Detenido un ejecutivo de Volkswagen por el caso de los motores trucados

Una imagen de un empleado de Volkswagen tocando el logotipo de la marca RALF HIRSCHBERGER Una imagen de un empleado de Volkswagen tocando el logotipo de la marca RALF HIRSCHBERGER

La compañía tiene previsto cerrar esta semana un acuerdo con el Departamento de Justicia de EE UU

Los accionistas exigen 8.200 millones a Volkswagen por el fraude de las emisiones

Nueva York. - La investigación en Estados Unidos por el escándalo de las emisiones da sus últimos coletazos. A la espera de que se conozca la inminente reprimenda del Departamento de Justicia contra Volkswagen, se conoció la pasada madrugada que la oficina federal de investigación (FBI) arrestó a un alto ejecutivo por su participación en el fraude. Se trata de Oliver Schmidt, antiguo responsable de la oficina que supervisa el cumplimiento de la regulación.

El último desenlace de la saga que comenzó en septiembre de 2015 lo adelantó el The New York Times. Schmidt, que fue arrestado el sábado en Florida, estuvo al frente de ese departamento hasta marzo de ese año. Es el segundo directivo en EE UU a manos de la justicia. El pasado mes de septiembre se declaró culpable James Liang, un veterano ingeniero que formó parte del núcleo duro de técnicos que participó en el desarrollo del sistema electrónico que permitió falsear las emisiones.

El fraude afectó a cerca de 600.000 automóviles en Estados Unidos, en su mayoría vehículos de pequeña cilindrada. Volkswagen admitió que violó la legislación y las ventas de coches con estos motores fue suspendida.

En junio fue arrestado otro directivo de la oficina en Corea del Sur. El arrestado de Corea del Sur, de 52 años, fue identificado por su apellido, Yook, y se enfrentaba a cargos por falsificación de documentos y violación de la Ley de Conservación del Aire, entre otros.

Schmidt tiene previsto comparecer este lunes en un tribunal en Miami (Florida) acusado de conspiración para cometer un fraude. La compañía alemana ha llegado a un acuerdo para indemnizar en Estados Unidos a los propietarios de los casi 500.000 vehículos con motores diesel de dos litros vendidos en el país, así como a las autoridades estadounidenses., por el que va a desembolsar 17.500 millones de dólares. También a un pacto para los concesionarios y los motores de gran cilindrada.

AFP
Sandro Pozzi
Nueva York, EU
Lunes 9 de enero de 2017.

Rate this item
(1 Vote)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter