Huachicoleros desencadenan violencia en “Triángulo Rojo”

El control por "Triángulo Rojo", en Puebla, la zona de oro del huachicol en México, ha generado una ola de violencia entre las organizaciones criminales. (Especial) El control por "Triángulo Rojo", en Puebla, la zona de oro del huachicol en México, ha generado una ola de violencia entre las organizaciones criminales. (Especial)


Antonio Martínez, El Toñin, y Roberto de los Santos de Jesús, El Bukanas, pugnan por el dominio del robo de hidrocarburo en los municipios de Acajete, Tepeaca, Quecholac, Acatzingo, Tecamachalco y Palmar de Bravo, en Puebla

El control por el llamado "Triángulo Rojo", en Puebla, la zona de oro del huachicol en México, ha generado una ola de violencia por los enfrentamientos entre las organizaciones criminales, escisiones, traiciones y pugnas al interior de los grupos que se quieren apoderar de la sustracción de hidrocarburos de los ductos de Pemex.

Las ganancias son amplias, de ahí la disputa. Según el reporte de las autoridades estatales, de enero al 4 de noviembre de 2017 se decomisaron 4 millones 403 mil 116 litros de hidrocarburo; de haberse vendido en el mercado negro —a los 9 pesos el litro en que se ofrece— las organizaciones criminales habrían obtenido una ganancia de 39 millones 628 mil pesos en esos primeros 10 meses del año.

En ese periodo las autoridades encargadas de combatir a los huachicoleros han asegurado 788 tomas clandestinas en el "Triángulo Rojo", 2 mil 351 vehículos y han sido detenidas 694 personas.

Uno de los que encabezaba el robo de combustible era Jesús Martín Mirón López, El Kalimba, con operación en Palmar de Bravo; sin embargo, fue ejecutado en una clínica cuando se preparaba para una cirugía estética.

Fuentes ministeriales consultadas por EL UNIVERSAL informaron que El Kalimba operaba para Roberto de los Santos de Jesús, El Bukanas, uno de los máximos líderes, pero creó su propia estructura.

Quien estuvo detrás de su ejecución fue su primo Irving Mirón, El Gato, que lo traicionó y lo delató al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG). Después de ese movimiento, El Gato también fue ejecutado.

El cuerpo de Irving Mirón fue localizado sobre la carretera federal Cañada-Tecamachalco, en Palmar de Bravo, y buscaba el control de la organización conformada por familiares y encabezada por El Kalimba.

Las autoridades identifican a Rafael Cortés Mirón, El Nigga, primo de El Kalimba, como parte de la estructura.

También está Rafael Cortés, papá de El Nigga, y Martín Mirón, padre de El Kalimba; incluso se menciona que el padre de El Kalimba tenía interés por ser presidente municipal de Palmar de Bravo.

Otro de los grupos huachicoleros que han cobrado fuerza es el de Rigoberto Cervantes, El Rigo. Su centro de operación son los municipios de Tepeaca y Acatzingo, que mantiene junto con Héctor Rosas y José Guadalupe Sánchez, El Chapulín.

El Triángulo Rojo —que abarca los municipios de Acajete, Tepeaca, Quecholac, Acatzingo, Tecamachalco y Palmar de Bravo—, lo disputan Antonio Martínez, El Toñín, y Roberto de los Santos de Jesús, El Bukanas, quienes utilizan armas AR-15, AK-47, granadas y equipo táctico tipo militar.

Martínez Fuentes, El Toñín, prófugo de la justicia, es ubicado por las autoridades como el autor del ataque a los militares el pasado 3 de marzo en Palmarito Tochapan, con un saldo de cuatro soldados y seis civiles muertos.

Conocido como El Amigo del Pueblo, es ubicado por las autoridades como uno de los más violentos y utiliza a la población como escudo cuando hay operativos de las policías y Fuerzas Armadas; el día que enfrentó a elementos militares puso en la primera línea a mujeres junto con sus hijos.

El Toñín se mueve en camionetas y vehículos blindados y siempre porta armas de grueso calibre.

Actualmente se identificó que puso a su primo, Cruz Antonio Martínez Sánchez, El Hacha, como operador en Quecholac.

Escuela Zeta

Roberto de los Santos de Jesús, El Bukanas, encabeza el otro brazo fuerte de huachicoleros. Tenía su centro de operación en La Encrucijada, municipio de Palmar de Bravo, pero fue desmantelado por las autoridades de Puebla y las fuerzas federales.

El Bukanas tiene la escuela de la organización criminal de Los Zetas.

En Veracruz utilizó su cargo como policía municipal en Acultzingo, Maltrata, Camerino Z. Mendoza y Río Blanco para comenzar a operar y después armó su grupo en Puebla para el robo de combustible.

La información con la que cuentan las autoridades indica que El Bukanas era albañil y al tomar el control del robo de huachicol logró tener varios carros, entre ellos, un Corvette en el que se movía cotidianamente.

Con la primaria terminada, logró ser policía municipal, según su cédula del registro nacional del personal de seguridad pública del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Su grupo lo conformó casi exclusivamente con gente joven, de entre 18 a 35 años, varios de ellos originarios de Veracruz, con experiencia en secuestro y extorsión, pero además en el manejo de armas. En La Encrucijada tenía un autolavado, pero era la fachada de su centro de operación, donde también escondía armas entre la tierra.

Aunque no se encuentra en el Triángulo Rojo, Arely Pérez, La Negra, encabeza otro grupo en los municipios de San Martín Texmelucan y San Matías Tlalancaleca. No se reporta otro grupo, hasta el momento, en esa zona.

El enfrentamiento en Palmarito

El Toñín preparaba todo para responder al convoy militar que acudió, el 3 de mayo, tras recibir una llamada en la que se informaba de tomas clandestinas. Organizó a los pobladores, mujeres principalmente, para mandarlos a impedir el ingreso de los soldados.

La organización de Antonio Martínez comenzó a movilizarse en camionetas blindadas y, tras el escudo humano que logró organizar el líder huachicolero, dispararon contra los militares. Fue un acto para provocar, pero los uniformados no respondieron para no herir a las mujeres y niños.

Se registró una segunda agresión en la que sí respondió el convoy militar al no haber presencia de civiles ajenos a la agresión, de inmediato ingresaron a Palmarito para ir por los responsables.

Pero El Toñín tenía todo controlado en el poblado, incluso veía todos los movimientos de las autoridades, pues instaló cámaras de seguridad. Tenía su propio centro de mando.

En el video que se obtuvo de las cámaras de seguridad y que fue difundido, se observa el ingreso del Ejército, uno de los agresores fue sometido. Llegaron más autos blindados y en ese momento en que se olvidan del detenido, sacó un arma y disparó por la espalda a un soldado.

Luego, bajaron a unas personas de una camioneta BMW con blindaje cuatro, uno de los civiles estaba en el piso y un uniformado accionó su arma contra él.

Los pobladores comenzaron a poner barricadas con llantas incendiadas y cerraron la pista. Todo por instrucciones de El Toñín.

El Universal
Dennis A. García
Ciudad de México
Martes 5 diciembre 2017.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter