"Este Gobierno combatirá la corrupción, no habrá tolerancia": Macri

 “Los bienes públicos son de los ciudadanos y no para el uso incorrecto de los funcionarios”, dijo Macri ésta mañana al asumir la presidencia de Argentina. (Clarín) “Los bienes públicos son de los ciudadanos y no para el uso incorrecto de los funcionarios”, dijo Macri ésta mañana al asumir la presidencia de Argentina. (Clarín)

También reafirmó que buscará una Justicia independiente: "No puede haber jueces militantes de ningún partido". Asumió en el Congreso, al que llegó escoltado por unos 300 Granaderos, mientras saludaba a miles de personas en las calles.
    
Había jurado hacía instantes como nuevo presidente de los argentinos. Pero, de algún modo, decidió volver sobre uno de los ejes de su campaña. En el tramo más fuerte de su discurso en el Congreso, el líder del PRO prometió que su gobierno "combatirá la corrupción". "No habrá tolerancia", reforzó con vos firme y buscó diferenciarse claramente del kirchnerismo. Enseguida, lo haría con otra de las frases emblema de su mensaje: "No habrá jueces macristas". En ambos casos fue ovacionado.

Macri habló sólo 27 minutos ante cientos de diputados, senadores e invitados locales e internacionales. La jura también fue breve pero particular: por la negativa de la ex mandataria Cristina Kirchner a sumarse a la ceremonia, y luego de un dictamen judicial que dejó inesperadamente a Federico Pinedo como presidente por unas horas, el senador le tomó primero juramento a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y esta hizo lo propio con Macri.

El día había arrancado bien temprano para el nuevo presidente. Tras una visita fugaz por la asunción de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, Macri volvió en helicóptero a su casa de Palermo y desde allí, en una camioneta blanca, y acompañado por su esposa Juliana Awada y su hija Antonia, partió hacia el Congreso. El Volkswagen Touareg que lo llevó, avanzaba lento en medio de una multitud, una característica -la del calor de la gente- que lo acompañaría el resto de la jornada.

Saludando por la ventanilla derecha del auto, llegó hasta la avenida Alem, donde lo recibieron los Granaderos a caballo, que lo escoltaron hasta el Congreso Nacional.

A las 11.35, Macri y su esposa bajaron en las escalinatas del Congreso Nacional y saludaron a los legisladores que integraron la comitiva que recibió al Presidente electo. Macri se fundió en un fuerte abrazo con la diputada Laura Alonso y caminó acompañado por Pinedo, Presidente Provisional del Senado a esa hora su antecesor. Enseguida se sumaron la vicepresidenta Gabriela Michetti y al titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.

Luego de firmar el libro en el Salón de los Pasos Perdidos, el mandatario electo posó en una foto con Pinedo, Michetti y Monzó, junto a una copia de la Constitución Argentina. A las 11.41 Macri y su comitiva ingresaron al recinto donde la Asamblea Legislativa estaba en un cuarto intermedio en espera de la llegada del futuro Presidente para la jura. Dos minutos después, Michetti juró por Dios y la Patria. Ahora sí, le llegó el turno a él.

"Yo Mauricio Macri, juro por Dios nuestro señor y estos santos evangelios desempeñar con honestidad y patriotismo, hacer observar con fidelidad la Constitución de la Nación Argentina. Si así no lo hiciere, que Dios y la Patria me lo demanden", dijo Macri, quien luego besó a Michetti y a Monzó y que saludó a los palcos poniendo su mano derecha sobre su corazón.

Macri luego se sentó y comenzó su discurso: "Esto que parecía tan difícil se hizo realidad. Tenemos que ser optimistas sobre nuestro futuro", arrancó.

"Hoy me han elegido para ser Presidente. Me llena de alegría y orgullo. Quiero decirles que voy a seguir siendo el mismo: que les hable sencillo y con la verdad. Como Presidente quiero ser un ciudadano que se pueda comunicar con todos los argentinos", señaló Macri mientras su mujer y su hija observaban desde un palco.

"La política no es el escenario para engañar a la gente con datos falsos; quiero pedirles que nuestro lugar de encuentro sea la verdad", afirmó en una de sus primeras diferenciaciones de Cristina. "Para mí la política no es una competencia para ver quién tiene el ego más grande", agregó al afirmar que en este siglo comienza una nueva etapa política.

Macri se esforzó en poner un tono firme a su discurso, aunque reiteradamente apeló a lo emocional. En paralelo, casi no hubo definiciones económicas. ¿No buscó empañar un día de fiesta? Se espera que el lunes comiencen las definiciones.

En su mensaje, Macri se planteó como objetivo que "los que más nos necesitan estén viviendo mejor dentro de cuatro años". Prometió gobernar "con la verdad" y recordó que no es "infalible".

Se diferenció de los "políticos que mienten para engañar a la gente con datos falsos. Nuestro lugar de encuentro sea la verdad". Y llamó a trabajar juntos para encontrar "las mejores soluciones".

Luego, Mauricio Macri dedicó un párrafo importante al combate contra la corrupción. Y lo dedicó tanto para los anteriores mandatos como para sus futuros funcionarios: “Los bienes públicos son de los ciudadanos y no para el uso incorrecto de los funcionarios”.

“Voy a ser implacable con propios y ajenos, no habrá tolerancia”, indicó el flamante Presidente. E insistió: “Este gobierno va a combatir la corrupción. Voy a ser implacable con todos los que dejen de cumplir lo que dice la ley”.

Como otro punto fuerte, Macri abordó la situación de la Justicia. "Quiero una Justicia independiente. En mi gobierno no habrá jueces macristas", señaló, enfático, mientras la cámara tomaba el gesto de aprobación del titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti.

El flamante Presidente también desgranó sus tres ejes de campaña. Pobreza cero, unir a los argentinos y combatir el narcotráfico. "Ya pasaron las elecciones, llegó el momento de unirnos para crecer y mejorar para que nuestro país avance", aseguró y buscó alejar fantasmas sobre posibles recortes sociales: "Vamos a universalizar la protección social, para que ningún chico quede desprotegido".

Siguió con las promesas: "Vamos a urbanizar las villas para transformar la vida de miles de familias. Pero para que haya pobreza cero tenemos que generar trabajo, ampliar la economía. Vamos a producir una transformación para que se multipliquen fuentes de trabajo" y corregir una "pobreza inaceptable".

Clarín
Buenos Aires, Argentina
Jueves 10 de diciembre de 2015.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter