Carlos Castaneda (1925-1998) Carlos Castaneda (1925-1998)

Hoy se cumplen 90 años de nacimiento del académico de origen peruano naturalizado estadunidense, autor, entre otras obras, de Las enseñanzas de Don Juan y Viaje a Ixtlán

En 1998, en ocasión del trigésimo aniversario de la publicación de Las enseñanzas de don Juan, el escritor y antropólogo Carlos Castaneda presentó unos comentarios en los que en voz de don Juan —un viejo chamán yaqui de Sonora que lo introdujo a la “realidad no ordinaria” de los hechiceros del México antiguo— afirmaba: “El mundo de todos los días jamás puede tomarse como algo personal que tiene poder sobre nosotros, como algo que puede crearnos o destruirnos, porque el campo de batalla del hombre no está en su lucha con el mundo que lo rodea. Su campo de batalla está sobre el horizonte, en un área que es impensable para el hombre común, el área donde el hombre deja de ser hombre”.

Para el autor de El arte de ensoñar (1993), que había nacido en Cajamarca, Perú, el 25 de diciembre de 1925, “el resultado final que los chamanes como don Juan Matus buscaban para sus discípulos era darse cuenta de algo que por su sencillez es tan difícil de lograr: que somos, de hecho, seres que vamos a morir. Por lo tanto, la verdadera lucha del hombre no está en la lucha con su prójimo, sino con el infinito, y esto ni siquiera es una lucha; es, en esencia, un asentimiento”.

UN VIAJE APARTE

Aunque se conocen distintas versiones de su historia personal —que él mismo se encargó de hacer lo más imprecisa posible—, de acuerdo con sus documentos de inmigración, Castaneda llegó a vivir a Estados Unidos a principios de la década de los cincuenta. Se naturalizó como ciudadano estadunidense en 1959, y ese mismo año se inscribió en la Universidad de California, Los Ángeles, para estudiar antropología. En 1960, mientras se encontraba haciendo trabajo de campo en un pueblo fronterizo de Arizona, conoció a don Juan, el brujo yaqui que lo escogió como aprendiz y le permitió vivir las experiencias que luego describiría en Las enseñanzas de don Juan. Una forma yaqui de conocimiento (1968), Una realidad aparte (1971), Viaje a Ixtlán (1972) y Relatos de poder (1974), esos libros que presentan, como lo explica el escritor Luis Racionero en un ensayo de la obra Filosofías del Underground: “una forma de conocimiento alternativa; es irracional, pero perfectamente coherente y estructurada; es alógica, pero de una sabiduría a menudo impresionante. Es la filosofía del animismo, de la tradición chamánica ancestral, el conocimiento y manipulación de las fuerzas elementales de los seres vivos e inanimados”. Con dichas obras, que comprenden la crónica de su iniciación como “hombre de conocimiento”, Castaneda “añade a la visión científica”, en opinión de Racionero, “la presencia de la voluntad como fuerza integradora de los sucesos (...) Este deseo, esta fuerza cohesiva que va creando descripciones, y por tanto realidades alternativas, es la voluntad, imperceptible en el laboratorio y en la ecuación matemática, pero detectable en el método cognoscitivo del hechicero”.

LA MIRADA ALTERNA

Castaneda se alejó del escrutinio público en 1973 y a partir de esa etapa presentó libros de carácter místico como El segundo anillo de poder (1977), El don del águila (1981), El fuego interior (1984) y El conocimiento silencioso (1987). Relacionados a menudo con el movimiento New Age, sus libros han vendido más de 28 millones de ejemplares y han sido traducidos a 17 idiomas, a pesar de que nunca faltaron textos que cuestionan sus imprecisiones y ponen en tela de juicio la veracidad de sus argumentos. El “taumaturgo C. Castaneda” —tal como lo define el escritor y filósofo Antonio Escohotado en su monumental Historia general de las drogas— reapareció en la década de los años 90 para fundar Cleargreen Incorporated, una empresa dedicada a la difusión de la Tensegridad, una práctica basada en un conjunto de movimientos corporales que los chamanes realizaban para adquirir un estado superior de desarrollo físico y mental que les permitiera llevar a cabo “proezas de percepción” inimaginables, y a los que se conocía con la denominación de pases mágicos.

Cuando murió a causa de un cáncer de hígado, el 27 de abril de 1998, en Westwood, Los Ángeles, Castaneda fue incinerado y sus cenizas se esparcieron en un lugar indeterminado de México. Después de su muerte, varias de las mujeres que lo acompañaban con asiduidad, entre las que se contaba Florinda Donner, su esposa desde 1993, desaparecieron en circunstancias que a la fecha no han quedado del todo claras.

En La mirada anterior, un prólogo que acompaña a la segunda edición en español de Las enseñanzas de don Juan, Octavio Paz escribió: “Si los libros de Castaneda son una obra de ficción literaria, lo son de una manera muy extraña: su tema no puede ser lo menos: la venganza del ‘objeto’ antropológico (un brujo) sobre el antropólogo hasta convertirlo en un hechicero. Antiantropología”, es por eso que al poeta mexicano Nobel de Literatura —quien ya se había ocupado de “la función de las drogas alucinógenas en la experiencia visionaria” al correr de las palabras en Corriente alterna—, le parecía natural la reserva y la desconfianza que suscita “una obra que comienza como un trabajo de etnografía (las plantas alucinógenas —peyote, hongos y datura— en las prácticas rituales de la hechicería yaqui) y que a las pocas páginas se transforma en la historia de una conversión”.

Excélsior
Ciudad de México
Rafael Miranda Bello, Especial
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Viernes 25 de diciembre de 2015.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter