El presidente llamó a respetar el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación quien decidió no anular la elección en Puebla, ya que se debe ‘actuar con institucionalidad’

Aunque llamó a respetar el fallo, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de “equivocada, diría antidemocrática” la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de no invalidar el resultado de las últimas elecciones en Puebla, porque aseguró que se cometió “fraude electoral” contra el candidato de Morena, Miguel Barbosa, a favor de la panista Martha Érika Alonso.

En entrevista, el mandatario dijo este domingo que los magistrados son parte de “un antiguo régimen” que tiene que cambiar, porque resaltó que si antes “había un Estado de chueco” ahora ya hay un Estado de derecho donde tiene que prevalecer la democracia.

No fue una elección limpia ni libre; sin embargo, dicho lo anterior, sostengo que hay que respetar el fallo del Tribunal, porque es la autoridad y tenemos que actuar con institucionalidad, demostrar que somos respetuosos del Estado de derecho, aunque estos magistrados vienen del antiguo régimen, pero todo esto va a ir cambiando”, contestó a la prensa minutos antes de abordar el vuelo comercial de Tabasco a la Ciudad de México.

López Obrador destacó que, a pesar del fraude cometido por la coalición PAN-PRD y Movimiento Ciudadano, su gobierno no excluirá trabajar con el de Puebla, pues la mayoría de ciudadanos votó por el cambio, la coalición Morena-PES y PT.  

Sí (trabajaremos con Puebla), no (la vamos a excluir), porque la mayoría de los poblanos votaron por un cambio verdadero. Además, la gente no tiene la culpa de los fraudes electorales.

El magistrado José Luis Vargas Valdez había presentado el proyecto de nulidad del resultado de la elección del 1 de julio pasado en Puebla, bajo el argumento de que hubo irregularidades como uso de un vehículo oficial con fines electorales, robo de boletas, violencia en 59 casillas y omisiones de la autoridad electoral, entre otras.

No recomiendo nada (a Puebla), ya expresé mi punto de vista, vamos a seguir adelante hasta que haya una auténtica, una verdadera democracia”, dijo el presidente de México.

El proyecto del Magistrado Valdez fue desechado en una votación apretada, de tres votos a favor contra cuatro en contra.

Excélsior
Iván E. Saldaña
Villahermosa, Tabasco
Domingo 9 de diciembre de 2018.


El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la SCJN se equivoca al dar entrada a la acción de inconstitucionalidad presentada por la oposición en el Senado, que suspende la aplicación de la Ley de Remuneraciones, para que ningún funcionario gane más que el Ejecutivo.

"Se equivocaron porque no están entendiendo la nueva realidad, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre y se olvidan de Juárez, deberían de quitar el retrato de Juárez de la Suprema Corte, porque Juárez decía que el funcionario tendría que aprender a vivir en la justa medianía, entonces para qué tienen a Juárez ahí", expresó el mandatario.

Se equivocaron porque no están entendiendo la nueva realidad, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre y se olvidan de Juárez..."

A su arribo al aeropuerto de esta capital, López Obrador dijo que su gobierno será respetuoso de la decisión que tome el máximo tribunal del país, pero sobre todo de lo que señala la constitución.

"No, nosotros vamos a ser respetuosos de la Constitución del artículo 127 que establece que ningún funcionario puede percibir más que lo que obtiene el Presidente , nosotros nos vamos a ajustar a eso y creo que va a hacer lo mismo el Poder Legislativo".

El presidente López Obrador lamentó que se viole la constitución.

Aseguró que sí el Poder Judicial resuelve que van a seguir recibiendo "sueldos exagerados, estratosféricos, sueldos de hasta 600 mil pesos mensuales pues están dando un mal ejemplo, quienes deberían impartir justicia".

Reiteró que no es posible que haya funcionarios públicos, habiendo tanta pobreza, dijo, que ganen 600 mil pesos mensuales.

"Es una ofensa al pueblo de México y es un acto de deshonestidad, esos que obtienen esos sueldos no es gente honesta, ni es sensible, ni partidarios de la justicia".

El mandatario viajó a Chiapas para asistir a la toma de posesión del gobernador Rutilio Escandón y por la tarde dará a conocer su plan de energía en la presa de Malpaso.

El Universal
Ciudad de México
Sábado 8 diciembre 2018.


En su primera reunión con el nuevo presidente sí fueron convocados dos gobernadores electos: Claudia Sheinbaum de la Ciudad de México y Enrique Alfaro de Jalisco

La gobernadora electa de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo, no asistió a la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) con el presidente Andrés Manuel López Obrador y a la que sí acudieron este martes los gobernadores electos de la Ciudad de México y Jalisco, Claudia Sheinbaum Pardo y Enrique Alfaro Ramírez.

Se trata de la primera reunión de este organismo con el nuevo presidente de la República.

El pasado 27 de agosto, Alonso Hidalgo no fue invitada al encuentro que sostuvieron gobernadores en funciones y electos del país con Andrés Manuel López Obrador, en ese entonces en su calidad de presidente electo.

Aquella ocasión sí participaron los hoy mandatarios en funciones de Morelos, Veracruz, Tabasco, Guanajuato y Yucatán.

Se ausenta Martha Erika

La ausencia de Martha Erika Alonso a dicha reunión se dio horas después de que anunciara en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN que acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para defender su triunfo en las urnas el 1 de julio, ante la propuesta del magistrado José Luis Vargas para anular la elección por la gubernatura de Puebla.

Caber resaltar que los gobernadores panistas que estarían presentes en la rueda de prensa de Alonso Hidalgo en el PAN no asistieron debido a que se encontraban en reunión plenaria previo al inicio de la Conago.

A pregunta de este medio, el equipo de comunicación de Alonso Hidalgo no explicó la razón por la cual no asistió al acto.  

Sí asiste Gali

El gobernador José Antonio Gali Fayad sí estuvo presente en el acto donde incluso recibió un reconocimiento por parte del resto de sus colegas por la conclusión de su administración de 22 meses el próximo 15 de diciembre.

En su cuenta de Twitter el mandatario poblano escribió que se encontraba en la reunión con el resto de los mandatarios trabajando por el país.

e-consulta
Efraín Núñez
Ciudad de México
Martes 4 de diciembre de 2018.


México.- Con el compromiso de esclarecer la desaparición de los 43 normalistas y la consigna de que hechos como este “no se vuelvan a repetir”, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó el Decreto para Verdad en el Caso Ayotzinapa.

En su discurso, el tabasqueño descartó tener complicidades o deudas con algún grupo criminal o en el poder, por lo que pidió a los familiares de los 43, confianza en que si situación se va a resolver.

Horas antes, López Obrador había expresado que su gobierno no va a encubrir a nadie y no va a ser cómplice de violaciones a los derechos humanos en el caso Ayotzinapa.

"El presidente de México no va a ser cómplice de violaciones de los derechos humanos y se va a investigar (la desaparición de los normalistas)", manifestó.

Sobre la probable participación del Ejército en estos hechos, el mandatario reiteró su postura y dejó en claro que "la investigación tiene que incluir a todo el gobierno, a todas las personas involucradas”.

"Considero que en el supuesto de que elementos del Ejército estuviesen involucrados, en vez de debilitarse esta institución tan importante para la vida pública de la población, se fortalecería, se hace un deslinde", sostuvo.

La característica de esta comisión de gobierno es que dará todas las facilidades para que se conozca la verdad, y se castigue a los autores materiales e intelectuales, responsables de estos hechos, con "respeto a la autonomía del Poder Judicial y respeto a la Fiscalía General que será la instancia encargada de crear la Comisión de la Verdad", indicó.

Gobierno de México

@GobiernoMX
 Decreto presidencial para la Verdad en el caso Ayotzinapa
https://www.pscp.tv/w/btVNWzFNV0V3YUdBTFhrS2J8MW1ueGVPWnZZcVpHWNEHxGg1sPYqiI1RkaOrNO1UjeK58ewwFRGA367Ri7aQ …
10:12 - 3 dic. 2018
Información y privacidad de Twitter Ads
Gobierno de México @GobiernoMX
Decreto presidencial para la Verdad en el caso Ayotzinapa

Por su parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero recalcó que la Comisión Especial contará con recursos materiales, humanos y científicos necesarios para entregar resultados apegados a la verdad en un plazo razonable.

“Vamos a esclarecer lo ocurrido, vamos a conocer la verdad de lo que sucedió en Iguala hace cuatro años para así hacer justicia; esa es la instrucción que hemos recibido, ese es nuestro compromiso”, puntualizó.

Diario de México
Ciudad de México
Lunes 3 de diciembre de 2018.


El presidente de México dibuja su sexenio con una agenda anticorrupción y cambios

La denominada cuarta transformación ha puesto en marcha su reloj en México. Andrés Manuel López Obrador se convirtió oficialmente en presidente este sábado a las 11.20 de la mañana. La ceremonia de traspaso de poderes culminó un largo camino que el político de izquierdas comenzó en julio de 2005 y que incluyó dos intentos fallidos de hacerse con el poder. Más de 13 años después, y al fin con la banda tricolor sobre el pecho, el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) dibujó en su primer discurso un proyecto que pretende enterrar décadas de neoliberalismo. “La crisis de México se originó no solo por el fracaso del modelo neoliberal aplicado en 36 años, sino también por el predominio de la más inmunda corrupción pública y privada… Lo digo con realismo y sin prejuicios, la política económica ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país”.

El primer mensaje del político, desde la tribuna de la Cámara de Diputados de San Lázaro, en el centro de la capital mexicana, fijó su hoja de ruta para un Gobierno de seis años. Fue un largo discurso que abarcó desde su programa social hasta la promesa de poner fin al fracking y a los transgénicos. No obstante, en el centro del mensaje está la promesa de poner fin a la corrupción y dar un cambio ejemplar en el reflejo que el poder da a la ciudadanía en un país acostumbrado a ver a sus políticos rodeados de opulencia y riqueza. “Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y la minoría que ha lucrado con el influyentísimo”, afirmó el mandatario. Minutos después agregó: “¡No tengo derecho a fallarle al pueblo de México! Nada material me interesa y no me atrae la parafernalia del poder. Soy consciente de la gran expectativa que tienen los mexicanos”.

“No inicia un cambio de Gobierno, es un cambio de régimen político. Una transformación política y ordenada, pero al mismo tiempo pacífica y radical”, siguió. A pocos minutos de iniciar su gestión, López Obrador se autoproclamó protagonista de un momento estelar de la historia de México. Este momento seguiría, según el ganador de los comicios de julio con 30 millones de votos, a la Independencia de México (1810-1821) “que luchó por abolir la esclavitud y alcanzar la soberanía”; la Reforma (1858-1866) “en la que predominó el poder civil y restauró la república”; y la Revolución (1910-1921) “donde se luchó por la justicia y la democracia”. López Obrador prometió convertir la honestidad y fraternidad en forma de vida y Gobierno.

El líder de Morena arrancó su discurso con un breve agradecimiento a Enrique Peña Nieto por no haber intervenido “como hicieron otros presidentes” en las elecciones. “Hemos padecido ese atropello antidemocrático”, afirmó el político originario del sureste de México, quien fue candidato de la izquierda en los comicios de 2006 y 2012.

"México no es un país de una sola voz"

Antes de que López Obrador se convirtiera en presidente de México, los partidos políticos fijaron su postura ante el nuevo Gobierno. Poco se oyó de oposición a un partido, Morena, que domina con holgura ambas cámaras con la ayuda de sus aliados (tiene 314 diputados de 500 en Diputados y 70 de 128 senadores). Movimiento Ciudadano fue el primero en criticar lo que considera preocupantes decisiones: "consultas a modo, régimen centralista de concentración del poder y el riesgo de que México se convierta en el país de un solo hombre". "México no es un país de una sola voz", advirtió el senador Clemente Castañeda.

El legislador dijo que el poder Legislativo no es solamente una ventanilla de trámites donde se resuelven los designios del presidente. Algo similar afirmó minutos después Mauricio Kuri, del PAN, quien presumió que su partido gobierna 12 de los 32 Estados de México y controla cerca de 500 municipios en el país (de más de 2.000). "La omnipresencia del Estado no es la solución, es el problema", afirmó.

Sin embargo, no fue ese el mayor gesto que el nuevo mandatario tuvo con su antecesor. Peña Nieto, quien deja la presidencia con una aprobación de 20%, escuchó a un metro de distancia a López Obrador prometer inmunidad para su gestión, marcada por los escándalos de corrupción en su gabinete y en algunos exgobernadores de su partido, el Partido Revolucionario Institucional (PRI). “Esta nueva etapa la vamos a iniciar sin perseguir a nadie porque no apostamos al circo ni a la simulación. Si abrimos expedientes, nos dedicaríamos a buscar chivos expiatorios: tendríamos que empezar por los de mero arriba en el sector público y privado. No habría juzgados ni cárceles suficientes. Meteríamos al país en una dinámica de fractura”, dijo el presidente, quien pidió a la ciudadanía poner punto final y comenzar una nueva historia.

Esto provocó reacciones de la oposición. En un acto sorprendente, la bancada de derechas del Partido Acción Nacional (PAN) comenzó a hacer un conteo del 1 al 43 en memoria de los estudiantes normalistas desaparecidos en Ayotzinapa en septiembre de 2014. El gesto ha sido utilizado en diversas manifestaciones —nunca convocadas por el PAN— que piden no olvidar uno de los delitos más atroces sucedidos en el Gobierno que llegó a su fin. Legisladores de otros partidos mostraron mensajes que pedían enjuiciar a Enrique Peña Nieto. “Ni perdón ni olvido” y "Peña, bombón, te espera la prisión", decían otros textos en manos de senadores de la oposición.

El nuevo Gobierno mexicano arrancó con varios invitados extranjeros presentes. Destaca el rey de España Felipe VI y los presidentes de Cuba, Miguel Díaz Canel; Bolivia, Evo Morales; Ecuador, Lenín Moreno; Perú, Martín Vizcarra; Colombia, Iván Duque, entre otros. El Gobierno de Estados Unidos envió al vicepresidente Mike Pence y a la hija de Donald Trump, Ivanka, cuyo esposo, Jared Kushner, fue condecorado por el Gobierno de Peña Nieto en el último día de su mandato por sus gestiones en las negociaciones del nuevo tratado de libre comercio. Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, no estuvo en el recinto legislativo. A pesar de ello, fue repudiado por la bancada de derechas del PAN, que colgó una manta que decía "no eres bienvenido". Maduro, sin embargo, sí acudirá a Palacio Nacional.

Defensa del Ejército

Tras una larguísima transición de cinco meses en la que no se ocultó un solo día, el primer discurso como presidente de López Obrador quedó un poco deslucido tras el desgaste del día a día. El presidente hizo referencia en la Cámara de Diputados a su polémica propuesta de la Guardia Nacional, un cuerpo de nueva creación con entrenamiento y elementos militares que ayudarán a pacificar México justo en el año más violento de su historia reciente. Y lo justificó con ocho preocupantes palabras: “No tenemos policías para cuidar a los ciudadanos”.

López Obrador aceptó en septiembre no estar completamente convencido con la creación de este cuerpo. “Es un tema polémico, pero tengo el derecho de expresar mi punto de vista”, dijo este sábado ya como comandante en jefe de las fuerzas armadas. A estas palabras siguió una férrea defensa del Ejército, que, junto con la Armada, han sido los encargados de encabezar la guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada.

“El Ejército nunca ha dado un golpe de Estado a una autoridad civil. Se ha nutrido del pueblo raso, es pueblo uniformado… En México no se sabe de militares que formen parte de la oligarquía y tiene el respaldo de la opinión pública”, defendió López Obrador, quien sazonó su discurso con algunos datos históricos, como que la última rebelión al interior de la milicia se vivió en 1938.

El País
Luis Pablo Beauregard
Ciudad de México
Sábado 1° de diciembre de 2018.


El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, convocó hoy a las Fuerzas Armadas a sumarse a la lucha contra el "grave" problema de la inseguridad y la violencia en el país.

     "Vengo a convocarles para que juntos, de conformidad con la Constitución, que es la ley suprema, podamos enfrentar el grave problema de la inseguridad y de la violencia en nuestro país", expresó.

     El futuro presidente de México expuso lo anterior ante 32.000 soldados, marinos e invitados reunidos en el Campo Militar número 1 en la Ciudad de México de la Secretaría (ministerio) de la Defensa Nacional.

     Explicó a los presentes en ese sentido que nunca antes en la historia del país "se había presentado en un nivel tan grave la crisis en esta materia".

     López Obrador explicó en su mensaje que el 80 por ciento de la solución al problema de la inseguridad y de la violencia en México, son acciones en materia de desarrollo, crecimiento económico, empleo y bienestar.  

     Criticó la falta de coordinación entre las fuerzas castrenses y la Policía Federal para hacer frente a problemas como la inseguridad.

     Insistió ante ello en su propuesta de crear la Guardia Nacional, que estaría conformada por unos 50.000 elementos federales, militares y navales, con el fin de reducir la inseguridad y combatir el narcotráfico.

     "El problema es que cada quien actúa por su cuenta. Por un lado, el Ejército, por otro la Marina, la Policía Federal, las policías ministeriales, las estatales ¿Por qué no nos unimos?", dijo.

     "Si tenemos una Guardia Nacional para la seguridad pública, que es lo que estamos proponiendo, unirnos, para darle paz y tranquilidad a nuestro pueblo", completó.

     Insistió en que se debe introducir e impulsar el respeto a los derechos humanos y el cumplimiento de los protocolos para el uso de la fuerza.

     "Lo propongo porque le tengo confianza al Ejército y a la Marina. El soldado es pueblo uniformado", afirmó el presidente electo de México.

     Subrayó que su gobierno, que iniciará el próximo 1 de diciembre, busca "un cambio" de régimen que se acabe la corrupción y la impunidad, "porque ese es el principal problema del país".

     En México, durante los primeros ocho meses del año se registraron 18.835 asesinatos, un 14,9 por ciento más con relación a los 16.013 cometidos en igual período de 2017, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Xinhua
Ciudad de México
Domingo 25 de noviembre de 2018.


Ante un auditorio Alfonso Caso de la UNAM lleno, el sociólogo y científico social Immanuel Wallerstein aseguró que el triunfo de Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de julio, es “una gran victoria de la izquierda”, significativa para la toda la izquierda mundial.

El creador del análisis teórico “sistema-mundo”, indicó que los grupos conservadores seguramente presionarán al Presidente electo Andrés Manuel López Obrador “van a querer medir el grado de resistencia de su parte” para que no realice cambios importantes en el país, por lo cual, sugirió al pueblo mexicano que empuje, que actúe, y que haga del cambio que pretende AMLO un cambio amplio, duradero.

Wallerstein celebró la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México que se pretendía construir en Texcoco, y pidió al nuevo gobierno de AMLO que no se aísle, y que “se junte” con América Latina, porque, así como hoy América Latina (tan gobernada actualmente por conservadores) necesita de México, México también precisa de América Latina.

“Saludo el hecho que el Presidente AMLO haya terminado la construcción del Nuevo Aeropuerto. Ha mostrado al pueblo que ha cumplido una promesa importante” expresó Wallerstein.

El sociólogo Immanuel Wallerstein y John Ackerman. Foto: Diálogos por la Democracia

El doctorado honoris causa de la UNAM decidió dar su charla en español, lo cual fue celebrado por el público asistente.

Ante una pregunta del público, en la cual se le cuestionaba qué impacto tendría el triunfo de AMLO a nivel internacional, mencionó que no sabía a ciencia cierta, pero que era algo “monumental” lo que se había logrado en México al derrotar al “horrible” PRI, y que esperaba que las transformaciones que seguramente vendrán, duren.

“Fue tan fuerte que el PRI y su aliado el PAN, no pudieron hacer trampa. Es importante para América Latina y para el mundo, fue uno de los raros casos, muy importante” expresó el prestigioso académico.

Afirmó que el triunfo de AMLO, para conocer su impacto, no debe estudiarse solamente como una victoria electoral, sino desde una perspectiva más amplia.

Vivimos una crisis estructural en el mundo

Para el sociólogo estadounidense Immanuel Wallerstein, la humanidad entera está pasando por un momento de transición que, según su pronóstico, durará al menos 40 o 50 años para llegar a otro sistema.

Este momento es resultado de una crisis estructural que se ha dado al interior del mundo capitalista en la que hay una sola certidumbre: no podemos continuar con el capitalismo porque está muriendo y es imposible resucitarlo. Sin embargo, no sabemos qué hay del otro lado.

Ante este escenario, según Wallerstein hay únicamente dos salidas: una de carácter conservador en la que se plantea una solución peor que la existente en el sistema capitalista, con una mayor explotación, y otra de carácter revolucionaria, en la que se construya un sistema mundo igualitario y democrático “que jamás ha existido en la historia del hombre, pero es posible”.

¿Qué debemos hacer?

En medio de la confusión generada por la inminente muerte del capitalismo, Wallerstein explicó en la conferencia que, aunque no es fácil hacer este ejercicio, “cada uno de nosotros debe tratar de comprender la realidad actual” y “una vez que hemos o pensamos comprender lo que pasa, debemos hacer una elección moral: somos de esta posición, preferimos tal solución. una vez que decidimos moralmente nuestro lado, debemos considerar qué políticas son más eficaces en nuestra posición”.

A partir de esta elección personal, Wallerstein explicó que, si cada persona hace lo que necesario de su parte, esto generará tener a mucha gente moviéndose en una dirección y como resultado se podrá entrar en un nuevo sistema mundo o con múltiples sistemas mundiales.

Al final de su minuciosa explicación que mantuvo a más de 300 personas expectantes de sus palabras, Wallerstein aclaró que él no es profeta para saber a ciencia cierta lo que sucederá en el futuro y con una enorme humildad, pidió al auditorio reemplazar su modelo en caso de que creer que ha fallado.

“No soy profeta. Es posible que me equivoque, pero teniendo la posibilidad de explicar cómo funciona un país en el sistema capitalista, veo que es difícil (que este sistema pueda) continuar con todas sus tradiciones (…) Comprendo que la gente no sabe qué hacer, insisto en que ustedes traten de comprender lo que pasa. He dicho lo que pienso en mi análisis hoy y si me equivoco, reemplázalo con otro”.

Polemón
Jorge Gómez Naredo
César Octavio Huerta
Ciudad de México
Jueves 8 de noviembre de 2018.


Ciudad de México. - El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, reveló que con la cancelación del proyecto del nuevo aeropuerto en Texcoco frenó un megaproyecto parecido a Santa Fe que querían construir en las 600 hectáreas del actual aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México.

A través de un video grabado en sus oficinas de la colonia Roma, López Obrador dijo que la construcción del Aeropuerto en Texcoco tenía que ver con negocios que se proyectaron hacia el futuro y que, incluso, llegó a ver el anteproyecto en el que se tenía pensado hacer una especie de Santa Fe en las 600 hectáreas del actual aeropuerto.

"Yo entiendo que estén molestos porque ya no van a poder hacer ese negocio. Ahora puedo decirlo, durante la consulta no podía hablar porque tenía que actuar con imparcialidad, pero en el fondo lo que estaba de por medio en la construcción del aeropuerto de Texcoco es que el quedarse con los terrenos del actual aeropuerto", expuso.

López pidió a las voces en contra de la cancelación del aeropuerto en Texcoco que se serenen y les anunció que él no va a ser florero, ni está de adorno, porque va a gobernar con un mandato de los ciudadanos que quieren que se destierre la corrupción.

"Serenense, tranquilícense, ya se llevó acabo un cambio en el país, que notificarles algunos, hay que informarles que ya es otro mes que yo no voy a ser florero, no estoy de adorno, yo traigo un mandato de los ciudadanos: quieren los mexicanos que se acabe, que se destierre la corrupción y la impunidad y me canso ganso que voy acabar con la corrupción", afirmó.

Y cuestionó el escándalo que se ha hecho en los últimos días por la consulta ciudadana y por la caída del peso tras la decisión de cancelar la obra en Texcoco.

"Afortunadamente los inversionistas y los mercados actúan con inteligencia, con información, con responsabilidad y a pesar del escándalo y de la bulla, los ataques no pudieron generar inestabilidad. Hubo un deslizamiento del peso, por así decirlo de manera eufemística, no una devaluación, pero ya se va recuperar", expresó.

Reiteró que todos los contratistas e inversionistas del aeropuerto en Texcoco van a ser atendidos y se les van a garantizar que sus obras puedan realizarse, nada más que ya no en Texcoco, ahora en Santa Lucía.

El Universal
Ciudad de México
Martes 30 de octubre de 2018.


El mandatario del PRI asegura que las obras seguirán hasta el 30 de noviembre, un día antes del cambio de Gobierno

Andrés Manuel López Obrador ha validado este lunes los resultados de una cuestionada consulta popular. El presidente electo ha confirmado lo que se pensaba desde la noche del domingo: cancelará la construcción del nuevo aeropuerto de México. El fin de una multimillonaria obra anunciada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto en 2014 tiene un final inesperado, otorgado por un plebiscito informal en el que participó algo más de un millón de personas en todo el país. La decisión significa una toma de distancia con los grupos empresariales más importantes de México, quienes habían solicitado públicamente seguir adelante con la obra que se hace en el municipio de Texcoco (Estado de México). “Se acabó el predominio de una minoría y la vinculación del poder económico y el poder político. El Gobierno representa a todos”, dijo López Obrador el lunes.

El anuncio abre un frente para el Gobierno del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con los empresarios y la oposición, quienes pedían continuar con los trabajos iniciados en 2015. La mayoría apunta a que el plebiscito ha sido un montaje para justificar una decisión que ya había sido tomada. “Es una vacilada, un ejercicio de manipulación política que está llevando a cabo el presidente electo y que no tiene validez alguna, pero que sí puede derivar en generar grave desconfianza para las inversiones”, dijo Damián Zepeda, coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado.

Claudia Ruiz Massieu, presidenta del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha señalado que la consulta no es legal por lo que su resultado no puede ser vinculante, como ha insistido López Obrador. “Es muy grave que un ejercicio diseñado para empoderar a la ciudadanía se haya puesto al servicio de un partido en una consulta ilegal”, mencionó la también senadora. Este domingo, los encargados del plebiscito defendían el ejercicio. "La consulta tuvo fallos y errores, sin embargo, fueron mínimos y de ninguna manera alteraron el resultado general y preponderante de los resultados, por lo que estos fueron confiables y representativos", aseguró Karen Levy, integrante del consejo consultivo del ejercicio.

El anuncio de la cancelación de la obra puso a temblar al peso y a la Bolsa mexicana, que perdieron 3.6% y 4.2% respectivamente tras la conferencia del próximo mandatario. Es la caída más pronunciada desde la de noviembre de 2016, cuando Donald Trump fue elegido presidente de Estados Unidos.

López Obrador ha defendido una cuestionada consulta realizada en 1.073 mesas de votación en solo 538 municipios de los 2.463 del país y en la que se repartieron boletas sin folio y con un proceso laxo de vigilancia que permitió a varios votar más de una vez, como documentaron varios medios de comunicación en la primera jornada del ejercicio. “Estamos contentos porque se aplicó un ejercicio democrático. La decisión de los ciudadanos es racional, democrática y eficaz”, dijo el presidente electo, al que le faltan 33 días para asumir el cargo.

Tres aeropuertos en 2021

El líder de Morena dijo que, hasta el momento, ninguna de las empresas involucradas en la obra de Texcoco “han manifestado en que vayan a presentar denuncias”. López Obrador ha tratado de enviar un mensaje de tranquilidad a los inversionistas. “Hay fondos que respaldan los compromisos en contratos e inversiones. Existe el aval a nuestra palabra de atender a cualquier reclamación de las empresas”. El presidente electo ofreció inclusive que los contratistas en Texcoco puedan trasladar sus trabajos a la obra de Santa Lucía, que estará lista para el 2021. “En tres años vamos a tener operando tres aeropuertos [Ciudad de México, Santa Lucía y Toluca] para resolver la saturación del aeropuerto de Ciudad de México”.

El golpe al aeródromo de Texcoco (Estado de México) se asomaba la noche del domingo, cuando fueron anunciados los resultados de la consulta. Después de cuatro días de votaciones, el 70% de los participantes (748.335 votos) optó por la opción promovida por Morena: reacondicionar el actual aeropuerto de Ciudad de México y el de Toluca (Estado de México), además construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía, a 50 kilómetros de la capital mexicana.

Solo el 29% de los consultados, 311.132 personas, avalaron el proyecto diseñado por los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero, que tiene un avance de 31% y una inversión final de 13.000 millones de dólares. López Obrador sugirió este lunes que esa obra podría convertirse en un “parque ecológico, ambiental y deportivo” para el disfrute de los capitalinos. “Se salva el lago Nabor Carrillo y no se va a ahuyentar a los patos. Es un triunfo para el movimiento ambientalista”, dijo el presidente electo al anunciar la cancelación.

El plebiscito inició con López Obrador emitiendo un voto en blanco. El gesto pretendía neutralidad en una boleta que planteaba dos opciones. Sin embargo, en diciembre de 2017, López Obrador se mostraba convencido de cancelar una obra que consideraba un “barril sin fondo”. El tema le generó un estire y afloje con los grupos empresariales del país y los constructores. Después de su aplastante victoria, el líder de Morena viró en su opinión y planteó una consulta en plena transición.

A pesar de las fallas y de los cuestionamientos a los criterios de la Fundación Rosenbleuth, encargada de la organización del ejercicio, la polémica creada en torno al aeropuerto de Texcoco llevó a varios ciudadanos a las mesas de votación. El domingo, por ejemplo, el excandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, apareció en una de las casillas a marcar su opción. Lo hizo por la obra de Peña Nieto, que hoy vive bajo la amenaza de un hombre que no ha llegado a la presidencia pero que ya muestra su poder.

PEÑA NIETO ASEGURA QUE LAS OBRAS CONTINUARÁN HASTA EL 30 DE NOVIEMBRE

El presidente Peña Nieto ha dicho este lunes que en lo que resta a su Gobierno, hasta el 30 de noviembre, no se realizará "modificación alguna ni a la concesión ni a la ejecución del proyecto del nuevo aeropuerto". El mandatario afirmó este lunes que respeta las decisiones de su sucesor, pero ha advertido a la futura Administración que "tendrá que hacer frente al pago de compromisos" que requerirán "el uso de recursos fiscales adicionales al impuesto que pagan los usuarios del actual aeropuerto de Ciudad de México, el TUA".   

El País
Luis Pablo Beauregard
Sonia Corona
Ciudad de México
Martes 30 de octubre de 2018.


Propondrá una ley para garantizar que los trabajadores sindicalizados puedan elegir a sus líderes mediante el sufragio libre y secreto.

Ciudad de México— El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció una ley para garantizar que los trabajadores sindicalizados puedan elegir a sus líderes mediante el sufragio libre y secreto.

"Vienen muchos otros cambios, vamos empezando, les puedo adelantar que vamos a modificar la ley para que haya democracia sindical", adelantó durante un acto público en Tampico.

El morenista aseguró que desde el Gobierno no se va a proteger ni solapar a ningún dirigente en los sindicatos y señaló que ya no se permitirá requerir a los trabajadores votar a través de cédula.

"Ahora ya no van a haber dirigentes sindicales promovidos, apoyados, respaldados, solapados, por el Gobierno. Los dirigentes de los sindicatos, sean del seguro, sean petroleros, sean del sindicato de salud, sean del magisterio, todos los sindicatos, van a ser los trabajadores los que van a elegir libremente, democráticamente, a sus dirigentes con voto libre y secreto.

"Nada de que va a haber una elección en una sección sindical 'y te presentas y, a ver, ¿quién eres?, y enseña tu ficha y a mano alzada', ya no, es voto secreto; que cada quien vote por lo que le dicte su conciencia", planteó.

Ayer, representantes del Gobierno entrante dieron a conocer un acuerdo entre la Secretaría del Trabajo y la dirigencia del sindicato de Pemex para permitir a los trabajadores votar por los líderes de sus secciones mediante voto secreto.

López Obrador pidió a los nuevos dirigentes que surjan de elecciones libres no repetir los vicios de sus antecesores, como vender plazas o meter a sus familiares en la nómina.

Apura Censo del Bienestar

El Presidente electo apuró a que se concluya el "Censo del Bienestar" que realizan en todo el País los voluntarios conocidos como "Servidores de la Nación".

López Obrador los responsabilizó de que los beneficiarios no reciban los apoyos sociales que dará su Gobierno en caso de que dicho censo no esté concluido a tiempo.

"Y apúrense a terminar el censo porque, si no lo terminan, ustedes van a ser los responsables de que no le llegue el dinero al pueblo, así que (no) todo es alegría, ¡a trabajar!, nada de que 'voy a ir por un rato'.

"¿Cuántas casas están visitando diariamente cada compañera y compañero que está haciendo el censo?", preguntó en la plaza. ¿50? ¿De 50 a 80 diarias?".

El morenista advirtió que cumplir las promesas de campaña depende en gran medida de ese censo.

"Nada de estar echando mentiras, la mentira es reaccionaria, es del demonio; la verdad es revolucionaria, es cristiana. ¿Qué quieren, la mentira o la verdad? ¡La verdad!

"Vamos a sacar el censo, por eso se va a entregar la tarjeta a cada beneficiario y con ella podrán ir a un banco, a un cajero, y van a poder sacar lo que les corresponde", detalló.

Reforma
Tampico, Tamaulipas
Miércoles 17 octubre 2018.

Página 1 de 12

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter