Con goles de Jonathan Rodríguez y Jesús Isijara, el Santos Laguna logró el empate 2-2 ante el América en el partido de vuelta de la semifinal del Torneo Clausura 2018. Con lo que obtuvo el pase a la Gran Final gracias al marcador del partido de ida en Torreón.

Con el marcador, Santos terminó con una ventaja global de 6-3. Los laguneros se enfrentarán a Toluca, que eliminaron a los Xolos de Tijuana.

El ritmo del partido fue dominado por el club capitalino, quienes desde el primer minuto salieron a vencer y anotar.

El primero gol de las águilas llegó por parte de un polémico penal marcado apenas en el minuto 10. Más tarde Bruno Valdez aumentaría la ventaja marcando el 2-0, dándole ilusiones de remontada a su equipo.

Los Guerreros, sin embargo, salieron en busca de un gol como visitante, que llegó gracias a Jonathan Rodríguez.

Jesús Isijara llegaría casi al termino del partido para anotar el empate y así cortar todas las posibilidades de América.

El Siglo de Torreón
Torreón, Coahuila, Mx.
Domingo 13 de mayo de 2018.


Naturalista italiano, se hizo pasar por inmigrante sin papeles para viajar de Guatemala a EE UU y contarlo en 'El camino de la bestia'


Quien recuerde Cabeza de turco —la experiencia de Günter Wallraff, que se hizo pasar por inmigrante turco para padecer y retratar sus duras condiciones de vida en la Alemania de los ochenta— entenderá bien El camino de la bestia, un libro de simulación y pesadilla como el que hizo vibrar a Europa en 1985. Flaviano Bianchini, italiano nacido en 1982, decidió despojarse de su identidad, sus documentos y su ropa y se inventó a Aymar Blanco, un falso peruano que emprende desde Guatemala el camino ilegal para llegar a Estados Unidos. Tardó 21 días en atravesar México escondido en trenes, encarcelado a veces, refugiado otras, dormido en contra de su voluntad cuando le vencía el sueño, saqueado en el camino y mareado en el desierto, pero más de tres años en escribirlo ante el bloqueo que sufrió por una experiencia que “escribía, borraba, reescribía y borraba otra vez porque no lograba ponerle sentido”.

- Usted siempre podía abandonar, proclamar que era italiano y evitar la cárcel, las torturas que sufrió. ¿Fue difícil mantener ese engaño a sus compañeros de viaje?

- No, porque empecé el viaje disfrazado de Aymar Blanco, pero lo acabé como Aymar Blanco. Cuando me encarcelaron, por ejemplo, podía haber abandonado mi papel, decir que era italiano y salir. Cuando crucé Ciudad de México también. En una hora podía haberme sentado a tomar una cerveza. Pero no lo hice y después ya no había vuelta atrás. Entré tanto en el personaje que ya era uno de ellos. La idea de engañarles ni siquiera se me ocurrió porque yo era Aymar Blanco y lo que podía quitarles en comida que les correspondiera se lo he devuelto con un documento que creo que puede ayudar.

Bianchini habla perfectamente español con retazos de varios acentos americanos. Su trabajo como especialista en daños a la salud en la ONG Source International le ha llevado a defender comunidades indígenas de Honduras, Guatemala y Perú afectadas por la llegada de empresas mineras. Pero este libro le ha situado en otro sitio. “La experiencia te cancela, te anula toda forma de humanidad”, explica en conversación por Skype.

La primera regla del migrante es no fiarse de nadie porque detrás de cualquier otro puede haber un ladrón, alguien que te va a vender a las mafias o, en el mejor de los casos, que va a correr más que tú si la policía asalta el tren. “Es la regla número uno y todo inmigrante la viola porque es innatural”. Surgen entonces pequeñas alianzas, inconstantes y momentáneas para buscar un refugio u otras vías, pero entonces llega el otro riesgo del que también hay que huir: y es tomarle cariño a los demás. “Perdimos a dos personas en el trayecto final en el desierto, de noche, creo que eran dos mujeres embarazadas, pero era mejor no saberlo porque no puedes hacer nada, no puedes volverte a buscarlas”. Los migrantes pierden hermanos, amigos, novias por el camino “y siguen adelante cuando lo humano sería pararse a irles a buscar”.

“Aunque construyan más muro no van a evitar el paso, simplemente requerirá mayor organización”

Pero volver atrás significa perder al grupo, perder a un guía que no frena y quedarse vagando sin norte en el desierto. “Te vuelves animal: hay que comer, beber, esconderse, escapar y ya”.

En la zona fronteriza no solo la oscuridad y la inmensidad amenazan a los inmigrantes, sino los pozos envenenados por los “minutemen”, los estadounidenses blancos que esperan armados a los extranjeros y que han cimentado la victoria de Donald Trump. “Aunque construyan más muro no van a evitar el paso, simplemente requerirá mayor organización”. Bianchini recuerda que siempre hubo frontera, los mexicanos pasaban a hacer la cosecha y volvían a casa en invierno pero “desde que está el muro ya no vuelven”. “Lo único que va a parar la inmigración es un mejoramiento de la situación”.

“Perdimos a dos personas en el desierto, creo que eran dos mujeres embarazadas pero era mejor no saberlo porque no puedes hacer nada"

El camino de la bestia (Pepitas de Calabaza) nos deja las reglas de un migrante para sobrevivir, pero sobre todo nos arroja las verdaderas reglas que rigen un mundo sin aliados ni defensas. “Aunque Jesús era en el fondo un hijo de migrantes, hasta Dios se ha olvidado de ellos”, dice en el libro.

Bianchini concluye con la contradicción más angustiosa que vivió en su inmersión: “Ese tren es la metáfora de este mundo de extremos: los bananos viajan legalmente, las personas no. El banano tiene más valor que el ser humano que viaja encima de él y para mí eso representa el mundo de hoy, los bienes materiales tienen más valor que los seres humanos”.

El País
Berna González Harbour
Madrid, España/Cd. de México
Jueves 12 de enero de 2017.


El ex seleccionador de México es nombrado nuevo entrenador de las águilas


A Ricardo La Volpe (Buenos Aires, 1952) le ha llegado su revancha en el Club América después de 20 años, aunque él enfatiza que no es así. Tras el despido del entrenador Ignacio Ambríz, el equipo americanista buscó a un nuevo estratega. Dentro de la baraja de opciones estaba el español Joaquín Caparrós y el argentino Rubén Omar Romano. La Volpe ganó la partida con sus 37 años de conocer el fútbol mexicano.

La Volpe llegó a México en 1979 con una larga melena y su bigote al estilo Freddie Mercury. Lo hizo, primero, como portero del Atlante, uno de los equipos con mayor tradición. Se retiró en 1984 en el extinto club Oaxtepec y ese mismo año se convirtió en el estratega. En su trayectoria ha dirigido a 12 equipos mexicanos, en Argentina al Boca Juniors, Vélez Sarsfield y Banfield. Sin embargo, se le recuerda más a La Volpe por su paso como timonel de la selección mexicana (2002-2006).

En 1996 los dueños del América ficharon a un menudo Ricardo La Volpe, quien había hecho campeón al Atlante tres años antes. No obstante, en la liga hiló tres derrotas y una victoria. En la copa no le fue tan mal con cuatro victorias, dos empates y una derrota en siete juegos. Su peor desastre y motivo del despido fue la goleada 5-0 contra Chivas, su máximo rival.

El argentino deja polémica a su paso. Cuando todavía era un guardameta tuvo un enfrentamiento directo con Hugo Sánchez, quien le marcó grandes goles de chilena. El fútbol los juntó en el Atlante en 1995, pero la lucha de egos agravó la rivalidad. Cuando La Volpe estaba al frente del equipo nacional de México, Hugo criticó su gestión durante cuatro años.

Cuauhtémoc Blanco, el cuestionado presidente municipal de Cuernavaca, fue eliminado de la nómina final para disputar la Copa del Mundo en Alemania 2006. “No tuvieron los suficientes pantalones para llamarme. La Volpe no me llamó”, dijo el exfutbolista del América.

Otro de sus detractores fue el comentarista mexicano Carlos Albert en 2003. Durante una de las conferencias de prensa el entonces seleccionador de México le mandó un mensaje "Albert tiene 30 años criticando a Dios y a María Santísima". En una ocasión realizaron una entrevista para el extinto CNI Canal 40, en la que Ricardo La Volpe abandonó el estudio.

En 2014 el empresario Jorge Vergara le nombró entrenador de Chivas, aunque sólo duró 30 días en el puesto y su salida estuvo marcada por una supuesta agresión sexual a Alma Coronado, podóloga del equipo. Ricardo La Volpe demandó al club tras ser despedido sin considerar los términos de su contrato. Sin embargo, el argentino retiró la acusación para poder trabajar en otro club. Los jaguares de Chiapas no dudaron en contratarle. En marzo pasado debutó con el equipo su nieto, Mauro Andrade La Volpe, en la copa de México con 17 años.

El argentino tomará a un inestable América con la urgencia de celebrar su centenario, el próximo 12 de octubre. Este sábado afrontarán un derbi contra los Pumas en el estadio Azteca. La Volpe con 64 años tendrá su segunda oportunidad.

El País
Diego Mancera
Ciudad de México
Jueves 22 de septiembre de 2016.

La depreciación del peso y el desplome del crudo adelgazan el colchón mexicano a falta de una semana para cerrar el año

La depreciación del peso en su baile cambiario con el dólar y el desplome del petróleo han provocado una fuerte reducción del volumen de reservas de México. A una semana de cerrar el año, el colchón ha adelgazado en 16.886 millones de dólares con respecto a 2014, según el último estado de cuenta semanal publicado por el Banco de México. A falta de conocer la fotografía de la última semana, las arcas mexicanas registran la mayor caída en 21 años.

Hay que remontarse a 1994 para encontrar una disminución tan severa. En aquel año convulso para México, los motivos se escondían detrás de la inestabilidad política provocada por el asesinato del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, que serviría a su vez de antesala para el pinchazo de la burbuja de crédito y la fuerte crisis financiera de mitad de la década. El panorama, en todo caso, no es comparable ya que en términos relativos, la disminución interanual de reservas representa ahora apenas el 10%, mientras que la caída del año 1994 supuso una diferencia del 76%.

La bajada interanual representa ahora apenas el 10%, mientras que en 1994 supuso un 76%
El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, que ha elevado recientemente las tasas de interés en una respuesta casi automática al alza de tipos en EE UU, no tiene entre sus focos de preocupación el nivel de reservas internacionales. Los 176.000 millones de dólares con los que aproximadamente cerrarán las arcas mexicanas este año duplican el monto de hace una década.

Con este colchón, que en cada intervención pública se afana en calificar como “adecuado”, Carstens ha impuesto una política intervencionista en el mercado cambiario a través del bombeo periódico de dólares para garantizar la liquidez y taponar la hemorragia de la divisa mexicana.

El peso, como el resto de monedas de economías emergentes, acumula una fuerte depreciación en lo que va de año –más del 20%– debido a la progresiva recuperación de la economía estadounidense. El último pico se registró a mediados de este mes, cuando agravada a su vez por la caída a plomo del precio del petróleo, la paridad se situó en 17,65 pesos por cada billete verde.

México lleva meses inyectando dólares en el mercado a través de subastas especiales y a tipos más bajos con la esperanza de que a mayor oferta, la presión cambiaria se suavice. La iniciativa, que no es nueva, ha logrado amortiguar levemente el golpe a costa de reservas por valor de 24.000 millones de dólares, según los cálculos de la casa de análisis GBM. Las previsiones apuntan en todo caso a una larga temporada de dólar caro y peso barato

El segundo motivo para la pronunciada caída de reservas es el desplome del precio del crudo, que ha estrangulado a Pemex justo en el año de la apertura del sector energético mexicano a manos privadas. La petrolera estatal, que atraviesa el peor bache de su historia, es tanto la principal fuente de financiación pública –más de un tercio de los presupuestos del Estado provienen del crudo– como de acumulación de reservas.

El País
David Marcial Pérez
Ciudad de México / Madrid
Miércoles 30 de diciembre de 2015.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter