Colombia dice “no” a los acuerdos de paz con las FARC

A las urnas dejó de ir el 62,6% de los colombianos habilitados para votar. (El Espectador) A las urnas dejó de ir el 62,6% de los colombianos habilitados para votar. (El Espectador)


Además del No, ganó la abstención: fue la más alta en los últimos 22 años


Los colombianos rechazaron este domingo en un plebiscito los acuerdos de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC, lo que dejó al país sumido en la incertidumbre sobre qué pasará con el cese definitivo del fuego y el proceso de desarme pactados con esa guerrilla.

En forma sorpresiva, porque todos los sondeos preelectorales anticipaban la aprobación de los acuerdos, el “No” obtenía el 50.23% de los votos, mientras que el “Sí” el 49.76%.

Estos resultados, divulgados por la Registraduría Nacional, la institución encargada de organizar el plebiscito, incluían el escrutinio del 99.64% de las mesas electorales y se consideran irreversibles.

Con el triunfo del “No”, los acuerdos de paz con las FARC, que fueron negociados a lo largo de tres años y nueve meses por el gobierno de Santos, quedan inválidos y no podrán ser aplicados ya que el plebiscito tiene carácter vinculante para el presidente.

La gran pregunta que queda en el aire es si las FARC y las Fuerzas Militares, que desde junio pasado mantenían un cese del fuego bilateral y definitivo del fuego, volverán o no a la guerra.

El “No” tenía seis millones 363 mil 989 votos, mientras que el “Sí” acumulaba seis millones 424 mil 385.

Luego de conocerse los resultados, el presidente Santos mantenía una reunión urgente con su gabinete para estudiar las acciones a seguir. El mandatario había dicho que si ganaba el “No” a los acuerdos no había ninguna posibilidad de renegociar los acuerdos con las FARC ni tenía un plan “B”.

Los promotores del “No”, encabezados por el expresidente Álvaro Uribe y su partido, el Centro Democrático, había dicho que de ganar esa opción renegociarían los acuerdos de paz con las FARC, en especial los puntos de justicia y de participación política.

Uribe rechaza que los jefes de las FARC que hayan cometido delitos de lesa humanidad paguen esos crímenes con penas alternativas y pide que lo hagan con cárcel efectiva. Tampoco está de acuerdo con que participen en política.

El exvicepresidente y dirigente del Centro Democrático pidió a las FARC mantener el cese al fuego y sentarse a renegociar los acuerdos de paz.

“Se trata de reconducir este proceso de paz, no de terminarlo”, dijo.

Las FARC señalaron en su cuenta de Twitter: “El amor que llevamos en el corazón es gigante y con nuestras palabras y acciones haremos posible alcanzar la paz”. El jefe de negociadores de esa guerrilla, Iván Márquez, dijo que más tarde emitirán un pronunciamiento.

La jornada del plebiscito para decir “Sí” o “No” a los acuerdos de paz se desarrolló con normalidad y en medio de fuertes lluvias, lo que desalentó la masiva afluencia de votantes a las urnas.

Esto, finalmente, acabó favoreciendo a los opositores a los acuerdos de paz, ya que según todos los estudios de opinión entre menos abstención se registrara en la jornada, más alta sería la posibilidad de que ganara el “Sí”.

La abstención se ubicó en 62.63% del electorado.

El mal tiempo se dejó sentir sobre todo en los departamentos de la costa caribe colombiana, que fue golpeada por el huracán Matthew.

Preocupado porque el temporal inhibiera a los electores, el presidente Santos hizo un llamado a los colombianos el domingo temprano, tras presentarse a sufragar en una mesa en la céntrica Plaza de Bolívar.

“Yo espero que todos, todos los colombianos salgan a votar -dijo-, a pesar de la lluvia, a pesar del mal tiempo en algunos lugares, todos tenemos que ejercer ese derecho, todos los colombianos tenemos que salir a votar en este día histórico”.

A pesar de las precipitaciones, que amainaron en la medida en que avanzó el día, la jornada, que se extendió entre las 8:00 y las 16:00 horas locales, se realizó en calma en todo el territorio aunque en algunos puntos se registraron incidentes aislados.

El más grave de ellos ocurrió en una vereda del suroriental departamento del Guaviare, donde una mesa de votación fue hostigada desde la distancia por un grupo de desconocidos que hicieron detonar artefactos explosivos.

Aunque no hubo víctimas ni daños materiales, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, señaló que en esa zona opera el Frente Primero de las FARC, donde existe una disidencia que no respalda los acuerdos de paz con el gobierno.

Villegas señaló que, además de ese hecho, no se registraron situaciones de violencia durante la jornada.

“Desde el punto de vista de la seguridad, este es el acto más seguro, tal vez, en toda nuestra historia”, aseguró el ministro de Defensa.

Al asistir por la mañana a votar a una mesa del norte de Bogotá, el jefe del equipo de negociadores del gobierno con las FARC, Humberto de la Calle, dijo que Colombia ya ensayó el “No” y el conflicto armado se ha prolongado por 50 años.

Señaló que, además, “están pasando cosas: la guerrilla comenzó la destrucción de armamento artesanal ayer (sábado), ha ofrecido un inventario de bienes para reparar (a las víctimas del conflicto), ha pedido perdón y sería lastimoso que eso se frustrara”.

Esto, finalmente, ocurrió.

Además del No, ganó la abstención: fue la más alta en los últimos 22 años

A las urnas dejó de ir el 62,6% de los colombianos habilitados para votar. Las 10 tasas más altas se presentaron en departamentos donde ganó el SÍ.

Las encuestas sobre el plebiscito para refrendar el acuerdo el entre Gobierno y las Farc pronosticaron una baja participación. Fue, quizás, en lo poco que acertaron los estudios de opinión. Este domingo, la participación fue de un escaso 37,4%. O, lo que es lo mismo: la abstención fue del 62,6%.

Es una cifra alta en la historia reciente de Colombia. Si se tienen en cuenta las elecciones de corte nacional que precedieron al plebiscito, como las presidenciales de los años anteriores, una abstención superior no se veía desde la primera vuelta de los comicios de 1994, cuando los candidatos más fuertes en contienda eran el liberal Ernesto Samper (que a la postre ganó en el balotaje) y el conservador Andrés Pastrana. La abstención en ese momento fue de 66,2%.

Desde entonces, la abstención fue inferior, hasta ahora, como se muestra a continuación:

Plebiscito 2016: 62,60%

Segunda vuelta presidenciales 2014: 52,03%

Primera vuelta presidenciales 2014: 59,90%

Segunda vuelta presidenciales 2010: 55,67%

Primera vuelta presidenciales 2010: 50,73%

Presidenciales 2006: 54,95%

Presidenciales 2002: 53,53%

Segunda vuelta presidenciales 1998: 41,15%

Primera vuelta presidenciales 1998: 48,88%

Segunda vuelta presidenciales 1994: 56,66%

Primera vuelta presidenciales 1994: 66,23%

De manera paradójica, las 10 tasas más altas de abstención en el plebiscito por la paz se presentaron en departamentos donde ganó el Sí. Estos son:

Colombianos en el exterior: 87,0

La Guajira: 80,6%

San Andrés: 79,8%

Bolívar: 76,7%

Vaupés: 76,3%

Guainía: 76,0%

Atlántico: 75,9%

Magdalena: 75,6%

Amazonas: 73,8%

Vichada: 73,8%

Proceso
El Espectador
Rafael Croda
Bogotá, Colombia
Domingo 2 de octubre de 2016.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter