Print this page

Parque Izta-Popo; 80 años de su rescate y conservación

 El parque nacional Izta-Popo cumple 80 años de ser creado con unas 40 mil hectáreas federales; aplican un programa de conservación. (Erik Gómez Tochimani) El parque nacional Izta-Popo cumple 80 años de ser creado con unas 40 mil hectáreas federales; aplican un programa de conservación. (Erik Gómez Tochimani)

El parque nacional Izta-Popo cumple 80 años de ser creado con unas 40 mil hectáreas federales en las que aplican un programa de manejo que incluye el trabajo de las comunidades aledañas para su conservación.

En entrevista con Notimex, el director del parque, Miguel Ángel Rodríguez Trejo, dijo que formulan alternativas y proyectos como los eco turísticos, que son actividades no extractivas que dejan mayor remuneración, y que, con el apoyo de distintas dependencias, proporcionan orientación en materia agrícola, turística y forestal, así como pecuaria.

“El parque se encuentra bien, tenemos unos 40 trabajadores equipados, un grupo de protección ambiental que va a las escuelas para hablar del parque nacional, que comprende también universidades”, acotó.

Agregó que hay una gran alianza con las distintas instancias de gobierno como el Estado de México que, a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, despliega un grupo de Policía de Alta Montaña, que capacita en cuestiones ambientales y de salvamento.

El director del parque mencionó la alianza con los grupos de rescate de Amecameca, los cuales están integrados, comprometidos y plenamente identificados y son personas que no cobran por su labor.

Resaltó que cuentan con un protocolo de seguridad de montaña que funciona a través de radios para reportar la presencia de grupos y cualquier evento.

Rodríguez Trejo consideró que el futuro del parque es tratar de incidir en los dueños y poseedores colindantes, con el fin de que ellos, de forma voluntaria, destinen terrenos a favor de la conservación.

“Tenemos casi 20 mil hectáreas que son trabajadas para la restauración las cuales algunas llevan más de 12 años, por lo que se sigue trabajando con empresas como Volkswagen y Pro Natura, hasta cubrir otras tres mil hectáreas que se encuentran en la parte más alta”, añadió.

Puntualizó que cuentan con monitoreo de fauna, por el que descubrieron el lince, el coyote, el teporingo que es una especie emblemática, la ranita, así como el pino de alta montaña como es el hartwegii. Además mencionó las labores para abrir brechas cortafuego, al mismo tiempo de vigilar las 24 horas por medio de vehículos y radios.

El especialista del parque nacional adelantó que con las universidades como el Politécnico, la UNAM y la de Chapingo se monitorea el teporingo que es el conejo de los volcanes.

Asimismo, llevan a cabo el manejo integral del fuego que si es de forma natural no es dañino, ya que es parte de los ciclos del bosque.

“Ya publicamos dos libros, Incendios de vegetación, Su ecología, manejo e historia, que pueden ser considerados básicos para la Conafor y todos aquellos interesados en el tema. Además, cuentan dos biólogos pagados por una empresa, que llevan a cabo monitoreo de flora y fauna”, acotó.

Subrayó que también han trabajado mucho con los ganaderos para que no permitan el ingreso de su ganado, ya que de repente quemaban el pasto para obtener alimento para sus animales. De ahí se lograron compromisos y acuerdos para lograr que se retiren.

Aseguró que dentro del parque no hay tala clandestina, pero afuera del parque si, por lo que Pro Bosque y Profepa llevan a cabo las denuncias correspondientes.

En cuanto a los visitantes, pueden estar en 11 senderos con los que cuenta el parque, sin dañar el entorno, además lo principal es registrar a dónde va y cuando se retire.

Otra de las peticiones que hacen a los visitantes es que no se lleven plantas y no molesten la fauna, que no tiren basura, y si no se la pueden llevar, que la depositen en los contenedores, se respeten los horarios y no destruyan la señalética.

Señaló que el volcán Popocatépetl es parte de la naturaleza, y se permite ver su actividad dentro de los límites, establecidos por el Cenapred y atendiendo todas sus recomendaciones.

El reto para el 2016 es continuar con la restauración, vamos a llevar a cabo el proyecto “valorar los servicios eco sistémicos que oferta el parque”, junto con las comunidades para buscar la aceptación y la inscripción de más áreas destinadas a la conservación.

Notimex
Javier González Sánchez/Corresponsal
Ciudad de Puebla, México
Domingo 10 de enero de 2016.

Rate this item
(0 votes)