Egresado de la Maestría en Desarrollo Económico y Cooperación Internacional, de la Facultad de Economía, hoy trabaja en la Embajada de México en Jamaica


Mi estancia en la BUAP permitió posicionarme como un joven líder, para abordar, a través de la investigación, los retos más importantes del siglo XXI. No tengo palabras para describir esa experiencia que contribuyó mucho a mi desarrollo personal y profesional, asegura orgulloso Jevon Minto, oriundo de Jamaica y egresado con mención honorífica de la Maestría en Desarrollo Económico y Cooperación Internacional, de la Facultad de Economía, de la Máxima Casa de Estudios de Puebla.

Jevon, especialista en desarrollo internacional e investigador del programa China-América Latina del Diálogo Inter-Americano, nos platica acerca de su trayectoria y su experiencia en la BUAP, desde su oficina en la Embajada de México en Jamaica, donde actualmente se desempeña en la sección de Promoción Económica, Comercio y Economía, en la que impulsa los vínculos entre empresas mexicanas y jamaicanas.

Durante su temprana juventud, una temporada complicada en Jamaica ocasionó que se sintiera atraído por el tema de la cooperación internacional, por lo que ahora, además de su labor en la embajada, se enfoca en explorar el papel que quiere desempeñar dentro de un posible escenario de crisis en su nación de origen, gracias, además, a su papel como miembro del think tank The Young Initiative on Foreign Affairs and International Relations (IFAIR) o la Red Académica de América Latina y el Caribe sobre China (Red ALC-China).

“La maestría en la BUAP me permitió desarrollar las habilidades necesarias para impulsar la cooperación a nivel estratégico, con el fin de mejorar las condiciones globales ante la operación en los nuevos retos en las relaciones internacionales hoy en día. Ello contribuyó para que me otorgaran la beca del Programa Schwarzman Scholars para viajar en agosto próximo a China y estudiar una maestría en Asuntos Globales en la Universidad Tsinghua”.

Su primer viaje al extranjero

Sincero, el maestro Minto nos confiesa que su primer viaje al extranjero, realizado en 2016, fue a nuestro país, donde, gracias a una beca de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), de la Secretaría de Relaciones Exteriores del gobierno federal, llegó a la BUAP tras entrevistarse con directivos de la Facultad de Economía y comprobar la calidad académica y de infraestructura que existe en la Institución.

“México ofrecía becas para los nacionales de países de América Latina y el Caribe. Me postulé porque me fascinó el programa de la maestría. Recuerdo a la gente en la Facultad de Economía, en especial al profesor Héctor Sotomayor Castillo, y mis compañeros de la sección III del programa, Lalo, Joss, Ely, Toño, Dani, Imelda, Adriana o Alma, con ese warm feeling con que me decían, “Jevon te queremos aquí, te vamos a ayudar”; o el arroz con leche, que fue la primera cosa que comí en Puebla y después el mole y los tacos al pastor”, comenta sonriente.

Durante su estancia en México, el maestro Jevon Minto también tuvo la oportunidad de ir, a través de The Young Initiative on Foreign Affairs and International Relations, a Hamburgo, Alemania, y participar en una conferencia con representantes de la Unión Europea y The German Foreign Office, junto a jóvenes investigadores de todo el mundo; o realizar una pasantía de tres meses en Washington, EEUU, gracias al Banco Interamericano de Desarrollo. Todas esas experiencias, agrega, “me ayudaron a desarrollar un perfil competitivo, con el que, al regresar a Jamaica, pude postularme y obtener el empleo en la embajada”.

Minto destaca su participación en la Embajada de México en Jamaica, donde su tarea como oficial diplomático le permite facilitar el contacto y fomentar la cooperación para el desarrollo entre México, Jamaica y las Bahamas, mediante la promoción de ferias comerciales y la conexión de proveedores mexicanos con compradores; o realizar investigaciones sectoriales para identificar oportunidades de comercio, además de dar seguimiento a la evolución política y económica en Jamaica y Bahamas, en representación de la Embajada en reuniones y conferencias locales.

“En Jamaica es muy importante la inversión extranjera, para ayudar a reducir la tasa de desempleo, disminuir la pobreza y darles mayores oportunidades de progreso al pueblo jamaicano”, añade.

El futuro cercano

El destacado egresado de la BUAP busca en un futuro cercano posicionar su trayectoria académica y laboral en el ámbito internacional multilateral. Asimismo, analiza la posibilidad de ser aceptado en un banco regional de desarrollo, posiblemente después de su estancia en China.

“Gracias a que los profesores de la BUAP te ayudan a desarrollar tus perspectivas, tuve la oportunidad de posicionarme muy bien y entender dónde quiero generar impacto y delinear dónde me veo contribuyendo a mejorar la región. El mejor activo de la Universidad son los profesores y su gente, los trabajadores administrativos. Todos querían participar en mi vida como si fueran sus propias vidas. Encontrar personas que quieren invertir en tu vida y en tu éxito es lo que encontré en la BUAP, sin entender o hablar un excelente español”.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 28 febrero 2021.

El sistema es único en el país, tiene una interfaz amigable con el usuario e incluye un software para traducir señales en información procesable por computadora

Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) diseñaron un sistema único en el país, capaz de monitorear y controlar las diferentes funciones de un biodigestor, así como mandar señales para su posterior interpretación y análisis.

Los biodigestores son una tecnología apta para disminuir la contaminación de los residuos orgánicos y generar energía renovable que evite que el gas metano de los residuos se desperdicie y contamine la atmósfera, generando calentamiento global; sin embargo, si los biodigestores no operan de forma óptima podrían producir pérdidas monetarias y causar más polución, señaló el doctor Ricardo Vázquez Perales, quien ha desarrollado este proyecto en equipo con el doctor Luis Armando Moreno Coria y la ingeniera Gabriela O. Gastelum Fernández.

El problema -agregó- es que muchos de estos aparatos no cuentan con un monitoreo de las variables críticas para un buen funcionamiento, por ejemplo, sobre la proporción idónea de desechos orgánicos que entran, de modo que cuando la cantidad no es adecuada la mezcla se torna ácida o alcalina, lo que provoca que los procesos anaerobios se inhiban o que se generen otros gases indeseados.

Tener una visualización y registro de las funciones del proceso interno permite tomar decisiones oportunas en cuanto a la operación del biodigestor; por ello, el propósito de este proyecto es monitorear, mediante dispositivos electrónicos e instrumentación adecuada, tanto la fase líquida, como la gaseosa, dentro del biorreactor.

“Hemos colocado sensores que miden distintos parámetros, como la temperatura, la acidez, la presión del gas, el contenido de metano, dióxido de carbono, ácido sulfhídrico y humedad en la fase gaseosa”.

Además, el prototipo experimental cuenta con un sistema de agitación mecánica del sustrato (mezcla orgánica), que también permitirá realizar distintas pruebas experimentales.

Este sistema electrónico es una creación original de la FCE y en México no se han hecho antes este tipo de desarrollos con un diseño tan original; el sistema integra todas las señales en tiempo real, tiene una interfaz amigable con el usuario e incluye software para traducir dichas señales en información procesable por computadora, que permite visualizar gráficamente los resultados del desempeño del biodigestor, resultando una gran contribución para el sector.

El académico, quien es doctor en Ingeniería de la Energía por el Instituto de Energías Renovables de la UNAM, subrayó que hasta ahora los biorreactores han funcionado como cajas negras, en las que el usuario no tiene conocimiento acerca de qué es lo que sucede dentro de estas, sólo en términos generales. “Con la ayuda de este sistema de monitoreo será posible determinar en tiempo real las condiciones de operación y controlar las variables críticas que permitirán optimizar su funcionamiento, aumentar su productividad y disminuir su ineficiencia”.

Afirmó que los resultados y conclusiones que deriven de esta investigación permitirán avanzar en otras etapas que podrían integrar nuevos subsistemas, “al analizar la operación y los diferentes comportamientos ante cada experimento es posible probar nuevas variantes e hipótesis sobre la operación del biodigestor, de lo cual se derivarán conclusiones para implementar mejoras”.

Asimismo, se tramitará la solicitud del prototipo experimental del sistema de monitoreo electrónico; aunado a esto se presentarán los avances de este trabajo en congresos a nivel nacional y en publicaciones internacionales.

Manejo de residuos e importancia de los biodigestores

El doctor Vázquez Perales dio a conocer que los residuos que tienen un mejor potencial para producir biogás son las excretas, especialmente de ganado vacuno y porcino; en México existe una gran cantidad de biodigestores y hay muchísima ganadería, tanto de mediana como de gran escala, por lo que existe un potencial significativo para producir biogás y así evitar que las heces de los animales contaminen el agua, el suelo y la atmósfera.

“Los residuos orgánicos de la ganadería y del sector pecuario en muchas ocasiones son utilizados como abono, pero no existe un buen manejo de los estiércoles y en la mayoría de los casos estos se gasifican a la atmósfera, se infiltran al suelo por medio de la lluvia o fluyen por la escorrentía, lo que hace que se contaminen los acuíferos, los cuerpos superficiales de agua”, explicó.

El biogás obtenido contiene algunas cantidades significativas de CO2, metano y ácido sulfhídrico, entre otros, por lo que no se considera un gas natural; sin embargo, cuenta con las características para usarse en combustiones en el medio rural o para necesidades básicas, como calentar agua, y si este se filtra puede llegar a ser de muy buena calidad e incluso utilizarse como gas para un motogenerador y así producir electricidad, siempre y cuando se cuente con suficiente materia prima para generar gas en cantidades considerables.

Desde hace muchos años, en México se han utilizado los biodigestores como alternativa para obtener biogás; sin embargo, la mayoría opera sin condiciones óptimas, perdiendo productividad y la posibilidad de generar beneficios cuantiosos.

Por fuera, un biodigestor se ve como un tanque o una bolsa que encierra los residuos que se degradan y se convierten en gas, pero es mucho más que eso, adentro suceden importantes reacciones bioquímicas que requieren condiciones óptimas para biotransformar los residuos en gas.

La ciencia y la tecnología han develado que diversos microorganismos participan generando reacciones bioquímicas en cadena por etapas, hasta que se obtienen un producto gaseoso y otro líquido, conocido como biol, que es un excelente biofertilizante para la producción agrícola.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 24 de febrero de 2021.


Entrega el rector el techado de la cancha de usos múltiples y el área de convivencia en la FCFM
 

A consecuencia de la pandemia de COVID-19, el último año ha sido complicado. Sin embargo, los universitarios no detuvimos la marcha y la BUAP siguió cumpliendo sus actividades sustantivas. Asimismo, continuó con los programas de mejora de la infraestructura educativa, para que la comunidad universitaria disponga de instalaciones adecuadas, afirmó el rector Alfonso Esparza Ortiz.

Tal es el caso del techado de la cancha de usos múltiples y la entrega del área de convivencia de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM), instalaciones que beneficiarán a 2 mil 500 estudiantes de esta unidad académica, quienes una vez que sea posible reanudar las clases presenciales podrán realizar torneos deportivos y actividades recreativas.

“Nosotros seguimos trabajando. Seguimos haciendo lo necesario para que el regreso de nuestros estudiantes les depare sorpresas y nuevos espacios para que lleven a cabo diversas actividades en las que puedan desplegar sus habilidades, competencias y talentos. En esta ocasión, la cancha techada, sin duda alguna, va a tener una mayor productividad y seguramente un uso permanente”, consideró.

La entrega de estas obras incluye el techado de la cancha de usos múltiples y reparación de los muros, el mantenimiento de los tableros de básquetbol, voleibol y de las porterías; además de la sustitución de redes y la pintura de las guarniciones. Asimismo, en el lado sur de la cancha se realizaron obras en las instalaciones eléctricas y pluviales, para asegurar su correcto funcionamiento. Allí se colocará gradería de aluminio en un futuro próximo.

De esta manera, el rector señaló que la comunidad de Físico Matemáticas dispondrá de espacios adecuados para la práctica deportiva, así como para eventos culturales, artísticos y de esparcimiento. En tanto, la nueva área de convivencia dispone de seis mesas de trabajo y dos de ping pong, bancas y áreas verdes. Igualmente, techado e iluminación.

En su intervención, la doctora Martha Alicia Palomino Ovando reconoció la sensibilidad del rector Alfonso Esparza con la comunidad universitaria de esta unidad académica, al acercarse a ella y conocer sus peticiones y necesidades. “La Universidad está trabajando para nosotros. Nos da gusto que se generen estos espacios de convivencia, porque nos forman y acompañan a todos. Agradezco la sensibilidad del Rector y las autoridades, porque a pesar de las condiciones de contingencia, se están llevando a cabo este tipo de obras y se están dando las condiciones para un mejor regreso a clases”.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 21 febrero 2021.

Estudian en BUAP aceite esencial de plantas mexicanas como antioxidante natural para sustituir a los sintéticos

Los químicos artificiales utilizados en la actualidad, BHT y BHA, principalmente, son perjudiciales para la salud
 

Mantener la vida de anaquel de un alimento el mayor tiempo posible requiere, en muchas ocasiones, de agentes antioxidantes; sin embargo, hay fuertes indicios de que los artificiales utilizados en la actualidad (BHT y BHA, principalmente) son perjudiciales para la salud y tienen efectos secundarios, por lo que es necesario buscar una alternativa más natural y saludable.

Lilia Alejandra Conde Hernández, profesora investigadora de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ), señaló que ante la tendencia de sustituir los conservadores sintéticos por extractos de productos naturales con propiedades antioxidantes, en la FIQ se realiza una investigación cuyo objetivo es extraer y estudiar el aceite esencial de tres plantas mexicanas para determinar su uso como antioxidantes naturales.

Muchos aceites esenciales obtenidos a base de plantas mexicanas han sido poco explorados, no se conoce su composición química, por lo que es de gran interés su estudio. En este estudio, mediante procesos de hidrodestilación o destilación por arrastre de vapor, a diferentes condiciones, se extraerá el aceite esencial de las plantas, luego se determinará la actividad antioxidante por dos métodos diferentes y se caracterizarán los compuestos químicos volátiles obtenidos.

“Mediante una revisión bibliográfica se observa que hasta ahora la mayor fuente de antioxidantes es sintética y solamente un porcentaje mínimo se obtiene a partir de hierbas o especias, por lo que surge la idea de aprovechar hierbas o especias de origen mexicano, obtener sus aceites esenciales y probar su actividad antioxidante para ser consideradas una alternativa a los conservadores sintéticos”, comentó.

La doctora en Ciencia de Alimentos dio a conocer que una de las plantas seleccionada es el toronjil de menta, también conocida como toronjil rojo o toronjil de monte, se trata de una especie que posee pequeñas flores rojas, suele presentar una altura de 30 a 80 centímetros. Es una hierba perenne, endémica de los estados de Hidalgo, Guerrero, Oaxaca y Veracruz, que pertenece al grupo de las fanerógamas dicotiledóneas y a la familia de las Lamiaceae.

“Al toronjil rojo se le atribuyen propiedades tranquilizantes, por lo que la población suele consumirla en preparaciones acuosas como remedio para dolencias nerviosas, inducir el sueño y como agente sedante y analgésico. A pesar de su uso intensivo en la medicina tradicional mexicana y que estudios fitoquímicos arrojan la presencia de flavonoides libres y glicósidos, existe poca información acerca de la actividad biológica o la composición de las partes aéreas de dicha planta y ninguna de su aceite esencial”, informó.

Como parte de este trabajo ya se ha obtenido el aceite esencial de toronjil rojo mediante hidrodestilación y destilación por arrastre con vapor. Los resultados mostraron que su rendimiento fue de 1.4 y 1.1 gramos de aceite esencial / gramos de planta seca para hidrodestilación, y de 1.1 y 0.9 gramos de aceite esencial / gramos de planta seca para destilación con arrastre con vapor, para un tiempo de dos y cinco horas respectivamente.

Con respecto a la actividad antioxidante se probaron los aceites esenciales obtenidos y tres antioxidantes sintéticos (ácido ascórbico, BHT y trolox), todos a la misma concentración, para observar qué tan efectivos pueden ser los primeros con respecto a los sintéticos.

Conde Hernández informó que al realizar la determinación de la actividad antioxidante (IC50) se encontró que para la técnica de DPPH, el aceite esencial obtenido por hidrodestilación por cinco horas mostró mayor actividad antioxidante que los tres antioxidantes sintéticos e incluso fue superior en un orden de cinco veces mejor que el ácido ascórbico. Sin embargo, con la técnica ABTS, los antioxidantes sintéticos mostraron mayor actividad antioxidante que los aceites esenciales.

El siguiente paso de la investigación es obtener el aceite esencial de las otras dos plantas seleccionadas mediante los mismos procesos a diferentes condiciones; posteriormente se determinará su composición química a través de cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas (GC-MS) y se realizará la determinación de la actividad antioxidante de los aceites, también por medio de ABTS y DPPH.

En la identificación de las tres plantas mexicanas se cuenta con la colaboración del Jardín Botánico Universitario, además de que esta investigación también forma parte de la tesis de doctorado de Anette Gisela Botello Ojeda.

De acuerdo con la académica, los aceites esenciales, también llamados bioconservadores o químicos verdes, parecen ser una alternativa al poseer buena actividad antioxidante y no ser dañinos para la salud. Dichos beneficios están relacionados con dos características principales: su actividad antioxidante y antimicrobiana, por lo que se usan principalmente en la industria farmacéutica, sanitaria, cosmética, agricultura y alimentaria.

Se han realizado estudios de la adición de aceite esencial de albahaca en el aceite de palma para freír papas fritas, de aceite esencial de cedrón y muña en aceite de girasol, de aceite esencial de cilantro en pastel, de aceite esencial de clavo y canela en chuletas de cerdo, de aceite esencial de limón en aceite de girasol, de aceite esencial de orégano en aceite de oliva, por mencionar algunos de ellos. A nivel industrial se procesan aceites de romero, tomillo, canela, clavo, lavanda, árbol de té, anís, menta, limón, naranja, eucalipto, orégano, para diversos usos.

Puebl@Media
Puebla, México
Sábado 20 de febrero 2021.


Además de impartir una educación con calidad y pertinencia, esas unidades académicas cumplen una función relevante de vinculación social en sus comunidades


Los complejos regionales de la BUAP cobran cada día importancia -algunos con incrementos en sus matrículas por arriba de las de algunas facultades y escuelas de Puebla-, lo cual confirma la pertinencia de su oferta académica, la atención de la demanda educativa de la zona y la calidad de los programas que imparten.  Además, cumplen un papel relevante en la responsabilidad social de la Institución, por su vinculación con el entorno, con las poblaciones y sus pobladores. Así lo afirmó el rector Alfonso Esparza Ortiz al tomar protesta a directores de esas unidades académicas, para el periodo 2021-2025.

En sesión virtual, felicitó a los directores Mariana Vaquero Martínez, Felipe Burgos Morales, Gabriel Pérez Galmiche, José Manuel Alonso y Sergio Díaz Carranza, de los complejos Regional Sur, Norte, Mixteca, Centro y Nororiental, respectivamente, correspondiente a la gestión 2021-2025, a quienes confirmó la confianza en su desempeño para fortalecer la educación media superior y superior en las regiones del estado.

“Reitero mi felicitación y nuevamente mi gratitud por su labor durante mi gestión y que sin duda continuarán en esta gestión que inician”, les expresó al tiempo de recordar que su elección fue el resultado de un proceso por voto electrónico, debido a la pandemia por COVID-19, que aun así registró una gran participación: 15 mil 318 electores, entre estudiantes, profesores y administrativos, emitieron su voto en los cinco complejos.

El rector Alfonso Esparza Ortiz destacó que en los casos de los complejos regionales Centro y Nororiental sufragaron 3 mil 144 y 3 mil 646 electores, respectivamente. En estas cinco unidades académicas del interior del estado la participación representó de 64 a 94 por ciento de los padrones, lo cual muestra, dijo, que el mecanismo aprobado por el Consejo Universitario, por voto electrónico, funcionó con eficiencia y garantizó la legalidad del proceso.

Tras reiterarles su felicitación y agradecimiento, les recordó que el incremento de la matrícula en los complejos regionales es un reto, en el sentido de consolidar la oferta académica, atender la apertura de nuevas sedes y responder a las expectativas de los jóvenes y a las necesidades de cada región.

“Pueden sentirse orgullosos de encabezar las comunidades universitarias de las diferentes regiones del estado y ser partícipes del positivo impacto de la BUAP en los municipios que atiende, y, sobre todo, en miles de estudiantes que no tienen que abandonar sus lugares de origen para recibir una educación de calidad y transformarse en agentes de cambio para sus comunidades”, expresó.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 18 de febrero de 2021.


El programa cumple con los estándares de buena calidad por su pertinencia y desempeño de egresados

Gracias a su pertinencia, calidad y desempeño profesional de sus egresados, el programa de estudios Profesional Asociado en Imagenología, modalidad escolarizada, de la Facultad de Medicina de la BUAP, recibió la acreditación por cinco años del Padrón de Programas de Educación Superior Reconocidos por su Buena Calidad, de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES).

Después de un exhaustivo análisis realizado por parte de los CIEES, y con base en las opiniones de los expertos que integran la Comisión de Pares Académicos Externos, le fue otorgada la acreditación con una vigencia de noviembre de 2020 a diciembre de 2025.

De acuerdo con la coordinadora de Profesional Asociado en Imagenología, doctora Karla Lucía Herrera Olvera, dicha certificación requirió de todo un proceso de trabajo dentro de la BUAP, en el que intervinieron dependencias administrativas, de investigación, las diversas coordinaciones de apoyo a los estudiantes de la Facultad de Medicina, sedes hospitalarias receptoras de alumnos para prácticas clínicas, y de manera central, los alumnos, exalumnos, académicos y la coordinación de la carrera.

“La acreditación significa que el programa cumple con los estándares de buena calidad por su pertinencia y operación, y es un referente a nivel nacional para las carreras de licenciatura o técnico superior universitario relacionadas con la Radiología e Imagen. También, la seguridad para los alumnos de estar recibiendo una formación integral y de calidad para su desarrollo profesional y, además, se propicia la mejora del programa educativo en beneficio de estudiantes, instituciones y la sociedad”, explicó.

Para mantener la acreditación es necesario llevar un seguimiento periódico y constante, considerar siempre las necesidades de salud de la población, la opinión de los egresados y empleadores, quienes están activamente en las áreas de trabajo, así como fortalecer la planta docente para que cumpla con el perfil deseable y adecuado para esta carrera, la conservación y mejora de la infraestructura académica y mantener la colaboración con la Facultad de Medicina y todas las áreas de apoyo de la BUAP, refirió.

Es importante recalcar que Profesional Asociado en Imagenología tuvo su primer egreso en el año 2002. La carrera ha sido evaluada por los CIEES en tres ocasiones (2008, 2016 y 2020). En esta última se obtuvo la acreditación por cinco años del Padrón de Programas de Educación Superior Reconocidos por su Buena Calidad de los CIEES, tras evaluar cinco ejes, 12 categorías y 49 indicadores.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Lunes 15 febrero 2021.


Su investigación actual es el estudio de mecanismos de acción y sitios de unión de diversos compuestos sobre canales iónicos relacionados con isquemia cerebral y dolor


•           Es autora de cuatro artículos indizados y una solicitud de patente en conjunto con la BUAP


Originaria de San Antonio Cuaxomulco, Tlaxcala, un pueblo de alrededor de 5 mil habitantes enclavado en las montañas, la doctora Audrey Magdalena Ortega Ramírez, investigadora postdoctoral en el Hospital Universitario (Uniklinik) de la Universidad RWTH de Aachen, en Alemania, nunca imaginó que su amor por la ciencia la llevaría a ser una científica de talla internacional.

“Mis padres me dijeron que mi única herencia era el estudio y sería tan grande como yo lo quisiera. Y sí, fue grande”, responde mientras sus ojos se iluminan.

La joven científica se define como “meramente BUAP”. Estudió la Licenciatura en Biomedicina, así como la Maestría y el Doctorado en Ciencias Fisiológicas. “Sabía que sería científica y eso me emocionaba muchísimo”. Actualmente ha publicado cuatro artículos de investigación en revistas indizadas y tiene una solicitud de patente en conjunto con la BUAP: “Fabricación de una matriz de electrodos de silicio aleatoriamente distribuidos para el registro de la actividad eléctrica de tejido cerebral”, cuya aplicación se enfoca al estudio de la epilepsia.

Con la firme convicción de que la ciencia es multidisciplinaria, asevera que las colaboraciones con otros expertos, como físicos, matemáticos y programadores, enriquecen una investigación y brindan otras perspectivas. Así surgió la solicitud de patente mencionada, resultado del Cuarto Concurso Estudiantil “Prototipos de Innovación Tecnológica”, organizado por la BUAP en 2018, que obtuvo el segundo lugar, en la categoría “Alta tecnología”.

“Su fabricación es fácil y barata. Primero hicimos el trabajo de biocompatibilidad para ver si esta matriz de electrodos de silicio era compatible con el tejido cerebral y después sembramos neuronas encima para estimular de un lado y registrar del otro. A la par se diseñó un software para leer el electroencefalograma en cuestión, definir el tipo de epilepsia y sugerir propuestas de neurólogos”.

Casualidad o destino

Durante su estancia en la Máxima Casa de Estudios en Puebla, Audrey Ortega Ramírez estudió la electrofisiología de las células ciliadas del ámpula vestibular, los ganglios de la raíz dorsal y los canales iónicos ASIC (del inglés Acid Sensing Ion Channels) que se activan con cambios de pH en el cuerpo humano, los cuales se relacionan con procesos fisiológicos, como la percepción del dolor, memoria-aprendizaje y patologías como la isquemia cerebral, epilepsia y adicciones.

Esta última área de investigación la atrapó por completo, tanto que se volvió fan del profesor Stefan Gründer, uno de los científicos más importantes en el estudio de canales iónicos ASICs. “El primer paper que leí de canales ASICs fue de él. Me gustó tanto que anhelé algún día trabajar con él”.

Fue tan grande su deseo, que el Universo conspiró a su favor. “Estaba por terminar el doctorado y me becaron para asistir a un curso de Biofísica en Erice, Italia. Allí compartí cuarto con una postdoctorante del doctor Gründer. No lo podía creer, casi le pedía su autógrafo”, narra con emoción.

Tras este encuentro se enteró de una plaza de estancia postdoctoral en el laboratorio del doctor Gründer, en el Instituto de Fisiología de la Universidad RWTH de Aachen. Sin pensarlo demasiado compitió por este lugar y fue aceptada. Su investigación actual es el estudio de los mecanismos de acción y sitios de unión de diversos compuestos sobre canales iónicos relacionados con isquemia cerebral y dolor.

“A largo plazo buscamos modular estos canales para inhibir la muerte de neuronas por isquemia cerebral, lo cual daría paso a la propuesta de nuevos fármacos. Si estos canales se bloquean o modulan el daño puede ser 60 o 70 por ciento menor, lo cual podría revertir daños neurológicos, como la pérdida del lenguaje y movilidad. Sabemos que existen endorfinas que actúan sobre estos canales, por lo que nos interesa saber específicamente en qué sitio intervienen y cómo”. Para ello utiliza métodos de electrofisiología, análisis in silico de modelaje de proteínas y técnicas de biología molecular, como Western blot.

Un clic inmediato

¿Cómo empezó todo esto? Se pregunta la doctora Ortega Ramírez. Fija la mirada al techo para rememorar a la joven Audrey de 18 años, quien soñaba con ser médica y que rechazó a otras dos universidades por estudiar Biomedicina en la BUAP, una carrera con la cual tuvo un clic inmediato en cuanto conoció su plan de estudios. “Siempre tuve curiosidad por saber cómo funcionaba el cuerpo humano, por qué pensamos, por qué sentimos y el plan de Biomedicina era eso, era perfecto”.

En ese entonces, relata, era complicado ser aceptado porque se necesitaba un alto puntaje para entrar y había pocos lugares. “Fue una fortuna quedarme”. Con la buena noticia, sus padres apoyaron con entusiasmo su decisión. Dejó su lugar de origen para trasladarse a la ciudad de Puebla. Cambió la tranquilidad de las mesetas y llanuras por el bullicio de la urbe. “Ser foráneo siempre es un reto. Aprendes desde valerte por ti mismo, hasta ahorrar dinero”.

“Cuando elegí Biomedicina sabía que sería científica y eso me emocionaba muchísimo”. Tras cursar el tronco común de su carrera en la Facultad de Medicina, optó por especializarse en el área de Fisiología. En el Laboratorio de Neurofisiología Sensorial del Instituto de Fisiología, los doctores Enrique Soto y Rosario Vega inculcaron en ella la pasión por la ciencia y el interés por descubrir otras formas de investigación en el mundo. “Gran parte de lo que soy ahora y he logrado ha sido por ellos”.

Por consiguiente, realizó estancias de investigación en el Laboratorio de Medicina Genómica en el Hospital General “Primero de Octubre” y en el Departamento de Neurociencia, de la Escuela de Medicina de la Universidad Federico II de Nápoles, Italia. Asimismo, asistió a cursos internacionales como el de la 44ta. Escuela Internacional de Biofísica “Antonio Borsellino”, en Erice, Italia, y “Métodos in silico para la predicción de complejos biomoleculares y diseño de fármacos”, en Aachen, Alemania.

Regresar a México

Dentro de algunos años, la doctora Audrey Ortega Ramírez, quien también es integrante de la Society for Neuroscience, espera tener su propio laboratorio de investigación y le encantaría regresar a México, sobre todo a Puebla, “porque de ahí salí”.

“La BUAP además de brindarnos herramientas para competir, personalmente me brindó herramientas para colaborar, un pensamiento crítico y la capacidad de proponer ideas”, asegura convencida.

Por lo tanto, invita a las generaciones futuras a no tener miedo de las cosas nuevas y aprovechar las opciones de crecimiento que brinda la Universidad. “No se cierren solamente a una cosa, traten de buscar y ampliar su perspectiva lo más que puedan para crecer en todos los ámbitos”.

Al final de la videollamada confiesa entre risas que no quería ser entrevistada. ¿Qué cambió? “Al final creo que es importante para los jóvenes que se den cuenta de que hay otras cosas, de que pueden salir. Yo con mi doctorado de la BUAP no solamente puedo competir, sino también proponer nuevas investigaciones”.

“Valoren lo que tienen y aprovéchenlo, porque muchas veces las oportunidades están ahí y no te das cuenta de lo que tienes. No es fácil, hay momentos en donde dices yo creo que esto no va a ser para mí, ya no puedo, creo que mejor me regreso a mi casa. Pero lo importante, es creer en sus propias aptitudes y sean cooperativos”. La doctora Audrey Ortega Ramírez es ejemplo de este esfuerzo y constancia.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 7 de febrero de 2021.


Se espera que este año alcance las 300 solicitudes presentadas y 100 patentes otorgadas por el IMPI


La pandemia por el COVID-19 no ha sido un factor que frene la producción del conocimiento y la innovación en la BUAP; prueba de ello es que la Universidad subió un peldaño al colocarse como la segunda institución a nivel nacional que más solicitudes de patentes ingresa ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

En la última medición que corresponde al 2020, la BUAP quedó empatada con el Instituto Politécnico Nacional, sólo por debajo de la Universidad Autónoma de México (UNAM), con un total de 25 solicitudes ingresadas ante este organismo en ese año.

Al respecto, el doctor Martín Pérez Santos, titular de la Oficina de Comercialización de Tecnología, de la Dirección de Innovación y Transferencia de Conocimiento (DITCo), informó que este resultado demuestra el compromiso que guarda la Universidad con la innovación tecnológica a pesar de las condiciones de confinamiento durante el 2020.

El doctor Pérez Santos insistió en que la BUAP trabajó para mantenerse y no registrar una caída significativa en cuanto a número de solicitudes ingresadas, algo que se aprecia en comparación con otras instituciones, pues algunas tuvieron una disminución de solicitudes de hasta 50 por ciento.

Señaló que las unidades que más innovaciones buscan proteger ante el IMPI son el Instituto de Ciencias (ICUAP) y las facultades de Ciencias de la Electrónica y Ciencias Químicas, en las áreas de farmacéutica y electrónica.

Actualmente la BUAP cuenta con 275 solicitudes de patente y 90 patentes otorgadas y este año, aseguró el doctor Pérez Santos, la Universidad llegará con toda certeza a las 300 solicitudes y a las 100 patentes otorgadas.

En cuando a las patentes con las que cuenta la Máxima Casa de Estudios en Puebla destacan: prótesis vestibular, fármacos antivirales, fármacos anti-diabetes, proceso de medición de glucosa no invasiva, producción de biodiesel, tarjetas de adquisición de datos, contador lógico de partículas, medidor de pH en alimentos, robot móvil para investigación, un sistema de control lumínico, celdas solares de alta concentración, así como un trayectómetro de señales eléctricas cerebrales, entre otros destacados desarrollos.

Puebl@Media
Puebla, México
Miércoles 3 febrero 2021.


Durante el Foro “Los retos de la nueva agenda universitaria”, el rector destacó el Rechazo Cero y el mejoramiento en infraestructura que resulta en la tasa de retención de estudiantes de bachillerato y preparatoria más alta del país.

Como respuesta a la demanda social, enfocados en la excelencia académica y la formación integral de los estudiantes del nivel medio superior, en los últimos años la BUAP ha impulsado acciones estratégicas que han generado un crecimiento sin precedente de la matrícula, en el número de sedes y en infraestructura, afirmó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante su participación en el foro “Los retos de la nueva agenda universitaria”.

Organizado por los institutos de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSyH) y de Física, la Facultad de Economía, el Centro de Estudios de Desarrollo Económico y Social y la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas, de la BUAP, este encuentro se celebra en tres sesiones virtuales, concluye el próximo 2 de febrero, a través de la página oficial del ICSyH, en la plataforma de Facebook live.

Durante su intervención, el rector Esparza Ortiz recordó que en su gestión las opciones para estudiar el bachillerato crecieron exponencialmente, pues de contar con sólo la modalidad general e internacional, ahora la BUAP ofrece bachillerato tecnológico, en línea y mixto, este último como resultado del programa Rechazo Cero.

“Como resultado de las nuevas políticas gubernamentales y de la pandemia hemos tenido que acelerar el paso en acciones como Rechazo Cero, el cual ha implicado un enorme esfuerzo desde el punto de vista organizativo, de infraestructura y de  trabajo, partiendo de las desigualdades socioterritoriales del perfil de nuestra matrícula”.

Otras acciones expuestas por Alfonso Esparza fueron la actualización de los contenidos que pasaron del plan 06 al 07, lo que dijo, implicó un trabajo destacado por parte de los docentes, quienes mejoraron sus perfiles y actualizaron sus competencias didácticas.

Asimismo, destacó nuevas sedes, las mejoras en infraestructura, así como el equipamiento de laboratorios. Este esfuerzo, subrayó, se refleja en los indicadores de la BUAP, ya que la tasa de retención de estudiantes de nivel medio superior en la Universidad es la más alta a nivel nacional.

“Poco menos de la mitad de los alumnos a nivel nacional no concluyen la preparatoria, en la BUAP tenemos la tasa más alta de retención, lo cual otorga a los egresados de esta Institución mayores posibilidades de ingresar a la licenciatura en esta u otras universidades”.

En estos resultados, reconoció Esparza Ortiz, las academias juegan un papel relevante, por eso la importancia de fortalecerlos, porque inciden directamente en el cumplimiento de los objetivos de la Universidad.

“Los avances que hemos tenido marcan una directriz clara sobre lo que debemos seguir trabajando: actualizar contenidos, habilitación docente, formación integral en competencias y habilidades, y acompañamiento a los jóvenes”.

 La pandemia, dijo, presenta nuevos retos pedagógicos, comunicacionales y de acompañamiento, sobre los cuales hay que trabajar, por eso es necesario aprovechar la labor de las academias y explorar nuevas orientaciones, por ejemplo, las experiencias internacionales para incorporar el aprendizaje de lenguas.

Insistió en las necesidades de esquemas de seguimiento diferenciados que atiendan a los estudiantes promedio, a los más destacados y a los que presentan problemas académicos o psicoemocionales, lo que aseguró, marcaría las pautas de trabajo para mejorar el aprovechamiento de los jóvenes.

“Si bien el bachillerato universitario ha conseguido grandes objetivos, hay que seguir trabajando para responder a los desafíos emergentes y adecuar a los nuevos requerimientos académicos para que la formación de los egresados cumpla con los criterios de calidad y pertinencia”, concluyó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, quien agradeció a los organizadores y académicos que participan en estos ejercicios de reflexión.

En el foro “Los retos de la nueva agenda universitaria” participan docentes de distintos institutos y universidades, que se suman a este análisis con el objetivo de fortalecer las academias en este nivel, para replantear estrategias y retos, así como la calidad y los vínculos que guardan con la educación superior.

Puebl@Media
Puebla, México
Martes 26 de enero de 2021.


La noticia es la portada de la revista Journal of Comparative Neurology

•    Publica nuevo conocimiento sobre el mutante de mielina la rata taiep, modelo animal del Instituto de Fisiología

•    Esta investigación abre nuevas vías en la búsqueda de fármacos y terapias contra algunas enfermedades, como la esclerosis múltiple
 
La rata taiep saltó de las pasarelas de laboratorios a la portada de una de las revistas científicas más prestigiadas: la Journal of Comparative Neurology, que en la edición de este año publica resultados de investigación de este modelo animal desarrollado en el Instituto de Fisiología de la BUAP. Así, esta Casa de Estudios ha generado una de las noticias científicas más importantes del año en el campo de las Neurociencias.

Descrita por primera vez en 1989, por los doctores Björn Holmgren y Ruth Urbá, la rata taiep se obtuvo como una mutación espontánea durante el proceso para obtener una rata con alta frecuencia de bostezo, mediante endogámicos, esto es cruzamiento de hermanos con hermanas, la cual ha mostrado sus bondades en el estudio de padecimientos asociados al cerebro. Su nombre, taiep, deriva de las iniciales de los síntomas que presenta: temblor, ataxia, inmovilidad, epilepsia y parálisis.

En su más reciente publicación -cuya portada ya está en digital y de próxima aparición en la edición impresa-, de entre varias imágenes sometidas a concurso, la Journal of Comparative Neurology seleccionó la que ilustra el marcaje de la mielina en la rata taiep (los colores rojo corresponden a la mielina y el verde a los neurofilamentos), la cual corresponde al artículo Auditory impairment in H-ABC tubulinopathy, resultados de investigación de este modelo animal, de los doctores José Ramón Eguibar y Carmen Cortés, en colaboración con los doctores Hugo Hernández, de la Universidad de Guanajuato, y Valeria Piazza, del Centro de Investigaciones en Óptica, entre otros.

Lo relevante de este artículo publicado por la revista Journal of Comparative Neurology, cuyos autores además de los arriba citados son Alejandra López Juárez, Arturo González-Vega, Anke Kleinert-Altamirano, Ángeles Garduno-Robles, Milvia Alata y Carlos Villaseñor Mora, es nuevo conocimiento generado a partir de la rata taiep: se descubrió que existe una enfermedad humana que es una hipomielinización con atrofia de los ganglios basales y cerebelo (H-ABC, de sus siglas en inglés), lo cual abre nuevas vías para el desarrollo de fármacos y terapias contra este padecimiento.

“La rata taiep sabemos ahora es una enfermedad de la mielina debida a una alteración genética en los microtúbulos que son los que guían del tráfico dentro de las células y en el caso de los oligodendrocitos que son los que se encargan de hacer la mielina, proceso que se denomina mielinización. Las ratas taiep tienen alterados los microtúbulos y esto hace que pierdan mielina, porque la tubulina beta 4A (TUBB4A) es anormal debido a una mutación”, explican los doctores José Ramón Eguibar y María del Carmen Cortés, niveles III y I, respectivamente, del Sistema Nacional de Investigadores, y responsables del Laboratorio de Neurofisiología de la Conducta y Control Motor, del Instituto de Fisiología de la BUAP.

Lo más relevante -continúan los especialistas- es que estudios de resonancia magnética de las ratas taiep y de los humanos son iguales con atrofia (disminución del volumen) de los ganglios basales, una estructura que está involucrada en la planeación del movimiento y del cerebelo que ayuda a coordinar los movimientos en humanos con H-ABC y en las ratas taiep.

Es decir, humanos y ratas taiep tienen una mutación en las tubulinas, en específico de la TUBB4A. “Recientemente localizamos un paciente con H-ABC y se le realizaron potenciales provocados auditivos que sirve para explorar la vía auditiva al dar un clic de manera reiterada 32 a 64 veces en ambos oídos. De manera relevante, los potenciales provocados auditivos son iguales también en ratas taiep y en humanos con H-ABC”.

Desde los primeros estudios se demostró que la rata taiep es un modelo de enfermedad de mielina (el aislante natural de los nervios), debido a una causa congénita, a estas enfermedades se les denominan leucodistrofías; otro grupo importante de estos padecimientos de la mielina son los procesos inflamatorios, como la esclerosis múltiple.

El doctor José Ramón Eguibar Cuenca expone que muchos de los nervios de un bebé carecen de vainas de mielina maduras, por lo que sus movimientos son aún torpes, sin coordinación. A medida que estas se desarrollan, los movimientos se tornan más suaves, intencionados y coordinados porque las vías que los controlan se mielinizan.

“Las vainas de mielina no se desarrollan con normalidad en niños con ciertas enfermedades hereditarias, como son la de Tay-Sachs, de Niemann-Pick y de Gaucher, o que tienen síndrome de Hurler. En estos casos suelen aparecer problemas neurológicos permanentes, a menudo considerables. En los adultos, la vaina de mielina puede dañarse o destruirse por las siguientes causas: accidente cerebrovascular (ictus), infecciones, trastornos inmunitarios, trastornos metabólicos, carencias nutricionales, como falta de vitamina B12, venenos como el monóxido de carbono e, incluso, consumo excesivo de alcohol.

“Las causas de algunos trastornos que producen desmielinización son desconocidas. Estos se denominan trastornos desmielinizantes primarios. El más frecuente es la esclerosis múltiple. Otros de este grupo son encefalomielitis aguda diseminada, adrenoleucodistrofia y adrenomieloneuropatía, la neuropatía óptica hereditaria de Leber y el trastorno del espectro de la neuromielitis óptica”, explica.

La rata taiep es un modelo animal único e idóneo para el estudio de estas enfermedades, porque es un modelo genético que desarrolla la enfermedad tal y como un paciente humano lo hace durante su vida. Así, la ciencia creada en los laboratorios de la BUAP trasciende fronteras y logra un notable reconocimiento como portada de una prestigiosa revista en el campo de las Neurociencias.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Domingo 24 de enero de 2021.

Página 1 de 155

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Síguenos en Twitter