UNAM inicia plan de acción para que alumnos deportados continúen sus estudios en México

La UNAM se unirá a la “Concentración pacífica en defensa de nuestra soberanía y dignidad”, convocada para el 12 de febrero. (Especial) La UNAM se unirá a la “Concentración pacífica en defensa de nuestra soberanía y dignidad”, convocada para el 12 de febrero. (Especial)


•    Enrique Graue propondrá al Consejo Universitario los mecanismos pertinentes para su incorporación

•    Anunció la creación del reconocimiento “Alfonso García Robles” a gobernadores, agrupaciones e instituciones de educación superior de Estados Unidos que se opongan a la xenofobia


Ante los decretos que victimizan a nuestros connacionales en Estados Unidos, que lastiman nuestra economía y atentan contra nuestra dignidad, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, anunció una estrategia para apoyar a los estudiantes y académicos que pudieran ser deportados.

“Somos sin duda un pueblo creativo que, sin importar la magnitud de los retos, sabe enfrentarlos descubriendo las oportunidades. Nuestro futuro debe estar en nuestras manos”, aseveró en la ceremonia por el centenario de la promulgación de nuestra Carta Magna “México a 100 años de su Constitución: balance y reflexiones desde la UNAM”.

“La Universidad no puede quedar al margen del actual conflicto. Por ello, está realizando y emprenderá diversas acciones en apoyo a uno de los grupos más vulnerables: los estudiantes y los académicos”.
 
Las medidas, explicó, son las siguientes:

Se envió una carta a las 39 universidades estadounidenses con las que tiene convenios vigentes invitándolas a que, en caso de que los estudiantes mexicanos se vean en dificultades para continuar sus estudios, hagan contacto con la UNAM a fin de recibirlos, o bien, para servir de puente con las universidades incorporadas o del interior de la República. El objetivo es que los alumnos deportados puedan continuar sus estudios y el país no se quede sin su potencial intelectual.

Se mandó una misiva a la Asociación de Universidades Públicas (APLU, por sus siglas en inglés), para agradecer la solidaridad que sus 139 instituciones miembro han manifestado ante las medidas discriminatorias y xenofóbicas del actual gobierno de Estados Unidos y, al mismo tiempo, ofrecerles el apoyo de la UNAM a los jóvenes que se encuentren en condiciones de vulnerabilidad migratoria.

La Secretaría General, la Oficina de la Abogada General y la Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios (DGIRE) propondrán al Consejo Universitario mecanismos y medidas para evitar trámites excesivos que, en circunstancias como las presentes, sean difíciles de cumplir para su incorporación a los diferentes niveles educativos.

Se invitará a todas las universidades autónomas de la República Mexicana que se sumen a estas medidas que eventualmente se aprueben. “Estoy seguro de que, entre todos, crearemos la oferta educativa necesaria para apoyar la reintegración de esos estudiantes”, dijo el rector.

El Programa para el Apoyo de los Mexicanos en el Extranjero (PAME-UNAM) convocó, para el próximo 24 de febrero, a todas las sedes que tiene la UNAM en la Unión Americana –Los Ángeles, Tucson, San Antonio, Chicago y Seattle–, a una reunión en la sede de Seattle para discutir, acordar y articular las medidas necesarias.

En la edición de hoy de Gaceta UNAM, añadió Graue, se publica la creación del reconocimiento Alfonso García Robles, que lleva el nombre de nuestro Premio Nobel de la Paz, y cuya finalidad será reconocer a alcaldes, gobernadores, agrupaciones e instituciones de educación superior que se opongan a la xenofobia e intolerancia del actual gobierno estadunidense, y que actúen en favor de los derechos humanos de nuestros connacionales.

El secretario general de la UNAM y los distintos coordinadores, integrarán grupos de trabajo para que hagan aportaciones en temas, como: Nuevas estrategias de desarrollo económico; Seguridad Alimentaria; Explotación pesquera; Participación ciudadana; Política de Estado para seguridad y justicia; México y sus relaciones con el mundo, y Políticas migratorias, así como,  Educación media superior y superior; Ciencia, tecnología e innovación; Igualdad de género, tolerancia y diversidad; Diversificación de las relaciones comerciales; Cambio climático y sus consecuencias, y en las áreas del conocimiento en donde sea importante que la UNAM se manifieste para propiciar un futuro estable, próspero y justo para nuestra nación.

“A las humanidades, les solicito su capacidad de reflexión y sentido crítico; a las ciencias sociales, su razonamiento analítico, y a las demás áreas científicas, su metodología y rigor académico para realizar nuevas propuestas que permitan enfrentar los embates que estamos sufriendo y formular una nueva agenda de desarrollo para México: una nueva agenda que no esté en la desolación, que enfrente con entusiasmo estos momentos”.

Graue Wiechers también anunció que la UNAM se unirá a la concentración pacífica en defensa de nuestra soberanía y dignidad, convocada para el 12 de febrero.

“La defensa de nuestra dignidad y soberanía -está y debe estar- por encima de cualquier ideología, posiciones políticas o reclamos administrativos. La embestida externa no nos debe encontrar desunidos”, destacó.

En su oportunidad, el director de la Facultad de Derecho (FD), Raúl Contreras, indicó que, ante el regreso del uso de la amenaza y la fuerza como característica de las relaciones con el país vecino del norte, resulta esencial, hoy más que nunca, la observancia de la Constitución.

“Hay que volver a esgrimir nuestros principios tradicionales de política internacional, producto de los conflictos históricos superados. Son el único muro que los mexicanos debemos levantar con dignidad y firmeza para el respeto de nuestra soberanía nacional”, expuso.

El exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Silva Meza, afirmó que la UNAM siempre ha sido un espacio de libertad y sensible a los reclamos y problemas del país por lo que hoy, se espera que sus integrantes ayuden a encontrar las soluciones que se requieren para mantener la dignidad nacional y los derechos fundamentales.

De igual manera, el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas, Pedro Salazar Ugarte, señaló que la unidad nacional que hoy se busca para hacer frente al racismo y la discriminación, debe fincarse en la observancia de derechos y garantías como la igualdad, la libertad, la autonomía plena, la participación y la tolerancia.

Ningún poder extranjero, añadió, puede imponer su voluntad política sobre nuestra nación.

“En materia de derechos, tenemos que seguir reivindicando el universalismo frente a la soberanía. Frente a los abusos no hay himno, bandera, identidad o razón de Estado que valga. Para eso está el derecho internacional y sus rigores”, subrayó

En la ceremonia efectuada en el auditorio de la Rectoría participaron también el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez; el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello; el secretario general de la UNAM, Leonardo Lomelí Vanegas; la abogada general, Mónica González Contró; y la académica del IIJ, Gabriela Ríos Granados.

Puebl@Media
Ciudad de México
Martes 7 febrero 2017.

Rate this item
(1 Vote)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter