Lidera México en deserción escolar: OCDE

Más de 40 millones de jóvenes no trabajan ni estudian: OCDE. Foto: AFP Más de 40 millones de jóvenes no trabajan ni estudian: OCDE. Foto: AFP


Más de 40 millones de jóvenes no trabajan ni estudian, refieren estudios de la OCDE

México es el país de la OCDE con mayores desigualdades: el 10 por ciento de la población más rica tiene 20.9 veces más ingresos que el 10 por ciento más pobre.

París. - Más del 50 por ciento de los jóvenes mexicanos no completan el ciclo superior de la educación secundaria, el porcentaje más elevado de los 34 países de la OCDE, que advirtió de que esas personas tienen luego dificultades para encontrar un empleo estable.

Un elemento preocupante incluso en una economía como la mexicana, con una de las menores tasas de paro, señala la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su informe sobre los principales indicadores sociales, que este año está centrado en la inserción laboral de los jóvenes.

Los autores del informe reconocen que el porcentaje de los jóvenes que ni trabajan ni están en formación bajó ligeramente en México desde 2005, cuando estaba por encima del 24 por ciento, hasta 2015, cuando quedó en el 22.1 por ciento, pero hacen notar que sigue muy por encima del 15 por ciento de la media en la OCDE.

Además, una gran parte de ese grupo, conocido como los "nini", son inactivos, ya que sólo una sexta parte del total en México buscaba activamente un empleo, cuando son cerca de un tercio en el resto de la OCDE.

La mayor parte de esos jóvenes inactivos en México son mujeres (la probabilidad para éstas de formar parte de los "nini" es cuatro veces superior que la de los hombres), algo que supone un desafío en el país con la tasa más baja de empleo de madres de niños pequeños.

Los responsables de la publicación consideran que una parte de ese fenómeno tiene que ver con "la asignación tradicional de roles" de los hombres y las mujeres.

México es el país de la OCDE con mayores desigualdades: el 10 por ciento de la población más rica tiene 20.9 veces más ingresos que el 10 por ciento más pobre.

Le sigue Chile, donde el 10 por ciento de los más adinerados ganan 20.6 veces lo que perciben los más desfavorecidos.

Más de 40 millones de jóvenes no trabajan ni estudian: OCDE

Los llamados “ninis”, que oscilan entre los 15 y los 29 años, sufren largos períodos de desempleo y carecen de preparación escolar. La crisis económica también los ha excluido.

Una de las consecuencias visibles de la crisis económica fue su impacto sobre el trabajo joven: uno de cada diez empleos ocupados por trabajadores menores de 30 años se esfumó. Es decir, pese a que los jóvenes tenían preparación académica, muchos de ellos fueron expulsados de sus trabajos y tuvieron que buscar oportunidad, incluso, en la migración. La OCDE, que reúne a 35 países, reveló este miércoles cifras relevantes sobre el empleo entre los jóvenes de 15 a 29 años: 40 millones de jóvenes en esos países ni trabajan ni estudian. Son los llamados “ninis”.

El listado lo encabeza Turquía (29,8%) y le siguen Italia (26,9%) y Grecia (24,7%). España (22,7%) y México (22,1%) completan los primeros cinco lugares. De acuerdo con el análisis de la OCDE, “pese a la recuperación (económica), en toda la OCDE la tasa de empleo juvenil se estancó desde el 2010 y actualmente sigue siendo inferior a los niveles anteriores a la crisis”. Estos son los índices por país:

Entre los “ninis”, existen matices según el acceso que tengan al mercado laboral. Por un lado, existen jóvenes preparados que, por las condiciones del mercado y de la economía, no consiguen trabajo (como sucedió en el caso de España tras la crisis: historiadores, por ejemplo, volaron a República Checa para convertirse en guías turísticos). Por otro, otros cientos de jóvenes no tienen un nivel escolar adecuado ni tampoco se han capacitado, de modo que su acceso es restringido tanto por la salud de la economía como por la calidad de sus estudios.

“Los jóvenes que dejaron la escuela sin completar la educación secundaria integran más del 30% de los que no trabajan, no estudian, ni se capacitan” apunta la OCDE. En 2013, según apunta El País de España, en ese país la cifra de “ninis” llegó al 26% en 2013. “El elevado número de Ninis también representa un costo económico importante, que se puede estimar entre 360 y 605 mil millones de dólares americanos, equivalente a entre 0.9% y 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB) de la OCDE”.

La falta de educación es uno de los criterios más preocupantes. Según la OCDE, el 50% de los jóvenes en México no completan el ciclo de educación superior. No tienen, por lo tanto, buenas oportunidades laborales. Por eso, la OCDE pidió atacar las razones de la deserción escolar. La exclusión y la falta de preparación tienen un efecto directo en la búsqueda de empleo. En el caso mexicano, sólo un sexto de su 22,1% de jóvenes sin empleo ni estudio buscaban trabajo. La mayor parte de sus “ninis” son mujeres. Según el informe, las mujeres tienen 1,4 veces más probabilidades de convertirse en “ninis”. La razón: “la asignación tradicional de roles”. Las mujeres tienen que cuidar a sus hijos, en muchas ocasiones por sí mismas, lo que produce una falta de preparación y de ingresos severas.

La parte de jóvenes que no estudian ni trabajan (llamados Ninis) aumentó en la mayoría de los países OCDE como consecuencia de la crisis económica. En 2015, el número total de Ninis en la OCDE llegó a 40 millones, dos tercios de los cuales no estaban buscando activamente un empleo (Ninis inactivos). España, Grecia e Italia sufrieron una segunda crisis en 2011-12, cuando la proporción de jóvenes con trabajo se estaba recién estabilizando. Otros países, como Estonia, Hungría o Islandia, ya recuperaron, o están recuperando, sus niveles de empleo juvenil pre-crisis.

EFE
El Espectador
París, Francia
Miércoles 05 de octubre de 2016.

Rate this item
(1 Vote)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter