Continúa en la BUAP el IV Seminario Iberoamericano de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación. (Especial) Continúa en la BUAP el IV Seminario Iberoamericano de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación. (Especial)

Sí hay interés en la ciencia, lo que no existe es periodismo científico que atraiga, dice Patricia Fernández de Lis

Cuando colegas mexicanos me preguntan si en este país hay lugar para la ciencia en los diarios, respondo con un sí, pues no conozco a alguien desinteresado en este tipo de temas. Lo más curioso es que el periodista, durante mucho tiempo, no haya sido capaz de crear secciones de ciencia leíbles y atractivas, afirmó Patricia Fernández de Lis, redactora en jefe del diario español El País y directora de Materia.

Durante el IV Seminario Iberoamericano de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación, con sede en la BUAP, la ganadora del premio Mario Bohoslavsky por su contribución a la lucha contra las pseudociencias, indicó que la necesidad de contar con páginas de ciencia en medios periodísticos va más allá de los fundamentos macroeconómicos.

Para acercar la ciencia a la gente se requiere plantear razones cercanas a las personas, aquéllas que se pueden entender mediante historias sensibles, en las que los científicos ofrecen soluciones a la humanidad como parte de su sentido social, y algunas razones lejanas, en tiempo y distancia, como las noticias sobre el origen de la humanidad y los eventos suscitados en las fronteras del Universo: “¿a quién no le fascinan estos temas? Yo no conozco a alguien desinteresado”, comentó.

Ante divulgadores, periodistas, jefes de medios de comunicación, científicos y estudiantes interesados en la comunicación de la ciencia, tecnología e innovación, Fernández de Lis señaló que los periódicos deben contar con información sobre ciencia, pues ésta abona al crecimiento sostenido de cualquier nación. “Los países con significativos esfuerzos en su promoción son aquéllos con más empleos estables y de calidad, poseen pilares anticrisis y mayor competitividad”, señaló.

Escribir sobre ciencia -para Fernández de Lis- supone grandes retos para los periodistas. Pasar del paper -que suele escribirse en aproximadamente 18 meses, con un lenguaje casi incomprensible para la mayoría- a la noticia -requerida en tiempos no mayores a 18 horas-, no sólo es un proceso de traducción rigurosa.

La historia ante todo debe ser accesible, entretenida y comprensible para los lectores, a quienes se les forma e informa mediante las noticias, se les acerca a lo desconocido. “La ciencia y periodismo: una relación complicada”, dijo.

La periodista, quien durante sus más de 10 años como redactora de El País entrevistó a personajes como Bill Gates y Eric Schmidt, aclaró que el periodismo de ciencia no se trata sólo de hablar sobre un nuevo planeta, las matemáticas o física cuántica, sino de contar también historias sobre hechos relevantes y coyunturales, que respondan a los cuestionamientos sobre los principales problemas de la humanidad, o al menos dar el cómo: explicar situaciones del virus del Zika o el calentamiento global.

Sobre su trabajo como directora en Materia, dijo que es importante descubrir qué cosas se pueden hacer para fortalecer este tipo de comunicaciones. En ese sentido invitó a los periodistas a ir más allá de la transferencia de la información: hacer divulgación para demostrar que la ciencia es divertida, apasionante y rigurosa. “Hay que ser capaces de contar historias sobre matemáticas: que el número pi no es 3.14”, finalizó.

Difundir temas económicos resulta crucial para la población

Debido a la importancia crucial que tienen los temas económicos para la población, mismos que son desconocidos para la mayoría de las personas, es necesario que el periodista escriba en forma clara, sin exponer las ideas en más de diez hojas, indicó David Warsh, del Boston Globe, durante el segundo día de actividades del IV Seminario Iberoamericano de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación, organizado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), con sede en la BUAP.

El ganador en dos ocasiones del UCLA 's Premio Gerald Loeb para la Revista Nacional de Escritura, en 1977 y en 1989, lamentó que los medios de comunicación, en especial los periódicos, no tienen idea de cómo explicar la economía a la gente, mucho menos contratar personal especializado y de calidad.

En su conferencia “El conocimiento y la riqueza de las naciones: historia de un descubrimiento económico”, impartida ante comunicadores de ciencia e investigadores del país reunidos en el Centro de Convenciones del Complejo Cultural Universitario, el periodista y autor americano dio a conocer el impacto de esta disciplina en las últimas décadas. Por ejemplo, en 1960 la gente comenzó a interesarse en el tema, una década después hubo tiempos difíciles y para 1980 surgió una invasión de teorías económicas.

David Warsh planteó una historia de la década de los años 90, en el cual la economía jugó un papel crucial. Tal es el caso del gobierno alemán que iba a vender todo el oro de sus bóvedas, pero decidió invertirlo en la construcción de universidades alrededor del mundo, por lo que ahora tiene una excelente rentabilidad de dicha inversión. Sin embargo, esta disciplina no se tomó en cuenta hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Asimismo, el especialista –quien fue miembro de la Academia Americana de Berlín en 2004- explicó algunos conceptos económicos, experiencias de éxito, un panorama general de la economía y la importancia de un sistema de políticas de inversión en las ciudades.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 12 de octubre de 2016.

Rate this item
(1 Vote)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter