Joselito Adame cortó una oreja a su primer toro y dos al segundo (Fotos: EFE) Joselito Adame cortó una oreja a su primer toro y dos al segundo (Fotos: EFE)

El aguascalentense cortó tres orejas en el festejo inaugural de la temporada luego de que no estuvo el año pasado

El gran triunfador de la apertura de la Temporada Grande en la Plaza México fue Joselito Adame, el niño prodigio formado en la escuela taurina de Madrid al que tanto se le echó en falta el año anterior.

Lo hizo cortando tres orejas que pudieron ser cuatro y quizá hasta un rabo, además de crear una expectativa de 30 mil personas en las gradas.

Con toreo suave y estético como el de Joselito, aunado a su variado repertorio de virtudes, se coronó una tarde soberbia en la que el aguascalentense cautivó a los aficionados y mostró porque encabeza a los talentos jóvenes mexicanos en la fiesta brava.

4 OREJAS   se repartieron en la primera corrida de la Temporada Grande en la Plaza México

El primero en cortar oreja fue José María Manzanares a su segundo toro. Bien el alicantino con emotivos largos naturales ante un lote muy a contraestilo, pero que se dejó meter mano.

Eulalio López Zotoluco partió plaza, pero apenas pudo dividir opiniones y sin mostrar lo mejor de su toreo, a pesar de que los bureles de Julián Hamdan y Xajay, destacaron uno por divisa, teniendo arrastre lento el tercero y el último.

Los toros cumplieron acudiendo a los petos sin codicia y con empeño en derribar a los caballos de los picadores. El tercero en particular fue un toro bien bravo, hecho con decencia.

Adame lo entendió con varias verónicas y chicuelinas con la mano abajo. Pasado el tercio lo manejó con un desdén majestuoso y con tandas por el pitón derecho con formas educadas y elegantes. El fallo con la espada con la plaza volcada a su favor dejó todo en oreja y arrastre lento para Grabado en el alma.

Al sexto lo recibió de rodillas. Lo toreó a pies juntos y despertó al público por lo vistoso de sus lances y ejecuciones. El toro estuvo más apagado pero Adame le sacó lo mejor. Le cortó las dos orejas y Javito recibió un excesivo premio de arrastre lento.

Manzanares volvió al Coso de Insurgentes con un toro negro de fina estampa que recibió poco castigo con las varas. Pronto se le puso brusco con la muleta y se tuvo que esforzar con la espada para cortar la oreja.

Zotoluco tuvo una actuación sobria y de escasez brillante. Sus toros tuvieron poca emoción aunque humillaban ante el capote pero no fue su tarde.

Excélsior
Ciudad de México
Lunes 26 de octubre de 2015.

Rate this item
(1 Vote)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter