida al coordinador del ORSALC-UNESCO, Humberto Grimaldo Durán, a las coordinadoras de las zonas 7 (Argentina) y 5 (Brasil), María Cecilia Conci y Liane Nanci Rotta, respectivamente, así como a los representantes de instituciones de educación superior de Colombia, Perú, Brasil, Argentina y México.

Allí, afirmó: “Asumimos la responsabilidad social como un eje transformador de las funciones sustantivas de las universidades y, en consecuencia, requerimos sumar esfuerzos y establecer metas comunes sobre la práctica de la responsabilidad social territorial en las instituciones, para que se conviertan en espacios de construcción colectiva en los que se concentre información, se realicen análisis y monitoreo, se difundan y promuevan experiencias exitosas, y se logren consensos para la conceptualización y construcción de modelos sustentables”.

Precisó que la dimensión territorial de la responsabilidad social hace indispensable que las funciones universitarias incidan de manera eficaz en la elaboración de respuestas a las necesidades del entorno y de las personas que lo habitan.

En su momento, Humberto Grimaldo Durán consideró que el II Foro de Responsabilidad Social Territorial de las Universidades Mexicanas es un encuentro decisivo para analizar y reflexionar a la luz de los objetivos de desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas: una educación de calidad, “calidad de actores, procesos y resultados, calidad ética, calidad humana y calidad epistémica”.

El II Foro de Responsabilidad Social Territorial de las Universidades Mexicanas, cuyo objetivo es impulsar y desarrollar la responsabilidad social como eje transversal de las instituciones de educación superior, públicas y privadas, tiene lugar del 19 al 21 de abril, con una serie de conferencias y paneles sobre el tema.

El video sobre este texto puede verse en el siguiente enlace: https://youtu.be/5gbduunVUl4.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 19 de abril de 2017.

 El modelo puede ser utilizado como mecanismo de autentificación de personas al realizar diversos trámites, así como en seguridad pública

Investigadores del Laboratorio de Ingeniería del Lenguaje y Conocimiento, de la Facultad de Ciencias de la Computación (FCC) de la BUAP, en colaboración con la empresa Code Ingeniería, desarrollaron un sistema de identificación de personas por medio de voz, que puede ser utilizado en los programas de pensionados y jubilaciones, así como para la validación de trámites bancarios y en seguridad.

David Eduardo Pinto Avendaño, profesor investigador de la FCC, doctor en Inteligencia Artificial y Reconocimiento de Formas, por la Universidad Politécnica de Valencia, España, informó que el grupo de investigación generó modelos computacionales para identificar a las personas a partir de ciertas características de la voz, además de trabajar en la validación del sistema. Para realizar el proyecto se contó con la participación de 120 personas, 60 hombres y 60 mujeres, de los cuales 20 eran adultos mayores.

“El objetivo del proyecto fue generar modelos computacionales implementados, capaces de discernir entre diferentes voces quién es la persona que está hablando”, explicó.

A cada individuo se le grabó su voz varias veces, mientras decían su nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, nombre de sus padres, número de hermanos, los dígitos del 0 al 9, los nombres de los estados de la República Mexicana y un texto seleccionado por los académicos, el cual estaba conformado por palabras que emulaban los diferentes sonidos del idioma español.

“A partir de eso generamos unas ‘huellas acústicas’ en las que registramos diversos aspectos como las tonalidades de la voz y la forma en la que pronunciaban determinadas letras; es decir, hicimos un análisis de la manera en que ellos modificaban su tracto vocal, lengua, labios y dientes para generar los sonidos”, precisó.

El investigador refirió que la parte acústica se asocia con símbolos ortográficos, fonológicos y letras que proporcionan una serie de señales que pueden ser modeladas matemáticamente. “Lo que hicimos fue tomar la voz y transformarla de un espectro de amplitud a uno de frecuencias y posteriormente examinamos las similitudes de sonidos en una matriz de valores”.

De esos audios se escogió un conjunto para generar modelos de voz de las personas, mientras que los demás datos se utilizaron para validar que el sistema se ejecutó de forma correcta.

En este proyecto, la empresa Code Ingeniería desarrolló módulos de transformación para la obtención de ciertos valores, así como un modelo específico de similitud. “Nosotros también diseñamos un modelo propio e implementamos un sistema híbrido que permitió combinar sus técnicas con las nuestras para obtener mejores resultados”, indicó Pinto Avendaño.

El sistema tiene una amplia variedad de aplicaciones, como verificar que una persona de la tercera edad que cobra una pensión continúa con vida: “Con una llamada telefónica el sistema es capaz de corroborar si la voz del individuo que habla corresponde verdaderamente a quien dice ser, ya que hay situaciones en las que otras personas siguen cobrando una pensión aun cuando la persona ha fallecido”.

Este mecanismo de autentificación también es útil al momento de realizar alguna transacción bancaria: “Normalmente tenemos que proporcionar una serie de datos para validar que realmente somos nosotros quienes deseamos realizar dicha operación, por lo que de esta forma la voz se convertiría en nuestra firma electrónica, sin la necesidad de que nos pregunten fecha de nacimiento, CURP, números clave y otros datos”, abundó.

Además, dijo, si se obtienen suficientes muestras de voz, podrían ser aplicadas en situaciones de seguridad; por ejemplo, en casos de personas extraviadas o llamadas de extorsión “se sugiere grabar voces de las personas que se encuentran en los reclusorios para caracterizarlos, y si en algún momento alguien recibe una llamada de amenaza, se vincule la voz del extorsionador con las voces grabadas en los modelos y así se corrobore si existe una similitud”.

El proyecto “Validación en ambiente de laboratorio de sistemas de identificación de personas por medio de voz“ recibió fondos del Programa de Estímulos a la Innovación del Conacyt, el cual busca fomentar la innovación en productos tecnológicos a nivel nacional, a través de la vinculación entre las empresas y las instituciones educativas.

“Esta es un área que tiene mucha oportunidad de desarrollo y que además es de gran interés para la comunidad científica y los estudiantes, por ello seguiremos trabajando para mejorar los modelos de clasificación y aplicarlos a una mayor población, como niños y jóvenes”, subrayó David Pinto.

En este proyecto participaron Darnes Vilariño Ayala, Iván Olmos Pineda, Arturo Olvera López, Juan Manuel González Calleros e Ivo Pineda Torres, investigadores del Laboratorio de Ingeniería del Lenguaje y del Conocimiento, así como Emanuel Aguilar Benítez y Yuvila Mariela Sanzón Rosas, egresados de la FCC.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 18 de abril de 2017.


La BUAP y el gobierno del estado comparten el interés común de resolver problemas sociales en beneficio del desarrollo de Puebla, por lo que se continuará trabajando “codo a codo”, afirmó el rector Alfonso Esparza Ortiz durante la reunión de seguimiento de una agenda conjunta, en la que participaron los directores de las 43 unidades académicas y funcionarios de la administración central, con el gobernador Antonio Gali y miembros de su gabinete.

Esparza Ortiz externó su convencimiento de generar sinergias y un trabajo colaborativo entre la BUAP y el gobierno estatal, así como establecer un seguimiento de los temas y avances, pues esto conduce a tener éxito y resultados.

El rector Alfonso Esparza Ortiz y el gobernador Antonio Gali se reunieron en Casa Puebla para dar continuidad al encuentro sostenido en enero pasado, en el Complejo Cultural Universitario, donde se estableció el primer acuerdo de impulsar una agenda común para atender las necesidades del estado y de la Máxima Casa de Estudios de Puebla.

Antonio Gali agradeció la sensibilidad de la Institución para trabajar en conjunto en temas de desarrollo social, seguridad pública y movilidad, entre muchos más, por lo que aseguró que mantendrá estos encuentros de manera periódica, para conocer avances.

“Seguiremos trabajando, todos juntos, para llegar a ser un ejemplo nacional en este tipo de sinergias y colaboraciones”, aseveró el mandatario estatal. Finalmente, consideró que, para mantener a Puebla en los primeros lugares en educación, es fundamental fortalecer los lazos de cooperación con la Universidad.

Puebl@Media
Puebla, México
Lunes 17 de abril de 2017.

La universidad transparenta la contratación de su personal académico

Con el propósito de socializar el Concurso por Oposición Abierto 2017, para ocupar plazas de nueva creación de personal académico en la BUAP y así garantizar su transparencia, por iniciativa del Rector Alfonso Esparza Ortiz, la titular de la Vicerrectoría de Docencia, María del Carmen Martínez Reyes, sostuvo una reunión con los integrantes de la Comisión de Dictaminación Académica (CODIMA) de facultades, escuelas e institutos de la Universidad.

En dicha reunión de trabajo, en la que también se expresaron las inquietudes de los miembros de las CODIMA, Martínez Reyes informó que en este proceso –que comenzó con la publicación de la convocatoria el pasado 31 de marzo- se entregarán 70 nuevas plazas del tipo técnico académico, profesor medio tiempo y profesor tiempo completo.

Acompañada de representantes de la Oficina de la Abogada General y la Dirección de Recursos Humanos, la vicerrectora de Docencia subrayó que de esta manera se fortalece el perfil docente, se apoya el relevo generacional y, sobre todo, se garantiza un proceso transparente en la selección y contratación del personal académico, en cuanto a perfiles adecuados para dar soporte a una de las tareas sustantivas de la Institución: la docencia.

En el auditorio José María Morelos y Pavón, en Ciudad Universitaria, se detalló que en dicha convocatoria se establece que la recepción de la documentación, a cargo de las CODIMA, será a partir de la publicación de la misma (31 de marzo) y hasta el próximo 21 de abril.

Asimismo, el 26 de abril se informará a los aspirantes que reúnan los requisitos para participar, los términos, fechas y modalidades para la práctica de las evaluaciones correspondientes.

Será hasta el próximo 29 de mayo cuando se publiquen los resultados previos –no definitivos- de este concurso abierto por oposición, en la página www.buap.mx, lo anterior con base en los dictámenes emitidos por las CODIMA. Los detalles de esta convocatoria, el cronograma de actividades, los requisitos específicos o el perfil académico de las plazas sujetas a concurso, así como la documentación que el postulante debe entregar pueden consultarse en http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/wb/Vicerrectoria_docencia/.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 16 de abril de 2017.


Tras escuchar el Primer Informe de Labores de Fernando Daniel Lazcano Hernández, director de la Facultad de Ingeniería de la BUAP, el rector Alfonso Esparza Ortiz destacó su vinculación con otras instituciones educativas del país y el mundo, la repatriación de profesionales mexicanos y el incremento en 30 por ciento del número de profesores en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI). “Resultados representativos ya que es una de las facultades con mayor matrícula y más programas de licenciatura en la Institución”, comentó.

En sesión del Consejo de Unidad Académica, Esparza Ortiz celebró la vinculación de la Facultad de Ingeniería con las universidades Politécnica de Valencia –España- y de Santiago de Chile, así como con la industria, “lo cual se refleja favorablemente en la preparación de sus estudiantes, todos inscritos en programas de licenciatura acreditados por los CIEES”.

En materia de infraestructura, recordó que su administración se ha preocupado por ofrecer espacios dignos, como el recién inaugurado Edificio Multilaboratorios 7, en el que los alumnos de esta facultad disponen de suficientes aulas y laboratorios, así como equipamiento de primer mundo. De esta forma, continuó, se fortalecen los procesos de enseñanza mediante la práctica del conocimiento, dinámica que genera el aprendizaje.

Esparza Ortiz comentó la necesidad de incrementar el número de ingenieros titulados, en cuyo trámite su administración ha abonado, al disminuir los costos de titulación en casi 60 por ciento. Tal reducción permitió mejorar en esa unidad académica este indicador en el último año.

“Elevar la tasa de egreso también se logra mediante el acompañamiento cotidiano al estudiante. En esta facultad hay más de 100 lobomentores que acompañan a los alumnos de nuevo ingreso, desde el inicio de su vida como universitarios. Invito a los docentes a involucrarse y fortalecer el programa de mentorías, tutorías y acompañamiento, que ha sido clave del éxito de muchas unidades académicas con relación a mejorar el porcentaje de titulación”, sostuvo.

En ese sentido, exhortó a esa comunidad universitaria a explorar nuevas áreas de oportunidad que enriquezcan la formación de los jóvenes y aporten al progreso social.

En su informe, realizado en el auditorio de la Facultad de Ingeniería, Lazcano Hernández subrayó que por primera vez se gestionó la visita a universidades latinoamericanas destacadas con expertise en la triple hélice –las universidades de Chile y Católica de Chile-, para sustentar la creación del Centro de Investigación de Ingeniería Aplicada, con casos probados de éxito. Mencionó, además, que un programa piloto se acreditará a nivel internacional con CACEI 2018, siguiendo los requisitos de Washington Accord, acreditaciones homólogas de ABET (referencia internacional de Latinoamérica) y EUR-ACE (referencia internacional europea), entre otros resultados.

Luego de valorar la contribución de la administración de la BUAP en los logros alcanzados, los cuales fueron orientados a mejorar las competencias del alumnado, consolidar la planta docente, la internacionalización e impacto social, mediante el esquema tripe hélice, comentó que estos esfuerzos han sido emprendidos sin perder el sentido humano que debe caracterizar a los ingenieros.

Sé que una de sus inquietudes es la certeza laboral: Esparza Ortiz

No obstante, los avances logrados en el último año, aún quedan desafíos y necesidades. Desde el inicio de mi gestión hemos procurado atenderlos e iremos paso a paso, señaló el Rector Alfonso Esparza Ortiz, al dialogar con académicos de la Facultad de Ingeniería, tras finalizar el primer informe de labores de su director, Fernando Daniel Lazcano Hernández.

Luego de escuchar las intervenciones de los docentes con relación a sus necesidades, inquietudes, propuestas y opiniones, Esparza Ortiz enfatizó que un eje rector de su administración es el bienestar de los trabajadores.

“Sé que una de sus principales inquietudes es sobre su certeza laboral. Por ello tuvimos que hacer adecuaciones presupuestales para generar plazas. Si hubiéramos mantenido el ritmo de la SEP, de ofertar sólo las plazas que nos autoriza, en estos casi cuatro años hubiéramos entregado únicamente 48 plazas. En cambio, en la BUAP hemos dado más de 2 mil nombramientos, entre plazas de nueva creación, promociones y definitividades”, afirmó.

En este periodo, en la Facultad de Ingeniería se han entregado 11 nuevas plazas, 69 definitividades y 23 promociones que han permitido el fortalecimiento de la planta académica.

Al escuchar la preocupación de muchos docentes porque la Institución reconozca su experiencia profesional en la industria, Esparza Ortiz recordó que con la modificación al Reglamento de Ingreso, Permanencia y Promoción del Personal Académico (RIPPPA) ahora es posible beneficiar con nombramientos a profesores que, aunque no cuenten con grados académicos, tengan la capacidad de impartir sus conocimientos, con calidad y con base en su experiencia.

En el caso de los docentes hora clase y medio tiempo que no pueden acceder a los beneficios de los categorizados como tiempo completo, dijo que se seguirán buscando mecanismos para subsanar esas diferencias, a fin de contribuir con su calidad de vida.

Comentó que desde la Oficina de la Abogada General se agilizarán los procesos legales relacionados con el establecimiento de convenios y acuerdos de colaboración, a fin de incrementar el alcance y número de los proyectos conjuntos y contribuir a la internacionalización de la educación universitaria. Finalmente, refirió que se revisará a detalle las propuestas y proyectos que en diversas intervenciones los profesores difundieron, para apoyar en la medida de lo posible, como en la creación del Centro de Ingeniería Aplicada o de nuevos posgrados.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 10 de abril de 2017.

  • Académicos manifestaron sus inquietudes en “Diálogos con el Rector”

Tras destacar que la totalidad de la oferta académica del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP) se ubica en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Conacyt -cinco consolidados, tres en desarrollo y uno de reciente creación-, el rector Alfonso Esparza Ortiz afirmó que esta unidad académica se caracteriza por su calidad educativa, lo cual se plasma en una eficiencia terminal promedio del 70 por ciento.

Al acudir al Primer Informe de Labores de Jesús Francisco López Olguín, director del ICUAP, Esparza Ortiz reiteró: “En varias ocasiones he mencionado que la mejor rendición de cuentas que podemos dar a la sociedad son las evidencias del impacto que alcanza el quehacer académico y, en este sentido, el ICUAP demuestra calidad en la realización de sus funciones”.

Asimismo, reconoció la fortaleza de su planta docente, ya que el 50 por ciento pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, el 78 por ciento cuenta con perfil Prodep y el 85 por ciento se encuentra en el Padrón de Investigadores de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la Institución.

También, dijo, sobresale su alta producción científica en revistas indizadas, con más de un artículo científico por investigador al año y participan activamente en proyectos con financiamiento externo.

El rector Alfonso Esparza resaltó la vinculación permanente del ICUAP con la sociedad. Muestra de ello es el proyecto del Centro Universitario de Investigación y Servicios Agrícolas en Tepeaca, cuyo objetivo es vincularse con los agricultores de esta región y brindarles asesoría. A su vez, en el municipio de Rafael Lara Grajales se pondrá en marcha el centro de acopio más grande en la entidad en la recolección de residuos orgánicos, para su transformación en fertilizante.

Para consolidar estos avances se han entregado 16 plazas de nueva creación, 13 definitividades, 26 promociones y 98 investigadores han sido beneficiados con estímulos al desempeño. Además, en la convocatoria publicada el pasado viernes existe la propuesta de otorgar dos plazas más.

En infraestructura, se iniciará la construcción del edificio del posgrado en Microbiología, en Ciudad Universitaria, por citar algunos espacios nuevos para esta unidad académica. De esta manera, dijo, seguiremos trabajando y estaremos al pendiente de sus necesidades, para que el ICUAP sea ejemplo en todos los ámbitos.

Al presentar su informe de labores, López Olguín destacó las fortalezas de esta unidad académica en cuanto a investigación con 23 cuerpos académicos, de los cuales 12 son consolidados, 10 están en consolidación y uno en formación. Además, 16 proyectos recibieron financiamiento externo y 10 por parte de la Universidad; asimismo, en el último semestre 60 esperan aprobación de recursos externos.

Dio a conocer que se publicaron cinco libros, 43 capítulos de libros y 200 artículos en revistas indizadas. Se presentaron 99 ponencias en 18 países y 368 en México. Se firmaron 22 convenios con diferentes organismos públicos y privados.

Para transferir el conocimiento científico a la sociedad, enfatizó López Olguín, se mantiene el Programa Integral de Servicios para la Mixteca Poblana, que incluye cuatro proyectos sustentables para la salud humana y ambiental de esta región. En este tenor, también se impulsa un proyecto similar: el Centro Universitario de Investigación y Servicios Agrícolas en Tepeaca, con el cual se pretende establecer un programa de posgrado.

El director del ICUAP señaló que se actualizó el catálogo de servicios de este instituto, en el que sobresalen los biofertilizantes que benefician a 120 municipios.

En el informe que rindió destacó la trayectoria académica de cinco profesores jubilados, la entrega de cinco definitividades y seis promociones para docentes, así como tres definitividades y una promoción a trabajadores administrativos.

Después del informe, se entregaron reconocimientos a estudiantes sobresalientes en cada uno de los programas del ICUAP, así como a personal académico y administrativo, por sus trayectorias y aportaciones al desarrollo del instituto.

Oportunidades de mejora

Después del Primer Informe de Labores de Jesús Francisco López Olguín, el rector Alfonso Esparza Ortiz conoció las necesidades y peticiones de la comunidad académica del Instituto de Ciencias, con el objetivo de buscar oportunidades de mejora.

Tras escuchar por más de dos horas a los docentes reunidos en la Unidad de Seminarios, en Ciudad Universitaria, en “Diálogos con el Rector” Esparza Ortiz se comprometió a dar respuesta a cada una de las peticiones, las cuales giraron en torno a la construcción de un segundo piso para el Centro de Química, adecuar los espacios a las necesidades de los investigadores, difundir el programa de retención de jubilados para beneficiar a este sector universitario, a la par de retener altos perfiles.

Además, mejorar la conectividad a internet, establecer un monto concurrente para apoyar las labores científicas, impulsar un proyecto de mejoramiento de suelos, otorgar espacios adecuados y difundir ciertas actividades académicas, como la Escuela de Verano del Departamento Aplicaciones de Microcomputadoras.

Asimismo, solucionar la falta de cajones de estacionamiento, medidas que garanticen la seguridad de la comunidad universitaria, crear un portal único de información para agilizar los procesos administrativos, poner en marcha estrategias sustentables -como la captación de agua pluvial y el cambio del sistema de iluminación actual por leds para el ahorro de energía eléctrica-, verificar la fluidez de los convenios de colaboración y mejorar los servicios del Hospital Universitario.

Estas fueron algunas de las demandas que expresaron los académicos, quienes agradecieron la disposición del Rector Alfonso Esparza Ortiz para mantener un diálogo y considerar sus propuestas en futuros proyectos institucionales.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 9 de abril de 2017.

La Facultad de Estomatología de la BUAP, ejemplo en responsabilidad social y acercamiento con el entorno, al brindar servicios clínicos de forma desinteresada, expresó el tesorero Óscar Gilbón Rosete.


Gracias a sus certificaciones y acreditaciones, así como a la reciente remodelación de su infraestructura, la Facultad de Estomatología de la BUAP es, a 80 años de su fundación, una unidad académica digna de Puebla y la región, sostuvo el titular de la Tesorería General de la Institución, Óscar Gilbón Rosete, al presidir la entrega de reconocimientos a jubilados, exdirectores y personal de gran trayectoria, durante el VII Encuentro de Egresados 2017, que tuvo lugar en el Complejo Cultural Universitario (CCU).

La Facultad de Estomatología es hoy un ejemplo para la BUAP en responsabilidad social y acercamiento con el entorno, al brindar servicios clínicos de forma desinteresada, expresó el tesorero, quien consideró que esta unidad académica es una de las que más ha contribuido en los logros de la Institución en esta materia, como ser designada por la UNESCO como la coordinadora del Observatorio Regional de Responsabilidad Social para América Latina y el Caribe.

En el teatro del CCU, Gilbón Rosete destacó el compromiso de las personas homenajeadas en la buena marcha y fortalecimiento de la Universidad.

A su vez, la directora de la Facultad de Estomatología, Hortencia Chávez Oseki, tras manifestar su beneplácito por ser parte de las celebraciones por el 80 aniversario, destacó el entusiasmo de quienes pensaron en la creación de una institución formadora de los “mejores especialistas en odontoestomatología”.

“Al echar atrás el reloj no podemos hacer más que agradecer a los fundadores de nuestra facultad, por su entusiasmo al iniciar junto a la Universidad de Puebla nuestra historia de éxito, la cual no podría entenderse sin la participación de los profesores y compañeros que hoy homenajeamos, quienes hicieron de la docencia universitaria un proyecto de vida”, señaló.

En esta ceremonia se entregó reconocimientos a exdirectores, a quienes Chávez Oseki felicitó por “dirigir a nuestra facultad dando alma y corazón”. Finalmente, reconoció en todos su compromiso académico: “somos la historia, la escribimos todos los días, porque ser universitario es un honor, pero ser egresado de la Facultad de Estomatología de la BUAP es un verdadero orgullo”.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Viernes 7 de abril de 2017.


Investigadores de la BUAP atribuyen la alteración, debido al cambio climático que incrementará 3 centígrados la temperatura de la región

En menos de 70 años, la temperatura del Valle de Tehuacán aumentará tres centígrados debido a los efectos del cambio climático. En consecuencia, esta región -cuna del maíz desde donde se diversificó y distribuyó al resto del país y América Latina- perderá el 20 por ciento de su superficie de cultivo: 3 mil hectáreas, declaró Daniel Jiménez García, profesor investigador del Centro de Agroecología y Ambiente (CENAGRO) del Instituto de Ciencias de la BUAP.

Este cambio drástico y acelerado en las condiciones climáticas supondrá un mayor estrés hídrico a las plantas de maíz, lo que asegura un decremento en las áreas de cultivo, en este caso, alrededor de 30 kilómetros cuadrados, el equivalente a la extensión del municipio poblano de Zaragoza.

Dicha estimación es resultado de los trabajos que el investigador del Instituto de Ciencias (ICUAP) desarrolla en torno a los riesgos que supone el cambio climático para determinadas acotaciones geográficas –como municipios, entidades federativas o regiones-, así como aquellos relacionados a los cambios de uso de suelo, empleando para estos fines imágenes satelitales y cartografía ambiental, entre otros recursos científicos y tecnológicos.

Jiménez García estudia además los riesgos de índole ambiental, como heladas, inundaciones, deslaves, procesos de erosión del suelo e, incluso, fallas geológicas o erupciones volcánicas. Sin embargo, se decide por los vinculados al cambio climático, una de las preocupaciones no sólo de gobiernos locales, sino de instancias internacionales que han desarrollado una agenda para su tratamiento, debido a las consecuencias para la ecología global.

Con el objetivo de determinar riesgos potenciales, él y su grupo de estudiantes de licenciatura y posgrado emplean cierto número de especies, animales o vegetales claves, para comprender la biodiversidad del sitio estudiado, que indiquen cómo se encuentran los sistemas –ya sean naturales o no- para vislumbrar posibles consecuencias de siniestros naturales, el cambio climático y las modificaciones en el uso de suelo, principalmente.

Valiéndose de herramientas científicas y tecnológicas, así como de sus capacidades metodológicas y de análisis de datos o variables cartografiables, como los modelos geomáticos, los científicos universitarios han previsto potenciales crecimientos de las manchas urbanas con repercusiones graves para los seres vivos que habitan en sus cercanías.

El riesgo de crecer

A través de diversos modelos de índole geomático (en referencia a la información geográfica) y modelos matemáticos aplicados a la cartografía ambiental, los investigadores del ICUAP pueden prever hacia dónde y en qué tiempos crecerán los asentamientos humanos. Han estudiado la expansión de manchas urbanas en el contorno del Parque Nacional La Malinche, el Izta-Popo Zoquiapan y la región del valle Libres-Oriental, entre otras, y han concluido que estas crecerán en promedio entre 25 y 30 por ciento en sólo 100 años.

En el contorno del Parque Nacional La Malinche es donde la mancha urbana de la ciudad de Puebla tendrá un ritmo de crecimiento más veloz. “Al hacer este tipo de modelados sabemos que una importante superficie de espacios naturales serán sacrificados a favor de esta expansión”, comentó Jiménez García.

“Si los espacios naturales generalmente se encuentran en pendientes pronunciadas, por ejemplo, y es hacia esa zona donde se dirigen los asentamientos, podemos afirmar que los riesgos de derrumbes se incrementarán para los poblanos de la capital”, dijo el experto, al referirse a la vulnerabilidad asociada al crecimiento de las ciudades.

En su opinión, al hablarse de riesgos, el tema no se centra en el fenómeno en sí, como en la intensidad de las lluvias o de las sequías, sino en el hecho de que varios de los lugares permitidos para asentamientos no son los adecuados para vivir y “es entonces cuando ocurren siniestros como los de la Sierra Norte de Puebla, en el municipio de Huauchinango, donde hubo muchas pérdidas humanas a causa de deslaves producidos durante la pasada temporada de lluvias”.

Jiménez García sostuvo que el problema de los siniestros naturales se soluciona con una correcta planeación, y por ello su trabajo se especializa en la generación de atlas de riesgos, los cuales permiten conocer cómo se dará el crecimientos de las ciudades, para que antes de que ocurra se pueda planear, a fin de evitar los riesgos implicados”.

Sin embargo, la problemática no queda ahí. Además de los riesgos para humanos, la expansión de los territorios con asentamientos humanos trae consigo implicaciones severas para otros mamíferos, aves, árboles y algunos tipos de escarabajos, que son especies utilizadas por los investigadores como marcadores, para conocer los niveles de afectación.

En este aspecto, para el caso del Parque Nacional La Malinche prevén una disminución de la biodiversidad del 10 por ciento; es decir, una de cada diez especies animales y vegetales que habitan la región perderá condiciones de nicho para vivir en sólo 100 años.

“El crecimiento de las manchas urbanas es un riesgo que sin duda afecta la biodiversidad en general”, aseguró el investigador, quien señaló que la ciudad de Puebla seguirá creciendo a un ritmo indiscriminado, con los cambios drásticos en temperatura, uso de suelo y de hábitat que esto supone.

Puebl@Media
Puebla, México
Jueves 6 de abril de 2017.

El rector Alfonso Esparza Ortiz recibe el Premio Internacional Sócrates

Por su gestión al frente de la BUAP, el rector Alfonso Esparza Ortiz fue reconocido por The Counsel of the International Socrates Committee (Consejo Internacional Sócrates) -que ha establecido los premios EBA The Europe Business Assemly (Asamblea Europea de Negocios)-, con The Internacional Socrates Award (Premio Internacional Sócrates), distinción creada en el año 2000 por esta corporación con sede en Oxford, Reino Unido, para galardonar a los protagonistas del desarrollo intelectual de la sociedad, en las áreas de gestión de gobierno, negocios, economía, ciencias, tecnología y educación.

El Premio Internacional Sócrates, en su conjunto, le fue entregado durante el Foro de Logros -Achievements Forum-, celebrado en el Instituto de Directores -Institute of Directors-, en Londres. En este foro, Esparza Ortiz participó como ponente en el panel “La educación multicultural: retos de la educación para la equidad y la cooperación en el mundo moderno”, donde señaló que el conocimiento se multiplica a un ritmo acelerado y nuevas disciplinas académicas surgen para proporcionar respuestas a las necesidades de individuos y sociedad.

Sin embargo, a pesar de esto presenciamos el aumento de problemas relacionados con salud, inequidad, pobreza, migración, intolerancia, injusticia y falta de oportunidades. “El conocimiento se ha convertido en una verdadera fuerza productiva, pero debemos preguntarnos con qué fines lo utilizamos y cuáles son sus alcances e impactos”, planteó el rector Alfonso Esparza Ortiz, durante su intervención.

Sobre la base de estas reflexiones –afirmó- se sostiene que las instituciones de educación superior deben incorporar una orientación ética en su enseñanza, para que los beneficios derivados del conocimiento produzcan un desarrollo equitativo y se contribuya a los esfuerzos esbozados por Naciones Unidas.

“La aportación de conocimientos a través de la docencia y la investigación nos permitirá trabajar por el desarrollo sustantivo en nuestras regiones, para la salud, reducción de la pobreza, alimentación y protección del medio ambiente, entre otros. De este modo, se convierte en una fuerza impulsora de la reducción de las desigualdades. Queremos lograr la paz y la justicia a través del fortalecimiento de nuestras instituciones académicas y democráticas”, afirmó.

En ese sentido, dijo, es imprescindible desarrollar estrategias, políticas educativas y formas de aprendizaje que permitan que los beneficios de la generación de conocimiento detonen el progreso colectivo. En el mundo moderno, las instituciones deben apelar a la cooperación y la colaboración.

“Nadie puede hacer todo por su cuenta, pero es posible avanzar si lo hacemos de manera coordinada, creando sinergias, combinando y conjuntando esfuerzos, recursos y voluntades”, destacó el ganador del Premio Internacional Sócrates.

El proceso de selección de candidatos a este premio se basa en complejas encuestas y recomendaciones de los socios de EBA, además de los datos recogidos en organismos de certificación nacional e internacional, asociaciones regionales y nacionales, congresos, foros, exposiciones y medios de la industria.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 5 de abril de 2017.


El rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, entregó los premios a los ganadores de la rifa del Día del Trabajador Universitario, que consistieron en cheques con valor de 8 mil 500 pesos, así como un Gol HB Trendline 2017.

José Javier Ramírez Avendaño, trabajador de la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria, fue el afortunado ganador de las llaves de este automóvil, el cual fue otorgado en las instalaciones del Complejo Cultural Universitario, junto con los bonos económicos para 18 trabajadores de diferentes dependencias de la BUAP.

Mediante estas acciones, Esparza Ortiz refrendó su apoyo y compromiso con los trabajadores universitarios, quienes son un eje fundamental para el continuo desarrollo de la Institución.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Martes 4 de abril de 2017.

Página 1 de 70

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter