Con un manifiesto de propuestas de gobierno, entre ellas la amnistía para conseguir la paz, Andrés Manuel López Obrador se registró este martes como precandidato a la Presidencia de la República.

No hubo documentos ni solemnidad de por medio. Sólo por Yeidckol Polevnsky, después del mensaje que dio el tabasqueño, se supo que éste habría entregado su renuncia a la presidencia de Morena, y que por la mañana envió los documentos que conforme a las normas de ese partido eran exigibles para su registro.

A la manera de los decálogos de Enrique Peña Nieto, el exjefe de gobierno capitalino prometió, dando por hecho que ganará la elección de julio próximo, que establecerá a plenitud un estado democrático de derecho.

También que descentralizará el gobierno federal, enviando prácticamente al menos una dependencia a cada entidad federativa, y en la Ciudad de México mantendrá sólo la Presidencia, así como las secretarías de Hacienda, Gobernación, Defensa Nacional, Marina y Relaciones Exteriores.

El mensaje, pronunciado en un salón de fiestas de la colonia Roma, incluyó diferentes propuestas, como revertir la reforma educativa, incrementar la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex), reactivar el campo e implementar diferentes programas sociales, tales como un programa de empleo para jóvenes y aumentar los apoyos para adultos mayores.

Entre dichas propuestas destacó algunas en las que ha insistido en días pasados, como la de no incrementar impuestos y, la más polémica, ofrecer amnistía a infractores, pues –sostuvo– hará todo lo necesario para conseguir la paz.

Al respecto, López Obrador añadió que realizaría una consulta especialmente con las víctimas, y reiteró su planteamiento de reagrupar a las Fuerzas Armadas en una Guardia Nacional.

En materia de seguridad el tabasqueño no escatimó en tiempo y recitó una numeraría de la violencia para luego comprometerse a encabezar cada día el gabinete de seguridad, como, dijo, lo hacía en la jefatura de Gobierno.

Como suele ocurrir con sus mensajes, López Obrador recurrió a una expresión religiosa, “predicar con el ejemplo”, para plantear que la corrupción se va a acabar.

En 20 minutos el discurso terminó y el precandidato abandonó el salón, despidiéndose apenas de algunos de los asistentes, entre quienes se encontraban integrantes del comité nacional de Morena, así como servidores públicos, destacadamente el delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal; el senador Miguel Barbosa y Claudia Sheinmbaum, entre otros.

Proceso
Arturo Rodríguez García
Ciudad de México
Martes 12 diciembre 2017.


El empresario encargado de desarrollar la propuesta de plan de gobierno de Andrés Manuel López Obrador reflexiona sobre la candidatura del líder de Morena y asegura que la seguridad es la principal preocupación

Alfonso Romo (Ciudad de México, 1950) se embarcó a principios de año en una empresa completamente distinta de las que ha dedicado prácticamente toda su vida profesional. El dos veces candidato presidencial y líder del izquierdista Morena, Andrés Manuel López Obrador, le encargó desarrollar las líneas maestras de su plan de gobierno, en caso de que venza las elecciones de julio del próximo año como apuntan todas las encuestas. El documento, que se presentó hace dos semanas en un multitudinario acto en el Auditorio Nacional, "es el resultado de todos los Méxicos, de todas las regiones", celebra Romo en una entrevista con este diario.

A la espera de que se concrete el próximo jueves el Gabinete con el que contará en caso de ganar la elección —se sabe que será paritario y contará con miembros jóvenes, ausentes en el acto del Auditorio—, los focos se centran sobre López Obrador después de que sugiriera la posibilidad de amnistiar a los líderes del narcotráfico, unas declaraciones que, en opinión de Romo, se han sobredimensionado. "No se trata de perdón y ya. Lo que dijo es que iba a buscar todas las alternativas, teniendo en cuenta la opinión de las víctimas, para pacificar el país. Estamos poniendo los temas de frente. ¿Por qué no les gusta? Porque ha sido un fracaso la política de los últimos años. Si vemos las estadísticas de deuda, las muertes, la corrupción, queda claro que el peligro para México es seguir como vamos. No hay que engañarse, no estamos bien", asegura el empresario.

"El problema no es ya si Andrés Manuel es Chávez o no, eso me da flojera, por ahí no va. Lo que más preocupa al país, a los empresarios, nacionales y extranjeros, es la seguridad", incide Romo. "Yo creo que hay un 40% del terreno que no está produciendo: Tamaulipas, Veracruz, Guerrero… si seguimos, nos asustamos. Y no se trata solo de parar al narcotráfico, hay que abordar la pobreza, la falta de oportunidades. Probablemente la declaración de Andrés Manuel es sorpresiva, pero hay que poner el problema encima de la mesa", completa, antes de recordar la figura del expresidente colombiano Álvaro Uribe, a quien continuamente se refiere. "Lo respeto mucho, él cambió el curso de Colombia dando seguridad física y jurídica, los dos pilares de Andrés Manuel".

Junto a la violencia, el otro problema que más preocupa a los mexicanos es la corrupción, ante la cual el encargado de trazar las bases del plan de Morena se muestra enfático. "El Sistema Nacional Anticorrupción está muy bien, pero hay que cumplirlo. Si acordamos un fiscal independiente, que lo sea. El poder ejecutivo se tiene que dedicar a construir el país y el judicial a poner orden, a investigar lo que se tenga que investigar. Pero no se trata de perseguir a nadie, no será una cacería de brujas. Si no, ¿quién construye el país?".

Una de los esfuerzos de estos meses ha consistido en tratar de apaciguar la mala imagen que López Obrador sigue teniendo en buena parte del país, que lo considera una amenaza para México. Durante la conversación, Romo insiste en lanzar un mensaje de tranquilidad y de confianza, no solo con destinatarios internos, también a la opinión internacional y los mercados.

El empresario asegura que se revisarán "con buena fe" todas las reformas emprendidas por Enrique Peña Nieto. "Haremos aquellas modificaciones que, según nosotros, las mejoren o de acuerdo con nuestro plan de gobierno puedan complementarlas mejor", afirma. En este sentido, incidió en que "ni va a haber nuevos impuestos ni los vamos a subir. La verdadera reforma fiscal va a estar en que vamos a reducir el gasto y llegar a un equilibrio fiscal en tres años. No vamos a generar ruidos, vamos a ver qué funciona y qué no". "Vamos a ahorrar y distribuir, estamos siendo muy pragmáticos en el corto plazo, no vamos a abrir la caja de Pandora para dar tranquilidad. En un cambio de gobierno de izquierda, lo que digamos nos lo van a multiplicar por 2.000. Nadie se va a pelear con la certeza y el capital", completa Romo.

Pese a los mensajes tranquilizadores, el empresario regiomontano es consciente de que aún queda un largo trecho por recorrer. Él mismo reconoce que en su área de influencia, el norte del país, el rechazo entre los empresarios más poderosos continúa. "Mi sensación es que, entre la clase media y media alta de empresarios, desde 2012 ha habido un cambio. Si antes había un rechazo del 80% entre ellos, ahora el 45% está con Andrés Manuel. El norte del país es el reto más grande, es un mercado más preparado y sofisticado, pero que ya no quiere ni al PRI ni al PAN. En 2012 no había cansancio, había una esperanza de que el PRI iba a gobernar mejor. Ahora un hartazgo, eso nos está viniendo bien".

El otro gran desafío será la implantación de Morena, un partido fundado hace cuatro años, en todo el territorio. "La protección del voto va a ser el gran reto de la elección. Vamos a necesitar un ejército para proteger la compra del voto. Hay que hacer una gran alianza con la sociedad civil para que todos salgamos a proteger la elección".

Después de elaborar el plan de gobierno, Romo afirma que no formará parte del Gabinete que presentará López Obrador en los próximos días. "En el Gabinete no voy a estar, puedo tener conflictos de intereses, y aunque sean pocos no quiero que me los hagan grandes", asegura Romo, quien, no obstante, insiste en que seguirá ayudando al candidato de Morena. También en caso de victoria. "Si gana, pienso seguir siendo su asesor, tan importante como él decida".

El País
Javier Lafuente
Ciudad de México
Martes 12 diciembre 2017.

Morena y Andrés Manuel López Obrador se mantienen en primer lugar como partido y candidato, ya con Meade incluido; el ejercicio, cara a cara, fue llevado a cabo por EL UNIVERSAL / Buendía & Laredo

Después del destape de José Antonio Meade como precandidato del PRI para la Presidencia de la República, El Universal/Buendía&Laredo llevó a cabo una encuesta cara a cara en vivienda del 1 al 4 de diciembre. La preferencia electoral por partidos refleja cambios muy pequeños respecto a la encuesta de noviembre. Morena se mantiene como el partido más votado con 24% de las preferencias (-1 respecto a noviembre), el PAN, con 18% se mantiene en segundo lugar (-1) y el PRI registra 16% por tercera medición consecutiva.

Al considerar las posibles alianzas, el Frente Ciudadano por México (FCM) conformado por PAN, PRD y MC se encuentra empatado con la alianza Morena-PT con 27% de las preferencias. La hipotética alianza PRI-PVEM se encuentra 8% por debajo de los punteros. Estos datos no consideran candidatos, sino únicamente partidos políticos.

En cuanto a las opiniones de los partidos se observa un repunte en las opiniones positivas del PAN (32% en noviembre contra 38% en diciembre), el PRI tuvo una ligera caída al pasar de 25% a 23% que tiene una opinión favorable del partido y el PRD presenta una ligera mejoría al pasar de 23% a 26%. Morena alcanza mayor porcentaje de opiniones positivas, con 40% (dato idéntico al mes pasado).

En las opiniones negativas no se observa cambio superior a 4% para partido alguno. El PAN pasa de 41% a 37%, el PRI de 58% a 61%, el PRD de 48% a 46% y Morena, de 32% a 30% del mes anterior.

En esta ocasión, la Encuesta Nacional El Universal/Buendía&Laredo incluye a José Antonio Meade en la serie de conocimiento y opinión de los aspirantes a la Presidencia de la República. Se observa un crecimiento de 6% para el precandidato del PRI para situarse con 28% de reconocimiento de nombre. Se mantiene López Obrador como el más conocido con 96%, le sigue Margarita Zavala con 75%, Ricardo Anaya 67%, Miguel Ángel Mancera 64% y El Bronco con 34%.

Las opiniones de los respectivos aspirantes muestran que López Obrador tiene un balance de opinión de +12 con 44% de opiniones favorables y 32% de opiniones negativas. Margarita Zavala cuenta con un balance de +6 (29% opiniones positivas y 23% de negativas), el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera presenta un balance favorable de 8% (26% tiene una buena opinión de él mientras que 18% tiene una opinión mala o muy mala). Ricardo Anaya, el presidente del PAN, tiene un balance de -2 (23% positivo y 25% negativo) y, finalmente, José Antonio Meade tiene un balance de -1 con solo 9% de opiniones favorables y 10% de opiniones desfavorables.

Aunado al reconocimiento de nombre, en esta ocasión medimos el conocimiento visual de los respectivos aspirantes. 93% dice haber visto la imagen de López Obrador, pero sólo 71% dijo correctamente el nombre del candidato de Morena. La imagen de Margarita Zavala es reconocida por 58%, de los cuales 28% dijo el nombre correcto. Algo similar ocurre con Mancera, 61% ha visto su imagen y 26% menciona el nombre correcto. En cuanto al presidente del PAN, 61% dice reconocer la imagen, pero un porcentaje considerablemente inferior (17%) dijo el nombre correcto. Para los últimos dos aspirantes que se incluyeron, el porcentaje que dijo el nombre correcto fue de 13% para Meade y 12% para Jaime Calderón.

 Finalmente, se presentaron tres escenarios a los encuestados. Los primeros dos asumen que se concreta el Frente Ciudadano por México mientras que en un tercero se presentan candidaturas independientes del PAN, PRD y MC. En el primer careo, con Ricardo Anaya como candidato del FCM, López Obrador se mantiene como el aspirante puntero con 31% de las preferencias, Anaya en segundo lugar con 23% y José Antonio Meade con 16% como candidato del PRI-PVEM. Los candidatos independientes conseguirían 14% de las preferencias (10% para Margarita Zavala y 4% para El Bronco).

Al cambiar al candidato del FCM, los resultados son casi idénticos. AMLO como candidato de Morena-PT sigue en primer lugar con 32%, Mancera en segundo con 22%, Meade 15% y los independientes 11% y 3% respectivamente para Zavala y El Bronco.

El último escenario, sin FCM, registra 30% para López Obrador, 18% para Anaya como candidato del PAN, 16% para Meade del PRI-PVEM y 5% para Mancera como candidato del PRD. En este escenario, Margarita Zavala obtuvo 9% y El Bronco 3%.

 El Universal
Ciudad de México
Miércoles 6 diciembre 2017.

 

“Ha minado las instituciones democráticas”, dice el diario; “Su actitud le dificultará encontrar aliados”, señala"

 

El ex presidente Lázaro Cárdenas, quien llevó a cabo la expropiación petrolera —uno de los políticos que dice admirar Andrés Manuel López Obrador— construyó la estabilidad y las instituciones democráticas del país, que desdeña el líder de Morena, advirtió The Economist.

En su edición de esta semana, la revista inglesa recordó que el ex presidente de México —de 1934 a 1940— fue un orgulloso constructor de las instituciones.

“Cuando asumió el cargo, su partido era poco más que una camarilla de generales de la Revolución Mexicana, pero lo transformó en un movimiento con 4.3 millones de miembros que se convirtió posteriormente en el Partido Revolucionario Institucional (PRI)”, resaltó.

En el artículo titulado “Lázaro Cárdenas era un orgulloso constructor de instituciones, no un populista”, The Economist destacó que el ex presidente no se aferró al poder y en lugar de elegir a un radical como su sucesor, se declinó por un moderado.

Eso preparó el escenario para décadas de estabilidad política y crecimiento económico de México, y afianzó el principio de no reelección en el país, enfatizó.

Si bien —agrega el diario — el PRI era corporativista, fue más fuerte que las personas que lo administraron y único en América Latina.

En cambio, “el señor López Obrador no podría ser más diferente. Ha minado las instituciones democráticas de México”, advirtió.

Después de su derrota en las elecciones presidenciales de 2006, se negó a reconocer la victoria del candidato del PAN [Felipe Calderón], alegando sin pruebas que el resultado fue fraudulento, se declaró el "presidente legítimo", y dirigió protestas durante semanas.

López Obrador también tiene poco uso para los partidos políticos, resalta la publicación inglesa.

Refiere que luego de postularse dos veces como candidato presidencial por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) —fundado por Cuauhtémoc Cárdenas— “lo abandonó en 2012 para formar Morena, un nuevo partido de izquierda, utilizado puramente como vehículo para su candidatura”.

En opinión de The Economist, es poco probable que el presidente de Morena disfrute de una mayoría legislativa si es elegido en 2018, “y su actitud de confrontación le dificultará encontrar aliados para llevar a cabo sus políticas”.

En el exterior, señala el artículo mencionado, López Obrador se compromete a actuar "como el hermano mayor en América Latina", no como el obediente hermano menor de Estados Unidos.

Sin embargo, Lázaro Cárdenas “basó su expropiación petrolera en cálculos geniales y celo nacionalista. Anticipó correctamente que Franklin Roosevelt sería cauteloso de conducir a México hacia Alemania, asegurando que cualquier represalia sería limitada”, explicó.

En contraste, señala el texto, López Obrador se ha referido a Donald Trump como un "neofascista irresponsable", algo que es poco probable que olvide el presidente de Estados Unidos.

Además, dice el diario inglés, que, si los esfuerzos por revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte de alguna manera satisfacen a Trump, López Obrador se ha comprometido a revisar cualquier acuerdo que considere "injusto", finaliza la publicación.

Notimex
Ciudad de México
Lunes 6 noviembre 2017.


La secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, leyó los nombres de 35 nuevos personajes que firmaron el Acuerdo Político de Unidad Nacional por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México, entre ellos perredistas, priistas, verde ecologistas, empresarios neoleoneses y hasta actores.

Al llegar a este número, Polevnsky interrumpió la lista de los que iba nombrando y enseguida firmaban el acuerdo, en el marco del acto político encabezado este domingo por Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena.

Los actores Omar Fierro y Sergio Mayer firmaron el Acuerdo Político de Unidad Nacional por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México. Foto: Miguel Dimayuga

Comenzó con la fundadora del PRD, Ifigenia Martínez, quien se ha resistido a renunciar al perredismo como lo hicieron otros fundadores de ese partido tal como Cuauhtémoc Cárdenas, Alejandro Encinas o López Obrador antes de fundar Morena, pero nunca ha negado su apoyo al tabasqueño.

En 2013, el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, nombró a Martínez consejera para la Reforma Política del Distrito Federal. En febrero de 2016 fue integrante del grupo de notables que elaboraron, junto con Mancera, el proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México. En junio del año pasado fue electa diputada constituyente de la Ciudad de México. Es consejera nacional emérita del PRD. Fue diputada federal de 2009 a 2012 y era la comisionada de ese partido para el diálogo con otras fuerzas políticas de izquierda.

Siguió la exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Olga Sánchez Cordero (1995-2015); la senadora Dolores Padierna Luna, quien el sábado renunció al PRD junto con su esposo René Bejarano y varios integrantes de la corriente interna que fundaron Izquierda Democrática Nacional. Padierna también renunció a la coordinación de la bancada perredista en el Senado de la República para ser legisladora independiente.

Otro senador perredista michoacano que firmó el acuerdo es Raúl Morón, quien en marzo pasado fue elegido como coordinador de la bancada perredista, tras la renuncia de Miguel Barbosa, a quien expulsaron del partido por manifestar públicamente su apoyo a López Obrador para la Presidencia de la República en 2018.

Del mismo modo actuaron el fundador del PRD, Pablo Gómez y Carlos Sotelo, miembros de la corriente interna Militantes de Izquierda (MIZ), quienes no han renunciado al partido, pero podrían ser expulsados en el Consejo Nacional que se realiza este domingo por manifestar su apoyo a López Obrador y han rechazado la decisión de la cúpula perredista de formar un Frente Amplio Democrático (FAD) con los partidos Acción Nacional y Movimiento Ciudadano.

También se adhirió al proyecto de AMLO la actriz y exdelegada en Coyoacán, María Rojo, quien en 2015 renunció al PRD luego de que no fue elegida como candidata a delegada en Cuauhtémoc. Ha sido diputada federal, asambleísta y senadora con el PRD. También firmaron el Acuerdo de Unidad los actores Sergio Mayer y Omar Fierro.

Asimismo, firmó la exregidora en Querétaro Teresita Calzada Rovirosa, hermana del titular de la Sagarpa y gobernador del estado con licencia definitiva, José Calzada Rovirosa, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), al que renunció en 2015 para postularse como candidata a diputada local con el Partido Humanista (PH), sin éxito.

Se sumaron al proyecto además los diputados federales Karina Barón, Leticia Carrera Hernández, Javier García Chávez, Tania Arguijo Herrera, Carlos Hernández Mirón, Gerónimo Ojeda Anguiano, del PRD; el experredista Jesús Valencia, el legislador por MC, René Carrera García y el asambleísta del PRD, Alberto Martínez Urincho.

Del mismo modo procedió la exdelegada en Tlalpan, Maricela Contreras, quien es actualmente diputada federal del PRD y el exdelegado en Miguel Hidalgo, también del PRD, Víctor Hugo Romo, así como la diputada local del PRD Adriana Olivares Pinal, el diputado local del Partido Encuentro Social (PES), Carlos Alfonso Candelaria López.

Por parte del Partido del Trabajo (PT) firmaron el fundador Alberto Anaya, actual coordinador nacional del partido y Gonzalo Yáñez, fundador del PT en Durango.

De Nuevo León, firmaron los diputados locales del PRI, Gabriel Tláloc Cantú y Eugenio Montiel Amoroso, igual que los empresarios neoleoneses Antonio Barceló Garza, Alberto Mazón y Alfonso Romo, coordinador del grupo de trabajo que prepara el Proyecto de Nación 2018-2024 de Morena.

Firmó también el exrector de la Universidad de las Américas de Puebla, Enrique Cárdenas Sánchez; la presidenta del Consejo Nacional de Morena, Bertha Luján; la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky y el presidente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Proceso
Rosalía Vergara
Ciudad de México
Domingo 3 de septiembre de 2017.


Académico y ex rector buscará candidatura de Morena para elecciones al gobierno de Puebla


El académico Enrique Cárdenas Sánchez, director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) y ex rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), confirmó que participará en el proceso interno del partido Morena para ser candidato a gobernador.

Luego de que ayer reveló en un video que pretende contender en los comicios locales de 2018, el catedrático descartó que su designación vaya a ser por “dedazo”, sino que entrará a la competencia con el resto de los políticos poblanos que tienen interés en ser postulados.

“Hay que entrarle a la competencia dentro de Morena. No es ‘ahí está el dedo’. Eso no, voy a entrarle a la competencia y yo lo acepto porque si esa no se gana, menos la otra”, declaró al acudir a la presentación de una exposición fotográfica.

Cárdenas Sánchez aclaró que no es militante de Morena y que su interés es netamente ciudadano, pero no contenderá por la vía independiente porque sabe que el sistema político mexicano “no está hecho por los independientes, sino para los partidos políticos y es la única manera de ganar”.

El ex rector de la UDLAP indicó que hace apenas dos días conoció a Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena, pero su acercamiento con el partido ya tiene más tiempo porque es con la única fuerza política con la que considera tener más “afinidades” y donde es más factible el cambio.

“Es una decisión muy difícil para mí y mi familia porque es entrar en aguas que no conozco… Y a ver cómo nos va”, declaró al asegurar que se decidió por el hartazgo que le ha generado la corrupción y malos manejos que prevalecen en el país y en especial en Puebla.

Durante la presentación de la exposición, la presidenta del patronato del CEEY, Amparo Espinosa Rugarcía, dio su apoyo a Cárdenas Sánchez.

De la misma forma, el rector de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), Emilio Baños, se congratuló por la determinación del académico por participar en la contienda electoral. “Es lo que Puebla necesita, enriquecerá el debate electoral”, declaró.

Además de Cárdenas Sánchez, otros políticos se han acercado a Morena para buscar la candidatura a gobernador como el senador Luis Miguel Barbosa; el alcalde de Cholula, José Juan Espinosa; el exfuncionario estatal y cuñado de Moreno Valle, Fernando Manzanilla, y el diputado federal expriista, Alejandro Armenta.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Jueves 24 de agosto de 2017.

Los miembros del Partido del Trabajo resolvieron trabajar por una izquierda unida

Por unanimidad, más de mil delegados del Partido del Trabajo (PT) resolvieron ir en alianza con el partido Morena, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, en las elecciones presidenciales de 2018.

Durante la celebración de su Décimo Congreso Nacional Ordinario, los petistas determinaron trabajar para lograr una izquierda unida y fuerte, buscar a los mejores perfiles y construir una estrategia para evitar el fraude electoral.

Al evento asistieron mil 210 delegados, Alejandro González Yáñez, fue el encargado de presentar la propuesta de resolución sobre la alianza con Morena. Consideró que la izquierda mexicana vive un momento histórico que debe aprovecharse para alcanzar la victoria en el 2018.

El Coordinador Nacional del PT, Alberto Anaya Gutiérrez, reiteró el interés del partido por trabajar para lograr que toda la izquierda mexicana vaya unida en los siguientes comicios electorales y encabezar un proyecto de nación que "salve al país de la crisis social, económica y la inseguridad que se vive actualmente", señaló.

"Si trabajamos desde ahorita, creando estructuras que permitan defender los votos que se emitan y nos damos a la tarea de buscar las mejores mujeres y hombres, tanto de nuestro partido como de la sociedad, para que puedan ser candidatos el próximo año, les puedo asegurar que nadie nos detendrá y ganaremos las elecciones en el 2018", dijo.

El Universal
Ciudad de México
Domingo 25 de junio de 2017.


López Obrador desaira con prontitud la propuesta de un frente común de izquierdas para las próximas elecciones en México

No es no. Apenas cinco días después de que el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), propusiera una alianza progresista para las elecciones presidenciales de 2018 y tan solo tres días después de que la presidenta de esta formación, Alejandra Barrales, tendiera abiertamente la mano al líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador ha contestado: "No", una respuesta que ha sido recibida con grandes aplausos del auditorio. "Quienes se asocian con la mafia del poder no son más que mercenarios, politiqueros, oportunistas", ha criticado López Obrador, en referencia a su antiguo partido, en el Congreso Nacional de Morena este domingo en la Ciudad de México.

En la cita, López Obrador, Delfina Gómez –excandidata a gobernadora del Estado de México por Morena– y los demás oradores se han erigido como la única opoción posible. "Con excepción de Morena, casi todos los partidos están cooptados por la mafia del poder. Mi visión es que no podemos marchar juntos con estos partidos: PRI, PAN, PRD, Movimiento Ciudadano, Encuentro Social y Nueva Alianza", ha enumerado el político.

Respecto a la propuesta del PRD, ha aclarado su opinión: "Han llamado a la unidad para sacar al PRI del Gobierno, cuando la verdad es que mantienen acuerdos con [el presidente] Peña Nieto y el régimen". El líder de Morena se detuvo además a recordar las alianzas de la organización de Barrales con el conservador Partido Acción Nacional (PAN) en distintas entidades del país. Las elecciones de 2018 serán para López Obrador "un plebiscito entre un régimen caduco o el cambio verdadero".

Las elecciones a gobernador celebradas el pasado domingo en el Estado de México –consideradas un precedente importante de lo que podría ocurrir en los comicios presidenciales del próximo año, dado que es la entidad más poblada del país – no han resultado en el cambio que algunos sondeos apuntaban: el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha vuelto a ser la formación más votada, tras 90 años de hegemonía. Pero sí habían abierto, aunque de forma breve por la negativa de Morena, un nuevo camino en la política nacional mexicana: el intento de una coalición de fuerzas de izquierdas para derrocar al PRI de Peña Nieto.

El líder de Morena, excandidato presidencial por el PRD, sólo ha dejado una opción y es la alianza entre su movimiento y el Partido del Trabajo, cuyo excandidato en el Estado de México, Óscar González, acabó declinando en favor de Gómez. No obstante, ambas propuestas se votarán, según ha afirmado López Obrador: "Serán ustedes los que decidan de manera libre y soberana, porque este nuestro congreso es la máxima autoridad de nuestro partido". Sobre la polémica en torno a los resultados de los comicios en el Estado de México, ha reivindicado de nuevo la victoria de la maestra, como es conocida la excandidata. "El fraude de Estado no podrá arrebatarle la gubernatura", ha rematado.

El cónclave también ha servido para convocar elecciones internas en las que se elegirán a los representantes de los municipios y de los Estados de la República. Estos se encargarán de organizar la próxima campaña presidencial. López Obrador ha aprovechado la ocasión para presumir de los más de 854.000 voluntarios, "escogidos por comunidades, rancherías, pueblos, barrios y colonias de toda la República" con los que cuenta la formación.

Además, el político ha propuesto la creación de círculos (comités) –la misma iniciativa impulsada por Podemos en España– de análisis y acción "para transformar la realidad" y ha hecho hincapié en las tareas "de promoción y de defensa del voto". Finalmente, ha respondido también a los que comparan a Morena con el régimen venezolano: "Decirles que no somos autoritarios ni mesiánicos. Somos mexicanos que queremos acabar con la impunidad para ver el renacimiento de nuestra patria".

El País
Marién Kadner
Ciudad de México
Domingo 11 de junio de 2017.


Manifestó que solicitarán, pedirán y exigirán que se limpie la elección por completo y haya transparencia


El dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, reiteró que la ganadora de las elecciones en el Estado de México es Delfina Gómez y harán valer el triunfo ante las instancias correspondientes.

En conferencia de prensa, acompañado por la abanderada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la gubernatura mexiquense, así como de Horacio Duarte, dirigente de esa fuerza política en la entidad, López Obrador señaló que solicitarán, pedirán y exigirán que se limpie la elección por completo y haya transparencia y democracia.

En cinco puntos, señaló que a partir de hoy se solicitó al Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) que se realice el recuento de votos "voto por voto, casilla por casilla".

Advirtió que no aceptarán ningún resultado o autoridad que surja del fraude electoral y de la compra del voto, pero aseguró que actuarán con responsabilidad al acudir a la defensa del voto ante las instancias correspondientes y toda su actuación será pacífica sin caer en provocación, pero con firmeza.

Morena, sostuvo, actuará con responsabilidad, porque se trata de un movimiento que es y seguirá siendo pacífico y no caerá en ninguna provocación ni trampa, a fin de evitar que los acusen de violentos, toda vez que tienen la razón y ésta siempre triunfa, aunque tarda en llegar.

En la reunión a la que también asistió la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, agregó que insistirán en su lucha por la democracia en México y no se trata de un asunto personal ni tiene que ver con la ambición por el poder.

Tras comentar que informarán de todo lo que hagan, pues a diferencia de 2006 y 2012, ahora se cuenta con redes sociales y hay medios de comunicación con una actitud distinta en el país, abundó que nunca han aceptado el fraude electoral y lucharán por sacar a México del retraso y la pobreza.

López Obrador recordó que este miércoles inicia el cómputo formal de los 45 distritos electorales del Estado de México y es importante que no haya línea y se respete la voluntad del ciudadano mexiquense.

Al ser cuestionado sobre el frente creado en Coahuila para la defensa del voto, manifestó su solidaridad y apoyo a quienes luchan por la democracia y exigen que se respete del voto en Coahuila y en otras entidades y municipios, y pueden contar con Morena sin pedir nada a cambio.

A su vez, Delfina Gómez adelantó que a partir de la semana próxima iniciará un recorrido de agradecimiento y regresará a las comunidades y municipios donde fue a pedir el voto a la ciudadanía, para cumplir con su compromiso en campaña y agradecer su confianza.

Hizo un reconocimiento a los brigadistas que participaron en su campaña y a los jóvenes que manifestaron su participación al elegir con su voto, por ello está obligada a defender el voto que emitieron, y aseguró que recurrirá a las instancias legales para ello.

En su oportunidad, el dirigente estatal de Morena, Horacio Duarte, leyó un pronunciamiento sobre la contienda electoral del Estado de México, donde externó que se dieron varios hechos que en su opinión no abonan en la certidumbre del proceso electoral.

Según Duarte Olivares, Morena ganó en 20 distritos locales y votantes extranjeros, así como en el medio urbano de manera clara y contundente, mientras que el PRI se impuso en el medio rural y obtuvo sus votos donde "supuestamente" hay más participación ciudadana en distritos como Ixtlahuaca, Atlacomulco, Jilotepec, Valle de Bravo y Tejupilco.

Agregó que en el Programa de Resultados Electorales Preliminares le quitan votos a su partido, mientras que en algunas casillas hay más boletas extraídas de las urnas que votantes.

Notimex
Ciudad de México
Martes 6 de junio de 2017.


Militantes de Morena acusaron que el alza en preferencias de Juan Zepeda, candidato del PRD a la Gubernatura del Estado de México, se debe a nexos con el PRI para quitar votos a su partido.

El coordinador del PT en el Senado, Manuel Bartlett Díaz, indicó que el perredista es la segunda opción del tricolor para sabotear a la candidata morenista, Delfina Gómez, acción maniobrada, apuntó, desde la Presidencia de la República.

"La campaña en el Estado de México se definió en los Pinos, es público. Peña Nieto y secuaces organizaron una campaña para evitar que Morena gane esa elección. Entonces ahí vemos una serie de ridículas opciones, uno: Josefina es una invención de Peña Nieto", dijo.

"Josefina empezó en su función de atacar a Delfina correctamente, pero rápidamente se cayó, se fue al suelo, ya no pinta el PAN en el Estado de México, ¿por qué?, porque se notó claro que su objetivo era ir a atacar a Morena'

En lo que respecta al PRD, acusó el senador, "es claramente Zepeda un candidato de Peña Nieto su función es quitarle votos a Morena en todo lo que pueda y esa ficción de que ha crecido (...) ya lo vamos a ver en la elección. El señor Zepeda no tiene más objetivo que quitarle votos y entorpecer el triunfo de Morena", aseveró el senador.

En tanto, la diputada federal Rocío Nahle García informó sobre un punto de acuerdo propuesto por Morena en el que pide a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) investigar a secretarios de Gobierno y mandatarios estatales por intervenir en los comicios del Estado de México con dádivas y visitas a la entidad.

En conferencia de prensa exigió al Presidente Enrique Peña sacar las manos de la elección, al señalar que el Mandatario ha planeado campañas sucias en contra de Delfina Gómez.

"Todo este montaje que está haciendo el Presidente Peña Nieto para no perder el Estado de México lo único que está causando es la debilidad y el debilitamiento de lo poco que queda en las instituciones del Estado () Exigir a Peña Nieto que se comporte, ya por lo menos de lo que resta del periodo como un hombre de Estado, nos está avergonzando a todos los mexicanos", apuntó la diputada.

"¡Amarren a los Gobernadores, amarren a los secretarios de Estado!, dejen que fluyan las contiendas y que el pueblo decida", agregó.

Reforma
Iris Velázquez
Ciudad de México
Miércoles 24 mayo de 2017.

Página 1 de 3

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter