La primera etapa del ensayo involucró a más de 1.000 participantes.


La fase uno de los ensayos de la vacuna contra covid-19 de la Universidad de Oxford muestra que es segura e induce una reacción inmune


Una vacuna contra el coronavirus que está siendo desarrollada por la Universidad de Oxford (Reino Unido) y el gigante farmacéutico AstraZeneca ha producido una fuerte respuesta inmune en las primeras pruebas en humanos, según datos publicados este lunes en la revista médica The Lancet.

Los resultados muestran que la vacuna aumentó tanto los niveles de anticuerpos neutralizantes protectores como los de las células T inmunes que atacan al virus, según los autores del estudio, que involucró en esta etapa a más de 1.000 participantes.

Por otro lado, la vacuna ha sido bien tolerada, sin provocar efectos adversos graves, según los investigadores. La fatiga y el dolor de cabeza fueron las quejas más comúnmente reportadas, mientras que otros efectos secundarios comunes incluyen dolor en el lugar de la inyección, dolor muscular, escalofríos y fiebre.

"Estamos viendo una buena respuesta inmune en casi todos", constató Adrian Hill, director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford. "Lo que esta vacuna hace particularmente bien es activar ambos brazos del sistema inmune", explicó, citado por la agencia AP.

Por su parte, la profesora Sarah Gilbert, coautora del estudio, indica que, si bien aún "queda mucho trabajo por hacer" antes de que se pueda confirmar que la vacuna ayudará a controlar la pandemia, estos primeros resultados "son prometedores", recoge Sky News.

Alrededor de 160 vacunas contra el coronavirus se encuentran actualmente en diversas etapas de desarrollo en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

RT
Londres, Inglaterra
Lunes 20 de julio de 2020.


Después de que el presidente Donald Trump exigió una vacuna, el Departamento de Salud acordó proveer hasta 1.200 millones de dólares para acelerar el proyecto de AstraZeneca y asegurar 300 millones de dosis para Estados Unidos

Estados Unidos ordenó casi un tercio de las primeras 1.000 millones de dosis de una vacuna experimental contra el coronavirus que está desarrollando AstraZeneca, al comprometer 1.200 millones de dólares en momentos en que las potencias del mundo se abastecen de terapias y fármacos para revivir sus economías.

Aunque hoy no existe una fórmula probada eficaz para bloquear el coronavirus en humanos, las vacunas potenciales con consideradas por los líderes mundiales como la única forma de retomar la estancada actividad económica, e incluso de obtener ventaja respecto a competidores.

Médicos chilenos advierten que hospitales de Santiago están al límite de su capacidad por el coronavirus

Después de que el presidente Donald Trump exigió una vacuna, el Departamento de Salud acordó proveer hasta 1.200 millones de dólares para acelerar el proyecto de AstraZeneca y asegurar 300 millones de dosis para Estados Unidos.

“Este contrato con AstraZeneca es un hito en el trabajo de la operación Rápido Retorno para una vacuna efectiva, segura y que estará ampliamente disponible en el 2021”, dijo el secretario de Salud estadounidense, Alex Azar.

La vacuna, conocida anteriormente como ChAdOx1 nCoV-19 y ahora como AZD1222, fue desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica británica AstraZeneca, que ahora tiene la licencia para acelerar la investigación de las pruebas clínicas.

La capacidad de inmunización aún no ha sido comprobada, de modo que tampoco es seguro que pueda ser utilizada contra el nuevo coronavirus.

El acuerdo con Estados Unidos permitirá seguir a la siguiente etapa -la fase III - de los ensayos clínicos, que se realizará con la participación de 300.000 estadounidenses.

AstraZeneca, con sede en Cambridge, dijo que concluyó acuerdos para entregar al menos 400 millones de dosis de la vacuna y asegurar la capacidad de manufactura de 1.000 millones de dosis, con las primeras entregas que comenzarían en septiembre.

Ahora la compañía más valiosa de las “blue-chips” del FTSE 100 en Londres, AstraZeneca ya acordó entregar 100 millones de dosis para la población de Reino Unido y 30 millones de unidades serán enviadas a partir de septiembre en el país.

Los ministros han prometido que Reino Unido será el primer país con acceso a la vacuna.

Mientras los líderes del mundo buscan superar la peor destrucción económica y social al menos desde la Segunda Guerra Mundial -que ha causado la muerte al menos a 325.000 personas- el acceso a las primeras vacunas en el mercado estará reñido.

El gobierno estadounidense ya ha alcanzado acuerdos para apoyar el desarrollo de vacunas de Johnson & Johnson (J&J), Moderna y Sanofi, lo que ha esparcido el temor a que solo las naciones más ricas podrán proteger primero a sus ciudadanos.

Reuters
Londres, Inglaterra
Jueves 21 de mayo de 2020.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter