El Cine, una gran decepción, es un bastardo: Peter Greenaway

 Peter Greenaway es considerado uno de los realizadores más originales de su tiempo. Foto: Ana Vértiz. Peter Greenaway es considerado uno de los realizadores más originales de su tiempo. Foto: Ana Vértiz.

El cineasta galés estuvo en la UNAM en la Cátedra Bergman

“Creo sinceramente que el cine es una gran decepción. A pesar del optimismo de André Bazin, tengo la sensación de que es un bastardo, un fenómeno incompleto. No creo que ustedes ni nadie lo haya visto jamás. En 120 años de vida sólo hemos visto textos ilustrados. Quizás no debería quejarme tanto. Cuando tenemos una tradición de ocho mil años de pintura, el cine aún es joven”, comentó el realizador británico Peter Greenaway en la conferencia que impartió en el auditorio del Museo Universitario

Arte Contemporáneo (MUAC) como parte de una sesión extraordinaria de la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro.

Las palabras y cuestionamientos del irónico hacedor de importantes filmes como Los libros de Próspero, El niño de Mâcon y La panza del arquitecto y El libro de cabecera cayeron en la audiencia con la fuerza de la colección de secuencias de pintura clásica o las dos mil 201 bombas atómicas que han golpeado el suelo del planeta, entre 1945 y 1996, según la video-pieza mostrada en la pantalla del recinto.

Formación

El director, nacido en Gales en 1942, proviene de una formación inicial como pintor, a la que sumó su experimentación cinematográfica a partir de 1966. A lo largo de su trayectoria ha tenido múltiples nominaciones en los festivales de Cannes, Venecia y Berlín, y es considerado uno de los creadores más originales de su tiempo desde que revelara al público su primera obra, El contrato del dibujante, en 1982.

Después de un largo silencio, periodo en el que se dedicó a trabajar y a probar otras formas de comunicación, Greenaway estrenó Eisenstein en Guanajuato (2015).

Antes de la cátedra se proyectó la cinta incompleta de Sergei Eisenstein, ¡Que viva México!, musicalizada en vivo por el Ensamble Cine Mudo, en la Sala Julio Bracho del Centro Cultural Universitario.

En su intervención, hizo algunos apuntes en torno a su película más reciente, sobre la que confesó: “Se trata de un producto de nostalgia en homenaje al cine mudo, y a uno de los creadores más importantes de todos los tiempos, el soviético Eisenstein.”

Además de abundar sobre su pasión por la pintura, sus motivaciones, su trabajo entre el cine y sus experimentos con prestigiados museos, discutió sobre la antigua relación entre lo textual, lo narrativo, y las imágenes en la cultura occidental.

Greenaway, quien podría ser una especie de pintor que trabaja a partir de la imagen-movimiento, charló también sobre la antinaturalidad de la experiencia cinematográfica: muchos humanos congregados en un espacio oscuro y cerrado sin ningún propósito.

“Ustedes no son animales nocturnos. ¡Qué demonios hacen en la oscuridad! Y se les forzará a estar quietos 120 minutos viendo en una sola dirección hacia una pantalla de luz”, expresó.

Experimentos

Criticó la forma en que el cine ha sido configurado a lo largo de los años, arguyendo que la experiencia no tendría que ser necesariamente de dicha forma. En este punto proyectó una serie de videos para ilustrar algunos de sus experimentos durante años combinando la plástica y el filme. Uno de los ejemplos más populares fue su experiencia como VJ en el proyecto Las maletas de Tulse Luper (2003, 2004 y 2005); una serie de tres largometrajes que mostró, a partir de diversas pantallas sincronizadas, en diferentes festivales alrededor del mundo.

El galés presentó también otros fragmentos de sus propuestas visuales entre las que destacaron Atomic boms on the planet earth, Pompeii to Mussolini, Four american compusers, Lucca tower stories y Writing on water.
El cine ha muerto

En este gran debate en contra y a favor del cine que el británico ha acometido con su polémica declaración de ecos nietzscheanos de “el cine ha muerto”, Greenaway dijo finalmente que éste, como lo conocemos, inevitablemente habrá de desaparecer pronto, pero algo lo reemplazará. Quizás, como le sucedió a la era de la pintura, será algo cuya sustancia mimética sea más compleja y elaborada.

UNAM
Puebl@Media
Jorge Luis Tercero
Ciudad de México
Miércoles 3 de febrero de 2016.

Rate this item
(1 Vote)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter