•    López Obrador lidera con el 46% de las preferencias electorales, seguido de Anaya con 26%; Meade, 20%; Zavala, 5%, y El Bronco, 3%.

•    En el norte del país ha crecido el respaldo para el tabasqueño, pues ahora cuenta con el 39%, frente al 17% que tenía en 2012.

El candidato presidencial de la coalición 'Juntos haremos historia' (Morena-PT-PES), Andrés Manuel López Obrador, cuenta con el 39 por ciento de la intención de voto en la región norte del país, 22 puntos por arriba de lo que tenía hace seis años, en junio de 2012, cuando las encuestas registraban 17 por ciento de apoyo al entonces candidato de la coalición PRD-PT-MC.

El giro favorable a AMLO en los estados del norte es el más marcado que se observa en todo el país, en tanto que en la región centro-occidente el morenista está 11 puntos arriba de su nivel de 2012, mientras que en el centro y el sur su apoyo es 15 y 18 puntos más alto, respectivamente.

López Obrador ha crecido en todo el país, pero su crecimiento más marcado es en el norte, región en la que venía en un distante tercer lugar hace seis años, muy lejos del 51 por ciento que registraba Enrique Peña Nieto en esos estados.

Así lo revela la más reciente encuesta nacional de El Financiero, realizada durante los últimos días de abril y primeros de mayo a 1,000 adultos. Para el comparativo con 2012 se consideró la encuesta coordinada por Alejandro Moreno en Reforma del 14 al 17 de junio de ese año.

Si bien López Obrador creció más en el norte, sus regiones más fuertes son el centro y el sur, donde cuenta con 54 por ciento de la intención efectiva de voto. El centro-occidente es su zona más débil, con 36 por ciento, ubicándose en empate estadístico con Ricardo Anaya, de la coalición 'Por México al Frente' (PAN-PRD-MC), quien suma 35 por ciento de las preferencias en esa región del Bajío.

En contraste, López Obrador aventaja al segundo lugar en el resto de las regiones, a Anaya en el norte y el sur, y José Antonio Meade en el centro.

De acuerdo con la encuesta, López Obrador cuenta con el 46 por ciento de la intención efectiva de voto en todo el país. Anaya aparece en segundo lugar, con el 26 por ciento y Meade en tercero con 20 por ciento. Las candidaturas independientes de Margarita Zavala y Jaime Rodríguez atraen a 5 y 3 por ciento, respectivamente.

Comparando la intención de voto de Ricardo Anaya con lo que tenía la panista Josefina Vázquez Mota en junio 2012, Anaya prácticamente tiene el mismo nivel de apoyo que la candidata tenía en el norte, el centro y el sur del país, pero el frentista la supera por casi 10 puntos en la región centro-occidente.

En lo que respecta al candidato de la coalición PRI-PVEM-Panal, la intención de voto a su favor es visiblemente menor en las cuatro regiones respecto a la que tenía Enrique Peña hace seis años, pero la mayor diferencia se observa en el norte del país, lo cual sugiere que lo que ha ganado AMLO en esa zona lo ha perdido principalmente el PRI.

Según el estudio, el porcentaje de electores que ya decidió definitivamente su voto aumentó de 42 a 51 por ciento entre marzo y mayo, mientras que los indecisos bajaron de 38 a 28 por ciento en ese mismo periodo. Por otro lado, el porcentaje de entrevistados que cree que López Obrador ganará las elecciones presidenciales subió de 37 a 44 por ciento.

METODOLOGÍA

Encuesta nacional con entrevistas cara a cara en vivienda realizada del 26 de abril al 2 de mayo a 1,000 electores en todas las entidades federativas. Las entrevistas se llevaron a cabo en 84 puntos seleccionados probabilisticamente con base a las secciones electorales del INE. La tasa de rechazo a las entrevistas fue de 47%. Con un nivel de confianza de 95%, el margen de error estimado es de +/- 3.1%. “Los resultados reflejan las preferencias electorales y las opiniones de los encuestados al momento de realizar el estudio y son válidos para esa población y fechas específicas”. Se entrega copia del estudio y sus características metodológicas al Instituto Nacional Electoral.

El Financiero
Alejandro Moreno
Ciudad de México
Jueves 17 de mayo de 2018.


Barbos Huerta manifestó que esta “estrategia del asedio” en su contra, es una clara muestra de la preocupación de Moreno Valle y sus candidatos ante su inminente derrota

El candidato a la gubernatura de la coalición "Juntos Haremos Historia", Luis Miguel Barbosa Huerta, criticó que el morenovallismo está asediado ante el crecimiento del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador y los abanderados a los diferentes cargos de elección de la coalición que representa.

A través de un mensaje en un video, el senador con licencia expresó que Moreno Valle se dio cuenta del error que cometió al designar a su esposa como la candidata a la gubernatura de "Por Puebla al Frente", a quien pretenden a toda costa proteger y llevarla al poder.

Barbos Huerta manifestó que esta “estrategia del asedio” en su contra, es una clara muestra de la preocupación de Moreno Valle y sus candidatos ante su inminente derrota, que ahora se valen de todo tipo de artimañas para frenar este paso ganador en el proceso electoral que vivimos.

"Hay una mayoría ciudadana y ahora el morenovallismo lo que está haciendo es utilizando todos los medios a su alcance, su poder económico, su poder en el control mediático para asediarme y piensan que me tienen asediado cuando el único asediado es Moreno Valle, refirió.

Señaló que los asediados son sus opositores que han perdido el camino de su estrategia policiaca, al tiempo de hacer un llamado a la sociedad a rechazar la guerra sucia contra la alianza "Juntos Haremos Historia" y las campañas de lodo.

En este escenario, insistió que la normalidad democrática está totalmente anulada en Puebla, en donde se pugna por una libertad absoluta de asociación, de expresión y de reunión en donde cada poblano debe de tener una libertad plena, para una transformación y cambio que termine con la monarquía en el poder.

Puntual
Evangelina Rosales Mayo
Ciudad de Puebla, México
Miércoles 16 de mayo de 2018.


La veracruzana ofreció una entrevista donde emitió sus opiniones sobre la vida política del país “Debe ser bien intenso eso de pedir abundancia a lo pendejo…

A México le falta educación, nos tienen idiotizados con lo que consumimos”, dijo Ana de la Reguera dio una entrevista a la revista Vanity Fair la cual fue publicada el día de hoy y en donde la veracruzana aprovechó el espacio para hablar de política, lo cual no es extraño pues la actriz desde sus redes sociales siempre se muestra al pendiente del acontecer político nacional, además expresa sus opiniones sobre la agenda del país.

Por una parte, la jarocha habló de la esposa del exgobernador de su entidad natal, Javier Duarte de Ochoa.

Cuando el medio preguntó a De la Reguera si le gustaría interpretar el papel de Karime Macias en alguna película respondió afirmativamente porque “debe ser bien intenso eso de pedir abundancia a lo pendejo”.

“Es un superpapel, ella es más turbia incluso que su mismo esposo. Bueno, es casi su ex, porque creo que ya le pidió el divorcio”, continuó.
Anuncios

Cuando le preguntaron si Andrés Manuel Lopez Obrador sufría de alucinaciones, ella respondió que, por el contrario, AMLO “es la persona más cuerda del país”; sin embargo, reconoció que no es un buen político porque no sabe negociar.

“Es un mal político es un hecho, porque no sabe negociar. Entiendo que a mucha gente le da miedo porque todo es blanco o negro con él, y es que le falta aprender a entrarle al juego de la política”, aseveró
Anuncios

Finalmente, la artista expresó su opinión sobre lo que, a su consideración, le falta a México: “Educación. Por eso como veracruzana me interesa que mi fundación crezca y este evento de La Subasta Glenmorangie es una gran oportunidad.

Nos tienen idiotizados con lo que consumimos. El problema de México se resolverá a largo plazo”.

Argumento Politico
Ciuidad de México
Domingo 13 febrero 2018.


Martha Erika declina a ir a debate entre candidatos convocado por el Consejo Coordinador Empresarial

Ajalpan. - Como "mañoserías" calificó Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia de México por la coalición "Juntos Haremos Historia", la campaña que se ha extendido en el estado para promover el voto en contra de su abanderado a la gubernatura, Luis Miguel Barbosa Huerta.

Durante su segunda gira de campaña por Puebla, López Obrador se abstuvo de defender al senador con licencia, minimizando sólo con expresiones faciales, las acusaciones hechas en su contra por el PRI y el PAN sobre su supuesto estilo de vida de lujos, sin embargo, lo respaldó asegurando que él será el próximo mandatario estatal.

En el mitin, el candidato presidencial aseveró que Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato de la coalición "Juntos Haremos Historia", ganará la gubernatura del estado por 30 puntos de ventaja, los mismos con los que él también se impondrá.

Martha Erika rechaza asistir al encuentro de candidatos de la iniciativa privada

Afirma que recibirá al presidente de su partido Damián Zepeda y encabezarán eventos en Puebla y en Cholula

Por una visita que hará a Puebla el líder nacional del PAN, Damián Zepeda, la candidata a la gubernatura por la coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso Hidalgo, informó que no asistirá el próximo lunes al encuentro con aspirantes a Casa Puebla que están organizando empresarios, universidades y organizaciones de la sociedad civil.

Refirió que no había informado sobre su asistencia a este ejercicio a realizarse en la Universidad Iberoamericana porque aún no le habían confirmado a ella si el dirigente nacional de su partido visitaría el estado.

"No se ha confirmado la asistencia, precisamente hoy en la mañana nos avisaron que viene el presidente de mi partido, de Acción Nacional, Damián Zepeda, a un evento importante en Puebla y otro grande en San Andrés Cholula, por el no habíamos confirmado porque de alguna manera estábamos esperando saber si confirmaba o no, hoy ya confirmó y lo más probable es que no pueda asistir al evento organizado por el Consejo Coordinador Empresarial y el Consorcio", dijo.

El Sol de Puebla
Aldo Miguel
Ajalpan, Puebla, Mx.
Viernes 11 de mayo de 2018.


El autor de 'Vecinos distantes' reflexiona desde París sobre la actualidad de México, donde trabajó como corresponsal más de una década


Alan Riding vive físicamente en París, pero no despega su cabeza de México, donde trabajó como corresponsal entre 1971 y 1984 para The Financial Times, The Economist y The New York Times. Sus análisis y reflexiones son de alguien que sigue casi al milímetro la actualidad mexicana pese a la distancia. “Tengo una fascinación, un amor, una obsesión por el país”, admite por teléfono desde Francia el autor de Vecinos distantes, una radiografía clave para entender México, un libro del que se publicaron 6.000 ejemplares en una primera tirada y llegó a vender más de 250.000.

“Hablar de México es igual de complicado que describir cómo son las nubes que hay encima de mi casa ahora mismo: un poco de azul, de gris, pero también partes negras…”, bromea Riding, nacido hace 74 años en Brasil, donde también fue corresponsal. Desde que se fue de México, ha regresado como periodista para las elecciones de 1988, el levantamiento zapatista de 1994 o los comicios de 2000, en los que el PRI salió derrotado por primera vez en 70 años. Ahora medita viajar para el 1 de julio. “He tratado de volver en momentos claves y siento que este va a ser otro”.

Pregunta. ¿Por qué piensa que será especial?

Respuesta. De alguna forma está ocurriendo como con Lula en Brasil, que fue candidato muchas veces antes de ganar. El país tenía que pasar por Lula. Él fue lo suficiente hábil, como exsindicalista acostumbrado a negociar, para lograr un equilibrio entre las políticas sociales progresistas y el cuidado de los intereses de la economía y la empresa privada. No sé si López Obrador tenga esa capacidad de negociar y llegar a acuerdos, porque ha sido un político toda la vida. Siento que el momento de un cambio drástico que sacuda al sistema ha llegado. Quién sabe las consecuencias. Pero hay una lógica: después de tantos años de promesas de cambios sociales que no han llevado a nada, en los que la pobreza y la violencia siguen, se trata de probar otro modelo. No sé si lo tiene en detalle, pero la idea ofrece una alternativa. Si ganara el PRI o el PAN uno puede anticipar más de lo mismo. Su momento ha llegado. Habrá que ver si es una opción o México está condenado a lo mismo siempre.

P. ¿Ve algo de Lula en López Obrador?

R. El discurso de Lula era bastante radical como candidato. En un momento parecido a este, en el 2002, había pánico, cayeron los mercados, los bonos, porque la opción radical iba a llegar. En México, hay un grado de pánico entre la clase política tradicional y la empresarial. La única duda es si López Obrador sabrá negociar para evitar confrontaciones. Una confrontación política fuerte va a derrumbar la economía mexicana. Su desafío será gobernar, avanzar con su programa sin una confrontación que afecte a la economía. Eso parece mágico, ¿no?

P. Más de 30 años después de la publicación de Vecinos distantes, ¿qué siente que es lo más vigente del libro?

R. Yo llegué a México en 1971, en un momento de cierto optimismo. Tal vez por inocencia pensé que en 10 años habría progreso, que en 20 habría más… Escribí el libro con pesimismo, había situaciones entre la estructura social y política que impedían cambios fundamentales. El libro se publicó en 1985, coincidiendo con la gran crisis económica mexicana. Aquella crisis marca la ruptura de una especie de contrato entre el PRI y las clases medias. Un pacto por el que las clases medias no se metían en la política y el Gobierno garantizaba un aumento regular y permanente del nivel de vida. Se podría decir que los chinos han adaptado el modelo mexicano: un partido único, autoritario, retórica revolucionaria… Entonces, ¿hasta qué punto se va a mantener un sistema que no funciona bien, que no satisface a la población? A mí me apena llegar a México casi 50 años después de mi primera vez y seguir viendo tanta pobreza. Pero, ¿hay capacidad de cambiar? Es la eterna palabra: cambiar, cambiar, cambiar…

P. ¿Cuál es el cambio más profundo que siente que ha habido en este tiempo?

R. México empezó a cambiar en 1997, cuando el PRI perdió el control del Congreso. Luego, la verticalidad del poder, que durante muchas décadas garantizó la estabilidad de México, se rompió. La falta de control central en un país habitado al centralismo ha producido un grado de caos y de falta de gobierno, e inevitablemente un desencanto con la democracia. Mucha gente pensó que pasar a elecciones libres era lograr una democracia, pero falta mucho para eso. La corrupción también ha cambiado.

P. ¿En qué sentido?

R. La corrupción no se puede separar ahora del narcotráfico, un fenómeno que no era importante cuando escribí el libro. Antes era esencialmente marihuana y una pequeña parte de amapola. El tránsito de la cocaína cambió todo el sistema. El “plata o plomo” de Colombia con los policías y jueces también ha llegado a México. Mucha gente prefiere plata, aunque haya mucho plomo. Uno se pregunta, como fue el caso de Colombia, hasta qué punto el narcotráfico está metido en las campañas, sobre todo en las locales. Hay que ver si los narcos tienen candidatos.

P. ¿Qué cree que va a marcar esta elección?

R. El desencanto con el PRI es total, parece que va a perder en todos lados. Hay que ver por qué, si porque es corrupto en los Estados, porque no ha podido atajar la violencia... El desencanto con la democracia se ve en toda América Latina. La democracia no es un tema esencial para definir el voto, como la seguridad, el trabajo o comer y poder vivir, todos esos elementos que usted y yo tenemos antes de preocuparnos por ver quién será el presidente. Uno se pregunta si una victoria de López Obrador y de Morena, un partido creado por y para una persona, logrará tener un impacto en todo el país. No es impensable que a medio plazo Morena, si consigue un Gobierno eficaz, se vuelva un nuevo PRI y absorba todas sus estructuras. Me recuerda a Lula y el Partido de los Trabajadores, que era un pequeño grupo y fue con el tiempo absorbiendo y absorbiendo… Tal vez México necesita eso para funcionar.

P. Usted cubrió México en una época en la que el PRI era el partido hegemónico. ¿Cómo ve su evolución?

R. Peña Nieto prometió un nuevo PRI, pero el PRI demostró ser como el alacrán, que solo sabe actuar de una misma forma. Es impresionante. Pese a las muchas crisis que ha habido, nunca se ha visto un presidente tan poco popular como él. También se le pone en evidencia porque hay una libertad de prensa. Claro que hay presiones y sobres, como siempre… Una de las cosas que tendrá que enfrentar López Obrador si vence es a una prensa crítica. Va a ser un elemento para medir su autoritarismo.

P. En su libro mantenía que México y Estados Unidos son los vecinos que menos se entienden de todo el mundo. ¿Cree que sigue siendo así?

R. Tienen un presidente que está obsesionado consigo mismo. Mire lo que ocurre con el TLC, que un día dice que es un desastre y al otro que se va a llegar a un acuerdo. Nunca sabes lo que va a ocurrir con Trump. Siento que hay poco espacio en la agenda para México y para América Latina. California, los Estados fronterizos, sí entienden más a México. Pero a nivel del Gobierno de Washington nunca ha habido mucho interés. Ese es el problema.

El País
Javier Lafuente
Ciudad de México
Sábado 5 de mayo de 2018.


Por Kirk Semple y Marina Franco

Ciudad de México — El mensaje comenzó a circular a principios de año y encendió alarmas en Facebook, Twitter, WhatsApp y otras plataformas: millones de mexicanos tenían apenas unos días para volver a registrarse o retramitar su credencial de electores si querían votar para presidente.

Excepto que no era verdad.

No queda claro cuál fue el origen del rumor. Pero, más allá de si se trataba de un intento de socavar al sistema electoral o tan solo un esfuerzo erróneo de compartir información de interés, el enojo y la incertidumbre que generó el mensaje fueron apenas una primera muestra de una batalla de desinformación que ha afectado la disputa electoral en México.

“Sí va a ser decisivo lo que van a hacer en redes las campañas, en todos los niveles”, dijo Carlos Merlo, socio directivo de Victory Lab, empresa de publicidad y mercadotecnia que ha creado plataformas para esparcir noticias falsas o viralizar temas. Según Merlo, la estrategia digital influirá enormemente en el resultado electoral, tanto al dar a conocer y promover a candidatos como a modo de herramienta ante la desinformación.

Hay mucho en juego en la votación del 1 de julio: más de 3400 cargos electivos a niveles local, estatal y federal, que la convierte en la elección más grande en la historia del país. La joya de la corona es la presidencia, disputada por cinco candidatos que buscan remplazar al presidente Enrique Peña Nieto para el próximo mandato de seis años.

Y las noticias falsas se han esparcido con rapidez. Los aspirantes al cargo han hecho acusaciones cruzadas en las que señalaron a los demás de contratar a provocadores en línea o de usar herramientas de promoción automatizada, como bots, para inundar las redes sociales con mensajes que buscan influenciar a los votantes o engañarlos.

Además, en momentos en que el tema sigue siendo investigado en Estados Unidos por la campaña presidencial de 2016, han surgido acusaciones de interferencia rusa en la contienda mexicana.

El entonces asesor de seguridad nacional estadounidense, H. R. McMaster, declaró en diciembre que había “primeros indicios” de que el gobierno en Moscú quería influenciar en el voto mexicano, pero no dio detalles.

Los funcionarios mexicanos dicen que no han encontrado señales de esta intervención ni han recibido pruebas de sus contrapartes estadounidenses, mientras que las autoridades rusas han negado actividades de este tipo.

Enrique Andrade, consejero del Instituto Nacional Electoral, dijo que el organismo estaba atento al hecho de una posible interferencia. “Sí pensamos que está latente la posibilidad y estamos preparándonos para que no afecte el desarrollo del proceso”, dijo.

Algunos analistas opinan que, si existiera una injerencia rusa, estaría orientada a tratar de polarizar más al electorado. Afirman que el Kremlin ve en la figura de Andrés Manuel López Obrador, quien encabeza las encuestas con la coalición Juntos Haremos Historia y quien tiene un tono más antagónico hacia Estados Unidos, una figura clave para esas pretensiones.

Manuel Cossío Ramos, quien se dedica a hacer estrategia e inteligencia política digital, asegura haber encontrado huellas rusas en intentos de dirigir el tráfico en redes con respecto a temas electorales, con López Obrador como el tema principal. Cossío Ramos no está afiliado a ninguna campaña, pero reconoce que no tiene particular simpatía por López Obrador.

Cossío Ramos afirma que, con una herramienta de análisis digital llamada NetBase, encontró en abril 4,8 millones de entradas sobre López Obrador que fueron publicadas en redes o en sitios de noticias por usuarios ubicados fuera de México. Según su análisis, cerca de un 63 por ciento de los artículos revisados serían provenientes de Rusia y el 20 por ciento de Ucrania.

Al hacer búsquedas similares para los otros candidatos, Ricardo Anaya (de la coalición Por México al Frente) y José Antonio Meade (de la coalición Todos por México), Cossío Ramos sostiene que encontró que la gran mayoría de las discusiones sobre ellos provenientes del extranjero tenía su origen en Estados Unidos y solo el 4 por ciento en Rusia.

Sin embargo, otros consultores digitales con distintas herramientas afirman que no encontraron evidencia de actividad similar en redes sociales por parte de Rusia y no fue posible verificar de manera independiente las afirmaciones de Cossío Ramos.

Integrantes de la campaña de López Obrador han desestimado las aseveraciones hechas por Cossío Ramos debido a sus tendencias políticas y también han descartado las denuncias de interferencia rusa.

El mismo López Obrador ha recurrido a la sátira y la burla ante tales acusaciones. Publicó un video en el que aparece en un puerto del estado de Veracruz en espera de, según dice, “el submarino ruso” con “el oro de Moscú” y en el que anuncia que su nombre ahora es “Andrés Manuelovich”.

Entre otras noticias falsas que han ganado cierta relevancia desde el inicio de la campaña está la afirmación de que el papa Francisco se pronunció en contra de López Obrador y criticó su ideología. Se trata de una invención: fue desmentido por Verificado 2018, proyecto dedicado a denunciar e investigar noticias falsas y el uso engañoso de información durante las campañas.

Otra afirmación, también desmentida por Verificado, decía que Anaya —segundo en las encuestas— tenía vínculos familiares estrechos con el gabinete de Peña Nieto y con un expresidente del partido gobernante y, por lo tanto, estaba confabulado con el gobierno actual.

Una reforma electoral aprobada en 2007 estableció mayores regulaciones para la compra de espacios publicitarios de campaña y, según analistas, con ello propició que gran parte de la pulseada política más agresiva se trasladara a las redes. Esa batalla se vio con fuerza en la elección de 2012.

Un desarrollador web, Iván Santiesteban, halló que se usaron 20.000 bots en el mes y medio previo a la jornada electoral, con el fin de crear conversaciones en línea favorables al eventual ganador, Peña Nieto. (Algunos incluso los apodaron Peñabots).

El coordinador de mercadotecnia de esa campaña, Aurelio Nuño —después secretario de Educación y actualmente coordinador de campaña de Meade— llegó a admitir en ese entonces que sí hubo “voluntarios organizados para apoyar la campaña” y que su estrategia estaba abocada a “combatir comentarios negativos en las redes y con ello posicionar los positivos”.

Desde 2012 el público mexicano en línea no ha hecho más que crecer. El último censo señala que hay unos 71,3 millones de usuarios de internet, en comparación a los 40,9 millones en 2012. Al mismo tiempo, las campañas se han volcado mucho más al mundo digital.

“De aquí en fuera la batalla va a ser en redes sociales”, indicó Javier Murillo, cofundador y director de la consultora digital Metrics.

Con el uso de herramientas algorítmicas propias, Murillo dijo que encontró que un 27 por ciento de las publicaciones sobre la elección en Facebook y Twitter en el plazo de un mes fueron generadas por troles y bots.

Los consultores digitales que dirigen o trabajan con las campañas de los tres principales candidatos —López Obrador, Anaya y Meade— negaron estar utilizando estos métodos o compartiendo noticias falsas.

“La estrategia digital y las redes sociales ya son una parte central de los cuartos de guerra”, dijo Juan Pablo Adame Alemán, exdiputado y coordinador de redes para Anaya. “Pero no vemos beneficios de inflar temas o de querer siempre posicionar etiquetas” con bots o troles.

Juan Pablo Espinosa de los Monteros, quien trabajó en la estrategia digital de la coordinadora de campaña de López Obrador, Tatiana Clouthier, dijo que quien dedique “dinero, recursos y esfuerzos” para bots o troles no hace más que malgastar. Y Alejandra Lagunes, encargada de la estrategia digital de la campaña de Meade, sugirió que no cumplen con propósito alguno, pues en vez de ayudar “hacen más difícil conocer las verdaderas opiniones de las personas”.

Como parte de un intento de adelantarse a los efectos que puedan tener estas cuestiones durante la jornada electoral del 1 de julio, las autoridades electorales mexicanas hicieron un arreglo con Facebook, Twitter y Google para contrarrestar las noticias falsas y, en cambio, volver virales los datos verídicos. Facebook, como parte de este acuerdo, ha publicado desplegados en los principales periódicos con diez consejos para detectar noticias falsas.

Una preocupación particular para los funcionarios es que los rumores podrían generar dudas sobre el sistema, como sucedió con la noticia falsa acerca del registro de votantes.

“Es la que más nos ha preocupado”, dijo Andrade, del Instituto Nacional Electoral, “pero apenas nos estamos acercando a la parte más delicada de la campaña, hacia la jornada”.

The New York Times
Kirk Semple y Marina Franco
Ciudad de México / CNY, EU.
Jueves 03 de mayo de 2018.


La firma considera que en 2019, con una posible Presidencia de López Obrador, habría un repunte en el crecimiento económico en el país.


El cambio de aires que tendrá el país con la victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como presidente revigorizará el consumo interno y acelerará el crecimiento económico de México, una vez que pondrá fin al ciclo de austeridad en el gasto público de la actual administración, estimó BMI Research.

La firma, que es miembro de la agencia calificadora Fitch Ratings, elevó su pronóstico de crecimiento de México para este año, de 2.1 a 2.3 por ciento.

El escenario de BMI Research para el 2019 contempla que la inversión pública directa y el gasto social en los pobres, que tienen tasas de ahorro muy bajas, probablemente tendrán grandes multiplicadores fiscales, lo que aumentará el consumo.

“En 2019 esperamos un mayor repunte en el crecimiento, impulsado por el retorno de la inversión, el crecimiento en el sector extractivo y la expansión fiscal bajo los auspicios de la presidencia de AMLO”, indicó. (10/04/2018)

El Financiero
Leticia Hernández
@ElFinanciero_Mx
Ciudad de México
Domingo 29 de abril 2018.


El exsecretario de Luis Donaldo Colosio y ex vocero de Vicente Fox, aseguró que en caso de ganar, AMLO tendrá el objetivo de entregar un país en paz y tranquilidad para 2024. Aclaró que la amnistía solo se implementará si es aceptada tras una reflexión social y de especialistas.

La tarde de este martes, el Doctor Alfonso Durazo ofreció una conferencia de prensa en el Colegio de México (Colmex) para plantear la Estrategia de Seguridad del candidato presidencial de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador.

Durazo, quien trabajara como secretario particular de Luis Donaldo Colosio y fuera vocero presidencial de Vicente Fox, se perfila como el secretario de Seguridad Pública de López Obrador, en caso de que éste gane la presidencia.

Durante su participación en el Seminario sobre Violencia y Paz, celebrado en el Colmex, destacó la crisis de seguridad que atraviesa el país en la actualidad. Según Durazo, datos del Inegi revelan que al año se cometen 31 millones de delitos, de los cuales el 99% quedan impunes.

Argumentó que en los últimos 12 años, el gobierno federal “ha gastado más en seguridad y nos ha ido peor (…) hemos llegado a cifras como los 78 homicidios dolosos al día cifra que, según especialistas, no se acercan a la situación real de violencia que padece el país.

Subrayó que acciones como la detención de los llamados “objetivos prioritarios” no se ha reflejado en el mejoramiento de la seguridad. Aunado al rechazo del 80% de la ciudadanía hacia las fuerzas policiacas en sus tres niveles.

Por razones como esta es que considera “necesario un cambio en la estrategia de seguridad del país”, mismo que ofrece el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

La Estrategia de Seguridad de AMLO, parte de algunas premisas, dice Alfonso Durazo, centradas principalmente en la pobreza y en el desarrollo de una política social.

“Algunos de los ejes que planteamos en la estrategia son los siguientes”:

Se hará uso de la fuerza en un marco de legalidad, principios democráticos y respeto a los derechos humanos. Jamás será utilizada para reprimir a la ciudadanía.

Se erradicará la corrupción, pues hoy en día el crimen organizado avanza de la mano de la autoridad. No hay corrupción policial sin corrupción política.

Habrá un salario digno y unificado para todas las corporaciones y los recursos surgirán de los ahorros provenientes de un programa de austeridad y optimización de recursos.

En tanto que los objetivos serán:

Cerrar el ciclo de guerra.

Recuperar la confianza de la sociedad en los cuerpos de seguridad.

Entregar un país en paz y tranquilidad en 2024.

Y las propuestas se centrarán en tareas de inteligencia:

Creación de la Universidad de la Seguridad Pública.

Rediseño de la carrera policial para que responda al nuevo sistema de justicia penal.

Concentrar todas las tareas de inteligencia en un solo órgano superior de inteligencia.

Reactivar la plataforma México (Red nacional que alberga las bases de datos criminalísticas y de personal de Seguridad Pública).

Sellar fronteras y puertos para evitar trasiego de drogas.

Tras presentar los puntos medulares de la Estrategia de Seguridad de López Obrador, Alfonso Durazo ofreció una ronda de preguntas y respuestas donde abordó otros temas como la propuesta de amnistía que planteó el tabasqueño y que según él “ha sido desvirtuada” por sus principales contrincantes.

“El objetivo de la amnistía es cerrar el ciclo de violencia sin pasar por la impunidad (…) la amnistía solo puede ser producto de una ley, no hay decisiones unilaterales”, comentó.

También aseguró que antes de convertirse en realidad, la amnistía “tendrá que pasar por una iniciativa de ley que surgirá de una gran reflexión social y necesariamente tendrá que consensuar la postura de ciudadanos y especialistas”.

Dicha iniciativa de ley, aseveró, tendrá que responder a todos los acuerdos internacionales firmados por el Estado mexicano en materia de derechos humanos.

“Además es absurdo pensar que violadores o grandes narcotraficantes se verán beneficiados con ella”, como algunos lo han asegurado, agregó.

De la misma forma fijó su postura respecto a la Ley de Seguridad Interior, tema en el que dijo que no están de acuerdo con los términos de la ley, pues “otorga excesos al presidente y a los integrantes de las Fuerzas Armadas, poniendo en riesgo los derechos humanos de los ciudadanos tal y como los expertos y organizaciones han señalado”. Sin embargo, comentó que respetarán la decisión que la SCJN tome en torno al tema.

Al ser cuestionado sobre el caso Ayotzinapa respondió que parte de su estrategia será crear una “auténtica comisión” con participación de organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales para saber qué sucedió, quiénes fueron los responsables y cuáles serán las sanciones.

“Los familiares de los estudiantes de Ayotzinapa tendrán, sin duda alguna, respuesta”, finalizó.

En el tema de las autodefensas y las policías comunitarias destacó que, entre otras cosas, un gran causante para el surgimiento de ellas es el bajo número de policías en el país. “Actualmente hay 1.8 policías por cada mil habitantes en el país; cuando internacionalmente se recomienda que sean, al menos, 2.8 policías por cada mil”.

No especificó si la administración de Andrés Manuel permitiría la existencia de estas fuerzas independientes, se limitó a comentar que “serán respetuosos de las poblaciones que se rigen por usos y costumbres”.

Ligado a esto, comentó que en las zonas donde existe un abandono por parte del Estado y sus instancias de seguridad se fortalecerán los programas sociales y también los programas de seguridad.

Durazo finalizó su participación en el Colmex señalando que hoy en día uno de los más graves problemas en México, aunado a la violencia, es la corrupción, la cual, según datos del Banco Mundial, le costó a México en 2017, 906 mil millones de pesos.

“En el 2000 con la salida del PRI de los Pinos estábamos en el lugar 53 del ranking mundial de corrupción, en el 2006 alcanzamos el lugar 70, para el 2012 llegamos al 100 y en 2018 estamos en el 134. Y a pesar de esto son muy pocos los políticos corruptos que están en la cárcel”, acotó.

A inicios de año, Andrés Manuel López Obrador, aún como precandidato de su coalición; anunció su estrategia en materia de seguridad. En aquél momento planteó cinco puntos: un cambio de estrategia; desarrollo económico; la creación de un Mando Único; recuperación de la Secretaría de Seguridad Pública, y la formación de una Guardia Nacional. Nombrando como responsable del proyecto a Alfonso Durazo; mientras que Alejadro Gertz Manero y Marcos Fastlicht serían sus colaboradores.

A estos puntos, que no fueron ahondados este martes, se suman los planteamientos presentados hoy por el exsecretario de Colosio.

La Estrategia de Seguridad se presentó el 20 de noviembre, dentro del Proyecto de Nación, pero con el paso de los meses la han complementado. Será hasta finales de mayo cuando se presente un documento final que servirá para elaborar el Plan de Gobierno en materia de seguridad en caso de que la coalición Juntos Haremos Historia logre la victoria.

Animal Político
Agustín Salgado
Ciudad de México
Viernes 27 de abril de 2018.

   
Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, afirmó que el gobierno federal de Enrique Peña Nieto utiliza a Carlos Slim para frenar el crecimiento de su candidatura rumbo a la Presidencia y dijo que el empresario defiende sus intereses al hablar a favor de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, escribió El Universal.

"Lo están utilizando para tratar de contrarrestar el avance de nuestro movimiento, pero no les va a funcionar. La gente ya decidió de que no va haber corrupción en México y ya decidió acabar con el bandidaje oficial.

"Seguramente le pidieron que saliera a dar esa conferencia, seguramente Peña Nieto o Carlos Salinas, pero no me preocupa mucho, no tengo pleito con él ni con nadie y es amor y paz", afirmó.

En entrevista a medios luego de un evento en esta ciudad, el tabasqueño dijo que Slim es un hombre de negocios y está defendiendo sus intereses, "pero yo voy a ser presidente de México y voy a defender los intereses del pueblo de México”.

Esto luego de que Carlos Slim ofreció una conferencia de prensa donde defendió la construcción del NAIM en el Lago de Texcoco.

El tabasqueño dijo que cuando sea Presidente electo buscará a Slim y demás empresarios para convencerlos de frenar el mega proyecto.

"Claro que está hablando (Slim) por sus inversiones, porque son cuatro contratistas principales: es Carlos Slim, Hipólito Gerard, que es cuñado de Carlos Salinas, pero son cuatro nada más.

"Los voy a buscar cuando sea presidente electo a todos porque los voy a convencer. Voy a buscar a todos estos empresarios y contratistas para convencerlos de que podemos resolver el problema de la saturación del aeropuerto con mucho menos dinero, haciendo dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía", indicó.

Sin embargo, sostuvo que si Carlos Slim dice que el NAIM es un buen negocio, que lo haga con su dinero.

"Si lo hace con su dinero se le puede dar la concesión, si él considera que es buen negocio que lo constituya con su dinero y se le da la concesión.

"Quieren asustar diciendo que va a generar incertidumbre económica y financiera. Y según esa lógica, para que no haya incertidumbre, hay que aceptar la corrupción, pero no. Yo no soy ni seré cómplice de la corrupción", aseveró.

Aclaró que no es negocio para los mexicanos, pero si es negocio para un pequeño grupo, los contratistas, ellos sí van a ganar mucho pero el país no tiene presupuesto para financiar una obra faraónica.

El Diario de Juárez
Ciudad de México
Lunes 16 abril 2018.


“Ni juntos los tres candidatos nos alcanzan”, presumió el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, en el inicio del recorrido que este sábado realizó por tres ciudades del corredor industrial guanajuatense gobernadas por el Partido Acción Nacional.

El tabasqueño recordó que hace exactamente 13 años fue desaforado –con intervención del entonces presidente Vicente Fox Quesada, como él mismo lo ha reconocido– “porque no querían que yo fuera candidato en el 2006, no querían que apareciera mi nombre en la boleta”.
 
Fue el pueblo el que lo salvó, dijo. “El pueblo es mucha pieza y pude participar, y luego en el 2012 y ahora en el 2018 porque la tercera es la vencida”.

Este sábado se dijo en una ventaja que “hace muy difícil un fraude”, frente a la candidata independiente Margarita Zavala; el abanderado de Por México al Frente, Ricardo Anaya y José Antonio Meade, de la coalición Todos por México.

El recorrido de López Obrador comenzó en Irapuato, continuó en San Francisco del Rincón y terminó en León, y en cada plaza estuvo con López Obrador el candidato de la coalición a gobernador, Ricardo Sheffield Padilla, quien con sus veintitantos años de militancia panista en el pasado –tres de ellos como presidente municipal de León– levantó una y otra vez la mano al aspirante presidencial, su amigo, y describió a un PAN en el gobierno “que ha venido corrompiéndose, particularmente en los últimos seis años, no tienen llenadera..”.

“Todos los días, Andrés Manuel, tenemos muertos en este estado. Nos vamos a tomar muy en serio este grave conflicto que hoy singularmente se sufre en Guanajuato”, aseguró el candidato a gobernador.

En la plaza principal de Irapuato, el arranque del mitin fue la bienvenida a cargo del senador expriista Miguel Ángel Chico Herrera, ahora candidato a diputado federal por Morena, quien habló de una ciudad y un estado destrozados por la inseguridad.

“¡Presidente, presidente, presidente!”, coreó la gente cuando se anunció a López Obrador.

“Que se oiga bien y que se oiga lejos, nosotros siempre vamos a ser respetuosos de las religiones… en este movimiento hay millones de católicos, millones de evangélicos, de todas las denominaciones y libre pensadores, somos respetuosos de las libertades de creencia, y en lo que a mí corresponde me atengo a lo que decía Ignacio Ramírez, “El Nigromante”: yo me hinco donde se hinca el pueblo; yo respeto la religión del pueblo”, comenzó su mensaje López Obrador, quien esperó a que las campanadas de las 12 del mediodía del templo aledaño lo dejaran hablar.

Esta introducción le sirvió para describir a quienes siguen a la coalición y a su candidatura como “un gran movimiento amplio, plural, incluyente, de todas las clases sociales, de todos los sectores, de todos los partidos, no nada más la alianza Morena-PES-PT; aquí también están participando militantes del PRI, del PAN y de todos los partidos que quieren un cambio verdadero”.

El candidato presidencial también reclamó desde el templete en Irapuato al consejo del Instituto Electoral del Estado (IEEG), al que responsabilizó de trabar el registro de las y los candidatos de Morena y la coalición, mientras a los del PAN “los registraron en paquete”.

Tanto en esta plaza como en la de León, donde cerró el itinerario del sábado, el candidato también tachó de cacique al gobernador Miguel Márquez y le exigió dar cuentas sobre la reciente adjudicación directa que por decreto hizo para concesionar la construcción de una autopista a una constructora filial de Grupo México, que se publicó en el Periódico Oficial del Estado el Jueves Santo, día de asueto oficial.

“No crean que quedará como borrón y cuenta nueva”, advirtió al anunciar que de ganar la presidencia, regresará al estado y pedirá cuentas.

Al responder a preguntas de los medios, Andrés Manuel López Obrador exhortó al presidente estadunidense a modificar su posición con respecto al envío de tropas a la frontera con México, rectifique y deje de amenazar a México.

“No hay ningún riesgo en la frontera sur; o está mal informado el presidente Trump o es un asunto creado exprofeso para hacer propaganda al interior de Estados Unidos con miras a la reelección”, sostuvo.

Proceso
Verónica Espinosa
Irapuato/León, Gto.
Domingo 8 de abril 2018.

Página 1 de 6

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter